¡Llagas gloriosas!

El domingo pasado, después de la misa, mientras explicaba a mis hijos el significado de las curiosas bolitas colocadas en forma de cruz en el cirio pascual (que, en otros países, tienen forma de clavos), yo mismo me quedé asombrado de lo que les estaba contando. Como sabrán los lectores, las bolitas son una mezcla de cera y de incienso y, cuando el sacerdote las clava en el cirio, al comienzo de la Vigilia Pascual, dice: Por sus santas llagas gloriosas, nos proteja y nos guarde Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Las cinco bolitas simbolizan las cinco llagas gloriosas de nuestro Señor. ¡Llagas gloriosas! La audacia sobrenatural que llena esas palabras me llena de estupor cada vez que las repito. Es algo inconcebible. ¿Quién podría haber imaginado tal maravilla sino el mismo Dios?

Siempre he pensado que lo más asombroso de los relatos de la resurrección de Cristo transmitidos por los apóstoles no es que Jesús resucitara, sino que el Resucitado llevase en sus manos, sus pies y su costado las llagas de la Cruz. El cuerpo del Hijo de Dios renacido de entre los muertos, que ya no está sometido al tiempo ni al espacio, que ha dejado atrás la muerte y el dolor, que brilla con una gloria más luminosa que todos los soles del universo, esplendoroso, impasible, sutil e inmarcesible… está marcado por los agujeros de los clavos y la lanza. El Tabor en el Calvario o el Calvario en el Tabor. La Vida no sólo vence a la muerte, sino que la transfigura y la convierte en salvación del mundo. Sus heridas nos han curado.

No es extraño que, en el rito de la Vigilia santa, esas llagas gloriosas estén simbolizadas por el incienso insertado en la luz del gran Cirio, el incienso con que se daba culto a Dios en el templo de la Antigua Ley y que perfuma el Santo Sacrificio ofrecido en los altares de la Alianza nueva y eterna. De las llagas gloriosas de mi Señor, en efecto, brota el buen olor de Cristo, por el que se puede reconocer a sus amigos. Quién pudiera besar esas llagas dichosas en el cielo y embriagarse con su aroma a nardos y vida eterna.

No acaban aquí las maravillas. La audacia de Dios no tiene límites y también ha querido que nuestras propias llagas se hagan gloriosas, según lo que dice San Pablo: Cumplo en mi carne lo que le falta a la pasión de Cristo y Él transformará nuestro pobre cuerpo mortal, haciéndolo semejante a su cuerpo glorioso. Este cuerpo mío tan pobre, el hermano asno como lo llamaba San Francisco, que pasa frío o calor, que se cansa, que va crujiendo con la edad y pierde las pocas fuerzas que tuvo, resucitará y se llenará de gloria como Cristo resucitado. Los pobres seremos bienaventurados, porque heredaremos la tierra que es el cuerpo glorioso de nuestro Señor, el más hermoso de los hombres.

Una religión sensata y creada por hombres, nos prometería que, en el cielo, las llagas de nuestra historia no serán más que un leve recuerdo amargo, la memoria confusa de un mal sueño. Únicamente la santa locura de amor del mismo Dios podía revelarnos que en el cielo no sólo no olvidaremos nuestras llagas, sino que ellas serán nuestra gloria y nuestra identidad para siempre. Del mismo modo que los discípulos al principio no reconocen a Cristo y sólo se dan cuenta de quién es cuando les enseña las llagas o al partir el pan de su propio Sacrificio, en el cielo nuestro ser más profundo estará constituido ante todo por lo que hemos sufrido por Dios en nuestra vida. Con esas llagas gloriosas daremos gloria al Altísimo por los siglos de los siglos y por eternidad de eternidades.

Todo lo que nos estropea la vida, lo que no nos deja “realizarnos”, lo que nos machaca un día sí y otro también, todo eso será nuestra gloria en el cielo si lo unimos al gran Sacrificio ofrecido de una vez para siempre por nuestro Sumo y Eterno Sacerdote. El aburrimiento aplastante de mi trabajo, la incertidumbre del desempleo, las incomprensiones de mi esposa o de mi esposo, la infidelidad de un amigo, mis defectos y complejos, mi historia de sufrimiento y oscuridad… nada hay que no pueda ser transfigurado por Cristo. Todas esas cosas, inflamadas por el fuego del Amor de Dios, son como el combustible de la gloria que el Rey de reyes quiere concedernos para toda la eternidad.

Somos tan necios que, cuando Dios nos concede oportunidades de sufrir por Él, lo que hacemos es quejarnos, quejarnos de nuevo y vivir habitualmente en la queja y el reproche. Como el pobre aldeano que descubre en su jardín un yacimiento de oro que le hará rico y protesta por la molestia de tener que cavar para extraerlo. ¡Duros de cerviz, incircuncisos de corazón y de oídos!

Ojalá, cuando empecemos de nuevo a murmurar, a quejarnos y a protestar sin fin de las heridas que nos afligen, Dios nos mande un ángel del cielo o un “ángel” de la tierra que nos recuerde, con susurros o un grito atronador: “Son llagas gloriosas, estúpido”.

15 comentarios

  
Bruno
Conviene indicar que, al no ser un rito obligatorio, en algunas parroquias no se clavan las bolitas de incienso en el cirio.
30/04/16 7:50 PM
  
luis
"Sufrir pasa, haber sufrido no pasa"
30/04/16 7:58 PM
  
Una
Precioso y verdadero.
30/04/16 8:15 PM
  
Miriam de Argentina
Hermoso Bruno!!!!!! Y que cierto! ¡Cuantas veces ignoramos u olvidamos esta santa Verdad!
30/04/16 8:20 PM
  
Abaya
Tus artículos son siempre estupendos, pero con éste te sales.
30/04/16 10:27 PM
  
Palas Atenea
Es que hay algo inefable en las llagas de los sufrientes, o así me ha parecido a mi cuando he cuidado a personas de mi familia. Es más San Francisco de Asís cambió su visión de los leprosos con su conversión, y en santos como San Damián de Molokai o San Juan de Dios eso también se daba. Una persona sufriente adquiere una aureola distinta que el sano. Es muy propio de la visión católica del ser humano esto que dices, Bruno, y esos cristos sangrantes tan españoles, que producen a veces rechazo en los protestantes, indican que para los pintores ese realismo de la Pasión era importante. El que pueda ver la transfiguración del que sufre en cuerpo glorioso es porque está cerca de Jesús.
30/04/16 10:47 PM
  
Emilio
Es algo tan bonito que sólo por eso merecería ser Verdad y no los vacíos autoengaños de origen oriental que tanto proliferan en nuestro tiempo. Gracias, Bruno, por poner a nuestra consideración tu sensibilidad poética.
01/05/16 12:25 AM
  
JUAN NADIE
Es dificil para un católico de a pie leer esto y escaparse vivo sin sentir un bofeton intenso.

"Todo lo que nos estropea la vida, lo que no nos deja “realizarnos”, lo que nos machaca un día sí y otro también, todo eso será nuestra gloria en el cielo si lo unimos al gran Sacrificio ofrecido de una vez para siempre por nuestro Sumo y Eterno Sacerdote."

Es la ilógica del cristianismo. Biologicamente estamos programados para acercarnos a lo que nos gusta y para huir del dolor. Es el mundo al reves del espíritu, la sabiduría de los humildes.
01/05/16 1:19 AM
  
Emilio
Anoche me he dormido con el recuerdo de este blog tuyo y ho me he levantado con el pensamiento de pedirte un favor:
¿Y qué tal un pequeño poema para orar con él? Aunque sé que supondría un esfuerzo de síntesis, te creo con condiciones para ello, que bien demostrado lo tienes. Sabes que siempre es más fácil de memorizar (lo sé porque lo practico a diario con el "No me mueve mi Dios para quererte..."). Te lo pide un minusválido; ¿harías ese esfuerzo por nosotros?.
01/05/16 2:15 PM
  
antonio
Es muy hermoso y cierto el post, el Señor ha vencido a la Muerte!!!!!!!!!, el siempre, va adelante, nos precede siempre, Ya está.

Que Dios te bendiga y lo haga con la Iglesia.


01/05/16 6:32 PM
  
rastri
La Vida no sólo vence a la muerte, sino que la transfigura y la convierte en salvación del mundo. Sus heridas nos han curado.
_________________

La Vida, en el tiempo, vence a la muerte en tanto y cuanto ésta, en obligada y pecaminosa asociación, no está sometida a la muerte.

Y aquí cómo la muerte, mejor, la oscuridad y la muerte -que no procede de Dios- deja de existir en tanto, cuánto y cómo ésta no pueda alimentarse de la luz y la vida que sí procede de Dios.

Interesante y capital este movimiento continuo, -dogma temporal a saber y comprender- que define todo lo que es Universo y población; Que dice así:

-Principio del Movimiento Continuo o Control de la Energía Libre Ilimitada: Toda energía libre (la luz y la vida que sí procede de Dios) sometida a otra igual en grado y potencia (la oscuridad y la muerte que procede de la rebeldía del ser libre) Experimenta una tercera energía, libre negativa y de carácter liberalizadora (todo lo que es universo, la materia temporal) igual a la potencia de la primera por la potencia de la segunda por infinito. Esta tercera energía -(el universo y población) está en relación de proporción directa al tiempo (que éste ha tardado en formarse) más su naturaleza sometida; e inversamente proporcional a su naturaleza libre.

De lo que se deduce que cuanto más grande es este Universo como Naturaleza Sometida, más grande es el pecado de éste como oscuridad y muerte. Y viceversa que ; Cuanto más grande es la gracia de Dios como Naturaleza Libre en este Universo; más grande es la luz y la vida del mismo.

Visto y comprendido esto se comprenderá el porqué Jesús dice que el Hombre, por sí mismo, no puede salvarse. Y no obstante que lo que para el Hombre es imposible no lo es para Dios.
Para Dios todo es posible; incluso romper esta pecaminosa asociación temporal de la luz y la vida sometida a la oscuridad y la muerte.

Y aquí el Hombre, quién, solo uno como columna vertebral del todo tiempo, de quien se puede decir:
El Hombre es directamente proporcional en grado de inteligencia y evolución alcanzada al tiempo que le separa del principio de la Creación y el fin de la misma.

01/05/16 7:09 PM
  
Palas Atenea
rastri: ¿Todavía no te has dado cuenta de que no hablas como un cristiano? ¿Qué es eso del Principio del Movimiento Continuo o Control de la Energía Libre Ilimitada? ¿te has pasado con el reiki o el yoga, o simplemente te has pasado de rosca?
01/05/16 9:23 PM
  
rastri
Palas Atenea

Tú de estas cosas no entiendes. Y lo peor es que ni tú ni tantos no pueden entender

¿Qué es eso del Principio del Movimiento Continuo o Control de la Energía Libre Ilimitada?

Te lo diré: ¿Quién pues podrá salvarse? Mirándolos a los ojos, Jesús, les dijo: Para los hombres, imposible, mas para Dios todo es posible. (Mt. 19,25)

Y aquí el porqué para el hombre le es por sí solo el poder salvarse.

La energía Libre Ilimitada es el Espiritu Santo a quien como tal VERDADERA ENERGÍA DE VIDA; INAGOTABLE FUENTE DE VIDA QUE ES da razón de ser a todo lo que en el tiempo o Universo es y se mueve. Donde el Demonio, haciendo pecar a los hombres, en continua pugna pretende limitar su efecto vital.

Yo hablo de lo que sé y por lo que soy:

-He aquí que te hago sabio entre todos los sabios; más serás un sabio incógnito pues nadie te comprenderá. No especularás con el conocimiento; no comerciarás con él, pues, no es tuyo. Yo te lo doy. De cualquier forma no podrás pues nadie te comprenderá; Me dijo

Y sabes, Palas, porqué me lo dijo: Pues me lo dijo porque yo soy el Hombre.
El Hombre, que, es directamente proporcional en grado de inteligencia y evolución alcanzada al tiempo que le separa del principio de la Creación y el fin de la misma.
02/05/16 4:28 PM
  
Silvia Inés
Gracias, Bruno, por recordarnos tantas verdades que el mundo pisotea y combate hoy más que nunca!
03/05/16 12:22 AM
  
JUAN NADIE
Lo siento RASTRI, pero no me creo que el Espiriu Santo te haya dicho nada de nada. Seran alucinaciones tuyas.
El Espíritu Santo jamas podría decir nada a nadie con ese Nick, es una cuestión de estética.
05/05/16 10:50 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.