28.05.19

(549) Silencio: se apostata

 

–¿En qué ha sido actualizado este artículo?

–En el Post post 3.

 

Se dan las batallas por perdidas sin combatirlas con la espada de la Palabra divina

/Disminuye aún más la Misa dominical. Silencio: la Iglesia no es sargento que manda, sino madre que ofrece. /Anticoncepción generalizada. Silencio: es un progreso irrenunciable. /Adúlteros comulgan. Silencio: vale más la misericordia que la justicia. /Impudor al límite. Silencio: la moda es imparable, relativa e insignificante. /Culto al sexo y a la riqueza. Silencio: aspectos positivos de liberación y desarrollo. /No hay vocaciones. Silencio: es providencial; así crece el laicado. /Abundan las herejías. Silencio: «oportet hæreses esse»; tolerancia, pluralismo y respeto. /Aumenta la apostasía. Silencio: la Iglesia durante siglos valoró demasiado su volumen numérico. /No pocas Iglesias locales han de cerrar y secularizar sus templos. Silencio: Había demasiados. Etcétera.

 

Leer más... »

21.05.19

(548) Asís, marzo 2020 - «Economy of Francesco»

Basílica de S. Francisco -  Asís

–El asunto está difícil…

–Así es. El Papa siempre pide que recemos por él… Oremos, oremos, oremos.

Hace unos días el BOLLETTINO de la Oficina de Prensa de la Santa Sede publicó el texto íntegro del «Mensaje del Santo Padre para el evento “Economy of Francesco” (Asís, Italia, 26-28 de marzo de 2020), 11/05/2019». Estamos aún distantes de la fecha señalada para ese evento, pero por eso mismo parece conveniente ofrecer a la Santa Iglesia, y especialmente al Santo Padre y a quienes más directamente lo preparan, algunas consideraciones sobre ciertas dificultades previsibles. Publico para comenzar algunos fragmentos del

Leer más... »

16.05.19

(547) Cristo glorioso (y 5)- Vivir en Cristo y para Él

Peregrinación de católicos 

–¿Esta mini-serie sobre el «Cristo glorioso» la ha escrito porque estamos en el Tiempo Pascual?

–Así es. Y así es «porque de la abundancia del corazón habla la boca».

 

—El Segundo Adán, Jesucristo, es «todo» para nosotros

 Jesucristo inicia y vivifica en los cristianos una raza nueva de «hombres celestiales». «El primer hombre, Adán, fue hecho alma viviente; el último Adán, espíritu vivificante. El primer hombre fue de la tierra, terreno; el segundo hombre fue del cielo. Cual es el terreno, tales son los terrenos; cual es el celestial, tales son los celestiales» (Col 15,45.47-48). Jesucristo es, pues, para nosotros

Leer más... »

13.05.19

(546) Cristo glorioso (4)- Salvador del mundo y Sacerdote eterno

–¿Tanto citar textos del Antiguo y del Nuevo Testamento, de dos mil o más años atrás, no será pecar de arcaísmo?

–Así piensan algunos discapacitados en la fe.

 

–Jesucristo, Salvador del mundo

El Evangelio presenta a Jesucristo con frecuencia como «Salvador del mundo». Al disminuir hoy notablemente en la predicación de la Iglesia la dimensión soteriológica (salvación / condenación), ha disminuido parejamente el uso de la palabra Salvador para designar a Jesús. Pero «al principio no fue así», ni tampoco durante casi veinte siglos de Tradición eclesial. Conviene, pues, que nos gocemos contemplando a Cristo como único y glorioso «Salvador del mundo».

Leer más... »

9.05.19

(545) Cristo glorioso (3)- La excelsa epifanía de su Cruz

Fouquet (+1481)

–Señor nuestro Jesucristo, te adoramos y te bendecimos …

–pues por tu santa Cruz redimiste al mundo.

 

El Hijo divino se nos da por puro amor en Belén, en la Encarnación. Y consuma su entrega de amor en el Calvario, en la Cruz: «al final, extremadamente los amó» (Jn 13,1). «Tanto amó Dios [Padre] al mundo que le entregó a su Hijo único» (3,16).

Leer más... »