16.07.20

América, la bien donada. Los derechos de conquista de España en América

(Extractos del libro «Que no te la cuenten I», disponible en Amazon, aquí)

“Mientras exista un confín

de tierra sin alabar 

al que nos vino a salvar,

la tierra no tiene fin”

José María Pemán

“¿Qué derecho tenían los españoles para irrumpir en la paz de los ‘pueblos originarios’? ¿Qué derecho poseían para tomar sus tierras y desparramar sus ideas, su cultura y su religión?”.

Hemos escuchado esta frase una y mil veces, como si fuera un caballito de batalla permanente; detengámonos entonces un poco en ello.

Existe hoy una corriente ideológica que ha logrado instalar en algunos medios lo que sería el “justo reclamo” de las tierras aborígenes “usurpadas” por los descubridores al momento de la conquista.

A estas preguntas intentaremos darle respuesta tratando de resumir al máximo la cuestión y basándonos en los autores más autorizados a nuestro alcance. Sin embargo, digámoslo de una vez, hemos llegado tarde, ya que hace 500 años hubo un grupo de hombres que ya se había planteado el problema de la posible ilegitimidad de la conquista: los mismos españoles…

Leer más... »

15.07.20

Rezando en Santa Sofía, antes de que fuera mezquita...

Se ve que a los musulmanes no los afectó demasiado esto de cerrar los templos… que ahora hasta han “mezquitizado” la gran Santa Sofía de Bizancio/Constantinopla…

Por gracia de Dios pudimos visitarla allá por el año 2016 con el Padre Federico Highton y, también por gracia de Dios, pudimos hasta rezar el breviaro dentro de la misma.

Nos regocijamos, entonces, de re-publicar este post para,

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE


De sotana por Estambul

- “¿Pero entenderán qué es la sotana en Turquía?".

- “Y…, al menos habrán visto alguna vez una película antigua…” - nos decíamos antes de bajar del avión.

Leer más... »

13.07.20

El hombre moderno y la muerte que nunca llegaría. Reflexión

Imagen: Atlas levantando al mundo (Rockefeller Center, New York, frente a la Catedral)

Últimamente está muriendo gente que antes no se moría“, decía mi abuelita, con un humor a prueba de balas.

La siguiente reflexión acerca de la muerte en los tiempos que corren, nos tienen que hacer pensar en la vida verdadera, que es la que comienza cuando esta de aquí abajo termina.

Que Dios nos pille confesados y,

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE


La pandemia y el optimismo con pies de barro

Por Rubén Peretó Rivas*

Reflexiones ante el insólito impacto emocional que ha tenido la enfermedad en la población planetaria

Fuente: Diario La Prensa

 

Además de un ingente número de muertos, el covid-19 dejará una serie de experiencias sobre las que vale la pena reflexionar. Entre otras cosas, llama la atención el impacto emocional que ha producido en la población mundial, alentado en muchos casos por políticos y gobernantes que utilizan un discurso según el cual estaríamos atravesando una situación inédita en toda la historia de la humanidad. Lo cierto es que no hace falta remontarse a la peste de Justiniano del siglo VI o a la de San Carlos en el XVI. Hace cincuenta años la humanidad sufrió la pandemia del H3N2, que dejó un millón de muertos, y hace sesenta años la de la gripe asiática que dejó un número semejante de fatalidades.

¿Por qué, entonces, en aquellas ocasiones recientes el mundo no entró en el estado convulsivo en que se encuentra ahora? O bien, ¿por qué en la pandemia de 2020 el mundo ha reaccionado de un modo tan brutal y drástico ante la aparición de un virus, aún a costa de destruir su economía y ocasionar de ese modo muchas más muertes que las producidas por el patógeno?

Leer más... »

12.07.20

El paraíso prehispánico de los "pueblos originarios"

“Ay del pueblo que olvida su pasado;

Ay del que rompe la fatal cadena

con que el ayer tiene al mañana atado”

Manuel Machado.

 

Fue el filósofo ginebrino, Jean-Jacques Rousseau quien allá por el siglo XVIII largó a rodar por vez primera la idea de que el hombre “nacía bueno pero la sociedad lo corrompía”. No éramos los bípedos, entonces, como Aristóteles, Platón y la filosofía clásica lo había considerado junto con la Iglesia, alguien “caído” e inclinado al mal, sino alguien a quien debía respetarse y tolerarse ya que estábamos inclinados siempre al bien y libres de todo pecado original. Su afirmación, como veremos, no era simplemente el fruto de una elucubración intelectual sino la consecuencia de una ideología política determinada. Antes que él, sin embargo, y con motivos aun más precisos, hubieron otros que trataron de hacer lo propio para atacar una empresa que sería la gloria de la Iglesia y del occidente cristiano: la conquista y evangelización de América.

Es normal, incluso en nuestros días, escuchar distintas voces que denuncian a más no poder la “bondad natural” de los precolombinos y la “maldad natural” de los conquistadores españoles, de “aquellos sanguinarios conquistadores”[1]. ¿A qué tanta insistencia? Vayamos por partes.

 

La conquista en primera persona

Bernal Díaz del Castillo fue soldado de Cortés, el gran conquistador español. Una vez llegado a su vejez y con el arcón lleno de recuerdos, dejó un escrito con el que quiso recordar para la posteridad lo que había sido, en su juventud, la conquista de México por las tropas españolas; para ello y apelando a sus notas, escribió la famosa “Historia Verdadera de la Conquista de Nueva España”.

Leer más... »

10.07.20

Todos somos Covid-19

Es que uno ya no sabe qué pensar…

Hace apenas cuarenta y ocho horas que, como sucede hoy en varios países, un personaje del gobierno (en este caso la Dra. Carla Vizzotti, Secretaria de Salud de la Nación Argentina, miembro de la abortera “Fundación Huésped” y encargada de contabilizar los famosos “muertos por coronavirus") nos dijo que “cualquier resfrío que tengamos en este invierno, es Covid-19″. Sí; así de sencillo y así de fácil (aunque luego hayan salido a hacer precisiones).

El virus existe, claro, pero al parecer, hoy ya nadie muere de otra enfermedad que no sea COVID-19… ¿Y el resto? Es sólo imaginación de los conspiranoicos de siempre…

¿Será que nadie habrá leído a Platón y el mito de la caverna?

- Aaa- aaahhh-aaaahhhhhhh…, aaaatcchiiiiiiiiiiiiissssssssssss!!!! Disculpen; debo dejarlos; nos esperan para el hisopado.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE