InfoCatólica / Razones para nuestra esperanza / Etiquetas: concilio vaticano ii

26.10.22

Descarga gratis "El trasfondo del ecumenismo" de Philip Trower

Habiendo terminado mi traducción al español del libro de Philip Trower Background to Ecumenism [El trasfondo del ecumenismo], tengo el agrado de poner a disposición esa obra de modo permanente para descarga gratuita, en formato PDF, desde esta página.

Los invito a descargar, leer y difundir este libro excelente e instructivo.  

Daniel Iglesias Grèzes

25.10.22

Philip Trower, El trasfondo del ecumenismo -y V

El trasfondo del ecumenismo

por Philip Trower

Capítulos anteriores

I. Algunas palabras por adelantado

II. El movimiento para la unidad de los cristianos en los tiempos modernos

III. Lo que la Iglesia y el Concilio tienen para decir sobre la unidad de los cristianos

IV. El abuso del ecumenismo

V. Conclusión

El significado y el misterio del ecumenismo

He hablado sobre los abusos del ecumenismo. ¿Pero qué hay del trabajo de muchos hombres y mujeres honestos de todas las partes que tratan de producir la reunificación sin sacrificar lo que ellos creen que es la verdad?

El bien logrado aquí es muy difícil de evaluar en este momento. En las circunstancias actuales, no es de un tipo del que se pueda esperar que tenga resultados rápidos y de gran escala.

Indudablemente los católicos, o muchos de ellos, han sido liberados de unas cuantas actitudes mezquinas y de mente estrecha. Por otra parte, muchos protestantes de buena voluntad han sido llevados a considerar ideas que antes probablemente habrían rechazado sin pensarlo. (Por ejemplo, muchos anglicanos comunes, que no son de la iglesia alta, se están volviendo simpatizantes de la idea de venerar a nuestra Señora, de tener sacerdotes más que clérigos, de una “presencia real” en la Eucaristía, de la Santa Sede —cosas antes inauditas—). Con los cristianos orientales quizás ciertos temores han sido aquietados y, esperamos, se han eliminado heridas y antiguos malentendidos. Todo esto es una preparación para el futuro; y cualquier imagen que hagamos del futuro religioso cristiano debe ciertamente contener lo que debería ser su característica principal; por fin —a medida que las posibilidades de las que recién hablé comienzan a desplegarse y a ser entendidas— el comienzo de un movimiento extendido de los cristianos separados, corporativamente y en grupos, hacia la Iglesia. Para esto y sólo esto es que existe el ecumenismo católico.

Leer más... »

21.10.22

Philip Trower, El trasfondo del ecumenismo -IV

El trasfondo del ecumenismo

por Philip Trower

Capítulos anteriores

I. Algunas palabras por adelantado

II. El movimiento para la unidad de los cristianos en los tiempos modernos

III. Lo que la Iglesia y el Concilio tienen para decir sobre la unidad de los cristianos

IV. El abuso del ecumenismo

Tras el Concilio, al lanzar a sus hijos al movimiento ecuménico, la Iglesia les pidió principalmente, como lo había hecho el Papa Juan, que enmendaran sus vidas y fueran amables y amistosos para que en este nuevo clima los cristianos separados pudieran ver mejor la belleza de la Iglesia y de sus enseñanzas y así, atraídos por ella, lograran la incorporación plena que el Concilio deseaba.

En cuanto a las medidas prácticas, ella puso en primer lugar la oración, luego el diálogo y, en la medida de lo posible, las actividades conjuntas.

[La Iglesia] instó a sus hijos a ser generosos. Ellos deberían “dar los primeros pasos". Pero ella también puso condiciones y dio advertencias. Los fieles debían abstenerse de “descuido o exceso de celo". Lo que dijeran “debe estar de acuerdo con la fe que la Iglesia Católica ha profesado siempre". Y “nada es tan ajeno al ecumenismo como la falsa actitud de apaciguamiento que tanto daña la pureza de la doctrina católica y oscurece su significado genuino y establecido” [UR 11a]; y mucho más en la misma línea.

El peligro previsto era el obvio; a saber, que los fieles, al ver que ahora podían orar y trabajar con los hermanos protestantes separados, adoptaran sus ideas y perspectivas. Los errores de fe perpetuados en las comunidades protestantes separadas, que la Iglesia había expulsado con tanta dificultad hace siglos, serían reintroducidos (inocentemente) por los miembros de esas comunidades en el cuerpo católico.

¿Por qué debería suceder esto? ¿Por qué la influencia no debería haber sido al revés?

A causa —la conclusión parece ineludible— de la condición espiritualmente debilitada del cuerpo católico en vísperas del Concilio.

Leer más... »

12.10.22

Philip Trower, El trasfondo del ecumenismo -III

El trasfondo del ecumenismo

por Philip Trower

Capítulos anteriores

I. Algunas palabras por adelantado

II. El movimiento para la unidad de los cristianos en los tiempos modernos

III. Lo que la Iglesia y el Concilio tienen para decir sobre la unidad de los cristianos

Veamos ahora lo que la Iglesia [Católica] y el Concilio [Vaticano II] tienen para decir sobre la unidad de los cristianos. ¿La Iglesia ha renunciado a su pretensión de ser la única Iglesia fundada por Cristo?

“La unidad", dice el Concilio Vaticano II, “fue otorgada por Cristo a su Iglesia en el principio; creemos que todavía existe en la Iglesia Católica y que no se puede perder.” [Unitatis Redintegratio 4c] Y: “Sólo a través de la Iglesia Católica de Cristo, el auxilio universal para la salvación, se pueden alcanzar en su plenitud los medios de salvación.” [UR 3e]. Finalmente: “La Iglesia Católica posee la riqueza de toda la verdad revelada de Dios y todos los medios de la gracia.” [UR 4f]

Por lo tanto la Iglesia de Cristo es la Iglesia Católica.

Luego llegamos a la relación de los cristianos separados con esa Iglesia. ¿Son miembros de alguna manera? La respuesta parece ser que están asociados o adjuntos, pero de manera incompleta.

Leer más... »

7.10.22

Philip Trower, El trasfondo del ecumenismo -II

El trasfondo del ecumenismo

por Philip Trower

Capítulos anteriores

I. Algunas palabras por adelantado

II. El movimiento para la unidad de los cristianos en los tiempos modernos

El siglo XIX vio por primera vez misioneros protestantes activos fuera de Europa a gran escala. Allí ellos se encontraron compitiendo no sólo con los misioneros católicos sino entre sí. Ya no protegidos en sus certezas por el entorno de sus países de origen, la cuestión multisecular se presentó, al menos para algunos, de una manera nueva. ¿Mi versión del mensaje de Cristo es realmente la única verdadera? ¿En el mejor de los casos es sólo parcialmente verdadera? Y luego [vino] el pensamiento: si pudiéramos estar de acuerdo en cuál es ese mensaje, sería más probable que aquellos a quienes les estamos predicando (chinos, indios, africanos) lo creyeran.

Estas cuestiones y tendencias dieron como resultado la Conferencia Misionera Mundial de Edimburgo en 1910, que, podría decirse, sin pretenderlo directamente, lanzó el movimiento para la unidad de los cristianos en su forma actual.

Leer más... »