InfoCatólica / Reforma o apostasía / Categoría: Liturgia Fiestas

24.12.19

(574) Alegraos en el Señor – en Navidad y siempre

Filippo Lippi, 1455

–El Niño divino recibe la adoración de su mamá…

–Sí, pero también quiere recibir su contacto, y por eso alarga su pie izquierdo. Es más tradicional representar a la Virgen María teniendo al Niño en brazos o en el regazo.

Tanto amó Dios a los hombres, que les entregó a su propio Hijo: en Belén, en la Cruz, en la Eucaristía. Y el misterio de la Encarnación del Hijo eterno es el que da inmenso valor de salvación a todos los demás misterios. De nada nos hubiera valido la Evangelización si el Maestro no fuera Dios y hombre. Tampoco la Cruz, si quien diera en ella su vida en sacrificio de expiación y reconciliación con Dios fuera sólo un hombre. En la Navidad celebramos, pues, el primer gran misterio de la fe, el que da a todos los otros fuerza perfecta glorificación de Dios y de salvación humana. Por tanto, vayan las cosas en el mundo y en la Iglesia como vayan, Dios nos manda por el Apóstol: «Alegraos siempre en el Señor» (Flp 4,4).

Leer más... »

27.12.18

(526) Navidad. Nació Jesús, el Salvador del mundo

La Tour, 1640 -Jesús recién nacido

–Estamos en Navidad: paz, alegría, solidaridad, ayuda a los pobres, presos, inmigrantes…

–Todo eso es digno, equitativo y saludable. Y oración, Eucaristía, perdón de ofensas, reconciliación sacramental con Dios, y sobre todo anuncio de Jesús, único Salvador del mundo pecador, gratitud a la Santísima Trinidad y a la Santísima Virgen María…

* * *

¿Hay en la raza humana un pecado original que la enferma en su propia naturaleza, es decir, a todos? Quedan no muchos que lo crean

Leer más... »

3.12.18

29.08.18

(509) Herodes, encubridores y el martirio de San Juan Bautista

Carlo Dolci, 1665

–«Yo de todo eso no tenía ni idea».

– «Pues yo me enteré cuando salió en la prensa».

 

El Martirio de san Juan Bautista, 29 de agosto

«Señor, Dios nuestro, tú has querido que San Juan Bautista fuese el precursor del nacimiento y de la muerte de tu Hijo… Así como murió mártir de la verdad y de la justicia, luchemos nosotros valerosamente por la confesión de nuestra fe» (colecta, Misa). Del nacimiento: Juan nace de una anciana, Jesús de una doncella virginal, ambos por obra del Espíritu Santo. De la muerte: Juan muere por dar testimonio de la verdad ante Herodes, afirmando la ley de Dios: «no te es lícito tener la mujer de tu hermano» (Mc 6,17).

Leer más... »

22.08.18