Los musulmanes son católicos

Quaestio Quodlibetalis XXVI. Un comentarista procedente de Chile, Gonzalo, ha hecho una serie de comentarios muy curiosos, buscando defender la siguiente postura: se puede ser católico y no aceptar algunos dogmas de fe de la Iglesia. Dice Gonzalo: “Por si no lo sabes, este código permite estar en desacuerdo con dogmas de la Iglesia y seguir perteneciendo a ella”. Para justificarlo, presenta una larga exposición teológica y canónica, de la que extraeré algunos puntos.

El primer argumento es el de la conciencia. Dice Gonzalo:

“En la tradición cristiana, la libertad de conciencia tiene y ha tenido superioridad incluso sobre las enseñanzas del magisterio. Así, por ejemplo, Santo Tomas ya lo decía: “Si el hombre advierte en su propia conciencia una llamada, aunque esté equivocada, pero que le parece incontrovertible, debe siempre y en todo caso escucharla. Lo que no le es lícito es entrar culpablemente en el error, sin esforzarse por alcanzar la verdad. (Summa Theologiae, I-II, q. 19, a. 5). El mismo cardenal Newman pone la conciencia por encima de la autoridad, tanto es así que no asistió al C.V.I por razones de conciencia, al no estar de acuerdo con el dogma de la Infabilidad papal que se iba a aprobar.

Toda esta Tradición del valor superior de la conciencia, fue ratificado por el C.V.II en la Gaudium et Spes: La conciencia es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que éste se siente a solas con Dios, cuya voz resuena en el recinto más íntimo de aquélla (16) La dignidad humana requiere, por tanto, que el hombre actúe según su conciencia y libre elección, es decir, movido e inducido por convicción interna personal y no bajo la presión de un ciego impulso interior o de la mera coacción externa… (n. 17).

[…]

todo católico tiene el derecho-deber, apoyado en lo que le dictamina su conciencia, de disentir, de no estar de acuerdo con algo que su interior incontrovertiblemente le dicta (como puede ser algún dogma en particular)”.

Bien, dejando a un lado el ingenuo comentario sobre Newman, que, como él mismo afirmó, creía en la infalibilidad papal, sólo discutía la oportunidad de declararla en ese momento y aceptó plenamente el dogma sin ninguna reserva, vamos a ver el argumento fundamental que se ofrece para justificar que la conciencia permite a los católicos negar algunas partes de la fe de la Iglesia.

Dice muy acertadamente Gonzalo que el hombre siempre debe seguir su propia conciencia, incluso contra el magisterio de la Iglesia. Lo que olvida es que la conciencia no es algo teórico, sino referente al juicio práctico moral. La conciencia te muestra los principios morales y lo que debes hacer en un caso concreto. Dice el catecismo de la Iglesia Católica: “La conciencia moral es un juicio de la razón por el que la persona humana reconoce la cualidad moral de un acto concreto que piensa hacer, está haciendo o ha hecho”. No juzga, pues, sobre doctrina, sino que te permite hacer juicios prácticos de tipo moral. Es decir, tu conciencia no te dice si el Papa es o no infalible, si Cristo ha resucitado o no o si el Espíritu Santo es Dios: eso lo hacen tu fe y tu inteligencia. Si tu crees que el Papa es infalible, lo que hace la conciencia es decirte que tienes la obligación de aceptar esa enseñanza infalible y que, si no lo haces, actuarás mal. O, a la inversa, si no crees que el Papa es infalible, tu conciencia te dirá que está mal que simules lo contrario, que no tienes obligación de acatar su doctrina, etc.

¿Qué sucede entonces con aquel que cree que el Papa no es infalible y actúa en consecuencia según su conciencia (el caso que señala Gonzalo)? Pues muy fácil. Que, al actuar según su conciencia, actuará subjetivamente bien. Lo cual es estupendo y Dios lo tendrá en cuenta. Eso sí, actuará según conciencia y no será católico, pues su fe no es la católica. Lo que Gonzalo parece haber olvidado es que actuar según la propia conciencia sólo garantiza actuar subjetivamente bien, pero no garantiza en absoluto ser católico. Es posible ser hereje de buena fe. Por otra parte, la cosa es bastante sencilla: el que no tiene la fe católica, no es católico en ningún sentido mínimamente razonable del término, más allá del hecho de que ha sido bautizado.

Es muy fácil probarlo por reducción al absurdo. Es evidente que muchos musulmanes actúan subjetivamente bien. Es decir, creen que su religión es la verdadera y, obedeciendo a su conciencia, profesan y practican lo que creen verdadero. Pues bien, siguiendo la argumentación de Gonzalo, los musulmanes serían católicos, porque están siguiendo a su conciencia y rechazan algunos dogmas, a la vez que aceptan otros, como la unicidad de Dios, la virginidad de Nuestra Señora, la existencia del Cielo, etc. Lo mismo podría decirse de protestantes, mormones, testigos de Jehová, budistas, etc.

Sigue, después, un argumento de tipo canónico de Gonzalo, sobre un supuesto “derecho al disenso”:

“Ahora, si bien es cierto que todo católico debe sumisión al Papa en materia de Fe, hay ocasiones en que puede y debe legítimamente disentir emitiendo su opinión.

Así lo regula el canon 212, 3, si un católico actúa en base a lo que su conciencia le dicta, porque producto de sus conocimientos, estudios, vida espiritual o apostólica y etc, por ejemplo no está de acuerdo con la infabilidad papal y este convencimiento proviene de una honesta posición moral, es que interpretando los textos de la GS y por otro lado, el canon 212, todo católico tiene el derecho-deber, apoyado en lo que le dictamina su conciencia, de disentir, de no estar de acuerdo con algo que su interior incontrovertiblemente le dicta (como puede ser algún dogma en particular)”

Me asombra este argumento, la verdad, porque basta leer el canon en cuestión para darse cuenta de que dice exactamente lo contrario: “212.3. [Los fieles] Tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas”. Yo creo que está muy claro. El canon dice expresamente “salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres”. Es decir, no hay ningún “derecho al disenso” según el Código de Derecho Canónico en cuestiones de fe y de moral. En cambio, sí que se puede tener una opinión diferente de la de los obispos en cuestiones prudenciales, de organización, actuación, disciplina, oportunidad, etc., y manifestar públicamente esa opinión, siempre con prudencia.

Ofrece luego Gonzalo otro argumento de tipo canónico, sobre las penas a los que niegan una verdad de fe:

“Aún más, el canon 132,1. Establece que nadie puede ser castigado con penas canónicas, a no ser que la violación externa de una ley o precepto que ha cometido, le sea gravemente imputable por dolo o culpa. El dolo conlleva intrínsecamente mala fe y la culpa negligencia. Si un católico, como dice Santo Tomas, ha actuado en conciencia, entonces no le es aplicable las penas establecidas a partir del canon 1311, lo cual concuerda con lo dictaminado en el decreto de gracia (d. 1 de Poen, 14), que sostiene que nadie puede sufrir una pena por pensamientos. De tal manera que si un católico no está de acuerdo con algún dogma y guarda la debida prudencia, las normas del CDC le permiten estar en desacuerdo con dogmas y otros temas de la Iglesia y, seguir perteneciendo a ella. Siguiendo el aforismo jurídico, donde el legislador no ha distinguido, no es lícito al intérprete distinguir", … OK?”

El argumento es más largo, pero este primer párrafo nos da la esencia del mismo. Los canonistas podrán discutir sobre ello, pero, en realidad, a nosotros no nos hace falta discutirlo, porque resulta irrelevante. Lo fundamental de lo que, aparentemente, intenta decir Gonzalo es que no se aplican las penas canónicas de herejía a quienes en su interior piensan lo contrario que la Iglesia pero no lo manifiestan. Y probablemente es cierto, porque es lógico no aplicar penas externas a alguien por realidades meramente internas. De nuevo, sin embargo, Gonzalo olvida que no hace falta que la Iglesia le imponga a uno una pena canónica para dejar de ser católico. Si uno abandona conscientemente la fe, deja de ser católico, sin necesidad de ningún tipo de pena canónica. No es necesario que te echen, porque tú mismo te has ido. Un católico que no tiene la fe católica es algo semejante a un cuadrondo, un cuadrado que, a la vez es redondo, es decir, un contrasentido.

Eso no quiere decir que todo esté perdido, porque a menudo se conservan algunas o muchas de las verdades recibidas de la Iglesia. Como dice la Lumen Gentium, hablando de los protestantes, “La Iglesia se siente unida por muchas razones con todos los que se honran con el nombre de cristianos a causa del bautismo, aunque no profesan la fe en su integridad o no conserven la unidad de la comunión bajo el sucesor de Pedro” (LG 15). Es decir, si no profesas la fe católica en su totalidad, lo único que sucede es que eres te has hecho protestante, quizá sin saberlo, y la Iglesia espera que vuelvas a su redil y que recibas un día el don de profesar esa fe completa. Es muy posible, como decíamos al hablar de la conciencia, que seas protestante de buena fe, pero eso no quita que sigas siendo protestante y no católico.

Termina Gonzalo con un final espectacular y memorable:

“Por estas y muchas otras razones más, y sólo de origen jurídico canónico y sin mencionar otras que por falta de espacio es imposible extenderse: (y léanlo bien hermanos ultras): La Iglesia hoy, NO CONDENA A NADIE COMO HEREJE, aun estando en desacuerdo con algún dogma, porque la conciencia es inviolable y allí vive Dios y la Iglesia que tiene ya 2000 años ha aprendido eso muy bien”.

No sé de dónde ha sacado esta afirmación Gonzalo, la verdad. A multitud de católicos se les ha prohibido enseñar en las últimas décadas por enseñar herejías y, en otros casos, la Congregación para la Doctrina de la Fe ha condenado sus opiniones y libros. Algunos ejemplos podrían ser Juan Masiá, Ariel Álvarez, J. Sobrino, Boff, Lavinia Byrne, Tissa Balasuriya, Robert Haight, Jacques Dupuis, Benjamín Forcano, José María Castillo, Marciano Vidal, Charles Curran y un largo etcétera. Algunos de estos teólogos han aceptado la corrección de la Iglesia; otros no la aceptaron y abandonaron sus cátedras, congregaciones religiosas, el sacerdocio o la Iglesia.

No podemos olvidar que las penas canónicas externas son algo que se aplica con la prudencia y el discernimiento que le haya tocado a cada obispo, Papa o autoridad correspondiente. Según las épocas o las personas, se podrán aplicar con mucho o poco rigor. En cualquier caso, el Código deja muy claro que los herejes siguen existiendo: “751. Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma”. Es decir, exactamente el caso que plantea Gonzalo.

En fin, no quiero seguir aburriendo a los lectores. Es evidente que una argumentación que implica que los musulmanes son buenos católicos es radicalmente errónea. Al final, todo esto es bastante sencillo, ya que es un simple caso del principio de no contradicción. Pretender ser católico sin tener la fe católica es una contradicción intrínseca. En ese caso, el nombre de católico no significa nada más allá del hecho de una mera pertenencia cultural, unida a haber sido bautizado de niño (cosa que, gracias a Dios, nunca se pierde). En ese sentido, uno puede dar a la cuestión todas las vueltas que quiera, pero sin ningún fruto, porque se está basando la argumentación en la negación del principal principio lógico, que es el de no contradicción. Y, como dice un principio escolástico, contra principia negantem, non est disputandum.

109 comentarios

  
Luis Fernando
Que haya que dedicar tanto espacio a explicar algo tan evidente a ciertos católicos, es señal de que su catolicismo hace aguas por todas partes.
18/11/10 12:25 PM
  
Ángel Exterminador
Vamos, que dicho resumidamente Gonzalo ha mezclado las churras con las merinas.

Amigo Gonzalo: conversión... oración... humildad...

Pero ya que hablamos de musulmanes católicos, repito lo que dije en la bitácora de D. Eleuterio:

http://infocatolica.com/blog/meradefensa.php/1011161217-con-civilizaciones-asi-difici#c188357

Nuestros hermanos... ¿eh? Bueno, por mí lo dejamos aquí porque el tema de hoy es otro.
18/11/10 12:44 PM
  
percival
Añado una consideración a la magnífica exposición de Bruno, y que hace al caso original: además del deber de conciencia de abrirse a la verdad y, por esa misma vía, al contenido de la fe (en su expresión concreta: dogma), está el imperativo añadido de serle fiel al predicarla o enseñarla. No son iguales ninguna de estas cosas: enseñar una opinión mudable y superficial; una idea provisional sobre algo que aún desconozco en parte, pero sobre lo que sé algo; una verdad evidente, aunque no tenga importancia vital en ese momento; y un dogma que, está ligado de por sí, a la salvación mía y del prójimo, y que no es una mera verdad intelectual, sino vital (so pena de salvación o condenación). Yo tengo responsabilidades ante mi conciencia, pero también ante la conciencia del otro, y ante Dios.
18/11/10 12:45 PM
  
gringo
Bruno:
A cuenta de lo dicho en el post, me gustaría plantearte unas cuestiones sobre la bula "Summis desiderantes" porque todavía nadie me ha resuelto mis dudas.
En dicha bula el Papa Inocencio VIII declara que es herejía negar la existencia de brujos (haciéndolos responsables de abortos, estropicio de las cosechas, esterilidad femenina, etc.), permite a los inquisidores la tortura para descubrir a los auténticos brujos y autoriza su correspondiente castigo, y condena con la excomunión y otras penas a los que niegan la existencia de brujería y entorpecen la labor de los inquisidores.
Entonces, un católico que en su momento guiado por su conciencia afirmara que la creencia en brujas era una tontería y que ayudara a escapar de la Inquisición a un sospechoso de brujería, ¿era realmente un católico?, ¿tenía validez su excomunión?, ¿hizo bien al guiarse por su propia conciencia y desobedecer una bula papal?, ¿y los inquisidores a pesar de todo obraron bien al estar respaldados por la autoridad papal?.
Espero tu respuesta. Gracias.
18/11/10 1:22 PM
  
rastri
Es decir, tu conciencia no te dice si el Papa es o no infalible, si Cristo ha resucitado o no o si el Espíritu Santo es Dios: eso lo hacen tu fe y tu inteligencia. .
_________________

Una vez más. Como cuando Pilatos preguntó Cristo: -¿Qué es la verdad?

Digamos: -¿qué es la conciencia? ¿quién, qué y cómo se motiva la conciencia?


Porque yo sé, hoy día, que es Dios quién, cómo y porqué se motiva mi conciencia. Pero hubo un tiempo donde no fue así, sino que fue el mundo y su circunstancia.

Y sabido es que Cristo, sin venir a juzgar al Mundo lo que de éste dice: "-Padre no te pido por el Mundo, sino por aquellos que me has confiado."
18/11/10 1:24 PM
  
Anna
Gracias percival.....

En Cristo
18/11/10 1:41 PM
  
Maricruz Tasies
Te agradezco que tengas la paciencia para explicar estas cosas. No veo de qué otra manera, si no buscan formarse en sus parroquias o universidades, puedan los católicos que piensan como Gonzalo las implicaciones que tiene estos pequeños errores de razonamiento.

A personas como Gonzalo es necesarísimo ofrecerles todo el tiempo y cariño de que se es capaz para que, si desean ser católicos, lo sean y que si deciden no serlo pues que lo sean también a cabalidad.

Recientemente tuve una conversación así con una compatriota y aunque concluyó que no era católica y tendría que vivir de acuerdo a eso, cerca de un mes después se confesó y ahora de nuevo está dando sus primeros pasos en una fe más firme. Así que, Bruno y los demás, vale la pena el tiempo y el esfuerzo.
18/11/10 1:55 PM
  
Maricruz Tasies
corrijo: "puedan conocer los católicos que piensan como Gonzalo..."
18/11/10 1:56 PM
  
Bruno
Estimado Gringo:

No es el tema. Quizá otro día podemos hablar de brujas y similares.

En cualquier caso, supongo que has leído la información en algún sitio, pero no has leído la bula en sí. No veo que hable en ningún caso de tortura en particular, más que en general e implícitamente como parte de los poderes habituales de los tribunales inquisitoriales y cualquier otro tribunal de la época: corregir, castigar, etc. según la ofensa. Un tema del que podemos hablar otro día.

En cualquier caso, hasta donde puedo ver, no es un documento doctrinal, sino un otorgamiento de poderes a dos inquisidores, en relación con las autoridades locales. En ningún momento dice que sea herejía nada. Por lo tanto, no es un tema de fe, sino de disciplina y normas.

En cuanto a la conciencia, si lees lo que he escrito en el artículo, verás que no tiene que ver con la doctrina, sino con el juicio moral sobre acciones concretas. En ese sentido, cualquiera puede y debe negarse a obedecer una orden que vaya contra su conciencia. Le suceda lo que le suceda y sea de quien sea la orden.

Saludos.
18/11/10 2:06 PM
  
rastri
tu conciencia no te dice si el Papa es o no infalible, si Cristo ha resucitado o no o si el Espíritu Santo es Dios: eso lo hacen tu fe y tu inteligencia.
__________________

A mi mi conciencia me dice, no que el Papa sea infalible en su magisterio excátedra. Sino que en tanto y cuanto y cómo hasta cuando el Papa no se equivoque, o mienta en su magisterio excátedra: El Papa es infalible.

Y hasta la fecha, según mi saber y entender, el Papado no se ha equivocado en sus pronunciamnientos dogmáticos.


Yo tuve durante mucho tiempo, sino duda, sí un grave problema moral respecto al dogma de la Inmaculada Concepción. Pues por lo que yo sabía y entendía no me cabía que la Virgen María no podía ser liberada de la causa y consecuencia del Pecado Original. Así que un día extraño, sin más, como impulsado por un deseo de salir,.. me fuí a Lourdes.

Y allí viendo y oyendo aquellos escritos en Provençal, le pedí a la Virgen que me aclarara mi dilema. Pues ni me convencia lo que la Iglesia me dacía respecoa este dogma; ni me tranquuilizaba que yo estuviera en lo cierto y la Iglesia no.

Así que estando de pie, espectante frente a la gruta como tantos otros, sentí como una verticalidad en agradable brisa que se posaba en mi hombre derecho. Y una voz como de mujer, joven madre, quien en amistoso encuentro, saludándome con un apodo que yo sólo conozco me dió las gracias por haberme llegado a aquel encuentro.

Y fue más tarde, días después, cuando Ella me dijo: Qué es y en qué consiste el Pecado Original del cual Dios la liberó. Y entendí que a pesar de que los teologos no podían comprender, lo que yo comprendía: La Virgen María, ciertamente fue, es y será Inmaculada.

Mi dilema no era tanto en admitir o negar; Sino saber en conocimiento de causa el motivo de mi duda, que en este caso era el Pecado Original
18/11/10 2:07 PM
  
Bruno
Maricruz:

Gracias por contar tu experiencia. En efecto, nuestra obligación es tener toda la paciencia del mundo con quien está equivocado, igual que Dios ha tenido toda la paciencia del mundo con nosotros y nuestros errores y pecados.

Saludos.
18/11/10 2:08 PM
  
Bruno
Otra cosa que dice Gonzalo y que hay que explicar:

" Pero ojo, el canon. 1389, 2. Dice… “Quien por negligencia culpable, realiza u omite ilegítimamente, y con daño ajeno, un acto de potestad eclesiástica, del ministerio u otra función, debe ser castigado con una pena justa” Ése es el problema con muchos blogger de esta web, que negligentemente, al siquiera insinuar PUBLICAMENTE y por tanto con publicidad, que una persona es hereje sin haber sido declarado tal por la Iglesia, se están auto revistiendo de potestad eclesial que no tienen y cuyo ejercicio está penado por el CDC".


Esto es una simple confusión con respecto al objeto de la potestad eclesial. Sólo la Iglesia puede declarar con fuerza de obligación para todos los fieles que alguien es un hereje o sus doctrinas son herejía. Es decir, se trata de un acto magisterial.

Eso, sin embargo, no impide en ningún caso que los fieles demos nuestra opinión sobre si lo que alguien afirma es herejía o no cuando la Iglesia no se ha pronunciado sobre ello. Lo único que sucede es que nuestra opinión no tiene fuerza normativa, no obliga a nadie más allá de la fuerza que tengan las razones que demos como fundamento de nuestra opinión. Miles de santos lo han hecho así.

Se puede ver muy claramente con un ejemplo: es potestad exclusiva de la Iglesia definir dogmas de fe. Pero eso no impide que los católicos afirmasen esa enseñanza en particular antes de que la Iglesia la definiera como dogma. Aquí, en España, prácticamente todo el mundo defendía la Inmaculada Concepción antes de que fuera definida como dogma de fe. Sería ridículo afirmar que un cristiano sólo puede creer una cosa una vez que la Iglesia la haya definido como dogma.

18/11/10 2:20 PM
  
Catholicus
Montones de asesinos y terroristas actúan de buena fe, convencidos de que hacen lo que les dice su conciencia que es bueno.

Eso mismo hacían los Nazis y los alemanes que les apoyaban, convencidos de que era bueno exterminarlos o perseguirlos para el bien de la humanidad, de Alemania etc, etc.

La conciencia debe ser una bien formada, a esa se refiere la Iglesia. Claro que si no se cree en la Iglesia...pues no se acaba creyendo en lo que enseña.

Demasiados falsos maestros enseñan a personas como Gonzalo esas mentiras o errores a sabiendas, para mantenerlos en su rebaño de una Fe "ensoñada".

Pero la Fe cristiana no es "ensoñada", sino Revelada. No hay lugar para no aceptar una enseñanza de Dios dogmática.

Suma teológica - Parte II-IIae - Cuestión 11

La Herejía

"En consecuencia, quien profesa la fe cristiana tiene voluntad de asentir a Cristo en lo que realmente constituye su enseñanza. Pues bien, de la rectitud de la fe cristiana se puede uno desviar de dos maneras. La primera: porque no quiere prestar su asentimiento a Cristo, en cuyo caso tiene mala voluntad respecto del fin mismo. La segunda: porque tiene la intención de prestar su asentimiento a Cristo, pero falla en la elección de los medios para asentir, porque no elige lo que en realidad enseñó Cristo, SINO LO QUE LE SUGIERE SU PROPIO PENSAMIENTO. De este modo es la herejía una especie de infidelidad, propia de quienes profesan la fe de Cristo, pero corrompiendo sus dogmas. "

Suma teológica - Parte II-IIae - Cuestión 10
La infidelidad en general

¿Es el pecado mayor la infidelidad?
....
Respondo: Todo pecado, como hemos expuesto (1-2 q.71 a.6; q.73 a.3 ad 3), consiste en la aversión a Dios. De ahí que tanto más grave es el pecado cuanto más aleja al hombre de Dios. Ahora bien, la infidelidad es la que más aleja a los hombres de Dios, ya que les priva hasta de su auténtico conocimiento, y ese conocimiento falso de Dios no le acerca a El, sino que le aleja. Ni siquiera puede darse que conozca a Dios en cuanto a algún aspecto quien tiene de El una opinión falsa, ya que lo que piensa no es Dios. Es, pues, evidente que la infidelidad es el mayor pecado de cuantos pervierten la vida normal, cosa distinta a lo que ocurre con los pecados que se oponen a las otras virtudes teologales, como se verá después.
___
18/11/10 2:28 PM
  
Catholicus
Benedicto XVI explicó muy bien que sí existen herejes, pero que no se les puede condenar, no por motivos de conciencia!, sino por lo cobardes que son al no mostrarlo directamente:

«Todavía hay herejías»

"Por lo que se refiere a las sanciones, el canon 1.364 establece que el hereje —a la par que el apóstata y el cismático— incurre en la excomunión latae sententiae. Y esto, que es válido para todos los fieles, agrava las medidas contra el hereje que además sea sacerdote. Vemos, por tanto, que, también para la Iglesia posconciliar (y valga esta expresión que no acepto y explicaré por qué), herejes y herejías —rubricadas por el nuevo Código como «delitos contra la religión y la unidad de la Iglesia»— existen y está previsto el modo de defender de ellas a la comunidad».

Y prosigue: «La palabra de la Escritura es actual para la Iglesia de todos los tiempos. Por lo tanto, tiene hoy también actualidad la admonición de la segunda carta de Pedro a que nos guardemos «de los falsos profetas y de los falsos maestros que inculcarán perniciosas herejías» (2,1). El error no es complementario de la verdad. No olvidemos que, para la Iglesia, la fe es un «bien común», una riqueza que pertenece a todos, empezando por los pobres y los más indefensos frente a las tergiversaciones; así que defender la ortodoxia es para la Iglesia una obra social en favor de todos los creyentes. En esta perspectiva, cuando se está ante el error, no hay que olvidar que se deben tutelar los derechos individuales de cada teólogo, pero también los derechos de la comunidad. Naturalmente, visto todo a la luz del alto aviso evangélico: «verdad en la caridad». También por esto, aquella excomunión en la que hoy sigue incurriendo el hereje es considerada como «sanción medicinal», en el sentido de una pena que no busca tanto el castigo como la corrección y curación. "
....


«Eso es verdad —responde—. Las cosas, en concreto, no son tan claras como las define (no podría proceder de otra forma) el nuevo Código. Esa «negación» y esa «duda pertinaz» de que se habla no las encontramos hoy día casi nunca. Y no porque no existan, sino porque no quieren aparecer como tales. Casi siempre las propias hipótesis teológicas se opondrán al Magisterio diciendo que éste no expresa la fe de la Iglesia, sino sólo «la arcaica teología romana». Dirán que no es la Congregación, sino ellos, los «herejes», los que están en posesión del sentido «auténtico» de la fe transmitida. A diario admiro la habilidad de los teólogos que logran sostener exactamente lo contrario de lo que con toda claridad está escrito en los documentos del Magisterio. Y, sin embargo, tal vuelco se presenta, mediante hábiles artificios dialécticos, como el «verdadero» significado del documento que se discute».

http://www.conoze.com/doc.php?doc=7259#c68
18/11/10 2:40 PM
  
Stabilo Boss
Supongo que " quien está equivocado " es todo aquel que o no cree o no acepta la totalidad del dogma, sin fisuras de ningún tipo, ¿ es correcto ?. Pero resulta que puede suceder que quien esté realmente equivocado es el que cree o el que no cuestiona ni una coma del dogma. Como el mismo autor expresa "una verdad que ha de creerse con fe divina y católica", el valor no está en que sea verdad, está en creerla, por tanto daría igual que fuese falsa, mientras se crea en ella.
18/11/10 3:29 PM
  
Anna
Gracias Rastri – lo que cuentas es El Camino de fe que haces en Cristo y (también es mi experiencia con Su Mama María). Lo que pienso (dada mi experencia personal)..

Es el mismo Camino que cuando crece una flor… lentamente y delicadamente y siempre abierta hacia la Luz (la Verdad) y donde todo te llega - todo, a su, y en Su Tiempo, cuando estas – o mejor dicho has llegado – a poder recibir lo que cierto dogma significa en tu propio Camino – TAMBIEN.

Eso también contesta a Stabilo – si… es verdad que puedes tragar todo sin jamás entender y cuando no entiendes no puedes hacerlo realidad – mejor dicho NO SE PUEDE realizarse en ti.
Dado que no estás abierto y esperando, buscando, investigando, preguntando y a la vez diciendo “Si Señor que se haga en mi según tu palabra” – sino te has cerrado en tu propio pensar que ya tienes todo…
y que es correcto – TEORETICAMENTE –

pero no en la practica en la vida… y no Caminas detrás del Señor.
Sino te has quedado estancado.

Oro mucho por esos hermanos…
En Cristo
18/11/10 3:42 PM
  
Anna
Han dicho los apóstoles que la Palabra de Dios siempre edifica… por tanto pongo lo que encaja…
Ef. 4:12 Así organizó a los santos para la obra del ministerio, en orden a la edificación del Cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto y a la madurez que corresponde a la plenitud de Cristo.
Así dejaremos de ser niños, sacudidos por las olas y arrastrados por el viento de cualquier doctrina, a merced de la malicia de los hombres y de su astucia para enseñar el error.
Por el contrario, viviendo en la verdad y en el amor, crezcamos plenamente, unidos a Cristo. El es la Cabeza, y de él, todo el Cuerpo recibe unidad y cohesión, gracias a los ligamentos que lo vivifican y a la acción armoniosa de todos los miembros. Así el Cuerpo crece y se edifica en el amor.
Les digo y les recomiendo en nombre del Señor: no procedan como los paganos, que se dejan llevar por la frivolidad de sus pensamientos y tienen la mente oscurecida. Ellos están apartados de la Vida de Dios por su ignorancia y su obstinación, y habiendo perdido el sentido moral, se han entregado al vicio, cometiendo desenfrenadamente toda clase de impurezas.

En Cristo
18/11/10 4:05 PM
  
Higinio Fernandez
Mi principio inmutable es: cualquiera es más católico o cristiano que los católicos. Los católicos tienen o tenemos el lastre del dogma, de la verdad, y se sabe que la principal enemiga del amor es la verdad.

Los protestantes, los musulmanes, incluso los ateos, tienen ese no sé qué de distancia del dogma, esa falta de contenido, ese sentimiento de fraternidad sin ningún tipo de afirmación, en la cual reside la esencia del cristianismo.
18/11/10 4:30 PM
  
Fredense
Higinio, eres el mejor ;-)
18/11/10 4:33 PM
  
gringo
Bruno:
Si no me hubiera leído la bula en sí no me habría atrevido a mencionarla.
En cualquier caso no sería la primera vez que dos personas leen el mismo texto y parece que han leído dos cosas distintas.
Pero a mí me queda muy clarito que cualquiera que negara la existencia de brujas en el s. XIV era reo de excomunión y del castigo del brazo secular.
Pero bueno, puesto que el blog es tuyo, lo dejamos.
18/11/10 4:42 PM
  
Martin Ellingham
(Progrenews.org).- Higinio Fernández candidato al premio Karl Rahner para la investigación teológica.
18/11/10 4:42 PM
  
Catholicus
Cuidado, cuidado, que el crack auténtico es mi querido Rastri. Ese sí que es un crack.
18/11/10 4:44 PM
  
Joaquin Gonzalez E
Bruno
Una pepqueña cita del Libro de C. BURKE, Autoridad y libertad en la Iglesia

"El hombre tiene aquellos derechos que le permiten vivir de acuerdo con su naturaleza humana y realizar sus posibilidades. Tiene el derecho a la vida misma, al alimento, a la educación, a la vida social, a la amistad, al matrimonio, etc., porque todos estos derechos le permiten ser más hombre: le «humanizan». Por lo mismo, no tiene el derecho a robar, matar o cometer adulterio, porque estas acciones le deshumanizan y le desnaturalizan. Si una mujer no tiene derecho a abortar, es porque el aborto, además de violentar el más fundamental de los derechos del niño, desfeminiza y deshumaniza a la mujer.

Un católico, en cuanto hombre, posee los mismos derechos que cualquier otro hombre. Pero en cuanto católico, posee los derechos que se derivan de la naturaleza de ser católico; por eso, no tiene los «derechos» que contradigan esa naturaleza. Tiene derecho a todo aquello que le hace ser más católico, no a aquello que le hace ser menos. Reclamar unos derechos incompatibles con la naturaleza de ser católico significa desnaturalizarse a uno mismo. La consecuencia sería «descatolizarse», empezar a «excomulgarse» a sí mismo, si no en el sentido jurídico, sí en el sentido literal"


18/11/10 4:46 PM
  
Higinio
Me animo a decir más, estimado Martín: cuanto menos cristiano se es, se es más cristiano.

El problema que aún no he resuelto es que si se es más cristiano, entonces se es menos cristiano, y al ser menos cristiano, se es más cristiano nuevamente y así sucesivamente. Pero ya lo solucionaré, estoy leyendo a Rahner y a Kûng.
18/11/10 4:51 PM
  
Catholicus
Pero a mí me queda muy clarito que cualquiera que negara la existencia de brujas en el s. XIV era reo de excomunión y del castigo del brazo secular.
________

NO creer en brujas, tanto da el siglo, sencillamente no creer en ellas (no hace falta la escoba) es como no creer en el demonio, en satanistas, en que ciértamente uno pude consagrarse al Diablo, no creer en adivinos, en males de ojos, en infestaciones, en maldiciones y en cualquier poder de las Tinieblas.

Quien no crea en todo eso en conjunto, más allá del nombrecito que le pongamos, está negando toda la fe cristiana, las Sagradas Escrituras, toda la Tradición, las claras palabras del Evangelio, las advertencias del Señor y mil etc más.

Negar al demonio, su poder y sus seguidores es lo mismo que negar a Dios, su Iglesia y su total dominio sobre la Creación.

Es una herejía en su conjunto tremenda y desmantela completamente toda la cosmovisión espiritual de cualquier alma.

Que haya mucho sabio posmoderno negando esas cosas evidentes y bien documentadas solo testimonia de hasta que punto la necedad se ha hecho dueña de las escuelas de teología y ambientes similares.
18/11/10 4:55 PM
  
Catholicus
El problema que aún no he resuelto es que si se es más cristiano, entonces se es menos cristiano, y al ser menos cristiano, se es más cristiano nuevamente y así sucesivamente. Pero ya lo solucionaré, estoy leyendo a Rahner y a Kûng.
____

"Ese problema tuyo es que no has conseguido captar el verdadero mensaje del Maestro, dada tu educación obtusa romana. Al ser menos cristiano te haces más verdadero cristiano, pero según el espíritu de Jesús no el de los romanistas papistas, que por eso mismo, por ser menos cristianos, cada vez son más cristianos. Y por eso espantan a los cristianos del cristianismo, haciéndoles más cristianos a su pesar.

Por eso nosotros nos salvamos, por ser menos cristianos, mientras que los papistas carcas se condenan todos por querer ser cristianos.

Es fácil de entender, solo hay que ser progre."
18/11/10 5:04 PM
Ya en una entrevista en 30 Giorni, hecha al Cardenal Cottier o.p., éste reclamaba la valía de un enfoque filosófico que orientara acerca de "la capacidad de distinguir, propia de toda la tradición tomista, que Maritain propone de nuevo. La renuncia a distinguir lo que es distinto lleva a la confusión y niega lo que quizá al principio se quería defender. Si todo es gracia, ya no hay gracia. Uno de los peligros, que veo por ejemplo en la teología de las religiones, es el de atribuir de manera unívoca al Espíritu Santo todo lo religioso. Hay valores humanos religiosos muy respetables, pero no quiere decir que sean salvíficos. Son de un orden distinto respecto a la gracia de Cristo que salva. Quizás a veces se ha presentado mal la distinción entre gracia y naturaleza, como si fuera superposición de la gracia sobre la naturaleza. Que no es el pensamiento de santo Tomás. La gracia obra dentro de la naturaleza, pero la naturaleza tiene su propia consistencia".
Y, preguntado Cottier acerca de si ve confusión dentro de la teología católica, responde:
"Cierto “pancristismo”, por ejemplo, no me parece apropiado. Un sistema teológico que absorbe toda la realidad en Cristo termina por convertir a Cristo en una especie de postulado metafísico de la afirmación de valores humanos. Y nos hace incapaces de dialogar seriamente, incluso a nivel de los derechos del hombre. Y además, decir que todos son ya de Cristo, lo sepan o no, puede hacer inútil la misión".

Ver: http://www.30giorni.it/sp/articolo.asp?id=3561
Y también: http://www.30giorni.it/sp/articolo.asp?id=21836
18/11/10 5:04 PM
  
Higinio Fernandez
Efectivamente, dado que hoy no se cree en las brujas, no se puede decir que existan.

Distinto es si consideramos la época en la que se creía en ellas; seria agraviante para la fe popular y las comunidades de base de la época desmentir su existencia. En la medida en que se cree en las brujas, aunque sea un poquito, y conforme la mayor o menor intensidad con que se crea, las brujas existen en el corazón de los creyentes y como proyección de las fantasías de la comunidad en la estructura de la realidad.

En definitiva, someter la existencia de las brujas a un brutal objetivismo gnoseológico implica condenar la fe de los creyentes, despreciando su propia intimidad, y violar además la libertad de conciencia y la libertad de cultos, como ha sido desgraciadamente costumbre del Pontificado durante la Edad Media. Eventualmente, también importaría la violación de los derechos humanos de las mismas brujas, despojadas de la posibilidad de interpelar con su hipotètica existencia la fe de los creyentes.
18/11/10 5:05 PM
  
rastri


Es evidente que una argumentación que implica que los musulmanes son buenos católicos es radicalmente errónea
______________

-Haber listillos del mucho leer y poco discernir en diatribas de elegidos y condenados en desconocimientov de causa.


-¿"Musulmanes Católicos"?; Hijos del Desierto; de Ismael. Islam que quiere decir sumisión, sometimiento; De Habraham, el tronco partido, mitad libre, mitad sometido
E hijos de la Bestia que sube de las aguas primigenias; E Hijos de la Bestia que sube de la Tierra (Ap.13,1-18)

Sordos y ciegos que ni quieren ni pueden porque nacieron sordos y ciegos para oír y para ver.

Y los que son, libres, Hijos de la Tierra prometida, de Abraham, Isaac; Jacob.

Todas estas diatribas os las ahorrariais si supierais cómo teniendo todos el mismo principio origen -el Dios Creador - no todo salimos el mismo tronco, cepa de vida.

Y aún muchos, otros que saliendo de distinto tronco al de los terrestres oyeron y vieron (Ap.7-12-17). Y nosotros los terrestres que tenemos el tronco cepa de vida que es Jesús el Cristo para poder oír y ver.

Dicho de otro modo: No todos los moradores del planeta Tierra son hombres hijos de hombres, descendientes de la semilla del hombre capaces de ver y oír la palabra viva que procede del Vivo por excelencia. Y todo esto: Porque siendo estos hijos de la cizaña nacieron y engendraron hijos muertos.

De aquí que el Hijo del hombre diga: Padre no te pido por el Mundo sino por los que me has confiado, para que ninguno se pierda.

18/11/10 5:15 PM
  
Higinio Fernandez
Rastri, my brother!
18/11/10 5:21 PM
  
Pedro L.
En la línea de lo que plantea don Higinio, la Iglesia debiera incluir en el Credo la reencarnación así como la probable existencia de otros dioses y otros "caminos" de salvación tanto o más válidos que la Iglesia Católica, por ser esto una creencia popular muy arraigada en las comunidades de base. La Iglesia ha atentado contra la libertad de culto y la libertad de conciencia durante 2000 años y, por lo demás, al no dejarnos ser menos cristianos, nos limita nuestra posibilidad de ser más cristianos ¿O no Luis?

Saludos
18/11/10 5:31 PM
  
Catholicus
Rastri, no has comprendido nada.

Precisamente esos que moran con nosotros, y que no son de la cepa viva de Dios, sino engendrados por los ángeles cuando se juntaron con nuestras mujeres. Digo que esos, por no poder ser cristianos, ya que ni ven ni pueden ver, pues por eso mismo se hacen más cristianos y por tanto más Hijos de Dios que los demás. Es de lógica !!

Por contra, tu como nosotros, al hecerte tan cristiano - encima La Santísima Virgen explicándote los benditos dogmas sobre su pureza, que ya es el colmo del creer-, pues por eso te perderás. Sin remedio.
Porque al hacerte más cristiano y más creer... te conviertes en menos cristiano.

No prefieres salvarte como Gonzalo mejor?
18/11/10 6:23 PM
  
Bruno
Stabilo Boss:

Me permito señalarle que quizá ha olvidado que este post, como su tema indica, está destinado ante todo a católicos. Por eso, se utilizan argumentos que los católicos dan por supuestos. Si estuviera dedicado a los ateos, utilizaría otros argumentos básicos. No es nada raro, es lo que se hace en cualquier discusión: primero se establece que cosas tienen en común los que discuten y, sobre ese fundamento común, se discute sobre el tema en cuestión. Es la única forma posible de discutir.

En cuanto la otra frase: "Como el mismo autor expresa "una verdad que ha de creerse con fe divina y católica", el valor no está en que sea verdad, está en creerla, por tanto daría igual que fuese falsa, mientras se crea en ella."

Bueno, eso es evidentemente injusto. Si eso fuera así, precisamente ni esta discusión ni ninguna otra tendrían sentido, porque lo único importante sería "creer" y cada uno puede creer cosas muy diferentes. En realidad, a poco que uno considere la realidad, verá que no existe en la actualidad ningún adversario del relativismo que se compare, ni siquiera de lejos, a la Iglesia Católica. La Iglesia es hoy el gran adversario de un relativismo que se ha extendido por doquier en el resto de la sociedad. Se nos puede acusar de muchas cosas, pero de relativismo... basta ver que todos nuestros problemas como católicos con la sociedad de hoy vienen, precisamente, de que no somos relativistas.

Saludos.
18/11/10 6:50 PM
Lamentablemente sujetos como Gonzalo abundan en la Red, con Blog o en Facebook, confundiendo a los Catolicos mas desinformados y creando verdaderas quimeras que dan pena ajena...
18/11/10 7:27 PM
  
rastri
Catholicus.

-Lánzate otro rollo que lo soporto todo. Y procura leer menos de lo que no entiendes, pues te confundes.

Y recuerda que la Iglesia de Cristo no es un olla de grillos buena para cualquier charlatán.

Que hay algunos individuos que son llamados a salvarse y se salvan; Otros en mayoría que son llamados y no entrarán; Y otros muchos más que ni son llamados ni entrarán.
Y que todo esto, para los terrestres amen de ser consecuente con la exhortación de llamada, obedece al principio origen de la herencia genética como hijo descendiente de Abraham. Estos, hoy día, en mayoría son de creencia cristiana.

Otro asunto es lo dicho respecto a lo que dice Juan en (Ap.7-12-17). donde tú no puede entrar.


Respecto a las intimidades que yo pueda tener con la Satísima Virgen María; O con el Dios Padre; así como el Dios Hijo; O con el Dios Espíritu Santo es un asunto muy mio, que permanece en mi hasta que lo pueda revelar sin que nadie ose rebatirlo; Y menos burlarse de ello.
18/11/10 7:48 PM
  
rastri
Katholicus:

No prefieres salvarte como Gonzalo mejor?
______________________

Te aseguro que yo, por la gracia de Dios, ya sé en modo y manera,-no de tiempo- pero sí de lugar cómo me salvaré. Dicho sea: cómo en modo y manera de lugar moriré. Y cómo resucitaré.

Ya ves, Katholicus, incluso para Dios no todos somos iguales
18/11/10 7:57 PM
  
Pedro L.
Pero Bruno, si los ateos también son católicos, ergo, Stabilo Boss tiene el mismo derecho a comentar acá y plantear sus objeciones, aunque no crea en Dios, porque, como ya sabemos, los cánones 212, 321 y los otros señalados por Gonzalo, permiten que aunque Stabilo Boss no crea en Dios, sea parte de la Iglesia. Esto nos lleva a reformular el Credo, que es tan anticatólico.

Propuesta 1: "Creo en Dios Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, pero también puedo creer en nada, y que la tierra y toda la materia se generaron espontáneamente de la nada. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor; que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, aunque dejamos abierto el debate sobre la verdadera concepción de Jesucrsito, así como de su existencia. Nació de Santa María Virgen, aunque pudo no haber sido virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilatos (esto, siempre y cuando haya existido). Fue crucificado, muerto y sepultado (se puede formular la misma duda anterior). Descendió a los infiernos (esta parte, en profunda revisión, ya que las comunidades de base no aceptan este concepto tan retrógrado de los "infiernos", tan inaceptable como "Demonio"). Al tercer día resucitó de entre los muertos (como dice Arregui, ¿Qué importa si no ha resucitado? ¿Acaso sería vana nuestra fe?); subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso, o tal vez se reencarnó sucesivamente en Mahoma, Marx, o cualquier líder a elección propia; desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos (juicio en sentido figurado, pues todos nos salvaremos).
Creo en el Espíritu Santo (O en la fuerza, como la de Star Wars); la Santa Iglesia Católica y cualquier otro camino válido para encontrar el bien, incluido algún partido político tolerante y democrático; la comunión de los Santos, el perdón de los pecados (si es que tal cosa existe); la resurrección de la carne, como también en la reencarnación, y la vida eterna. Oohm (se sustituye el amén para hacer de la Iglesia una ONG más inclusiva).

Ortodoxia pura ¿No les parece?

Saludos

18/11/10 8:03 PM
  
rastri
Higinio Fernandez

Rastri, my brother!
______________

No has acertado amigo Higinio. Otra cosa hubiera sido si hubieras dicho:

-Rastri, mi padre! -Que es la lengua que Dios emplea para hablar a sus hijos predilectos.

Me habrías tocado una fibra sensible. Y yo te habría dado la siguiente del Santo y Seña.
18/11/10 8:04 PM
  
rastri
Pedro L

Ortodoxia pura ¿No les parece?
___________________

Pues no, a mi no me parece que se digan chorradas, cuando no blasfemias sobre lo que yo tengo en mucho respeto. Y aquí que se diga y se juzgue sobre lo que es intolerable porque no se puede por más tiempo tolerar.
18/11/10 8:12 PM
  
Pedro L.
No se enoje rastri, si en lo medular, estamos todos de acuerdo (aunque si no lo estamos, el CDC nos proteje y seguimos siendo católicos, e incluso mejores, pues a menor cristiandad, mayor es nuestra fe).

Saludos
18/11/10 8:16 PM
  
Pedro L.
Perdón, debí escribir "protege".

Saludos
18/11/10 8:19 PM
  
Javiergo
El catolicismo hace aguas por todas partes, en efecto, incluso en aquellos que dicen que hace aguas por todas partes. Se censura a los hermanos, se tolera a los enemigos. Así nos va en la Iglesia, todos divididos. Una victoria más del enemigo
18/11/10 8:20 PM
  
Higinio Fernandez
Rastri, no se exceda. Hermano sí, padre no.

Con lo que me costó pelearme con mi Obispo para sacármelo de encima y ser Presidente del Instituto de Ciencias Religiosas de Parla y Director de Multirreligión Digital, no voy a reconocer primados ni de honor ni de jurisdicción por encima de Mí mismo. En eso no transijo.
18/11/10 8:21 PM
  
rastri
Higinio.

Por muy sano que te creas.

Sigues sin enterarte: Vaya por una parte que los privilegios no los das tú sino el que tien poder para darlos.
Y por otra: yo no luzco más ostentamente mostrando los títulos que obligan la legítima herencia genética de mi persona como el Padre responsable que recibe herencia. Y la trasmite para que la Ley se cumpla.

De cualquier forma, te aseguro, aceptes o no aceptes primacias tú, actualmente, funcionas por lo que está escrito que así sea. Y que yo, visto lo visto, conozco mejor que tú.
18/11/10 8:35 PM
  
Catholicus
Pero Rastri, si yo lo de la Virgen a ti te lo decía en serio y ni se me ocurre hacer bromas con eso. Que la Virgen le explica a sus hijos lo que quiera, no me cabe duda que lo hace.

La ironía no era para tí, sino para los que niegan esos dogmas.

Que yo te quiero mucho, no te enfades conmigo.
18/11/10 8:47 PM
  
Luis Fernando
Y Gonzalo que no aparece por aquí a pesar de que hoy ha entrado en InfoCatólica. Doy fe de ello.
18/11/10 8:48 PM
  
Pedro L.
Rastri:

"Y aquí que se diga y se juzgue sobre lo que es intolerable porque no se puede por más tiempo tolerar."

Llevamos casi dos días completos hablando sobre lo que es intolerable y no se puede tolerar. Los comentarios de Gonzalo que Bruno ha rebatido, fueron posteados ayer luego de una larguísima discusión acerca de la aceptación de los dogmas como condición de catolicidad.

Saludos
18/11/10 8:51 PM
  
Pedro L.
Luis Fernando:

Entró en la mañana (mañana chilena) a complementar su tesis jurídica sobre el derecho a no creer en los dogmas (escribió en el antiguo post de Bruno). No creo que haya vuelto a entrar en la tarde. Doy fe de que Gonzalito, a pesar de su heterodoxia, no se da por vencido. Ya vendrá con una tesis mejor que la de ayer para nuestro deleite.

Saludos
18/11/10 8:56 PM
  
Atilio
Va una breve explicación informal de Castellani sobre por qué los musulmanes no son católicos, ni tampoco los protestantes....

El bajo Medio Evo vio al Anticristo en Mahoma; y no dejó de calcular por supuesto el 666 con las letras de su nombre, charada nada difícil. El terrible peligro que el imperio mahomético representó para la Cristiandad y aquel problema histórico del cual en un momento dado no se veía ninguna salida, explica esta apropiación. Y es cierto que Mahoma representa uno de los precursores y figuras del Hijo de Perdición, una de las cabezas de la Bestia Bermeja: a nuestro parecer, La Segunda Bestia de Daniel, el Oso.

El sentir común de los escritores eclesiásticos, culminando hoy día en Hilaire Belloc con sus Las Cruzadas y Las Grandes Herejías, sostiene esta conjetura y da pie para otra algo más aventurada, pero no temeraria, que apunta el mismo Belloc en el primero de esos libros, a saber, que el Islam puede renacer como Imperio Anticristiano más poderoso y temible que antes, a manera de aquella cabeza de la Bestia Bermeja que fue herida de muerte y resurgió en los últimos tiempos, con asombro de todo el universo. Profecía que está duplicada en San Juan y en Daniel.

El protestantismo -dice- vuelto sociniano, desechada la divinidad de Cristo, se ha tornado ni más ni menos que mahometismo, tanto en su dogma -cosa manifiesta en aquel tiempo- como en su moral -patente en el nuestro; ver conferencia de Lambeth de 1928-. Lo cual significa para Occidente y su civilización el retiro súbdolo del cimiento religioso sobre el cual asentaba; o, mejor dicho, su adulteración sustancial.

El Occidente, pues, está hoy musulmanado ("Si esto es el Islam ¿no somos todos musulmanes?", decía Goethe en Di Wan. Es decir, quitándole las aristas odiosas al mahometismo, y suprimiendo las arista dura del cristianismo, se las puede hacer coincidir más o menos.)

El mundo moderno, hoy descritianizado, no difiere en nada esencial del mahometismo, a no ser por su atavismo cristiano, y por la resistencia desesperada de los fortines católicos aún en pie (Cfr. Chesterton, The Flying Inn).

Y así el mahometismo resurgido será quizá cultural y nada más que político; como las Bestias de Daniel, que representan culturas y religiones más bien que mero imperios políticos, los cuales están representados en la Estatua. Existe ya hoy día a plena luz el mahometismo cultural y religioso, que veía De Maistre en la descomposición del Protestantismo.

Tomando por ejemplo los libros que documentan fidedignamente la mentalidad común de Yanquilandia, en lo que concierne a la moral y la religión (como el Babit y el Elmer Gantry, de Sinclair Lewis, la veintena de novelas policiales difundídísimas de Erle Stanley Gardner o la ingeniosa obra maestra de Kenneth Fearing, The Bigl Clock), uno comprueba en forma contundente que ese pueblo vivaz, poderosísimo y temible no es amoral ni es inmoral, como lo tachan los resentidos de Sudamérica, sino que tiene realmente una moral y una religión, quizás más acremente afirmada que la golpeada moral católica de South America; pero que esa moral y esa religión corresponden rasgo a rasgo y punto por punto al mensaje de Mahoma y no al de Cristo. La misma comprobación se podría hacer ocn la literatura de los demás países protestantes; lo cual omito, por no incurrir en prolijo. La profecía de De Maistre se ha cumplido tanto en la Moral como en la Dogmática. A saber: creencia en un solo Dios inaccesible; supresión o falsificación de la mística; negación de la Encarnación y, en general, del misterio; naturalismo, antisacramentalismo, apelo a la emoción y la acción, socialización de lo religioso...
Todo esto en lo dogmático; más en lo moral: poligamia, esclavitud, guerra santa, culto a la riqueza, energía bárbara de strugggleforlifer.... Me remito a todos los que conocen Norteamérica.

La mentalidad actual del protestantismo degenerado en mahometismo cultural y religios. Su cosmovisión o su mensaje actual no difieren esencialmente del Islam.

(Leonardo Castellani, "Cristo, ¿Vuelve o no Vuelve?)
18/11/10 9:35 PM
  
Roger Barrera
Creo que lo importante es el trasfondo. ¿Qué hay detrás del disenso? Quizá algún criterio, concepto o situación en la vida nuestra que no se ajusta a la exigencia del dogma, lo cual nos provoca la no aceptación y el disentir?
18/11/10 10:50 PM
  
Javier Almenar
Gringo, la creencia en las brujas era una reminiscencia del paganismo que aún coleaba al principio de la Edad Media en el centro y norte de Europa. Fue la Iglesia quien guiada por la recta razón acabó con estas creencias, siendo para ello decisivo el discernimiento y la inteligencia del inquisidor Alonso de Salazar.
19/11/10 1:22 AM
  
Catholicus
Alonso de Salazar no acabó con la creencia en "las brujas", sino en creer que era una bruja la primera chiflada que hubiese suelta por ahí y que la gente enseguida quería mandar a la hoguera como hacían los protestantes.

Habla con misioneros en Haití, o en Africa, y verás que te dicen sobre si existe o no la magia negra y lo que sus ojos han visto.
19/11/10 10:44 AM
  
rastri
Frentre a esta nuestra sociedad saciada de sus recursos cientificos. Conocido es, por quien lo puede conocer, que la victoria del Demonio sobre las gentes radica en negar la existencia ésta soterrada Bestia. Y aquí el arte y la parte que éste tiene como reponsable primero de la desgracia de este Mundo y sus moradores.

Por lo mismo es de ignorante esupidez no creer que esta Bestia puede tener sus acólitos entre los hombres, dispuestos a operar según el primigenio instinto inspirado de su poseedor satánico. Y aquí estos acólitos, como pudieran ser los astutos poseídos del mundanal legislativo y ejecutivo. Amén de otros llamados brujos, hechiceros capaces de operar en mentes débiles. Sea: faltos del escudo salvador que llamamos gracia divina.

Dadme un religioso o seglar que diga que no cree en el Infierno, el Demonio y sus acólitos mundanales servidores. Y yo os diré que quien así diga, lo dice porque es un servidor de quien está poseído.

Por lo mismo: dadme un religioso o seglar que cree en Dios, en el Cielo y sus beneficios celestiales; Y os diré : éste, en la medida que cree, está vacunado contra las asechanzas del Demonio y los intereses de sus mundanales acólitos brujos hechiceros.
19/11/10 12:13 PM
  
rastri
Y volvienso al Tema. "Los musulmanes son ctólicos"

¡Pues no!: Los musulmanes por herencia genética ni son ni pueden ser católicos. Pues, a priori, estos son descendientes de una semilla inseminada en tierra extraña, sometida (Islam=sumisión). Y quien quiera y pueda entender que entienda.

-Catolicos "del katholikós" se refiere a lo que siendo un todo abarca a los que es universal. Sea: al todo Universo; Y aquí el que fue antes del Pecado Original, el nuestro que sufrimos y apercibimos y el futuro que será de la Tierra -planeta Tierra- renovada y prometida.

Puesto en una balanza el "peso flotante" especifico de una personalidad equiparada al todo Universo. Sólo Jesús el Cristo "en peso flotante" pesa tanto como el Universo pesa en "peso hundiente".

Dicho de otro modo: Sólo Jesús el Cristo es katholicós. Y sólo quien en Cristo está, y en la medida que en Él está, es katholikós
19/11/10 12:33 PM
  
Stabilo Boss
Parece que el Sr./Sra. "rastri" no se ha tomado hoy el Haloperidol.
Sr. Ramos, gracias por la aclaración, innecesaria por otra parte, sobre a quien va dirigido el contenido del post, pero como resulta que tienen la costumbre de señalar con el dedo a los que no piensan como ustedes, pues es lógico que los no católicos o no creyentes, se sientan aludidos por algunos de los comentarios. O me dirá usted que si lee en un blog ateo que alguien dice que los católicos están equivocados y que hay que tener paciencia con ellos, le parecerá extraño que algún católico, incluso usted mismo, deje un mensaje expresando su opinión en contra.
Si le parece injusta la frase sobre que lo importante es creer, quizás debería replantearse si no está usted más cerca de Gonzalo de lo que piensa.
Le pongo frases de sus hermanos en la fe del anterior post:

De Carlos Q "Un ateo puede hacer buenas obras, pero lo que no puede a priori es salvarse, porque ninguna buena obra es equiparable al amor que Dios nos tiene y a las heridas que le infligimos con nuestros pecados. Por eso, las obras son necesarias para salvarses, pero no suficientes: es necesario reconcoer el Sacrificio Redentor de Jesús en la Cruz."
De Beatriz "Nada nuevo bajo el sol. La teología católica enseña que una persona sin fe y sin gracia, o sea, sin Dios, puede hacer obras moralmente buenas, lo que no pueden es perseverar en ellas."
Y añade "Tomado de: Teología del Dogma Católico del p. Javier de Abarzuza O.F.M

"El hombre caído puede sin la gracia de la fe hacer algunas obras moralmente honestas" (doctrina al menos católica)

Explicación de términos:
- El hombre caído sin la gracia de la fe: es el que no solamente no tiene la gracia santificante, sino que tampoco tiene la fe sobrenatural, ni la actual, ni siquiera la habitual; se trata del infiel positivo y negativo.
- Puede hacer algunas obras moralmente buenas: es decir, obras que no sean formalmente pecado; estas obras podrán ser, o moralmente honestas en el caso de que se hagan sin ninguna gracia entitativamente sobrenatural, o saludables, si se hacen bajo la moción de una gracia entitativamente sobrenatural."

Dejando a parte la dosis de desprecio hacia los que no creen que estos y otros comentarios llevan implícitos, lo que parece claro es que si no se cree, si no se tiene fe, lo demás no importa, da igual para ustedes como se sea y que se haga, sin fe no les sirve. Por supuesto que preferirán a quien hace bien que el que daña, pero si se les da a elegir entre un ateo o quien cree en un dios, no saben que elegir y ello a pesar de reconocer que hay religiones que instigan al odio y a la violencia.
Véase al inefable William Lane Craig y su respuesta ante esta cuestión:

http://www.youtube.com/watch?v=Znz67Wxkxp4

Así que mejor no agiten con tanta fuerza la bandera del no relativismo de su religión.

Salud.
19/11/10 1:40 PM
  
luis
Sr. Stabilo Boss, me temo que malinterpreta el alcance de la doctrina católica, que es más que un mero moralismo. Nadie niega en la doctrina que ser moral es mejor que no serlo, aunque no se crea en Dios. Nadie niega que sea más meritorio ser bueno que malo, aunque sea ateo. Lo único que se afirma, es que con eso no basta para las pretensiones que tiene el cristianismo, nada menos que una metamorfosis de la naturaleza humana. Se lo explicaré.

El cristianismo no es esencialmente una doctrina, es básicamente una pràctica de transformación del hombre en un Dios, a partir de un acontecimiento histórico: que Dios se ha hecho hombre. Esta práctica de transformación no surje ni se desarrolla por esfuerzo humano, sino por voluntad de Dios, y la llamamos "gracia".
Y esta gracia nos ayuda a vivir una vida no sólo moral, no sólo humana, sino una modalidad de vida que no es humana, que es sobrehumana. Esto sólo -aquí viene el dogma católico- se puede hacer con una ayuda extrahumana. Lo cual es lógico: si se habla de una vida no-humana, es indudable que para practicarla se requerirá un injerto no-humano, sobrehumano.
De tal modo, gracias a la gracia, valga la redundancia, nos hacemos partícipes de las costumbres de la Trinidad, y nos transformamos, participamos de una naturaleza que no es humana: la misma naturaleza de Dios.
Ahora bien, para participar de esa naturaleza se requiere aceptación de la gracia, y la primera aceptación es la de la fe. Sin esa fe, el proceso de transformación no se produce. Así de sencillo.
19/11/10 2:00 PM
  
Olimán
Stabilo Boss:

"una verdad que ha de creerse con fe divina y católica", el valor no está en que sea verdad, está en creerla, por tanto daría igual que fuese falsa, mientras se crea en ella."

Aparte de lo apuntado tan acertadamente por Bruno sobre el relativismo, una verdad, señor mío, no puede ser falsa; una verdad es verdad, como su propio nombre indica. Y eso, a pesar de que os escueza tanto a los relativistas. Creer en ella es saludable, porque es verdad.
19/11/10 2:04 PM
  
Stabilo Boss
Luis: "Sin esa fe, el proceso de transformación no se produce", pues eso mismo es lo que yo decía o se abraza la fe o no se puede ganar el premio, léase salvación eterna. Si eres ateo y mueres siendo ateo, te condenas hayas sido bueno, malo o regular, si eres creyente y más malo que la tiña, te salvas con arrepentirte.
Olimán, no hablaba de la verdad, la cuestión es que vale sólo la creencia, la creencia en lo que ustedes deciden llamar verdad, por supuesto. ¿ Usted ya tiene claro a quien elegiría si le plantean la misma pregunta que a Craig ?.
19/11/10 2:57 PM
  
luis
Pero Stabilo, ¿Usted quiere coger una manzana sin abrir el puño? ¿Recibir un regalo negándose a aceptarlo? ¿Tomar agua con la boca cerrada?

Ni Dios puede hacerlo.
19/11/10 3:01 PM
  
Higinio Fernandez
Se salvarán todos, los buenos y los malos, los creyentes y los no creyentes. Ser humano es título suficiente para exigir la salvación. En una gran reconciliación cósmica, las víctimas abrazarán emocionadas a los victimarios, a los que nadie forzará a renegar de su pasado, por respeto a ellos.

Los no creyentes podrán también entrar en el Cielo, pero también por respeto kenótico, Dios no se manifestará ante ellos, para no violar su derecho a no creer eternamente.

Lo explico bien en mi libro "Salvación para todos, sin dificultades". Prólogo de Savater.
19/11/10 3:05 PM
  
Pedro L.
Higinio merece un blog en Infocatólica.
19/11/10 3:12 PM
  
Stabilo Boss
No, Luis. Lo que digo es que me parece que el juego está amañado, que es injusto y nada honesto. Que mientras seas fiel al grupo y a Dios, se te permite todo, hasta hacer trampas, mientras sea en nombre de Señor.
Si Dios existe y cuando yo muera no me acepta,sólo por mi falta de fe, es Él quien cierra el puño, es Él quien rechaza mi regalo.
19/11/10 3:30 PM
  
luis
Stabilo, no entiende: no existe la salvación fuera de Dios. No existe una cosa llamada Cielo más allá de Dios. En el Cielo no hay otra cosa que Dios, Dios ES la Salvación.

Y si no lo acepta, no lo puede recibir. Ni Dios puede hacer que Usted lo reciba sin recibirlo, eso es contradictorio como pretender coger una manzana con el puño cerrado. Ni siquiera percibir, porque la fe y el amor a Dios es el "órgano" que le permite acceder a Dios. Si en el Cielo Usted se presenta sin el "òrgano", la fe, transformada en vision, se quedaría sin Dios. No habría Cielo, aunque estuviera en el Cielo: no vería nada, como dice bellamente en un pasaje el Beato Newman.
19/11/10 3:40 PM
  
rastri
Stabilos, Higinio y compañía.

No está en Dios hacer que la puerta del Cielo sea a modo y manera del justo o injusto que se presente.


Sino que el justo o injusto, por su vestimenta juzgándose a sí mismo, sabe si será o no será admitido al banquete celestial.

Cierto que como dice el Evangelio, uno con vestimenta inapropiada se cuela. Pero dura poco, pues pronto es descubierto y arrojado a las tinieblas.


Y por si acaso: No ha lugar al carnavalesco difraz en estas vestimentas, pues éstas cubriendo hasta la más profunda itimidad del alma, denuncian la parte y el todo del sujeto en cuestión, como individuo apto no apto para el susodicho banquete.
19/11/10 4:02 PM
  
Stabilo Boss
Lo entiendo perfectamente, pero me sigue pareciendo injusto, tramposo, deshonesto y absurdo. Si no existe la salvación fuera de Dios, entonces su amor no es infinito, es condicionado, su misericordia no es infinita es condicionada, es un dios desposeído de una parte de su divinidad o bien con una divinidad más cercana a los dioses griegos que al Dios del que habla Jesús, sigue siendo el Dios del A.T., el celoso, ególatra, vengativo.
Menos mal que sólo se trata de creencias fantásticas.
19/11/10 4:10 PM
  
luis
Mmmmm me parece que no termina de entender el punto Stabilo. "Si no existe la salvación fuera de Dios": esta proposición suya es un oximoron, una contradicción en los términos, una exigencia neurótica: pretender que Dios no sea Dios, que haya otra cosa fuera de Dios, que eventualmente Dios cree otro Dios que Usted acepte. No es posible, Dios no puede dejar de ser Dios. Si se lo acepta, se logra a Dios. Si no se lo acepta, ni Dios puede hacer que un ente libre Lo logre. Sólo violando su voluntad, es decir, aniquilàndolo como ser libre.

Justamente un Dios celoso, ególatra, vengativo, le impondría a todos Su Presencia, contra la voluntad de quienes no lo aceptan. Entonces, Usted se quejaría del despotismo de Aquel que obliga a todo hombre a adorarlo eternamente, contra su libertad.

Es simple, Stabilo. Da la oportunidad de elegirlo a El o no. Lo primero se llama Cielo, lo segundo, condenación.
19/11/10 4:22 PM
  
Stabilo Boss
Bueno, el oxímoron sale de su afirmación, yo me he limitado a decir que si es cierto lo que usted dice Dios debe ser como yo digo, si eso resulta una paradoja o no ya no es cosa mía.
Dice usted que un dios celoso,etc... impondría a todos su presencia, sí, pero el suyo impone a los que no creen la condenación, que quiere que le diga, no me parece mucho mejor un personaje que el otro. Uno te obliga a aceptarle y el otro te deja escoger, pero te castiga si no le eliges a Él, la verdad no veo gran diferencia.
19/11/10 4:44 PM
  
rastri
Stabilos.

La salvación del hombre está condicionada, ciertmente que sí. Y está condicionada a que éste, -por la gracia de Dios salvado- siga siendo un dios limitado en continua evolución de gracia y sabiduría, dentro de un infinito Dios.

La salvación, fuera de Dios,ni existe ni puede existir. Y todo esto porque Dios es la infinita razón del ser y estar. Y lo contrario es la infinita sin razón del no ser ni existir.

La condenación del hombre, y todo lo que del hombre depende consiste en una continuada precipitación hacia el oscuro y solitario abismo del no ser ni exitir.

La misericordia de Dios es infinita, ciertamente que sí, pues su Creación siendo en su todo infinita, ésta está condicionada a salvarse si no es en la primera oportunidad, será en la segunda o en la tercera etc.

Recuerda que Jesús no condena al Demonio, sino que le insta al arrepentimiento cuando le dice: Apartate de mi Satanás, Al Señor tu Dios adorarás y a Él sólo daras culto.
19/11/10 4:51 PM
  
Catholicus
Stabilo,

O no has entendido nada o te has documentado mal. Las obras humanas que reportan mérito sobrenatural no dependen de si hay o no virtud de la Fe, sino si hay o no Virtud de la Caridad = Gracia Santificante.

Un católico en pecado mortal no puede merecer absolutamente nada por sus buenas obras, aunque mantenga su FE INTACTA. La sobrenaturalidad que compartimos en el alma depende de la Gracia Santificante, que en teología es lo mismo que hablar de la virtud de la Caridad.


Lee a Sto. Tomás y cómo desgrana cada una de las tres virtudes teologales. La Fe es una virtud que compete al intelecto, no a la Voluntad. Es la Caridad la que más compete a la voluntad y por tanto dictamina nuestro obrar moral y si este merece o no merece ante Dios.

Incluso cuando se hace un "acto de Fe", el motor de ese acto no es la misma virtud de la Fe, sino la Voluntad, movida por la virtud de la Caridad, es decir por el Espíritu Santo que la excita.

Si se está en Gracia, se está en la Caridad/Amor de Dios, y si no, no. Y nada merece salvación o aumento de la Gracia.

Es la Caridad/gracia santificante la que nos reporta la filiación divina. La ausencia de ésta es la que nos hace perder esa filiación. La Fe es necesaria, pero no es el elemento determinante porque afecta al intelecto y no a la voluntad (aunque obviamente se interrelacionen ambas).
19/11/10 4:54 PM
  
Catholicus
sigue siendo el Dios del A.T., el celoso, ególatra, vengativo.
____

Ese Dios del Antiguo testamento es un Dios de Amor cuando se estudia bien y no se deja uno llevar por las soflamas de los progres de ahora.

Es ese Dios que entra en la Historia salvando de la esclavitud a su pueblo elegido y le lleva hasta la Tierra prometida A PESAR de las constantes traiciones y maldades de sus hijos.

Ese Dios del AT es el Dios que entrega a su propio hijo a esos humanos traidores y malvados para que le escupan a la cara, le vejen y le crucifiquen. Al Hijo le da el mandato de aceptarlo por Amor. Y todo ello para salvar a esos mismos humanos criminales.


Si eso no es amor, intenta ponerte en su lugar.
19/11/10 4:59 PM
  
Catholicus
Si Dios existe y cuando yo muera no me acepta,sólo por mi falta de fe, es Él quien cierra el puño, es Él quien rechaza mi regalo.
____

Te insisto, no será por tu falta de Fe, pues puedes tener toneladas de ellas que te condenarás igualmente si lo que te falta es la Caridad/gracia santificante.

Si estás confesado (sin sacrilegio alguno) y comulgado estás en la Gracia de Dios, y entonces tu Fe te sirve para algo.

Si no es así, estás tan muerto como los demás.
19/11/10 5:02 PM
  
luis
No hay caridad sin fe. Aunque es cierto que sólo la fe informe, sin caridad, no es suficiente.

San Pablo, "sin la fe es imposible agradar a Dios".
19/11/10 5:04 PM
  
Stabilo Boss
Catholicus, si considera que el Dios del A.T. es un Dios de amor, o no hemos leído el mismo A.T. o lo que usted llama "estudiar bien" yo lo llamo ver lo que se quiere. En todo caso, no parece mucho amor el hecho de elegir a un pueblo en detrimento de los otros, me parece algo muy humano y para nada divino.
Veo que hay una cierta discrepancia entre usted y Luis en el asunto de la fe y la caridad.
Les agradezco el debate, aunque supongo que mis argumentos les parecerán un tanto pelagianos.
Salud.
19/11/10 5:23 PM
  
luis
No hay discrepancia entre caridad y fe. La fe informe es condición de la salvación, pero no es suficiente. Tiene que estar informada por la caridad.

La fe es raíz de la justificación, que se opera conjuntamente con la caridad, que estructura la fe. Sin la fe, informada por la caridad, no se entra al Cielo.
19/11/10 5:28 PM
  
Catholicus
Catholicus, si considera que el Dios del A.T. es un Dios de amor, o no hemos leído el mismo A.T.
___

No, es que probablemente usted no se lo ha leido o no lo ha meditado.

_____
En todo caso, no parece mucho amor el hecho de elegir a un pueblo en detrimento de los otros, me parece algo muy humano y para nada divino.
_____

Muchos hombres se empeñan en negarle a Dios la libertad que ellos mismos defienden para sí. Tu como hombre eliges a una esposa entre miles, y eliges a tus amigos entre miles.

Eso no te hace odiar a los demás, por contra, incluso puedes llegar a amarles más. Pero tu esposa y tus amigos, esos los eliges tu.

Pues Dios hace lo mismo con sus predestinados. A todos ama, pero la elección es Suya.

Y no, no hay la más mínima discrepancia con Luis, lo ha dicho perfecto. Pero no tiene nada que ver con lo expuesto por tí, si usamos la terminología tomista de las virtudes.

Lo único que no tiene mucho sentido es su primera frase : "No hay discrepancia entre Caridad y Fe". Obviamente las virtudes teologales no están para "discrepar" entre ellas, sino para ordenarse según el designio divino.

Si no hay Gracia Santificante, si no hay Caridad, no entrarás al cielo. La Fe, ni siquiera hace falta la personal, basta con la de la Iglesia si ella te permite retener la Gracia salvífica.
Solo tienes que pensar en los bebés o en los enfermos mentales. Mientras reciban sacramentos, ya están en gracia de Dios.

No es cuestión de pelagianismo, es cuestión de que Dios Padre no manda a su Hijo a que lo torturen los hombres si no es indispensable. De otra manera, sería un Dios cruel.

Por tanto es ese sacrificio la puerta de toda salvación. Y nada que hubiesen hecho los hombres antes con sus obras "merecía" que Dios nos diese semajante muestra de Amor.

Por tanto, la Salvación no depende tanto de nuestras obras, como de la gracia de Cristo.

El mismo esquema histórico es buen simil para una aplicación individual. Somos salvos por la Gracia de Dios que nos incita a salvarnos a través de hacer operar la Caridad, pero esa salvación no nace de nosotros, simples criaturas llenas de miserias.
19/11/10 10:38 PM
  
Gonzalo, Chile
TODOS LOS HEREJES SON CATÓLICOS

Estimado Bruno

1.- Sigo sosteniendo que el acto de pensar es inherente a todo ser humano y ninguna ley o religión prohíbe a persona alguna la actividad de pensar.. En base a este postulado, sostengo que por tanto, un católico puede perfectamente seguir siéndolo sin estar de acuerdo con algún o algunos dogmas, postura que por la interpretación del CDC lo hace posible teniendo como fundamento basal el actuar siempre en conciencia.
2.-Me dices, que he olvidado que la conciencia no es algo teórico, sino referente al juicio práctico moral. Bueno, no es así, en un comentario posterior añado:
“Nunca he dicho que la conciencia juzga o disiente respecto de los dogmas. Al contrario, es el juicio de la conciencia, determina el valor moral del acto de la persona. Ese juicio es el resultado del esfuerzo de la persona que tiende a conocer y acoger la verdad sobre el bien de los objetos de las acciones humanas. Es decir, el juicio de la conciencia es el que permite al ser humano ante un dilema optar, pero no en base al objeto externo (mediante su raciocinio) sino indudablemente también en base a la VERDAD. De este modo, tanto para la realización del verdadero bien del acto moral como para la autorrealización de la persona, el criterio de discernimiento entre el bien y el mal es la VERDAD sobre el bien ya que si no se acepta la estrecha relación que existe entre la conciencia y la verdad sobre el bien, se la reduce a un simple conocimiento del mundo interior y exterior de la persona”.
De tal manera que complementando lo que sostiene Bruno, la conciencia no solo te “te permite hacer juicios prácticos de tipo moral” o te señala que “tienes la obligación” de aceptar esto o aquello. No, ella te insta a adherirte y a realizar una conducta determina porque una conciencia verdadera y cierta, es aquella que tiene un conocimiento cabal y profundo de la ley objetiva para luego proceder a aplicarla correctamente en el ámbito subjetivo. Dicho de otra manera, la conciencia nos abre a la verdad, ella es la voz de la verdad dentro del sujeto mismo (y que muchas veces lleva a éste actuar incluso en contra de sus más hondos sentimientos). D e tal manera, que si un católico disiente del dogma de la infabilidad papal (yendo incluso contra sus sentimientos).no se trataría solo de un actuar bien subjetivamente como dice Bruno, puesto que aquel lo ha hecho con honestidad y diligencia.
Y ya que tocaste a Newman, éste sostenía en contra de aquellos ultramontanos que deseaban imponer la infabilidad Papal a todos los ámbitos de la vida: “Inculcar que necesariamente hay que creer cosas que no son necesarias, RESTRINGUINEDO LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO, proponer lo obsoleto o inútil, desconcertando así la fe de los católicos y creando una ruptura terrible entre la sociedad y religión”. Y como buen santo que es, es también profeta. El Cardenal, veía serios inconvenientes a la infabilidad como dogma. Sabía que iba a producir un centralismo y autoritarismo exagerado del Vaticano, que iría creciendo y produciría desequilibrio.(nuevamente profeta).
Newman si sostenía la doctrina de la “INFABILIDAD DE LA IGLESIA, expresada por el Papa”, pero al contrario del Cardenal Wiseman, consideraba que era dañino e innecesario proclamarlo como dogma. Aún así sostenía que el Papa con infabilidad y hablando ex cathedra sus pronunciamientos necesariamente debían ser interpretados. De aquí, que a la infabilidad activa, del magisterio, se añade la infabilidad pasiva de la Iglesia. Los teólogos son los llamados a buscar los contextos y proyecciones de las enseñanzas de la Iglesia y por eso deben tener LIBERTAD DE PENSAMIENTO
Newman aceptó el dogma, pero no asistió al concilio por motivos de conciencia.No quería que la infabilidad Papal de dogmatizara. Entonces aquí viene la pregunta de cajón: Estaba objetivamente Newman de acuerdo con este dogma?. La respuesta en un rotundo NO. Luego, se considera hereje Newman? Rotundo NO.
Por lo tanto, si un católico no está de acuerdo con un dogma, deja por ello de ser católico. Mi respuesta es NO.1.- Por motivo de libertad de conciencia que ya expuse.-2.-Canonicamente, el canon 751 CDC, establece que la herejía es “la negación pertinaz, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la “duda pertinaz”. O sea, el CDC establece que para tipificar una conducta como herética esta debe cumplir un requisito sine qua non, debe ser PERTINAZ (= Obstinado, terco). Esta obstinación o terquedad es una conducta que conlleva una actitud de ceguera, de encerrarse en sí mismo, cercenando y ocultándose a sí, uno de los elementos que conlleva el juicio moral: la humildad para llegar a la verdad. Conducta ésta, diametralmente opuesta a la de aquel que con conciencia cierta y verdadera ha optado libremente por no aceptar un dogma (en su interioridad como fue el caso de Newman y por lo cual jamás se le consideró hereje o excomulgado).Esto lleva a la imposibilidad de otra aseveración de Bruno, que sostiene que es posible ser hereje de buena fe. No, porque la pertenencia a la Iglesia exige además del elemento externo, que es el cumplimientos de los ritos y preceptos, el elemento interno que es la auto percepción de pertenencia y adhesión sicológica a la Iglesia católica. Ante esta posición de honestidad y ejercicio de libertad, este católico si no insta públicamente o trate de convencer a otros de su postura, permanece siendo católico,
3.-Luego argumentas que, según lo normado por el canon 212,3, “no hay ningún “derecho al disenso” En cambio, sí que se puede tener una opinión diferente de la de los obispos en cuestiones prudenciales, de organización, actuación, disciplina, oportunidad, etc. El disenso en general, es un desacuerdo, y el canon 212,3, PERMITE a cualquier católico “manifestar su opinión” sobre aquello que “pertenece al bien de la Iglesia”. El artículo es clarísimo: Tanto la expresión “manifestar opinión”, como la expresiòn “que pertenece al bien de la Iglesia” están preceptuadas de manera general por lo tanto, la norma no tiene un carácter restrictivo sino amplio, de ello se puede inferir que la norma al estar sustentada en el principio jurídico de que si el legislador no distingue no es legal que el interprete reduzca o parcialice restrictivamente la norma a su antojo. La segunda parte del nª3 está también redactado de igual manera por lo cual el canon no es excluyente.
4.-Respecto al análisis que he hecho de la coercitividad del canon 132,1. B runo deduce que no hace falta que la Iglesia le imponga a uno una pena canónica para dejar de ser católico. Si uno abandona conscientemente la fe, deja de ser católico, sin necesidad de ningún tipo de pena canónica. No es necesario que te echen, porque tú mismo te has ido.”Creo que a lo que te refieres es lo que canónicamente se denomina latae sententiae. El problema es que a la luz de los cánones 751; 1321,3; 1364 y 1382 solo los casos en que hay directamente una conducta positiva de contumacia herética pertinaz tiene como penalidad la excomunión automática
5.-Cuando señalas que existen herejes porque” a multitud de católicos se les ha prohibido enseñar en las últimas décadas por enseñar herejías y, en otros casos, la Congregación para la Doctrina de la Fe ha condenado sus opiniones y libros”.
Bueno, efectivamente a muchos de los que nombras se les ha retirado la licencia para enseñar teología. Pero vuelvo a repetir: ninguno ha sido canónicamente declarado hereje. El ejemplo más paradigmático creo que es Hans Kung, Prohibición de enseñar pero sigue siendo sacerdote de la Iglesia y administrando sacramentos. Ahora dime, cómo me explicas, estimado Bruno, que una persona, que según tu, fue declarado hereje sigue siendo presbítero con la anuencia de la misma Iglesia que supuestamente lo condenó como hereje? O sea, tú me dices que se puede ser hereje y a la vez seguir siendo sacerdote y todo con la aceptación y beneplácito de la mismísima Iglesia, es decir TODOS LOS HEREJES SON CATOLICOS.
Termino con una frase del beato Newman: “el dictado de la conciencia para prevalecer contra la voz del Papa ha de ser, después de serio pensarlo, oración y el empleo de todos los medios a mano para llegar a un juicio justo en la materia de que se trata.”
Gracias Bruno por dialogar caballerosamente conmigo
Saludos
20/11/10 3:14 AM
  
luis
Es absolutamente falso que Newman discrepara internamente con el dogma de la infalibilidad papal. Por el contrario, sobran textos donde afirma que cree en él.
20/11/10 5:00 AM
  
Roger
Mucho escrito pero sin nunguna base biblica
20/11/10 5:39 AM
  
Catholicus
Gonzalo,
Lo tuyo es rocambolesco. Te empeñas en escudarte en una "libertad de conciencia" que la Iglesia defendería para no obligar a creer en los dogmas, cuando la Iglesia niega eso explícitamente.

Te han puesto los cánones bien claros. Quien pertinazmente niega enseñanzas dogmáticas está excomulgado. ¿Como dices que la Iglesia ampara a nadie si te aplica lo contrario?.

¿O acaso vas a decirnos que quienes niegan esos dogmas lo hacen con la conciencia cohibida?


Menudo lavado de cerebro te han dado.
20/11/10 8:35 AM
  
Bruno
Estimado Gonzalo:

Iré respondiendo, si tengo tiempo, a tus argumentos. Empezaré por el más sencillo de rebatir: el de Newman.

Cita textual de Newman, original y mi traducción:

"I have for these 25 years spoken in behalf of the Pope's infallibility. The other day a review (I forget what) observed with surprise that even in my article on la Mennais in 1838 I had tacitly accepted the Pope's infallibility. I think I have spoken for it in my Essay on Development of Doctrine in 1845. In 1850 I have introduced the Pope's Infallibility several times into my lectures at the Birmingham Corn Exchange. In 1852 I introduced it most emphatically and dogmatically into my lectures delivered at the Rotundo at Dublin. In 1856 I spoke of it in a new Preface I prefixed to the new Edition of my Church of the Fathers—and in 1868 I reprinted the passage from my Dublin Lectures in a collection of passages made by a Roman Jesuit Father on the dogma, in an Italian translation."

"Durante estos 25 años, he hablado en favor de la infalibilidad del Papa. El otro día, una revista (he olvidado cuál) observó con sorpresa que incluso en mi artículo sobre Lamennais en 1838 yo aceptaba ya tácitamente la infalibilidad papal. Creo que hablé en favor de ella en mi Ensayo sobre el Desarrollo de la Doctrina en 1845. En 1850, incluí varias veces la infalibilidad del Papa en mis conferencias en la Birmingham Corn Exchange. En 1852, la incluí de la forma más enfática y dogmática en mis conferencias pronunciadas en Rotundo, Dublín. En 1856, hablé sobre ella en un nuevo Prólogo que añadí a la nueva edición de mi libro La Iglesia de los Padres y, en 1868, volví a imprimir el pasaje de mis conferencias de Dublín en una colección de pasajes recopilados por un Padre jesuita sobre el dogma, en traducción italiana."

[En una carta a Alfred Plummer del 19 de julio de 1872. Letters and Diaries of John Henry Newman, Edición de C.S. Dessain and T. Gornall]


O, si quieres aún más claridad, puedes leer el principio de una explicación que él mismo escribió sobre la infalibilidad: "Ahora, voy a hablar de la definición del Concilio Vaticano por medio de la cual la infalibilidad papal ha pasado a ser de fide, es decir, una verdad que debe creerse necesariamente, al estar incluida en la Revelación divina original...".

Que Newman no creyera en la infalibilidad papal es una de esas leyendas urbanas que corren por ahí y que son aceptadas acríticamente por muchos... hasta que leen de hecho lo que el Card. Newman dijo sobre el tema, que despeja cualquier duda sobre ello. Newman defendió siempre (antes y después del Vaticano I) la infalibilidad del Papa. La leyenda de su falso rechazo de esta doctrina viene simplemente de dos cosas: el hecho de que pensaba que no era oportuno definir ese dogma en ese momento (pensando que exacerbaría la oposición a la Iglesia en muchos ámbitos) y su deseo de que se entendiera correctamente esta doctrina (contra algunos que creían que el Papa era infalible en absolutamente todo lo que decía, cosa que no definió el Concilio ni creemos los católicos), como puedes leer en el resto del texto que he citado en el párrafo anterior y que se encuentra aquí (en inglés). Ninguna de esas dos cosas afecta en lo más mínimo a su defensa y creencia de la doctrina en sí.

Conociendo tu deseo de conocer y respetar la verdad, me gustaría que reconocieses que lo que decías de Newman era erróneo. No porque sea importante "ganar" o "perder" una discusión, sino porque, para avanzar en una discusión es necesario que todos los participantes nos comprometamos a aceptar verdades concretas cuandos se muestran sin ningún tipo de duda. Y creo que es evidente que, en este caso, no hay duda alguna sobre la postura de Newman.

Saludos
20/11/10 9:33 AM
  
Martin Ellingham

1) Se dice que un católico no deja de ser tal por no estar de acuerdo con uno o más dogmas.

Sobre este punto hay un dogma que, como ejemplo, resulta ilustrativo: la existencia de Dios es conocida por la luz sobrenatural de la fe. Es verdad “de fe divina y católica definida”. Si seguimos la tesis de Gonzalo, un católico no dejaría de ser tal por estar en desacuerdo con este dogma.

¿Cuál sería la lógica consecuencia de un disenso sobre este particular dogma? Es evidente que quien no existe no puede decir nada de sí mismo; porque no hay acciones sin sujetos. Luego, si Dios no existe -en el orden sobrenatural de la fe- no puede decir nada de sí mismo. Consecuencia: negado el dogma de la existencia de Dios, cae toda la Revelación pública sobrenatural. Es un efecto dominó que no deja dogma en pie.

¿Qué posibilidad lógica queda a quien disiente de este particular dogma? Un conocimiento natural de Dios. Conocerá muchas verdades, algunas que además han sido reveladas por Dios. Pero le será imposible aceptar –si razona con lógica- que Dios es Trino, que Jesucristo es Dios, que María es madre de Dios, etc.

De una premisa falsa se sigue cualquier consecuencia.

Saludos.
20/11/10 11:42 AM
  
Martin Ellingham
PS: Por si no quedó claro:

a. El hombre que por fe acepta que Dios se nos ha revelado, cree todo lo que Dios le revela y, por lo que toca al dogma mencionado en mi ejemplo, cree que Dios existe.

b. Si no cree que Dios existe, aunque lo conozca por vía filosófica, no puede aceptar lo que Dios le revela en el orden sobrenatural.

c. La consecuencia de la negación de tal dogma es más que herejía. Comporta lógicamente una apostasía, pues no queda dogma a salvo.
20/11/10 12:34 PM
  
Martin Ellingham
Otro ejemplo:

Es un dogma (de fe divina y católica solemnemente definida) que Dios puede revelarse y de hecho se ha revelado.

Si yo niego ese dogma, por lógica consecuencia tengo que negar todos los demás. Se produce un efecto dominó sobre el credo completo. En ese caso, puedo ser deísta, naturalista, pero no católico, ni siquiera judío.


Conclusión: la hipótesis de Gonzalo, tal como estaba formulada, es manifiestamente falsa.

Saludos.
20/11/10 2:57 PM
  
Higinio Fernández
Yo aquí quiero traer a colación las luminosas palabras de mi colega en Multirreligión Pluridigital Juan José Arregui: "Para mí, seguir repitiendo sin más las fórmulas de los dogmas, eso es atentar contra los dogmas de la Iglesia. Y la única herejía es perder el ánimo y la confianza".

Aunque le enmendaría la última frase que tiene cierto sabor tridentino, porque tampoco es herejía perder la confianza (ni la fe, ni nada), como sostengo en mi opúsculo "Teología de la Desesperación. Por qué Judas se salvó", edit. Perfidis, 1968.
20/11/10 3:56 PM
  
Martin Ellingham
Nobel de teología para Higinio Fernández.
20/11/10 4:00 PM
  
Higinio Fernandez
Gracias Martín, ojala los suecos instituyeran un Nobel así para todos los que lo merecemos, más allá de credos, morales y dogmas.

Yo le daría una vuelta más a la frase de Arregui, que como dije es defectuosa y un tanto integrista, y la dejaría así:

"La única herejía es sostener que hay herejías"
20/11/10 4:04 PM
  
Higinio Fernandez
Ahora, ojo que la intolerancia no siempre es patrimonio de los católicos. Voy a contar una pequeña anécdota ilustrativa.
El año pasado me invitaron a un Foro Interreligioso Pluralista Comparado, a llevarse a cabo en El Cairo. Llevé a mi mujer -tenemos la ventaja de ser solos por decisión personal, hace tiempo concluimos que nuestros amor era demasiado intenso y generoso para compartirlo con hijos biológicos-.
Mi intervención fue ante un auditorio mayoritariamente musulmán, con gran gusto mío por el desafío ecuménico que entrañaba. Dividé la charla en tres partes. La primera, las evidentes ventajas del Islam sobre el catolicismo, a la luz de las investigaciones historicas sobre la tolerancia del Islam, evidenciada a través de la cultura seldjucida y jenízara. Pude percibir los murmullos de satisfacción cuando condené enérgicamente las Cruzadas y la infame Conquista Ibérica de territorio originalmente musulmán. ¡Aplausos al fin, al hacer la apología de Averroes, muy superior al Aquinate!
La segunda parte versó sobre el tema: "el Dios cristiano es el mismo Dios de los musulmanes y los judíos". Aquí no escuché tantas señales de aprobación, y al terminar, creí distinguir un grito de Alá Akbar un tanto destemplado. El auditorio era un tanto hostil.
Pero afronté valientemente la última parte de la disertación, el núcleo teológico de lo que quería decir y que estimo es mi aporte más valioso a la Novísima Teología: que la verdadera teología, la verdadera actitud del creyente, no reside en la escucha de lo que Dios le dice al hombre, sino más bien gira en torno a lo que el hombre puede enseñarle a Dios. El culto verdadero, la forma en que Dios y el hombre honran al Hombre. La moral, la forma en que el hombre interpela y juzga a Dios.
No terminé de decir esto último, cuando me desconcentró una fuerte agitación en el público; un momento pensé que era entusiasmo, pero sentí en mi rostro el impacto de un zapato y cuando vi el brillo de algunas armas blancas y cuchillos comprendí que era hora de finalizar, lo cual hice poco airosamente, saltando hacia el lobby del Hotel, mientras una turba de intolerantes me perseguía y se rasgaban sus vestiduras al grito de supremacía bárbara y teológica. Pasamos el resto de la estadía encerrados en las habitaciones.
Es la suerte de los pioneros.
20/11/10 10:24 PM
  
Fan
Higi for ever!!!
20/11/10 11:55 PM
  
stangelus
"Teología de la Desesperación. Por qué Judas se salvó", edit. Perfidis, 1968.

¡jaja! Higinio eres el mejor de veras.
21/11/10 5:05 PM
  
Higinio Fernandez
Esperen que lean mi opúsculo sobre el condón, estoy aprovechando el revuelo que se ha causado.
Postulo que el verdadero pecado es no usarlo.
21/11/10 5:11 PM
  
Gonzalo, Chile
Estimado Bruno
Me alerto mucho de que la intención final de esto, no sea ganar o perder.Creo que así se pueden tender puentes de convergencia.
Lo que yo dije claramente de Newman fue que el creía en la Infabilidad de la IGLESIA, EXPRESADA EN EL PAPA, como doctrina, pero nunca estuvo de acuerdo con que se dogmatizar ésta por las consecuencias que iba a traer (con lo cual fue un gran visionario) y que lamentablemente se cumplieron.Por esto, no es negar la verdad decir que Newman si estaba objetivamente en desacuerdo con el "dogma" Infabilidad Papal.
De ahí también su divergencia con el Cardenal Wiseman
Por esto sostengo que un católico puede serlo sin estar en un cien por cierto de acuerdo con todos los dogmas cuando ha llegado a una conclusión en conformidad con su juicio de conciencia.
Saludos
21/11/10 8:02 PM
  
Gonzalo, Chile
PD: No es alerto sino alegró
21/11/10 8:03 PM
  
Gonzalo, Chile
Martin Ellingham

Por favor no seas ridículo. Las premisas que formulaste son falacias y muy mal construidas.
Si yo negara la existencia de Dios o su revelación, no me alcanzaría siquiera para mormón.
Así no se refuta Martin, sé más inteligente.
Saludos
21/11/10 8:10 PM
  
Gonzalo, Chile

Higinio Fernandez

La verdad me entretuve mucho con tu anécdota, muy sabrosa.
Pero sabes quisiera comentarte una sola cosa:
A una persona de Iglesia lo pueden perseguir por dos motivos diametralmente distintos:
1.- Por tratar de ser fiel a su conciencia esforzándose por llevar a cabo el plan de Dios en su persona.Por lo general son estas, personas que con su profetismo, incomodan y les mueven el piso a los privilegiados echados en sus cómodos puestos.
2.- O el otro caso, puede darse por hablar o hacer payasadas sin sentido alguno.Ahora en todo caso, me quedó clarisimo porque tu mujer no quiere tener retoños de vuestra autoria.
Ahh, y para no aburrirte sale del hotel a visitar los zocos
21/11/10 8:34 PM
  
Higinio Fernandez
Es lo que sospechaba, este Gonzalo de Chile es un integrista.
21/11/10 8:51 PM
  
Gonzalo, Chile
Higinio

Que brillantes de mente tienes. Así no mas es.
Eso nos pasa a todos los que defendemos la integridad de la fe a como de lugar, no importando cuantos muertos o monos sin cabeza queden en el camino ni tampoco el ejemplo de fraternidad que damos al mundo pues lo mas sagrado e inmaculado que podemos hacer en esta trabajosa vida es preservar hasta las mismísimas comas del todos los preceptos habidos y que vendrán(yuuata, hablando de esto creo, que el Papa con lo del condón esta rallando la papa, o sea ya esta como para jubilar, no crees Higinio?).
Y gracias por lo de Gonzalo "de" Chile, pues hombre...que me siento así como er niño....Raphael de España.
Saludos
21/11/10 9:37 PM
  
Higinio Fernandez
Gonzalo Chilote, lo de los monos sin cabeza me interesa, intuyo que se relaciona con el Hinduismo, al cual considero muy superior a otras religiones monoteístas, por su falta de fanatismo.

Cuéntame más, que estoy por dar un curso en la Pluriversidad del Sentimiento Religioso, sobre "Zoomorfismo versus Monoteísmo, la opción errada de la Teología Patriarcal"

En cuanto a lo del condón, ya he sentado mi proposición moral: pecado es no usarlo. Pecado contra la Madre Tierra, contra el insigne santo anglicano de nombre latino y pecado contra la diosa Higiene, de la que proviene mi augusto nombre.
21/11/10 9:48 PM
  
Martin Ellingham
Gonzalo:

He leído lo que has escrito sobre Newman. Revelador.

Saludos.
22/11/10 2:45 AM
  
Hervada
“El derecho a la libre opinión ha sido reconocido a todos los fieles por el II Concilio Vaticano en la const. Lumen Gentium n. 37, con una referencia especial a quienes se dedican a las ciencias sagradas
en la const. Gaudium et spes, n. 62.

Desde un punto de vista jurídico, el ejercicio de la libertad de formarse la propia opinión requiere un presupuesto: la debida información (scientia, competentia). Y el ejercicio del derecho a manifestarla está condicionado por tres requisitos:

(1) la verdad —dejar a salvo la integridad de la fe—,
(2) la prudencia —sin lesión a la integridad de las costumbres, habida cuenta de la utilidad común y on respeto a la dignidad de las personas—
(3) y la reverencia hacia la jerarquía (LG, 37; c. 212)...” (HERVADA, J. ELEMENTOS DE DERECHO CONSTITUCIONAL CANÓNICO. Pamplona, 2001, p. 201.
22/11/10 3:00 AM
  
Luis
Bruno! Gracias por tu artículo.
Mi entuerto es el siguiente. Amo a Cristo. Procuro seguirlo. Voy a misa. Me confieso. No comulgo porque hay situaciones que no puedo resolver en mi vida -me faltará Fe, fuerza, humildad, no lo se...- y no quiero ni escandalizar ni faltarle el respeto a la Eucaristía. Hago adoración al Santísimo y espero que Él en su Amor me lleve hacia adelante. Tengo 41 años y la Gracia la he sentido y creo que me ha ido haciendo crecer en el bien (o eso espero). No puedo decir sin conflicto SOY CATOLICO. Creo en el Evangelio. Creo en la Iglesia pero no creo en la obediencia forzada al Magisterio. Si en ir rezando para que me de la oportunidad de abrazar con amor, alegría y pleno convencimiento las verdades que progresivamente voy descubriendo. Pero no puedo someterme. Vaya uno a saber el porque de nuestras limitaciones. Me cuesta sentir que estoy en pecado mortal por eso. Si es así espero (e incluso ahí pido para que mi confianza sea cada vez mayor) que el Amor de Cristo me ampare. Luis
22/11/10 4:27 PM
  
luis
Perdón, Luis, ¿podrías cambiar el nick? Resulta que lo uso yo desde hace un tiempo. gracias.
22/11/10 4:38 PM
  
Gonzalo,Chile
Martin Ellingham

Gracias.
22/11/10 6:46 PM
  
Gonzalo, Chile
Higinio
Que alegría.....
Antes que nada, permíteme darte un consejo.Yo comprendo tus buenas intenciones pero por favor!!!, no seas tan abierto de mente con esos cursos que te vas a mandar hombre. Mira que por lo que yo he visto en esos "´progres",hacen mal para la salud.Si, creo, por lo que me han contado, que te vas poniendo cada vez mas y mas y mas tolerante, tanto que al final terminas por aceptarte tu mismo.Claro que si igual los vas a dar, lee por favor a Panikkar un teologo, hereje, sismático y apóstata y catala (más encima). Lo otro que podría pasarte es que te acusen a Roma o peor aún, caer en las manos de La Inquisición 2.0 Reloaded, pero bien recargada.
En cuanto al condón, peca tranquilo no mas, no ves que o sino, nunca vas a engendrar descendencia.
Ahhh, y respecto a la infabilidad Papal,te enteraste ya de lo que dijo BXVI en su famosillo libro?
No,no,no,no, a Jubilarle.....

Saludos

Pd: todavía estás en EL Cairo?
22/11/10 7:12 PM
  
Higinio Fernandez
No me hables del bueno de Raymond, fuimos compañeros muchos años, le enseñé varias cosas, porque venía un poquito rígido de su permanencia en la Cosa.

Un teólogo medio pobre, inferior astronómicamente a mí, muy teocéntrico para mi gusto, estaba loco con Krisna, Visnú y la Pacha Mama. "Los dioses y el Señor"... como le dije un día, "Raimundo, la cuestión no es lo que los avatares quieren de nosotros, la cuestión es lo que nosotros queremos de los avatares. No le preguntes a los dioses lo que puedes hacer por ellos, pregúntales qué pueden hacer ellos por ti".

Mis palabras lo deslumbraron, me dijo algo así como que "Higinio, eres un satori portátil". Y sí, soy así, una especie de Koan viviente, un espectáculo para los hombres y los ángeles, como dijo San Pablo. Modestamente, sí señor, lo soy.
No, me prohibieron entrar al Cairo después del escándalo. Pero volveré, estoy preparando un opúsculo sobre "Yihad y ahimsa: hacia un antropocentrismo islámico no violento".
22/11/10 7:44 PM
  
Gonzalo, Chile
Estimado Higineo

O sea, que tu tuviste la culpa del desarrrolo panteista de Pani, malulo.Bueno ese le pasó al otro pillin por tratar de buscar la expresión ilimitada del Dios Infinito en todo ser humano y cultura.Que hereje!!!.
Higinio, tengo una duda.En donde llevas a cabo tu cursos teo-zoologicos?.Debe ser en algún museo de claustro de história natural comtemplativa.Bueno, entonces como un buen ortodoxo integrista fundamentalista que soy, deseo pedirte un favor ya que colmulgas con las ideas "hetero" ,dentro del zoomorfismo podrías extrapolar el pensamiento del gran zooteologo Jacques Cousteau?.Es que tengo un amigo hereje-apóstata-cismático que, bueno por lo originales que son ustedes, me propuso la brillante idea que este franchute zooteologo quería salvar al Mar, por ser una expresión índubitable de la presencia del mal(bueno tu sabes que los judios hacen esa asociacíón).Pero no faltaban los que decían que J.Cousteau sólo quería ganar dinero y aprovecharse de la ignorancia de los más despistados, quiero decir, de los más debiles.Claro que no se que encontrará tu gran y despierta brillantes mental al respecto.
Saludos

Pd: mmm, El Cairo....Esos musulmanes si que son fanáticos.Nosotros en cambio sólo defendemos la Fe...
22/11/10 9:50 PM
  
Higinio Fernandez
Esa homologación del mar con el mal es típica de la exegesis fundamentalista. El mar es símbolo de la variabilidad, de la versatilidad, de la inestabilidad, en definitiva, de la verdad. Cousteau era un gran amigo, creía en la Tierra y sobre todo en el Agua.

Higinio Fernandez, teologo antropocentrista.
22/11/10 10:04 PM
  
WWW.INFOCONTINENTAL.COM
WWW.INFOCONTINENTAL.COM

Asi que ya sabeis, a tomar nota ;) buen post, gracias
01/04/11 6:15 PM
  
ADRN
Te basas en una idea bastante errada para decir que el musulmán es católico. El católico reconoce la autoridad del Vaticano, eso le diferencia de todos los cristianos, y por tanto también del Islam. Por cierto, los budistas no reconocen en su religión a la virginidad de Nuestra Señora porque simplemente no la conocen. No inventen, el católico tiene muchas más características que le diferencian de otras ramas del cristianismo y del Islam.
28/09/12 10:42 PM
  
Rafael
Saludos en Cristo y María.

Lo que Gonzalo dice el final es pura masonería.

Los masones, para justificarse católicos y no excomulgados, dicen que ya la Iglesia no los condena por el hecho de que no se les nombra en el nuevo Código de Derecho Canónico. Por lo que se les olvida la Declaración de La Santa Congregación para la doctrina de la Fe de 1983, donde se aclara que todo el que pertenezca a la masonería y otra entidad que aunque no se mencione, máquina contra la Santa Iglesia, está en pecado grave y No Puede Participar de la Santa Comunión. Esto formado por el entonces Prefecto y hoy nuestro Papa emérito Benedicto XVI.

Lo que Gonzalo dice es eso mismo, las mismas expresiones de la masonería. También otro detalle masónico en su hablar es que dice que Dios reside (vive) en la conciencia. La masonería dice que Dios está en la conciencia y que él muere cuando la conciencia muere en el momento de morir la persona.

En otras palabras, Gonzalo está invitando a la apostasía, a hacer creerse a los herejes que son dios mismo y que nadie tiene que enterarse, por lo que también entra el tema del secretismo, una forma de infiltrar el pensamiento masónico en las personas y luchar de esa forma la fe.

Ese hombre claramente, si no es masón, está siendo influenciado por la masonería por cualquier medio.

Juzgue usted.
02/04/17 7:10 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.