3.07.21

(649) Ángeles, 6. -Liturgia terrena y celestial

–Hay actualmente comunidades cristianas que organizan la liturgia como si fuera una reunión puramente humana.

–Es uno de los peores efectos de la secularización del cristianismo. En los casos más desvergonzados, vienen a ser profanación y sacrilegio.

 (1)

Negándose a adorar a Jesucristo, los ángeles se hicieron demonios

La Sagrada Escritura nos revela-veladamente una gran batalla entre los ángeles malos, que niegan el culto a Dios y la adoración de su Cristo, queriendo «ser como Dios». Recuerdo los textos bíblicos más significativos sobre los ángeles caídos.

Leer más... »

25.06.21

(648) Ángeles, 5. –Monjes, Fátima y santa Gema

Monjes primeros - Paulo Occello

–Este artículo expone ejemplos muy diferentes entre sí.

–Ahí está su gracia: en que muestra la ayuda de los ángeles en tres ejemplos distintos.

(I)

–Los tres enemigos del Reino de Dios en los hombres

Con frecuencia los Evangelios señalan «al demonio, al mundo y a la carne»como las resistencias que dificultan al  hombre la recepción del Reino de Dios. En la parábola del sembrador Jesús explica que «demonio, mundo y carne» pueden impedir que la siembra arraigue y crezca en el hombre (Mt 13,1-23). Y ya los primeros monjes, en el siglo IV, eran muy conscientes de que de los tres enemigos del Reino el más potente es el demonio, «príncipe» y «dios» de este mundo (Jn 12,31; 2Cor 4,4; + Catecismo 2851), el primero que logra en Adán y Eva el pecado, la desobediencia a Dios. Por eso los monjes tenían a los ángeles buenos en su lucha como auxilios principales.

Leer más... »

20.06.21

(647) Ángeles, 4. -Los ángeles custodios

Fra Angelico - ángel

 Yo de los ángeles apenas sé nada, y casi nunca me acuerdo de ellos.

–Al menos tiene usted la humildad de confesar esa enorme deficiencia suya espiritual. Otros hay que presumen de esa ignorancia, y que llegan a veces a la negación de los ángeles.

 

Catecismo de la Iglesia Católica

*334  «Toda la vida de la Iglesia se beneficia de la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles». Transcribo las citas bíblicas que trae ese texto. Son todas de los Hechos de los apóstoles, es decir, de la Iglesia primera:

Leer más... »

14.06.21

(646) Ángeles, 3. -y la Virgen María, Regina angelorum

La Virgen María con ángeles, Sandro Boticelli

–¡Qué belleza! …

–La hermosura de la Virgen María es tan preciosa porque ella es «imagen perfecta de Dios». Y la de los ángeles procede de que están confirmados en gracia.

La Virgen María, Reina de los Ángeles

La Virgen María, Regina angelorum, vive una relación familiar continua con el mundo angélico, tanto mientras Jesús vive en la tierra, como cuando Él, ascendido al cielo, la deja atenta a los Apóstoles y fieles, y más aún dedicada y poderosa cuando Ella es asumpta al cielo. Virgo potens. 

Leer más... »

8.06.21

(645) Ángeles, 2. -Jesucristo y los ángeles

Memling- Cristo con ángeles

Magnífica pintura.

– El tríptico de Santa María la Real de Nájera (la Rioja, España) es una obra de Hans Memling (1423-1494) encargada en 1487 por un grupo de comerciantes ricos para el altar mayor del Monasterio de Santa María. Fue vendido en 1885, y actualmente se halla en el Museo Real de Bellas Artes, de Amberes, Bélgica. Más abajo está la imagen del tríptico, Jesucristo con ángeles que cantan la Gloria divina.

Jesucristo es el Señor del cielo y de la tierra

«Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra» (Mt 28,18)

Escuchemos lo que nos enseña la Iglesia en su Catecismo

«331 Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Los ángeles le pertenecen: «Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles…” (Mt 25,31). Le pertenecen “porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, los Tronos, las Dominaciones, los Principados, las Potestades: [los hombres y los ángeles] todo fue creado por él y para él” (Col 1,16). Le pertenecen más aún porque los ha hecho mensajeros de su designio de salvación: “¿Es que no son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación?” (Hb 1,14).

Leer más... »