El centurión “homosexual”. "Domingo de la Palabra de Dios". Sermón

Para oír o descargar el sermón, hacer clic AQUÍ

P. Javier Olivera Ravasi, SE

26 de enero de 2020

 

Hoy, 26 de enero de 2020, ha sido instituido por Roma, desde hace poco, como el Domingo dedicado a la Palabra de Dios, con la finalidad de fomentar la lectura de las Sagradas Escrituras.

Y está muy bien…

Porque al parecer, leemos poco. Mal y poco.

Algunos llegan a decir que, los católicos, sólo tenemos contacto con las Escrituras durante la Misa dominical. Y si calculamos que sólo el 4,5 % de la gente en nuestro país asiste a la Misa los domingos (y pongamos con suerte que el 1% preste atención a lo que se lee), tenemos como resultado que apenas algunos tienen idea de lo que se trata la Biblia.

Así estamos.

Entonces, yo podría hoy exhortarlos y dar un hermoso sermón, sobre la importancia de la lectura de las Escrituras, comenzando a decirles que, si abriésemos la Biblia tantas veces como consultamos nuestros teléfonos celulares, en menos de un año podríamos leerla completa…

Etc., etc., etc. Y estaría bien.

Pero no. Quiero aprovechar a explicar cómo, cuando no leemos la Biblia, in medio Ecclesiae, es decir, en la Iglesia, es decir, conforme a la enseñanza bimilenaria de la Iglesia (que no tiene nada que ver a llevarse el texto a un templo), otro la lee por nosotros y, finalmente, nos termina llegando un mensaje tergiversado.

Y para esto vamos a usar el texto del Evangelio del día de hoy, según la Misa que celebramos conforme a “la forma extraordinaria”.

1. La interpretación católica

Tocó el texto del Evangelio de San Mateo, el texto del Centurión que pide al Señor sanar a su criado; si estuvimos dentro del 1% de los que prestan atención a la Palabra de Dios, y si tenemos aún una cosmovisión católica, seguramente recordaremos dos cosas:

a) Que Jesús alaba la Fe de un militar. Y no sólo lo alaba, sino que dice que no encontró “fe más grande en todo Israel” que la suya. Es decir: alabó a un “autoritario”, a un “represor”, dirían los progres, mal que les pese…

b) Que el Verbo Eterno del Padre, la Palabra de Dios hecha carne, por su sola voluntad puede obrar milagros incluso a la distancia, dependiendo la Fe que tengamos. Tan importante fue el milagro del centurión que sus palabras, casi idénticas, nos han llegado hasta la Santa Misa al momento de elevar el Cuerpo del Señor (“No soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”).

El hecho que leímos recién se encuentra en el Evangelio de San Mateo, pero también se halla en San Lucas aunque de modo distinto.

En San Lucas se nos dice que el “muchacho” era “un sirviente” del centurión y que éste no fue personalmente, sino que envió a unos judíos primero y a unos amigos después, diciendo que el siervo estaba que se moría…

También se encuentra un episodio parecido en San Juan (Jn 4,46) que algunos confunden con este, pero se trata de otro milagro donde Cristo cura al hijo de un funcionario de la corte, también en Cafarnaúm.

Y, aunque a primera vista pareciera que podrían ser episodios distintos, los Santos Padres (San Juan Crisóstomo, San Agustín y el mismo Santo Tomás) dicen que se trató de un mismo episodio narrado de manera diversa (unos dicen que mandó una embajada a pedir ese favor a Jesús, por ejemplo), cosa que quizás sea lo más probable.

O que primero mandó una embajada y luego fue él mismo o que simplemente mandó una embajada con su mensaje.

Sea como fuere, hasta acá una interpretación católica y con las dudas despejadas.

2) La interpretación progre: el centurión homosexual

Una interpretación contraria a las enseñanzas de la Iglesia y que viene pululando desde hace tiempo entre varios biblistas de corte progresista, es la enseñanza que dice que, el Centurión, era en realidad un homosexual empedernido que aún no había salido del closet.

Se las narro según lo que vienen repitiendo algunos (entre otros el biblista santiagueño) Ariel Álvarez Valdés en la Revista “Criterio”.

Resumo:

- El “muchacho” o “sirviente” del Centurión, en realidad, no era un criado cualquiera, sino un joven homosexual, pareja del militar.

- Por eso no quiere que vaya a su casa, por vergüenza, para que no se lo descubriera.

- Cristo nunca condena el homosexualismo

Veamos cómo culmina entonces ese artículo:

“No lo reprende (al centurión) por su forma de vida, ni lo rechaza, ni lo condena… Simplemente no la juzgó (a la homosexualidad). No entró en cuestiones de sexualidad, seguramente por considerarlas de índole privada… Prohibió reírse de las minorías sexuales… Enseñó (que): “Todo el que diga a su hermano «raka» será condenado por el Sanedrín” (Mt 5,22). Las Biblias suelen traducir esa palabra por “insensato, necio”… Lo que Jesús dijo… fue: “Todo el que le diga a su hermano «maricón» será condenado por el Sanedrín…”.

(Y termina)

“Jesús tenía en claro que, entre lo religioso y lo humano, sólo lo humano es intocable y fundamental. A veces por salvar los derechos de la religión hemos vulnerado los derechos humanos”.

Bueno; hasta aquí entonces la interpretación de estos “porno-teólogos”, como los llamó Cornelio Fabro; los que, o en defensa propia o en defensa de un plan mundial, intentan leernos la Biblia como los protestantes, es decir, fuera de la Tradición de la Iglesia.

Conclusión

Cuando el demonio quiso tentar al Señor, no lo hizo con cosas burdas. Usó, ni más ni menos, las Sagradas Escrituras, de allí que algunos, medio en broma y medio en serio, digan que el patrono de los biblistas sea el mismo demonio…

No; no es así; el patrono es San Jerónimo, gran traductor de la Biblia.

Lo que sí debemos tomar como conclusión es que debemos leer más las Escrituras, con un buen comentario católico (el de Straubinger es excelente) pues son Ellas las que nos traen sosiego para el alma, tranquilidad en el obrar, materia para meditar.

Leyendo la Biblia “in medio Ecclesiae”, es decir, conforme la Tradición y el Magisterio bimilenario de la Iglesia, es entonces cuando se transforma en lo que San Pablo nos dice:

“la Palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de dos filos; que penetra hasta las fronteras entre el alma y el espíritu, hasta las junturas y médulas; y examina los sentimientos y pensamientos del corazón” (Hb 4,12).

Pidamos a María Santísima, que escudriñaba las Escrituras, nos conceda esta gracia de volver a su Hijo, que es Palabra de Vida.

Ave María Purísima.

P. Javier Olivera Ravasi, SE

26 de enero de 2020

 


VEA NUESTROS LIBROS EN VENTA

– Para realizar una donación voluntaria, AQUÍ

Para la suscripción a Youtube, hacer clic AQUÍ y activar la campanita.

PARA SUSCRIPCIÓN A LOS POSTS VÍA WHATSAPP, seguir estas indicaciones:

  1. Añadir a la agenda de contactos de su teléfono este número tal como está: 005491135809554 o bien +5491135809554 (pueden agendarlo como “Que no te la cuenten” o como deseen).
  2. Una vez agregado, enviar un mensaje vía Whatsapp con la palabra “ALTA” (es imprescindible enviar un primer mensaje para poder ser agregado a la lista).

Ya está. A partir del próximo post comenzarán a recibir automáticamente las nuevas entradas en sus teléfonos.

 

 

36 comentarios

  
Renée
¿Centurión homosexual el del Evangelio?????

Permítame escribir con mayúsculas, padre: ¡QUÉ ESTUPIDEZ!

Vayamos por partes.

1. "Centurión" es evidentemente una denominación genérica de "militar", de la misma manera que hoy decimos " soldado", así estemos hablando del mismísimo mariscal Rommel. Y su grado militar definitivamente NO ERA EL DE CENTURIÓN, ya que este y su centuria vivían en el campamento, en la palestra. El "centurión" dice "no soy digno de que entres en MI CASA", no en mi campamento. ¿Qué se deduce? Que era un TRIBUNO MILITAR Y PATRICIO, que tenía suficientes recursos para costearse una casa y tener criados.

2. Este tribuno era PROSÉLITO DEL JUDAÍSMO, es decir que había sido aceptado en el ATRIO DE LOS GENTILES, EN EL MISMO TEMPLO DE JERUSALÉN. De otra manera no se explica que tuviera amigos judíos tan leales - "merece que se lo concedas, pues ama a nuestro pueblo..."- , y menos que ellos hubieran aceptado que él les construyera una sinagoga con su propio pecunio. Esto último confirma que se trataba de un patricio romano. Es IMPOSIBLE que un oscuro militar haya podido dar siquiera para una piedra, con la pobre "soldada" o sueldo que percibía.

3. Los patricios tenían un AYO O PRECEPTOR, generalmente liberto griego, es decir, un esclavo culto proveniente de Grecia y que había recobrado su libertad, pero igual seguía sirviendo por propia voluntad a sus antiguos amos. Este preceptor vivía con la familia y solía ser muy querido. Y era muy común que acompañara a "su niño" - con mayor razón si a este lo destinaban a lo que hoy denominamos "zona roja", como lo es hasta hoy Palestina- por mucho que el niño fuera un hombre de pelo en pecho y experto estratega militar.

4. Tomemos en cuenta que el tribuno pide por la curación de su "criado" o "siervo", mas no de su "esclavo" y ni por asomo se insinúa siquiera que fuera su amigo especial. Esto confirma la situación de "liberto" del enfermo. Tomando en cuenta las severas penas que establecía la ley mosaica en caso de práctica homosexual, es verdaderamente IMPENSABLE que los judíos hubieran tenido el menor contacto con este tribuno. Y habrían considerado un espantoso sacrilegio aceptar el dinero que este les había ofrecido para levantar la sinagoga, así como el permitírsele orar en el Atrio de Los Gentiles.

4. ¿Qué enfermedad tenía el ayo del tribuno? Visto el estilo y promedio de vida de la época, tal vez alguna enfermedad infecto-contagiosa, o simplemente achaques de vejez, pues los ayos de ese entonces eran tan fieles que acompañaban a "sus niños" hasta el fin de sus días.

En este caso no se trata de leer el Evangelio según la Tradición de la Iglesia, sino de la simple Historia Universal. Un ateo medianamente culto estallaría en carcajadas con la afirmación de esos PORNOTEÓLOGOS, como bien los denomina usted haciendo eco de Cornelio Fabro. Con tal de JUSTIFICAR SUS PROPIAS ABERRACIONES, son capaces de proclamar que la luz es oscura y que la oscuridad es la claridad misma. Palabra que sí.



26/01/20 8:16 PM
  
Juana
Ojalá no hubiera leído esta porno interpretación . Ahora se me meterá en la imaginación ensuciando la sana y recta doctrina.
--------
Basta con leer los Evangelios con recta intención y sin porno-coonciencia para que rechazarla... Dios la guarde. PJOR
26/01/20 9:21 PM
  
Fuenteovejuna
No sé si Alvarez Valdez es un biblista de Santiago o de cotillón, pero sería bueno que explicara dónde dice el Evangelio que el centurión era homosexual, porque en tren de afirmar lo que a uno le viene en gana, podríamos decir que en realidad el homosexual no era el centurión sino Alvarez Valdez, un recién llegado que con retorcida imaginación inventó este cuento LGTB que sólo busca llevar agua para su molino.
26/01/20 10:02 PM
  
Percival
Fuenteovejuna: es bastante sencillo: se sacó de la manga esa interpretación. Y, alrededor de esa premisa arbitraria (pero quizás interesada) estableció todo el resto de su teoría progre.
Así justifican estos teólogos sus posiciones ante los medios amarillistas (civiles o eclesiásticos), se acreditan académicamente con "descubrimientos" novedosísimos, y se ganan los puestos y los dineros en las universidades y las revistas.
Una afrenta a la honestidad intelectual, a la verdad y a Cristo.
De pena total.
26/01/20 10:43 PM
  
Javier Olivera Ravasi
A ver a ver...; sería divertido refutar el artículo de este pobre hombre.
En esta bitácora que poseo en Infocatolica hace años vengo viendo a excelentes comentaristas que, perfectamente, podrían hacer un texto breve para refutarlo.
Si alguno se anima, es sólo cuestión de leer un poco su artículo y animarse (a mí no me da la vida para todo).
Está "linkeado" en el post, pero lo dejo de nuevo por las dudas: https://www.revistacriterio.com.ar/bloginst_new/2015/03/03/hizo-jesus-un-milagro-a-un-homosexual/
Cualquier cosa me escriben a [email protected] y lo publicamos acá.
P. Javier

PD: es bueno saber que el episodio de San Juan parece ser distinto al narrado por San Mateo y San Lucas.
PD2: con la Catena Aurea basta y sobra, creo.
26/01/20 11:24 PM
  
María Auxiliadora Hernández Pérez
Buenas noches, padre, desde Canarias(España). Una pequeña duda(y perdone mi ignorancia): ¿por qué el Evangelio de hoy por estas latitudes era Mateo 12-23 y por las latitudes "de allá en su tierra" es el que menciona en su artículo?. La verdad, me he quedado un poco perpleja. Gracias y que Dios le bendiga.
-------------
Buenas noches. Como digo en el post y en el sermón, el Evangelio que tocó fue ese porque en la capilla en la que me encuentro celebramos con permiso del Obispo, la Santa Misa según la forma extraordinaria del rito romano (misa tradicional). Dios la guarde. PJOR
26/01/20 11:54 PM
  
sofía
Ariel Álvarez Valdés tiene mucha imaginación, en este pasaje y en otros, con no hacerle ni caso, tan contentos.
Las explicaciones que da un comentarista más arriba lo refutan suficientemente.
Aunque tampoco me quedo con la homilía de nadie y sus particularidades. Lo que destacó siempre la Iglesia es lo que resulta evidente en el pasaje: la gran fe de ese hombre y el poder sanador de Jesús. Y yo no le doy más vueltas.
Me ha extrañado que fuera esa la lectura de hoy en la misa extraordinaria, pensé que sería la misma que en la ordinaria.
Este domingo tocaba Mt 4, 12-23. Muy vocacional.
Hoy celebramos una ceremonia especial, al terminar la misa, para recordar que solo Él tiene Palabras de Vida Eterna.
Paz y bien
----------------
Por lo del Evangelio, ídem al comentario anterior. PJOR
27/01/20 12:04 AM
  
maru
Nunca habia leido ni escuchado esta absurda traducción/interpretación bíblica sobre esta parábola. Es demencial lo que muchos son capaces de decir, de escribir , ''arrimando el ascua a su sardina''. Cuántas más barrabasadas, estupideces e idioteces tendremos que seguir escuchando???
27/01/20 12:07 AM
  
Renée
Ya refuté al susodicho, padre. Con guantazo y todo. Por supuesto que no publicó mi comentario.
---------------
¿Tiene problemas de lectura? ¿o no lo puede ver en su computador? Está publicado desde que fue enviado.
27/01/20 12:26 AM
  
Santiago Pizano
Padre, el susodicho no merece una respuesta sino un castigo. Como mínimo la colafización. Hacía rato que no leía algo tan surrealista como dantesco.
27/01/20 2:38 AM
  
Jordi
En 2013 ya se hizo un estudio de esta estupidez surgida de la aberrada, sectaria, demoníaca y anticientífica ideología de género.

Esta interpretación descabellada parece que ha tenido la siguiente trazabilidad:

1. En España se inició más o menos así:

a) A través del artículo “Centurión. El amor de un soldado (Mt 8, 5-13)”, de 1 junio 2011, del teólogo Xabier Picaza.

blogs.21rs.es/pikaza/2011/06/01/centurion-el-amor-de-un-soldado-mt-8-5-13/

b) Sor Teresa Forcades i Vila, OSB, monja del Monasterio de Sant Benet de Montserrat.

Conferencia en Lambda Barcelona:
www.youtube.com/watch?v=E4hdlkYrue0&list=PLAqKRngqwuScgaAMXHnsPsnxJawZNbscm&index=12

Esta sor menciona en 1:06:00, en síntesis, el Evangelio de Mateo, donde se menciona el episodio del centurión que pide la curación de su criado: “no soy digno que entres en mi casa”. Así, homosexualidad, “mi criado” en griego es “mi joven”, y sería “mi amante”, “mi pareja”, “mi compañero sexual”, si la interpretación es correcta, es una palabra que designa un tipo peculiar entre hombre mayor y joven con intimidad sexual. El centurión tiene un amante varón, tiene muchos criados, se humilla como romano soldado ante un rabino judío, le hace una petición de curación y Jesús accede a su deseo.

c) Conferencia titulada ‘El encuentro de Jesús con la problemática de las relaciones sexuales entre hombres’. Interpretación exegética del episodio del centurión de Cafarnaún: Lc 7, 1-10; Mt 8,1-13; Jn 4,43-54. Irá a cargo de Josep M. Gavaldà Ribot, Doctor en Teología Moral. Organiza: ACGIL (Associació Cristiana de Gays i Lesbianes de Catalunya).

germinansgerminabit.blogspot.com.es/2013/08/los-gays-cristianos-la-acgil-y-mn.html

2. Pero toda esta idiotez parece proceder primigeniamente, como siempre, de los EEUU, y de la misma Iglesia, del sacerdote católico norteamericano Daniel A. Helminiak, en su libro “Lo que la Biblia realmente dice sobre la homosexualidad” (1994, 2000), y también de Rembert S. Truluck, cuando trata del caso de Jesús y el “muchacho esclavo” del centurión.

Dice que Jesús conocía las relaciones homosexuales como práctica común en el mundo de su época y no la condena en absoluto, sino que la acepta porque calló cuando se encontró con ella encarnada en el centurión y su esclavo.

Jesús elogia la fe del centurión, conoce sus prácticas homosexuales, realiza el acto de compasión de curar al joven esclavo ante su muerte próxima, y lo sanó sin preguntar por los pecados de ambos ni pedir su arrepentimiento y conversión.

La relación que existía entre el centurión y su esclavo era de de pederastia (“...Jesús no reprendiera el centurión por abuso de menores...”), cosa habitual y normal en la época, y fue un esclavo comprado en el mercado esclavista para usarlo para el sexo homosexual.

Para justificar todo ello juega arbitrariamente seleccionando unilateralmente dos palabras griegas y un significado concreto: “pais”, en Mateo 8, como amante masculino, que se refiere a alguien joven; “entimos”, en Lucas 7, como amado y querido sexualmente.

Jesús no reprende la pederastia del centurión porque es hombre verdadero producto de la época, y aceptó plenamente esta institución clave en la sociedad de su era, sin criticarla en absoluto porque era normal y usual. Así pues, Jesús vio normales las relaciones de pederastia entre el propietario centurión (ciudadano romano sujeto al derecho militar) y su esclavo joven (considerado como “cosa” por el derecho romano).

En conclusión, Jesús conoció los actos homosexuales pederásticos entre el amo centurión y su joven esclavo, y consiente la moralidad de los mismos porque calló cuando se encontró con ella.

Posteriormente, el pastor protestante Mel White publica su What the Bible Says— and Doesn't Say— about Homosexuality (2002), que fue replicado por el psicólogo Stanton L. Jones en su libro A Study Guide and Response to Mel White’s What the Bible Says -and Doesn’t Say- About Homosexuality (2006):

www.soulforce.org/pdf/whatthebiblesaysspanish.pdfwww.wheaton.edu/CACE/C

ACE-Print-Resources/~/media/Files/Centers-and-Institutes/CACE/booklets/StanJonesResponsetoMelWhite.pdf

Pero esta interpretación de “pais” como amante homosexual carece por completo de cualquier tipo de credibilidad y es un auténtico invento de Helminiak, que en su libro no justifica tal traducción con base en alguna referencia bibliográfica: es puramente “su hipótesis”, aprovechándose de que existen 3 versiones y 3 denominaciones: Lucas 7: “doulos” [criado] y “entimos” [apreciado]; Mateo 8: “pais”; Juan 4: “huios” [hijo]; en latín se traduce oficialmente como centurio y puer o servus; regulus y filius.

Por tanto, no existe ninguna base léxico-científica para identificar “pais” como “amante”:

A. En efecto, en el Grande Lessico del Nuovo Testamento [Theologisches Wörterbuch zum Neuen Testamenten, Gerhard Kittel y Gerhard Friedrich, 1933-1979] no se encuentra ninguna traducción de “pais” como amante homosexual, ni entre los grandes escritores griegos clásicos ni, evidentemente, en la Biblia y la Patrística. Pais tiene diversos significados dependiendo del contexto:

1. PAIS

La raíz es pou, pau, pu (poco) y da lugar a pauper, paucus, parvus, paulus, puer, pusus, pusillus y puella.

Campo semántico: chico, joven, jovencito, muchacho; infante, niño, Jesús con 12 años, niño de edad de 7 a 14 años (de niño a adolescente temprano); jovencita, muchacha; neonato; hijo de padre y madre biológico; jornalero, siervo, esclavo; cortesano de un rey; pertenencia a una categoría social (retor, médico); uso metafórico para indicar un producto intelectual (obra literaria); inteligencia aún limitada (paidios); término afectivo entre el padre espiritual y su discípulo o entre el catequista y su oyente o lector (paidios), hijo espiritual de un maestro o apóstol; prole, descendencia; hijo de Abraham, hijo de la carne, hijo del Señor, hijo de la fe, hijo de la sabiduría; una comunidad considerada como hijo; Israel; ángeles; autodefinición del orante; siervo (Magníficat, Benedictus y salmo 80); título de honor de los instrumentos de Dios más importantes: Moisés, David, Noé, Abraham, Isaac, Jacob, José, Aarón; profetas: Isaías, Elías y Jeremías; los tres jóvenes del horno de Daniel.

2. PAIS ZEOS (Isaías)

Siervo de Dios, Hijo de Dios.


B. Tal accepción de amante tampoco está en ningún documento de los Evangelios, ni tampoco en la Vulgata de San Jerónimo como en la Neovulgata que encargó Juan Pablo II.

C. Tampoco se encuentra este absurdo sentido de amante en ninguna obra de la Patrística griega o latina, en la de los maestros de teología ortodoxa, en los Doctores de la Iglesia, en las obras de los grandes teólogos, maestros espirituales ortodoxos y místicos, en las diversas traducciones oficiales u oficiosas de la Biblia (incluida la actual de la CEE en castellano), en el Magisterio pontificio, en la Tradición, en los Concilios Ecuménicos, en las revelaciones privadas; en definitiva, en ningún sitio (ver BibliaClerus).

La traducción “amante homosexual” es, por tanto, de forma objetiva, una interpretación de inspiración demoníaca, con independencia del grado de subjetividad (conocimiento y consentimiento) que tuvieran los intérpretes de ser un instrumento del maligno.

Dicha hermenéutica satánica persigue tres finalidades contra Reino de Dios entre los hombres:

1. A través de la aceptación bíblica de la homosexualidad, se conseguirá el definitivo objetivo diabólico: la aceptación social y legal de la polisexualidad, con sus uniones polígamas bisexuales y la legalización del “tercer sexo” y sucesivas “sexualidades alternativas”.

2. Que todos los católicos interiorizemos la inmoralidad de la homosexualidad como un bien ético supremo (y posteriormente de la referida polisexualidad) en todo momento en que oigamos la fórmula litúrgica que se usa antes de la comunión mediante la administración del Cuerpo y la Sangre de Cristo, “Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”.

3. Se quiere que la Iglesia, a través de esta satánica interpretación, acepte y represente la consagración religiosa y la legalización civil de la polisexualidad divorcista basada en la cultura de la muerte y el relativismo:

-- anticoncepcionismo, esterilización, aborto libre, prostitución y pornografía, uniones libres, parejas de hecho, divorcio, matrimonios homosexuales, bisexuales y polígamos con derecho de adopción, familias monoparentales o maternoparentales; reproducción humana asisitida (RHA), congelación de embriones (RHA), aborto asistido (RHA), experimentación y selección destructiva de embriones (RHA), bebés-medicamento, bebés a la carta, vientres de alquiler, eutanasia, eugenesia y suicidio asistido.

4. La Teología de Cuerpo de Juan Pablo II nos explica que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Dios es un Dios trino, viven en comunión las 3 personas de la Sma. Trinidad. Por ende, al ser creados a su semejanza compartimos esa inclinación a la comunión, a la unión. Del amor del Padre y del Hijo se desprende el Espíritu Santo. De forma análoga aunque con infinita diferencia, del amor de un hombre y una mujer dan -en colaboración con Dios- un nuevo ser.

Conclusión: es una interpretación demoníaca de la repugnante ideología de género que hay que abandonar y atacar.
------------------
Excelente Jordi. Ya sabía yo que podrían hacer algún texto rápidamente y excelentemente. Si quiere, hágase un artículo con toda esta info para refutar el de Álvarez Valdés (o el de otro, pues son todos más o menos iguales) y lo publicamos para que quede en la web. Dios lo guarde. PJOR
27/01/20 3:09 AM
  
Rafaelus
Gracias a este artículo pude conocer la revista Criterio y algo del autor cuyo escrito ha inspirado este artículo y este foro.
--------------
Criterio es, desde hace años, una de las revistas de la izquierda católica y progresista. Aviso.
27/01/20 3:41 AM
  
Fuenteovejuna
Leí el artículo de Alvarez Valdés y debo confesar que hay que ser muy valiente para llegar hasta el final, porque más que hereje, este hombre parece el rey de los herejes. Son varias las citas que se pueden objetar, pero para no cansar me centraré en lo que creo más esencial. En efecto, de los tres evangelistas que citan el pasaje del centurión, para Valdés el único que dice la verdad es Mateo. Según él, Lucas y Juan mienten. No lo dice con estas palabras, pero lo sugiere claramente. El meollo de la "prueba" que presenta gira alrededor de la palabreja con la que el centurión se refiere al enfermo que quiere que Jesús le cure. Según Valdés, Mateo habla de "páis", que quiere decir "joven", aunque en sentido amplio también podría entenderse como "amante". Y agrega que, si bien Lucas y Juan toman este pasaje de Mateo, lo tergiversan para no revelar que el centurión era un homosexual. Así, en vez de "páis" Lucas habla de "doúlos" (sirviente) y Juan de "huiós" (hijo), pero como queda dicho mienten a propósito "para no escandalizar a sus lectores". O sea que, según Valdés, a la hora de leer los Evangelios hay que andar con cuidado porque no siempre dicen la verdad. Para defender esta absurda herejía Valdés asegura que Jesús no reprende al centurión homosexual "por su forma de vida, ni lo rechaza, ni lo condena..., simplemente no lo juzgó. No entró en cuestiones de sexualidad, seguramente por considerarlas de índole privada". Y remata su tesis con otra terrible herejía: "Lo mismo hizo (Jesús) el día que una prostituta se echó a sus pies llorando y buscando el perdón. Le dijo 'tu fe te ha salvado, vete en paz' (Lc 7,50). No le dijo 'no peques más', como le ordenó a la adúltera (Jn 8,11) LE OTORGO EL PERDON SIN METERSE EN SU VIDA SEXUAL NI CONDICIONARLA A QUE CAMBIARA DE PROFESION, QUIZÁ PRUDENTE ANTE LA POSIBILIDAD DE QUE AQUELLA POBRE MUJER NO TUVIERA OTRA FORMA DE GANARSE LA VIDA". O sea que para Valdés lo que está prohibido es el adulterio, la práctica de la homosexualidad no, y tampoco la prostitución, porque es una forma de ganarse la vida igual que la de carpintero o albañil. Lo que Valdés no dice, es cómo se concilia toda esta ensalada con el sexto mandamiento de no practicar actos impuros. Además de este artículo he visto que Alvarez Valdés también escribió otro donde dice que hasta el siglo VII aC los judíos adoraban a dos dioses porque Yavé estaba casado. Su mujer se llamaba Asherá. ¿Será que después Asherá murió y Yavé quedó viudo? Pero esa es otra historia...
27/01/20 3:49 AM
  
Rafaelus
Y gracias a la palabra "colafización" escrita por Santiago Pizano proponiendo un castigo para el autor que tanto nos escandaliza, al buscar su significado en la red, he tenido la oportunidad de conocer otra revista católica: Adelante la fe, veré qué tal es. De las tres que voy conociendo sigo prefiriendo InfoCatólica, es de lo mejor que Dios me ha concedido encontrar.
27/01/20 3:53 AM
  
sofía
La primera refutación solo sirve para Mateo, pero no para Lucas. Juan habrá q suponer q habla de otro caso, supongo. O si no, q la tradición oral no da importancia a la condición de soldado romano del centurión y a la de criado del muchacho y quiere subrayar el meollo de la cuestión.
La refutación de Jordi sirve para todo.
27/01/20 7:28 AM
  
alma
Escudarse en esa errónea y falsa interpretación de la Biblia es lo mismo que decir que Jesucristo era inconsecuente con su palabra además de "machista" ( esto último ya llegará), pues no aplicó el mismo rasero al centurión que a la samaritana. El diablo es más listo que todos juntos y sabe valerse tanto de los espíritus de maldad como de los simplemente "tontos útiles".
27/01/20 8:08 AM
  
Pedro Amate
El Evangelio no narra textualmente qué el centurión romano fuera homosexual y tuviera un amante. ; todo lo cuál no es cómo para rasgarnos las vestiduras ; porque la homosexualidad era normal e incluso aconsejable entre los militares romanos ; por esta razón fue decapitado San Valentín, por casar a soldados romanos con mujeres.

El Evangelio narra la excelencia de la fe de éste militar romano al acudir a Jesús para qué salvara a uno de sus siervos. Primero, reconoció a Jesús cómo el Mesias ejerciendo fe en Él ; algo qué muchos judíos no hicieron , rechazandolo y condenandolo a morir en una cruz.

Seguramente el centurión romano y su sirviente eran pecadores de alguna manera ; pero reconocieron a Jesús cómo el Mesias y Salvador de Judíos y gentiles ; y también reconoció su indignidad pecadora y su incapacidad de recibir al Verbo de Dios en su propia casa. Esta actitud humilde unida a la fe ejercida en Jesús ; le ganó el elogio del Señor y la curación milagrosa del pecador.

La soberbia rigorista de los escribas y fariseos fue condenada por Jesucristo ; aunque eran estrictamente celosos de la Ley de Moisés.
27/01/20 8:52 AM
  
Manoletina
Pues yo mas que refutarle, le haría una parodia, alegando que se queda corto, y como imaginación no me falta, iría diciendo que sí, que la homosexualidad es la clave hermenéutica de los cuatro evangelios e iría haciendo interpretaciones tan esperpenticas hasta que los mismos progres gritaran : basta!

A ellos la racionalidad de la refutación, por más buena que sea, les entra por un oído y les sale por otro.
27/01/20 10:23 AM
  
Palas Atenea
La refutación de Jordi está muy bien pero la estupidez de los pecados de Sodoma y Gomorra, que ahora resulta que son malos tratos a los extranjeros (xenofobia), el caso del sirviente del centurión, etc...son "perlas" sacadas forzadamente de los relatos bíblicos. Eso es como si yo, anteayer, leyendo el Eclesiástico, que es un libro sapiencial, encuentro este versículo (4-32) : "Y no nades contra la corriente,/no te sometas al hombre necio/y no tengas acepción por la persona del poderoso" y lo interpreto a la "moderna" pensando que es sabiduría ir allá dónde la corriente del mundo te lleve.
Es evidente que la corriente de la que habla el Eclesiástico no es la del mundo sino la de Dios porque si no no continuaría diciendo que no te sometas al hombre necio ni te inclines ante el poderoso.
Cuando una se encuentra ante algo que puede llamar la atención en la Biblia no hay que retorcer el sentido para que coincida con tus propias tesis, que es lo que hacen hoy los que buscan en cualquier parte una supuesta desviación favorable para ellos.
Jesucristo no habla de aquello que estaba bien entendido por el Pueblo de Israel, habla sobre las falsas interpretaciones, por lo tanto no tiene por qué hablar de algo que ni Hillel ni Gamaliel ponían en cuestión; del mismo modo que tampoco a mí mis padres me hablaron nunca de la homosexualidad ni a favor ni en contra. Simplemente era un tema que se daba como entendido por toda la sociedad en aquel momento y no había por qué mencionarlo. Tampoco me hablaron del incesto, ni de la poligamia.
Yo empleo mucho el término "nadar contra la corriente" pero no en el sentido del Eclesiástico sino en el opuesto: si la corriente del mundo te lleva al mal debes nadar contra la corriente, pero no descarto que algún "listillo" se le ocurra una interpretación ad hoc de este versículo diciéndonos que en el Eclesiástico se nos propone ir hacia donde la opinión general nos lleve.
Van a sacar de la Biblia otra interpretada según el LGTBI que, a veces condena la Biblia y otras le hace decir lo que les da la gana.
27/01/20 10:50 AM
  
Renée
Padre, el guantazo que di al diz que biblista no lo puedo ver ni en mi laptop ni en mi celular. Hay un bloqueo.

Entendible: cada comentario lo posiciona en Google, pero igual quiere garantizarse que yo no volveré a ingresar para aporrearle a conciencia.
27/01/20 1:47 PM
  
Renée
Jordi, resúmalo: la intención de toda esa gentuza es JUSTIFICAR LA PEDERASTIA PURA Y DURA, MANOSEANDO SACRÍLEGAMENTE LAS PALABRAS HUMILDES DEL CENTURIÓN.

Dicho sea de paso, a este último también se le ha identificado con Cornelio, el mismo que fue bautizado por San Pedro. Y tiene lógica, pues bien pudo ser trasladado a Joppe con toda su centuria.
27/01/20 1:56 PM
  
Javier Olivera Ravasi
Renée: copio su comentario que ud. no puede ver (no entiendo por qué). Comentario del 26.01.20 @ 20:16

----------------------------
Renée

¿Centurión homosexual el del Evangelio?????

Permítame escribir con mayúsculas, padre: ¡QUÉ ESTUPIDEZ!

Vayamos por partes.

1. "Centurión" es evidentemente una denominación genérica de "militar", de la misma manera que hoy decimos " soldado", así estemos hablando del mismísimo mariscal Rommel. Y su grado militar definitivamente NO ERA EL DE CENTURIÓN, ya que este y su centuria vivían en el campamento, en la palestra. El "centurión" dice "no soy digno de que entres en MI CASA", no en mi campamento. ¿Qué se deduce? Que era un TRIBUNO MILITAR Y PATRICIO, que tenía suficientes recursos para costearse una casa y tener criados.

2. Este tribuno era PROSÉLITO DEL JUDAÍSMO, es decir que había sido aceptado en el ATRIO DE LOS GENTILES, EN EL MISMO TEMPLO DE JERUSALÉN. De otra manera no se explica que tuviera amigos judíos tan leales - "merece que se lo concedas, pues ama a nuestro pueblo..."- , y menos que ellos hubieran aceptado que él les construyera una sinagoga con su propio pecunio. Esto último confirma que se trataba de un patricio romano. Es IMPOSIBLE que un oscuro militar haya podido dar siquiera para una piedra, con la pobre "soldada" o sueldo que percibía.

3. Los patricios tenían un AYO O PRECEPTOR, generalmente liberto griego, es decir, un esclavo culto proveniente de Grecia y que había recobrado su libertad, pero igual seguía sirviendo por propia voluntad a sus antiguos amos. Este preceptor vivía con la familia y solía ser muy querido. Y era muy común que acompañara a "su niño" - con mayor razón si a este lo destinaban a lo que hoy denominamos "zona roja", como lo es hasta hoy Palestina- por mucho que el niño fuera un hombre de pelo en pecho y experto estratega militar.

4. Tomemos en cuenta que el tribuno pide por la curación de su "criado" o "siervo", mas no de su "esclavo" y ni por asomo se insinúa siquiera que fuera su amigo especial. Esto confirma la situación de "liberto" del enfermo. Tomando en cuenta las severas penas que establecía la ley mosaica en caso de práctica homosexual, es verdaderamente IMPENSABLE que los judíos hubieran tenido el menor contacto con este tribuno. Y habrían considerado un espantoso sacrilegio aceptar el dinero que este les había ofrecido para levantar la sinagoga, así como el permitírsele orar en el Atrio de Los Gentiles.

4. ¿Qué enfermedad tenía el ayo del tribuno? Visto el estilo y promedio de vida de la época, tal vez alguna enfermedad infecto-contagiosa, o simplemente achaques de vejez, pues los ayos de ese entonces eran tan fieles que acompañaban a "sus niños" hasta el fin de sus días.

En este caso no se trata de leer el Evangelio según la Tradición de la Iglesia, sino de la simple Historia Universal. Un ateo medianamente culto estallaría en carcajadas con la afirmación de esos PORNOTEÓLOGOS, como bien los denomina usted haciendo eco de Cornelio Fabro. Con tal de JUSTIFICAR SUS PROPIAS ABERRACIONES, son capaces de proclamar que la luz es oscura y que la oscuridad es la claridad misma. Palabra que sí.
27/01/20 2:06 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Y pensar que en el 2008 se mandó desde la Pontificia Comisión para la Doctrina de la Fe, refutar unas pseudoretractaciones de este biblista...
pero en el 2016, el Papa Actual lo "misericordió", asegurándole, que en Roma nada tenían contra él.....
Ahí tenemos los resultados de este santiagueño, que se volvió más altanero que nunca

Y...quién iba a Decir que la seria Revista "Criterio", iba a rebajarse al estado en que hoy se presenta....
27/01/20 3:06 PM
  
Jordi
Para el P. Ravasi:

"Si quiere, hágase un artículo con toda esta info para refutar el de Álvarez Valdés (o el de otro, pues son todos más o menos iguales) y lo publicamos para que quede en la web. Dios lo guarde. PJOR"

Es mucho mejor que este artículo sirva de inspiración para hacer otro ex novo. Lo importante es intentar comprobar los libros y enlaces, hallar algo nuevo, y estructurarlo mejor. Este artículo lo publiqué en Germinans Germinabit el domingo, 25 de agosto de 2013. De hecho, este centurión peculiar entró en España por Pikaza y por Cataluña hace la friolera de 9 años: ya es un viejo conocido. Ahora parece que ha resucitado cual zombi...
27/01/20 3:35 PM
  
Palas Atenea
Es evidente que el centurión era lo que se llamaba un "temeroso de Dios", es decir aquellos que acudían a la sinagoga como oyentes y que los Hechos dicen del otro centurión, Cornelio, ya que los mismos judíos le hablaron bien de él a Jesús, cosa bastante extraña tratándose de un soldado romano. También es evidente que el sirviente le importaba mucho por la razón que fuera, o porque era su ayo o porque era un hombre de buen corazón condolido por su enfermedad.
La idea que podamos tener nosotros de las relaciones entre amos y esclavos, patrones y siervos y familiares entre sí no pueden ser estereotipos porque estos no valen para ninguna sociedad.
No todas las personas que hayan tenido una asistenta o señora de la limpieza pueden decir que, con el tiempo, ella se haya convertido en su mejor amiga, pero es es exactamente mi caso y yo por ella iría a pedir cualquier cosa a cualquier sitio simplemente porque la quiero muchísimo como ella me quiere a mi, situación que podrían aprovechar para sugerir lesbianismo, con gran regocijo o indignación de su marido, según como se lo tomara.
Todo lo demás: que sí tenía o no dinero para apoyar a la sinagoga, que tipo de sirviente era aquel, la enfermedad que tenía, etc...son meras especulaciones que en nada ayudan para esclarecer un episodio que es precioso por su sencillez, compasión y fe.
27/01/20 5:34 PM
  
Palas Atenea
Jordi: No sabía que escribías en Germinans Germinabit. No me extraña que puedas explicar de dónde viene el centurión postmodernista. Pikaza and Company llevan años revolviendo en el trastero bíblico, yo no les sigo, pero vosotros estáis en la mejor posición para rastrear sus movimientos.
27/01/20 6:34 PM
  
Renée
Padre, por lo que veo no me he dejado entender.

El comentario que escribí aquí lo veo perfectamente. Lo que no se publica es el que hice en el blog del diz que biblista. Le lancé un guantazo en forma.

------

Ahhhhhh... Perdón! Claro... A ese no le suma nada. Dios lo guarde. PJOR
27/01/20 7:57 PM
  
Luis López
La verdad que la exégesis homosexualista de este episodio no puede ser más burda, disparatada y contradictoria. Es rigurosamente hablando, una exégesis protestante (o si queremos católico-modernista).

Si el centurión tenía fe en Jesús, y en que era capaz del increíble milagro de curar a un enfermo de manera no presencial, con más razón tendría fe en que Él conocería su homosexualidad (quien puede lo más, puede lo menos). ¿Cómo es posible que tuviera miedo de que Jesús fuera a su casa a descubrir que el enfermo era su amante?

En cuanto a que Jesús no condena la homosexualidad, no es cierto. La condena al decir que ensucia al hombre algunas cosas que salen del corazón humano como la fornicación (Mt. 15,19), y la homosexualidad es la forma más antinatural de fornicación, sólo superada por el bestialismo.
27/01/20 8:16 PM
  
Luis López
Pero aparte de ello, la exégesis homosexualista es más vieja de lo que nos suponemos.

Se habla de un antiguo "Evangelio secreto de Marcos", que vincula a Nuestro Señor en una repugnante escena homosexual, mezclando dos episodios de los evangelios canónicos: el episodio de Evangelio de Marcos del muchacho que en Getsemaní sale huyendo desnudo de los soldados que van a prender al Señor, y el episodio del evangelio de Juan de la resurrección de Lázaro.

Aquí no hay nada nuevo bajo el sol. Los herejes y los pecadores orgullosos de sus pecados (como los del movimiento Gay) no han nacido hoy. El trigo y la cizaña están presentes desde el mismo inicio de la predicación del Señor y estarán presenten hasta el día en que Él haga la cosecha, y meta el trigo en los graneros y queme la mala hierba en el horno.
27/01/20 8:32 PM
  
Egomet
Traducir "paîs" por amante carece de todo sentido. Vendría a ser como si, del hecho de que en nuestra cultura no fuera demasiado extraño que un amo abusara de una chica joven del servicio o la tuviera como amante, decidiéramos traducir en un texto del s. XIX "sirvienta" o "criada" por "querida". Así, porque sí; dándonos además de expertos en "cultura" hispana.

Cuando cualquier lector griego lee que el oficial llama "muchacho" al enfermo, lo primero que piensa es que es un esclavo o liberto que vive como cliente en su casa. Una figura perfectamente normal en una sociedad basada en la esclavitud o las redes clientelares. La supuesta relación sexual no se deduce de ningún sitio. Es pura inventiva. Y tiene que ver con prejuicios que ya ha desmontado don Javier Olivera, según los cuales en todo el mundo greco-latino las relaciones sodomitas eran lo normal.

Podría suceder que tuvieran una relación sexual. Pero nada en el texto lo indica; es más, por el contexto resultaría extraño ya que, como dice un comentarista, difícilmente iba a tener un trato tan favorable por parte de los judíos si ellos conocieran que tenía este tipo de relaciones.

La inventiva de Ariel (y Pakaza y cía) no tiene límites. He ojeado su artículo y dice, por ejemplo, que de 26 veces que Mateo usa "paîs" nunca tiene el sentido de "hijo", para desechar esa traducción. No dice, sin embargo, cuántas veces lo usa con el sentido de "amante". Sospecho que ninguna tampoco.
27/01/20 10:59 PM
  
Todo cambió... pero aseguran que nada ha cambiado.
Felicitaciones por el Post.! Muy enriquecedor, me parece la esplicación de JORDI, y sobretodo el bautizo que el post les hace a los tales:
"la interpretación de estos “porno-teólogos”, como los llamó Cornelio Fabro; los que, o en defensa propia o en defensa de un plan mundial, intentan leernos la Biblia como los protestantes, es decir, fuera de la Tradición de la Iglesia."
Yo lo resumo, como diría mi abuelita: "estiran tanto la cobija, hasta alcanzar a tapar lo que quieren". Es obvio, que es lo que estamos viendo con estas bellezas, que ya llevan casi una centuria... por lo cual se me ocurrió contestarle a alguien que me llamaba de Cristo-Visión en Colombia, que no iba a continuar apoyando económicamente porque prefería apoyar a La Divina Misericordia con mi humilde contribución mensual... Toda vez que quedé horrorizada al ver en TV la Preparación a Primera Comunión por un Cura que les decía a los niños: LO IMPORTANTE ES LA COMUNIDAD... y nada de La Eucaristía, ni de la vida divina, del Alimento de Ángeles, Divino Maná... nada de eso que nos hizo vibrar hace unos setenta años cuando nos prepararon... " Ya llegó la fecha... " cantábamos. Prefiero lo antiguo y seguro.
Pero si el obispo suramericano ( Perú?) dijo que no perdieran horas frente al Sagrario... que Lo importante es LA COMUNIDAD...???
27/01/20 11:16 PM
  
Esther Luna ibarz
SOLO diré que es una OBSESION obseebarvla REALIDAD SÓLO DESDE EL ASPECTO SEXUAL.
El que ha de esto es un ENFERMO para el. que en la vida humana SÓLO IMPORTA EL SEXO, , es la misma PER VERSION.del ser humano,; ignorando o dwspreciando, lo cual es mucho mas grave que el hombre wsta destinado a un FIN SOBRENATURAL, como hijo de DIOS..

PATÉTICO .



28/01/20 3:34 AM
  
Sancho
Ese centurión apreciaba mucho el judaísmo y debía conocer sus leyes, y también que muchos judíos no entraban en las casas de los paganos para no contaminarse: "Desde la casa de Caifás llevaron a Jesús al pretorio. Era de madrugada. Pero ellos no entraron en el pretorio, para no contaminarse y poder así participar en la comida de Pascua" (Jn 18, 28-29); por eso es perverso aventurar de sus humildes palabras que practicara la sodomía, y ya es diabólico que eso se haga para intentar justificar un pecado que el mismo Dios llamó abominable y mandó castigar con la muerte: "Y el Señor dijo a Moisés: Tú les dirás a los israelitas:
Si un hombre se acuesta con otro hombre como si fuera una mujer, los dos cometen una cosa abominable; por eso serán castigados con la muerte y su sangre caerá sobre ellos" (Lv 20, 13).

Quienes se atreven a enseñar esa monstruosidad son hijos del demonio, y se están rebelando contra Dios. ¿Acaso no han leído también que el mismo Jesús recomendó hacerse eunuco, no casarse, por el reino de Dios; que "cualquier otro pecado cometido por el hombre es exterior a su cuerpo, pero el que fornica peca contra su propio cuerpo"; "que sus cuerpos son templo del Espíritu Santo", y que "si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él. Porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo"? (cf. Mt, 19, 12; 1 Cor 3, 17; 6, 18-19).

"La voluntad de Dios es que sean santos, que se abstengan del pecado carnal, que cada uno sepa usar de su cuerpo con santidad y respeto, sin dejarse arrastrar por los malos deseos, como hacen los paganos que no conocen a Dios. Que nadie se atreva a perjudicar ni a dañar en esto a su hermano, porque el Señor hará justicia por todas estas cosas, como ya se lo hemos dicho y atestiguado. Dios, en efecto, no nos llamó a la impureza, sino a la santidad. Por eso, el que desprecia estas normas, no desprecia a un hombre, sino a Dios, a ese Dios que les ha dado su Espíritu Santo" (1 Tes 4, 3-8).
28/01/20 3:56 AM
  
carmelo
habria que pregutarle al mencionado Ariel alvarez, segun su "fuente y espiritualidad" como traduciría Mateo 12:18 del texto del profeta isaias cuando se refiere a Jesús como: "Idou ho pais mou?.
Que clase de relación afectiva tendría pensado, o suguoere el Profeta inspirado por el E.S. cuando escribio "pais".
Todo esto de verdad debe pasar para que se puedan ver los que antes estaba oculto y en esto si agradesco todo es "progresismo y marxsismo reinante" que ya uno sabe contra que y quienes esta lidiando.
28/01/20 6:07 AM
  
Vladimir
Si hacer exegesis consiste en suponer, supongamos que la mitad de los Apóstoles eran gay y que aún así Jesús los reclutó, para mostrar que El no discrimina ni censura esa forma de vida.
Con exegetas así, mejor me quedo con las interpretaciones de mi abuelita.
28/01/20 3:37 PM
  
Marcelo
No comprendo el porqué si miro a una mujer y la deseo cometo adulterio en mí corazón, pero ?si veo a un muchacho y tengo deseos contra natura no? Es un argumento típico de los rabinos , pues si no condena jesús el Homosexualismo, por consiguiente puedo practicarlo. Así también podría tomar cocaína pues no la nombra en ningún evangelio. Tradición rabinica o luterana, pero no tradición Católica. Son pensamientos que tuve al leer. Disculpen pero no soy docto y puedo tener errores. Sigamos Fieles al Señor.
-----------
Mirar con deseos a un varón no es adulterio, es homosexualidad, otro pecado distinto, pero siempre un tipo de pecado grave contra la templanza (condenado por Jesús en más de una oportunidad, vgr., en Mt. 15,19).

Tampoco condena la coprofagia o la pedofilia, o el canibalismo, pero no por eso debe entenderse que sean cosas lícitas.
Dios lo guarde. PJOR

28/01/20 4:49 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.