Una visita en el lugar de la bilocación del Padre Pío en Uruguay

Por gracia de Dios, hemos podido visitar hace unos días el Uruguay. Allí, con gran hospitalidad, nos alojó Mons. Arturo Fajardo, obispo de Salto y actual presidente de la Conferencia Episcopal Uruguaya.

De jóvenes habíamos leído en algún libro el famoso milagro de la bilocación del Padre Pío de Pietrelcina, “a un sacerdote uruguayo", recordábamos, pero nunca nos hubiésemos imaginado dormir y pasearnos por los mismos lugares en donde el suceso ocurrió el 12 de Septiembre de 1941 y, menos que menos, rezar frente a la tumba de Mons. Damiani, quien fuera el beneficiado de la visita.

Con Mons. Arturo Fajardo, obispo de Salto y presidente de la Conferencia Episcopal Uruguaya

Dejamos aquí, extractos de una carta dirigida por Margarita Damiani Silveira a la revista “La Voz del P. Pío”, sobrina del sacerdote que recibió la inesperada visita del padre Pío (los resaltados son nuestros) que concuerda con lo narrado y confirmado muchas veces  por los estudiosos de este santo del siglo XX que aún asombra hasta a los más incrédulos.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi, SE


“Soy Margarita Damiani, tengo en la actualidad 83 años de edad y le escribo desde Montevideo, Uruguay, donde resido. Tuve la gran dicha de conocer personalmente al P. Pío y visitarlo asiduamente con mi familia. Fernando Damiani, mi tío y padrino, era sacerdote del clero. Fue cura párroco de la Pquia. de Santa Lucía. Fue siempre un sacerdote de consejo por lo cual muchas personas lo visitaban.

Más adelante Fernando llega a ser un personaje dentro de la Iglesia Uruguaya, fue Monseñor Vicario General de la Diócesis de Salto, estaba también muy vinculado al Vaticano pero nunca quiso ser obispo, aunque en varias oportunidades quisieron darle esa investidura; sus restos están en la Catedral de Salto.

En 1921 estando en Roma llegó a sus oídos las gracias que Dios realizaba por intermedio de un fraile capuchino en San Giovanni Rotondo. Él tenía una dolencia por la que había sido desahuciado por los médicos, cuando llegó al convento después de haber conocido al P. Pío éste lo bendijo y solo le dijo:

- “Ahora ve que te vean los médicos” Estaba curado.

Después de unos años mi tío volvió al  convento de San Giovanni y estando allí estuvo muy enfermo, buscaron al P. Pío y éste no aparecía por ningún lado. Cuando ya se sintió aliviado el P. Pío apareció, entonces Monseñor Damiani le dijo:

- “Ay! padre casi me muero y usted no estaba conmigo” a lo que el P. Pío contestó.

- “No, todavía no te había llegado el momento de partir, cuando esto suceda yo voy a estar contigo y vas a estar muy bien asistido”.

Estas sus palabras se cumplieron muchos años después de la siguiente forma.

Palacio episcopal de Salto, Uruguay

En Salto, uno de los departamentos de Uruguay, en el año 1941 se realizaba un congreso vocacional. Estaban allí concentrados sacerdotes y obispos de todo el Uruguay en el Palacio Episcopal donde vivía Monseñor Damiani.

Una de esas noches Mons. Barbieri (que fue después arzobispo de Montevideo y primer Cardenal del Uruguay) escuchó unos golpes en su puerta y una voz que le dijo:

- “Monseñor vaya a asistir a Monseñor Damiani que se muere”.

Corrió hacia el dormitorio de mi tío donde vio entrar la figura de un fraile capuchino.

Monseñor Damiani se encontraba en su cama, perfectamente arreglada, estaba agonizando y en su escritorio había un papelito que decía “P. Pío San Giovanni Rotondo: espasmos continuos del corazón me amilanan” (mi tío siempre nos decía que él se comunicaba con el P. Pío por el ángel de la guarda).

Carta encontrada en la habitación de Mons. Damiani al fallecer

Le dieron la santa unción 8 sacerdotes y los 3 obispos que estaban en ese evento y falleció. El P. Pío cumplía su promesa: “Yo estaré contigo y vas a estar muy bien asistido”.

Le llamó la atención a Monseñor Barnbieri que en ese lugar no había ningún capuchino y en esa época la orden Franciscana no estaba aún en Salto.

En la cripta de la catedral de Salto, delante de la tumba de Mons. Damiani

Después de muchos años Mons. Barbieri viajó a San Giovanni y quiso asegurarse por boca del mismo P. Pío lo que había ocurrido. Le preguntó:

- “Padre, ¿Ud. estuvo en Uruguay cuando falleció Monseñor Damiani? Porque tengo entendido que usted nunca salió de San Giovanni”.

El P. Pío primero guardó silencio pero ante la insistencia del Cardenal lo palmeó en el hombro y le dijo:

- “Tú y yo lo sabemos”.

10 comentarios

  
Tere
Que increíble ..

Verdaderamente Dios tiene sentido del humor y pienso que en el Padre Pío se humanizo Cristo...seguro eso haría por nosotros si pudiésemos interceptarnos con El de forma geográfica y física.

Gracias Señor por los dones del Padre Pío y por favor envíanos más hombres santos como el.
04/06/22 6:10 PM
  
SS
Gracias
04/06/22 8:07 PM
  
Feri del Carpio Marek
"Tu y yo lo sabemos" eso es lo más lindo de esta vida, experiencias secretas con los santos, o con el tres veces Santo.
04/06/22 9:31 PM
  
Néstor
¡San Pio de Pietrelcina, ora pro nobis!

Saludos cordiales.
05/06/22 1:07 AM
  
Néstor
Cristo no necesita ni puede humanizarse, porque es verdadero hombre, así como verdadero Dios.

Saludos cordiales.
05/06/22 1:12 AM
  
Javidaba
Gozosa visita. Muchas gracias por compartirla, Padre Javier.
05/06/22 7:20 AM
  
claudio
Estimado Javier, me permito recordar un párrafo de la carta de Monseñor Damiani a: "Sr. Don José Víctor Damiani, Barcelona
Queridísimo hermano:
El buen Padre Pío me dijo que desde que nos conoció no ha dejado de rezar ni un solo día por nosotros y que podemos estar seguros que no nos olvidará ni un solo día. ¿Qué te parece?
Me hizo quedar dos días con él y me atendió muchísimo. Se interesó mucho por nuestro querido Uruguay y en especial por Salto: me dijo que si en Uruguay hubiera tanto Clero como en Italia me haría quedar con él, pero como allá hay tan poco, si de él dependiera se iría conmigo, y que si fuese pulga se prendería de mi sotana para irse conmigo.
Fernando".
Oremos para que en Uruguay deje de haber tan poco clero...
07/06/22 4:46 PM
  
Pacopepe el cigüeño
Efectivamente, el fraudulento Propio era loco dos veces
07/06/22 10:55 PM
  
Fuenteovejuna
¡Qué hermoso es creer en los milagros! Hoy sólo un milagro podrá salvar a la Iglesia. Y ese milagro pronto llegará. ¡Grandes cosas vamos a ver. Lo mejor está por venir...!
10/06/22 7:21 PM
  
Fernando Damiani Urioste.
Soy sobrino nieto y tocayo de Monseñor Fdo Damiani, un milagro muy recordado en nuestra familia, devotos de este gran Santo que con orgullo vemos como día a día se lo recuerda a través de las generaciones. Muy amigo también de nuestro Abuelo el barítono Victor Damiani.
El Padre Pio es un gran Santo y cada vez más veo imágenes en las Iglesias de distintos lugares del mundo, los devotos se multiplican.
Paz y bien ...
22/06/22 5:07 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.