San Bonifacio, destructor de falsos dioses

Según el calendario de la liturgia tradicional, hoy la Iglesia recuerda a San Bonifacio, mártir, mártir romano. Sin embargo a raíz de diversas consultas acerca de la posibilidad de rezar con personas de otras religiones, narraremos la vida de su homónimo, San Bonifacio obispo y apóstol de los alemanes, cuya fiesta es en Junio.

San Bonifacio nació en Inglaterra alrededor del año 680. Ingresó a un monasterio benedictino antes de ser enviado por el Papa a evangelizar los territorios que pertenecen a la actual Alemania. Primero como sacerdote y, luego, como obispo.

Bajo la protección del gran Carlos Martel viajó por toda Alemania fortaleciendo las regiones que ya habían abrazado el cristianismo llevando la luz de Cristo a quienes no la tenían aún.

Alrededor del año 723 viajó con un pequeño grupo de personas a la región de la Baja Sajonia donde había una comunidad de paganos cerca de Geismar que, en medio del invierno, iban a realizar un sacrificio humano (donde usualmente la víctima era un niño) al dios Thor, el dios del trueno, en la base de un roble al que consideraban sagrado.

Al llegar a la aldea, en la víspera de Navidad, Bonifacio se acercó a los paganos y les dijo: “aquí está el Roble del Trueno, y aquí la cruz de Cristo que romperá el martillo de Thor, un dios falso”.

El verdugo, levantando el martillo para ejecutar al pequeño niño, intentó dar su golpe pero el Obispo extendiendo su báculo episcopal bloqueó el golpe y, milagrosamente, rompió el gran martillo de piedra salvando la vida del niño.

Entonces, Bonifacio, tomando un hacha destruyó en cuatro partes el roble de los paganos y armó allí una capilla. Terminado todo, señaló un pequeño abeto y dijo: “Este pequeño árbol, este pequeño hijo del bosque, será su árbol santo esta noche. Esta es la madera de la paz…Es el signo de una vida sin fin, porque sus hojas son siempre verdes. Miren como las puntas están dirigidas hacia el cielo. Hay que llamarlo el árbol del Niño Jesús; reúnanse en torno a él, no en el bosque salvaje, sino en sus hogares; allí habrá refugio y no habrán actos sangrientos, sino regalos amorosos y ritos de bondad”.

Y así, los alemanes empezaron una nueva tradición esa noche, que se ha extendido hasta nuestros días. Al traer un pequeño árbol a sus hogares, decorándolo con velas para Navidad.

Hablando cierta vez sobre los sacerdotes y de los cálices dijo que los sacerdotes antiguos eran de oro y celebraban en cálices de madera, y los de su tiempo eran sacerdotes de madera y celebraban en cálices de oro; y a esto no lo dijo para evitar la magnificencia en el culto divino, sino deseando que los sagrados ministros fuesen también puros y preciosos como el oro al momento de desempeñar el servicio sagrado.

San Bonifacio bautizó gran número de infieles, derribó los templos de los falsos dioses y edificó otros nuevos al verdadero Dios sin miramientos por el respeto a las falsas religiones.

Finalmente, estando un día el santo con sus compañeros cerca de un río y aguardando que viniesen los gentiles bautizados para recibir la Confirmación, cayeron sobre ellos los bárbaros paganos, matándolo junto a otros cincuenta y tres compañeros, alcanzando todos, la palma del martirio.

Roguemos pues al Señor para que nos conceda el celo de San Bonifacio por la verdadera religión y la fuerza necesaria para llevar a muchas almas al cielo por nuestra predicación y ejemplo de vida.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE

 

 

 


VEA NUESTROS LIBROS EN VENTA

– Para realizar una donación voluntaria, AQUÍ

Para la suscripción a Youtube, hacer clic AQUÍ y activar la campanita.

PARA SUSCRIPCIÓN A LOS POSTS VÍA WHATSAPP, seguir estas indicaciones:

  1. Añadir a la agenda de contactos de su teléfono este número tal como está: 005491135809554 o bien +5491135809554 (pueden agendarlo como “Que no te la cuenten” o como deseen).
  2. Una vez agregado, enviar un mensaje vía Whatsapp con la palabra “ALTA” (es imprescindible enviar un primer mensaje para poder ser agregado a la lista).

Ya está. A partir del próximo post comenzarán a recibir automáticamente las nuevas entradas en sus teléfonos.

Ud. está recibiendo esta publicación porque aceptó su envío.

8 comentarios

  
sofía
Es un solo San Bonifacio ¿no? Es que me desconcierta lo de su homónimo, porque yo creía que solo había uno, nacido en Inglaterra, apóstol de los alemanes y mártir. Pero creo que se celebra el 5 de junio.
14/05/20 11:18 PM
  
sofía
Supongo que habrá otro San Bonifacio Mártir, lo que no sé es porque no sabemos nada de él ni consta en los santos del día de hoy.
14/05/20 11:23 PM
  
Palas Atenea
Ese San Bonifacio, al que mataron los frisios, se celebra el 5 de junio. Es mi patrón.
15/05/20 12:20 AM
  
Feri del Carpio Marek
Sofía, es otro san Bonifacio el que se celebra hoy, pero en el calendario litúrgico según el rito tradicional. Es un mártir de principios del siglo IV. Aquí puedes leer sobre él:

https://www.religionenlibertad.com/santo_de_hoy/42262/san-bonifacio-martir.html

Según el rito del novus ordo, hoy celebramos al apóstol San Matías, también mártir, que tomó el lugar de Judas Iscariote en el grupo de los doce.
----------------
Exacto. Ahora voy a aclararlo más. Gracias. PJOR
15/05/20 3:35 AM
  
Marcelo
Cómo cambió la Fe, ahora hubiesen rezado juntos en el árbol, y quizás con Moloch también, el del Coliseo.
15/05/20 6:47 AM
  
sofía
Gracias x las aclaraciones, ya sé por qué.
15/05/20 11:16 AM
  
Rafa
Bonifacio, apóstol de los sajones, Patricio, los dos Martín y tantos otros de esa época eran demasiado rígidos y avinagrados, poco condescendientes con la Pachamama. Ellos solos convirtieron a sajones, irlandeses, francos y suevos, muchos de ellos con el testimonio de sus vidas. Hoy estarían fuera de onda. Eso ya no se lleva: hay misioneros que en 50 años no han bautizado a nadie.
15/05/20 7:40 PM
  
Manu
También hay que tener cuidado con un excesivo celo en el combate de herejías. Pues una actitud demasiado beligerante puede patentizar, en el Fondo, una cierta inseguridad en la propia fe.
La Verdad no emana de nosotros, sino del Espíritu Santo. Nuestra labor es colaborar con el paráclito.
A veces habrá que combatir, otras proponer, otras respetar, etc.
17/05/20 2:19 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.