(435) Fantasmagoría del subjetivismo

51

Sólo tenemos una filosofía confiable, la aristotélico-tomista. Fuera de ella todo es oscuro, ambiguo y problemático, con más o menos luces y sombras, pero siempre inseguro.

 

52

Cuando el católico abandona la via tradicional, griega, romana y católica, y temerariamente abraza el numen moderno, se expone al subjevismo que lo nutre.

 

53

Fuera de la síntesis clásica, sujeto y objeto se confunden, lo real y lo imaginario se vuelven indiferenciables, verdad y error se hacen indiscernibles. Es entonces cuando se apela a la experiencia individual para intentar compensarlo.

 

54

El mal del subjetivismo, propiamente hablando, comienza en el nominalismo y se extiende durante la Modernidad, quebrando la armonía de la razón y la fe, amalgamando lo natural y lo sobrenatural, confundiendo el sacrificio redentor de Cristo, absolutizando el papel de la conciencia errónea, sustituyendo el ser por el devenir, entenebreciendo el concepto de libertad, entronizando el experiencialismo para malamente evitar ese agnosticismo en que por fin, sin poder evitarlo, se ha caído, como se cayó de la gracia.

 

55

El neomodernismo, pretendiendo mantenerse católico al mismo tiempo que moderno, reemplaza lo teorético por lo teórico. Abandona la tradicional contemplación de los primeros principios y la abstracción de las esencias, por la moderna imaginación teorizadora. La religión es sustituida por una pseudomística individual, tan subjetivizada, que es incomprensible, extraña a la doctrina e inaprensible, comunicable, tan sólo, por una estética teológica.

El neomodernismo hace de la gratuidad una exigencia de la naturaleza humana y de lo creatural una gracia. Concede tanta apariencia de piedad al secularismo, que hace innecesario lo teologal. Basta, bajo su perspectiva, autodeterminarse a la gracia para ser salvos. Y para esto, opinan, es casi suficiente ser persona. Sólo hace falta, consideran, la ayuda de Jesús resucitado, que con la fuerza de su resurrección consigue que todo ser humano redescubra el potencial que tiene dentro y se salve. Todos, sin excepción. Porque para el neomodernismo en eso consiste resucitar; en descubrir el sentido de la vida en la propia subjetividad, y salvarse por ser persona

 
LA CLAVADURA, Segunda Parte:
 X, Fantasmagoría del subjetivismo 
 

10 comentarios

  
Luis Fernando
Lo de autodeterminarse a la gracia es como poco semipelagianismo.
_____
A.G.:
Jeje, como poco. Para "evitar" el semipelagianismo siempre pueden sacarse de la manga el as de la ciencia media, y quedarse tan panchos.
15/08/20 11:39 PM
  
Luis Fernando
Nada, ni eso. Con el auto, ni el jesuita inventor de tesis falsas les puede salvar, 😎
_________
A.G.:
Ciertamente, jeje.
15/08/20 11:48 PM
  
Cristián Yáñez Durán
Respecto al último punto, no es de extrañar la insistencia en la Resurrección y la Teología del Misterio Pascual en detrimento o directa supresión del Sacrificio en la Cruz. Si a la Iglesia sólo le compete anunciar que estamos salvos, la muerte al pecado no tiene ningún sentido.
Increíble que el modernista no advierta que el símbolo por excelencia del Cristianismo es la Cruz.
__________
A.G.:
Ciertamente. La teología del misterio pascual ha sumergido el Sacrificio de Cristo en una bruma de confusión. No ha suprimido del todo la cruz, pero le gustaría. El peso de la justificación ha sido desplazado hacia la resurrección, que casi todo el mundo entiende, ya, como salvación. No hay más que escuchar la mayoría de los sermones dominicales.
16/08/20 2:12 AM
  
Palas Atenea
Totalmente de acuerdo con el artículo.
_________
A.G.:
Gracias Palas Atenea.
16/08/20 6:56 AM
  
Palas Atenea
No he encontrado nada que comentar al artículo por ser todo él meridianamente claro, no obstante me preocupa, y mucho, la resistencia de algunos católicos a la Gracia, la invención de términos no teológicos que, según ellos, están implícitos en los Evangelios pero que no aparecen ni en los Padres de la Iglesia ni en la Doctrina, los ataques a San Agustín, el ninguneo a Santo Tomás de Aquino...como si todo esto no les dijera nada. Aparte de la insistencia en aquellos pasajes Evangélicos dónde ellos creen que Jesús acepta a los pecadores tal como eran sin pretender que se arrepientan ni que cambien de vida con el famoso "acompañamiento" ahora tan de moda. Muchos de ellos nos restriegan por la cara las figuras de la Samaritana, la adúltera y otras personas tal como eran en el momento de encontrarse con Jesús, como si ya estuvieran bien así por ser pecadores, que es lo que a Él le interesaba y que, nos dicen, deberían ser nuestro modelo independientemente de si se arrepintieron o no. También hay un rechazo hacia las virtudes, sean teologales o morales, y si algún bloguero las nombra las atacan como si fueran peligrosas, lo mismo que a los santos que tampoco sirven ya de modelo a nadie.
Mi sensus fidei me advierte de que estas cosas socavan la doctrina: la Paciencia, otrora tan alabada, se ha convertido en tontorrona pasividad; la Fortaleza en rigidez, la templanza en mojigatería...y a cambio de las virtudes proponen conceptos sacados de no sé dónde que nunca fueron contemplados por la Iglesia pero que, según ellos, están implícitos de alguna manera.
Trato de razonar con ellos que la sensiblería no es evangélica pero los sentimientos personales han invadido todo el espectro del dogma de tal manera que es a eso a lo que se atiende preferentemente.

_________
A.G.:
Gracias por el sustancioso comentario, Palas Atenea, describe bien la realidad.
16/08/20 12:08 PM
  
Hispanicus
Escuetos y claros argumentos como la luz del mediodía.
Gracias Don Alonso por este, y otros, artículo suyo. ¡Muy clarificador!.
Ciertamente sólo la filosofía Aristotélico-Tomista puede ser llamada "Philosophia Perennis".

Un saludo en Cristo y María!
_________
A.G.:
Gracias Hispanicus. En efecto, es la misma filosofía perenne, la veterum sapientia grecolatina y cristiana.
17/08/20 11:26 AM
  
Fernando Martín López Avalos
¡¡¡Joya del pensamiento católico su artículo!!! Celebro especialmente el primer párrafo, que sintetiza todo el problema que, largamente, he debatido con quien otrora fuera mi Párroco: los Seminarios han abandonado el estudio de Santo Tomás de Aquino, el santo más sabio y el sabio más santo. Tal es el germen de la debacle que vivimos hoy en la Iglesia.
_________
A.G.:
Gracias. Sin duda alguna, el abandono de Santo Tomás, junto con el gusto por las novedades, son "el germen" (como Ud. bien dice) del desastre.
17/08/20 10:09 PM
  
Luis Piqué Muñoz
Somos sujetos ¡por tanto nuestro conocimiento es subjetivo! Sin embargo eso no impide que exista la Objetividad, el Objeto, la Realidad que no construimos con la Razón ¡sino que la Razón descubre, que ya está ahí! En efecto ¡Ay! los filósofos modernos, ateos, mediocres, soberbios, aburridísimos ¡la Filosofía y Teología de Santo Tomás y de los Clásicos es fuente inagotable, infinita y Eterna de Sabiduría! Cristo, el Cristianismo, es Real, Humilde, Puro ¡la Belleza de la Razón divina que está en la del Hombre! ¡la Luz del Espíritu Santo que conduce al Hombre a la Sabiduría ¡Cristo! y la Felicidad! ¡Viva Santo Tomás! ¡Viva los Clásicos! ¡Viva Dios!
18/08/20 3:47 PM
  
Fernando Martín López Avalos
Hace un año con dos meses, convaleciendo de una cirugía de mi pierna derecha, tuve la oportunidad de leer todos sus artículos. Efectivamente, allí me nutrí de la filosofía perenne del Aquinate y, con él, descubrí la verdadera filosofía, fundamento del pensamiento católico. Todas las tendencias de pensamiento son fugaces, frágiles. Santo Tomás se nutrióde la Verdad misma, Jesucristo.
18/08/20 8:55 PM
  
Soledad
La fantasmagoria era una técnica de teatro, poco de realidad había en ello. En el "teatro" del mundo, y en extensión en la Iglesia, estamos en esta representación. Esto que es una perogrullada, de las que digo últimamente, cada vez con más frecuencia, para confirmarme en lo elemental, esta tomando dimensiones gigantescas, el subjetivismo más exacerbado, que no sólo atomiza el saber, sino que lo pervierte, y lleva a conductas y posicionamientos incoherentes, falsos,lo invade todo.

Hace unos años recuerdo, que leyendo la prensa, veía cosas que no casaban, estaban distorsionadas en el enfoque.La frase de "todo está del revés", era recurrente. A día de hoy pocas encuentras con sentido y objetivas. Las conductas por el mismo patrón. Digo esto, por el segundo comentario de Palas. Acertadisimo y dónde expone todo un "cuadro clínico", de como están las cosas, paralelas a lo que vemos en el mundo. Dicho lo cual, tanto similitud es para dejarte inquieta y desasogada. Y que útil es la objetividad para darle forma y razón de estas situaciones!!!.

Esto me recuerda mis clases de filosofía en el instituto. Mi fantástico profesor, que Dios pague su labor.... "las ideas configuran el mundo"... Añado de mi cosecha. "y las extrañas están minando la Iglesia"

Gracias Sr. Gracian. Su blog es un remanso de paz, aquieta el espíritu. La verdad siempre lo hace. Perdóne la "perogrullada". Un saludo

19/08/20 6:49 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.