9.11.21

Cuando el México revolucionario cazaba a los indios

Grupo de apaches fotografiados por Edward S. Curtis (1868-1952) en 1903. Los llamados apaches broncos se rebelarían contra un destino de sometimiento en las reservas estadounidenses, lugares insalubres en los que vivían hacinados bajo la tutela agentes tan corruptos como ineficientes, la constante fricción entre las autoridades civiles y las militares, los inútiles intentos por sedentarizar a los indios y la progresiva usurpación por granjeros y mineros blancos. No es de extrañar que muchos decidieran abandonarlas para tratar de recuperar sus modos de vida tradicionales, aunque les costara la muerte. Fuente: Library of Congress.


Mientras Diego Rivera pintaba los impresionantes murales llamados Epopeya del pueblo mexicano (1929-1935), en los que se mostraba la conquista de México por los españoles y se ensalzaba el pasado indígena, el mismo régimen que financiaba su obra daba fin a la última y cruel fase de la Guerra del Yaqui (1876-1929)

Leer más... »

7.11.21

El alma y su cuerpo. Conversando con Juan Fernando Sellés, catedrático de la Universidad de Navarra

Juan Fernando Sellés (1961) es doctor en Filosofía por la Universidad de Navarra; Titular de Antropología en dicha institución académica, ha impartido 15 materias distintas de filosofía, 14 cursos de doctorado y 25 de Maestría. Especialista en el pensamiento del filósofo Leonardo Polo.

Con él conversaremos acerca del alma y su cuerpo, la demostración racional de su subsistencia espiritual después de la muerte y varios otros temas filosóficos más para,

Leer más... »

5.11.21

«Como Dios no es comunista, a todos nos pide cosas distintas» entrevista al padre Javier Olivera Ravasi

Javier Olivera Ravasi (Argentina, 1977) es un sacerdote católico, apostólico y romano. Cuenta con sendos doctorados en Filosofía (Pontificia Universidad Lateranense de Roma) e Historia (UNCUYO), así como con el título de abogado (UBA). Aunque se ha desempeñado como un prolífico autor y docente académico, quizá sea más conocido por su faceta de director del portal Que no te la cuenten

Desde ese espacio ha lanzado lo que denomina una «contrarrevolución cultural y espiritual». A saber, la batalla en contra de las imposiciones del mundo moderno que atentan contra el sentido común y la fe cristiana. Una batalla que debe darse más allá de cualquier perspectiva de éxito porque, según escribió su compatriota el padre Castellani, Dios no nos pide que venzamos, sino que no seamos vencidos.

Partiendo de que la posición cristiana conservadora es muy precaria para conseguir por sí misma avances destacables, ¿qué grupos considera que pueden aliarse en una contrarrevolución? ¿Qué líneas rojas deben ser marcadas en la búsqueda de crear un frente común?

Si me preguntan respecto de los límites que hay que establecer cuando uno comienza a hacer algún tipo de alianza con gente que no tiene el mismo pensamiento o los mismos principios que uno, recomendaría una obra clásica de la literatura católica llamada Revolución y Contra-Revolución. Es de un autor que no puede ser tildado de liberal ni mucho menos, que es Plinio Corrêa de Oliveira. En ese libro, un pequeño librito, él va trazando cuáles son esos límites que debe tener en cuenta aquel que intente hacer una verdadera contrarrevolución. Puntualmente hablar de «contrarrevolución» es ir en contra de lo que se define como revolución, que es querer dar vuelta a todo. 

Leer más... »

4.11.21

De abogado a misionero: Dejó todo para irse a África

Una hermosa nota realizada por Aciprensa a  Jeremías Villalba (en TW: @jerevillalbaf), postulante a la Orden San Elías y actual misionero en Malawi.


De abogado a misionero: Dejó todo para irse a África

POR HARUMI SUZUKI | ACI Prensa

El misionero ad gentes Jeremías Villalba siempre sintió que Dios lo llamaba para algo especial; y al terminar la carrera de Derecho fue invitado a evangelizar Malawi, uno de los países más pobres de África, y que se ha convertido en una experiencia que le ha cambiado la vida.

Villalba señaló a ACI Prensa que su deseo de ser misionero “no surgió por iniciativa propia, más bien fue Dios el que lo inició, casi agarrándome por sorpresa”.

“Desde temprana edad – alrededor de los quince años – supe que Dios me llamaba a algo especial, sin embargo, no tenía claro el cómo ni en dónde. Así fue que comencé mi carrera de Derecho en la Universidad de Buenos Aires, que finalicé en marzo de este año”, resaltó.

Leer más... »

1.11.21