Un toque de gloria

El sábado por la mañana fui a una parroquia cercana a confesarme.  Mientras esperaba, vi a un grupo que rezaba el rosario, claramente con la costumbre de hacerlo a aquella hora, en la que normalmente no hay nadie en la iglesia.

Más que un grupo se trataba de un grupito. Apenas eran media docena de viejecillas y un anciano tan encorvado que parecía estar en continua adoración. Sentados en los últimos bancos de la Iglesia, repetían palabras que debían de haber dicho innumerables veces, gastadas suavemente como el brocal de un pozo por el roce persistente de la cuerda. En el templo vacío y silencioso, daba la impresión de que estaban solos en el mundo, sin necesidad ni deseo alguno de tener espectadores a los que dar buen ejemplo, sin fines prácticos, sin preocupaciones ecológicas, políticas o filantrópicas. Un acto de pura adoración, solo para Dios, de la mano de nuestra Señora.

Quizá fuera un efecto de la luz, pero me pareció que aquellos rostros arrugados y sus cabellos encanecidos brillaban más que el sol, como tocados por la gloria del Altísimo. Por un instante, solo por un instante, creí ver sentado entre ellos a su Señor, el de las manos traspasadas, mirándolos con un cariño inmenso.

Pensé: “Ten piedad de mí, Señor, porque he visto gigantes que sostienen el cielo con sus brazos". Y me sentí pequeño, inútil y bueno para nada ante aquellos cristianos de fe que habían encontrado el secreto del universo, que únicamente está en la alabanza y la adoración.

Entonces me tocó confesarme y pasé a ocuparme de otros misterios, pero se me quedó en el corazón la imagen de aquellos rostros tocados por la gloria invisible del Eterno.

Bendito sea Dios en sus ángeles y en sus santos.

24 comentarios

  
Francisco de México
El post me hizo recordar el capítulo 18 del Génesis: Abraham cree ver 3 hombres, pero en realidad es Dios.
20/08/19 3:39 PM
  
Lector
En mi parroquia es igual y en la de mi anciana madre lo mismo. Cuando dentro de cinco o diez años estén todos en la verdadera Gloria no se qué va a quedar aquí de la "Iglesia militante". Aunque algo bueno tendrá no sufrir ya los gallos de Vidal recitando con la lira su "Nadie puede parar la Primavera de la Iglesia en primavera", entre rumores de melaza espesa y pegajosa...
20/08/19 3:46 PM
  
Carmen
Sí, ahí está el secreto, en la alabanza y la adoración. Con eso no haría falta nada más, lo demás se nos daría por añadidura.
Me ha tocado el corazón este post.
Que simple es todo y que complicados somos nosotros.
Alabado sea Dios, sea por siempre bendito y alabado. Bendita su Santa Madre.
20/08/19 3:52 PM
  
Tannhäuser
Preciosa reflexión (si es que es una reflexión). Y si como usted dice, es el relato de una visión, es una visión que sanamente, le envidio y su relato es digno de ser meditado. En el cielo nos enteraremos de cuantos grandes hechos de la historia fueron logrados no por sus aparentes protagonistas, sino por almas escondidas que rezaban. Y lo gordo es que nos lo han dicho: "los últimos serán los primeros", pero se nos suele olvidar.
20/08/19 4:07 PM
  
Vicente
como la Iglesia recomienda: Comunión y Confesión frecuentes, oración diaria, lectio, comunidad, rosario, obras de caridad......
20/08/19 4:57 PM
  
Haddock.
"Palabras que debían haber dicho innumerables veces, gastadas..."

No, Bruno, no.
Esas palabras no se gastan. Como tampoco se gastan o se cansan las olas que -dale que dale- insisten continuamente en llegar suavizadas a la orilla de la playa para ser caricias de nuestros pies y quizás como metáfora de que hay ámbitos en los que no existe la monotonía.
Siempre nuevo; siempre bello; siempre dulcísimo, el rezo del Santo Rosario es ejemplo de ello.

20/08/19 5:14 PM
  
Bruno
Haddock:

"Gastado" no es algo malo, al menos tal como yo lo utilizo. San Pablo dice: "gustosamente me gastaré y desgastaré por vuestras almas". El brocal de un pozo se desgasta precisamente porque cumple su misión de dar el agua que los aldeanos necesitan para vivir (y eso lo hace infinitamente más bello que los falsos pozos de adorno que pone la gente en sus jardines). Las heridas de Cristo son lo que nos curó.

La monotonía es otra cosa y viene de nuestro propio pecado, que nos ciega ante las maravillas que tenemos a nuestro alrededor.

De hecho, estoy preparando un librito sobre las oraciones cotidianas del cristiano que intenta mostrar esas maravillas que encierran y que, como dices, son siempre nuevas, siempre bellas y siempre dulcísimas. Deo volente, estará listo en octubre o noviembre.
20/08/19 5:31 PM
  
Palas Atenea
Esa visión es intemporal y siempre produce la misma sensación al que la contempla: la eternidad. Un grupo de personas en actitud orante ante Dios es algo que no cambia nunca. No es monotonía, es gloria, y no hay catedral en el mundo comparable a ella porque no es iglesia sino Iglesia.
20/08/19 5:59 PM
  
Rosa de Jesús
Yo creo que Dios en estas almas te ha levantado un velo en la comprensión de lo que significa llamar a la iglesia "la esposa inmaculada de Cristo", esposa cuyo rostro es hermoso y luminoso por su santidad a pesar de los pecados de sus miembros enfermos que son purificados en la pasión de Cristo que está unido a cada alma que conforma la iglesia, y que se ve revelado en María Santísima, al punto que podríamos decir que Ella es la Iglesia porque sus hijos, los fieles católicos que viven sin pecado mortal reflejan ese resplandor del rostro en nayor o menor medida segun su santidad que La llena de gracia, porque ella es el espejo inmaculado, perfecto del resplandor, de la luz, de la santidad y la gloria de la Santísima Trinidad, cuando los fieles elevan oraciones en estado de gracia se ve esto de que sus rostros se iluminan, ellos son la verdadera iglesia de Dios por más humildes y ocultos que se hallen. Por eso en este tiempo de terrible crisis se nos va a revelar el inmaculado Corazón de María Santísima como fuente de todas las gracias divinas, porque del mismo modo que Dios se encarnó a través de Ella nosotros debemos encarnar a Cristo y su doctrina a través de la maternidad virginal de María Santísima para ser como hijos suyos como Jesús.... No se si me he podido expresar bien porque no tengo nada de estudios teológicos. Espero que esto te anime a ti y a otros a vivir en gracia y rezar el santo Rosario como tanto ha pedido la Virgen en sus apariciones.
20/08/19 6:09 PM
  
Luis Piqué Muñoz
¡Bravo, bellísimo y auténtico, denuncia dolorosísima de la tristísima situación de la que todavía llaman Iglesia Católica ¡aunque ya no lo sea! ¡Ay! ¡El resto de Israel! Esas bellísimas ancianitas ¡la Belleza y Pureza del Espíritu, Espíritu Santo! dan Gloria y Esperanza al derrumbado cristiano ¡Hombre! moderno ¡Gloria y Amor a Dios, queridísimo Bruno! No se trata de Nº ¡El Nº de Necios es Infinito! ¡No seguirás en el Mal a la mayoría! Uno solo ¡Jesús! Un gran Pecador como yo ¡Pervertido, Corrupto, Carne de Infierno! todos los días Rezo el Rosario por la Calle ¡Hay que Amar, Combatir, no desfallecer nunca, la Perseverancia de la Salvación! ¡El Resto de Israel! ¡Viva el Papa! ¡Viva la Iglesia! ¡Viva Dios!
20/08/19 6:54 PM
  
Anacoreta
Buena reflexión y tan real como la vida misma; es la adoración sempiterna del ser humano a su creador y a María Santísima, la Madre que bien se merece un ramilletes de rosas en cada cuenta del rosario. Los teólogos modernistas decían, y continúan diciendo, que el rosario era la oración de los pobre... Sí, señores doctores, el rosario es la oración del pobre, pues como pobres que somos, solo tenemos un ramillete de flores frescas para la Virgen, recogidas en el huerto de nuestra vida diaria; repitiendo siempre la misma plegaria pero siempre fresca y nueva, expresada y pronunciada con amor de hijo a la Madre.
A los contemplativos nos quieren eliminar, reformar, aggiornamentándonos, porque según los cabezas pensantes de lo práctico-mundano, rezamos muchos (los pocos que aún lo hacemos), alegando que somos unos inútiles con todo lo que hay que hacer en la sociedad, en el mundo, en las ong o de cooperantes allende los mares. Y no se enteran los tan entendidos activistas-religiosos, que el mundo se sostiene por la oración de unas anónimas personas que se sustentan con el humilde trabajo diario y la oración.
20/08/19 8:19 PM
  
Bruno
Lector:

"los gallos de Vidal recitando con la lira su "Nadie puede parar la Primavera de la Iglesia en primavera", entre rumores de melaza espesa y pegajosa..."

Cuando leo que J.M. Vidal dice cosas como esa, siempre me entra la sospecha de si no será un infiltrado para ridiculizar el progresismo, porque escoge las frases más casposas y absurdas que una mente humana puede pergeñar. Es como si dijera que nadie puede parar el martes cuando es martes. Completamente carente de sentido.
20/08/19 8:22 PM
  
Bruno
Palas:

"Esa visión es intemporal y siempre produce la misma sensación al que la contempla: la eternidad"

Sí, lo eterno presente en el mundo. Justo lo que desea nuestro corazón.
20/08/19 8:22 PM
  
Pepe Jacobo
Bruno, ten en cuenta la audiencia nornal de Vidal. Seguramente les sigue gustando la misma basura desde hace 50 años...
Por otra parte en los mayores a menudo vemos una dicotomia muy grande, algunos transmiten paz, fe, sabiduria... Otros todo lo contrario. Y hasta se les ve en la cara. Es fruto de toda una vida de opciones. Y no puedes evitar preguntarte que tipo de anciano vas a ser.
20/08/19 9:34 PM
  
Palas Atenea
Pepe Jacobo: Un viejo no tiene nada de particular. Cuando tenía quince años y todos los días me hablaban de la famosa experiencia yo no creía en ella y ahora que yo he llegado a esa edad sigo sin creer.
Lo particular de las personas que vio Bruno no es que sean viejas sino su unción al rezar, que ya es rara a cualquier edad. Podría resultar más sorprendente que fueran jóvenes pero yo no pierdo la esperanza de que en un futuro sea así.
El tipo de persona que vayas a ser está en manos de Dios, dependerá de la gracia, fundamentalmente.
20/08/19 9:47 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
¡Qué hermosa vivencia y qué bien transmitida! Muchísimas gracias, Bruno, por compartirla con nosotros. Bendiciones.
20/08/19 9:51 PM
  
Anastasia
Muy bueno!!! Me iré a dormir con estos pensamientos. Gracias Bruno.
21/08/19 3:58 AM
  
Maricruz Tasies
En mi parroquia es lo mismo.
Otra cosa que observe apenas hace unos días es que la viejcita más vieja gran servidora porque ha adornado el presbéterio con flores desde hace 20 años y llevado la Santa Comunión a los enfermos, ha empezado a comulgar de rodillas.

Este domingo le pregunté: Diay, Doña Ana, y qué fue eso? Usted comulgado de rodillas! Qué se le metió?

Lo dije así porque muchas veces hemos conversado sobre la necesidad de hacerlo aunque ella nunca quiso profundizar sobre tema debido a que respeta mucho lo que ordenan los sacerdotes y ellos nunca ordenan, piden o sugieren comulgar de esa forma.

El caso es que me respondió: Mire, lo empecé a hacer como acción de gracias por tantos años que el Señor me ha permitido servirle. Solo por eso y no para que me vean (se ve que ha luchado con ese asunto sobre el que al fin el Señor venció).

"Accíon de gracias", pues, si, qué más haría falta para tirarse al suelo aun con teniendo las coyunturas oxidadas, los huesos viejos y cansados? Nada.

A muchos les toma años decidirse pero don Ana, la "santita" como de cariño le decía mamá hablando entre nosotras, al fin lo hizo.

Ese fue mi pedacito de gloria.
21/08/19 12:31 PM
  
Francisco Javier Sanuy, cpcr
Yo veo más claramente la gloria de Dios cuando desde este portal perseveran a contracorriente en la defensa de la verdad, porque la luz no está echa para esconderla bajo el armario sino para que brille y los que la vean den gloria a Dios.

Cuando alguien les llame ultracatóliicos o ultrareligiosos o ultra-lo-que sea, piensen que esa persona se considera "el centro", y que piensa que ustedes están en el extremo... ¿pero quién decide quién es el "centro"? A menudo esos críiticos "centrados", cuando les acusan a ustedes de ultras en realidad lo que les están diciendo es: "no sean coherentes, no sea que quede en evidencia que los ultras somos nosotros").

Que santa Marta interceda por ustedes, y adelante con un par... de bendiciones.
21/08/19 6:48 PM
  
Andrés-Eduardo Luis
No se puede estar rezando, a Dios ni a su Madre, sin preocupación ecológica. Estuvo varios `días´, dice Moisés, haciendo `la casa´, y una vez hecha hizo la vida para habitarla. Sólo el destructor de la vida carece de preocupación ecológica, por odiar tanto la creación divina.
21/08/19 7:21 PM
  
Palas Atenea
Andrés-Eduardo Luis: No encontrarás ni una vez en la Biblia ni en un ningún Doctor de la Iglesia la palabra ecología cuya definición es:
1.Parte de la biología que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con el medio en el que viven.
2.Relación que se da entre los seres vivos de una zona determinada y el medio en el que viven.
El primer concepto es científico, el segundo no tanto.
El amor a la Creación es parte de la Teología, la ecología no. Por lo tanto la ecología no es función de la Iglesia, el cuidado de la Creación sí. La invasión de términos que nos están colando por todas partes arrinconando el lenguaje propio de la Iglesia es monumental. Teniendo en cuenta la de veces que en la Biblia aparece el agua como fuente de vida podríamos incluir también la hidrología; como hay una parábola del Buen Pastor, la zoología, como está la parábola del sembrador el estudio de los cereales, etc...
Debemos cuidar la Creación que el Señor nos entregó y en ese concepto ya entra todo lo que la Iglesia dice que debemos hacer: ecología, biodiversidad, etc...no tienen porque colarse en un discurso teológico, de la misma manera que en un discurso político nadie habla de caridad aunque el discurso trate de acogida a los emigrantes.
22/08/19 9:13 AM
  
Palas Atenea
Al revés ocurre con el concepto de perdón, que es un concepto religioso y mandamiento divino que ahora lo utiliza todo el mundo. Solo Dios puede inducirte a perdonar, los poderes de este este mundo solo pueden ejercitar una clase de perdón: el que está en manos de las autoridades competentes en forma de amnistía, pero ninguna autoridad de este mundo debe sugerir a nadie que perdone, si lo hace o no pertenece a la libertad de cada individuo. Pero hay una presión política que sugiere que las víctimas deben de perdonar, tanto si se les hace justicia como si no, que excede de la competencia del César para entrar en los terrenos de Dios.
"Usted, Sr. Juez, hágame Justicia, que para eso está y luego deje que yo reaccione como me dé la gana siempre que no actúe".
En cambio Dios puede pedirte no solo que perdones sino que ames a tu enemigo.
22/08/19 9:23 AM
  
Javidaba
Preciosa anécdota en la sencillez, belleza, sabiduría y santidad del humilde rosario...
26/08/19 9:47 AM
  
Lionel
Hello, I enjoy reading all of your article.
I wanted to write a little comment to support you. https://www.livrebonnenuit.com
30/10/19 12:05 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.