No «es Palabra de Dios»

No se dice "es Palabra de Dios"

Cuando se habla de la importancia de obedecer las normas litúrgicas, a veces parece que se trata simplemente de cumplir una norma por cumplirla, como si fuese algo arbitrario que la Iglesia ha decidido porque sí, al estilo de utilizar metros en lugar de pies o kilos en vez de arrobas. Es necesario resaltar, sin embargo, que al desobedecer las normas litúrgicas prácticamente siempre el cambio es a peor. Es decir, casi invariablemente el “invento” del francotirador litúrgico es más ramplón, más superficial, más mundano, menos tradicional y, por supuesto, menos bello que el original.

Vamos a ver un ejemplo muy sencillo. Al final de la primera y la segunda lecturas, el lector debe decir: “Palabra de Dios”. En cambio, una gran cantidad de los que leen en las misas dicen cosas como “Es Palabra de Dios” o “Esto es Palabra de Dios” o, como he escuchado esta misma mañana, “Hermanos, esto es Palabra de Dios”.

Ciertamente, el cambio es pequeño y a menudo inconsciente. En el primero de los casos, la diferencia es de solo dos letras. Bastan, sin embargo, esas dos letras para cambiar completamente el sentido del rito.

Los bienintencionados lectores que cambian la expresión que deben utilizar lo hacen en virtud de una mentalidad típica de nuestra época, que, por el hecho de serlo, suele resultar invisible para nosotros. Se trata del intelectualismo: la (monumentalmente errónea) idea de que todo cabe en la inteligencia humana y, por lo tanto, hay que explicarlo todo. O, dicho de otra forma, la obsesión por “resolver” los misterios, ordenarlos, clasificarlos y, finalmente, desestimarlos como algo ya sabido y dominado. Es una mentalidad que infesta el pensamiento occidental desde la Ilustración e incluso antes, desde los racionalistas del siglo XVI. Así nos va.

¿Cómo se plasma todo esto en las palabras que se recitan después de las lecturas de la misa?  Cuando un lector dice “Esto es Palabra de Dios” o algo similar, su afirmación es de tipo racional, analítico y explicativo. Pretende explicar la naturaleza de lo que se ha leído. Sin duda, lo que dice es cierto, pero en realidad resulta superfluo, porque no hay nadie en la asamblea que no lo sepa. Planteada así la cuestión, la respuesta de la asamblea no tiene sentido. Más bien, el diálogo en ese caso debería ser algo así:

Lector: “Esto es Palabra de Dios”.

Asamblea: “Ya lo sabemos”.

Esta disonancia se debe a que lo que la Iglesia propone no es una explicación, sino algo muy diferente: una aclamación.

“Después de cada lectura, el lector propone una aclamación, con cuya respuesta el pueblo congregado tributa honor a la Palabra de Dios recibida con fe y con ánimo agradecido” (IGMR 59)

Aclamar un misterio no es pretender explicarlo, sino en cierto modo lo contrario: sorprenderse y asombrarse ante él. La explicación domina intelectualmente lo explicado, la aclamación es la respuesta ante algo que nos supera por completo. El que explica está enseñando a los demás, el que aclama se une humildemente al coro de los que honran a alguien que está muy por encima de todos ellos.

En ese sentido, la aclamación del lector después de la lectura, a la que responde otra aclamación del pueblo es similar a la costumbre antigua de decir: ¡Viva el rey! O ¡viva España!, que son una forma de manifestar el respeto y el honor debidos al rey o a la propia patria. O, en un ámbito religioso, recuerda a Santo Tomás que, al ver a Cristo resucitado, exclamó: ¡Señor mío y Dios mío! Más que una afirmación, fue una exclamación de contemplación y adoración por parte del Apóstol. No intentaba explicar el misterio divino, sino reconocerlo y aclamarlo agradecido.

Del mismo modo, la aclamación después de las lecturas, tal como la entiende la Iglesia, es expresión del asombro agradecido de los cristianos ante el hecho abrumador de que, entre ellos, se ha escuchado la misma Voz de Dios. Como en el caso de los discípulos de Emaús, nuestro corazón salta de gozo al oír al Señor y termina por prorrumpir en la alabanza a Dios: “Palabra de Dios. Te alabamos, Señor”.

Para comprender esto, basta que nos fijemos en un hecho muy curioso: las palabras del lector y la respuesta del pueblo se pueden cantar. Esto no tendría sentido en un texto explicativo: nadie canta las instrucciones de uso de su televisor, ni las leyes del electromagnetismo de Maxwell. En cambio, una aclamación, por su propia naturaleza, está pidiendo ser cantada, porque en ella el corazón se desborda de gozo ante el misterio que se contempla.

En resumen, al prescindir a la ligera de lo que la Iglesia nos da como Madre y Maestra en la liturgia, generalmente lo que hacemos es cambiar el Misterio por meras ideas humanas, la Tradición por la novedad y la aclamación por explicación. Con ello, siempre nos perdemos algo. Y a menudo ese algo es fundamental.

82 comentarios

  
Bruno
Supongo que el lector avispado, después de leer el artículo, me reprochará que en la Plegaria Eucarística, después de la consagración, se dice: "Este es el misterio de nuestra fe". ¿Es que eso no es demasiado explicativo?

Respondeo: En realidad, lo que se dice en la Plegaria eucarística es "Mysterium fidei". Es decir, en el original no hay ningún tipo de explicación, sino de nuevo una aclamación. Donde se encuentra esa expresión explicativa es en la, a mi juicio, desafortunada traducción española, que probablemente se eligió por razones meramente eufónicas. En otras lenguas como el francés, inglés, etc. no está presente ese carácter explicativo (The mystery of the faith. Il est grand, le mystère de la foi. Mistero della fede).

En cualquier caso, lo importante es recordar que, también en este caso y a pesar de la expresión en español, se trata, ante todo, de una aclamación y así debemos recitarla (o cantarla).
03/05/15 7:44 PM
  
Paulie
Hace años que venía pensando sobre esto y nunca había podido articularlo como lo has hecho tú
Muchas gracias, Bruno.
03/05/15 8:56 PM
  
Pablo Carballo
Vale mencionar el caso de aquellos que, al momento de recitar el salmo responsorial, dicen "Al salmo respondemos...", o algo similar.
03/05/15 9:30 PM
  
DavidQ
Definitivamente es mucho mejor que la gente recite las palabras como loros y no entienda nada. Mejor aún si se recita el "yo confieso" sin ningún arrepentimiento y el credo sin creer. Eso de dejar que la gente piense es peligrosísimo, ya nos lo enseñó claramente Marx, Lenín y Mao, más recientemente Castro y Chávez.

Estas plegarias y salutaciones que vienen desde antes de que nacieran los primeros apóstoles son tan inamovibles como el original arameo en el que fueron recitadas. Todo lo que se diga después de eso, es anatema.
03/05/15 11:58 PM
  
Horacio Castro
Qué interesante. Conocía la falta de sentido de mirar a la gente en pausas de la lectura. Ahora entiendo cómo puede alterarse la naturaleza de la aclamación. Gracias Bruno.
04/05/15 12:26 AM
  
Joaquín
[Comprendo el sentimiento, pero...]
04/05/15 3:36 AM
  
Novus Ordo
En el rito antiguo, con la Misa en latín, la gente no entendía lo que decía ni lo que se aclamaba en ella. De hecho muchos rezaban el rosario de principio a fin. No todo es peor en el nuevo rito.
04/05/15 4:06 AM
  
Néstor
"Ya lo sabemos". No des ideas, Bruno...:). En efecto, el intelectualismo ilustrado barato es una de las pestes más insidiosas que afligen la desnutrida mentalidad católica actual.

Saludos cordiales.
04/05/15 1:05 PM
  
Percival
No creo que haya sólo intelectualismo. Hay sobre todo ausencia de contenido, falta de información.
Detrás de estas "iniciativas" litúrgicas hay una gran ignorancia (en laicado y en ¡clero!). Es el fondo de muchos capítulos de creatividades como ésta y de otras más desnortadas aún.
Falta catequesis mistagógica y litúrgica. Porque incluso en la liturgia hay espacio para cierta creatividad. Pero es una creatividad "sensata": está arraigada en el sentido litúrgico y la normativa eclesial que resguarda la fe y la comunión.
04/05/15 1:17 PM
  
Roblete
En uno de sus artículos Alonso Gracián decía que cuando recemos no debemos mirarnos a nosotros orando sino contemplar a Cristo. Por pura Gracia he podido entender que esas oraciones sencillas que mi abuela rezaba, quizá sin entender del todo, eran seguramente más agradables a Dios que las mías por elaboradas que estas fueran. Mi abuela ponía en ellas todo su ser y yo solo mi mente y encima me las daba de listo. ¡Pobre de mí!
04/05/15 1:19 PM
  
manu2
también puede ser que "mysterium fidei" o "palabra de Dios" sean simplemente una forma que se corresponde con el latín y que, como suena raro, en castellano se incluye el verbo ser. Son muy frecuentes en latín las frases sin el verbo ser (frases nominales) porque se presupone, en castellano es más complicado presuponer el verbo ser. El latín es más conciso y al traducirlo, normalmente se añade algo: quod scripsi, scripsi. Lo escrito, escrito queda (aunque realmente lo que dice el texto es he escrito lo que he escrito).
04/05/15 1:55 PM
  
Bruno
Novus Ordo:

Quizá el artículo no está claro. No he hablado en absoluto de la reforma litúrgica, sino de los cambios que hace la gente por su cuenta, al margen de lo que manda la Iglesia, en particular en cuanto a la aclamación a las lecturas. Podrían citarse otros muchos: inventarse la plegaria eucarística, cambiar las lecturas de la Palabra de Dios por textos no bíblicos, cambiar las lecturas que indica la Iglesia por las preferidas de uno mismo, censurar las oraciones de la misa cuando hablan de cosas políticamente incorrectas (como sacrificio o pecado), etc.

Espero que ahora esté más claro.
04/05/15 1:59 PM
  
Bruno
Manu2:

En efecto, las traducciones nunca son "perfectas", porque cada lengua es diferente. Y como ya señalé, las razones eufónicas siempre están presentes en una traducción.

Dicho eso, el castellano es, precisamente, una de las lenguas que más se parecen al latín, incluso dentro de las romances, y que más fácilmente admiten el hipérbaton o el sobrentendimiento de palabras, como el mismo latín, así que en este caso es muy poco probable que eso influya. Además, como ya he indicado antes, en otras lenguas en las que nunca o prácticamente nunca se admite la ausencia del verbo, como el alemán, el inglés, etc., se traduce como una aclamación, sin verbo. Finalmente, como explica el artículo, el propio Misal deja muy claro que se trata de una aclamación y no una explicación, de manera que el verbo ser no resulta apropiado.

Y conviene que quede muy claro: la Iglesia manda que se diga "Palabra de Dios", no "Es Palabra de Dios".

Saludos.
04/05/15 2:16 PM
  
Bruno
Percival:

"No creo que haya sólo intelectualismo. Hay sobre todo ausencia de contenido, falta de información."

Sin duda. La referencia al intelectualismo sólo es para explicar por qué la invención toma esta forma en particular de "explicar". La motivación es simplemente la ignorancia (que, a mi entender, es más bien responsabilidad del sacerdote correspondiente, porque en cuanto se explica esto a la gente, excepto algunos casos particulares como DavidQ, lo entienden enseguida).

"Falta catequesis mistagógica y litúrgica"

Fundamental. Un tema al que deberían dedicar un Sínodo. O tres o cuatro sínodos.
04/05/15 2:22 PM
  
Bruno
Néstor:

"No des ideas, Bruno...:)."

Me he reído muy a gusto.
04/05/15 2:28 PM
  
Bruno
DavidQ:

Quizá no ha leído bien el post, porque lo que contesta no tiene absolutamente nada que ver con lo que he escrito.
04/05/15 3:08 PM
  
Rosa María
La mayoría de los lectores que escucho, en vez de hacer la aclamación con rotundidad emplean un tono de pregunta como si interrogaran a la asamblea si lo que acaban de escuchar es o no la Palabra de Dios.

Y cuando es el celebrante el que al finalizar el Evangelio coge el "libro", le da la vuelta para que el texto quede frente a los fieles, le da una vuelta de ciento ochenta grados mostrándolo y dice "ES palabra del Señor"

Laudetur Iesus Christus
04/05/15 3:26 PM
  
Paranoia religiosa
¿A que viene hacerse un mea pilas? No seas tonto y dejalo
04/05/15 3:31 PM
  
Paranoia religiosa
Mira, muchacho, la religion es una paranoia peligrosa. Hasta ahora todos teniamos que ser religiosos y creer en todas esas barbaridades y mentiras, porque nos iba en ello la vida. Pero ¿ahora? No seas tonto, hombre, tu ni siquiera eres cura, ¿a que viene ser un fundamentalista? ¿Crees de verdad que vas a ir al cielo si lo eres? ¡Que tonto eres! No vas a ir al cielo, hagas lo que hagas. Relajate un poco, no sigas apretando el acelerador en esa direccion. Nadie lo hace ya, solo cuatro chalados. Hazte un favor, muchacho, sal de la Edad Media, y abre tu mente. Mira el mundo con ojos nuevos. Lo digo por tu bien, no eches tu vida por la borda, por una idea tan tonta. Deja de escribir en esta pagina, no seas bobo.
04/05/15 3:36 PM
  
Bruno
Estimado Paranoia:

Le agradezco sinceramente que se preocupe por mi felicidad. Sin embargo, dado que muestra un enorme desconocimiento del mundo actual, de la lógica, de la filosofía y de la historia, comprenderá que no siga su consejo.

Un saludo.
04/05/15 4:45 PM
  
Guillermo P.F.
Me parecen mucho más graves que esta tiquismiquez cuestiones del tamaño del polémico "Pro multis" (¿derramó Nuestro Señor su Preciosísima Sangre "por muchos" o "por todos los hombres"). No es exactamente lo mismo, y encima nuestra Conferencia Episcopal sigue desobedeciendo la orden expresa de la Santa Sede para cambiar el Misal.

O traducciones igualmente de conveniencia como el "Bonae voluntatis". ¿Paz a los hombres de buena voluntad o a los hombres que ama el Señor? Aquí pasa lo mismo: ¿o todos o no todos?

Por tonterías del estilo del Filioque tenemos a millones de hermanos separados. Y a no pocos de nosotros exigiéndonos credulidad. Credibilidad cero, pero credulidad toda, así vamos bien...
04/05/15 5:00 PM
  
Bruno
Guillermo P.F.:

Mezcla muchas cosas en su comentario.

El ejemplo de la aclamación a las lecturas de la misa no creo que sea una "tiquismiquez", ya que, como he señalado, es un ejemplo de entender un rito de la Iglesia completamente al revés de como lo entiende la Iglesia. En ese sentido, es un buen ejemplo de la importancia de las normas litúrgicas y, como dice Percival, de formarse bien litúrgicamente.

En cuanto al Pro Multis, la Conferencia Episcopal Española no ha desobedecido la orden de Roma, sino que tuvo en cuenta que se iba a publicar la nueva versión del Misal Romano en español (según la tercera edición típica enmendada del Misal Romano) y decidió que lo lógico era incluir el "por muchos" ya en esa nueva versión, en lugar de publicar un misal con ese cambio únicamente que luego habría que sustituir de forma casi inmediata por la nueva versión.

Como sucede siempre, la edición se retrasó bastante más de lo previsto, pero en noviembre del año pasado se dio por fin la aprobación de Roma y el nuevo misal se publicará próximamente. Si la decisión de la CEE fue adecuada o deberían haber usado otro sistema (por ejemplo de pegatinas con la nueva versión de la consagración, para pegarlas en los misales antiguos, como creo que hizo algún país) no me compete a mí decidirlo.

En cualquier caso, no hay cambio de significado, sino sólo de mayor literalidad en la traducción del original, ya que la comprensión correcta de ambas traducciones incluye tanto el hecho de que Cristo murió por todos como el de que no todos se benefician libremente de esa muerte. Un buen análisis, a mi juicio, se puede encontrar aquí.

En Bonae voluntatis lo que sucede, de nuevo, es que el original griego es ambiguo y puede significar ambas cosas, según sea un genitivo objetivo o subjetivo. No hay traducciones perfectas.

El filioque, ciertamente, no es una tontería. En cualquier caso, de los ortodoxos nos separan otras cosas (de hecho, en el credo católico en griego no se incluye el filioque).

Saludos,
04/05/15 5:39 PM
  
Roblete
Paranoia religiosa:

Estoy seguro que el tipo de comentarios que usted hace tendrá mucho éxito en algún botellón de fin de semana o en redes sociales frecuentadas por personas que creen haber inventado el agua, descubierto el Mediterráneo y ser los más ocurrentes de la historia. Créame ese tipo no corresponde con el lector medio de InfoCatólica. No haga el ridículo e intente lucirse en otro lugar más acorde con el nivel de sus argumentaciones.
04/05/15 7:36 PM
  
Palas Atenea
Yo suelo leer la primera y segunda lecturas y siempre digo "Palabra de Dios", es lo que pone y es lo que digo. La verdad es que las primeras lecturas que, muy frecuentemente, son proféticas a veces me obligan a "tronar" un poco por lo que observo que la gente levanta la cabeza y despierto al medio dormido, pero, en mi opinión, un profeta rara vez se puede leer con voz monótona. El sacerdote no me dice nada pero los feligreses si que me han elogiado, diciendo:¡Qué bien lees! por lo que deduzco que las palabras de Isaías, Jeremías o el que toque sólo tienen efecto si se leen en el tono adecuado.
Ya sé que el tono de las lecturas no es objeto de discusión pero con frecuencia la fe del lector se transmite por medio de él.
04/05/15 9:15 PM
  
ENRIQUE ARANDA
Excelente artículo de Bruno. Clarificador. Totalmente de acuerdo, pues dice muy bien y lo explica perfectamente lo que dice la Iglesia.
El comentario de Paranoia es total y absolutamente superfluo en Infocatólica. Sobra y nadie le va a hacer ningún caso. Creo que causa vergüenza ajena.
04/05/15 10:52 PM
  
Ramiro Silva
Lo mismo ocurre con la oración:

EL SEÑOR ESTÉ CON VOSOTROS, la cual es diferente a:

EL SEÑOR ESTÁ CON VOSOTROS.

La una es un deseo, la otra es una afirmación. La una es subjuntivo, la otra es un infinitivo.
05/05/15 2:33 AM
  
Erick Hernandez
Bruno, que opinion le merece el que se lean "moniciones" antes de las lecturas en la Misa? incluso moniciones que ya vienen en los misales dominicales que la parroquia pone a disposicion de los asistentes a las misas. Esto sin contar que son un abuso liturgico pues la leen en el Ambon, que ya sabemos esta consagrado y no permite lecturas menos dignas por llamarlas de algun modo.
Gracias y de verad que bien escribe!!!
05/05/15 3:08 AM
  
Percival
Gracias a Dios hay algunos buenos cursos para lectores. Tambien es triste que improvisemos sobre las cosas santas. Y sobre la Palabra de Dios.
05/05/15 4:39 AM
  
Manuel MV
A poco que analices el Novus Ordo, acabarás en la misa según el Rito Tradicional Romano, ahora llamado Extraordinario. Ni bien examines la traducción del misal te das cuentas que todas las traducciones tanto en español, como en inglés (revisada recientemente) y sospecho que no son las únicas, adolecen de la impronta que han queridos dejar sus traductores. Luego pasas a la creatividad en la liturgia de la palabra y aún en el canon donde tanto algún laico como algún que otro sacerdote muestran su ingenio. Yo he llegado a oír a un sacerdote decirnos en la homilía que como había leído que San Agustín decía que nosotros eramos Cuerpo de Cristo en la Comunión no iba a decir el Cuerpo de Cristo, sino "tomate a ti mismo". Y así lo hizo. Esto ocurrió en una parroquia de Inglaterra donde, por lo menos, aun nos arrodillamos en la consagración, en España la última vez que fui a misa la consagración se hizo de pie. Desconozco si sólo ocurre en aquella parroquia o es generalizado en toda España porque en el Novus Ordo las sorpresas nunca faltan. Todo tiene su límite y después del "tomate a ti mismo" la gota colmo el vaso. Ahora siempre que puedo voy al Rito Tradicional Romano, ahora llamado Extraordinario.

No recuerdo como empecé está peregrinación, quizás con "Es palabra de Dios" tras la epístola.

Buen Viaje y que Dios te acompañe.

05/05/15 4:41 AM
  
DavidQ
Por el contrario, Bruno, he entendido claramente que cada palabra de la Misa debe ser dicha en el momento, ritmo y entonación precisa en la que fue escrita hace dos mil años, faltaba más.

Está súper claro que cada vez que alguien, por error, pretende introducir su propio cerebro en lo que está leyendo, comete pecado mortal, punible con fuego eterno. Dios nos guarde y nos libre que alguien tartamudee, estornude o respire a destiempo, eso lo castiga Dios y es la causa de todos los males del mundo, desde los tsunamis hasta el aumento del precio del arroz.

Son estúpidos los que en lugar de preocuparse de que la frase sea dicha con precisión milimétrica tratan de comprender si lo que han leído fue dictado por ángeles, interpretado por hombres o testimoniado por campesinos y pescadores. Esas cosas no se piensan, no se reflexionan, no se meditan, mucho menos se ponen en duda.

¿Quién se atreve a dudar que todo lo que dijo San Pablo contra las mujeres es Palabra de Dios, Te Alabamos Señor? ¡Por eso estamos como estamos!
05/05/15 5:55 AM
  
Néstor
Estimado Paranoia:

Sé que es duro para Ud., pero efectivamente creemos en estas cosas. Váyase haciendo a la idea. Incluso creemos que el que está profundamente equivocado es Ud. Hasta compasión nos da. Sí, créalo, es así. Lo de la compasión, digo, y el creer que Ud. está más equivocado que surfista en el Sahara.

Y nos sentimos tan felices...

Saludos cordiales.
05/05/15 5:57 AM
  
Néstor
Estimado DavidQ:

Estoy casi seguro de que Ud. está comentando otro "post" de algún otro "blog". Fíjese bien por las dudas.

Saludos cordiales.
05/05/15 5:59 AM
  
David
En mi compartir la religión he ido descubriendo que cada uno la vivenciamos de manera distinta. Las congregaciones de sacerdotes se centran más en lo referente a la eucaristía, las de seglares en la "misión" entendida como implicación en lo social... Cada agrupación en lo que considera. Lo cierto es que la religión me ha servido como camino para poder acercarme-unirme a Dios que supera toda religión humana, me supera a mi y a todo lo que me pensó que es Él. Hace tiempo descubrí que poner mi énfasis en los de otros no me da profundidad en la vida. Y poner mi énfasis en responder a una lectura pensando de una manera o de otra me descentra de lo fundamental: interiorizar la Palabra. A mi, personalmente, "me vale con la Palabra". En ella encuentro sentido, guía y plenitud. Respeto su postura y el lugar donde poner el énfasis. Pero me quedó en el contenido de la Palabra y no en la respuesta litúrgica. Me aleja más de lo que me acerca a quien deseo acercarme.
05/05/15 6:16 AM
  
David
¡Que lios y quebraderos de cabeza tenéis en tantos frentes en el Novus Ordo!
Con lo fácil que es, que el sacerdote lea la primera lectura y respondamos al final, Deo Gratias.
05/05/15 9:43 AM
  
Paranoia religiosa
¡Pero hombre! Salganse de esa locura, no sigan en ella. ¿No se dan cuenta de que todas sus creencias han sido desmontadas por la ciencia? Todo lo que viene en la Biblia son mentiras, montajes para dominar a la gente. Hasta hace poco el que no creia (y cuando hablo de creer, me refiero a creer al pie de la letra) era quemado vivo. Creer era cuestion de vida o muerte, ¿quien iba a osar dudar? Los que se atrevian a ver por si mismos, eran eliminados. Ustedes son los descendientes de aquellos fanaticos, ¿no se dan cuenta? Investiguen, mediten las cosas, y vean por si mismos, no por lo que otros les dicen.¡Que pena!
05/05/15 10:00 AM
  
rastri
Quizás, puede ser que quien por exceso de exaltación evangélica o por figurar como tal quiera despertar la modorra de los insomnes y diga aquello de -enteraos-:
¡Esto es palabra de Dios!
Pues sí mejor decir simplemente -¡Palabra de Dios! Que es la forma de afirmar sin más lo dicho. Es decir como cuando yo leo lo digo.

Pero a mi, Bruno, lo que me preocupa no es tanto esto sino aquello de lo que entiendo y acepto de que:
"Dios hace al hombre tal cual lo hace desde el principio hasta el fin de su vida, personal e intransferible en la parte y el todo de sí mismo".

Y que como según dicen: quitarle a uno -vivo o muerto- partes de su cuerpo para implantarlos en otro cuerpo, generalmente vivo o para mejor vivir; Es a mi juicio anatema que compromete o desdice de la vigilia y el correcto entender y decir de la doctrina de la Iglesia, por lo que respecta a los dogmas del Credo Católico; Donde se afirma la necesidad de creer en la Resurrección de los muertos y la vida de un mundo futuro. Tal cual y cómo, se entiende, que Dios hizo al ser vivo desde el principio hasta el fin de la vida de cada cual.

O dicho de otro modo: Supongamos que a un individuo le implantan el corazón de otro, cerebralmente, ya muerto; y que éste al día llegado a su vez muere; Y que por lo mismo de éste su corazón prestado lo vuelven a implantar en otro cuerpo con posibilidad de seguir viviendo.
El día de la resurrección de los muertos: ¿Quién de estos resucitará sin, o con corazón: el primero, el segundo o el tercero?




05/05/15 10:30 AM
  
veritas
En Infovaticana, en el blog Cristo era Sabio, ya está recomendado este artículo de Bruno con el título "Buen artículo de Bruno Moreno" :-)
05/05/15 12:57 PM
  
luis
Lo que estás observando Bruno, es uno de los síntomas de la "pérdida de actitud litúrgica". Es decir, la totalidad del oficio se centra en la asamblea, olvidando que se está ante un hecho religioso centrado en Dios.
La pérdida de actitud litúrgica se manifiesta, entre otras cosas, en :
1) saludo secular del oficiante al comienzo (buenos días, cómo están, etcetera)
2) saludo secular del oficiante en la despedida (que tengan una excelente semana, etc)
3) guiones donde se explica lo que va a hacer el celebrante o las lecturas (al modo teatral y didáctico con que se comenta un documental o un espectáculo).
4) sermones kilométricos, preguntas con participación de los fieles, etc.
5) la posición del celebrante de cara a los fieles

Si bien esto no está explícito en la reforma litúrgica, a esto ha conducido, inexorablemente, la reforma. La lengua vernácula, la introducción de la posibilidad de cambios y morcillas, el debilitamiento de la idea de sacrificio, el énfasis en la "cena",etc.
05/05/15 2:38 PM
  
DavidQ
No, Néstor no:

Estoy completamente convencido que no hay mejor inversión del tiempo que pasamos en Misa, que descubrir los garrafales errores que cometen los curas, lectores, ministros y compañeros de banca.

Confieso humildemente que alguna vez me he distraído tratando de comprender qué dice el Evangelio y de qué manera debo aplicarlo para mi vida, pero gracias a éste artículo he descubierto que eso es vanidad y que la Verdad se encuentra encerrada en la alabanza final.

Prometo solemnemente nunca más fijarme en el sentido de las palabras y concentrarme sólo en la forma en que se dicen. El día que pueda, me voy a oír misa en idioma extranjero, así evito la tentación de comprender y los horrorosos errores que se cometen en español. Mea culpa, mea máxima culpa.
05/05/15 3:46 PM
  
Bruno
Luis:

Las preguntas a los fieles y los saludos seculares, según mi experiencia, son bastante más frecuentes en Hispanoamérica que en España, por alguna razón que desconozco. Lo demás es común.

Los saludos seculares me resultan particularmente irritantes. Son como decir: bueno, ahora aparte de esos saludos litúrgicos que no significan nada, vamos a saludarnos de verdad.

"uno de los síntomas de la "pérdida de actitud litúrgica""

Sin duda. En ese sentido, creo que la propuesta de Benedicto XVI fue clarividente: coexistencia de forma ordinaria y extraordinaria, para permitir un enriquecimiento osmótico, que ante todo es vivencial, de actitud.
05/05/15 3:49 PM
  
Bruno
DavidQ:

Su actitud tiene escaso sentido. ¿Yo no puedo señalar una práctica habitual que confunde el sentido de un rito de la liturgia y usted puede criticarme a mí despectivamente y pontificar, al margen de lo que enseña la Iglesia, sobre lo que hay que hacer en la liturgia? ¿Yo no puedo señalar un error real, explicando que es bienintencionado y sin mencionar nombres, pero usted sí puede inventar cosas que no ha dicho nadie y atribuírmelas a mí de forma maliciosa? La viga parece ser tan grande que ya casi no cabe en el infinito mundo virtual de Internet.

Por otra parte, su comentario muestra tal falta de sentido católico, que sorprende que se atreva a decirnos a los católicos lo que debemos hacer. Niega usted la doctrina de la Iglesia al decir, irónicamente, que "¿Quién se atreve a dudar que todo lo que dijo San Pablo contra las mujeres es Palabra de Dios, Te Alabamos Señor? ¡Por eso estamos como estamos!". Por si no se acuerda de esa doctrina, se la recuerdo:

"Las verdades reveladas por Dios, que se contienen y manifiestan en la Sagrada Escritura, se consignaron por inspiración del Espíritu Santo. la santa Madre Iglesia, según la fe apostólica, tiene por santos y canónicos los libros enteros del Antiguo y Nuevo Testamento con todas sus partes, porque, escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor y como tales se le han entregado a la misma Iglesia. Pero en la redacción de los libros sagrados, Dios eligió a hombres, que utilizó usando de sus propias facultades y medios, de forma que obrando El en ellos y por ellos, escribieron, como verdaderos autores, todo y sólo lo que El quería.

Pues, como todo lo que los autores inspirados o hagiógrafos afirman, debe tenerse como afirmado por el Espíritu Santo, hay que confesar que los libros de la Escritura enseñan firmemente, con fidelidad y sin error, la verdad que Dios quiso consignar en las sagradas letras para nuestra salvación. Así, pues, "toda la Escritura es divinamente inspirada y útil para enseñar, para argüir, para corregir, para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y equipado para toda obra buena"" (LG 11)


Eso no se escribió hace miles de años, sino en el Concilio Vaticano II, pero quizá sepa usted más. Cualquiera que habla de lo que "escribió san Pablo contra las mujeres" ya se descalifica a sí mismo y muestra que no es católico, pero además usted ha defendido en este mismo blog el divorcio, negando la indisolubilidad del matrimonio.

Como es lógico, puede usted tener las opiniones que desee y decir las tonterías que le plazcan, pero yo diría que no tiene sentido que pretenda hablar como católico cuando no comparte la fe de la Iglesia. Quizá, en lugar de pontificar sobre lo que no entiende, sería mejor que estudiara un poco más esa fe.

Saludos.

05/05/15 4:03 PM
  
Bruno
Veritas:

Gracias por la indicación. Es un detalle muy amable por parte de Cristo era Sabio.
05/05/15 4:14 PM
  
Bruno
Paranoia:

"Ustedes son los descendientes de aquellos fanaticos"

Hombre, teniendo en cuenta que, en ese mismo sentido, usted es descendiente de Stalin, con su gulag, sus purgas y sus veinte millones de muertos, de los jemeres rojos con sus dos millones de víctimas, de la revolución "cultural" china, de los que asesinaron a seis mil sacerdotes y religiosos completamente inocentes en España y un largúisimo etcétera, incluidas las persecuciones romanas de los cristianos, no parece que pueda jactarse de nada. Quizá eso le indique que las cosas son más complejas.

"Investiguen, mediten las cosas, y vean por si mismos, no por lo que otros les dicen.¡Que pena!"

Si sigue usted su consejo, verá que usted no ha "visto por sí mismo" ni la actuación de la inquisición ni a esos fanáticos de los que habla, sino que se basa en lo que otros le han dicho. Es decir, hace usted lo mismo que nosotros: decidir quién es digno de crédito y creerle.

En cualquier caso, le animo a que considere, aunque sólo sea por un instante, la posibilidad de que, en lugar de una vida sin sentido y que acaba con la muerte, Dios le ha creado a usted con un amor eterno e infinito, que su vida tiene sentido y que está destinado a vivir para siempre. La muerte no tiene la última palabra.

Un saludo.
05/05/15 4:32 PM
  
Luis E
También he tenido la percepción de que cuando de dice: "Esto es Palabra de Dios" se hace una diferencia innecesaria y falsa, como que lo demás de la liturgia no fuera Palabra de Dios, para empezar el salmo que no lo dice pero además una cantidad importante de citas bíblicas en toda la liturgia, sin entrar en todo el conjunto de la celebración que es ya Palabra de Dios en cierto modo "encarnada" en el sacerdote, la asamblea, etc..
05/05/15 4:54 PM
  
Bruno
David:

"¡Que líos y quebraderos de cabeza tenéis en tantos frentes en el Novus Ordo! Con lo fácil que es, que el sacerdote lea la primera lectura y respondamos al final, Deo Gratias."

En realidad, si no recuerdo mal, en la liturgia antigua la epístola debía ser leída por un lector. Sin embargo, como había muy pocas personas que hubieran recibido la orden menor del lectorado (ya que solía limitarse a los que iban a ser ordenados sacerdotes), era habitual que el sacerdote hiciera también de lector, lo que era un (necesario) empobrecimiento y no una ventaja.

En ese sentido, el problema es similar en la forma ordinaria: deberían leer las lecturas personas que hayan recibido el ministerio del lectorado, pero como sigue habiendo muy pocas, suelen leer o bien el sacerdote o bien otro seglar cualquiera, que muchas veces no sabe hacerlo adecuadamente.
05/05/15 5:07 PM
  
Bruno
Rosa María:

"a mayoría de los lectores que escucho, en vez de hacer la aclamación con rotundidad emplean un tono de pregunta como si interrogaran a la asamblea si lo que acaban de escuchar es o no la Palabra de Dios."

En efecto, también es importante usar el tono correcto.

"38. En los textos que han de pronunciarse en voz alta y clara, sea por el sacerdote o por el diácono, o por el lector, o por todos, la voz debe responder a la índole del respectivo texto, según éste sea una lectura, oración, monición, aclamación o canto; como también a la forma de la celebración y de la solemnidad de la asamblea. Además, téngase en cuenta la índole de las diversas lenguas y la naturaleza de los pueblos." (IGMR 38)
05/05/15 5:16 PM
  
ERICK HERNANDEZ
Bruno, no vio mi mensaje? de verdad me gustaria leer su opinon:

Bruno, que opinion le merece el que se lean "moniciones" antes de las lecturas en la Misa? incluso moniciones que ya vienen en los misales dominicales que la parroquia pone a disposicion de los asistentes a las misas. Esto sin contar que son un abuso liturgico pues la leen en el Ambon, que ya sabemos esta consagrado y no permite lecturas menos dignas por llamarlas de algun modo.
Gracias y de verad que bien escribe!!!
05/05/15 5:43 PM
  
Daniel Riquelme
Que lástima! DavidQ cada vez menos católico. Pintaba bien. Es el riesgo de saber mucho. A veces eso se convierte en causa de confusión. Solo una cosa, según tengo entendido en la la santa Misa se da culto a Dios. Dios es el centro. Es a Quien se glorifica, se impetra, se alaba y se suplica (por el perdón y por los bienes, especialmente espirituales). Es el lugar del encuentro con el Misterio. Y este encuentro es mediante las formas, no tenemos otra vía de hacerlo, pues Dios es invisible. Cuidar esas formas, de todos modos instauradas por la Iglesia, nos asegura un encuentro provechoso. Si es simplemente escuchar el Evangelio y ver "de qué manera debo aplicarlo para mi vida", bastaría un retiro o ir a un encuentro protestante.

Respecto a Paranoia religiosa, solo comentaré dos cosas, porque evidentemente es un troll:

1º "¿No se dan cuenta de que todas sus creencias han sido desmontadas por la ciencia?". La Biblia está llena de relatos históricos, anecdóticos, sapienciales, morales, vivenciales, exhortaciones, alabanzas, cantos, relatos de conquista, pecado, dolor y esperanza, y un largo etcétera. Excepto los Evangelios, algo de los Hechos y algunos sucesos especiales del Antiguo Testamento, no son tampoco demasiado los hechos extraordinarios relatados en la Biblia. Por lo tanto, sería bueno que Paranoia nos indicase cuáles serían las creencias contenidas en la Biblia desmontadas por la ciencia. En todo caso, la ciencia ha negado tales hechos, pero no los ha desmontado.

2º. "Todo lo que viene en la Biblia son mentiras, montajes para dominar a la gente." Según esto, Paranoia debe ser mala gente, pues no cree que "amar al prójimo como a uno mismo", que está en la Biblia, sea una receta para la felicidad propia y ajena, sino una patraña para dominar a la gente.

Parece que la paranoia de Paranoia no le deja ver claro los hechos.

Por último algunos otros "síntomas de la "pérdida de actitud litúrgica""

1. "saludo secular del oficiante al comienzo (buenos días, cómo están, etcetera)", con gran enojo del oficiante si no hay respuesta del pueblo (me pasó).
2. Abandono del altar, con las formas ya consagradas,por el oficiante para ir a felicitar (no dar la paz) al pueblo.
3. Pedir al pueblo que recite las oraciones propias del sacerdote.
4. Convocar a la gente en torno al altar para rezar "mejor" (con más intensidad, que es más sentimiento) la oración por la paz.
5. Convertir a una (improvisada) acólita (que se acerca al altar solo para despues dar la comunión) en concelebrante al darle la forma consagrada cuando hace la oración de elevación.
6. etc., etc.

Saludos.
05/05/15 6:12 PM
  
Francisco de México
Bruno:

Te felicito por tu blog. Se ha discutido mucho la existencia y la no existencia de Dios y se ha demostrado que los "ateos" no tienen ni siquiera idea de como es que estamos aquí. Pero continúan apareciendo nuevos nicks con las mismas viejas ideas, solo negar sin proporcionar evidencia, mi conclusión: algo muy bueno estás haciendo.
05/05/15 7:43 PM
  
Bruno
Erick Hernández:

Es un tema más amplio y yo no lo he estudiado. Que yo sepa, las normas litúrgicas lo tratan "de pasada" en distintos lugares y, por ello, quizá no son del todo coherentes.

Hasta donde yo puedo ver, como resumen:

- Las normas sobre quién puede hacer moniciones a las lecturas de la Misa adolecen de cierta contradicción interna. IGMR 31 y 128 parecen indicar que competen al sacerdote, pero otras normas (como por ejemplo Praenotanda Ordinis Lectionum Missae 42) indican que los fieles también pueden hacer esas moniciones.

- Las moniciones no son una parte necesaria de la misa.

- En cualquier caso, las moniciones deben ser breves (SC 35, Praenotanda Ordinis Lectionum Missae 15)

- Las moniciones no son una homilía ni un resumen de lo que se va a leer, sino más bien una invitación a prestar atención a esa lectura en concreto, despertando el interés de los oyentes. En ese sentido, deben ser algo muy humilde: conviene que ellas disminuyan para que la lectura crezca.

- Las moniciones (al igual que los avisos del final de la misa) no deben hacerse desde el ambón, que está reservado a las lecturas, la homilía y las preces (IGMR 105.b y 309). Supongo, sin embargo, que en situaciones en las que no haya otro lugar apropiado disponible (una capilla pequeña, un solo micrófono, etc.) habrá que hacer lo que se pueda.

- En principio, las moniciones deben ser hechas por una persona distinta que las lecturas, para marcar la diferencia entre ambas cosas (a no ser que sea el sacerdote el que las realiza e, incluso en ese caso, debe haber un claro cambio de tono y expresión para marcar la diferencia, Praenotanda 15).

No sé decirle más. Quizá usted pueda darnos más información sobre el tema.

05/05/15 8:00 PM
  
Bruno
Francisco:

Ojalá todos recemos por ellos. Si Dios nos los envía, por algo será.

Me ha recordado a una poesía que escribí hace tiempo sobre una ocasión similar:

Llegó y, enardecido,
Se puso a blasfemar
Quizá para aliviar
Su corazón herido,
Con bálsamo violento,
Con ira como ungüento.

No sé si lo logró,
Si ahora está contento,
Si así por fin calmó
Su lucha y su tormento,
Si descargó las penas,
De sus alforjas llenas.

Mas sé que, silenciosas,
Plegarias y oraciones
De cien almas piadosas
Que entienden sus pasiones
Se elevan ya por él,
En manos de Gabriel.

Que Dios, que ha conocido
En carne de su Hijo
La falta de cobijo,
De amor y de sentido,
Derrame así sus gracias
En manos tan reacias.
05/05/15 8:07 PM
  
Francisco de México
Bruno:

una sencilla pero muy sentida poesía. Lo bueno, dicho en verso, es doblemente bueno. Un abrazo.
05/05/15 10:02 PM
  
cristina moreno
Bruno,
¿No se debe mirar a la gente al leer las.lecturas?
¿El sacerdote puede pedirte durante la misa que le ayudes a dar la comunión? Me pasó el domingo y dije que no...
Gracias
05/05/15 11:43 PM
  
DE LOCOS
Y qué me dices Bruno, de una parroquia que es la mía, que en la misa de 11 (mal llamada misa de los niños) del domingo, desde hace meses el párroco... ¡¡decidió cargarse la segunda lectura!! NO SE LEE. Y la razón es porque así se abrevia. De locos. Se roba la Palabra de Dios a los fieles. Hasta ese punto se rompe la baraja. ¿Qué te parece?
06/05/15 12:34 AM
  
estefanía
Llego un poco tarde pero qué se le va a hacer
Acabo de leer los comentarios y hay unos cuantos de Paranoia religiosa de los cuales lo primero que se me ocurre es que ha elegido un nick muy acertado y lo segundo es que si quiere creer que crea pero que no se ponga a comentar aquí diciendo que estamos en el error o que nuestras ideas son medievales.
Querido/a Paranoia religiosa, tenga cuidado con lo que usted considera racional o irracional porque puede tener problemas en digerir que la luz es una onda y una partícula o que el universo pudiera ser un holograma o que la gravedad se curve.
06/05/15 8:18 AM
  
David
Bruno:

"En realidad, si no recuerdo mal, en la liturgia antigua la epístola debía ser leída por un lector. Sin embargo, como había muy pocas personas que hubieran recibido la orden menor del lectorado (ya que solía limitarse a los que iban a ser ordenados sacerdotes), era habitual que el sacerdote hiciera también de lector, lo que era un (necesario) empobrecimiento y no una ventaja.
En ese sentido, el problema es similar en la forma ordinaria: deberían leer las lecturas personas que hayan recibido el ministerio del lectorado, pero como sigue habiendo muy pocas, suelen leer o bien el sacerdote o bien otro seglar cualquiera, que muchas veces no sabe hacerlo adecuadamente".

Quizá puede ser un juicio rápido el determinar como empobrecimiento y no una ventaja, que un seglar con orden de lector no haga la lectura de la epístola. Puede que haya usted llegado a este juicio, a raíz del inicio de la argumentación: En realidad, si no recuerdo mal, en la liturgia antigua la epístola debía ser leída por un lector. (Debía, no; podía). Puede también que, sea incluso una riqueza -no un empobrecimiento- que el sacerdote, que ha recibido todas las ordenes, haga la lectura de la Epístola.

En la universidad, tuve un profesor israelí que dictaba neorolinguistica, copto de religión, pero de familia judía. Este profesor, nos contaba como los Coptos tenían un respeto tan profundo por su liturgia y por lo sagrado, hasta el punto de solo permitir a manos consagradas, tocar aquello... que había sido consagrado. El Copto, manifestaba que los Romanos, no teníamos esa concepción; claro, pensaba yo, el Copto este tiene razón, lo que no debe conocer es conocer a los que seguimos nuestra espiritualidad con las comunidades de Eclessia Dei.

Dice usted, que como no hay personas que tengan la orden del lectorado, pues suele leer un seglar cualquiera (porque eso de que suele leer el sacerdote no es nada común); ahí se manifiestan varias cosas, por un lado un empobrecimiento real y un pasarse por alto la orden del lectorado; por otro lado, una hermenéutica de la ruptura, porque si la liturgia ordinaria debe celebrarse aplicando una hermenéutica de la continuidad, pues… ¿Qué hace subiendo un seglar en medio del Santo Sacrificio de la Misa al presbiterio? Es un manifiesta otro real empobrecimiento.

Incluso, si invitásemos a Chesterton, Tolkien, Lewis, Newman a analizar el problema de las novedades litúrgicas; esos sabios ingleses, siguiendo su estructura discursiva, quizá detectarían que el mal manifiesto es muy sencillo y consiste en nada más que profanar de distintas formas lo Sagrado, a la manera de una revolución que echa todo abajo para construir sobre ruinas algo nuevo. Después entraría mi profesor Copto, y asentiría diciendo, mirá, unos Romanos que piensan como yo!


06/05/15 10:45 AM
  
Bruno
Estimado David:

"Quizá puede ser un juicio rápido el determinar como empobrecimiento y no una ventaja, que un seglar con orden de lector no haga la lectura de la epístola"

No es un juicio rápido, sino simplemente lo que dice la Iglesia. Leer la lectura es el ministerio propio de los que han recibido el lectorado y, por lo tanto, lo apropiado es que lo desempeñen ellos. Si no es posible, lo hará quien pueda hacerlo (el sacerdote en la forma extraordinaria y el sacerdote o un fiel cualquiera en la ordinaria), pero no es lo ideal según los libros litúrgicos.

"Debía, no; podía"

A mi entender, eso es incorrecto y poco tradicional. A diferencia de lo que sucede en la forma ordinaria, en la extraordinaria la lectura no podía ser realizada por alguien que no fuera lector. Si no había lector, la leía el sacerdote porque él había recibido el lectorado como todos los sacerdotes.

"Puede también que, sea incluso una riqueza -no un empobrecimiento- que el sacerdote, que ha recibido todas las ordenes, haga la lectura de la Epístola"

Eso no es lo que dice la Iglesia y, hasta donde yo puedo ver, no tiene sentido. Si así fuera, el obispo desempeñaría habitualmente todos los ministerios en una celebración, desde hacer de acólito hasta ordenar sacerdotes. No se puede identificar lo que se hace cuando no hay otro remedio con un "enriquecimiento". Los libros litúrgicos siempre establecen que, por ejemplo, lo propio del diácono lo haga un diácono si hay alguno presente, aunque un sacerdote pueda hacer todo lo que hace el diácono.

De hecho, esa postura no tiene nada de tradicional. Creo que quizá confunde lo que ha visto habitualmente con lo propio de la forma extraordinaria, que no es eso.

"Este profesor, nos contaba como los Coptos tenían un respeto tan profundo por su liturgia y por lo sagrado, hasta el punto de solo permitir a manos consagradas, tocar aquello... que había sido consagrado. El Copto, manifestaba que los Romanos, no teníamos esa concepción"

Esto se oye mucho. Quizá no lo entiendo bien, pero siempre me ha parecido que no tenía mucho sentido. Por varias razones:

- Todos los cristianos hemos sido consagrados a Dios por el bautismo, así que con este criterio nadie podría tocarnos.

- Nuestras manos, como todo nuestro cuerpo, han sido consagradas con el bautismo, así que con este criterio todos los cristianos tienen manos consagradas y pueden tocar lo consagrado.

- Hay muchas cosas consagradas que toca absolutamente todo el mundo, pero el ejemplo más claro es la propia Eucaristía. Al comulgar en la boca se toca igualmente la Sagrada Forma, con los labios, la lengua, la garganta... ¿Qué tienen esas partes del cuerpo de especial que no tienen las manos? ¿Es que son más dignas o están más consagradas en algún sentido que las manos?

Está muy bien hablar de la pérdida del respeto por lo sagrado. Yo lo he hecho muchas veces. Pero creo que el argumento de las manos consagradas no tiene fuerza.

"ahí se manifiestan varias cosas, por un lado un empobrecimiento real y un pasarse por alto la orden del lectorado"

Dos cosas. En primer lugar, el lectorado ya no es una orden (menor), sino un ministerio. En segundo lugar, como ya había dicho en el artículo, estoy completamente de acuerdo en que el lectorado, tanto en la liturgia antigua como en la nueva, ha sido muy olvidado y eso es un gran empobrecimiento. Dios quiera que eso cambie.

"¿Qué hace subiendo un seglar en medio del Santo Sacrificio de la Misa al presbiterio? Es un manifiesta otro real empobrecimiento"

No entiendo esa pregunta. En la forma extraordinaria suben constantemente seglares al presbiterio: los monaguillos. Igual que en la forma ordinaria un fiel cualquiera suele hacer de lector, en la extraordinaria los monaguillos suelen tomar (en la medida de lo posible) las funciones de diáconos, subdiáconos y acólitos. En cualquier caso y sin duda, tanto en la forma ordinaria como en la extraordinaria lo ideal sería que cada función fuera realizada por la persona que la tiene específicamente encomendada.

En resumen, a mí me encanta la forma extraordinaria del rito romano, que es una gran riqueza de la Iglesia. Y sin duda alguna, se ha producido una pérdida de respeto por lo sagrado que es uno de los males de nuestro tiempo y que debemos combatir. Sin embargo, combatir ese problema con argumentos erróneos o poco pensados no ayuda. Como católicos, tenemos que formarnos bien en la liturgia, por medio de una auténtica catequesis mistagógica y litúrgica, como decía Percival, para no confundir gustos propios o lo que estamos acostumbrados a ver con lo que debe ser según la Iglesia.

Para que no quede duda, estoy totalmente convencido de que la propuesta de Benedicto XVI de hacer que la forma ordinaria y la extraordinaria convivan una junto a la otra para que se produzca un enriquecimiento (sobre todo de la primera, claro) fue una idea clarividente y providencial.

Saludos cordiales.
06/05/15 2:41 PM
  
Bruno
De locos:

Me temo que eliminar una o incluso dos lecturas en la misa con niños está permitido:

"41 - Como las lecturas tomadas de la Sagrada Escritura constituyen la parte principal de la Liturgia de la Palabra (40), también en las Misas que se celebren con los niños nunca falte la lectura bíblica.

42 - Por lo que respecta al número de lecturas en los domingos y fiestas, deben guardarse los decretos de la Conferencia Episcopales. Si las tres o dos lecturas señaladas para los domingos y ferias con dificultad podrán ser entendidas por los niños, está permitido elegir de entre éstas, dos o una solamente; pero que nunca falte la lectura tomada del Evangelio.

44 - El criterio para elegir las lecturas tómese por la calidad más que por la cantidad de textos de la Sagrada Escritura. No siempre la lectura más breve, es la más apta para los niños, que la prolongada.Todo depende de la utilidad espiritual, que la lectura pueda proporcionar a los niños."

(Directorio litúrgico para las misas con participación de niños de la Congregación para el Culto)

En cualquier caso, el criterio no es el de la brevedad, sino el de la comprensión por parte de los niños.

Dicho eso, mi opinión personal es que la misa con niños debe ser lo más parecida posible a cualquier otra misa, porque los niños no son tontos, simplemente son niños. La única diferencia que me parece realmente útil es la de que la homilía esté adaptada a su comprensión.
06/05/15 2:59 PM
  
DavidQ
Nuevamente se confunde conmigo, Bruno, que no hago más que alabar su bienintencionado artículo y confirmar con mis pobres palabras la infinita sabiduría que usted exuda.

Es obvio que soy ignorante y no sabía que entre Lucas 16, 19 y 20, se había proclamado, en español de Cervantes "Palabra de Dios" "Te alabamos Señor". Eso es algo que yo no sabía, pero que ahora veo con claridad meridiana. Porque es obvio que el idioma jamás ha cambiado ni cambiará y que los que antes decían "murciégalo" jamás llegaron a decir "murciélago". Las palabras de la liturgia fueron fijadas con precisión matemática y no se corre jamás ningún riesgo que los lectores y los oyentes confundan o interpreten de otra manera lo que se ha dicho, porque, como es evidente, el idioma jamás cambia.

De allí la enorme importancia de "no pensar", y de hecho ni siquiera chistar durante una Misa bien dicha como mandan los cánones. Nadie de los que participa es humano, jamás puede equivocarse ni los curas deben por ninguna razón intentar alcanzar a la feligresía que habla de otras formas (perdón, no, nadie habla de otras formas), porque todo el mundo comprende perfectamente lo que allí se dice y el que no, sea anatema.

Es usted un santo, Bruno, lamento interrumpirle con mis desfasados discursos. Que el Señor enmudezca mi boca para que jamás vuelva yo a contestar algo equivocado en Misa.
06/05/15 4:15 PM
  
Bruno
DavidQ:

Empiezo a pensar que está usted borracho o mal de la cabeza.

Como resulta evidente que no quiere o no puede hablar racionalmente, borraré cualquier otro comentario que escriba para no hacer perder el tiempo a los lectores.

Dios le bendiga y le ilumine.
06/05/15 4:20 PM
  
luis
La Misa de los Niños es uno de los coladeros principales para el morcilleo litúrgico.
06/05/15 5:03 PM
  
Paranoia religiosa
Esta bien Bruno, admito que usted no es como sus colegas, y parece abierto al dialogo, lo cual es de admirar, creame. No me importa lo que usted o los demas crean, lo unico que me importa es colaborar con todos hacia una mayor apertura mental. Porque el mundo en que vivimos requiere de apertura no de cerrazon mental. Vengo a esta página, precisamente porque es famosa debido a la increible cerrazon mental de algunos de sus miembros. Es imposible trabar una conversacion con quien no quiere oir. Y, si, ustedes me diran, ¿por que viene? No escriba. Pero no, las cosas no son asi. Ustedes son los primeros que no siguen esa máxima, no ir a donde nadie quiere oirlos. ¡Ay de mi si no evangelizare! ¿No es eso lo que dicen? Bien, yo no evangelizo, pero lo que hago es similar. Vengo a hacer que abran su mente, que escuchen, que vean que el mundo está lleno de personas que pueden dar mucho, sin ser catolicos integristas.

Usted me dice que los mios han matado millones de personas. Se refiere sin duda a los comunistas, que han hecho masacres y genocidios espantosos. No son los mios, puesto que yo no soy comunista. Para mi el comunismo es un hijo bastardo del la IC.De hecho, ellos se guian por los principios catolicos, aunque a la inversa. Son anticatolicos, por tanto, ahi lo ve, el catolicismo es para ellos la imagen a tener en cuenta. Ya ve, han aprendido mucho de la IC, y han sido incluso peores haciendo daño. Todo el mundo sabe la cantidad de millones de muertos que se deben al comunismo, ¿por que duda de que hayan millones de muertos, causados por el catolicismo, y las otras iglesias cristianas (pero sobre todo el catolicismo)? ¿No quiere creer que la Inquisicion ha causado una enorme cantidad de victimas en el mundo entero? ¿Y las cruzadas? ¿Sabe lo que fueron las cruzadas? No es solo el catolicismo, desde luego, son las religiones monoteistas. La idea de un Dios unico ha llevado a los seres humanos a una guerra que dura milenios.

Pero hay cosas buenas, no todo es malo. El misticismo ha sido una contribucion extraordinaria a la evolucion de la humanidad. El misticismo, que se expresa en terminos de la Iglesia, pero que no siempre ha sido entendido por la jerarquia eclesiastica como algo bueno y positivo. Muchos misticos han sido excomulgados, como Meiste Eckhart, por ejemplo. Sin embargo, hoy Eckhart es considerado como una de las mas extraordinarias contribuciones del misticismo catolico a la historia de la humanidad. Y como el tantos y tantos, que no podremos llegar a conocer, porque sus libros fueron quemados igual que sus autores. ¿No es hora de reconocer ya los errores? el mismo papa JP II pidio perdon a la humanidad por todo el sufrimiento causado por la IC. Es necesario reconocer los errores, como paso previo para aprender de todo lo que no se supo apreciar en su momento.

En fin, no soy ateo, soy un hereje para ustedes, simplemente. Lo que ustedes llaman herejias, en muchos casos son tesoros que han perdido. Que en el pasado se hiciera, uno puede comprenderlo, pero que personas del siglo XXI sigan cerrados del modo en que se cierran, es no ya una pena, sino algo mucho peor. Es oponerse a la evolucion. Los dogmas de la Iglesia deben dejarse de lado, cuando avanzamos hacia un mundo que, se quiera o no, se globaliza. Los musulmanes tienen una lacra terrible en el fundamentalismo, como vemos, y occidente todavia no acaba de librarse de la suya. Aunque el fundamentalismo catolico no cause victimas mortales en nuestros dias, lo ha hecho en el pasado. Reconozcamoslo y salgamos para siempre del oscurantismo religiosos.

Simplemente debia decirles eso. Un saludo, Bruno, haga lo que quiera, publiquelo o no. Queda en sus manos, pero no lo manipuelo, no publique trocitos, publiquelo todo o nada. Gracias.
06/05/15 8:06 PM
  
Paranoia religiosa
Bueno, se ha publicado todo :)) y sin pasar por la censura.
06/05/15 8:08 PM
  
Palas Atenea
Traduzco: Lo que éste quiere decir-ya que su nick es un insulto para él mismo-es que es gnóstico, es decir del gnosticismo de hoy en día llamado New Age. Y dice que entiende al Maestro Eckhart, lo mismo que a Confucio o que a Buda, o sea que habla con su ombligo y no está sujeto a regla alguna. Naturalmente es muy abierto, más que abierto es etéreo, pero no entiendo a qué ha entrado en una página de liturgia.
Recomiendo hacerle el mismo caso que a los testigos de Jehová o nos dará la murga continuamente con sus voluptuosidades,
Un gnóstico es la versión etérea del superhombre de Nietzsche, lo que el filósofo creía que se conseguía con la voluntad de poder estos creen que se consigue con la gnosis: algún tipo de superioridad sobre los demás. Como éste había algunos entre los nazis pero no entre los comunistas que eran materialistas,
06/05/15 8:57 PM
  
Néstor
Es gracioso el ardor apostólico de los que no creen en la Tradición Apostólica, pero creen en la diosa Evolución.

Porque creer que la evolución da alguna orientación a nuestra vida, es endiosarla.

Fe contra fe.

Mejor dicho, fe que no se reconoce como tal contra fe que se manifiesta públicamente como fe.

Al parecer, el secreto para mantener la apertura mental es no pensar en serio.

En fin.

Saludos cordiales.

06/05/15 8:59 PM
  
Palas Atenea
Lo de la evolución se le ha escapado al pobre. Estos no son materialistas sino vagamente deístas, de ahí su lucha contra las religiones. Lo que quieren es empapar al mundo de un vago espiritualismo sin compromiso alguno. Aquello del aura, la chispa divina, el panteísmo...lo de siempre modernizado con el teléfono móvil.
06/05/15 9:14 PM
  
Alberto
Las aclamaciones en español van precedidas de ¡! y no figuran en el Misal. Si se pusiesen los signos de admiración y figurase así: ¡Palabra de Dios! no habría tantas confusiones.
06/05/15 9:58 PM
  
DavidQ
[...]
07/05/15 3:04 AM
  
Roblete
Palas Atenea:

No sabe usted lo que disfruto con sus comentarios.
07/05/15 7:42 AM
  
Palas Atenea
Roblete: Muchas gracias pero es la consecuencia de ser católica, que diría Chesterton. Para Santo Tomás de Aquino el sentido común es lo primero, la nuestra es una religión realista: ni materialista ni espiritualista.
Algunos de los gnósticos primitivos (ahora ya se toman el asunto a beneficio de inventario) odiaban el cuerpo; los materialistas, en cambio, no ven más que cuerpo. Pues no: cuerpo y espíritu es lo que somos y así resucitaremos. Nada de ir al agujero negro, ni a la transmigración de las almas, ni nada por el estilo.
08/05/15 12:08 PM
  
Enrique
Me parece muy lícIta la preocupación del artículo pero desafortunado el ejemplo. El ejemplo propuesto responde a un literalismo del sentido de la frase pero no refleja la realidad. Tal como está dicha la frase se puede entender perfectamente que se trata de una proclamación y no necesariamente de una supuesta explicación del misterio...si nos ponemos a analizar cada palabra y coma de las oraciones litúrgicas podrán encontrase más detalles como estos. Sin embargo, hay distorsiones mucho mas graves y de fondo de la Liturgia (tipo, oportunidad y letras de los cantos, planteamiento de las homilías, cambios en la consagración, etc) que merecen mayor atención. Ejemplos como los propuestos hacen aparecer a quienes buscan la reverencia y fidelidad a la Liturgia Eucarítica como los antiguos fariseos y su apego a las formas sin sentido.
09/05/15 6:00 PM
  
D María
Bruno:
Lo felicito, por su artículo, muchas personas inventan, en lugar de leer. Por lo que respecta a las moniciones, se me hacen innecesarias, ya que la Santa Misa no es una función de teatro.
La Santa Misa es el Cielo en la tierra, es sagrada.
10/05/15 7:48 AM
  
Luisillo
Lo del comentarista paranoia religiosa no es más que FUNDAMENTALISMO CIENTÍFICO.

Adorar a la diosa ciencia no es más que un remedo de la verdadera fe.

Se agradece su intención de "sacarnos del error", pero por lo que se ve, usted no tiene capacidad ni para darse cuenta de su propia necedad.

Hable todo lo que quiera, opine en el sentido que mejor le parezca, y venga a opinar aquí o donde quiera, pero abandone esa pretensión de estar en posesión de la verdad y enseñarnos cuál es esa presunta verdad, porque verdaderamente HACE EL RIDÍCULO.
11/05/15 1:03 PM
  
Chimo de Valencia
Sr. "paranoia religiosa". Serénese y no suelte más exabruptos. El método científico se apoya en ciertos axiomas metafísicos y teológicos sin cuales no puede existir, ya que no se explica por sí mismo. Es la Iglesia Católica, la que establece esos principios que lo hacen posible. De los 50 nombres que protagonizaron la revolución científica entre los siglos XV, XVI y principios del XVII, que se dispone de mayor bibliografía 48 eran cristianos, 35 practicantes y 15 eclesiásticos.

Por otra parte, debería admitir que los avances en disciplinas como la genética, la bioquímica, o la paleontología, de las que muy poco sabía Darwin, han echado por tierra el evolucionismo la teoría darwinista y, por contra, han dado argumentos sólidos al diseño inteligente y al creacionismo.

Y precisamente, contra lo que Vd. quisiera creer, cada vez está más sólidamente argumentada la historicidad de los Evangelios, y del resto de relatos históricos de las Sagradas Escrituras, gracias a esa ciencia a la que Vd. tanto invoca pero que tanto desconoce.
11/05/15 5:56 PM
  
Tulkas
Al haber descartado la proclamación cantada de las lecturas pasan estas cosas y otras peores: la Liturgia de la Palabra se ha minimizado a una mera función didáctica.

Sinceramente me da igual, porque lo que acontece en el mundo del Novus Disorder me trae sin cuidado, pero es lo que se constata misa tras misa Novus Ordo.
12/05/15 12:33 AM
  
Jaime Fernández de Córdoba
Bruno, te digo que no se puede permitir que desde el anonimato se nos llame a los padres que no enviamos a nuestros hijos a la pública racistas ni pijos. Esto no es Libertad Digital, y a esta Yolanda le permitís todo tipo de groseras calumnias.
14/05/15 9:40 PM
  
Jaime Fernández de Córdoba
Y or cierto, nuestros hijos no son perros, no tienen pedigrí. Y a mí me pones puntos suspensivos para que la gente piense que soy un maleducado que dice palabrotas; y no he dicho en mi vida ni "sapristi".
14/05/15 9:44 PM
  
Bruno
Jaime:

Te mandé un correo electrónico hace un rato. Léelo.
14/05/15 9:45 PM
  
Marce
Los comentarios de Paranoia religiosa parecen borrador de alguna Carta del Diablo a su sobrino 😅 debería llamarse Paranoico ateo.
06/06/22 1:33 PM
  
Juan
No se embrolle en enderezar lo torcido. Concurra a Misa Tridentina.
06/06/22 3:29 PM
  
sfarmapiedra
Porque "palabra de Dios" necesita un discurso filosofico y un cambio de formula?! Pues simplemente, porque con las dos palabras el sentido es uno mismo y no interpretable. Cada palabra demas, permite mas y mas cambios de senso y de mensaje. Es palabra de Dios supone que alguien duda sobre la fuente aunque es una afirmacion; pero si ademas ponemos el signo de interogacion ya todo esta ante un tribunal y espera veredicto!
Hay sermones y aun mas pregueras que necesitan razonamiento, pero el discurso del evangelio es escaso y justo en palabras exactamente para permitir lo menos posible, especulacion.
El mundo esta lleno de "dioses" e iglesias, menos exigentes, pero temo que ellos tambien exigen "buena fe". Las verdaderas dilemas del creyente cristiano que piensa, estan en las aplicaciones no en las explicaciones !
06/06/22 3:38 PM
  
Eduardo Stat
Un poco fariseico el debate
06/06/22 7:34 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.