(434) Nominalismos neomodernistas

Personalistas y neoteólogos minusvaloran, por abstracta, la universalidad del conocimiento intelectual, y prefieren la experiencia estética privada de lo sensible, (como Hans Urs von Balthasar), sometiendo el entendimiento al singular concreto y subordinando la ley eterna a la situación existencial e histórica, como hace Amoris laetitia.

 

El neomodernismo sustituye el conocimiento intelectual por el conocimiento sensible.

 

El subjetivismo personalista reemplaza la doctrina clásica de la abstracción por la experiencia singular concreta, a la manera de los nominalistas. Y en este sentido, transmuta los conceptos universales en teorizaciones subjetivistas. Degenerando siempre, aunque se niegue, en solipsismo liberal.

 

La tesis dominante en la teología actual es la que afirma que los conceptos universales son inadecuados para expresar la verdad, y por eso hay que acudir a conceptos particulares y subjetivos, transmitidos no por vía escolástica y docente, sino sólo por mero testimonio personal.

Por ello es norma general, en la actualidad, evangelizar por “dialogo” e intercomunicación de testimonios subjetivos y no por exposición objetiva de nociones universales. La fe, de esta manera, ya no consiste en creer, sino en experimentar privadamente, sentir en particular, intercambiar experiencias religosas propias e intransferibles. Es una falsificación del verdadero testimonio cristiano, instrumentalizado para servir de alternativa espuria de la predicación, con objeto de hacer viable el pluralismo teológico moderado posconciliar. Condenan el relativismo como conclusión, pero aplauden el pluralismo moderado, que es su premisa.

 

Modernismo y liberalismo católico, la misma cosa son. Pero no cualquier liberalismo, porque el liberalismo católico (desde los años cincuenta, bajo la perspectiva francoalemana, personalista y neoteológica) condena el liberalismo radical en cuanto tal. (Maritain, siendo liberal de tercer grado, condenaba el liberalismo, pero de primer y segundo grado).

Es ese liberalismo disminuido que se reconstruye amalgamando conceptos católicos y liberales, aceptando premisas liberales para alcanzar conclusiones católicas. Ya lo avisaba el gran Vázquez de Mella.

 

El entendimiento humano no conoce directamente los singulares sino abstrayendo la forma. Por eso todo intento de elaborar una filosofía y una teología sobre la inteligencia sensible de los singulares, contra la abstracción de esencias, renegando del entendimiento agente, está abocado al subjetivismo y a la fantasmagoría. 

 

Pues como dice Danilo Castellano, la Modernidad no es divisible, es un todo compacto. De ella surgen movimientos, doctrinas y prácticas sustentados en los mismos principios disolventes. Es imposible separar de la Modernidad elementos esenciales y aprovecharlos, porque están impregnados del mismo espíritu y han sido concebidos por el mismo numen negador de la metafísica.

 

No podemos alcanzar la misma certeza en toda materia de conocimiento. Cuanto más concreta es ésta, menos certeza; cuanto más universal, más certeza. Por eso la doctrina es siempre la referencia y no la perspectiva subjetiva de cada cual.

 

Sólo se puede estar totalmente cierto de cosas universales; cuanto más se concreta menos certeza puede haber. Esta verdad, tergiversada por Amoris laetitia para hacer creer que la ley moral no puede aplicarse certeramente al caso, es fundamental para la fe de la Iglesia y para la razón. Quebrantando el acceso a las esencias se imposibilita la universalidad de la doctrina. 

Por eso, las filosofías que niegan lo universal y sobreafirman lo particular, como hacen personalistas y neoteólogos, niegan en el fondo la certeza y conducen al agnosticismo en sus diversos tipos y modos. Como sólo consideran lo individual concreto, autodeterminado y subjetivo, se están moviendo siempre en lo incierto, renunciando a certezas y manteniéndose en la especulación y en el subjetivismo autárquico.

 
 
 

3 comentarios

  
francisco
"Condenan el relativismo como conclusión, pero aplauden el pluralismo moderado, que es su premisa".

Me suena a Ratzinger y su condena al "relativismo". Entienden que no ser relativista es asumir la totalidad de un sistema ideas, sin mezcla de elementos. Pero, por otro lado, ese sistema tiene validez sólo para el sujeto que lo cree y lo afirma, sin poder salir del plano subjetivo.
02/08/20 4:51 PM
  
Cristián Yáñez Durán
Estimado, don Alonso. Otro artículo espléndido.
Es la típica actitud moderna, acomplejada respecto a la capacidad del intelecto. Como se nos estima incapaces de conocer mediante conceptos, se nos termina tratando como a tontos. Asi proliferan textos e imágenes "sagradas" pueriles y caricaturescas, para hacer la "Fe" más amigable, no tan impositiva o severa. Claro, que el entendimiento no sea libre respecto de la adecuación a su objeto de conocimiento exige un mínimo de humildad. Entonces, so pretexto de falsa humildad de no pretender conocer a Dios, se rechaza el Magisterio y sus definiciones.
El otro extremo deriva del experiencialismo que usted ha tratado tan bien, la "Fe" se torna una especie de gnosticismo, al que sólo pueden acceder los adeptos a un determinado grupo o movimiento que ha logrado dar con una clave que el resto no tiene.
_________
A.G.:
Gracias. Describe usted muy bien el tema principal: la actitud moderna, acomplejada respecto a la capacidad del intelecto, y sus efectos: el infantilismo, el bondadismo, el experiencialismo, el sectarismo de grupos iluminados por fundadores que tienen la receta mágica, etc.
03/08/20 2:53 AM
  
Néstor
Experiencialismo, fenomenología, vivencias, testimonios, afectividad, sensibilidad, marketing, antintelectualismo, antitomismo, antiescolástica, sentimentalismo, incapacidad de formular un silogismo, horror a la abstracción, confusión mental, relativismo, por ejemplo, creer que Dios existe sólo para los creyentes, incapacidad de encarar objetivamente.

Hay un pasaje de Lonergan al comienzo de su libro "Insight" que parece un ataque súbito de antiescolasticismo agudo, en grado frenético. Es notable ver cómo gente normalmente serena pierde de golpe los estribos al tratar de ese tema.

Saludos cordiales.
_________
A.G.:
Muy de acuerdo en todo. Gracias Néstor.
04/08/20 3:01 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.