Pemán y San Francisco Javier

En el día del gran patrono de las misiones, el texto y el audio (inigualables) del gran poema de José María Pemán, “El divino impaciente".

“Despedida” entre San Ignacio y San Francisco Javier

JAVIER
(Arrodillándose ante el P. Ignacio)
Sólo quiero
que me déis, por despedida,
la bendición y el consejo.


P. IGNACIO
Yo te bendigo, Javier:
que Dios bendiga tus hechos.
(Pausa. Alza los ojos un instante al cielo)
A grandes empresas vas
y no hay peligro más cierto
que este de que, arrebatado
por el afán del suceso,
se te derrame por fuera
lo que debes guardar dentro.
La vida interior importa
más que los actos externos;
no hay obra que valga nada
si no es del amor reflejo.
La rosa quiere cogollo
donde se agarren sus pétalos.
Pídele a Dios cada día
oprobios y menosprecios,
que a la gloria, aun siendo gloria
por Cristo, le tengo miedo.
No te acuestes una noche
sin tener algún momento
meditación de la muerte
y el juicio, que a lo que entiendo,
dormir sobre la esperanza
de estos hondos pensamientos
importa más que tener
por almohada, piedra o leño.
Cada mañana tendrás
con la Señora, algún tierno
coloquio, donde le digas
esos dolores secretos
que a la Madre se le dicen
de modo más desenvuelto
que no al Padre, que por ser
el Padre, da más respeto.
Mézclame, de vez en cuando,
en el trabajo requiebros
y jaculatorias breves,
que lo perfuman de incienso.
Ni el rezo estorba al trabajo,
ni el trabajo estorba al rezo.
Trenzando juncos y mimbres
se pueden labrar, a un tiempo,
para la tierra un cestillo
y un rosario para el cielo.
Escríbeme, por menudo,
tus andanzas y sucesos:
ni los agrandes por vano,
ni los calles por modesto;
que de Dios serán las glorias
y tuyos solos los yerros
(Con honda emoción, poniendo
sus manos sobre la cabeza de Javier.)
Piensa que ya en esta vida
no volveremos a vernos.
Te emplazo para la gloria,
que para los dos la espero,
por la bondad del Señor,
que no por méritos nuestros.
Mientras tanto, Javier mío,
porque no nos separemos,
llévame en tu corazón,
que en mi corazón te llevo.
José María Pemán

 

8 comentarios

  
Rexjhs
Bravo. Excelso Pemán. San Francisco Javier, coloso español evangelizador de Asia, ora pro nobis.
03/12/15 12:49 PM
  
Xaberri
Qué gusto da leer estos versos y qué bien se le entiende a Pemán, máxime a mi parecer, cuando las palabras de San Ignacio, es decir las palabras que pone Pemán en boca de San Ignacio, me parecen las palabras de un hombre que está muy cerca de Dios.
Tanto que se burlan de Pemán. Pienso que puede decirse que como se burlan de los santos. Pemán, Piñar, Primo de Rivera, José Antonio del Poder que sirve... Paco, el 'Paco' familiar de la dichosa señora de Franco..lPatrocinio de nuestra Madre del Olvido, Triunfo y Misericordias....
03/12/15 4:04 PM
  
Manu
Excelso evoca el alma de una España gloriosa y ahora dormida
03/12/15 10:01 PM
  
Gonzalo
Mil Gracias Padre Javier
Esta es la Espana Gloriosa
cuna de Santos
Madre de pueblos
Que heroicos hombres
gesto su nutricio seno
Salva a ESpana Javier
No te olvides de Navarra
que de ser cuna de santos
hoyla gobiernan blasfemos
04/12/15 5:07 AM
  
Josue
Gracias Padre Javier por permitirnos disfrutar de estas joyas del arte y la espiritualidad.
04/12/15 5:28 AM
  
Loyolo
Felicidades atrasadas! Ayer fue festivo en Navarra y no entré en infocatolica. Un abrazo
04/12/15 8:51 AM
  
Javier Olivera Ravasi
Muchas gracias por los saludos! Dios os guarde. PJOR
04/12/15 10:23 AM
  
Amelia de la Fuente Trueba
Estas cosas entrañables, que te llevan a los tiempos del Colegio ( cuando los Colegios religiosos eran católicos a machamartillo ) y todavía te llenan los ojos de lágrimas. "El Divino Impaciente" del glorioso y arrinconado Pemán. La protagonizan Jesuitas; Jesuitas de verdad, no esos especímenes de camisa y corbata que llevaron tras sí, hace 50 años lo mejor de la Juventud Española. . . para destruirla impunemente con legiones de Religiosos y Monjas detrás. ¿Misterium iniquitatis también ?
Dios se apiade de todos.
04/12/15 4:13 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.