11.09.15

Críticas al Vaticano: El Instituto para las Obras de la Religión – IOR (3-4)

Cierto que Yallop se cubre de eventuales objeciones, ya en el prefacio de En nombre de Dios,con esta truculenta advertencia: “Revelar los nombres de los hombres y mujeres que me han ayudado en mi investigación aportando testimonios de crucial importancia constituiría por mi parte un acto de irresponsabilidad criminal: todos ellos corren todavía un grave peligro de muerte”. Pierde seriedad, lamentablemente. Vaya un ejemplo:

Leer más... »

10.09.15

Críticas al Vaticano: El Instituto para las Obras de la Religión – IOR (2-4)

Finalmente, unas líneas sobre la mencionada logia masónica P2 –Propaganda 2- que cobró notoriedad con las declaraciones de Michele Sindona durante el escándalo del Banco Ambrosiano. Se trata de una logia secreta que intentó, entre 1965 y 1981, de condicionar el proceso político italiano a través de la penetración de sus miembros en la magistratura, el Parlamento, el ejército y la prensa. El Gran Maestre era Licio Gelli, hombre relacionado con Marcinkus, Sindona y Calvi, estos últimos pertenecientes a la logia[1]. En el domicilio de Licio Gelli se encontró una lista de más de 900 personalidades italianas pertenecientes a la P2.

Leer más... »

8.09.15

Críticas al Vaticano: El Instituto para las Obras de la Religión – IOR (1-4)

Críticas al Vaticano: infundios y verdades

El Instituto para las Obras de la Religión –IOR

Algerio Solón[1]

 

La prensa tiende a identificar al IOR con escándalo, a raíz de sonados casos en décadas pasadas. Fue fundado por Pío XII en 1942 absorbiendo la Administración de las Obras de Religión, que se había originado en la Comisión para las Obras de Caridad, creada por León XIII en 1887.Su existencia pasó inadvertida durante décadas, hasta que bajo los pontificados de Paulo VI y de Juan Pablo II salieron a luz operaciones financieras que mancharon la reputación vaticana (pero hay un fantasioso camino partir de éstas para tomar como patrón de calificación -y analogarlo con- la película El Padrino III, parcialmente inspirada en un libro de David Yallop, al que nos referiremos más adelante). 

Leer más... »

6.09.15

Leído para ud.: "¿Por qué una mosca no es un caballo?". Evolución y ADN (3-3)

El Dogma cuestionado

Para que las proteínas funcionen bien no solo deben tener la secuencia correcta de aminoácidos, sino también una configuración espacial que las pliega de manera tal que se pueden asociar entre ellas y con otras moléculas. Jacques Monod, premio nobel, fue muy claro: “la información espacial necesaria para especificar la estructura tridimensional de una proteína es inmensamente mayor que la información contenida en la secuencia.”

Leer más... »

3.09.15

Leído para ud.: "¿Por qué una mosca no es un caballo?". Evolución y ADN (2-3)

El niño eterno

Observando rasgos de especies relacionadas los anatomistas distinguen entre caracteres “primitivos” y “derivados”. Un rasgo es “primitivo” u “original” cuando es cercano a conformaciones típicas del orden taxonómico[1] en cuestión; similar a sus más arcaicos representantes; y cercano a la conformación embriónica común a todas las especies en cierto orden. Por otro lado un rasgo es “derivado” cuando se ha transformado en comparación con ciertos arquetipos; es funcionalmente diferenciado; y se ha adaptado a una especialización.

Leer más... »