InfoCatólica / Reforma o apostasía / Categoría: Santos

9.05.22

(683) 10-V. –San Juan de Ávila

 

–¿Ya nos costó canonizar al Beato Juan de Ávila, eh?

–Es que era del clero diocesano, y ya es sabido que las Diócesis no tienen muchas veces la capacidad conveniente para conseguir la beatificación y canonización de aquellos miembros de su clero que han dado signos claros de santidad. Una capacidad que sí suelen tener la congregaciones religiosas y las sociedades laicales.

Leer más... »

28.04.22

(682) 28-IV. San Luis María Grignion de Montfort

 

 

–Su último post es del 9 de abril. ¿Mucho descanso, eh?

–Fiel a su costumbre, se equivoca usted: Muchos trabajos.

 

En 1673 nace Luis María Grignion de Montfort en Montfort-la-Cane, cerca de Rennes, en una familia de la pequeña nobleza de Bretaña. Su padre es abogado. Hace Luis sus estudios en el colegio de los jesuitas de Rennes, y a los veinte años de edad inicia en París su formación para el sacerdocio, primero en la comunidad de M. de La Barmondière y después en San Sulpicio. Reza mucho, lee mucho –es encargado de la biblioteca del Seminario– y se acoge muy especialmente bajo el amparo de la Virgen María. En 1700 es ordenado sacerdote.

Leer más... »

14.10.21

(662) 15-X. –Santa Teresa de Jesús

–El cuadro de Salaverría es muy bueno, pero la imagen no se parece a Santa Teresa, según los más antiguos retratos.

–Cierto, pero no importa. Representa más su alma que su cuerpo. Y «el hombre ve la figura, pero el Señor mira el corazón» (1Sam 16,7). 

 

–Biografía mínima cronológica

–1515: Nace Teresa Sánchez de Cepeda Dávila y Ahumada en Gotarrendura, Ávila, de familia bien cristiana y numerosa. –1522: Se escapa con un hermanito caminando hacia los moros en busca del martirio. Ese precoz fervor religioso se va perdiendo en su adolescencia, cuando se aficiona a las novelas de caballería (por su madre), y a las artes de la vanidad femenina (por una parienta y una doméstica). –1531: Su padre acaba por internarla en las Agustinas para enderezarla. Una de las monjas le ayudó mucho. –1532: Ha de salir por enfermedad, y su tío paterno Pedro Sánchez de Cepeda la aficiona a las buenas lecturas de autores cristianos. –1533: Declara su vocación religiosa a su padre, que se la frena. –1535: Huye y entra en el Carmelo de la Encarnación, Ávila. –1538: Ha de salir por enfermedad grave. –1539: Regresa tullida a la Encarnación muy mal de salud. –1542: Es curada por intercesión de San José. “Casi veinte años” vive precariamente su condición de religiosa (Vida 4,3). –1554: Conversión profunda y definitiva ante un Cristo muy llagado. Inicia una vida espiritual muy intensa. –1559: Primera visión de Cristo. –1562 y ss: Escritora: Concluye su primer libro, la Vida, al que seguirán otros: Camino de perfección, Meditaciones sobre los Cantares, Moradas del Castillo Interior, Fundaciones, Visitas, Constituciones, 8 Poesías maravillosas, etc. Escribió también un gran número de cartas, unas 450 fueron halladas y reunidas en el Epistolario, como también sus Cuentas de conciencia. Fundadora: En esos años forma o reforma 17 Carmelos, el primero de ellos el de San José, 1562, en Ávila, y el último el de Burgos, el año de su muerte. Las fundaciones, estando casi siempre mal de salud, le exigieron muchos viajes y gestiones, llevando por eso una vida muy penitente. –1582:Muere en el Carmelo de Alba de Tormes, Salamanca, fundado  1570. –1614: beatificada por Paulo V. –1622: canonizada  por Gregorio XV. –1970: Declarada por Pablo VI Doctora de la Iglesia.    

Leer más... »

3.10.21

(661) 4-X. San Francisco de Asís

 –Qué serios aparecen. Y de los dos consta que eran deslumbrantes de alegría.

–Enamorados de Cristo Crucificado, se mostraban serios en los momentos solemnes.

 

No es fácil para el hombre actual imaginar siquiera cómo la Edad Media tuvo su alma en los miles y miles de monasterios que había en ella. Aquella inmensa red de monasterios fue durante siglos el alma de Europa, formando no sólo la trama religiosa, sino también física y cultural de la Cristiandad. No es fácil por eso imaginar lo que fue el nacimiento de los religiosos mendicantes: franciscanos y dominicos, que no vivían como los monjes fuera del mundo. Intentaré estimular su conocimiento y estima en el día de San Francisco de Asís.

Leer más... »

26.09.21

(660) 27-IX. -San Vicente de Paúl

–San Vicente de Paúl, ruega por nosotros.

–Y que el Señor, por tu inercesión, nos convierta al amor a Dios y al prójimo. 

La base de este escrito es la excelente obra de José María Román, San Vicente de Paúl – I. Biografía (BAC 424, Madrid 1982, 705 pgs.), y su segundo tomo –II. Espiritualidad y selección de escritos (ib. 1984, 551 pgs.). Las citas que hago de estos libros van entre corchetes, indicando el volumen y la página; por ejemplo [I,54].

* * *

I. –Biografía

Nació, tercero de seis hermanos, de una modesta familia rural, unos dicen que en Pouy, pueblo de las Landas, cerca de Dax, al suroeste de Francia (1581); pero otros mantienen que nació en Tamarite, Huesca, del Reino de Aragón, junto a la frontera de Cataluña (1576). Parece más probable la primera fecha. De niño y adolescente trabajó como pastor del ganado de su familia. Pero pronto dió señales de su gran inteligencia y fue enviado a Dax para estudiar  en el colegio de los Franciscanos (1595). Poco después inició sus estudios teológicos en Zaragoza y Toulouse (1596). Fue ordenado sacerdote (1600) y tuvo ministerio parroquial en Clichy.

Pero aconsejado por el cardenal Pedro de Bérulle (1575-1629) –gran maestro de espiritualidad y fundador del Oratorio en Francia–, aceptó ser preceptor de la aristocrática y poderosa familia de los Gondi (1613), a la que pertenecía el cardenal Pedro de Gondi (+1616), arzobispo de París. Tras unos años en este servicio, llegó un tiempo en que, acompañando los veranos a esta familia en una de sus propiedades del campo (1617), descubrió la miseria material y espiritual de los campesinos, malamente atendidos por sacerdotes ignorantes. Más abajo lo refiero. En esa ocasión, el Señor, que ya iba sacándolo de sus ambiciones temporales, encendió su verdadera vocación sacerdotal, especialmente ejercida en favor de los pobres y de los sacerdotes.

Su nueva vida de total entrega apostólica –su conversión– se inició inmediatamente con extraordinaria fecundidad. Fue nombrado Capellán real de las Galeras. Organizó múltiples Misiones Rurales e instituyó las Cofradías de la Caridad (1620). Fundó la Congregación de la Misión (1625) –los paúles–, las Hijas de la Caridad (1633), que llegaron a ser en la Iglesia, en el siglo XX, la más numerosa de las congregaciones religiosas femeninas.

San Vicente, tan solícito con los pobres, ayudó a las autoridades civiles no sólo como Capellán de las Galeras –duras cárceles flotantes–, sino también en otras altas funciones. Fue nombrado miembro del Real Consejo de Conciencia; asistió al Rey Luis XIII en la hora de su muerte (1643); durante la cruel guerra civil de la Fronda (1648-1653), intervino como mediador, pacificador y benefactor de muchos modos, entre ellos tratando con la regente Ana de Austria y con el cardenal Mazarino… 

Leer más... »