InfoCatólica / Espada de doble filo / Categoría: Signos de esperanza

19.07.14

Dos parroquianos ilustres

PobresPor razones que no vienen al caso, la parroquia a la que suelo ir a misa por las mañanas está en un barrio de oficinas y tiendas de alto nivel. La mayoría de los que asisten van elegantemente vestidos, con buenos trajes, zapatos caros y aspecto de directivos. Es la misa de ocho, así que muchos aprovechan para ir allí antes de empezar a trabajar.

En ese entorno elegante y distinguido, llaman la atención dos parroquianos especialmente ilustres.

Leer más... »

6.05.13

Ser católico es impresionante

San Quirico del VallésInternet es una fuente inagotable de curiosidades. Hay que tener cuidado, porque esa misma abundancia puede resultar adictiva y distraernos de otras cosas más importantes. Con moderación, sin embargo, resulta un gran estímulo para el pensamiento y una especie de arca del tesoro donde se pueden encontrar todo tipo de cosas interesantes.

A la editorial Vita Brevis llegó ayer, a través de Facebook, una curiosa invitación. Se trata de una invitación al milenario de la parroquia de san Quírico y Santa Julita, de Sant Quirze del Vallès, en Terrasa, Cataluña. Por lo visto, la iglesia parroquial se menciona por primera vez en un documento en el año 1013. Los santos titulares de la parroquia, San Quírico y Santa Julita, son mucho más antiguos, ya que se trata de una madre y su hijo martirizados en el año 305, en la persecución de Diocleciano. El retablo barroco del siglo XVIII fue destruido en la guerra civil.

Leer más... »

15.03.13

Qué pienso de la elección del nuevo Papa

Papa FranciscoMe han preguntado varias veces ya por lo que pienso de la elección del nuevo Papa. Para evitar tener que repetir muchas veces lo mismo, creo que lo mejor es que escriba lo que pienso en el blog.

¿Es el Papa que yo habría elegido? No, pero es que la Iglesia no me ha encomendado a mí la elección, sino a los cardenales. Puede que eso cambie en la próxima revisión del Código de Derecho Canónico, pero por ahora nos atendremos a la ley de la Iglesia.

¿Qué pienso de que haya salido un cardenal inesperado? Pienso que tenemos un Dios que ama las sorpresas. Todo lo hago nuevo, dice Cristo en el Apocalipsis. Desde la misma existencia, que es la mayor sorpresa imaginable para todo hombre que viene a este mundo, hasta la muerte, que parece que siempre nos pilla antes de tiempo, pasando por los innumerables milagros, gracias, iluminaciones, regalos y acontecimientos de Dios a lo largo de la vida. La sorpresa por la identidad del nuevo Papa es un signo más que nos recuerda que nuestros planes apenas valen nada, porque el Espíritu Santo es como el viento, que nadie sabe de dónde viene ni a dónde va.

Leer más... »

2.03.13

¡Buen Camino, Benedicto!

Benedicto XVI peregrinoCuando dos peregrinos se cruzan en la peregrinación hacia Santiago, es costumbre saludarse con un amable deseo de “¡Buen Camino!” Hoy quisiera desear lo mismo a Benedicto XVI para despedirme así de nuestro antiguo Papa, porque ayer, en Castelgandolfo, él mismo se definió como “un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinaje en esta tierra”.

Como dice el Salmista, todos los seres humanos somos peregrinos hacia el cielo: “Peregrino soy sobre la tierra” (Sal 118,19). Benedicto nos acompañó en el camino durante un tiempo, pero ahora toma un atajo, camina más rápido y nos precede, como hacen los contemplativos, ardiendo en deseos del cielo.

Fue un regalo de Dios tenerlo como guía y compañero de peregrinación. Nos explicaba las Escrituras mientras caminábamos y nuestro corazón se inflamaba al escucharlo. Ahora sin embargo, nuestros pasos se separan, porque hay un solo Camino, pero muchas sendas. Con cariño y, ¿por qué negarlo?, con lágrimas en los ojos, me despido de él con un pequeño soneto sobre su nueva vida. ¡Buen Camino, Benedicto!

Leer más... »

23.01.13

Lorenzo’s y el mundo

Niño con síndrome de DownEsta mañana, he leído una anécdota que sucedió el otro día en Houston, Texas. En un restaurante italiano con el simpático nombre de Lorenzo’s, uno de los camareros atendía la mesa en la que estaba sentada una familia con varios niños. Uno de ellos, Milo, de cinco años, tenía síndrome de Down. Por lo visto, eran clientes habituales y acudían a Lorenzo’s a comer en familia bastante frecuentemente.

En la mesa de al lado, un señor comenzó a quejarse del ruido que causaba Milo. Según el camarero, “Milo no se estaba portando mal; sólo hablaba y hacía pequeños ruidos”. El señor, sin embargo, siguió quejándose y terminó cambiándose con su familia a otra mesa. En ese momento, afirmó en voz alta que “los niños especiales deberían ser especiales en otro lugar”.

El camarero, con un valor y una cortesía propios de otra época, se acercó y le dijo sin armar alboroto: “Señor, me temo que no voy a poder seguir atendiéndole”. El hombre se levantó airado y se marchó con su familia del restaurante. La familia de Milo, en cambio, no se enteró de nada y siguió comiendo tranquilamente.

Leer más... »