InfoCatólica / Espada de doble filo / Categoría: Iglesia en el mundo

5.01.10

El Obispo de Móstar critica al Cardenal Schönborn por su visita a Medjugorje

Traduzco a continuación la declaración pública realizada por el Obispo de Mostar-Duvno, Monseñor Ratko Peric, con ocasión de ciertas actuaciones del Cardenal de Viena, Monseñor Schönborn que podrían resultar engañosas para los fieles, dando la impresión de que la Iglesia acepta como genuinas las apariciones de Medjugorje.

A pesar del diplomático lenguaje eclesial, la corrección realizada al Card. Schönborn por el obispo de Mostar es muy dura. Le reprocha haber celebrado un acto en la Catedral de Viena con uno de los supuestos videntes de las apariciones (que afirmó presenciar una “aparición” en directo, en aquel momento). También se queja de la descortesía que supone que, posteriormente, sin siquiera notificárselo, el Cardenal acudiese a su diócesis, celebrase varios actos con los partidarios de las apariciones y realizase, ante los periodistas, diversas declaraciones que podrían entenderse como un apoyo a los videntes y a las apariciones. Termina, además, la declaración con una frase durísima: “Siento que el Cardenal, con su visita, actos y declaraciones aumente el presente sufrimiento de la Iglesia local, lo cual no contribuye a la paz y la unidad que tanto necesitamos”.

En apoyo de sus quejas, Monseñor Peric recuerda varios datos relativos a las supuestas apariciones: la respuesta desfavorable de la comisión investigadora, la desobediencia de diversos religiosos relacionados con los videntes y su expulsión de la Orden franciscana, los contactos de estos ex-franciscanos con el grupo cismático de los Viejos Católicos, intentando crear un nuevo cisma en la Iglesia, y la disparatada multiplicidad de visiones y apariciones que, según sus protagonistas, han llegado ya a las 40.000.

La noticia es, en cierto modo, irónica, ya que hace algunos meses, el Cardenal Schönborn prohibió al obispo auxiliar de Salzburgo que participase en una marcha pro-vida en la diócesis de Viena, apelando a la misma norma de cortesía eclesial que ahora el Obispo de Mostar le reprocha haber incumplido.

Leer más... »

19.12.09

¿Qué es la Iglesia?

La emocionante situación que ha creado Benedicto XVI en relación con los anglocatólicos, la formación de los nuevos Ordinariatos y la Constitución Anglicanorum coetibus han hecho que, últimamente, me informe más en profundidad sobre los diversos grupos anglicanos y sus diversas teologías, liturgias, estructuras, etc. Contemplar a los diferentes grupos anglicanos ha hecho, curiosamente, que entienda mejor algo fundamental de la Iglesia Católica.

Las formas que tienen estos grupos de entender la Iglesia son casi infinitas. Se pueden encontrar federaciones y confederaciones, corrientes contradictorias dentro de Comuniones más grandes, nuevas Comuniones que surgen sin cesar, cismas de cismas de otros cismas, organizaciones congregacionalistas o sinodales, estructuras tradicionales y estructuras que cambian casi cada año… En fin, prácticamente de todo.

Muchos anglocatólicos, sin embargo, se están preparando para volver a la Iglesia Católica. Para ellos, se acaba así ese perpetuo reinventar lo que es la Iglesia, intentando cambiar continuamente su naturaleza esencial. Es decir, han descubierto que la Iglesia no se construye, sino que uno se encuentra con ella. Ante todo, la Iglesia es algo ya hecho en lo sustancial y no algo que nosotros fabricamos. No podemos decidir cómo tiene que ser. Es la perla preciosa, el tesoro escondido en el campo. Y esta verdad es igualmente válida para los que somos católicos desde que nacimos.

Leer más... »

16.12.09

4.12.09

Desde los bancos

Cuando tenía unos diez años, visité París por primera vez, con mis padres. Con aquella edad, me impresionaron Notre Dame, el Sagrado Corazón y pocas cosas más. Como es lógico, una de esas otras cosas fue la torre Eiffel, que para cualquier niño viene a ser como un Mecano o un juego de construcciones de tamaño gigantesco. Recuerdo que lo que más me gustó de la torre fue hacerme una foto con ella, desde cierta distancia, de manera que en la foto parecía que yo, como un gigante, la tenía entre mis manos. Algo tan tonto me hizo darme cuenta de la importancia de la perspectiva y del punto de vista desde el que se miran las cosas. Lo que es enorme visto desde cerca, puede ser pequeñísimo visto desde otro lugar.

Recordando aquella ocasión, he pensado comenzar una nueva sección del blog, llamada “Desde los bancos”. En ella, me gustaría ofrecer una perspectiva muy concreta con respecto a algunas cuestiones parroquiales, de catequesis, liturgia, organización, etc.: la perspectiva de los fieles, lo que se ve desde los bancos. Arquitectónicamente, hay cosas en todas las iglesias que no se pueden apreciar desde el presbiterio, pero sí desde los bancos. Lo mismo, creo yo, sucede en otros ámbitos de la vida parroquial.

Leer más... »

17.11.09