27.10.19

Documento final. Sínodo del Amazonía: curas casados, sí; diaconisas, no (sólo por ahora…)

Post-post: hemos agregado algunas perlitas más a partir de una nueva lectura.

¡¡¡Extra, extra!!! ¡Ya salió el Documento final del Sínodo del Amazonía!

Como era de esperar, un texto plagado de vaguedades, ambigüedades, ecologismos y demás yerbas. Todas cosas de las cuales –claro está- habló el Buen Señor Jesús…

Sólo ante una lectura en diagonal, les comentamos lo que se viene, para que nos vayamos preparando (el documento oficial puede leerse en la página del Vaticano, AQUÍ).

Con el objeto de resumir ciertas innovaciones eclesiales que se tratan de plantear en la Conclusión del Sínodo del Amazonía, publicamos aquí, con breves notas, algunos pasajes para,

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE

 


Como prólogo al documento nos indican los “padres Sinodales” que en la reunión llevada a cabo eran conscientes de “escuchar la voz del Espíritu presente” (nro. 1) como si fuera un “nuevo Pentecostés”. Sucede que –para que lo tengamos en cuenta– la voz de la Amazonía es “movida por el soplo mayor del Espíritu Santo en el grito de la tierra herida y sus habitantes” (nro. 3) por lo que, con todo derecho, debe plantearse, como venido de Dios, un “nuevo paradigma de la ecología integral” (nro. 4) que nos llama a una “conversión profunda de nuestros esquemas y estructuras a Cristo y a su Evangelio” (nro. 5).

Veamos algunas perlitas.

Leer más... »

24.10.19

De conversiones, de inclusiones y de tiendas (a propósito de cristianismos paganos)

De pluma ajena y a propósito de yerbas amazónicas y cristianismos paganos.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE

     


Por Pierre Laroche

      La Iglesia es, ante todo, una realidad de libertad: a ella se ingresa mediante la libertad, porque nemo credit nisi volens, y el resultado de ese ingreso es la consolidación de la libertad, en cuanto que se confiere al creyente la libertad de los hijos de Dios. Hijos de Dios por participación: la filiación divina por participación no es como la filiación natural, sino que está mediada por una decisión responsable y estrictamente personal. Por eso, ningún adulto puede estar incluido en la Iglesia si no quiere estar incluido y por eso los infantes necesitan inicialmente el compromiso vicario y transitorio de un adulto, el padrino, que deberán después rubricar con la decisión personal apenas comiencen a tener uso de razón.

        Los paganos están llamados a la Iglesia en cuanto que están llamados a la conversión, es decir, a abandonar la adoración de los ídolos y a aceptar a Jesús, el Mesías, único salvador de todos los hombres, hijo unigénito del eterno Padre, de la misma, única, naturaleza que el Padre, y que con el Padre y el Espíritu Santo es un solo y único Dios, el único Dios verdadero. De la aceptación efectiva del Mesías se sigue necesaria e inseparablemente una serie de conductas concretas, de las cuales cabe señalar, sobre todo y en cuanto inequívoca señal de pertenencia a la Iglesia, cuerpo místico de Cristo, la aceptación de toda su dimensión sacramental y litúrgica y de toda su dimensión disciplinar y pastoral.

        Es por eso que ningún pagano puede ser de hecho incluido en la Iglesia mientras no abandone sus antiguas prácticas y no acepte a Jesucristo a todos los efectos –es decir, mientras no se convierta–. Porque no hay nada en común entre un creyente y un no creyente, como no lo hay entre Cristo y Belial (2Cor 6,14-16). Y porque no pueden estar incluidos si no quieren estarlo. Ponerlos, trágico remedo y vil parodia de conversión, adentro de un recinto (majestuosa catedral, capilla, carpa, tienda, descolorido galpón tercermundista o lo que sea) no significa para nada incluirlos en la Iglesia: antes bien, puede significar la trágica renuncia de la Iglesia a su misión evangelizadora y magisterial, a su noble y heroica misión de anuncio, de invitación, de llamada y de propuesta. Estar adentro de un recinto, real o imaginario, no es lo mismo que pertenecer al cuerpo místico de Cristo.

        Asimismo, invocar la imposibilidad de conversión amparándose en presuntas barreras culturales constituye una refinada manera de hipocresía farisaica de la más baja calaña. Curiosa situación: las barreras culturales parecen ser muy fuertes e imposibles de franquear a la hora de aceptar los sacramentos y la moral católicas, pero no para aceptar la coca-cola y el fútbol, la internet y los smartphones, los ordenadores y las notebooks, los jeans y el rock, la música-pop y los vuelos en avión. Hay que ser muy, pero muy muy muy hipócritas, para aceptar esto rechazando aquello.

        De carácter semejante es la hipocresía que invoca la profunda e ilustrada labor evangelizadora de la cultura que caracterizó a la vigorosa y pujante Iglesia de los primeros tiempos, para deponer a favor del vergonzante sincretismo propuesto por pastores carentes de toda ilustración y más amigos del aplauso del mundo que del testimonio martirial. Jamás la Iglesia hizo de un ídolo pagano el término ad quem del acto cultual y, cuando asumió lo que podía asumir, lo hizo sin generar equívoco alguno.

        La inclusión de los paganos en la Iglesia no puede consistir, jamás y bajo ningún concepto, en que la Iglesia se convierta a los ídolos paganos y termine por ponerlos en el mismo lugar que Cristo –generando, así, confusión en la conciencia de los fieles y endurecimiento en la de los paganos, al esclerotizarlos y fijarlos en sus graves errores y desvíos–. Una iglesia de este tipo es una iglesia apóstata, que habría puesto en acto el divorcio más grave y más profundo de toda la historia de la humanidad.

Pierre Laroche, 24.10.19

23.10.19

Iglesia española, constructora de la civilización en América. Entrevista

En estos tiempos amazónicos en que se replantea el papel de la Conquista y Evangelización de América, venga esta entrevista como un aporte para la Semana de la Hispanidad, dirigida por el recientemente condecorado hispanista y periodista argentino, Patricio Lons

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE


 


Para el sostenimiento de la página y la edición de vídeos, quien desee hacer un aporte, será bienvenido. Dios se los retribuya. Padre Javier

      

Para transferencias bancarias, hacer clic aquí


PARA SUSCRIPCIÓN A LOS POSTS VÍA WHATSAPP, seguir estas indicaciones:

  1. Añadir a la agenda de contactos de su teléfono este número tal como está: 005491135809554 o bien +5491135809554 (pueden agendarlo como “Que no te la cuenten” o como deseen).
  2. Una vez agregado, enviar un mensaje vía Whatsapp con la palabra “ALTA” (es imprescindible enviar un primer mensaje para poder ser agregado a la lista).

Ya está. A partir del próximo post comenzarán a recibir automáticamente las nuevas entradas en sus teléfonos.

- Para realizar una donación voluntaria, AQUÍ

 

21.10.19

La "terrible" Inquisición. El nacimiento - Video (2-4)

Continuamos publicando algunos vídeos cortos de Que no te la cuenten sobre temas de apologética histórica y cristiana.

En esta entrega: “La ‹‹terrible›› Inquisición. El nacimiento”.

Para suscribirse al canal de Youtube, haga clic AQUÍ

Descargar Audio

Capítulos anteriores:

- Cap. 1. La “terrible” Inquisición. Introducción.

Quien se sienta inclinado a ayudar, no tiene más que hacerlo vía Mercadopago (con una suscripción, mensual, etc.), Paypal o a las cuentas bancarias que se indican más abajo.

Dios los guarde y que Él disponga de las mociones.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE

 


Para el sostenimiento de la página y la edición de vídeos, quien desee hacer un aporte, será bienvenido. Dios se los retribuya. Padre Javier

      

Para transferencias bancarias, hacer clic aquí


PARA SUSCRIPCIÓN A LOS POSTS VÍA WHATSAPP, seguir estas indicaciones:

  1. Añadir a la agenda de contactos de su teléfono este número tal como está: 005491135809554 o bien +5491135809554 (pueden agendarlo como “Que no te la cuenten” o como deseen).
  2. Una vez agregado, enviar un mensaje vía Whatsapp con la palabra “ALTA” (es imprescindible enviar un primer mensaje para poder ser agregado a la lista).

Ya está. A partir del próximo post comenzarán a recibir automáticamente las nuevas entradas en sus teléfonos.

- Para realizar una donación voluntaria, AQUÍ

 

 

20.10.19

"La mujer se salvará por la maternidad". Sermón para el día de la madre

P. Javier Olivera Ravasi, SE

20/10/2019

Para oír la homilía, hacer clic AQUÍ

Cuentan que, durante la tremenda Revolución Francesa, cuando la masonería y el liberalismo se habían apoderado de las instituciones reales, se intentaba eliminar todo lo que tuviera rasgos cristianos. Los meses, los días, las semanas…, todo cambiaba de nombre: “Termidor”, “día primero”, día “de la libertad”, de “la diosa Razón”, etc., etc.

¡Hasta el padrenuestro quisieron cambiar! ¡Claro! No podía decirte “adveniat regnum tuum” pues rememoraba a la monarquía; había que decir: “adveniat republicam tuam

Porque “los ritos son importantes”, decía el Principito…

Pues bien, entre las innumerables fiestas comerciales que festejamos los católicos posmodernos, hoy, en algunos lugares, toca el día de la madre (otro día es el “del animal”, “de las ballenas”, de la “diversidad cultural” y de las orugas en peligro de extinción en Nueva Guinea…). E independientemente de su origen, nos toca predicar. “¿Y qué predicar?”, nos preguntamos siempre en estos casos.

Pues sobre la madre, sobre todo en estos tiempos en los que es más atacada por el feminismo que plantea el “empoderamiento” de la mujer y a la maternidad como una “imposición del heteropatriarcado…” cuando todo lo contrario se nos dice en las Sagradas Escrituras, especialmente en San Pablo:

la mujer se salvará por la maternidad” (1 Tim 2, 15).

Leer más... »