InfoCatólica / Reforma o apostasía / Categoría: Evangelización América

2.02.20

(580) Evangelización de América, 86. –Brasil, 3. –El P. Vieira, S.J. -Victorias y derrotas

 Catedral de Brasilia

–Esa catedral se construyó en 1958, diseñada por el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer.

–Así es. En hormigón, con un techo de cristal, sugiere unas manos alzándose hacia el cielo.

 

–El padre Antonio Vieira (1608-97)

El padre Vieira, jesuita, nacido en Lisboa en 1608, pero criado en el Brasil desde los siete años, llegó a ser confesor y consejero político de Juan IV de Por­tugal, en cuyo nombre efectuó secretas misiones diplomáticas en Europa. Pronto prefirió los trabajos de las misiones al esplendor de la Corte, y vuelto al Brasil, llegó a la zona de Marañón y Pará en 1653, donde quedó espantado de la situación de los indios, y lo manifestó a los portugueses en predicaciones incendiarias: «Todos vosotros estáis en pecado mortal. Vais directamente al infierno».

Leer más... »

26.01.20

(579) Evangelización de América, 85. –Brasil, 2. –Sur, Centro, Nordeste y Amazonia

Basílica N.Sra. Aparecida, Edo. Sao Paulo, Brasil

–Después de leer esto, repito: «La evangelización del Brasil parece un milagro».

–Y yo también repito: «Hubiera sido imposible sin muchas intervenciones de Dios extraordinarias».

 

–El sur

Las primeras poblaciones brasileñas meridionales fueron, en la misma costa, San Vicente y, no lejos de ella, sobre una colina, Sao Paulo. Esta pequeña población, situada en la frontera, que sólo a fines del XVI llegó a los 2.000 habitantes blancos, dio origen a innumerables expediciones de exploración y conquista, unas veces buscando piedras y metales preciosos, otras para ganar tierras, pero casi siempre y principalmente para captu­rar esclavos indios.

Leer más... »

22.01.20

(578) Evangelización de América, 84. Brasil, 1- Portugal, nación misionera

 Cristo Redentor, Río de Janeiro

–La evangelización del Brasil parece un milagro.

–Y lo fue. Hubiera sido imposible sin muchas intervenciones de Dios extraordinarias.

–Portugal, potencia misionera

Bastante antes que España, Portugal había concluido la reconquista de sus territorios ocupados por los árabes. Y, antes también que los españo­les, logró formar un gran imperio, extendido a lo largo de diversos mares por «la ruta de las especias».

Leer más... »

13.01.20

(577) Evangelización de América, 83 –Río de la Plata, 9 –Las Reducciones misionales, y 4. –Llanto por su destrucción

 Ruinas de la reducción misional S.J. "San Ignacio"

–Destruyeron lo realizaciones más perfectas de los cristianos católicos.

–Normal. Es la especialidad de los protestantes masónicos e ilustrados.

 

–Llanto sobre las reducciones arruinadas

Los mayores sufrimientos, sin embargo, fueron los de los indios, que por esa causa quedaron abandonados sin pastor. De momento, continuaron las reducciones una vida precaria bajo diversas fórmulas sustitutivas: con clero secular o con otros religiosos, menos numerosos y preparados. Pero su decadencia fue inevitable, hasta que desaparecieron en las guerras de la independencia.

Leer más... »

30.12.19

(575) Evangelización de América 82 -Río de la Plata VIII. -Las Reducciones jesuitas 3: niños, cura, mártires

Uruguayos -JMJ Panamá 2017 –Bueno, al menos vamos conociendo las banderas de las naciones.

–Algo es algo.

 

–Los niños, ante todo

Lo principal de las reducciones fue siempre la formación integral de un pueblo cristiano nuevo. El padre Cardiel decía: «en la crianza de los muchachos de uno y otro sexo,se pone mucho cuidado. Hay escuelas de leer y escribir, de música y de danzas», y a ellas asisten los hijos de los caciques, mayordomos, cabildantes y principales del pueblo. «También vienen otros si lo piden sus padres. Tienen sus maestros indios; aprenden algunos a leer con notable destreza, y leen la lengua extraña mejor que nosotros. Debe de consistir en la vista, que la tienen muy perspicaz, y la memoria, que la tienen muy buena: ojalá fuera así el entendimiento. También hacen la letra harto buena» (115).

Especial cuidado se ponía en la educación cristiana de los niños. El Ca­tecismo empleado era el dispuesto por el III Concilio Limense (1582-1583), y según las disposiciones conciliares que ya conocemos (342-344, 348) era enseñado en guaraní. Por cierto que las orientaciones de este sagrado Concilio influyeron en las reducciones más de lo que suele recordarse. En efecto, ya en este Concilio –como en el anterior de 1567– los Padres con­ciliares dieron a la evangelización de los indios una versión acentuada­mente civilizadora: «que se enseñe a los indios vivir con orden y policía y tener limpieza y honestidad y buena crianza» (347), etc.

Leer más... »