La integración católica

Veo que últimamente se ha puesto de moda, en los documentos eclesiales, hablar de “integración” con respecto al tema de los inmigrantes en general y, en particular, en nuestro caso, de la inmigración hacia España (por alguna razón no parece que a nadie le preocupen mucho los emigrantes españoles en el extranjero, que ya son millón y medio).

Supongo que no sorprenderé a nadie si digo que, como es habitual, dichos documentos suelen meterse en multitud de temas que no son de la competencia de la Iglesia o incluso muestran predilección por esos temas ajenos y, a menudo, extremadamente complejos. Resulta tentador ponerse a hablar de tales asuntos, que dan lugar a discusiones sin número, pero, como estamos en un blog católico, me ha parecido más oportuno examinar la cuestión de la integración de los inmigrantes en su aspecto más propiamente católico.

Lo primero que conviene decir sobre este tema es que la Iglesia es algo muy especial. No existe en ella un concepto análogo al del “multiculturalismo” tan elogiado y en boga hoy en ámbitos políticos. Al margen de cuáles puedan ser las ventajas y desventajas seculares de esa multiculturalidad, el “multirreligionismo” es diametralmente opuesto a la doctrina de la Iglesia, fuera de la cual no hay salvación. Cristo es el único Señor de cielos y tierra y solo Él tiene en sus manos la vida eterna.

En ese sentido, la integración, para la Iglesia, solo puede ser la conversión a la fe católica, en cumplimiento del mandato evangélico: id y haced discípulos de todos lo pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Uno no se integra en el pueblo de Dios mediante un papel, una decisión jurídica o el cumplimiento de unos requisitos formales, sino mediante el milagro de la fe y de la gracia que transforman el corazón. Solo entonces se cumplen las palabras de San Pablo, todos los que habéis sido bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo: ya no hay judío ni griego, ni esclavo ni libre, ni hombre ni mujer, porque todos sois uno en Cristo Jesús.

Durante dos milenios, la Iglesia ha ido literalmente al fin del mundo conocido para cumplir el mandato de Cristo. Ya en tiempos de los Apóstoles llegó el anuncio del Evangelio hasta España al oeste y la India al este. Las calzadas romanas, las caravanas de especias, las legiones, los barcos mercantes… todo servía para ir a donde hiciese falta para predicar a Cristo al mundo entero. Cuando España descubrió un Nuevo Mundo, más allá de las fronteras del antiguo, los misioneros recorrieron un continente entero, valle por valle, montaña por montaña y desierto por desierto, a menudo a pie, para que no quedase nadie que no hubiera escuchado la más importante noticia de todos los tiempos, para que todo el mundo pudiera subir al arca de salvación que es la Iglesia. Y no contenta con eso, España mandó misioneros al Japón, a Filipinas, a la India, a China, a Alaska, a África… a todas partes.

Los tiempos han cambiado. Ya no hace falta ir al fin del mundo a buscar a personas que no tienen fe, porque la mitad de los españoles están en esa situación (y lo mismo se puede decir, mutatis mutandis, de los demás países antiguamente católicos). Por si eso fuera poco, las corrientes migratorias traen constantemente a nuestras costas a multitud de personas de otras religiones procedentes de diversas zonas del mundo. De nuevo, al margen de lo que se pueda decir sobre esto desde el punto de vista meramente secular, parece evidente que la respuesta de la Iglesia solo podría ser una: dedicarse con todas sus fuerzas a la evangelización de esos millones de personas que tiene a su alrededor y que Dios ha puesto a su alcance precisamente para eso.

¿Vivimos, entonces, en una nueva edad de oro de la evangelización? Er… Más bien no. Parece que, en vez de lanzarse a predicar a tiempo y a destiempo y cansarse de bautizar, como San Francisco Javier, los prelados escriben documentos en los que se dedican a pontificar sobre los efectos sociales de la inmigración, un tema en el que no tienen especial autoridad, y callan vergonzantemente sobre la grave obligación que tiene la Iglesia de evangelizar y catequizar a esos inmigrantes. Al contrario, parece que lo eclesialmente correcto es criticar el proselitismo y dedicar los esfuerzos al diálogo interreligioso, la fraternidad universal y la ecología. Parece que incluso sugerir que queremos que los inmigrantes se conviertan es de mal gusto.

Cuántas parroquias hay que dan dinero a los inmigrantes o les buscan trabajo, pero no les predican la fe, que es lo que más necesitan. Cuantos católicos, clérigos o laicos, están dispuestos a hablar sobre si la inmigración actual es buena o mala y sobre si debe ser así o asá (temas complejos sobre los que caben diversas posturas entre los católicos), pero no se les ocurre rezar por la conversión de esos inmigrantes, hablarles de Jesucristo y de nuestra Señora, ofrecer misas y sacrificios por su conversión, animarles a acudir a la parroquia o a un grupo católico, etc. Gracias a Dios, hay honrosísimas excepciones (yo conozco a varias de ellas), pero, si somos sinceros, nos veremos obligados a reconocer que la evangelización de los inmigrantes debe de tener, con suerte, el número ciento y algo en la lista de prioridades de la Iglesia española.

Lo más frecuente (¡Dios nos perdone!) es que los inmigrantes que vienen a España se conviertan al agnosticismo, el hedonismo y la adoración del dinero, que son las religiones mayoritarias en España hoy en día. Incluso los inmigrantes católicos de Hispanoamérica a menudo o bien pierden totalmente la fe o se hacen protestantes en la patria de sus antepasados. España ha pasado de “evangelizadora de la mitad del orbe, martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma” a ser sal sosa, predicadora de la apostasía y el bienestar mundano, y una provincia más del mundo globalizado, indistinguible de cualquier otra.

No sé muy bien lo que es todo esto, pero estoy seguro de que no tiene nada que ver con esos casi dos mil años anteriores de evangelización del mundo entero. Del mismo modo que parece que el mundo se ha vuelto loco y sigue una dirección suicida, rechazando y odiando precisamente lo más valioso que tiene en su historia, sus culturas y sus tradiciones, también da la impresión de que gran parte de la Iglesia se haya vuelto loca, con el mismo deseo suicida que lleva a despreciar lo único necesario y a cambiarlo por baratijas políticamente correctas.

Todo esto produce ciertas ganas de llorar, pero el mensaje final solo puede ser de esperanza. A fin de cuentas, ya sabíamos que somos un desastre y que no podemos nada (y si no lo sabíamos, empecemos por ahí, que es un buen comienzo). Quien convierte al mundo es el Espíritu Santo, no nosotros. Y al Espíritu le bastan un puñado de personas, digamos doce, para llevar la fe hasta los confines de la tierra. Ya lo ha hecho y lo volverá a hacer, si así lo quiere. Lo único que nos toca a nosotros, siervos inútiles, es ponernos en sus manos, rezar y recordar que todo es gracia.

111 comentarios

  
Pedro
Nuestro sagrado deber es evangelizar a todos y todas.
14/11/21 2:38 AM
  
Ramón montaud
A mí me extrañó la desaparición de las palabras inmigrantes y emigrantes, ahora solo oigo la palabra MIGRANTES.
Me ciño a mi parroquia, que es el viernes cuando atiende de 17 a 19, en el despacho parroquial CARITAS, instrucciones de Párroco es extrema educación en la relación con las personas que vienen a Cáritas, muchas mujeres musulmanes, muchos migrantes y pocos nativos. No se les daba información sobre lo que es Cáritas, no se habla de Dios, y todos los atendidos nunca acuden a la misa dominical. Un obispo auxiliar en una reunión con las parroquias de la localidad se enorgullecía de que gracias a Cáritas las calles no se incendiaban (año en que funcionó Es Radio).
Nuestro párroco que dejó de ser párroco entrado en los 80 años, tenía sobrinos que no estaban bautizados.
14/11/21 6:47 AM
  
juvenal
Ya sabe, usted también es iglesia, se ponga a ello.
14/11/21 8:29 AM
  
África Marteache
juvenal: las manías personales, los consejos a personas desconocidas y el hablar ex-cátedra a todo el mundo le retrata a uno mismo mucho más que al otro del que nada sabemos.
El otro día vi en youtube un vídeo para no olvidar el Holocausto en el que un norteamericano ponía de chupa de dómine a un joven alemán a cuenta de "sus abuelos nazis" sin tener en cuenta que la casualidad le pudo poner delante del nieto de Christop Probst, de Joachim Fest, de un sobrino-nieto de los hermanos Scholl, etc..., razón por la cual podría haberse llevado una buena bofetada con toda la razón del mundo. Una cosa es la generalidad: "todos los vascos son etarras" (aunque la cosa sea discutible) y otra es que si dirijan a mí llamándome eso.
Desconocemos la vida de Bruno así que tú comentario está de más y el hecho de que aparezcas por aquí con la única intención de meterte con él resulta bastante nauseabundo. Porque no es diferir de sus opiniones, es atacar a su persona.
Tú serías capaz de mandar a evangelizar a San Francisco Javier cuando era un desconocido, con lo cual caes en el mayor de los ridículos porque en un blog se dice lo que uno piensa pero nunca lo que uno hace. Suponiendo que Bruno se dedicara a eso en el anonimato nunca lo diría aquí, como tampoco si alguien da el diezmo a la Iglesia o a los pobres de un sueldo muy corto tampoco te lo va a decir, con lo cual tendrá que soportar en silencio a personas como tú.
14/11/21 9:00 AM
  
Ximo
Iglesia Católica = ONG. Eso es lo único que quieren de ella y muchos fieles, sacerdotes, obispos y el mismo Papa trabajan para ello.
14/11/21 9:42 AM
  
Ximo
Una gran herejía, el Modernismo, se ha instalado en la Iglesia. Se persigue la Tradición pero hay que rezar y ayunar mucho.
14/11/21 9:44 AM
  
Ramón montaud
Buenos días Doña Africa
Marteache González, siempre está Ud. magistral, como buena docente jubilada que es. Tiene un buen conocimiento del Holocausto, ya que ha logrado recopilar alrededor de un centenar de biografías de resistentes antinazis, y también el tema vasco, como vasca que es.
Un saludo.
14/11/21 10:06 AM
  
Luis Fernando
Principios de este siglo. Reunión de Cáritas arciprestal de una diócesis aragonesa. Se habla de la llegada de inmigrantes hispanoamericanos a la zona y de cómo atenderlos. Tomo la voz y digo: "hay que hacer un esfuerzo para integrarlos en las parroquias, que sus hijos vayan a catequesis, etc. De lo contrario, vendrán los evangélicos y se los llevarán". Me miraron como si estuvieran ante un alienígena. A los dos años ya había dos "iglesias" evangélicas en la zona llenas de colombianos y ecuatorianos.

Atender las necesidades materiales es importante. Desatender las necesidades espirituales es un crimen contra las almas.
14/11/21 10:18 AM
  
África Marteache
No sé quién es usted, señor Montaud, pero yo no me apellido González. Tampoco sé de dónde saca que yo haya hecho tal cosa, a no ser que alguna vez lo dijera, que pusiera ser. No he sacado más de cien biografías, sino cien justas, no porque no hubiera más sino porque alguna meta me tenía que poner. Yo he investigado partes de la historia, siempre acotadas, que van más allá del tema nazi y del vasco como puede comprobar si lee otros blogs.
En cuanto a eso que dices, Luis Fernando, mi madre se dio cuenta en una visita de un boliviano que miraba de modo raro a la imagen de la Virgen de Fátima, que había quedado expuesta en la sala porque habíamos estado rezando el rosario, de lo que estaba pensando. Y le dijo:
"Fulano, ¿quieres sentarte, por favor, que tengo que decirte una cosa? miras así a la Virgen porque alguien te ha dicho que la estamos adorando. Tal cosa no es cierta porque la única adoración posible es a Dios, lo contrario sería idolatría puesto que la Virgen no es Dios. Te explicaré lo que es el culto a la Virgen, no su adoración", Y se lo explicó, Aquel boliviano se confirmó y el párroco me dijo que insistía en que la madrina fuera yo, pero yo sabía que la madrina era mi madre pero estaba inmóvil en casa y, en su defecto, yo hacía de vicaria.
Esto sí lo puedo decir por ser otra persona, mi madre era una evangelizadora nata, por desgracia yo no poseo sus cualidades.
14/11/21 11:10 AM
  
Pedro 1
“Los prelados… callan vergonzantemente sobre la grave obligación que tiene la Iglesia de evangelizar y catequizar a esos inmigrantes”.
Callan vergonzosamente, porque causan vergüenza, pero no callan vergonzantemente, puesto que no sienten vergüenza por incumplir esta grave obligación de la Iglesia.
14/11/21 11:28 AM
  
Juan Mariner
Las jerarcas han buscado una ruptura generacional intencionadamente dimitiendo en cuestiones evangelizadoras (han sembrado la ignorancia supina adrede), y ya casi van tres generaciones en su mayoría alejadas de la Iglesia Católica en España. Todo ha estado programado en general en el mundo occidental y en España, nada es casualidad. Tenemos al Enemigo dentro y hay que echarlo como sea. De nada nos sirve que nos digan que en Noruega, antes, apenas había católicos, y, ahora, los hay con la emigración; todo es gracias a la jerarquía polaca y eslava que no rinde culto al Mundo (los del Sur de Europa solos, naranjas de la China, un cero a la izquierda).
14/11/21 11:32 AM
  
Javier
Hay generaciones que evangelizan un continente en cincuanta años ( nuevo mundo), luego hay otras que no puede evangelizar ni siquiera a los hijos ( la actual). A que se debe ? La respuesta no la tengo.
14/11/21 11:52 AM
  
Rubén (de Argentina)
Del mismo modo que parece que el mundo se ha vuelto loco y sigue una dirección suicida, rechazando y odiando precisamente lo más valioso que tiene en su historia, sus culturas y sus tradiciones, también da la impresión de que gran parte de la Iglesia se haya vuelto loca, con el mismo deseo suicida que lleva a despreciar lo único necesario y a cambiarlo por baratijas políticamente correctas.
Es que cuando todo el mundo está loco, ser cuerdo es una locura. Por lo demás, debo decir que este es uno de los mejores artículos que te he leido Bruno. Tienes muchos excelentes, pero éste está en el podio, por la precisión y la claridad con la que has descrito la situación actual de la Iglesia y de una gran cantidad de sus prelados. Este párrafo (el resaltado es tuyo) me pareció colosal:

Cuántas parroquias hay que dan dinero a los inmigrantes o les buscan trabajo, pero no les predican la fe, que es lo que más necesitan.
¡Pero claro! De que les vale tener dinero o trabajo si pierden su alma. Lo trágico es que la Iglesia no ve eso, o no quiere verlo. En manos de qué pastores estamos... Verdaderamente que la fe se conserve (aunque sea en los menos) en un ambiente así, es milagroso.
14/11/21 12:28 PM
  
Bruno
Juvenal:

Esas cotas estratosféricas de mala educación y de ignorancia ya superan todos los límites. Es mejor borrar siempre sus comentarios. Dios le bendiga abundantemente.
14/11/21 12:38 PM
  
África Marteache
Javier: No hay nada de asombroso en eso, las generaciones que evangelizaron vivían en una Europa Cristiana y, por lo tanto, todo contribuía a ello, no solo su familia sino la sociedad toda. Ahora unos padres cristianos tienen que luchar contracorriente porque la sociedad es hostil.
Incluso a finales del XVIII y en el XIX, cuando los Enciclopedistas e Ilustrados habían sembrado la duda. o incluso eran anticlericales, la mayoría de la población seguía siendo cristiana.
Esa situación se prolongó hasta 1914, es decir la Gran Guerra, entre 1918 y el comienzo de la IIGM hubo una fuerte secularización, pero incluso en la IIGM se pueden ver biografías de jóvenes con fuerte influencia cristiana exclusivamente familiar porque sus padres habían nacido en el S. XIX. Lo mismo pasó en Rusia, a pesar del comunismo, como revela el famoso censo ordenado por Stalin en 1937, en el que, protegidos por el anonimato, un tanto por ciento muy alto de la población se declaró creyente. Pero en 1937 todas las personas que tuvieran más de 30 años habían sido educadas antes de la Revolución, lo que explica el dato. Estadísticas posteriores, que no conozco, seguramente irían disminuyendo el número de creyentes porque habían sido educados como ateos y sus padres forzados al silencio.
Hay un dato al que, por lo visto, nadie le da importancia, pero la Gran Guerra acabó con las virtudes morales. Después de esa debacle ya apenas se mencionan. Y hoy es el día en que siguen sin mencionarse cuando en el "Ordo Virtutum" de la medieval Santa Hildegarda de Bingen las Virtudes eran las que combatían al demonio. Sin ellas ¿qué podemos hacer?
14/11/21 1:29 PM
  
maru
Bruno, lo que dice en su artículo, es lo que deberia ser, pero ahora evangelizar a un inmigrante es hacer proselitismo y no lo digo yo, sino que lo dijo el Papa, con también que todas las religiones son iguales y que todas llevan a Dios, con lo cual ....En dos parroquias que conozco bien, a los inmigrantes se les atiende "socialmente", , pero no "espiritualmente".
Este verano, por casualidad, asistí a misa en una parroquia, donde el sacerdote celebrante contó que el obispo de Argelia, tuviera un ayudante/sirviente musulmán , durante muchos años. Cuando esta persona ya muy mayor y enferma, un sacerdote le dijo al obispo si no sería bueno preguntarle si quería ser bautizado y morir en la fe católica, el obispo contestó que no, que esa persona había vivido con su fe y que muriese con ella. A su vez, el sacerdote que contó está historia, dijo que él opinaba igual que el obispo.
Antes si se evangelizaba pero ahora ...hay que dejarles en su religión , hay que practicar el multiculturalismo y la multireligiosidad. En fin.....no sé ya si una pena, una incoherencia, una incongruencia o qué
14/11/21 1:39 PM
  
Yolanda
Cuántas parroquias hay que dan dinero a los inmigrantes o les buscan trabajo, pero no les predican la fe, que es lo que más necesitan.
_________

Es una manera de predicar la fe, dar de comer evangeliza.
14/11/21 2:33 PM
  
Francisco de México
Yolanda:

hay que distinguir entre no querer y no poder. Dar de comer "al huérfano y a la viuda" es muy diferente de dar de comer al haragán, ya lo dijo San Pablo, "el que no QUIERA trabajar que no coma"

Un migrante que QUIERE trabajar, no tarda en encontrar trabajo, por duro que sea. Otro que quiere vivir del estado de bienestar, ninguno trabajo lo satisface y se queda recibiendo ayudas.
14/11/21 2:47 PM
  
África Marteache
No estoy de acuerdo, Yolanda, dar de comer a alguien no evangeliza, todo los más que puede hacer es provocar reconocimiento. Pero hay que tener en cuenta que el agradecimiento también es una virtud y no todo el mundo la tiene. Los musulmanes saben perfectamente que en el asunto de atención a los pobres, en general, los cristianos les dan sopas con ondas, pero eso no les hace convertirse.
La conversión por medio de la barriga llena no suele darse.
Como decía mi antiguo párroco los pobres son pobres, pero pobre no es sinónimo de bueno, así que no tienen por qué plantearse nada.
14/11/21 2:56 PM
  
Sancho
Es usted un integrista que nada tiene que ver con lo que significa integrar para la "Iglesia del nuevo paradigma", puesto que significa relativizar la propia fe, y ocultar hasta sus símbolos característicos, para no ofender las "salvíficas" creencias de los "hermanos migrantes"; aunque entre esas creencias se encuentre explícitamente el no tomar como amigos a los cristianos o someterlos por la fuerza. Pero claro, eso, al igual que los sacrificios humanos o la pena de muerte para determinados pecados, no son más que anacrónicos integrismos para esta nueva Iglesia, que confía en que pintándose la cara y subiéndose la falda puede inducir a traicionarlos, a fin de que todos los pueblos, razas, lenguas, "géneros" y religiones se integren en ese moderno paradigma de fraternidad universal al margen de Jesucristo.
14/11/21 4:49 PM
  
Tamayo
Dar de comer a alguien, en nombre de Dios, sí evangeliza.
Como evangelizan las demás obras de misericordia.
Porque la gente se pregunta qué motiva ese comportamiento.
Y me atrevería a decir que dar de comer evangeliza más que amenazar con el Infierno si uno no se bautiza.
Recuerdo la anécdota de un hombre anciano en un asilo regentado por monjas, que llegó a decirles "hermanas, no sé si Dios existe pero si lo hace debe parecerse a ustedes".
Dios es amor y el amor se demuestra con obras.
Lo que pasa es que eso de que la Iglesia da de comer a los progres, lo dejamos para cuando un político se pone con lo de que hay que pagar el IBI.
Fuera de eso, les suena demasiado progre a algunos que ya han excomulgado a CÁRITAS y MANOS UNIDAS.
14/11/21 4:54 PM
  
Franco
Pues no, Tamayo. Los paganos de tierras lejanas entienden el Evangelio y conceptos como la Justicia Divina a niveles que, por ejemplo, los ateos de estas tierras no podrían soñar, así que eso de que se busca convertir con amenazas podés contárselo a tu perro.
Además, y ya dentro de lo que es occidente, testimonios de conversión relacionados con el Infierno hay muchísimos, pero de conversiones por tener el estómago lleno yo no recuerdo. Es más, si no me equivoco, y aprovechando que Bruno lo nombra en el post, San Francisco Javier inició su carrera a la santidad pensando en la eternidad que le esperaba si seguía como hasta entonces.
14/11/21 5:16 PM
  
Diácono
Lo primero que tenemos que hacer es integrar en la Iglesia a muchos de sus miembros, que, como poco, se avergüenzan de pertenecer a ella.

Experiencia real, de esta semana. Dolorosa.
Voy de visita a una empresa de inserción de Cáritas de mi diócesis. Voy por las instalaciones y veo que no hay NINGÚN signo religioso, imagen o cruz, que indique que estemos en un centro caritativo CATÓLICO. Sólo hay algún cartel de Cáritas que, como sabemos, no suele tener tampoco ninguna alusión religiosa, de Dios o eclesial. Pregunto muy educadamente que me extraña que no haya allí ninguna cruz que presida aquello. Y la respuesta de la trabajadora-encargada es: "es para no ofender a los inmigrantes de otras religiones".

Me quedo de piedra. ¿Ofender? ¿Una cruz cristiana ofende? ¿Ni en nuestros centros diocesanos la ponemos? ¿En un país islámico quitarían la media luna para no ofender a alguien no musulmán?

¡Vergonzoso! ¿Cómo vamos a pedir integración a otros si nuestros propios centros no están "integrados", más bien enraizados, en la Iglesia y su fe en Cristo Rey, si nuestros clérigos no van vestidos ni actúan como tales, si nuestros voluntarios o catequistas, o "agentes" de pastoral (¿?) son más bien miembros de una ONG, si nuestro mensaje al mundo no es Jesucristo, sino ecología, sinodalidad, solidaridad y buenismos varios?

¿Cómo vamos a convencer al mundo si no estamos convencidos nosotros?
14/11/21 7:03 PM
  
Juan Mariner
Tamayo: no sólo de pan vive el Hombre. A pesar de todo, el Infierno existe; ya sé que se ha abusado de amenazar con penas de infierno por otros motivos espurios nada religiosos no hace mucho, pero no se engañe: el Infierno existe, y de nada le servirá ocultarlo. Déjese de progreríos y conservadurismos, términos político-sociales que no vienen a cuento en la Iglesia; Manos Unidas y Cáritas no deben ser el puntal en el que se apoyen regímenes genocidas abyectos para que no se les incendie la calle, y sí elementos efectivos de evangelización. A otro perro con este hueso.
14/11/21 7:11 PM
  
Sancho
Pues no te has equivocado, Tamayo, cuando has dicho eso de "que la Iglesia da de comer a los progres", para evitar represalias económicas.

Estamos de acuerdo en que dar de comer a los pobres, en nombre de Dios, sí evangeliza, pero hacerlo en nombre propio, ocultando vergonzantemente toda referencia a Jesucristo, no lo hace.
14/11/21 7:43 PM
  
África Marteache
En general cuando uno se ve inmerso en una determinada situación no se plantea nada. Ninguno de nosotros nos planteamos la Seguridad Social porque ya estaba implantada cuando nacimos, de la misma manera los inmigrantes tampoco se plantean por qué Cáritas les da de comer.
Así que el que nosotros pensemos que ayudar al pobre es un deber porque Jesucristo así lo dice no implica que los musulmanes tengan en consideración tal cosa y por ello se conviertan. Las pocas veces que he leído la conversión de algún musulmán nunca ha mencionado eso.

En la vida de los misioneros de los siglos XVI y XVII no se ve que ofrecieran nada material ni a los indios, ni a los vietnamitas, ni a los japoneses, era pura predicación con una cruz y una campana.
La evangelización en el Japón iba viento en popa hasta que el emperador cerró las islas a los extranjeros, pero aquellos misioneros no les daban de comer. La cantidad de samurais que se convirtieron fue enorme pero a un samurai un misionero no tenía nada material que ofrecerle y en el caso de los campesinos eran ellos los que compartían su arroz con el misionero y no al revés.

Así que está muy bien que les sigamos ayudando pero no confundamos los términos.
14/11/21 10:17 PM
  
Yolanda
Mi comentario fue muy escueto. Solo dije, y mantengo, que dar de comer es una manera de evangelizar. Todas las apostillas y matices que se han hecho no creo que respondan a mi comentario que, por otra parte, se apoya simplemente en Mt 25, 31 y ss, donde dice:

Porque tuve hambre y me disteis un catecismo, tuve sed y me disteis el Denzinger, fui forastero y me llevasteis a misa (misal de 1962, of course), estuve desnudo y me vestisteis con hojas del Código de Derecho Canónico, enfermo y me predicasteis castidad, en la cárcel y me leísteis un mitin de Santiago Abascal Era así, ¿no?

Ahora en serio (si no se notaba, lo de arriba era solo broma): si las obras de misericordia no convierten en masa, tampoco lo hará una predicación. Habrá que hacer lo uno y lo otro. Ambas cosas son mandato del Señor. Y luego el sentido común es que que nos dice cuándo urge algo. Al hambriento se le da de comer. Al que le van a cortar la luz y va a tener a sus hijos helados de frío y sin agua caliente, se le paga el recibo de la luz, etc. Y eso lo convertirá, o no. O quizá más tarde. Y, por favor, no me salgáis con la casuística, que todas las circunstancias ya se sobreentiende que se tienen en cuenta.
14/11/21 10:18 PM
  
Pedro
Hola Bruno
Mi eterna duda,
“....y recordad que todo es gracia”
Y que parte entonces ponemos nosotros?... para no caer en el luteranismo entiendo
Que diferencia hay entre “todo es gracia” y Sola Fidei

Un saludo
14/11/21 10:41 PM
  
África Marteache
Sí, Yolanda, pero eso no tiene nada que ver con evangelizar. Son cosas distintas. El practicar la misericordia sin evangelizar no asegura nada, en cambio el evangelizar sin ofrecer nada material a cambio ya se vio que sí dio frutos. Si San Pablo hubiese practicado solo las Obras de Misericordia habría obrado muy bien y tal vez alguno se hubiera convertido pero se convirtieron más solo por oír la Verdad de su boca.
14/11/21 10:49 PM
  
África Marteache
Porque, además, ¿qué pasa cuando un cristiano por su pobreza no tiene nada material que ofrecer, como San Francisco de Asís? En sus condiciones las únicas Obras de Misericordia que podía practicar eran las espirituales que, no sé por qué, nunca se mencionan.
14/11/21 10:55 PM
  
Susana Labeque desde Argentina
Pedro una pregunta: hay que poner como dice " Nuestro sagrado deber es evangelizar a todos y todas." -----ahhh disculpe pero que hartazgo me causan estas expresiones ,correctas politicamente...lo dijo asi Jesus ???....Es necesario aclarar lo que es para todos , y ese masculino engloba a todos justamente??? Cito a la RAE " Respecto de las variante de género, la RAE rechaza el llamado lenguaje inclusivo y considera innecesarias las formas "todos y todas", "todes", "[email protected]" o "todoxs". "En español, el género masculino, por ser el no marcado, puede abarcar el femenino en ciertos contextos", argumenta."
14/11/21 10:57 PM
  
Bruno
Yolanda:

"Es una manera de predicar la fe, dar de comer evangeliza"

De acuerdo, iuxta modum. Y la matización que hay que hacer es precisamente lo que has dicho más abajo: "Habrá que hacer lo uno y lo otro". Dar de comer evangeliza si además hay evangelización explícita. En cambio, si no hay esa evangelización explícita, es lo mismo que hacen las ONG, los servicios sociales o una señora compasiva del portal de al lado, que nadie dice que estén evangelizando.

"Ambas cosas son mandato del Señor"

Cierto, pero conviene recordar otra cosa: no todos los mandatos son iguales. Evangelizar es algo incomparablemente más importante que dar de comer, por la sencilla razón de que la vida eterna vale más que la vida terrena, y dar la primera es más importante que dar la segunda. Por eso las obras de misericordia espirituales son superiores a las corporales. A eso se sume que el mandato específico de la Iglesia es evangelizar. Todo el mundo, cristiano o no, puede dar de comer a alguien, pero nadie más que la Iglesia puede cumplir ese mandato de ir al mundo entero a anunciar el Evangelio. Si la Iglesia omite ese deber, el mundo se muere por falta de Cristo.

Dicho eso, no tiene sentido oponer ambas cosas, ya que las dos son, como decías, cada una en su lugar, voluntad de Dios. Por eso, como yo también decía antes, si hay evangelización explícita las obras de caridad corporales también estarán transidas de fe y apoyarán esa evangelización, como su confirmación, su manifestación más clara, etc. En cambio, si no hay evangelización explícita, la impresión que saca el ayudado es, inevitablemente, que lo verdaderamente importante (para los cristianos) es que todo el mundo coma bien y tenga una buena vida terrena, y que lo de la fe es secundario, la guinda del pastel, algo bueno pero prescindible. De ahí que lo que se critica en el artículo sea la ausencia de evangelización explícita, que es algo incomprensible para la Iglesia, porque traiciona su ser más profundo y, me temo, manifiesta como tendencia una gran falta de fe. Basta ver a San Pablo: ciertamente cuando podía hacía una colecta para los pobres de Jerusalén, pero su pensamiento y su ocupación constantes eran anunciar el Evangelio a los hombres, no simplemente darles de comer, como si fueran animalitos.
14/11/21 11:00 PM
  
Susana Labeque desde Argentina
"Creo en el cristianismo, y mi impresión es que un sistema debe ser divino para haber sobrevivido tanta mala administración enajenada". ~ G.K. Chesterton
14/11/21 11:04 PM
  
Carmen L
Pues, ya creo que si cada plato que se entrega a un pobre hambriento, va acompañado de "da gracias a Dios que quiere alimentar tanto tu cuerpo como tu alma" ya habría quien se preguntara por ese Dios.
14/11/21 11:33 PM
  
África Marteache
Mira, Yolanda, el muy devoto católico Aristides de Sousa Mendes (que había levantado en su pueblo, Cabanas de Viriato, un monumento al Sagrado Corazón de Jesús) arruinó su vida y la de sus 14 hijos (creo que eran 14 aunque no estoy segura) por salvar unas 20.000 personas de las cuales por lo menos 10.000 eran judías, pero no trató de evangelizarlas. ¿Cuál fue el resultado? ¿Acaso se quedaron tan admirados que se convirtieron? Lo que hicieron fue hacerle multitud de homenajes y llamarle "Justo entre las Naciones", pero no convirtió ninguno. Como para esperar que alguien se convierta por el mero hecho de darle de comer.
Lo que hizo Aristides de Sousa estuvo muy bien porque lo hizo desde sus convicciones cristianas, pero a eso no puede llamársele evangelización. Aristides de Sousa fue un misericordioso, sin lugar a dudas, y murió en la pobreza más absoluta envuelto en un hábito franciscano en un hospital de caridad, pero no fue un evangelizador.
Las dos cosas pueden darse juntas o por separado, pero intentar evangelizar solo por ser misericordioso no da resultado, luego van los psicólogos y te llaman prosocial o altruista.
14/11/21 11:33 PM
  
Parmandil
El problema de base, me parece, es que nos hemos vuelto perezosos y sentimentalistas. Para no aceptar el que un amigo o un pariente no católico se irá al infierno como no se convierta, se tira demasiado de la misericordia divina, y acabamos con el resultado de pensar que no es importante la evangelización para la salvación de los demás.
15/11/21 12:18 AM
  
Bruno
Luis Fernando:

"Reunión de Cáritas arciprestal ... Me miraron como si estuvieran ante un alienígena. A los dos años ya había dos "iglesias" evangélicas en la zona llenas de colombianos y ecuatorianos"

Lo mismo, mutatis mutandis, he visto yo en alguna parroquia. No es que hubiera pereza por evangelizar o que no se hiciera bien. Es que les resultaba inconcebible hacerlo y les parecía algo de mal gusto que se sugiriese.

"Desatender las necesidades espirituales es un crimen contra las almas"

Para entender eso, hay que tener fe. Y, como tantas veces hemos dicho, ese es el problema. Quien no cree puede que alimente a otros, pero lo que no va a hacer es evangelizarles.
15/11/21 12:42 AM
  
Bruno
Pedro1:

"Callan vergonzosamente, porque causan vergüenza, pero no callan vergonzantemente, puesto que no sienten vergüenza por incumplir esta grave obligación de la Iglesia"

Es peor, me temo. Sienten vergüenza con solo pensar en cumplirla.
15/11/21 12:44 AM
  
Bruno
Pedro (el segundo):

"Mi eterna duda, “....y recordad que todo es gracia” Y que parte entonces ponemos nosotros?... para no caer en el luteranismo entiendo. Que diferencia hay entre “todo es gracia” y Sola Fidei""

Ya hemos hablado varias veces de esta cuestión en el blog. El problema siempre está en que tendemos a imaginar a Dios como una especie de Supermán que te está ayudando a levantar una piedra. Lógicamente, cuanto más fuerza haga Supermán, menos tienes que hacer tú. Y si él levanta la piedra del todo, tú no tienes que hacer nada.

En cambio, Dios no es así y la gracia es otra cosa. Dios no es un simple súper-hombre, al estilo de los dioses griegos. Es mucho más que eso. En él vivimos, nos movemos y existimos. Por eso mismo, Dios no es otro agente externo al estilo de los demás seres (otra “causa segunda”, decía la teología clásica). No sólo creó el mundo, sino que nos mantiene a cada una de sus criaturas en la existencia en todo momento, constantemente nos está dando nuestro propio ser. Dios no actúa desde fuera de nosotros, sino desde dentro. No constituye un obstáculo ni un competidor para nuestra libertad, sino que la impulsa, la favorece y la purifica desde dentro.

Con Dios no es cierto que cuanto más haga él menos tienes que hacer tú, porque la acción de Dios y la humana no están en el mismo plano. Ya no es que uno sea mucho más fuerte que el otro (como pasa con Supermán), sino que son dos cosas cualitativamente distintas. La gracia no actúa desde fuera de tu voluntad, sino desde dentro. La gracia hace posible que tú actúes bien y también que seas libre, como algo interior a tu esfuerzo y no exterior a él. Por eso no sucede como con Supermán (cuanto más hace él, menos tienes que hacer tú), sino que sucede lo contrario: cuanta más gracia, más libre eres tú y más tú mismo. Cuanto más hace Dios, más haces tú también. La piedra, en realidad, la levantaba Supermán. En cambio, una obra buena que hagas con la gracia la haces auténticamente tú mismo y esa obra tiene un mérito tuyo, real, por el que recibirás tu recompensa en el cielo... pero incluso ese mérito también es una gracia, un regalo de Dios.

Aparte de eso, que se aplica a la gracia estrictamente hablando (es decir, la gracia sobrenatural), además todo es gracia en sentido amplio, incluso en el plano natural. Si te fijas, tu misma existencia es una gracia. Tu voluntad, tu educación, tu naturaleza... todo son gracias qué has recibido de Dios. Como dice San Pablo: ¿qué tienes que no hayas recibido? Absolutamente todo se lo debemos a Dios. Todo, todo, todo.
15/11/21 12:59 AM
  
Bruno
Tamayo:

"Porque la gente se pregunta qué motiva ese comportamiento"

Pero entiende usted que la evangelización no tiene como fin preguntarse cosas, ¿verdad? Eso es la filosofía. Y también dan de comer las ONG seculares, y los gobiernos y las señoras amables a los gatos callejeros. Evangelizar es anunciar el Evangelio.

"Y me atrevería a decir que dar de comer evangeliza más que amenazar con el Infierno si uno no se bautiza"

Esto es una caricatura, claro, que no añade nada a la cuestión. En cualquier caso, como ya le han indicado, el infierno existe, ¿verdad? Pues habrá que hablar de él si no queremos engañar a la gente. ¿O es que la Dirección General de Tráfico no advierte de los peligros de no llevar cinturón de seguridad? ¿O es que el Ministerio de Sanidad no habla de las enfermedades que puede causar el tabaco? Pues si nos jugamos la vida eterna, habrá que decirlo. Cuando no se habla del infierno no es porque ahora evangelicemos muy bien, sino porque ha ido desapareciendo la fe en gran parte de lo que enseña la Iglesia, incluido el infierno.

"Recuerdo la anécdota de un hombre anciano en un asilo regentado por monjas, que llegó a decirles "hermanas, no sé si Dios existe pero si lo hace debe parecerse a ustedes""

Es consciente de que precisamente ese ejemplo que da es de alguien que no ha recibido la fe y no cree en Dios, ¿verdad?

En cualquier caso, como puede ver cualquiera, nadie ha defendido que no se ayude a los demás. Lo que se ha señalado, y es algo evidente, es que esa actitud de limitarse a la acción social no es evangelizar, de hecho es lo contrario de evangelizar y solo tiene como resultado lo que podemos ver a nuestro alrededor: la apostasía generalizada.

"Dios es amor y el amor se demuestra con obras"

¿Y qué se cree que son predicar, catequizar, celebrar la liturgia, etc.? Obras. Si el amor solo se demostrara cuidando del hambriento o del enfermo, Jesucristo no habría enviado a sus apóstoles al fin del mundo a anunciar el Evangelio. Les habría dicho que construyeran un hospital. Parece mentira que haya que explicar estas cosas.

"Lo que pasa es que eso de que la Iglesia da de comer a los progres, lo dejamos para cuando un político se pone con lo de que hay que pagar el IBI. Fuera de eso, les suena demasiado progre a algunos que ya han excomulgado a CÁRITAS y MANOS UNIDAS"

Nadie, absolutamente nadie ha dicho que no haya que dar de comer al hambriento o ayudar al necesitado, ni se ha criticado a Caritas o Manos Unidas por hacer esas cosas. Poner eso en nuestra boca es evidentemente absurdo y no añade nada a la conversación. Lo que se ha criticado es que se hagan (más o menos) grandes esfuerzos por satisfacer las necesidades materiales de las personas, y a la vez se desatiendan por completo las necesidades más importantes, que son las espirituales, empezando ante todo por la necesidad de conocer a Jesucristo. Eso solo puede provenir de la falta de fe (porque para alimentar al hambriento no hace falta fe, pero para anunciar a Cristo, sí).
15/11/21 1:14 AM
  
Haddock.
Digo yo que no sería mala idea el colocar en todos los comedores y repartidores de comida de Cáritas,un gran letrero que dijera :

"Si hoy puedes comer, no es porque yo sea un enrollau ni porque sea tonto, sino porque esto quiere Cristo-Dios a quien no conoces"

Bilingüe arabe-español.

15/11/21 2:28 AM
  
África Marteache
Me sumo a lo que Haddock dice porque, si no nosotros vemos a Dios en el sufriente, el sufriente también debería saber que el que les ayuda es Cristo y no nosotros, pobres servidores.
El Primer Mandamiento ilumina el segundo, si no hay Primer Mandamiento entonces es la voluntad humana a secas la que obra.
Los existencialistas, aunque los hubo cristianos como Kierkegaard, basan su filosofía en la asunción de la propia vida y dirigirla desde el ser por lo que podría darse que alguien la asumiera desde el sacrificio por los demás sin necesidad de Dios.
Pero si mi vecina, que tiene un hijo con grandes problemas psiquiátricos, me dice que el pilar de su conducta es la Fe es muy distinto que si me dijera que a la fuerza ahorcan. "Sin fe yo no podría soportar esto" me dijo hace dos días con los ojos llenos de lágrimas y yo le dije que rezaría por ella, lo cual me agradeció porque cree en el poder de la oración.
Por lo tanto ocultar deliberadamente la imagen de Cristo en una organización cristiana, como alguien ha dicho por ahí, es mandar un mensaje equívoco porque el beneficiado no sabrá nunca que es el mismo Cristo quién le ayuda por interpósita persona.
Esto de "interpósita persona" me encanta porque me lo enseñaron los masones que hicieron la Constitución Mexicana: "los sacerdotes no podrán recibir herencias ni directas ni por interpósita persona".
Pues, en este caso, y recurriendo al lenguaje jurídico, nosotros somos las interpósitas personas de las que Jesucristo se vale para socorrer, mientras que el existencialista que decide dirigir su ser a la ayuda a los demás no es vicario de nadie sino el autor único y principal.

15/11/21 8:12 AM
  
Francisco de México
Absolutamente de acuerdo con el post, pero me parece hace falta un poco de contexto para entender lo de la integración de los inmigrantes.

En México tenemos un fenómeno de emigración e inmigración. Muchos mexicanos van a trabajar a Estados Unidos de manera temporal con sus parientes algunos se quedan allá, la mayoría vuelve. Es la segunda generación (los hijos de los inmigrantes) de los que se quedan los que tienen alguna intención de integrarse a la sociedad norteamericana.

Nosotros hemos recibido y seguimos recibiendo muchos inmigrantes: caribeños, centroamericanos, españoles republicanos, libaneses, alemanes, etc. Y contrario a lo que dice el dogma progre de las bondades de la multiculturalidad, es una causa inevitable de conflictos, un solo ejemplo basta: nuestro presidente es descendiente de inmigrante español, seguramente rojo y republicano con su visión característica, un Pablo Iglesias.

El caso de México, la emigración temporal a Estados Unidos es por causas económicas y mutuamente beneficiosa para ambas naciones, al menos por determinados periodos de tiempo: cuando requieren mano de obra para trabajos muy duros. El conflicto comienza cuando esa necesidad disminuye (generalmente al final de la temporada agrícola), es entonces cuando las quejas de nuestros vecinos comienzan, nunca antes.

El caso de España parece ser diferente; los inmigrantes llegan en cantidades importantes cuando no hay necesidad de ellos, el paro de jóvenes (edad de los inmigrantes) parece rondar el 30%.. La causa de la inmigración en la Madre Patria parece ser mas política (atracción de nuevos votantes) que económica, lo que hace imposible la asimilación al catolicismo; los que los atraen son furiosamente anticristianos y algunos obispos parecen estar secretamente con ellos, luchando contra la evangelización.

Me da la impresión que la mayoría de los inmigrantes españoles saben que no encontrarán trabajo, pero buscan una vida mejor pagada por los impuestos de los españoles.

15/11/21 9:42 AM
  
Juan Mariner
Alguien ha dicho que hay que hacer "las dos cosas": alimentar y evangelizar. Ya hemos avanzado un poco...

Yo pido al Estado SOCIAL y democrático de Derecho que es España, que alimente a su población, ya que es un mandato constitucional (art. 1.1 CE) de aplicación directa. España se constituye, primero, en un Estado "social" y, después "democrático" de Derecho; si no no hay que ser tan democráticos y ser más sociales, no pasa nada, lo dice la Carta Magna. Los poderes públicos deben alimentar en sentido amplio a la población, no le corresponde a la Iglesia Católica, por ley.
15/11/21 10:40 AM
  
Emilio
Voto por la propuesta de Haddock, tan oportuno como siempre. Hay que prevenirse ante los que usan (y abusan) de nuestra generosidad. Sólo faltaría que se mofasen de nosotros.
15/11/21 11:16 AM
  
Argia
Las personas que somos cristianas, catolicas si hacemos una buena obra, sea a emigrantes, vagabundos o cualquier persona necesitada, deberíamos proclamar que nuestra buena obra la hacemos gracias a Dios, porque sinó es como si le estuvieramos robando la gloria a Dios, y haciendo ver al beneficiado que es solo gracias a nuestra bondad personal que lo hacemos. Y también deberiamos dar gracias a Dios por habernos dado la oportunidad de ayudar a alguien.
Muchas obras buenas no son reconocidas, al reves, a veces te pueden acusar hasta de intenciones oscuras, pero entonces sabremos si lo que hemos hecho ha sido para sentirnos bien nosotros mismos o por amor a Dios, y desde aqui al prójimo.
Si la persona que recibe el bién ve esto en nosotros, a veces nos preguntará, porque haces esto, y entonces aunque nos de verguenza, podremos decir: porque soy cristiana, o a lo mejor en un acto de audacia, : por el amor que me da Jesucristo.
Creo que en los centros parroquiales, o de Cáritas deberian poner carteles, tipo los de Haddock, y otros que les muestren claramente de donde viene esa ayuda, para que se interesen por nuestra Fe.
También,si emanamos a Dios, nos preguntarán por nuestro Dios.
15/11/21 11:25 AM
  
Pampeano
Respecto al tema una historia relatada por el propio protagonista, el Padre Christopher Hartley, misionero desde sus jóvenes años sacerdotales. Cuenta él, y lo ha relatado varias veces -y se lo he escuchado-, que estando en República Dominicana, en zonas de cañaverales de azúcar y terratenientes, se abocó con ahínco a mejorar la situación de los trabajadores de situación muy precaria, y logró mucho para ellos. En alguna oportunidad una mujer, esposa de uno de esos trabajadores, le agradeció a Hartley todo lo que hacía por ellos pero le dijo que las mejoras en los salarios su esposo y muchos otros se lo gastan en prostitutas y juego. Este asunto le abrió otro panorama. El mismo Hartley no se cansa de afirmar que dar soluciones materiales sin evangelizar no sirve absolutamente para nada. Y algo de experiencia tiene el hombre, hoy en Sudán del Sur, y personalmente creo que tiene razón. A ver quién es capaz de discutirle a él sentado en una cómoda silla comentando artículos; personalmente no me atrevería. Saludos
15/11/21 1:02 PM
  
Francisco de México
Pampeano:

excelente comentario, totalmente de acuerdo con él.

Por desgracia, me imagino que algunos de los obispos que nunca han evangelizado ni salido de misiones jamás.... pues simplemente no estarían de acuerdo, Me temo que hasta pudieran llamar pecado al proselitismo y a la evangelización.

Es tan fácil pedir que los demás hagan algo sin poner el ejemplo: no es lo mismo compartir tu propio pan que repartir el de otros. Lo primero es propio de un cristiano, lo segundo, de un político.
15/11/21 2:02 PM
  
Marta de Jesús
Pampeano, su comentario enlaza con el de Juan Mariner que pide que el estado se encargue de la alimentación. Sí, claro, y también de la salud y la educación. Pero como no es un estado cristiano, ¿qué tenemos? Niños cada vez más manipulados en la escuela, 'en sus cosas', a los que ya no se transmite la Fe. No se puede transmitir lo que no se tiene. Pederastia homohetero escolar a la puerta. Homosexualismo. Transexualismo... Aborto cuasi obligatorio (esperan ponerlo obligatorio). Eutanasia que irá hacia la cuasi obligatoriedad, esperando poder ponerla obligatoria. Al fin y al cabo manejan las pensiones de nosotros, pobres burgueses, y las familias están más disgregadas que nunca. ¿Quién da más? Creo que solo daría más el mismísimo Satán. Chips de implante obligatorio, no a mucho tardar, con el que tendrán control absoluto de cuerpo y mente. Gracias a Dios no del alma. Ésa enterita pal'Señor. Es decir, esclavismo puro y duro, de todos. Hasta los mandamases estarán controlados porque no se fiarán unos de otros. Sin cristianismo, vuelve la aceptación y proliferación de la esclavitud. Es así. La Iglesia volverá a tener que alimentar, educar y cuidar a los antisistema (antisistema de dicho sistema diabólico). Por Iglesia me refiero a los que quedemos como resto fiel 💓✝️🕊️🛐. Y en ese desolador panorama a lo mejor volvemos a Evangelizar. Con las obras, las palabras y nuestra propia vida. Yo he empezado con mi hijo mayor. Cosa que mis padres no hicieron conmigo. Algo es algo. Brotes verdes en la Fe. No nos pidáis mucho. Mimadnos. Somos todo lo que tenéis.
Bendiciones 🙏
15/11/21 2:40 PM
  
Gloria (Chile)
"Lo único que nos toca a nosotros, siervos inútiles, es ponernos en sus manos, rezar y recordar que todo es gracia."

Qué hermoso final para un excelente post.
Gracias.
15/11/21 6:27 PM
  
Renata
Hola Bruno,
quiero agradecer de corazón sus artículos, que disfruto muchísimo!
Según pude leer usted es traductor. Se puede saber de qué idiomas?
Un cordial saludo desde Alemania.
15/11/21 6:51 PM
  
Bruno
Renata:

Me alegro de que le gusten los artículos.

Suelo traducir del inglés y francés, pero también a veces del portugués, italiano o latín.
15/11/21 7:08 PM
  
Bruno
Argia:

"porque si no es como si le estuviéramos robando la gloria a Dios, y haciendo ver al beneficiado que es solo gracias a nuestra bondad personal que lo hacemos"

Muy bien dicho.
15/11/21 7:09 PM
  
Bruno
Emilio:

"Voto por la propuesta de Haddock, tan oportuno como siempre. Hay que prevenirse ante los que usan (y abusan) de nuestra generosidad. Sólo faltaría que se mofasen de nosotros"

La propuesta de Haddock, sin duda, es buena. En cambio, en cuanto a lo de las mofas, ya no estoy tan de acuerdo. Que se burlen de nosotros y abusen de nuestra generosidad es lo de menos. A fin de cuentas, también se mofaron de nuestro Señor y nosotros no vamos a ser más que Él. Por otro lado, los consejos evangélicos del Sermón de la Montaña se nos anima expresamente a dar el manto al que nos quita la túnica y a poner la otra mejilla al que nos abofetea. A menudo nos toca ser "tontos por Cristo", como decía San Pablo, y no pasa nada por ello.
15/11/21 7:13 PM
  
Pedro 1
El existencialista que decide dirigir su ser a la ayuda a los demás no es el autor único y principal. Esta y cualquier otra persona hacen el bien movidos por la gracia de Dios.
15/11/21 8:31 PM
  
África Marteache
La cuestión, Pedro, es que él si lo cree. Heidegger tiene una frase que a mi me pone los pelos de punta: "El hombre es el pastor del ser". Con eso te lo está diciendo todo. No se trata aquí de lo que tú creas sino de cómo lo ven ellos. Es indemostrable que alguien haga algo movido por la Gracia de Dios, para eso necesitas la Fe.
15/11/21 8:42 PM
  
África Marteache
Por otra parte tendría que decir que entre los existencialistas más conocidos ninguno de ellos decidió pastorear su ser en beneficio del prójimo, que yo sepa.
15/11/21 9:02 PM
  
FJavier
Frente a las diversas opiniones sobre lo que es o no evangelizar, tenemos las palabras de Pablo VI en EN 14: "Evangelizar constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda. Ella existe para evangelizar, es decir, para predicar y enseñar, ser canal del don de la gracia, reconciliar a los pecadores con Dios, perpetuar el sacrificio de Cristo en la santa Misa, memorial de su muerte y resurrección gloriosa". La acción caritativa puede entrar en el proceso evangelizador si se entiende éste en un sentido amplio. Pero propiamente, la evangelización es lo arriba citado. Más aún, el papa señala en EN 22: "No hay evangelización verdadera, mientras no se anuncie el nombre, la doctrina, la vida, las promesas, el reino, el misterio de Jesús de Nazaret Hijo de Dios". Y si la evangelización no es verdadera es falsa, o al menos, siendo benévolos, incompleta.


15/11/21 9:23 PM
  
Yolanda
Dar de comer evangeliza si además hay evangelización explícita
______
Dar de comer puede ser evangelización explícita. Que además lleve una predicación puede evangelizar más, o no.

Por otra parte, Bruno, esa jerarquía de obras de misericordia que estableces (tú, no Nuestro Señor) no explica por qué nos jugamos la salvación en evangelizar "explícitamente" (?) y no cuando damos de comer, ¡si es de eso de lo que explícitamente -aquí sí es explícitamente- hacen depender la salvación las ipsissima verba del Señor!

Si de verdad las obras de misericordia espirituales son superiores, hasta el punto de que de ellas depende la salvación, lo mejor es emplear la vida en rogar a Dios por vivos y difuntos, pero no rascarse el bolsillo. Además, aquí todos estáis segurísimos de que la gente que recibe comida, ropa, juguetes o dinero de Cáritas ni sabe ni le importa qué es Cáritas (si son musulmanes de origen, menos aún) y son sólo unos aprovechados.

Testimonios bien recientes hay de conversiones por el testimonio de generosidad de los cristianos.

E insisto en que una cosa no quita la otra.

África, si un cristiano es tan pobre que no puede dar nada material, pues no lo da, claro, vaya ocurrencia. Todos estamos de acuerdo en que hay muchas formas de evangelizar. Las obras de misericordia corporales son algunas de ellas. Y son absolutamente imprescindibles, ineludibles, por mandato explícito del Señor, que hizo depender de ello nuestra salvación. Y el que carezca de todo lo material, aún puede, quizá, atender a enfermos y visitar a presos.
15/11/21 9:24 PM
  
Bruno
Diácono:

"Voy de visita a una empresa de inserción de Cáritas de mi diócesis. Voy por las instalaciones y veo que no hay NINGÚN signo religioso, imagen o cruz, que indique que estemos en un centro caritativo CATÓLICO. Sólo hay algún cartel de Cáritas que, como sabemos, no suele tener tampoco ninguna alusión religiosa, de Dios o eclesial. Pregunto muy educadamente que me extraña que no haya allí ninguna cruz que presida aquello. Y la respuesta de la trabajadora-encargada es: "es para no ofender a los inmigrantes de otras religiones""

Lo más curioso es que, a la vez que nos avergonzamos de manifestar la fe y hablar de ella, nos permitimos sermonear interminablemente a todo el mundo sobre ecología, cambio climático, fraternidad universal, democracia, constitución, el "verdadero islam", inmigración y otras cien cosas de las que pontifican los documentos eclesiales.

"¿Cómo vamos a convencer al mundo si no estamos convencidos nosotros?"

He ahí el núcleo de la cuestión. Nadie da lo que no tiene.
15/11/21 10:04 PM
  
Bruno
Yolanda:

"Dar de comer puede ser evangelización explícita"

Er, explícita no. Se puede discutir si es una evangelización implícita, pero explícita evidentemente no lo es. Para que sea explícita hay que explicitar el anuncio de Jesucristo.

"Por otra parte, Bruno, esa jerarquía de obras de misericordia que estableces (tú, no Nuestro Señor)"

Es la jerarquía tradicional que siempre ha enseñado la Iglesia porque la enseña el mismo Cristo: "Trabajad no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura y que da la vida eterna; el que os dará el Hijo del hombre", "No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. No, temed al que puede llevar a la perdición alma y cuerpo", "No os hagáis tesoros en la tierra...sino haceos tesoros en el cielo...". Y un larguísimo etcétera. Las cosas del espíritu son superiores a las del cuerpo.

"no explica por qué nos jugamos la salvación en evangelizar "explícitamente" (?) y no cuando damos de comer"

Supongo que no me he explicado bien. En evangelizar o no, nos jugamos la salvación del prójimo. Lo que da la evangelización al que la recibe es la fe que nos salva. Si no evangelizamos, el mundo se muere porque le falta Cristo.

"¡si es de eso de lo que explícitamente -aquí sí es explícitamente- hacen depender la salvación las ipsissima verba del Señor!"

Como siempre ha enseñado la Iglesia (y el sentido común), esas palabras no son una descripción exhaustiva, sino una imagen que resume algo muchísimo más amplio. De hecho, en ellas ni siquiera están todas las obras de misericordia corporales. Son un resumen de todas las obras de misericordia, incluidas sin duda las espirituales. De otro modo, por ejemplo, no podría decir Santiago: "el que convierte a un pecador de su camino errado, salvará su alma de la muerte y cubrirá multitud de pecados".

"Si de verdad las obras de misericordia espirituales son superiores, hasta el punto de que de ellas depende la salvación, lo mejor es emplear la vida en rogar a Dios por vivos y difuntos, pero no rascarse el bolsillo"

El "mejor" es cierto. En cambio, el "pero no" es cosecha tuya que no se deduce de lo anterior. Alimentar a alguien es bueno y meritorio, pero la oración es más valiosa, porque está en el plano sobrenatural, que por definición es superior al natural. Igual que la vida contemplativa es superior a la activa. En cualquier caso, no hay "pero no", porque rezar por alguien no impide rascarse el bolsillo.

"Además, aquí todos estáis segurísimos de que la gente que recibe comida, ropa, juguetes o dinero de Cáritas ni sabe ni le importa qué es Cáritas (si son musulmanes de origen, menos aún) y son sólo unos aprovechados"

No sé de dónde sacas eso, pero yo no lo pienso. Es más, pienso que aunque fueran aprovechados eso daría igual.
15/11/21 10:18 PM
  
África Marteache
Yo por lo menos no he dicho que sean unos aprovechados, cogen lo que se les da como haría yo, pero no tienen por qué plantearse por qué. Incluso si a uno le salva la vida un cristiano no tiene por qué plantearse lo que le llevó a ello.
En mis muchas incursiones por la historia del Siglo XX he visto la acción de los cuáqueros: alimentaron a los alemanes depauperados después de la IGM, atendieron a los exilados españoles en Francia, fueron los únicos a los que les permitieron entrar en los campos de concentración de la Francia de Vichy, escondieron a los perseguidos dentro del III Reich...¿Cuántos conversos conoces a esa secta? Porque no son trinitarios y, por lo tanto, no se les considera cristianos, pero es evidente que daban de comer al hambriento, protegían al perseguido, etc...
A mi me dieron mucho que pensar, desde luego, porque estaban por todas partes en los momentos que más se les necesitaba y no es que haya habido mucho propaganda del asunto pero, si rascas, salen.
A mi me parece que para que alguien se convierta se necesita más que eso porque si no, comprobado lo que comprobé, hasta yo sería ahora cuáquera.
15/11/21 10:22 PM
  
África Marteache
Por cierto los cuáqueros, además de ayudar, son pacifistas y no hacen proselitismo. Son el modelo de la suma perfección, pero a mí no me convencen porque necesito más que eso. No rechazaría su ayuda, pero por eso no me iba a poner a temblar.
15/11/21 10:28 PM
  
África Marteache
Fue tan grande su ayuda que en las ciudades alemanas siempre había una Quacker Strasse. Hasta los mismos nazis no sabían qué hacer con ellos porque muchos de niños habían sido alimentados, vestidos y despiojados por los cuáqueros y hasta los miembros de la Gestapo los miraban de aquella manera. Pero no lograron apenas conversiones, los cuáqueros eran un número muy inferior a los testigos de Jehová en Alemania y estos últimos no eran tan misericordiosos ni mucho menos. Así que átame esa mosca por el rabo.
Está bien que exista Cáritas pero, repito, la evangelización es otra cosa. Consigue más un testigo de Jehová con la Biblia en la mano, de puerta en puerta y dando la lata que todos los cuáqueros con sus ayudas. Y no es un "poné", que decía mi padre, es que está demostrado estadísticamente.
15/11/21 10:37 PM
  
África Marteache
La fe de los cuáqueros no calienta aunque, paradójicamente, su misericordia parece ser muy grande. Ahora mismo en Rusia no hacen más que perseguir a los testigos de Jehová, pero ¿habrá cuáqueros en Rusia? ¿Y cuántos hay aquí? No puede haberlos porque no hacen proselitismo. A ver si nos va a pasar a nosotros lo mismo. Nadie, ni los nazis, se metieron con ellos porque son inocuos.
15/11/21 10:49 PM
  
Lucía Victoria
Testimonio real del pasado viernes noche, por poner sólo un ejemplo.

Grupo de tres personas que, junto con otras, se turnan para salir los fines de semana a repatir bocadillos y caldo caliente a personas que duermen en la calle, en su mayoría hombres. El Señor, que es el que hace y hace lo que quiere, muy en su estilo, logra una triple carambola evangelizadora, muy sutil pero ​muy potente:

1.- Con los propios indigentes, uno de los cuales en un momento rompe a llorar, mientras dice "tengo que hacer las paces con Dios".

2.- Con una pareja de turistas, que observa toda la jugada desde un banco próximo, uno de los cuales se acerca emocionado para agradecer y manifestar su admiración por la labor de tres simples parroquianos.

3- Con los propios voluntarios, a quienes uno de los sintecho da una lección de generosidad, cuando, tras haber dicho que llevaba horas esperando a los voluntarios, porque tenía mucha hambre, no duda en partir su bocadillo, al enterarse de que el suyo era el último y que los siguientes se iban quedarse sin él.

Dar de comer evangeliza, vaya si evangeliza. La clave, creo, es dejar que se vea el sello inconfundible del Señor, que es su Amor.
15/11/21 11:28 PM
  
hornero (Argentina)
En efecto, casi ocho mil millones de hermanos esperan el anuncio del Evangelio y su llamado a la conversión. Sí o sí, a la Iglesia no le queda otra. Y si no sabe cómo encarar la cuestión, que haga oración, que se humille impotente, que recurra a la Aurora de María. Allí sabrá que sí es posible, y no tan imposible como imaginan. Si no lo hace, rendirá cuentas a Dios.

Sé que navegamos por el océano de la existencia, no por una charca. A dónde se dirigen, a qué punto del océano se encaminan las Carabelas de Dios a cuyo bordo va el universo, lo ignoro.

Sé que navegamos, que María nos Conduce al Reino de Dios. Esto supera todo entendimiento; sus acordes no hay pentagrama que los contenga; sus proclamas inextinguibles atruenan con más poder que las trompetas de Jericó (Josué, 6); su silencio, mayor que el ruido y vocerío, tiene la potencia de los coros angélicos; sus esplendores disuelven la cizaña, derrumban la Babilonia, y hacen madurar el buen trigo. Por una ventana ha entrado la Luz de la Gloria de la Aurora de María, y está transfigurando a la Creación.

El discurso humano cesa ante lo Inefable. Es demasiado inmenso para la polémica. La física y la astronomía modernas se detienen desconcertadas ante una realidad que no responde a las nociones del conocimiento sensible espacio-tiempo (física clásica de Newton, etc), ni siquiera encaja en “el espíritu de la teoría cuántica, ni en la mística aritmética de Sommerfeld” (Heisemberg, “Diálogos sobre la Física Atómica”).

Que la Aurora de María nos ilumine y fortalezca en medio del oceáno.


16/11/21 2:41 AM
  
Francisco de México
Lucía Victoria:

Repartir pan entre los que tienen hambre, por si solo y sin evangelizar, no es cristiano, ni siquiera es intrínsecamente bueno, ya lo hacían los populistas romano bajo el lema de "Pan y circo". Favor de notar que repartían el pan de otros, nunca el propio.

En la actualidad lo hacen los gobiernos populistas para lograr un clientelismo político bajo diferentes nombres en sus programas donde reparten dinero sin ningún control "Becas", "Sembrando Vida", "Renta Básica" son solo unos ejemplo. Solo buscan los políticos que voten por ellos, ejemplos sobran, Chávez en Venezuela, López Obrador en México, Sánchez en España.... También usan el dinero de otros, el de los impuestos, nunca el propio.

Pero debe considerarse también otro ejemplo: la "Cruz Roja", una institución que tiene, incluso símbolos y es de inspiración cristianos pero que no logra conversiones ni evangeliza. Incluso se ha vuelto "multicultural" ahora usa también la media luna y la estrella de David rojas? Labor muy noble, sin duda, pero que no predica las enseñanzas de Cristo.

Repartir el pan ajeno, sin atender a las almas, puede ser una labor perversa, con los gobiernos populistas, o incluso noble, como el caso de la Cruz Roja, pero no parece ser verdadera caridad cristiana.
16/11/21 9:19 AM
  
África Marteache
¿Qué pasa con las organizaciones o los particulares antiabortistas que van a rezar ante los abortorios? ¿Son misericordiosos? ¿son evangelizadores? ¿son tocapelotas? Porque algo deben de ser.
En general estas organizaciones son de cristianos laicos a los que la Iglesia no suele incentivar. Evangelizadores no son propiamente, pero rezan; misericordiosos tampoco pero defienden al nonato; así como los repartidores de bocadillos no molestan al Establishment, los grupos provida están sometidos a leyes cada vez más restrictivas. Es decir no son inocuos y, mira por dónde los pacíficos y muy misericordiosos cuáqueros son abortistas porque, como ya he dicho, ellos en honduras no se meten.
Y ese es el modelo a seguir que se nos propone claramente.
16/11/21 9:55 AM
  
Argia
Lucia Victoria
Es verdad que el Señor hace las cosas como quiere, y toca los corazones cuando quiere, pero el primer indigente ya era creyente, sino no hubiera dicho que tenia que hacer las paces con Dios. Por otro lado no dices si alguien le ayudo a hacerlas realmente, como lo de animarle a pasar por el confesionario.
El turista, alabó la buena obra, que es obvia para casi todo el mundo.
Se ve el amor, pero hace falta ponerle nombre a ese Amor, porque sino se convierte en una energia abstracta que circula por ahi, de la cual participan algunos.
Cristo es nuestro motor, nuestros camino y nuestra vida, y es El que nos da la gracia de poder ayudar y esto hay que comunicarlo siempre que podamos, a tiempo y a destiempo, como dice S. Pablo.
16/11/21 10:43 AM
  
hornero (Argentina)
¿Quién dice que no se da? El “primer mundo” da hasta ahogarnos en la pudrición del consumismo. Así, andamos. Da el aborto y la eutanasia a quienes lo desean, la droga, la farándula, LGTB, disolución de la familia, le da a Europa la experiencia inédita de cambiar su población por otra, y su cultura por las bellotas de los cerdos.

No es cuestión de dar, sino de saber que lo que se da es bueno. No basta esto, hay que saber recibir. Porque a veces se tira margaritas a los cerdos.

Cristo nos da a Su Madre, y el autoproclamado “primer mundo”, cristiano o no, no la recibe. Habla de Cristo, pero rechaza a Su Madre, la silencia, la reduce, la ningunea. Así les va,

No sólo hay que dar; hay que tener la humildad, la sabiduría, y el coraje de recibir la tarea de romper con el mundo, aún cuando ese mundo nos hinche de orgullo y nos permita sonreír ignorantes de las ojivas nucleares que lo apuntan.



16/11/21 11:58 AM
  
Juan Mariner
Francisco de México: más claro: agua.
16/11/21 12:52 PM
  
Marcelo
Me parece muy claro que tanto evangelizar como atender a las necesidades materiales del prójimo son mandatos del Señor y deberes de la Iglesia y que una cosa no sustituye a la otra. Además, me parece evidente que la salud del alma es más importante que la del cuerpo. Estas cuestiones, para un católico, no son temas de debate. Si bien las obras corporales de misericordia ayudan a la evangelización, no la sustituyen y, por lo tanto, la Iglesia no puede limitarse a atender aquello descuidando lo esencial.
16/11/21 1:18 PM
  
Marcelo
Bruno, me podría indicar por favor en qué posteos habló sobre la acción de la "gracia de Dios"?

Gracias.

16/11/21 1:49 PM
  
Néstor
"hermanas, no sé si Dios existe pero si lo hace debe parecerse a ustedes".

Por eso, eso es lo que se consigue. No sabe si Dios existe. Lo que se consigue es que nos elogien al mismo tiempo que denigran nuestra fe. Desgracia de elogios. No se evangeliza con indirectas, la gente tiene el cuero duro y apenas se entera de algo si se le pone un cartel enfrente. Digamos la verdad: nos da miedo anunciar el Evangelio, o no nos interesa.

Saludos cordiales.
16/11/21 3:14 PM
  
Bruno
Tamayo:

Ya es bastante malo que haga caso omiso de los argumentos que se le dan y lo lleve todo a sus obsesiones políticas. Todavía peor es que se comporte como un maleducado, insultando a los demás. Así que borro su comentario.
16/11/21 3:21 PM
  
Lucía Victoria
Francisco, de por supuesta la evangelización de las personas que hacen obras de misericordia por el Señor y con el Señor. Y que por cierto, son más fructíferas aun cuando se hacen en la gracia de Dios. Me faltó, quizás, decir que son católicos practicantes, dentro de una iniciativa de la parroquia. Ni qué decir tiene que no estaba hablando ni de asistencia social, ni de acciones solidarias, ni mucho menos de estrategias políticas del partido de turno.

Argia, a los turistas se les dio, creo, un testimonio genuinamente cristiano: "Mirad cómo se aman". Desconozco si en esta ocasión mencionaron la posibilidad de confesarse al hombre al que me referí, pero no lo descarto porque en otras ocasiones sí lo han hecho (alguno incluso lo ha pedido directamente, cuando le ha tocado turno al cura). De lo que sí hubo ocasión esta vez fue de rezar con estas personas, la mayoría de las cuales expresaban su agradecimiento por el simple hecho de que haya alguien que les hable.
16/11/21 3:25 PM
  
África Marteache
Tamayo: Debe de haber alguna confusión porque aquí hablamos genéricamente de los pobres, no de los "migrantes", a no ser, claro está, que un pobre español no pueda ir a Cáritas.
Por otra parte suponiendo que estas personas sean descendientes de los barcos, que también se llaman así, has de tener en cuenta que en aquel tiempo nadie les daba de comer. Había organizaciones de la Iglesia, siempre las ha habido, pero los gobiernos no tenían programas de ayuda, no había Seguridad Social para nadie y se arriesgaban a morir de hambre si no encontraban trabajo.
La situación era radicalmente distinta y, por lo tanto, no comparable: había mucho más posibilidades de trabajo que hoy, pero ninguna ayuda.
En el S. XIX y principios del XX muchos de esos emigrantes ocuparon y poblaron territorios semidesiertos, mientras que hoy la España interior está vacía.
Por otra parte es arriesgado suponer que todos son emigrantes, en Argentina menos, pero, aunque te hayan contado que los españoles mataron a todos los indios y te lo hayas creído, un mexicano tiene muchas posibilidades de ser mestizo, siempre que no sea López Obrador, por supuesto.
16/11/21 3:30 PM
  
Francisco de México
Señor Don Tamayo.

En México todos los inmigrantes de bien son recibidos, pero siempre hay trigo y cizaña, unos son trabadores y otros vividores.

De España hemos recibido a gente trabajadora como el padre de Lorenzo Servitje, fundador de la empresa Bimbo y también recibimos al abuelo de nuestro actual presidente, quién tardó casi 15 años en terminar la carrera universitaria y no parece haberse enterado que el trabajo de un presidente es solucionar problemas y no crearlos.

Entre los mexicanos que trabajan en Estados Unidos los hay muy admirables... también los hay execrables. No veo ninguna razón para pensar que es diferente en España y sus inmigrantes, pero si hay una algo que asombroso, en Estados Unidos el desempleo es de un 5% y necesitan mano de obra durante el tiempo de cosecha. En España tienen desempleo juvenil de un 30% - 40%, y no parece haber necesidad de importar mas personas para que no encuentren trabajo y que los mantenga el estado.
16/11/21 3:49 PM
  
Fraileví
SUSANA LABEQUE DESDE ARGENTINA.

De acuerdo con su comentario de 14/11/21 -11:04PM

La cosa no tendría mayor importancia si no fuera una manera más de comprobar hasta dónde estamos dispuestos a aguantar las impertinencias de quienes tratan de cambiar nuestros valores y lo que Dirán te siglos hemos construido

Esperemos que en América conserven lo bueno que les llevamos, (Lo malo olvidenlo) y nos lo reenvien, que nos es muy necesario.
16/11/21 4:40 PM
  
África Marteache
Con respecto al derecho a la inmigración, las posibilidades son éstas:

1) Fronteras cerradas.
2) Fronteras abiertas con control del país receptor por razones de soberanía.
3) Fronteras abiertas sin control.
4) Fronteras abiertas sin control y ayudas a todos los que vengan sin importar número.

La primera es contraria al Derecho de Gentes que ya estableció la Escuela de Salamanca mucho antes de que existiera la ONU y el Derecho Internacional.
La última es imposible.

En este momento, y a pesar de las medallas que se ponen, no sabemos cuántos y por qué criterios se devuelven a sus países.
16/11/21 5:14 PM
  
Cos
África Marteache
Con respecto al derecho a la inmigración, las posibilidades son éstas:
[...]
-------------------------------------

Tal cual. Por eso es muy gracioso ver a un libertario coincidiendo con un izquierdista -del tipo que sea- en su defensa de las fronteras abiertas. El primero no cree que las autoridades públicas tengan la obligación de prestar asistencia social, es mas, piensa que su deber es no prestarla. Pero el segundo ¿cómo puede no creer en las fronteras cuando es él mismo el que las establece a través de las políticas públicas?

Aunque en España hay otro problema creo que mas serio, que es el del Islam. No es lo mismo inmigración cristiana que musulmana. De hecho, la emigración es usada como instrumento político por ciertos estados, hoy en día se le llama guerra híbrida. Lo estamos viendo estos días en la frontera este de Polonia, y en España lo vivimos cada cierto tiempo en la frontera con Marruecos y a gran escala con la marcha verde en el Sahara. A Ceuta y Melilla no les queda mucho para volverse musulmanas y reclamar su incorporación a Marruecos. Y sabemos el predicamento que tiene Al Andalus en el mundo musulman y la añoranza de éste por su gran pasado.
Encima, como dice Bruno, en vez de aprovechar la inmigración para evangelizar lo que se muestra al mundo musulman es la vergüenza de mostrarse cristiano. El otro día fui al hospital y me encontré en la pared de encima del mostrador de la recepción una pequeña estampita de la Virgen, algo muy raro de ver ya en España, o por lo menos en muchos sitios, pero que para mi significó una gran alegría, como una hermosa luz que iluminaba la estancia. ¿Cómo no ver que de lo que está hambriento el mundo es de Dios?

Por otra parte, hay que reseñar que hoy en día el islamismo está siendo promocionado sin ambages por los politicos y por los posmdernos, y al mismo tiempo que derriban las cruces de las plazas y caminos. Es especialmente cómica la promoción que se hace del uso del hiyab ¿nos imaginamos lo que dirían del hiyab si quien predicase sobre él fuese el mundo católico? En definitiva que posmodernos e Islam forman una extraña pinza en la lucha revolucionaria contra la tradición católica de España, de la cual hay que eliminar hasta su memoria. Pero ese es ya otro tema, y muy amplio.
16/11/21 9:20 PM
  
hornero (Argentina)
Viejo Mundo y Nuevo Mundo: “No vale cualquier futuro” (Cardenal Cañizares).

Hay perspectivas diferentes: mientras los conquistadores y evangelizadores se abrían paso en estas tierras, machete y espada en mano, fundaban ciudades y civilizaban, los filósofos y teólogos europeos daban señales de de una decadencia que fue destruyendo la cristiandad de sus pueblos.

Europa, que fue obra maestra de la cristiandad, hoy se debate, como Hamlet, entre “ser o no ser”. El principio de identidad enunciado por Parménides: “el ser es, el no ser no es”, ha sido abolido de la inteligencia moderna.

Consecuencia de esta disgregación del hombre, es su estado dubitativo y conflictivo, abrumado por la carencia de un objetivo sólido al que dirigir su pensamiento y actos. Cuando se pierde la orientación, se deambula. Los discursos se vuelven insustanciales, porfiada verborragia de arqueología del pasado, que revuelve en él en busca de un saber perimido: el del “hombre viejo del pecado”.

El Señor sabe la insuficiencia de la Iglesia y de la humanidad para hacer frente a la astucia y furor del demonio que “sabe le queda poco tiempo” (Apoc.). Por eso envía a Su Madre, la Señora Vestida de Sol, como Aurora que resplandece e irradia la Luz de la Gloria de Cristo. A fin de preparar el camino a la Venida del Señor.

En la Aurora de María hallaremos los recursos de sabiduría, santidad y alientos que harán de nosotros “hombres nuevos” (Ef 4, 22-24). Entonces nos sumaremos decididos a la gran tarea de evangelizar los casi ocho mil millones de hermanos que esperan el anuncio del Evangelio. Que no nos paralice la ecología, ni las críticas al CVII, ni el mirar al pasado, ni las habladurías que generan, porque ¿de qué sirve un pasado, obra del “hombre viejo”, si ese pasado demostró su ineptitud frente al ataque final desatado por el demonio?

Es necesario agachar humildemente nuestras cabezas y confesar ante María nuestra impotencia. Sólo tomados de sus Manos podremos salir de la ciénaga que nos atrapa y sumerge.


17/11/21 12:13 AM
  
Guillermo PF
Malamente empezamos afirmando, sin margen siquiera de hipótesis, que ya los Apóstoles llevaron el Evangelio a (las actuales) España e India. Como afirmar también que:

"Cuántas parroquias hay que dan dinero a los inmigrantes o les buscan trabajo, pero no les predican la fe, que es lo que más necesitan".
- Dudo bastante que la motivación que empuja a los emigrantes a abandonar su lugar natural esté más necesitada de predicación religiosa que de materialismo puro y duro. Que en buena medida fue también la que nos empujó a los europeos al Nuevo Mundo (vale, concedamos que fifty-fifty con la evangelización en segundo lugar).
Materialismo, por cierto, que tampoco estaría mal que nos aplicáramos nosotros mismos. Vienen tiempos feos en los que pudiera ser que echemos de menos tanta caridad a tutiplén. En eso sí que admiro a Polonia, que entre dar posada o guardar aceite lo han tenido claro.
17/11/21 12:33 AM
  
hornero (Argentina)
La Aurora de María lleva la Historia de la Salvación a los “tiempos nuevos de María”. Éstos preparan el camino de la Venida del Señor.

Subsisten juntos dos horizontes: el del “hombre viejo del pecado” y el del “hombre nuevo” nacido en Cristo. Mientras aquel se extingue, éste amanece: “Ha venido el Día ¿Y no lo ven” (Mens. de Jesús en San Nicolás).

Nos enfrentamos a una gran decisión: partir la Historia entre el pasado, y el futuro que ha llegado como presente.

Podemos permanecer en el tiempo histórico del “hombre viejo”, siguiendo su ruta estéril y su derrumbe. O, despertar a la nueva realidad de un Amanecer de la Historia que ha de catapultar a la Iglesia, a la humanidad y al universo a la nueva condición: preparación del camino a la Venida del Señor.

Tarea inmensa, que conduce María, acompañada por las milicias angélicas, los bienaventurados y sus hijos fieles de la tierra. “Es todo un mundo que debe ser edificado desde sus fundamentos” (Pío XII), para lo cual necesitamos “Cruzar el umbral de la Esperanza” (S. J. P. II), e instaurar la “Civilización del Amor” (S. Pablo VI).

Mundo deslumbrante que surge bajo la Aurora indetenible; incipiente, poco visible aún, pero que habrá de resplandecer de más en más, hasta su plena manifestación.

María nos invita a abandonar el mundo del “hombre viejo” que termina, e incorporarnos a la tarea magnífica de edificar un Mundo Nuevo.


17/11/21 7:22 AM
  
Yolanda
Como siempre ha enseñado la Iglesia (y el sentido común), esas palabras no son una descripción exhaustiva, sino una imagen...
_________

Aaaaah, acabáramos: que es metafórico, que comer no significa exactamente comer, ni vestir, vestir, como dicta "el sentido común".
Fascinante.
17/11/21 8:21 AM
  
Tamayo
Francisco de México, lo que no entiendes es que no se trata de la necesidad de España de recibir inmigrantes, sino de la necesidad de los inmigrantes de venir a España.
Y que en España además de un paro juvenil alto, hay sectores que no se cubren con mano de obra española, porque las condiciones laborales son duras.
Y un joven español en paro con una carrera de ingeniería no se pone al volante de un camión, para recorrer Europa pasando fuera de casa 200 noches al año, a cambio de 1.300 euros mensuales.
Y los partidos como VOX que seguro que son de tu agrado por lo que escribes, no van a cambiar esas condiciones de trabajo, pues siempre se oponen a las subidas de sueldo y otras mejoras, lo que quieren es expulsar a los inmigrantes y que los españoles ocupan sus puestos de trabajo en las mismas condiciones tercermundistas.
Pero en realidad este post no va re relaciones sociolaborales, sino de integrar a los inmigrantes en las sociedades católicas.
Primer paso: no criminalizarlos, no estigmatizarlos, no mentir sobre ellos ni llamarlos invasores ni parásitos.
No son peones de ninguna conspiración masónica, son simplemente gente con hambre que además en muchos casos huyen de guerras, de la literal esclavitud, huyen de la yihad.
Igual que los gachupines que llegaban a América.
En el primer tercio del siglo XX tres millones de españoles fueron a América.
En Brasil había escuelas exclusivamente con alumnos alemanes o italianos del aluvión tan grande que llegó por las mismas fechas.
A Venezuela se le conoce como la octava isla canaria.
Sin embargo ahora en Chile han asaltado un campamento de inmigrantes venezolanos, prendiendo fuego a sus tiendas de campaña.
Igual trato han recibido en Perú y Brasil.
Los nietos de inmigrantes linchan a sus primos hermanos.
17/11/21 10:16 AM
  
África Marteache
Toda África puede tener la necesidad de venir a Europa y, como tienen esa necesidad, países como Nigeria, que tiene 211,401,000 habitantes, Etiopía 117,876,000,Tanzania 59,441,988, Kenia 47,564,296, Sudán 43,955,695 y Uganda 42,885,900 pueden hacer el traslado. Eso sin contar los de Oriente Medio.
Haz el cómputo y verás que lo mejor que podemos hacer es ir haciendo las maletas hacia África para ocupar su lugar, aunque es evidente que entonces se van a encontrar con un continente pequeñísimo para ellos y enorme para nosotros. Pero no importa, todo sea para bien. Con la bajada demográfica que está experimentado España nos metemos todos en Costa de Marfil tan ricamente que tiene 322 463 2​ km² en vez de los 504 782 de España, pero a los alemanes, franceses e ingleses que son los únicos con población competitiva, hará que dejarles territorios más amplios, digo yo.
Así todos seremos emigrantes lo cual empieza a ser el ideal que es algo así como querer ser invitado en una casa que no tiene dueño. Tutti li mundi molto contenti. Vivamos en la utopía.
17/11/21 10:45 AM
  
África Marteache
No se dice gachupines más que en México, en el resto de América, sobre todo en la Austral, el nombre es gallego, maturrango o chapetón (en desuso). Excepto los canarios que son isleños.
Y como son nombres despectivos ya indican la alegría conque fueron recibidos. ¿Quieres que les pongamos nombrecitos a cada grupo migratorio para quedar empatados?
Porque eso que ahora se considera denigrante fue normal y era el turco Cafrune, el gallego López, el tano Bergonzoli o la rusita Kosolkaya, Y, si es en la migraciones internas: maqueto o charnego.
Así que no vengas con entradas triunfales anteriores porque nunca las hubo. Por cierto, cierto que tenemos una deuda de acogida con los países hispanos, pero con África no, por lo que si se trata de pagar deudas ellos deberían tener preferencia.
17/11/21 11:02 AM
  
Argia
Los inmigrantes que vienen a España, no son los que tienen hambre, pues tienen que pagar un paston para poder venir, con ese dinero en su pais podrian comer muchos dias.
Y tampoco es igual inmigrante que refugiado, el que proviene de un pais en guerra.
En cuanto a esto de la guerra, en España durante la guerra civil algunos se exiliaron, pero la mayoria se tuvieron que quedar en España y combatir o resistir como pudieron.
Estas masas de gente que vienen de paises en guerra, como por ej. las de Siria, no son fáciles de absorber por ningún pais, sobre todo con culturas tan diferentes, además que estos refugiados en su mayoria declaran que se quieren quedar en Europa.
Entonces ya no es ni inmigración, ni buscar refugio de la guerra, esto se convierte en invasión.
17/11/21 11:40 AM
  
Francisco de México
Señor Don Tamayo:

el tema de la migración es un tema muy profundizado en mi patria, yo mismo he tenido la oportunidad de Estados Unidos por algún tiempo, así que su amable comentario " lo que no entiendes es que no se trata de la necesidad de España de recibir inmigrantes, sino de la necesidad de los inmigrantes de venir a España." me hace sonreír.

Me temo que si la migración no es mutuamente beneficiosa, tanto para el país que recibe como para el recién llegado, no se puede llamar de esa manera, su verdadero nombre pudiera ser colonización, invasión, conquista o quizás, en el mejor de los casos, refugiados, pero no migración. Créame que el ser humano cuando reconoce que el que llega le ayuda a vivir mejor está encantado de recibirlo.

Una buena política parece ser que los migrantes deben ser integrados a la cultura nacional, nunca al revés. Y por supuesto los invasores, aquellos que solo buscan beneficiarse ellos mismos y no al país receptor, rechazados.

Ahora viene una pregunta, con el paro a niveles estratosféricos en España ¿se beneficia con mas desempleados? Me da la impresión que no es el momento de acoger mas migrantes, y cuando lo sea, creo que pudiera acoger a millones de Venezolanos (consecuencias del chavismo) que son, en este momento, el país mas pobre de América, superando a Haití. Seguro estoy que aman y respetan más a la madre Patria que los que quieren introducirse a España en forma ilegal.



17/11/21 12:13 PM
  
Tamayo
Francisco de México:

1)El paro en España no está a niveles estratosféricos. Estamos mal pero hemos estado peor.
Ahora mismo se necesitan decenas de miles de camareros, albañiles, conductores, cuidadores de personas mayores, temporeros para recoger frutas y hortalizas, etc.
Esos puestos no se cubren con españoles, es la realidad. Y mientras no cambien las circunstancias hay que echar mano de inmigrantes.
Se podrían subir sueldos, reducir horarios, mejorar la seguridad, etc. Pero me temo que con un futuro gobierno PP/VOX la cosa no va a ir por ahí.
Seguirán criminalizando la inmigración mientras contratan inmigrantes para sus empresas.

2)Integración no es conversión. El inmigrante debe respetar las leyes y costumbres locales, pero no está obligado a convertirse a la religión mayoritaria ni cuando es una religión oficial.
Hay muchos españoles trabajando en Catar o Inglaterra y no les obligan a hacerse musulmanes o anglicanos.
La conversión es voluntaria.
En el fondo todo esto es una desconfianza hacia los musulmanes. De eso van todas vuestras suspicacias contra los inmigrantes.
Pues si tanto les preocupa, evangelicen. En lugar de esperar a que el gobierno expulse a los no cristianos.

3)Invasión es cuando un ejército llega con armas para matar y robar.
Invasión es lo que hacían los aztecas con los pueblos vecinos.
Invasión es lo que hicimos los españoles con los aztecas (aunque otros pueblos se beneficiaron y nos ayudaron porque nos preferían a los caníbales).
Invasión es lo que hicieron los yanquis y os quitaron medio país en 1846.
Llamar invasores a inmigrantes es un insulto, una criminalización gratuita. Es lo que hizo Trump con los mejicanos.
17/11/21 3:32 PM
  
África Marteache
Invasión fue la que hicieron los musulmanes en España en el 711, que raro que se te haya olvidado.
17/11/21 3:47 PM
  
África Marteache
"Ahora mismo se necesitan decenas de miles de camareros, albañiles, conductores, cuidadores de personas mayores, temporeros para recoger frutas y hortalizas, etc.
Esos puestos no se cubren con españoles, es la realidad. Y mientras no cambien las circunstancias hay que echar mano de inmigrantes".
Si hay paro no hay razón alguna para que estos puestos no se cubran por españoles hasta que cese el paro y los puestos vacantes se cubran con inmigrantes. Lo que carece de sentido es cubrir todos estos puestos con inmigrantes y que siga habiendo paro.
Durante decenios en el siglo XX las asistentas dedicadas al servicio doméstico eran españolas (y no tenían SS) y, de repente, todas son de fuera. La pregunta es: ¿acaso tenemos ya todos títulos universitarios para cubrir solamente los puestos cualificados y dejar los no cualificados a los extranjeros? Y ¿cuándo los hijos de esos extranjeros acaben sus carreras quién los cubrirá? Porque no serás tan xenófobo como para pensar que van a estar formando parte del proletariado hasta que San Juan baje el dedo.
Una generación de inmigrantes sin formación ninguna tiene 30 años de vigencia, la siguiente no tiene esas características y por lo tanto se necesitarán más emigrantes y así hasta la consumación de los siglos.
Si en Francia, que empezó antes, hay ghettos y están de malhumor es porque la segunda generación no ha conseguido escalar y eso está muy mal. No vienen a comer, como ladinamente se da a entender, vienen a progresar, cosa muy lógica.
17/11/21 4:06 PM
  
África Marteache
Ya me doy cuenta que los cristaleros, fontaneros, carpinteros y gente de oficios son en su mayoría venidos de otros lares y muchas veces me he preguntado si los jóvenes españoles le hacen ascos. Hasta hace nada eran nacidos en España los camioneros y los taxistas, pero supongo que eso también habrá variado. Si lo que pretende un joven español, al que no le van los estudios, es ser "influencer" o político como máximo de sus aspiraciones eso es también lo que pretenderán los hijos de los inmigrantes. Y en China y en Rusia ¿quién cubre esos puestos?
Yo, por ser descendiente de antiguos menestrales, siempre he tenido simpatía a la gente de la tekné pero ya veo que no es por ahí por dónde queremos ir.
17/11/21 4:27 PM
  
Francisco de México
Señor Don Tamayo:

Alrededor de la tercera parte de los jóvenes españoles están en paro, quizás aun mas ¿no le parece eso niveles estratosféricos? ¿Qué nivel necesita haber entonces?

Por supuesto que integración no es conversión, de ahí la sugerencia que migren venezolanos, el proceso de integración es mucho mas fácil que de los africanos musulmanes.

Le sugiero lea la historia de mi patria, México perdió la mitad de su territorio precisamente en un proceso similar: una invasión inicialmente pacifica de norteamericanos se asentó en Texas.... para luego declararse independientes y luego permitir su anexión a Estados Unidos, y no, la invasión no terminó pacíficamente.

Me temo que no es "criminalizar", es la descripción de la realidad: si no hay mutuos beneficios, no se puede llamar migración. Ningún estado está obligado a recibir extranjeros para mantenerlos con el erario público.... sorry.



17/11/21 6:54 PM
  
Tamayo
Francisco de México:
1) En España los inmigrantes no viven del erario público.
Eso es una mentira que solamente mantienen los xenófobos.
Además aliñada con la idea de que determinados partidos y "poderes en la sombra" los traen como parte de un plan.
Son argumentos falaces muy viejos de la extrema derecha, desde los años 60 y el discurso de "Los ríos de sangre" de Enoch Powell.
En España somos 47 millones y los extranjeros son cinco millones y medio, la inmensa mayoría legales.
Tenemos mucho paro pero también mucha economía sumergida, con lo que incluso los inmigrantes ilegales trabajan, especialmente en el campo, la construcción y algunos como manteros o prostitutas.
Si solamente por venir de afuera te dieran una paguita, ninguna mujer se degradaría a vender su cuerpo, ni ningún hombre se metería bajo los plásticos de los invernaderos.
Haz la prueba y vente a España, a ver si encuentras alguna oficina pública donde un funcionario te de un cheque presentando el pasaporte mejicano.
Me gustaría ver la cara de quien te atendiera, cuando le preguntes por "la paguita del gobierno podemita para los extranjeros".

2) La guerra de 1846 os quitó medio país tras la independencia de Texas. Eso fue una invasión. Que vengan mejicanos o africanos a España buscando trabajo no lo es.
17/11/21 8:33 PM
  
Cos
Durante un tiempo viví en Jaen, no tenía trabajo y me recorrí las cooperativas del aceite buscándolo. No lo encontré, las partidas se formaban todos los años con peones africanos que venían para la campaña. Tambien comprobé que en Valencia los empresarios de la naranja no querían trabajadores españoles, literalmente.
He convivido -en pisos compartidos- y trabajado con extranjeros, cristianos, muslmanes, ateos, medio santeros e indefinidos espiritualmente, nunca he conocido a nadie que hubiese llegado escapando del hambre -es mi experiencia personal, no una estadística científica-, sino que habían viajado a España para mejorar su vida -a veces huyendo de la pobreza-, lo cual está muy bien, y es aplaudible. He conocido musulmanes que eran excelentes personas, mejores que la mayoría de españoles ateos y posmodernos, y he conocido musulmanes que justificaban atentados -por justificar el atentado de las Ramblas de Barcelona tuve unas palabras gruesas con uno- y que no permitían que una mujer les mandase -por ejemplo, siendo una trabajadora de un comercio-.
Es decir, la realidad es compleja, pero habalmso de asuntos políticos, no de historias personales. LA inmigración masiva requeire de un análisis político. Todos sabemos lo que pasa en los barrios musulmanes por Europa. En Londres ya se llama al rezo públicamente.
No es que tenga un interés parrticular en defender a VOX, pero se utiliza a VOX para atacar las políticas que defiende. VOX no es contrario a la inmigración, eso es mentira, es una parodia. Además VOX, como es natural, antepone la inmigración hispanoamericana a la musulmana.

Todo el resto del discurso de Tamayo sobre la "extrema derecha" es la típica conspiranoia promocionada por las mentiras y medio verdades de los medios de desinformación, los cuales están al servicio de quienes les pagan, claro.
17/11/21 9:28 PM
  
Francisco de México
Señor Don Tamayo:

Permítame hacer un breve recuento de lo discutido que entiendo hemos aceptado

a) España no los necesita a los extranjeros ilegales buscando trabajo, sino que ellos son los que necesitan a España.
b) Que en la actualidad hay un muy alto desempleo en la madre patria y que, efectivamente, ellos no trabajan pero alega que en algún momento de la historia estaban peor.

Ahora parece indicar que una invasión es siempre violenta, pero no es así, en el caso de Texas aplican los sentidos 2 y 3 (de un total de 6) de la definición de la RAE:

1. tr. Irrumpir, entrar por la fuerza.
2. tr. Ocupar anormal o irregularmente un lugar.
3. tr. Dicho de una cosa: Entrar y propagarse en un lugar o medio determinados.

Me imagino que con esto queda cerrada la discusión de la historia de México: si hubo una invasión de inicio pacífica, pero degeneró en una guerra.

Me imagino que lo anterior también aplica en la actualidad a España, pero si le molesta dicho sustantivo ("invasor") por hallarlo inexplicablemente inadecuado, bien puedo usar el término mas políticamente correcto, el de "refugiados". Me temo que ningún país está obligado a recibir, mantener por periodo largo ni tampoco a integrarlos a este grupo de personas, que no son migrantes, porque no buscan establecer una relación mutuamente provechosa.

Pero estoy muy interesado, afirma que no le cuestan nada al estado. Le informo que en el caso de los migrantes mexicanos ilegales en Estados Unidos, aquellos que trabajan pagan impuestos son, en general bien recibidos, los que no trabajan y/o no pagan impuestos todo lo opuesto, porque consumen recursos de manera indirecta, o a veces directa del estado. ¿Cómo es que en España no consumen recursos los "refugiados" en España y mis compatriotas si en Estados Unidos?








17/11/21 10:17 PM
  
Francisco de México
Cos:

" Tambien comprobé que en Valencia los empresarios de la naranja no querían trabajadores españoles, literalmente."

Es una gran verdad, lo mismo sucede en Estados Unidos, los mexicanos hacen trabajos que desprecian otros grupos por duros y difíciles: agrícolas, construcción, limpieza, los hay de verdad admirables entre mis compatriotas. También otros que son unos verdaderos.... autocensurado.

17/11/21 10:31 PM
  
Guillermo PF
Yolanda, imagino que a estas alturas de curso se habrá usted dado ya cuenta de que el Sentido Común (mayúsculas mías) es ese sostén que esgrimimos cuando, ¡oh, casualidad!, su referente viene a coincidir punto por punto con la opinión que nosotros estábamos precisamente barajando.
O dicho de otra manera, nadie que no sea un auténtico bipolar afirmaría: "Mi conclusión es la que acabo de exponer, sin embargo el sentido común nos dice que bla, bla, bla".
La retórica qué bonita es. Te saca de todas las discusiones.
18/11/21 12:00 AM
  
Yolanda
GuillermoPF:

Ya son años, unos 15. Sí, el sentido común es interpretable...


África:
"Si hay paro no hay razón alguna para que estos puestos no se cubran por españoles hasta que cese el paro"

¿Y cómo sugieres imponer esa "razón" a un joven graduado universitario, o a un técnico superior de FP?
18/11/21 12:34 PM
  
Tamayo
Francisco de México, pues no se ha enterado usted de lo que hemos dicho.
Se lo resumo:

1)Hay sectores en España que a corto plazo necesitan inmigrantes, como el transporte, la construcción, hostelería, servicio doméstico, etc. pirque esos trabajos no son atractivos para los españoles.

2)En España hay mucho paro pero también mucha economía sumergida.
Los inmigrantes legales trabajan dados de alta en la seguridad social, y los ilegales también trabajan aunque en la economía sumergida.
Es falso que en España los inmigrantes vivan sin trabajar a costa del erario y sin aportar nada.
Los legales pagan impuestos como cualquier español, y los ilegales no pagan IRPF porque no tienen contrato pero pagan todos los otros impuestos: por consumir cualquier cosa pagan el IVA, por estar empadronados pagan las tasas municipales, etc.

3)Le repito que si tan bien viven los inmigrantes en España, sin trabajar ni pagar impuestos y recibiendo paguitas del erario, le invito a que venga a la madre patria y que intente vivir así.
Pero la realidad de los inmigrantes en España, especialmente los ilegales, es la de jornaleros sometidos a un régimen semifeudal, trabajando en el campo sin horario, a destajo, sin derecho de ningún tipo.
Si sufres un accidente te abandonan en la puerta de un hospital, y no quieren volver a saber nada de ti .
En Lorca (Murcia) el 01 de agosto 2020, un nicaragüense sufrió un golpe de calor y su "jefe" o más bien señor feudal o encomendero, lo tiró como un perro a la puerta del centro de salud donde murió.
O la de las mujeres que viven esclavizadas en clubes de alterne.
En la ciudad de Estepona (Málaga) el 04 diciembre de 2016, hubo unas inundaciones por las lluvias, y una chica rumana murió ahogada porque la tenían encerrada en el sótano de uno de estos burdeles.
Esta es realidad y luego está la propaganda xenófoba que tú sueltas, muy impropia de alguien que se dice cristiano.
18/11/21 12:54 PM
  
Francisco de México
Señor Don Tamayo:

me temo que me he enterado. Le suplico argumentos, no descalificaciones.

a) En general, España no necesita de mas personas que engruesen el desempleo, pero puede haber excepciones, usted apunta de algunos sectores al corto plazo. La gran mayoría, aceptado por usted, no buscan una relación mutuamente beneficiosa, solo la propia Textualmente usted escribió: " lo que no entiendes es que no se trata de la necesidad de España de recibir inmigrantes, sino de la necesidad de los inmigrantes de venir a España."

b) Si usted alega que trabajan en economía sumergida está usted aceptando que no pagan impuestos, esa es la definición de economía subterránea. Tampoco podrá usted aportar ningún tipo de estadística y, por lo tanto, todo lo que argumente es, por lo menos cuestionable. También acepta que consume recursos del estado sus palabras textuales: "Si sufres un accidente te abandonan en la puerta de un hospital, y no quieren volver a saber nada de ti " . Me imagino que cuando enferman también los usan y son públicos, los paga el estado.

c) Existe el precedente de que por medio de una invasión, inicialmente pacífica, México perdió la mitad de su territorio. ¿Me puede decir por que no le puede pasar lo mismo a España? Me imagino que Ceuta y Melilla serían los primeros en caer.

Espero sus argumentos, de ser posible con fuente de información.


18/11/21 1:39 PM
  
Tamayo
Francisco de México:
Antes de pedir estadísticas podría aportarlas usted cuando se atreve a decir que los inmigrantes viven a costa del erario.
Pero no las aportará porque no las tiene, pues usted sólo lanza bulos.
Sin embargo ahí le dejo las estadísticas del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (datos actualizados a 2019):
En España somos 47 millones de habitanes de los que 5,8 son inmigrantes, aproximadamente un 12% del total.
Las personas que reciben una pensión son exactamente 9.801.379
De las cuales españolas son 9.647.207 y extranjeros 154.172
Es decir solamente el 1,6% de quienes reciben algún tipo de pensión son inmigrantes.
La prestación por desempleo la cobran exactamente 1.964.100 personas.
Españoles son 1.750.658 y extranjeros son 213.442
Es decir solamente el 10,9% de quienes reciben prestación son inmigrantes.
Los inmigrantes aportan el 11% del total de lo recaudado con el IVA.
Además aportan el 9,9% de las cotizaciones a la Seguridad Social.
Lo recaudado por el IRPF de los inmigrantes es el 4,5% del total.
De un total de 5,8 millones de inmigrantes no llegan a medio millón los que reciben algún tipo de pensión o prestación por desempleo, es decir menos del 10%, pese a lo cual existe el discurso xenófobo de que "los inmigrantes viven a costa del erario".
Y además debe aclararse que tanto las prestaciones como las pensiones no son un regalo sino que se cobran porque previamente se ha trabajado y cotizado.
El balance entre el gasto que generan los inmigrantes y lo que aportan es positivo para las arcas públicas.
19/11/21 4:26 PM
  
Francisco de México
Mi buen Tamayo:

le sugiero leer lo que escribe: usted acepta que la mayoría de los inmigrantes no pagan impuestos (economía subterránea o sumergida, afirmación suya) y que usan los hospitales (afirmación suya).

Tampoco entran en las ESTADISTICAS económicas, ya que no están dados de alta en organización alguna, claro, puede dar números sin ningún sustento ¿Ve lo divertido del tema? Nadie tiene números confiables o estadísticas, nadie sabe cuantos ilegales han entrado, esa es la definición de ilegal, sin control alguno.

Le sugiero algunas lecturas para que se convenza de que poblaciones invadieron pacíficamente ciertas regiones y acabaron mal. Además de mi patria, puede ver como se invadió al oeste norteamericano por colonos blancos y acabaron matando a casi todos los indios, o como en la actualidad, se está invadiendo Cisordania y tiene todos los visos de acabar mal.

Lo felicito por no soltar insultos, ahora un poco de lectura.
19/11/21 4:43 PM
  
Tamayo
Francisco de México, usted miente.
Muéstreme exactamente la cita donde digo que "la mayoría de inmigrantes no pagan impuestos".
En España la mayoría de inmigrantes son legales y además incluso los ilegales pagan impuestos, como ya he señalado: pagan el IVA (equivalente al VAT para los angloparlantes),pagan los impuestos municipales, etc.
Que los inmigrantes usan los hospitales señor mío es como decir que el cielo es azul, una obviedad ¿no son humanos y no se ponen enfermos? Pero lo importante es que aportan más que el gasto que generan, como ya he demostrado: según datos oficiales del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en España hay 2.240.775 cotizantes extranjeros a la seguridad social, mientras que los extranjeros que perciben alguna ayuda no llega al medio millón.
En España los inmigrantes por supuesto que entran en la ESTADÍSTICAS, puesto que están dados de alta en los padrones municipales, incluso los ilegales, por eso sabemos que hay 5,8 millones de extranjeros, además de estar dados de alta en la seguridad social aquellos que trabajan y cotizan.
Yo doy datos y usted no aporta ninguna.
Pero efectivamente esto es muy divertido: si usted dice que no hay ESTADÍSTICAS ¿cómo se atreve a decir que los inmigrantes viven del erario público? Muéstreme usted esas ESTADÍSTICAS donde vengan reflejados esas paguitas a los inmigrantes a cambio de nada.
Es muy divertido pillar en sus contradicciones a los xenófobos.
USTED TODAVÍA NO HA APORTADO UN SOLO DATO CONTRASTABLE.
19/11/21 7:59 PM
  
Francisco de México
Mi buen Tamayo, palabras textuales en "comillas", luego las irrefutables conclusiones.

a) "Los inmigrantes legales trabajan dados de alta en la seguridad social, y los ilegales también trabajan aunque en la economía sumergida."
Conclusiones: Eso implica que no pagan el impuesto sobre la renta, o al trabajo.

b) "Tenemos mucho paro pero también mucha economía sumergida, con lo que incluso los inmigrantes ilegales trabajan, especialmente en el campo, la construcción y algunos como manteros o prostitutas." Conclusiones: También implica que lo que compren en la economía informal, sumergida o subterránea no contiene impuesto a la compra o IVA. Pero reconozco que lo que compran en la economía formal si pagan el dicho impuesto, una fracción del total.

c) Si los ilegales llegan sin ningún control ¿Cómo sabe cuántos hay? ¿Alguien los cuenta los botes y el número de gente que desembarca?

d) No proporciono estadísticas porque cuando existe un fenómeno fuera de todos los controles no tenemos datos correctos, por ejemplo: ¿Cómo sabe que TODOS están dados de alta en los "padrones municipales"? ¿O como controla que no mienten aseguran ser legales? ¿De verdad cree que un ilegal no va a tratar de hacer lo que sea para que no lo identifiquen los de los "padrones municipales"? ¿O quizás acaso si es provechoso estar en esos "patrones municipales" y realmente recibe algún beneficio por estar ahí, esto es, una especie de ayuda? Estoy muy interesado en este punto, por favor explique como es que TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS los ilegales se inscriben a esos programas.

Por desgracia, la situación de migrantes ilegales en España no puede ser muy diferente de la situación en Estados Unidos o México. Y por último, yo no aporto datos, solo interpreto lo que usted escribe. "El pez por su boca muere" dice el refrán.



19/11/21 8:55 PM
  
Tamayo
Francisco de México, efectivamente por la boca muere el pez.
Pides datos pero tú no los aportas, ergo haces afirmaciones que no puedes demostrar como que los inmigrantes viven a costa del erario.
Una cifra muy aproximada de los inmigrantes se puede conocer, porque prácticamente todos se apuntan a los padrones municipales, puesto que es requisito imprescindible para poder tener tarjeta sanitaria, escolarizar a los hijos, votar en elecciones, legalizar su situación y poder optar a un trabajo con contrato, etc.
Los que no se empadronan es porque están aquí por tiempo limitado, pues prefieren irse a otros países del norte de Europa, o han venido a trabajar temporalmente.
Ya te he demostrado con cifras que los inmigrantes aportan más al erario de lo que consumen, tanto con impuestos directos como indirectos.
Finalmente, debo recordarte que tu país fue invadido por los EEUU en 1846, mandando un ejército de hombres armados y uniformados, que mataron y saquearon y violaron; y os quitaron California, Arizona, Nuevo México, Nevada, Colorado, Utah y Wyoming.
Eso es una invasión.
Que a Mexico llegaran unos gachupines con maleta de cartón en el s.XX, o que aquí vengan ahora unos desarrapados en patera, es una emigración.
Por lo demás dialogar contigo es como la foto que ilustra este post, darse de cabeza contra un muro, porque no aceptas los datos objetivos y solamente expresas prejuicios.
Así que ya doy por finalizada mi participación en este post.
19/11/21 11:59 PM
  
Francisco de México
Mi buen Tamayo:

Muchas gracias por ayudarme a demostrar mi punto: usted ha aceptado que los ilegales no pagan el impuesto sobre la renta ni tampoco el IVA, pero si pueden "tener tarjeta sanitaria, escolarizar a los hijos" esto es, vivir a costa del erario en la salud y educación.

¿Por qué se escandaliza si me está dando la razón?
20/11/21 12:28 AM
  
Francisco de México
Aclaración: IVA en sus compras a la economía informal.
20/11/21 12:29 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.