InfoCatólica / Que no te la cuenten / Archivos para: Abril 2020

30.04.20

Precepto dominical: ¿pura ley positiva derogable o costumbre jurídica de la Iglesia?

“La Iglesia, por una tradición apostólica que trae su origen

(originem ducet) del mismo día de la resurrección de Cristo,

celebra el misterio pascual cada ocho días, en el día que es llamado con razón

“día del Señor” o domingo. En este día, los fieles

deben reunirse (in unum convenire debent), a fin de que escuchando la palabra de Dios

y participando en la Eucaristía, recuerden la pasión, la resurrección

y la gloria del Señor Jesús”

(Concilio Vaticano II, Constitución sobre la Sagrada Liturgia, 106).

 

Desde hace días que, a raíz del famoso COVID-19 anda dando vueltas la idea de que el precepto de la Iglesia que manda “oír misa todos los domingos y fiestas de guardar”, podría caer al tratarse de “una mera reglamentación positiva” de la Iglesia en Occidente (el precepto no corre para los ortodoxos)[1].

Y hay que decir que, a nivel de principio, en cuanto que la ley canónica puede ser modificada, sería correcto; sin embargo, la cosa no es tan sencilla como parece pues, análogamente a lo que sucede con el celibato sacerdotal (otra aparente mera “ley de la Iglesia” sobre la cual ya hemos tratado en nuestro sitio) la asistencia a Misa en el Dies Domini, (“día del Señor”) se encuentra férreamente instaurada en la tradición apostólica y patrística.

Leer más... »

29.04.20

Infierno, conversión y un muerto que habla

Narrando la parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro, Nuestro Señor decía de quienes no quieren creer:

“«Tienen a Moisés y a los profetas; que les oigan». El (Epulón desde el infierno) dijo: «No, padre Abraham; sino que si alguno de entre los muertos va donde ellos, se convertirán». Le contestó: «Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se convencerán, aunque un muerto resucite”» (Lc 16, 29-31).

Pues hay algunos que sí se convencieron, como es la historia de San Bruno, el gran fundador de los monjes cartujos, del cual ya hablamos hablamos en otra oportunidad y ahora presentamos en este pequeño vídeo para,

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE

PD: un libro sencillo e interesantísimo donde se narra también esta historia es el clásico de Mons. De Ségur, que pueden encontrar aquí


VEA NUESTROS LIBROS EN VENTA

– Para realizar una donación voluntaria, AQUÍ

Para la suscripción a Youtube, hacer clic AQUÍ y activar la campanita.

PARA SUSCRIPCIÓN A LOS POSTS VÍA WHATSAPP, seguir estas indicaciones:

  1. Añadir a la agenda de contactos de su teléfono este número tal como está: 005491135809554 o bien +5491135809554 (pueden agendarlo como “Que no te la cuenten” o como deseen).
  2. Una vez agregado, enviar un mensaje vía Whatsapp con la palabra “ALTA” (es imprescindible enviar un primer mensaje para poder ser agregado a la lista).

Ya está. A partir del próximo post comenzarán a recibir automáticamente las nuevas entradas en sus teléfonos.

Ud. está recibiendo esta publicación porque aceptó su envío.

24.04.20

Armenia, presente. A 105 años del genocidio armenio

¡Gloria y honor a esta nación primogénita de Cristo, cuya historia no debe ser sepultada!
 

Hoy, 24 de abril se conmemoran 105 años del genocidio armenio, el asesinato de más de un millón y medio de cristianos de esta nacionalidad perpetrado por el Imperio Turco Otomano entre 1915 y 1923. La masacre comenzó el 24 de abril de 1915, cuando las autoridades otomanas detuvieron a 235 miembros de la comunidad de armenios en Constantinopla (actualmente Estambul). La cifra de detenidos ascendió a 600 los siguientes días.

Más adelante, el Gobierno ordenaría la expulsión de toda la población armenia, que tuvo que caminar cientos de kilómetros por el desierto, sufriendo hambre, sed, pérdidas de vidas humanas, robos y violaciones por parte de los gendarmes musulmanes que debían protegerlos, a menudo en combinación con bandas de asesinos y bandoleros.

Leer más... »

23.04.20

De pluma ajena. Los españoles que no se animan. La historia de España según Pérez Reverte

La axiología política de Pérez Reverte

Breve reflexión sobre Una Historia de España, Alfaguara, 2019

 

Por el Dr. Héctor H. Hernández para Que no te la cuenten

 

Para un español como yo que no lo soy pero que sí bien que me lo adjudico por participación como argentino agradecido y orgulloso de mi sangre, la lectura del “A modo de prólogo” de este libro era una promesa de justicia humana con mis ancestros y con la recta sabiduría política.

Por de pronto, esas más de treinta opiniones iniciales prologatorias, casi todas alabantes de un pueblo superior, auguraban un desarrollo del porqué de la superioridad española en toda la historia del mundo. Desde ya, ante todo, por la virtud del coraje, que luce mayoritaria en los dichos testimonios y son un clásico, sintetizado en “la infantería española”, “nuestros tercios” y así más. Pero de esa treintena de citas no hay que olvidar algunas, por ejemplo la que aprendí de Pérez Reverte que enseñó el mismísimo Voltaire, que superan la idea del pueblo bestia que sólo mata y muere y que no le entran balas en la cabeza y que son una manga de brutos y todo lo que te imagines, que el autor nos da aquí y allá y de nuevo y otra vez como característica telúrica hispana que recorrería todos los siglos.

Leer más... »

21.04.20

Vuelven las misas a las iglesias. Carta de Mons. Víctor Fernández y pedido de la Conferencia Episcopal Argentina

¡Deo gratias!

Ese gran político converso del siglo XX que fue Charles Maurras (converso a pesar de haber sido injustamente excomulgado), repetía que, para poder analizar con certeza los hechos de la realidad social, era necesario anteponer la política (“politique d’abord”, decía). Es decir, pensar la vida de la polis, fuese la polis que fuese. Incluso la eclesial.

Y no se equivocaba.

Un ejemplo de esto es lo que sucedió en el México de 1929: luego de tres años de la suspensión del culto decretada por la misma jerarquía eclesiástica, los obispos decidieron aceptar los famosos Arreglos, a pesar de que los mismos serían un fracaso. ¿Por qué lo hacían? Se planteaba que, luego de tanto tiempo, el pueblo mexicano no sólo podía volverse inmoral sino excesivamente independiente de la misma jerarquía.

Leer más... »