InfoCatólica / Espada de doble filo / Categoría: Iglesia en el mundo

5.02.09

Otro fruto del funeral de Juan Pablo II

El otro día, con ocasión del relato de la conversión de Natalia, muy relacionada con Juan Pablo II, prometí contar otro de los frutos del funeral de Juan Pablo II. A mi juicio, como ya dije ayer, no se trata simplemente de la ceremonia en sí, sino especialmente de los últimos años de sufrimiento y debilidad del Papa anterior, que, ofrecidos con generosidad a Dios, han dado frutos abundantes.

No es algo nuevo, sucedió hace casi dos años, pero como estas cosas suelen pasar desapercibidas, voy a contárselo para que disfruten conmigo de los maravillosos caminos de Dios. Tras presenciar, a través de la televisión, la ceremonia del funeral de Juan Pablo II, un grupo de 15 monjas sedevacantistas, entre ellas la antigua superiora, comenzaron un camino que les llevó a dejar su comunidad cismática y volver a la Iglesia.

Para los lectores que no lo sepan, explicaré que los sedevacantistas son una serie de grupos tradicionalistas cismáticos que piensan que los Papas desde 1968 no han sido válidamente elegidos. Es decir, creen que, desde la muerte de Pío XII, la Iglesia no ha tenido Papa, sino que ha estado en situación de Sede Vacante. De ahí el nombre de estos grupos, muy diversos y que, generalmente, no se ponen de acuerdo entre sí. Algunos han llegado a elegir sus propios anti-papas, otros simplemente continúan esperando sin saber muy bien qué.

Leer más... »

30.01.09

Cafeterías presidenciales

He leído, en sendos blogs americanos, dos noticias que me han llamado la atención de forma especial. Parece ser que el Presidente de Bolivia, Evo Morales, afirma que es católico. Hace unos días, como tal, fue a la Misa dominical y comulgó en ella. Eso sí, a la salida del templo, unos minutos más tarde, no tuvo reparo en afirmar que el también creía y rendía culto a la Pacha Mama. Más de una vez ha participado públicamente en ceremonias de “sacerdotes” aimaras en honor de la Madre Tierra y el Padre Sol. Después de este tipo de declaraciones, ¿es de extrañar que la nueva constitución boliviana haya sido rechazada unánimemente por los obispos bolivianos por abrir la puerta al aborto y a las uniones del mismo sexo, reducir la libertad de los padres u olvidar totalmente el papel del catolicismo en la historia boliviana?

Algo más al norte, en los Estados Unidos, cuenta un blog que el vicepresidente norteamericano, Biden, que también afirma ser católico, fue aplaudido por todos los asistentes a una misa dominical, que le homenajearon puestos en pie. Si ésta es la reacción de los católicos, ¿es de extrañar que Biden no vea ninguna contradicción entre su condición de católico y el hecho de que su administración esté dando vía libre al aborto en todos los ámbitos desde el primer día? ¿O entre ser católico y haber votado a favor de una ley que establecía que, si un niño sobrevivía a un aborto, había que matarlo?

No podemos entrar en sus corazones, que sólo Dios ve. Sin embargo, no me cabe duda de que estas formas de actuar son propias de católicos de cafetería, católicos light, católicos políticamente correctos o católicos sólo de nombre, como prefieran.

Leer más... »

28.01.09

La Iglesia en el Congo

A pesar de que la Iglesia está extendida por toda la tierra, actuamos a menudo como si fuera algo casi exclusivamente europeoo o americano. El católico medio desconoce casi todo sobre la Iglesia en Asia, en África o en Oceanía. Como católico significa “universal”, creo que es bueno que conozcamos algunas de esas iglesias particulares católicas de otros lugares del mundo.

En el Congo, por ejemplo, hay más de veinte millones de católicos, tantos como en Austria, Bélgica y Portugal juntos. Tienen un uso litúrgico propio y una historia cristiana que se remonta al siglo XV. He pedido a un amigo mío, sacerdote diocesano congoleño, que nos cuente algo sobre la Iglesia en su país, que sufre desde hace años una situación de guerra intermitente.

Espero que Ceferino pueda responder a las preguntas que tengan los lectores, para que podamos conocer mejor a estos hermanos nuestros en la comunión de los santos, que peregrinan en tierras africanas.

……………………………………………………………………

Hace mucho que mi hermano Bruno me pide que escriba algo sobre la Iglesia en la República Democrática del Congo. Soy Ceferino Ligopi, sacerdote de la diócesis de Lisala, en el norte de la República Democrática del Congo, estudiante en la Facultad de teología de San Dámaso de Madrid.

¿Qué voy a contar de la Iglesia en el Congo? Hay muchas cosas. Se puede hablar de la liturgia, de la organización pastoral, de las escuelas católicas, de la conferencia episcopal… Es imposible hablar de todo. Pero antes una breve situación general desde las cifras.

Leer más... »

23.01.09

Calzadas virtuales

Cuando los romanos construían sus calzadas por todo el mundo conocido, no eran conscientes de ello, pero estaban preparando el camino para los Apóstoles. Su propósito era facilitar las comunicaciones militares, comerciales y administrativas que les permitieran gobernar su extensísimo imperio, pero Dios tenía otros planes. Las calzadas romanas unieron puntos lejanos de Europa, Asia y África, entre los que anteriormente era muy complicado viajar, y los primeros misioneros cristianos aprovecharon esas vías de comunicación para anunciar el Evangelio hasta el último rincón del mundo grecorromano. Las águilas imperiales, sin saberlo, se convirtieron en heraldos de la Cruz.

Del mismo modo, en el siglo pasado, Internet fue concebido como medio de comunicación militar en el Departamento de Defensa Estadounidense. Pronto quedó claro el vastísimo potencial que tenía la idea para las comunicaciones científicas, comerciales, administrativas, etc. Sin embargo, aunque una vez más sus creadores no fueran conscientes de ello, es muy posible que, a los ojos de Dios, Internet sea ante todo una herramienta valiosa de evangelización, que nos ofrece a los cristianos una nueva forma de ir a todo el mundo a anunciar el Evangelio.

La red de redes no puede ser olvidada por los cristianos. En cada momento histórico tenemos que aprovechar los medios de comunicación que nos permitan comunicar la fe a todos los rincones de la tierra: las calzadas romanas en el siglo I, la imprenta en el XV, las carabelas de los descubridores en el XVI, las nuevas vías férreas en el XVIII y, al comienzo de este nuevo milenio, Internet. Las calzadas de hoy son virtuales y los apóstoles de nuestro tiempo no pueden dejar de recorrerlas. Cristo está deseando hacerse el encontradizo, como ya hizo en Emaús, con los que caminan sin esperanza por los innumerables caminos de Internet.

Leer más... »

7.11.08

Estados Unidos, con 18 siglos de retraso

Ayer, la mayoría de los titulares de los periódicos norteamericanos y de buena parte del mundo se felicitaban por el logro que suponía el primer Presidente negro del país. No es de extrañar, ya que Estados Unidos tiene, por su Historia particular, una especial sensibilidad con respecto al tema del racismo que raya con la obsesión.

El propio Arzobispo de Atlanta, Monseñor Gregory, también él de raza negra y primer presidente de esta raza de la Conferencia Episcopal Norteamericana, comparaba a Obama con el primer hombre que puso el pie en la luna. Ante las preguntas de los periodistas, dio a entender que ahora ya no sería raro que hubiera un día un papa negro, como si la elección de los norteamericanos pudiera animar a la Iglesia a dar un paso valiente en ese sentido.

Con todo el respeto del mundo, creo que al Arzobispo le vendría bien repasar la Historia de la Iglesia. Hace más de 1.800 años, dieciocho siglazos, la Iglesia Católica tuvo ya su primer papa africano, Victor I. Después y para que no parezca una casualidad, tuvo otros dos, en el siglo IV (el papa Melquiades, conocido por el sobrenombre de “El Africano") y en el siglo V (el papa Gelasio I). Me atrevo a decir que si no ha habido más papas africanos desde entonces es por causa del Islam, que conquistó todo el Norte de África, arrasando la floreciente cristiandad norteafricana y reduciendo los católicos africanos a un número reducidísimo hasta hace muy poco.

Leer más... »