Jesús el judío, no el protestante

Pocos escritores hay en España, y yo diría que en el mundo, con una capacidad semejante a la de César Vidal a la hora de escribir todo tipo de libros. No tengo ni idea de cuántas obras suyas hay en el mercado, entre otras razones porque habrá bastantes descatalogadas, pero si me dicen que ya le han publicado más de ciento cincuenta, no me parecería una exageración. Libros de Historia, de teología -protestante-, novelas históricas, cuentos para niños, ensayos, su campo de actuación es muy amplio.

Uno de sus últimos libros, nunca se puede decir el último porque lo más probable es que haya sacado otro hace unas cuantas horas, es “Jesús, el judío". Ni lo tengo ni, por tanto, me lo he leído, aunque viendo cómo lo describe el propio autor, tengo la sensación de que no me mucho encontraré material nuevo que no haya aparecido, de forma dispersa, en otras obras suyas en las que ha tratado, siquiera indirectamente, al protagonista de este libro. Ahora bien, lo que sí he leído es la reseña que en Libertad Digital ha escrito Lorenzo Ramírez y que se titula “La Verdad os hará libres”. Y en dicha reseña se encuentra un párrafo muy significativo:

El arrepentimiento y la Fe en Cristo son compromisos suficientes para lograr la salvación. Las obras no son determinantes, sino la recepción de Jesús y de su mensaje sin reparos, un enfoque que después desarrollaría Pablo de Tarso y que permitiría a los gentiles celebrar la llegada del Reino y ser, por primera vez en la historia, totalmente dichosos.

Supongo que don Lorenzo se hace eco de la visión que César Vidal hace de la cuestión de la salvación en su libro. Y claro, como no podía ser de otra manera, nos encontramos ante la exposición de la herejía solafideísta, que ni tiene base en la Escritura ni muchísimo menos en los evangelios, que recogen directamente la predicación de Cristo.

Vamos a partir de un hecho innegable. Somos salvos por gracia. Como bien dijo Trento “si alguno dijere que el hombre puede justificarse delante de Dios por sus obras que se realizan por las fuerzas de la humana naturaleza o por la doctrina de la Ley, sin la gracia divina por Cristo Jesús, sea anatema“. No sólo eso, aquel concilio que tanto detestan los progres de hoy, explicó que “somos justificados por la fe, porque “la fe es el principio de la humana salvación, el fundamento y raíz de toda justificación; sin ella es imposible agradar a Dios (Hebr 11, 6) y llegar al consorcio de sus hijos; y se dice que somos justificados gratuitamente, porque nada de aquello que precede a la justificación, sea la fe, sean las obras, merece la gracia misma de la justificación; porque si es gracia, ya no es por las obras; de otro modo (como dice el mismo Apóstol) la gracia ya no es gracia“.

Pero una cosa es decir que somos salvos por gracia, por medio de la fe, y otra que las obras no son determinantes. La Escritura es clara: la fe sin obras no salva (Stg 2,17) y el hombre es justificado por sus obras y no solamente por su fe (Stg 2,24). Pero vayamos a lo que el propio Cristo dice sobre la importancia de las obras. Fue precisamente Él quien dijo que no bastaba con recibir y aceptar su mensaje:

Aquel, pues, que escucha mis palabras y las pone por obra, será como el varón prudente, que edifica su casa sobre roca. Cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y dieron sobre la casa, pero no cayó. Pero el que me oye estas palabras y no las pone por obra, será semejante al necio, que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y dieron sobre la casa, y cayó con gran ruina. (Mt 7,24-27)

¿De qué nos vale aceptar el mensaje de Cristo si no lo ponemos por obra? ¿cómo no van a ser las obras determinantes? No sólo eso, veamos lo que el Señor dijo respecto a la vida venidera:

No os maravilléis de esto, porque llega la hora en que cuantos están en los sepulcros oirán su voz y saldrán: los que han obrado el bien, para la resurrección de la vida, y los que han obrado el mal, para la resurrección del juicio. (Juan 5,28-29)

¿Y bien? ¿en qué lugar queda el solafideísmo ante el testimonio de las palabras de Cristo? Es más, tanto César Vidal como el resto de protestantes evangélicos (los liberales son otra cosa), creen los mensajes a las iglesias que recoge el libro del Apocalipsis son de Cristo. Repasemos esas enseñanzas:

… Considera, pues, de dónde has caído, y arrepiéntete, y practica las obras primeras; si no, vendré a ti y removeré tu candelero de su lugar si no te arrepientes. (Ap 2,5)

… y conocerán todas las iglesias que yo soy el que escudriña las entrañas y los corazones, y que os daré a cada uno según vuestras obras. (Ap 2,23)

Conozco tus obras y que tienes nombre de vivo, pero estás muerto. Estáte alerta y consolida lo demás, que está para morir, pues no he hallado perfectas tus obras en la presencia de mi Dios. Por tanto, acuérdate de lo que has recibido y has escuchado, y guárdalo y arrepiéntete.
(Ap 3,1-3)

Conozco tus obras y que no eres ni frío ni caliente. Ojalá fueras frío o caliente, mas porque eres tibio y no eres caliente ni frío, estoy para vomitarte de mi boca. (Ap 3,15-16)

¿Cómo encaja todo eso con la idea de que las obras no son determinantes para la salvación? Sencilla y llanamente, no encaja. El solafideísmo se da de tortas con las enseñanzas de Cristo. Y por tanto, cualquier interpretación que se haya de hacer sobre los escritos de San Pablo, ha de tener en cuenta que no pueden oponerse a la clara, nítida y rotunda enseñanza del Salvador. Al fin y al cabo, ya dijo san Pedro:

creed que la paciencia del Señor es para nuestra salud, según que nuestro amado hermano Pablo os escribió conforme a la sabiduría que a él le fue concedida. Es lo mismo que hablando de esto enseña en todas sus epístolas, en las cuales hay algunos puntos de difícil inteligencia, que hombres indoctos e inconstantes pervierten, no menos que las demás Escrituras, para su propia perdición. Vosotros, pues, amados, que de antemano sois avisados, estad alerta, no sea que, dejándoos llevar del error de los libertinos, vengáis a decaer en vuestra firmeza. (2ª Ped 3,15-17).

Es también Pedro quien nos dice lo que hay que añadir a la fe:

Por esta misma razón, poned el mayor empeño en añadir a vuestra fe la virtud, a la virtud el conocimiento, al conocimiento la templanza, a la templanza la tenacidad, a la tenacidad la piedad, a la piedad el amor fraterno, al amor fraterno la caridad. Pues si tenéis estas cosas y las tenéis en abundancia, no os dejarán inactivos ni estériles para el conocimiento perfecto de nuestro Señor Jesucristo” (2ª Pe 1,5-8).

Por tanto, hermano católico que lees libros sobre Cristo escritos por protestantes donde, como es lógico, encuentras mucha verdad, más te vale que estés atento a que no te den gato por liebre en lo relacionado con la salvación. Recuerda que eres salvo por gracia, pero también que “el Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti” (San Agustín). Entiende que no está en ti el hacer el bien -por tanto, no te gloríes de nada que hagas- sino que la gracia de Dios te capacita para hacerlo, de tal manera que incluso el deseo de agradar a Dios no es fruto de tu mera voluntad, sino de la obra de la gracia de Dios en ella: “… pues Dios es quien obra en vosotros el querer y el obrar, como bien le parece” (Fil 2,13). No caigas en el error pelagiano (ver 1 y 2). Huye del semipelagianismo como gato escaldado del agua fría (ver 1, 2 y 3). Y, sobre todo, apártate del solafideísmo que, como enseñó la Iglesia en Trento: “si alguno dijere que el impío se justifica por la sola fe, de modo que entienda no requerirse nada más con que coopere a conseguir la gracia de la justificación y que por parte alguna es necesario que se prepare y disponga por el movimiento de su voluntad, sea anatema“.

Luis Fernando Pérez

164 comentarios

  
Norberto
LF

Yo también leí la reseña, y deduje lo mismo: más Sola Fide, en este caso lo que menos me ha gustado es que insista tanto en que se trata de un libro de Historia,y, no de teología, pero la reseña, supongo, como es natural, aprobada por el autor, es un cúmulo de afirmaciones teológicas.

Es más eso de que no se entiende a Jesús sin su judaísmo, me parece un paso atrás en la trayectoria de C. Vidal, si algo tiene el mensaje de Jesús y su explicación por parte de S. Pablo, es que a partir de la Resurrección del Señor , "ya no hay griego ni judío...".

Categorizar, pues, a Jesús como judío supone una rebaja que ni las de los grandes almacenes; no me parece un acierto, y, mira que lo siento, porque no hay apologista, protestante, más difusor del cristianismo que C. Vidal, pero esta vez me ha decepcionado.

--

LF:
Bueno, yo entiendo que la idea de Jesús como judío, aparte de que históricamente es cierta, busca apuntar al hecho de que el cristianismo no surge de la nada sino que está enraizado en el judaísmo veterotestamentario.
13/02/10 12:22 PM
  
Lux mundi
Yo de verdad, lo prometo LF, que no pretendo sacarle punta a todo y cuando no te metes en teología incluso me gusta lo que dices, pero es que cada vez que haces una incursión en lo teológico...Vamos a ver, que de una sóla frase, sacado de una recensión, sin haber leído el libro, ya digas solemnemente: estamos ante la herejia solafideista. Ahí es nada. De ese párrafo en cuestión yo dedujo: hombre pues si, las solas obras no son determinantes puesto que salvar sólo salva el Señor Jesús, ahora bien, vamos a ver como lo articulo esto en el resto del libro. Eso es lo que yo diría pero nada más. Por cierto, te recomiendo que leas además de Trento la declaración conjunta sobre la justificación de Luteranos e Iglesia Católica. Estoy seguro de que te sorprenderá.

http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/documents/rc_pc_chrstuni_doc_31101999_cath-luth-joint-declaration_sp.html

---

LF:
Lux Mundi, César Vidal no acepta esa declaración conjunta. De hecho, no la aceptan la inmensa mayoría de los protestantes evangélicos. Es más, un sector muy importante del luteranismo, iglesia nacional luterana danesa incluida, tampoco la acepta. E incluso me aventuro a asegurar que ni Lutero ni Melanchton (este quizás con menos énfasis) la habrían aceptado. Así que como ya me la he leído varias veces, sin que me haya producido sorpresa alguna, no tengo intención de volverla a leer. No me aporta nada de cara a tratar con los solafideístas "pata negra". Y de hecho, conozco lo suficiente a César Vidal y su pensamiento teológico como para saber que es solafideísta.

Cada vez que hago una incursión en lo teológico, soy fiel a la enseñanza de la Iglesia. Y quien diga lo contrario, que lo demuestre. Por otra parte, aunque, por la gracia de Dios, tengo bastantes más conocimientos teológicos que el "católico medio", no pretendo ser teólogo. Soy más bien apologeta y epígono. Me basta con que me entienda tanto el lector poco catequizado como el bien catequizado. No escribo para élites teológicas. Escribo para el católico que intenta ser fiel al magisterio y para que los no católicos entiendan los argumentos de nuestra fe.
13/02/10 12:36 PM
  
Yolanda
Lux Mundi:

es que eso se podría decir sin siquiera leer la reseña: César Vidal es un hereje y punto. Que resulte simpático a muchos conservadores no lo hace menos hereje.
13/02/10 12:40 PM
  
Crispal
Luis Fernando, y ¿cómo justifican los protestantes, grandes conocedores de la Biblia, los párrafos que mencionas? Porque, evidentemente, los leerán como nosotros los católicos pero no les darán relevancia ¿no?. Si para convencerles bastara con exponer dichos pasajes entonces supongo que no habría protestantes.

LF:
Obviamente, usan argumentos para "opacar" la clara enseñanzas de esos versículos. Sus argumentos suelen partir de una serie de versículos de las epístolas de San Pablo, que interpretan de forma errónea. Eso no es nuevo. Los arrianos también tenían su lista de versículos para negar que Cristo fuera Dios como el Padre es Dios.
Yo me conozco todos los argumentos protestantes para justificar su solafideísmo. Los mantuve durante años. Pero Dios fue bueno conmigo y no me permitió seguir en el error. Ante la duda, la solución es fácil: ¿Qué dice la Iglesia, columna y baluarte de la verdad? Ahí está la respuesta.
13/02/10 12:41 PM
  
Lux mundi
Yolanda lee la encíclica Ut unum sint de Juan Pablo II acerca del ecumenismo. Que sea él, y la doctrina de la Iglesia Católica, los que te contesten. Te propongo que compares como Juan Pablo II propone a toda la Iglesia que hemos de referirnos a los protestantes y como lo haces tú.

LF:
No sé si Yolanda se ha leído la encíclica Ut unum sint. Yo sí. Y no he encontrado que en la misma diga nada sobre que no hay que rechazar el solafideísmo protestante. Quizás tú sepas señalarnos en qué punto de dicha encíclica se llama a los católicos a no defender su fe de los errores y las herejías. Otra cosa es que debamos hacerlo con caridad.

Es más, este párrafo de dicha encíclica es MUY significativo:
No se trata en este contexto de modificar el depósito de la fe, de cambiar el significado de los dogmas, de suprimir en ellos palabras esenciales, de adaptar la verdad a los gustos de una época, de quitar ciertos artículos del Credo con el falso pretexto de que ya no son comprensibles hoy. La unidad querida por Dios sólo se puede realizar en la adhesión común al contenido íntegro de la fe revelada. En materia de fe, una solución de compromiso está en contradicción con Dios que es la Verdad. En el Cuerpo de Cristo que es « camino, verdad y vida » (Jn 14, 6), ¿quién consideraría legítima una reconciliación lograda a costa de la verdad? La Declaración conciliar sobre la libertad religiosa Dignitatis humanae atribuye a la dignidad humana la búsqueda de la verdad, « sobre todo en lo que se refiere a Dios y a su Iglesia »,33 y la adhesión a sus exigencias. Por tanto, un « estar juntos » que traicionase la verdad estaría en oposición con la naturaleza de Dios que ofrece su comunión, y con la exigencia de verdad que está en lo más profundo de cada corazón humano.

Pues eso.
13/02/10 12:46 PM
  
Antonio
"El solafideísmo se da de tortas con las enseñanzas de Cristo".

Quizá porque no me lo esperaba dicho así, pero la frase - con la que estoy 100% de acuerdo - me ha hecho morir de la risa. Prometo usarla cada vez que tenga oportunidad.
13/02/10 12:58 PM
  
Yolanda
No, no, Lux Mundi, no te equivoques. No tengo que releerme nada. Entiendo lo que dices. Pero vamos, lo que quiero decir yo es que César Vidal es protestante porque le da la gana de serlo, y está tan feliz con ello. Lo de "hereje" lo digo por simplificar, no como vituperio; y porque es una palabra muy usada en este portal, gastada y desgastada para referirse a católicos, a católicos que dicen y poroclaman su catolicismo (equivocado tal vez)... ¡cuánto más a quien no le importa serlo y vive de ello, además!
13/02/10 1:00 PM
  
Lux mundi
Sobre Lutero y Melanchton sólo es especulación pues no lo podemos saber, en cualquier caso, como bien sabrás, Lutero en un principio no pretendia de ninguna manera separarse de Roma. Es, como dice el Concilio, una historia de desencuentros por ambas partes. Con respecto a la declaración es cierto que hubo un sector del luteranismo que no lo vio con buenos ojos, prueba de ello es el libro de Jüngel, pero no menos cierto es que la mayoria de aquellos que un principio dijeron que no hoy aceptan la declaración. No obstante no deja de ser una declaración entre la Iglesia Católica y la Iglesia Luterana Alemana. Más que su valor normativo, que no lo tiene, es un testimonio de que en las divisiones hay mucho (pero no todo, hay diferencias reales e incuestionables, eso es evidente) de malos entendidos lingüísticos e históricos.
Sobre Cesar Vidal tiene usted, LF, toda la razón, yo no le conozco como autor y usted sabrá más de sus tendencias e inclinaciones teológicas.
Por último estoy de acuerdo en la diferencia entre el apologeta y el teólogo profesional. De nuevo tiene razón pero me reconocerá que dominar teológicamente un tema dará mayor fuerza a su esfuerzo apologeta.

LF:
Hombre, yo creo que basta leer a Lutero para entender que su solafideísmo se hizo tan extremo que llegó a decir auténticas barbaridades, cercanas al antinomianismo. Que en el siglo XVI hubo mal entendidos no lo niego. Más bien diría que hubo una ausencia de intención de ponerse de acuerdo sobre muchas cosas, aunque me huelo que aquello fue más por causas políticas que religiosas. En todo caso, el catolicismo y el protestantismo se diferencian por mucho más que meros mal entendidos. Ni comparten la misma fuente de Revelación -ni siquiera tienen la misma Biblia-, ni comparten la misma forma de entender la Iglesia. Y eso, me temo, no va a variar por mucho que dialoguemos. Pero el tiempo dará o quitará razones.
13/02/10 1:03 PM
  
Lux mundi
Si, si LF, si me refería al término de hereje, como Yolanda ha entedido y me ha contestado amablemente. Sólo me refiero a que Ut unum sint habla de hermanos y reconoce que fuera de la Iglesia Católica no hay vacío eclesial (13c) y por tanto hay bienes de salvación y de verdad en las Comunidades separadas (el 10, el 15,...) si bien es en la Iglesia Católica donde se dan en su plenitud.

LF:
Fíjese si estoy convencido de que hay bienes de salvación y verdad en las comunidades separadas, que una de ellas fue instrumento para sacarme de la basura del esoterismo y devolverme a la senda de Cristo. Pero tan cierto como eso, lo es que sólo en la Iglesia Católica están todos los tesoros y la gracia para alcanzar la salvación. Y quien sabe eso y aun así permanece fuera de la Iglesia, no puede ser salvo. Quien lo ignora culposamente, es decir, no por ignorancia invencible, quizás pueda salvarse. En lo que a mí respecta, intento ayudar a superar a los protestantes cualquier ignorancia sobre la fe católica, que es la fe que ha sido transmitida a los santos de una vez para siempre (Judas 3).
13/02/10 1:07 PM
  
Hermenegildo
Yo no entiendo una Fe sin obras. Creo que puede llevar a la doble vida: creo en una cosa pero hago otra distinta, ¿qué sentido tiene eso?
El caso es que los protestantes evangélicos dan mucha importancia a la moral; luego las obras también son muy importantes; si no importaran, ¿para qué queremos una moral?
13/02/10 1:20 PM
  
César Fuentes
Pues yo sí me he leído el libro, y lo de la Sola Fide es nada comparado con los ataques que hace a la Iglesia en la conclusión(pags. 246-249). Y aunque aparentemente se trata de historia,desmenuzando textos evangélicos,no se ahorra interpretaciones erróneas,y vuelve a cargar contra la Iglesia.

LF:
O sea, es el clásico protestante evangélico. Nihil novum sub sole.
13/02/10 1:20 PM
  
Hermenegildo
Luis Fernando: si los protestantes evangélicos consideran que las obras no nos sirven para la salvación, ¿por qué dan tanta importancia a la moral? El puritanismo ha sido un fenónemo protestante, no católico.

LF:
Yo creo que es una contrarreacción que busca huir del antinomianismo que podría desprenderse de un solafideísmo radical. Lo "gracioso" del caso es que el puritanismo a veces deriva en una judaización que se acerca muy mucho a la idea de una justificación por obras.
13/02/10 1:28 PM
  
pablo
Cristo murio y resucito para darnos una vida nueva en El y para El. Esto es el centro del evangelio.
Esos dos requisitos van unidos y no se pueden separar.
Vosotros sabreis mas que yo sobre esto. Puede que unos le den mas importancia "en El" y otros se la den "para El", pero para no mutilar el evangelio la verdad es que van unidos.
Y despues de tantos siglos como ya ha pasado yo creía que esta verdad ya era asumida por todas las corrientes cristianas.
Un saludo a todos.

LF:
¿Y eso qué tiene que ver con lo que estamos tratando en este post?
13/02/10 3:26 PM
  
te rondré morema
Leyendo a Lux Mundi uno aprecia los frutos del ecumenismo: los protestanates siguen siendo protestantes y algunos católicos se protestantizan.
13/02/10 3:32 PM
  
pablo
LF. Que "en El" es la fe y "para El" son las obras. Pero ambas son frutos del Señor en nuestras vidas. Que no se pueden separar y yo creía que esto lo tenían asumido todos los cristianos.
Y me parece volver al pasado cuando algunos señores se empeñan en seguir atacando a la Iglesia Católica.
Y volver con la lucha entre la fe sola o la fe con obras que debería estar ya superada.
13/02/10 3:55 PM
  
Lux mundi
te rondré morema, será que Juan Pablo II estuvo muy protestante.
13/02/10 4:06 PM
  
Yolanda
los ataques que hace a la Iglesia en la conclusión(pags. 246-249)

________________

Pues claro. Yo no lo he leído, ni creo que lo haga. Pero, ¿cabe esperar otra cosa?
13/02/10 4:44 PM
  
Epicteto
En la página 202 del libro " Jesús, el judío" de César Vidal, que tengo delante de mi, escribe el autor. " Para millones de personas, la Últina Cena fue fundamentalmente el marco en el que Jesús instituyó un sacramento. Semejante afirmación resulta gravemente errónea, aunque sólo sea porque está empañada por una teología posterior en varios siglos al propio Jesús.
Para César Vidal, Jesús celebró solamente la Pascua judía, pero en su bendición con acción de gracias ( Eucaristia. " Haced esto en memoria mía ") y fracción del pan ( que celebraba ya, y naturalmente después de la Resurreción, la primera comunidad cristiana de Apóstoles directos de Cristo, incluido Pedro. Hechos de los Apóstoles ) y al elevar la Copa de vino transformada en su propia y redentora sangre,
ESTO NO ES EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTIA.
La Eucaristia, como para todos los evangélicos es un puro símbolo; no el cuerpo y la sangre del Cristo.

Un libro interesante en algunos conceptos y bien documentado, pero muy errado teológicamente desde la verdadera fe de la Iglesia de Jesucristo, la fe de la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana.
" la fe sin obras es fe muerta " (Stgo. 2, 14-26).


Saludos cordiales.

---

LF:
Escribe César:
Semejante afirmación resulta gravemente errónea, aunque sólo sea porque está empañada por una teología posterior en varios siglos al propio Jesús.

Escribo yo:
Así que es una afirmación errónea empaña por una teología posterior en varios siglos al propio Jesús, ¿verdad?

La verdad es otra. San Justino Mártir, escribía esto apenas un siglo después de la muerte y resurrección de nuestro Señor:

Apología I

Terminadas las oraciones, nos damos mutuamente el ósculo de paz. Luego, al que preside a los hermanos, se le ofrece pan y un vaso de agua y vino, y tomándolos él tributa alabanzas y gloria al Padre del universo por el nombre de su Hijo y por el Espíritu Santo, y pronuncia una larga acción de gracias, por habernos concedido esos dones que de Él nos vienen. Y cuando el presidente ha terminado las oraciones y la acción de gracias, todo el pueblo presente aclama diciendo: Amén.
“Amén”, en hebreo, quiere decir “así sea.”

Y una vez que el presidente ha dado gracias y aclamado todo el pueblo, los que entre nosotros se llaman “ministros” o diáconos, dan a cada uno de los asistentes parte del pan y del vino y del agua sobre que se dijo la acción de gracias y lo llevan a los ausentes.

Y este alimento se llama entre nosotros “Eucaristía”, de la que a nadie le es lícito participar, sino al que cree verdaderamente nuestras enseñanzas y se ha lavado en el baño que da la remisión de los pecados y la regeneración, y vive conforme a lo que Cristo nos enseñó.

Porque no tomamos estas cosas como pan común ni bebida ordinaria, sino que, a la manera que Jesucristo, nuestro Salvador, hecho carne por virtud del Verbo de Dios, tuvo carne y sangre por nuestra salvación; así se nos ha enseñado que por virtud de la oración al Verbo que Dios procede, el alimento sobre que fue dicha la acción de gracias –alimento del que, por transformación, se nutren nuestra sangre y nuestras carnes- es la carne y la sangre de Aquel mismo Jesús encarnado.

Y es así que los Apóstoles en los Recuerdos, por ellos escritos, que se llaman Evangelios, nos transmitieron que así les fue a ellos mandado, cuando Jesús, tomando el pan y dando gracias, dijo: Haced esto en memoria mía, éste es mi cuerpo. E igualmente, tomando el cáliz y dando gracias, dijo: Esta es mi sangre, y que sólo a ellos les dio parte.

El día que se llama del sol se celebra una reunión de todos los que moran en las ciudades o en los campos, y allí se leen, en cuanto el tiempo lo permite, los Recuerdos de los Apóstoles o los escritos de los profetas. Luego, cuando el lector termina, el presidente, de palabra, hace una exhortación e invitación a que imitemos estos bellos ejemplos.

Seguidamente, nos levantamos todos a una y elevamos nuestras preces, y éstas terminadas, como ya dijimos, se ofrece pan y vino y agua, y el presidente, según sus fuerzas, hace igualmente subir a Dios sus preces y acciones de gracias y todo el pueblo exclama diciendo “amén”. Ahora viene la distribución y participación, que se hace a cada uno, de los alimentos consagrados por la acción de gracias y su envío por medio de los diáconos a los ausentes.


Hale, a callar.

De todas formas, ni siquiera haría falta recurrir a los padres de la Iglesia. El propio San Pablo DESMIENTE que la Eucaristía sera MERO SÍMBOLO.

1ª Cor 10, 16.
La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

Los protestantes, salvo los luteranos y algunos anglicanos, responden NO a esas preguntas. Y se quedan tan anchos, oye.

Más aún.

1ª Cor 11,23-29
Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.
De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí.

¿Mero símbolo? O sea, comulgar indignamente con el cuerpo y la sangre de Cristo acarrea ser culpado del cuerpo y de la sangre de Cristo... ¿y va a ser eso mero símbolo?

En fin...

¿Alguna otra herejía o mentira protestante más en ese libro?
13/02/10 5:02 PM
  
Norberto
" la fe sin obras es fe muerta " (Stgo. 2, 14-26).

Epicteto
No se canse, ellos han eliminado de su Biblia la carta de Santiago, y se han quedado tan tranquilos.
13/02/10 5:22 PM
  
Lux mundi
Incluso, LF, puede citar la Didajé o la Enseñanza de los Doce Apóstoles, unos años anterior a San Justino y que se refiere explicitamente a la Eucaristía. Incluso el mismo Evangelio de Juan, en el capítulo 6: comer su carne, beber su sangre es una clara referencia eucaristica.

LF:
Sí, pero la Didajé, aunque da testimonio de la santidad de la Eucaristía (lo cual se lleva mal con lo de "mero símbolo") no entra en qué se convierten la copa y el pan eucaristizados:

En lo concerniente a la eucaristía, dad gracias de esta manera. Al tomar la copa, decid:

«Te damos gracias, oh Padre nuestro, por la santa viña de David, tu siervo, que nos ha dado a conocer por Jesús, tu servidor. A tí sea la gloria por los siglos de los siglos.»

Y después del partimiento del pan, decid:

«¡Padre nuestro! Te damos gracias por la vida y por el conocimiento que nos has revelado por tu siervo, Jesús. ¡A Tí sea la gloria por los siglos de los siglos! De la misma manera que este pan que partimos, estaba esparcido por las altas colinas, y ha sido juntado, te suplicamos, que de todas las extremidades de la tierra, reunas a ti Iglesia en tu reino, porque te pertenece la gloria y el poder (que ejerces) por Jesucristo, en los siglos de los siglos.»

Que nadie coma ni bebe de esta eucaristía, sin haber sido antes bautizado en el nombre del Señor; puesto que el mismo dice sobre el particular: «No deis lo santo a los perros.»


Es san Ignacio de Antioquía, que recibió el evangelio de labios de los apóstoles y de hecho fue ordenado por ellos, quien deja bien clarito lo que creían al respecto los cristianos del primer siglo:

A los Romanos:
Deseo el pan de Dios, que es la carne de Cristo, que era del linaje de David; y por bebida deseo su sangre, que es amor incorruptible.

A los Esmirneanos:
Pero observad bien a los que sostienen doctrina extraña respecto a la gracia de Jesucristo que vino a vosotros, que éstos son contrarios a la mente de Dios. No les importa el amor, ni la viuda, ni el huérfano, ni el afligido, ni el preso, ni el hambriento o el sediento. Se abstienen de la eucaristía (acción de gracias) y de la oración, porque ellos no admiten que la eucaristía sea la carne de nuestro Salvador Jesucristo, cuya carne sufrió por nuestros pecados, y a quien el Padre resucitó por su bondad.
13/02/10 5:26 PM
  
vicente pou
Me parece increíble que un señor tan leído y tan estudioso de las Escrituras además de supuestamente versado en teología como César Vidal utilice en su último libro aseveraciones tan falaces como esa a la que alude Epicteto sobre la Eucaristía. ¿Desconoce por ventura los versículos que ha citado Luis Fernando? ¿Ha leído el capítulo 6 del evangelio de San Juan? ¿No sabe que en la Didajé se alude a la Eucaristía como sacrificio? ¿Ignora que Ignacio de Antioquía, que vivió antes que San Justino, dice que "la Eucaristía es la Carne de Cristo, la misma que padeció por nuestros pecados"? Si sabe todo esto, ¿por qué habla del sacramento de la Eucaristía como de una teología errónea posterior en varios siglos a Jesús?

Sólo hay tres posibles respuestas: o ignora, o miente, o malinterpreta de manera penosa.Por eso me cuesta mucho fiarme de él en cualquier tema, porque en el teológico demuestra una gran falta de rigor y hace afirmaciones gratuitas fácilmente desmontables a poco que se ponga uno a investigar lo que dice.

Para teología errónea posterior en varios siglos (esa sí), la de Lutero, que eliminó la Carta de Santiago porque era un misil en la línea de flotación de su su "sola fide".

Vidal y cía caen de lleno en aquellos que "se echaron atrás" (Jn. 6,66), cuando oyeron el discurso del Pan de Vida. ¡Qué equivocados están!. Esperemos, al menos, que lo estén de buena fe. Yo pido para que el Espíritu Santo, el Espíritu de la Verdad, los conduzca a comprender algún día que la Iglesia docente es "columna y fundamento de la verdad" (1 Tm. 3,15)

PAX CHRISTI,
13/02/10 6:20 PM
  
Hermenegildo
Luis Fernando: ¿la Biblia protestante no incluye la Carta de Santiago?
Por cierto, ¿qué te parece las declaraciones del religioso camilo en Religión Digital, en las que afirma que la desconexión de Eluana Englaro e Inmaculada Echevarría era éticamente correcta?

LF:
Sí, la Biblia protestante incluye la única carta de Santiago. Pero Lutero la llamó epístola de paja. Y Calvino creo que no la comentó jamás. Lógico.
Lo del camilo ese es una muestra más de la descomposición de la Iglesia por el lado de las órdenes religiosas. Pero mientras Roma no ponga orden de una vez por todas, asístiremos a espectáculos como el de esas declaraciones.. Los que somos fieles al magisterio, mientras, ajo y agua.
13/02/10 6:39 PM
  
Epiceto
Me preguntáis:

¿Alguna otra herejía o mentira protestante más en ese libro?.

Prácticamente, solo llevo dos días leyendo y despacio, pues tengo muchas ocupaciones.

Ya os contaré, pues lo " leo con lupa " y mucho cuidado religioso,
aunque César Vidal debo reconocer me gusta como escribe ( es muy culto ) y cuando habla en Es. Radio,
en " la noche de César " a las 8 de la tarde.

Le encuentro noble y sincero, y " a su manera evángelica " buen cristiano, aunque con enormes errores teológicos desde mi querida fe católica.
Respeto sus creencias, y rezo por él.
A ver si tenemos suerte ecuménica y muy pronto todos los cristianos somo UNO, como le pedía Jesús al Padre. " Que todos sean UNO ". Benedicto XVI, está luchando mucho por conseguirlo y toda la santa Iglesia y los católicos detrás.

Rezemos mucho por ellos, por los hermanos cristianos separados.

Saludos cordiales.

LF:
Sincero es, eso no lo dudo. Como la práctica totalidad de los protestantes evangélicos.
13/02/10 7:03 PM
Luis Fernando,

Juan Calvino si que escribió un comentario a la Epístola de Santiago. Como muchos otros teólogos protestantes han hecho a lo largo de la historia.

Lamento no poderle ofrecer una versión en español de dicho comentario, por desgracia no lo hay, pero aquí tiene una excelente traducción con comentarios del Rvdo. Owen al inglés (Pertenece a la colección del comentario completo de Calvino al NT).

http://www.ccel.org/ccel/calvin/calcom45.vi.ii.i.html


LF:
Pues entonces, hablo de memoria, lo que no comentó fue el versículo Stg 2,24. Me lo leeré en inglés.
13/02/10 7:24 PM
  
Luis Fernando
Efectivamente, lo acabo de comprobar en el enlace que nos ha dado el pastor Sergio: Calvino no comenta Stg 2,24.

Que cada cual lo valore como crea oportuno, :D
13/02/10 7:34 PM
  
Epicteto
En la página 244 del mencionado libro, escribe César Vidal. " Perteneciente a la estirpe de David a través de una rama secundaria ".

Esto no es cierto.

Las dos ( no una y secundaria )genealogías de Mateo y Lucas son directas ( y sin ocultar nada desagradable dentro de ellas )y directamente de José y de María.

Para los evangelistas Mateo y Lucas Jesús de Nazaret es el punto Omega de la historia, el Mesías, el Hijo esperado de David, El Hijo de Dios.
Mateo 1,1 y 1,16-20 ). Lucas ( 1,27 y 1, 32; 2.4 ).

Saludos cordiales.

13/02/10 7:40 PM
  
vicente pou
Corrijo, pues:.. Lutero, que ninguneó la Carta de Santiago llamándola "epístola de paja", porque era un misil en la línea de flotación de su "sola fide".

PAX CHRISTI,
13/02/10 7:42 PM
  
Epicteto
Para ser más exactos, escrbe: " Perteneciente a la estirpe de David a través de una rama SEGURAMENTE secundaria "
13/02/10 7:43 PM
Si, que cada uno valore lo que considere oportuno, siempre a la luz de las Escrituras.

Un detalle a resaltar: Calvino no siempre comenta versículo por versículo. En este caso comenta el contenido del 23 junto con el del 24. Algo similiar ocurre en la Institución de la Religión Cristiana del mismo autor.

Evidentemente es un tema polémico el que se alude aquí, que para entenderlo ha de ser aplicado el principio de "regula fidei", si no queremos hacer que el texto bíblico caiga en contradición, cosa que ya sabían los Reformadores. La solución de Lutero al respecto fue radical y rechazada por el resto de los cristianos, no por antinomiana, si no porque planteaba problemas en cuanto al concepto de Inspiración. El caso de Lutero es típico: él interpretaba Santiago de la misma manera que lo hacen ustedes y, por tanto, le llevó a decir que contradecía a Pablo y por eso optó por negar su inspiración. Fue un grave error motivado por la exégesis apasionada del gran reformador, aún muy influenciada por la visión de la iglesia católico-romana de su época.
13/02/10 7:52 PM
  
Fred
Hay una cita del evangelio, que para mi desmonta todo el solafideismo: Mt7,21 "No todo el que me dice 'Señor, Señor' Entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que Está en los cielos". Hacer la voluntad significa sin duda obrar, esta claro que si las acciones/obras no son de acuerdo con la voluntad de Dios, la mucha fe que lleva a invocar "Señor, Señor", no sirve para nada.

Para mas abundancia Mt 7,23 "Entonces yo les declararé: 'Nunca os he conocido. ¡Apartaos de Mí, OBRADORES de maldad", hay que ser muy ciego, para concluir que las obras no cuentan.

13/02/10 7:55 PM
  
Epicteto
Mateo registra el linaje de Cristo solamente hasta Abraham; Lucas lo traza hasta Adán. Mateo usó la expresión “engendrar”; Lucas usó la expresión “hijo de”, lo cual hace que su lista se lea al revés. Los dos linajes genealógicos son paralelos desde Abraham a David. Comenzando con David, Mateo trazó el linaje paterno de ascendencia a través de Salomón; Lucas trazó el linaje materno a través del hermano de Salomón, Natán.

Se debe reconocer igualmente que los dos linajes (paterno y materno) se enlazan en Salatiel y Zorobabel. Pero el enlace se separa otra vez en los dos hijos de Zorobabel—Resa y Abiud. Los dos linajes se unen otra vez, y por última vez, en el matrimonio de José y María. José fue el último del linaje paterno, mientras que María fue la última del linaje materno como la hija de Elí.

Note cuidadosamente que José fue un descendiente DIRECTO de David y, por ende, del trono de David.

Este es el propósito preciso de la genealogía de Mateo: demostrar el derecho legal de Jesús para heredar el trono de David, un prerrequisito necesario que autentifica su reclamación Mesiánica.
No obstante, una credencial igualmente importante fue su ascendencia de sangre y/o física de David, un punto que no se podía establecer a través de José ya que “estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo” (Mateo 1:18, énfasis añadido). Esta característica Mesiánica de Cristo se estableció a través de su Madre María, quien también fue una descendiente DIRECTA de David (Lucas 1:30-32). El parentesco con David y el trono de David fueron variables NECESARIAS para validar, calificar y autentificar a Jesús como el Mesías Davídico, descendiente DIRECTO del rey David.

Una vez más, las complejidades intrincadas de la Biblia resplandecen para disipar las acusaciones de los críticos, mientras que demuestran simultáneamente su infalibilidad. Cuanto más se sumerge en sus complejidades y en sus profundidades intrigantes, más se llega a la conclusión inevitable que la Biblia realmente es el Libro de libros, la cierta Palabra inspirada de Dios.


Saludos cordiales.
13/02/10 7:56 PM
  
Francisco José Delgado
A ver, creo que puedo equivocarme, porque no estoy demasiado puesto en teología protestante (para conocerla prácticamente habría que conocer particularmente a cada protestante, y eso no es muy factible). Se ha hablado del puritanismo, que parece contrastar mucho con la doctrina solafideísta, pero no tanto. Me explico.

Precisamente el comentario que haría Calvino a Stg 2,24 va en la línea que ha indicado pastor Sergio. Utilizando, como él dice, el principio de la "regula fidei", hace decir al texto lo que de hecho no dice (esto ya lo digo yo). Así, Santiago dice "el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe", cual es exactamente la postura católica; mas Calvino comenta que la frase de Santiago se refiere a que "his righteousness is known and proved by its fruits", es decir, en traducción aproximada, "su justicia es conocida y probada por sus frutos". Aquí las obras no son las que justifican junto con la fe, sino que prueban y muestran la justicia del que habría sido justificado por la fe. Es obvio que el comentario está traído por los pelos, a pesar de que a Vidal le apasiona Calvino, del cual dice, con bastante razón, que la mayoría de los católicos no sabemos casi nada (yo lo reconozco).

Si las obras sólo manifiestan la justificación, estamos entrando en una de las consecuencias del predestinacionismo, que está en la base de la mayoría de los puritanismos. Esto es algo parecido al estudio de Weber sobre el origen del capitalismo.

Seguro que me estoy equivocando, pero el debate parece interesante.
13/02/10 8:40 PM
  
Yolanda
Cristiano,

entre otras muchas cosas que cabría decirle, y que ya le responderán otros, destaca una: usted no tiene ni idea de lo que es doctrina católica. Le han engañado, hombre. Infórmese mejor. Aquí hay unas cuantas personas que pueden hacerlo, (lo de informarle mejor)el blogger mismo.
13/02/10 8:41 PM
  
Álvaro21
Churrería César Vidal: deme una idea y en media hora le escribo un libro.
13/02/10 8:42 PM
  
Hermenegildo
Francisco José Delgado: esa interpretación de Stg 2,24 es prácticamente católica. Los católicos no creemos que nos salvamos por las obras, sino por las obras como expresión de la Fe; por las obras movidas por la Fe.
13/02/10 8:43 PM
  
Hermenegildo
Yo pienso que los protestantes evangélicos, aunque ellos se nieguen a reconocerlo, no creen en la Fe sin obras. La Fe sin obras lleva al antinomianismo.
El rechazo que los protestantes muestran por el antinomianismo y la importancia que dan a la moral demuestran que, inconscientemente, reconocen que las obras son fundamentales como expresión de la Fe. Es de sentido común: una Fe sin obras está muerta.
13/02/10 8:47 PM
  
Catholicus
Cuando por dos veces le preguntan a Jesús qué hay que hacer para salvarse (el joven rico), Jesús le recita los mandamientos y cuando acaba, además le pide que lo deje todo (hasta lo que es legítimo). Ni una sola vez le dice que "tenga fe", porque es evidente que ya la tenía.

Solo desde el majaretismo protestante se puede insistir en lo contrario (y en el clamoroso silencio) que enseñaba Jesús con palabras y parábolas cristalinas.
13/02/10 8:48 PM
  
Catholicus
Los evangélicos creen que te salvas solo por la fe, todo el mundo, excepto los católicos. Vaya por donde según ellos somos nosotros los únicos que nos vamos a condenar por nuestras obras de pecado. Son de un sincero y coherente que dan risa.....
13/02/10 8:51 PM
Señor Delgado,

Su aproximación a la teología reformada (mal llamada calvinista) es reduccionista pero bastante correcta. La interpretación que los cristianos reformados (entre ellos los puritanos) hacemos de Santiago va en la línea de lo que usted indica: que las obras son una muestra (síntoma) de la fe.

La salvación es única y exclusivamente por Gracia, en base a los méritos y la justificación de Nuestro Señor Jesucristo (de aquí la predestinación), que se manifiesta y canaliza por la fe y se demuestra y ve en las obras.

Ningún reformado, empezando por Calvino, desdeña o considera que las obras no tienen su papel en la vida cristiana. Todos somos conscientes que debemos poner por obra la Voluntad de Nuestro Señor. Aquel que no lo hace sencillamente no tiene fe ni ha sido salvado por la Gracia de Dios. Pero estas obras no debemos hacerlas como movidos por la voluntad individual de manera forzada. Las obras que Dios nos pide son fruto del amor que sentimos por Él y en agradecimiento por la salvación. Deben ser fruto del amor a Dios y al prójimo. Todo cristiano reformado se goza en estas obras y se duele cuando no obra en consecuencia.

Evidentemente estas obras no tienen relación con la salvación ya que ésta ha sido efectúada por Nuestro Señor Jesucristo, quien derramando su sangre hasta la muerte fue capaz de salvarnos y a quien debemos fidelidad y amor infinitos. A Él sea la Gloria. Amén
13/02/10 8:55 PM
  
Catholicus
Cristiano, el "purgatorio" viene claramente expresado y enseñado por Jesús y por San Pablo. Otra cosa es que no te leas la Biblia sino que sólo repitáis las monsergas de vuestros "pastores" como borregos.

Además es de sentido común que si Dios da a cada uno "según sus obras", a nadie se le ocurre imaginar una absurda legislación donde el imputado solo tiene dos posibilidades: o pena de muerte o inocente gratis total, sin nada entremedias.

Bueno, a los evangélicos sí se les ocurre tamaña chifladura...
13/02/10 8:57 PM
Catholicus,

Con respecto al joven rico, el Señor Jesús le dice que lo deje todo y que le siga a Él. Por tanto un acto de fe supremo que supone abandonar toda seguridad terrenal y material y seguir a un hombre que dice ser portador de vida eterna. Evidentemente el joven rico no lo hizo porque no tenía la suficiente fe como para dejarlo todo y seguir a un "carpintero de Galilea". Por eso mismo el Señor Jesús, acto seguido, dijo que aunque para un rico era difícil entrar en el reino de los cielos para Dios no lo era (muestra de que la salvación es obra de Dios y no de los hombres con sus obras).

Sobre la opinión de Vidal de éste, y otros temas que estamos discutiendo, le recomiendo la siguiente entrevista reciente. http://www.emision.net/new/descargaaudio.php?audios/100209cesarvidal.mp3
13/02/10 9:01 PM
  
Catholicus
"Evidentemente estas obras no tienen relación con la salvación "
::::
Ya, es evidentísimo.. ¿Verdad que sí Jesús...?:

'Apártense de Mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 'Porque tuve hambre, y ustedes no Me dieron de comer; tuve sed, y no Me dieron de beber; fui extranjero, y no Me recibieron; estaba desnudo, y no Me vistieron; enfermo, y en la cárcel, y no Me visitaron.'
(Jn25:41-43)

¿Y la fe? ¿Por qué se olvidará Jesús de ella?. Los evangélicos son un poco como los gnósticos, para quien hay versículos como para los tontos y otros para los "iniciados". Cogen a unos cuantos ignorantes y los tienen como locos saltando de libro en libro, de capítulo en capítulo, juntado trozos de versículos a toda velocidad,para adelante y para atrás, en una vorágine diseñada para que ninguno de sus "súbditos" tenga tiempo de meditar qué narices está leyendo.

¿Tu de qué eres "Pastor", Sergio?
13/02/10 9:06 PM
  
draco
Pero si es que les da igual...¿en qué sitio de la Escritura se habla de la sola Escritura?

Porque si ellos SOLO siguen la Escritura (que noooo, que ya sabemos que nooooo) pero si de eso presumen, que nos digan en qué sitio de la Escritura se afirma tal cosa.

Pues si en ninguno, entonces no pueden afirmar la sola Escritura.
13/02/10 9:09 PM
  
César Fuentes
Comentario de Hermwnegildo :Es de sentido común: una Fe sin obras está muerta.
--------------------
Pues tienes toda la razón, pues aparte del corta y pega que hacen los reformados- eso no es muy cristiano: "Si alguno añade algo sobre esto,Dios echará sobre él ls plagas que se describen en este libro.Y si alguno quita algo a las palabras de este libro profético,Dios le quitará su parte en el árbol de la vida y en la ciudad santa,que se describen en este libro".(Ap 22 18-19),y eso vale para cualquier otro libro de la Biblia-, es que el sentido común se lo dejan en casa. Es como si unos padres, por el mero hecho de tener un hijo,ya son buenos padres,por que sí,por que lo han engendrado.
13/02/10 9:13 PM
  
Catholicus
Con respecto al joven rico, el Señor Jesús le dice que lo deje todo y que le siga a Él. Por tanto un acto de fe supremo
____

Mire "Pastor", que aquí no somos bobos. Primero, dejar todas las riquezas e irse por ahí, es una OBRA bien clara. Además, estudie usted un poco de teología y verá que cualquier "acto de fe" es una obra. No se confunda por la palabra "fe". Nada tiene que ver un "acto de fe" - una obra- con la virtud teologal de la "Fe", la aceptación intelectual de los contenidos de la fe.

Además, por si lo anterior no lo entiende, lo de dejarlo todo es un añadido extra, -léase cualquiera de los dos Evangelios-, la respuesta clara de Jesús es citarle los mandamientos.. ¿ o no?.

Cuando el joven le dice que todo eso ya lo ha cumplido, es cuando Jesús le pide más... más obras todavía. No en vano es la parábola del joven rico. Le pide más Caridad, es decir obras, de las gordas, dar todas sus riquezas.

Lo extraño señor "Pastor" es esto que le pregunto:

¿Como es posible que le pregunten a Jesús explícitamente por la salvación y diga de todo EXCEPTO "tener fe"?¿Un lapsus quizás?

¿A qué se debe eso según usted?
13/02/10 9:14 PM
  
Catholicus
(muestra de que la salvación es obra de Dios y no de los hombres con sus obras).
_____

jeje, ni con su fe tampoco, eso todavía menos.
13/02/10 9:17 PM
No se de que me está hablando Catholicus.

El fragmento de la Escritura que usted cita me parecen hermoso e importante, como todos. Un cristiano que se precie evidentemente hará toda obra de caridad frente a su prójimo, no para salvarse, porque esta salvación es obra de Jesucristo, nuestro Señor. Si no lo hace es que no ama a Dios y por tanto no tiene fe en Él (no confía) porque no le obedece.

En cuanto a que pastoreo, bien lo sabe Dios, poco importa para el tema que estamos tratando. Si lo que quiere decirme con esa pregunta es que mi autoridad es nula le doy la razón. Cedo toda mi autoridad a Dios y su Palabra. Cada uno juzgue si yo me ciño a ella y entonces, al menos, reconozca mi trabajo como un poco valioso para ayudar a otras personas que buscan a Jesucristo. En caso contrario, ignore lo que digo y téngalo como basura.
13/02/10 9:17 PM
  
amadeo
Cristiano, perdone usted pero las aseveraciones que hace de nuestra fe es para mondarse, aunque no me hace gracia pues le daña a usted mismo y de eso no puedo reirme.
Está usted sumamente equivocado, confundido y totalalmente cieg... l recomiendo que lea un poquito hombre además de rezar.
13/02/10 9:30 PM
  
Catholicus
Dejando de lado el tema de su pastoreo Sergio, o usted no quiere entender o sencillamente me quiere tomar el pelo. Las preguntas de arriba se entienden a la primera, y seguiré esperando.

Ahora le añado que me muéstre que ama a Dios y que no todo lo suyo es vana palabrería, dando razones de su fe a esto que dice TAN contrario a lo que dice Jesús.

Usted dice esto:
"Un cristiano que se precie evidentemente hará toda obra de caridad frente a su prójimo, no para salvarse"

Y Jesús (entre decenas similares) dice lo contrario de usted:

"'Apártense de Mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 'Porque tuve hambre, y ustedes no Me dieron de comer; tuve sed, y no Me dieron de beber; fui extranjero, y no Me recibieron; estaba desnudo, y no Me vistieron; enfermo, y en la cárcel, y no Me visitaron.'
(Jn25:41-43)

¿A quien tenemos que creer?

P.d: Esto ya es el colmo, JOJOJO:
"Cedo toda mi autoridad a Dios y su Palabra."

Yo creo que le ha delatado el subconsciente....¿Cede?
13/02/10 9:32 PM
  
vicente pou
Cristiano, aunque Catholicus ya te ha contestado a algo, es mi deber decirte que tus afirmaciones demuestran mucha ignorancia. Para curártela, te aconsejo que te leas los respectivos puntos a los que aludes en el Catecismo de la Iglesia Católica. Cuando los leas, criticas a la Iglesia por lo que dice, no por lo que te han dicho que dice.

Por mi parte, te sugiero que medites en lo que se dice en Jn. 14,6: Jesús es la Verdad, y que lo pongas en relación con 1 Tm. 3,15, cuando el apóstol San Pablo habla de "la Iglesia de Dios vivo, columna y fundamento de la verdad".


PAX CHRISTI,
13/02/10 9:41 PM
No me ha delatado nada Catholicus, simplemente porque no he intentado engañarle ni a usted ni a nadie. Le he expuesto claramente cual es la enseñanza que los cristianos encontramos en las Escrituras. Otra cosa es que usted crea que en las Escrituras se dice otra cosa, como veo que intenta demostrar. Me reitero en ceder toda mi autoridad a las Escrituras.

Respecto a la fe, le vuelvo a decir que es un acto de confianza total en las promesas y en la voluntad de Dios (Tal como se puede leer en la Epístola a los Hebreos). Si yo no obro conforme a lo que el Señor me pide evidentemente no tengo fe en sus promesas.

En cuanto al Juicio todos sabemos que será por obras, no hay teólogo reformado que lo niegue, sencillamente porque lo dicen las Escrituras. Todos, y reitero el todos, seremos condenados a muerte eterna por nuestras obras (no se salvará ninguno). La salvación vendrá por la fe en la promesa de Cristo de que "todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?" (Juan 11:26). Repito, creer en Cristo es tener fe en Cristo y tener fe en Nuestro Señor es confíar en su promesa y hacer lo que nos pide. Por tanto las obras son consecuencia de la fe.

Por tanto ante el Tribunal de Dios, y cuando vayamos a ser condenados por nuestras imperfectas obras, confiaremos en la promesa de Nuestro Señor Jesucristo y por su misericordia cumplirá con su Palabra. ¿Acaso crees que no estamos suficientemente agradecidos a Nuestro Dios y Señor, que derramó hasta la última gota de su sangre con dolor para salvarnos, como para que hagamos lo que nos pide? Otra cosa muy diferente es que mis obras no me salven porque al lado de su Obra en la cruz no sean más que basura.
13/02/10 9:47 PM
  
vicente pou
Pastor Sergio, me gustaría que diese una contestación a la clara pregunta de Catholicus realizada a las 9:14.

Gracias,

PAX CHRISTI,
13/02/10 9:54 PM
Señor Pou,

La contestación creo que ya se la di; pero en todo caso vuelvo a darla. El Señor Jesús le pide al joven rico que le siga, por tanto le está diciendo que haga un acto de fe en Él: que deje toda su riqueza y vida cómoda y siga a Cristo, Única Verdad. el joven rico no quiere seguir a Jesús, sencillamente tiene más fe en su dinero, en su vida y en su cumplimiento formal de la Ley que en seguir a Cristo y cumplir su voluntad. Es importante dejar claro que el concepto de fe es confianza. Fe no es creer algo intelectualmente es confiar absolutamente en alguien y hacer lo que éste te pide. El joven rico no tenía fe en Cristo como para dejarlo todo. Y por eso mismo jeucristo añade que para Dios es posible (Gracia divina). añado todo el texto para que todo el mundo peuda entenderlo.

Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?

17 El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.

18 Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás.(E) No adulterarás.(F) No hurtarás.(G) No dirás falso testimonio.(H)

19 Honra a tu padre y a tu madre;(I) y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.(J)

20 El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta?

21 Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.

22 Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.

23 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.

24 Otra vez os digo, que es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.

25 Sus discípulos, oyendo esto, se asombraron en gran manera, diciendo: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?

26 Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.
13/02/10 10:06 PM
  
vicente pou
Pastor Sergio, le agradezco que se haya tomado la molestia de contestarme, pero a lo que dice ya le ha contestado Catholicus anteriormente, y usted no le ha rebatido.

Creo además que su explicación tiene muy difícil encaje con Mt. 7, 21.

En cualquier caso, gracias y que Dios le bendiga.

PAX CHRISTI,
13/02/10 10:47 PM
  
Viento
Me encantó una entrevista del Padre Jorge Loring que decía, Católico ignorante, Cristiano protestante.
13/02/10 10:48 PM
  
Hermenegildo
Una prueba clara de que los católicos creemos que nos salvamos por la Fe, es la doctrina sobre la Gracia santificantes. Si estamos en pecado mortal y no nos confesamos, es decir, si no estamos en gracia de Dios, nuestras obras no sirven de nada. Para que nuestras obras cuenten como mérito para la salvación, hemos de estar en Gracia de Dios; esto es, las obras no valen si no están movidas por la Gracia.
13/02/10 10:53 PM
  
Maris
La discusión protestante sobre el tema de la Fe y las obras es absurda de puro artificiosa, un enredo verborreico estéril y esterilizante que sólo se alimenta de una cosa: el rechazo a la Iglesia católica distorsionadamente percibida, rechazo que constituye el único verdadero fundamento identitario de ese hipermercado de la opinología en el que concurren competitivamente todas las herejías, incluidas las protestantes, que son a su vez heréticas unas respecto de las otras. El mismo panorama que padeció nuestro Señor con el judaísmo de su tiempo,donde los distintos grupos tenían su propia opinión divergente entre sí pero coincidentes en una: el rechazo frontal a Jesús en nombre de la Escritura.Rechazar la Palabra en nombre de la Palabra, tener por blasfema a la Verdad. Así es el misterio del Mal.
13/02/10 11:01 PM
Gracias a usted Sr. Pou y que Dios le bendiga también a usted (y a todos los que nos leen).

Simplemente le pido, por último, que no aisle el versículo 21 del resto del capítulo y entienda la historia que allí se explica de forma integral (preste especial atención a la conclusión que da el Señor Jesús a todo el episodio). Le invito a que siga leyendo las Escrituras a diario.

Señor Viento si lo de ignorante va por mi le prometo seguir "culturizándome" desde mi protestantismo. La iglesia católica siempre me ha parecido un fenómeno interesante para el estudio y le suelo dedicar el tiempo que puedo desde hace años. Yo a usted le pediría que estudiase un poco nuestras doctrinas para así conocernos un poco y ver lo ignorantes que somos. A propósito le recomendaría la teología sistemática de Louis Berkhof y su historia de la teología dogmática también (disponibles en nuestro idioma).
13/02/10 11:04 PM
  
César Fuentes
Quede con Dios, Pastor Sergio.
13/02/10 11:13 PM
  
Luis Fernando
Mañana intentaré responder a algunos comentarios. Sólo un aviso a cualquier protestante que asome por acá. Aplicar a doctrinas católicas frases tipo "tal afirmación es anticristiana y diabólica", supone el borrado total del comentario. Aquí, en este blog, o respetan, aunque no compartan, la fe de los católicos o a freír espárragos. ¿Quedó clarito? Espero que sí.
14/02/10 1:02 AM
  
Catholicus
"todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?" (Juan 11:26). Repito, creer en Cristo es tener fe en Cristo
________________-

Creer en Cristo no es parlotear eso mismo repitiéndolo una y otra vez. Creer en Cristo incluye creer sus promesas y creer sus palabras:

"Si quieres la vida eterna guarda los mandamientos".

Lo grotesco de todo evangélico, algunos por mera maldad, otros por mero fanatismo, es que no se creer lo que leen porque "no puede ser" que sólo por la fe no se salve uno. De ahí no sale usted "pastor" Sergio.

Sigue usted insistiendo en que dejar las riquezas no es una OBRA, enorme si eres rico, sino falta de fe. Al demonio no le falta de esa fe y sencillamente no le da la gana de hacer OBRAS buenas, por eso su condenación.

Si usted tuviese fe de verdad en Cristo, no se avergonzaría de estas palabras y trataría de esconderlas, sino que por contra, se las creería:

"'Apártense de Mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 'Porque tuve hambre, y ustedes no Me dieron de comer; tuve sed, y no Me dieron de beber; fui extranjero, y no Me recibieron; estaba desnudo, y no Me vistieron; enfermo, y en la cárcel, y no Me visitaron.'
(Jn25:41-43)

Ese juicio es de condenación, más claro no puede ser Cristo, y en este y el del joven rico (hay muchos más), Jesús NO NOMBRA PARA NADA el tener o no tener fe.

Le vuelvo a preguntar: ¿Ha sido un lapsus del Señor?

Para ustedes "tener fe en Jesús" debe consistir en cualquier acto u obra, especialmente abandonar la Iglesia católica, excepto creerse Sus palabras.
Menuda "fe" más rara la suya, esto es peor que dialogar con una pared.
14/02/10 1:33 AM
  
Catholicus
Yo a usted le pediría que estudiase un poco nuestras doctrinas
____

jijiJOJO, hay tantas doctrinas protestantes como champiñones crecen en el campo en una buena temporada. Ni varias vidas dan para conocerse todas las infinitas variaciones de doctrinas evangélicas posibles de cada secta.

Ya lo decía hasta el pobre Lutero visto lo que inició: "No hay palurdo ni patán que no considere inspiración del Espíritu lo que no es más que el fruto de su imaginación"
14/02/10 1:38 AM
  
Luis Fernando
Pastor Sergio, antes de entrar en más disquisiciones, le voy a pedir que haga el intento de explicar lo que usted cree que enseña la Iglesia Católica sobre la salvación, la gracia, la fe y las obras.

Y una vez expuesto, que nos diga qué parte de esa doctrina católica no comparte y por qué.

14/02/10 11:50 AM
Estimado Luis Fernando,

En ningún momento he dicho o he mencionado que creen ustedes acerca de la salvación. De hecho, toda esta conversación nace de un intento de clarificarles la postura reformada y bíblica que profesamos, de los mitos difundidios sobre aquello que creemos. Es decir, no he dado explicación ni he criticado su concepto de salvación en ningún momento, porque creo que no era el tema que tratábamos. Ahora bien, teniendo en cuenta que usted me pide que aclare que creo yo que ustedes creen que es la salvación debo decirle que tras estudiar su catecismo, leer varios autores de patrística, releer a teólogos católicos, leerles a ustedes, leer el documento conjunto católico-luterano y estudiar el Denzinger no puedo dar una definición única.

Apreciado Catholicus,

Creo que a su pregunta ya le he dado resuesta dos veces, como mínimo, otra cosa es que a usted no le guste la respuesta que le doy, como a mi me puede no gustar la que usted me da. De todas formas, le reitero, me gustaría qe entendiese la historia del joven rico en su integridad.

En otro orden de cosas dudo que hablar conmigo sea como darse contra una pared, más que nada porque en ningún momento he dejado de leerle y contestarle con cortesía.

Dicho esto e intuyendo que al Señor Luis Fernando, posiblemente con razón, le parece que el tema se está alargando demasiado sin concretarse, quedo a su disposición para nuevas cuestiones que pueden plantearme aquí o en mi correo electrónico.

--

LF:
Yo no he dicho que usted haya dicho lo que nosotros creemos. Lo que le pido es que exponga lo que cree que nosotros creemos para ver si lo sabe bien. Ya que usted quiere clarificarnos lo que creen los reformados (que en relación a la gracia no es exactamente lo mismo que lo que creen los arminianos), bueno será que, si es necesario, le aclaremos lo que enseña nuestra Iglesia. Tampoco hace falta que haga una exposición detalladísima. Basta con que sea un breve resumen.
14/02/10 12:45 PM
  
pablo
Gracias Hermenegildo por acalarar la doctrina católica en cuanto a la fe y las obras, yo lo creo así, pero por el comentario de algunos ya estaba dudando de si era católica mi ppostura.
Las obras no me salvan solo Cristo y su pasión y muerte por mí. Las obras confirman que mi fe es verdadera. ¿No es así?
Un saludo a todos.
14/02/10 12:58 PM
Ya que uste insiste en que intente dar una definición de la salvación, según lo que afirma su iglesia, intentaré hacerlo de forma sencilla ensamblando todo lo que he leido (que he mencionado anteriormente).

Para ustedes la salvación es iniciada y tutelada siempre por la gracia divina. Se necesitan fe y obras. La fe y las obras vienen de Dios. Las obras han de ser movidas por la gracia, de hecho representan un crecimiento de la misma, ya que las obras de los hombres por si solas no salvan. Para ustedes la fe es un "detonante", inicia la justificación y las obras hechas, sin esperar nada a cambio, son necesarias para la justificación.

He intentado ser sucinto y espero no haberme dejado nada esencial.

---

LF:
La fe no es un mero detonante. La fe, como dice Trento "es el principio de la humana salvación, el fundamento y raíz de toda justificación; sin ella es imposible agradar a Dios".
En todo caso, ¿qué parte de la definición que usted ha dado no acepta y por qué?

Y otra cosa más. Dado que la doctrina católica no admite la posibilidad de hacer buenas obras si no es por la gracia de Dios operando en el creyente, ¿en qué sentido puede decirse que la Iglesia Católica no admite el "sola gratia"?

Y abusando de su generosidad, una última pregunta: ¿interviene de alguna manera la voluntad humana en el acto de fe, es decir, en el acto de creer en Jesucristo?
14/02/10 1:27 PM
  
Lux mundi
Pastor Setgio, antes que nada, quisiera agradecer su presencia en este post. Con respecto a la justificación me parece que es de justicia reconocer que Lutero reaccionó contra abusos y deformaciones y que ayudó a que la Iglesia Católica purificara y profundizara en la doctrina dando lugar a la bellísima exposición que es el concilio tridentino. No cabe duda de que sólo Cristo salva. Afirmar otra cosa sería insostenible. Ahora bien, muy pronto otros abusos y exageraciones se dieron en la doctrina protestante y que para mí me resultan muy problematicos. Creo que en ellos está la dificultad actual en el diálogo con los luteranos y reformados.
El primero es una cierta concepción forense de la justificación. Parece como si desde fuera (extra nos) Dios justificara al pecador sin que esto realmente tenga efectos en el pecador mismo (la gracia santificante, intra nos) más que el hecho mismo de estar justificado. La justificación despliega toda una serie de efectos en el pecador justificado que le permite vivir según el evangelio. Ya Rabano Mauro, en respuesta a la doble predestinación de Godescalco de Orbais, en el siglo IX, afirmaba que las obras muestran la vida de gracia del cristiano y ayudan a mantenerse en el camino del evangelio. Esta concepción forense, y creo que exagerada, de la justificación protestante llevó al simul iustus et peccator. Comprendiendo lo que Lutero quiere decir sin embargo apunta hacia una justificación sin efectos en el creyente puesto que permanece empecatado(negando la concupiscencia e identificandola sin más con el pecado.
Lo segundo es el canon dentro del canon que establece Lutero. ¿No es forzar las Escrituras introducir en el siglo XVI, quince o catorce siglos después, un canón que discrimine los textos bíblicos? La concepción de la sola fidei no deja de estar formulada en unos parametros culturales del siglo XVI, puesto que Lutero, como todos, es hijo de su tiempo. Desde esos parametros culturales pretende dar un salto de quince siglos y establecer un canon que a todas luces no puede ser sino exterior a la Escritura misma ¿cómo se justifica?
Y por supuesto, y muy ligado al segundo punto, la relación entre Escritura y Tradición. La Escritura antes de su consignación Escrita, y posteiormenete también, es una Tradición viva, trasmitida por un pueblo y dada a él por Dios (primero el pueblo judía y luego la Iglesia). Es la Tradición la que cuaja la Escritura y es ella quien recibe y consigna el Credo en Nicea y Constantinopla. Si el protestantismo reconoce y reza el credo nicenoconstantinopolitano, es decir, que al menos hasta Calcedonia (451) reconoce la guía del Espiritu Santo sobre la Tradición (la fe viva) ¿en qué momento se pierde esa guía y por qué?.
14/02/10 1:28 PM
Gracias Lux Mundi a usted por su trato respetuoso.

Sobre la justificación forense es algo que para la teología reformada no plantea problema alguno. Como usted bien dice entendemos que la salvación propiamente dicha es independiente de la actitud del creyente. Pero hay que aclarar que tras la justificación viene la santificación y aquí si que la Gracia divina opera directamente en el creyente. Es en este momento cuando nos enfrentamos a un proceso de "perfeccionamiento" y amoldamiento a la Ley de Cristo. Evidentemente al tratarse de un proceso complejo y de lucha contra el pecado interior, como bien indica San Pablo, muchas veces hacemos lo que no queremos. De nuevo es la Gracia quien obra en nosotros para seguir creciendo en santidad. Recordemos que sin santidad nadie verá a Dios, como indican las Escrituras.

Es cierto que Lutero tenía problemas para entender la santificación como un proceso gradual; pero esto era debido a que tenía miedo a que se entendiese que era volver al legalismo y a la justificación por obras. Muchos otros teólogos, incluso el mismo Melanchthon, no tuvieron tantos problemas en entender correctamente la santificación.

En cuanto a la idea de canon dentro del canon fue un error de Lutero (no hay nadie infalible) y fue una teoría que ha traido mucho daño a la Iglesia. Ningún cristiano protestante conservador sostiene la teoría del canon dentro del canon y siempre ha sido rechazada por la teología ortodoxa reformada. La teoría volvió a resurgir en ambientes neo-ortodoxos (lease Karl Barth) como un intento de reacción contra las posturas liberales de la alta crítica alemana del XIX. Fue un intento deplorable, pero ellos creyeron que así hacían más justicia a la revelación que aquellos que directamente negaban la inspiración de la Biblia.

La teología reformada siempre ha sostenido un concepto de canon basado en el fundamento apostólico. A ese respecto recomiendo el libro sobre tradición y el canon de Herman Riderboos donde se resume y explica de forma comprensible la postura de la teología reformada clásica sobre el canon de las Escrituras.

Sobre los Credos el protestantismo clásico (exlcuyendo al anglicanismo que no es protestantismo en realidad) no reconoce la guía infalible del ES en los concilios ecuménicos de los primeros siglos. Empleamos las confesiones de fe históricas porque consideramos que se ajustan a la Escritura pero no le damos más valorar que el confesional, como pueden tenerlo nuestras confesiones de fe modernas.
14/02/10 1:50 PM
En cuanto a su pregunta sobre la Tradición le informo que los reformados no negamos que esta haya existido. La Tradición apostólica es única e irrepetible y fue dada a los apóstoles y a los barones apostólicos por el porpio Señor Jesucristo. Ellos la consignaron por escrito para que podamos tener una guía infalible. La idea de Tradición por tanto para nosotros es sinónimo de Escritura. De la mima manera que la Revelación durante los tiempo de la Iglesia hebrea (AT) fue puesta por escrito para ser preservada por el Espíritu Santo, la Revelación en tiempos apostólicos fue conservada por el Espíritu Santo en el Nuevo Testamento.

Por tanto los reformados creemos que la Revelación (Tradición apostólica y veterotestamentaria) no se transmite oralmente o mediante una sucesión de personas si no que se ha preservado única y exclusivamente en la Biblia; mientras que ustedes y los judios talmúdicos sostienen lo contrario, con diferentes matices, y creen que la Revelación pervive en la tradición oral.
14/02/10 2:01 PM
Luis Fernando,

En cuanto a detonante tómelo como concepto simplificado, no como definición teológica.
La parte que no acepto de la definición es que las obras hechas sin esperar nada a cambio sean necesarias para la salvación. Para nuestra manera de entender las Escrituras, las obras son un síntoma de dicha salvación, no una necesidad para alcanzar la misma.

El Sola Gratia de la iglesia católica difiere del sola gratia que nosotros inferimos de las Escrituras en que no entiende la Gracia de la misma manera que nosotros lo hacemos. En relación a esto, y respondiendo su pregunta, la voluntad humana no interviene para nada en la fe, es pasiva. En tanto que está "secuestrada" por el pecado la voluntad es incapaz de volverse a Dios y creer sus promeas en obediencia y amor. Por tanto la fe es un don de Dios que siendo irresistible arranca a las almas perdidas de los brazos de Satanás y el pecado.
14/02/10 2:10 PM
  
Lux mundi
Muchas gracias Pastor Sergio por las respuestas, varias de las lineas que ha sugerido apuntan un rico debate. Permítame que le conteste un poco más tarde, ahora me es imposible. No obstante no me resisto a apuntar una única cosa con respecto a la Biblia.Usted me reconocerá que entre los acontecimientos y su plasmación en los relatos bíbicos, centrémonos en el NT si usted quiere, se da un lapsus de tiempo en el que al menos ahí la Tradición se dió exclusivamente oral. Luego en ese periodo de tiempo la Tradición elaboró, ordenó, recolectó y seleccionó el material para ponerlo por escrito. En todo ese proceso ¿hubo guía del ES? y segundo. Esa Tradición que elaboró, ordenó, recolectó y seleccionó el material, los apóstoles y discípulos, me reconocerá que estaban en mejor posición para explicar los textos a las comunidades que ni conocieron a Jesús vivo ni eran de Palestina. ¿Esa explicación que está en el origen de la letra escrita y que explica el verdadero sentido de la palabra escrita no está bajo la guía del ES?. ¿Recuerda la controversia entre gnósticos y Ireneo de Lión? la cuestión era esta, ante una comunidad que expicaba la Escritura de una forma comoletamente ajena a la Tradición cristiana aún apoyandose en citas bíblicas (porque ya sabe que a la Escritura se le puede hacer decir casi de todo). La pregunta que surge es ¿cómo se ha de interpretar la Biblia? porque la Palabra no se explica así misma. Y ahora pregunto, ¿aquellos que escucharon a los apostoles y discípulos como explicaban ellos las Escrituras en esa Tradición oral que está por debajo de la Escritura y que la sostiene no estará en mejor condición que cualquier otro para mostrar el sentido de la Palabra? esto es lo que Ireneo de Lión llamó la Tradición Apostólica.
14/02/10 2:15 PM
De nada Lux Mundi. A mi me parece también muy interesante este debate.

Exacto, durante el período en el cual se formó el Canon de las Escrituras (el periódo apostólico) la Tradición era fundamentalmente oral, eso nadie la niega. Ahora bien, a pesar de que los apóstoles pudieran explicar de viva voz y de forma directa esta Tradición a las Iglesias, no tenemos garantía de la misma. Por eso mismo el ES preservó la Tradición de forma infalible y auténtica en las Escrituras neotestamentarias. La diferencia en este punto entre lo que nosotros creemos y lo que creen ustedes estriba en que para nosotros la Tradición no se preserva fuera de la Escritura, aún en el caso de comunicación directa de un apóstol, mientras que para ustedes si es posible. Nostros consideramos que la Relevación que se haya transmitido oralmente puede ser objeto de corrupción y tergiversación mientras que la escrita no lo es intrínsecamente.
14/02/10 2:27 PM
  
Catholicus
Que no Sergio, que no. Que ha esto tampoco me ha contestado. O mejor dicho, no le ha contestado al Señor:

"'Apártense de Mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 'Porque tuve hambre, y ustedes no Me dieron de comer; tuve sed, y no Me dieron de beber; fui extranjero, y no Me recibieron; estaba desnudo, y no Me vistieron; enfermo, y en la cárcel, y no Me visitaron.'
(Jn25:41-43)

Fíjese que Jesús parte de personas que se dirigen a Él como Dios, es decir que son fieles.

Sigo esperando....
14/02/10 2:30 PM
  
Catholicus
Por eso mismo el ES preservó la Tradición de forma infalible y auténtica en las Escrituras neotestamentarias. La diferencia en este punto entre lo que nosotros creemos y lo que creen ustedes estriba en que para nosotros la Tradición no se preserva fuera de la Escritura
_________

Lo cierto Sergio es que Jesús jamás nombra, ni siquiera sugiere, que haya 27 libros divinamente revelados que serán Revelación fundamental. Ni Jesús ni ninguno de los Apóstoles.

Usted no sabe por qué cree en la Biblia, cuando la propia Biblia no da testimonio de ella misma. Entonces ¿Quien testifica de la Biblia?

La respuesta solo puede ser la Fe, pero, vaya por donde, eso significa que el Espíritu Santo revela cosas fundamentales sobre la Fe - el mismísimo contenido de ella, toma ya- fuera de la propia biblia.

La única forma de aceptar la Biblia es negando el fundamento del protestantismo: que el Espíritu Santo sólo revela el contenido de la Fe dentro de la propia biblia.
14/02/10 2:37 PM
Disculpe Catholicus, en primer lugar la cita es del Evangelio según Mateo y no Juan. En este texto el Señor Jesús nos habla del Juicio final, que como muy bien dije, es por obras.

No se exactamente que espera que le conteste. Dígamelo a ver si puedo ayudarle.
14/02/10 2:39 PM
  
Catholicus
La Tradición apostólica es única e irrepetible y fue dada a los apóstoles y a los barones apostólicos por el porpio Señor Jesucristo
________

No es tan simple Sergio, no. Porque lo cierto es que no se ve en ni un solo sitio a los Apóstoles repartiendo biblias y diciendo las ocurrencias que ustedes dicen.

La Biblia, el canon al menos del Nuevo Testamento, nos fue revelado por el Espíritu Santo en la Iglesia Católica... post constantiniana.

Si usted quiere elminar eso de de la influencia del Espíritu Santo y no considerarlo Tradición, allá usted, sólo hace mentirse a sí mismo. Pero al menos no mientan a los demás tergiversando la Verdad.
14/02/10 2:43 PM
Catholicus,

El ES no revela al creyente ordinario nada en materia de Fe, le ilumina en la fe, que no es lo mismo, y por eso reconoce como divino el testimonio y las palabras de la Biblia.

Jesus nombra y deja constancia en las propias Escrituras que los Apóstoles no recordarán y escribiran cosas acerca de Él o la salvación extrayéndolo de sus propios recuerdos si no que, serán inspirados por el ES para ello (Puede leerlo en el Evangelio de Juan capítulos 14 y 16).
14/02/10 2:46 PM
  
Catholicus
Disculpe Catholicus, en primer lugar la cita es del Evangelio según Mateo y no Juan. En este texto el Señor Jesús nos habla del Juicio final, que como muy bien dije, es por obras.
____

Ya, ¿y ha leido usted que Jesús ahí condena al infierno, o se lo ha saltado esperando que los demás no nos demos cuenta?. La coletilla esa de "ya sabemos que el juicio es por obras" es muy manida para despistar a los suyos

¿Por qué dice el Señor que el juicio PARA SALVACIÓN O CONDENACIÓN depende de esas no-obras y usted lo contrario?. Dicho de otro modo...¿Como es posible que si todo depende de la Fe a Jesús se le haya olvidado lo mas importante?

P.d: Para los no "iniciados"... Los "pastores" evangélicos han desarrollado un absurdo "juicio" en el que se juzgará a la gente por las obras, aunque lo que importe sea la fe. Pero en ese "juicio", dicen ellos, se da una paga aparte de la salvación o no. Este galimatías es el recurso grotesco que tienen para sus huestes cuando algún católico les enseña las enseñanzas de Jesús que los evangélicos sistemáticamente ocultan, centrados como están en el Antiguo Testamento, algunos párrafos de San Pablo y el Apocalipsis. Los tres sinópticos están marginados en sus "comunidades" porque obviamente Jesús dice todo lo contrario de lo que ellos creen ver en 3 versículos sueltos de San Pablo y alguna cita de San Juan.
14/02/10 2:52 PM
  
Luis López
Pastor Sergio, la Biblia no se puede interpretar como a uno de la la gana, ni nadie debe creerse que está inspirado por el Espíritu cuando decide unilateralmente cómo interpretar tal o cual pasaje, como ya nos advirtió 2 Pe. 1,20. Y cuando digo "alguien" no sólo me refiero a personas, sino fundamentalmente a congregaciones o presuntasiglesias fuera de la Iglesia Católica. Que la Biblia diga explícitamente que la Iglesia es la "columna y el fundamento de la Verdad" (1 Tim. 3,15), excluye cualquier interpretación privada fuera de los márgenes de la señalada por la Iglesia, la que es católca (universal), apostólica (por sucesión de ellos) y romana (por residir alli, el Obispo cuya misión es -según palabras de Jesús- "confirmar a los hermanos" (Lc. 22,32); "apacentar su rebaño" (Jn. 20,17) y detentar, en última instancia, "las llaves del Reino" y "el "poder de atar y desatar" (Mt. 16,16)

Si nos salimos de ahí, sólo primará la interpretación privada a cada cual más disparatada. ¿Por que la interpretación de Calvino es más inspirada que la de los Adventistas, los Mormones o los Testigos de Jehová? ¿Por qué más que la que pueda realizar por mi cuenta, sin atender a la tradición y el mafgisterio de la Iglesia?

Nunca me podrá responder a ello, porque la Biblia no dice que Calvino y sus Instituciones sean la "Columna y el fundamento de la Verdad". Lo dice sólo de la Iglesia.
14/02/10 2:55 PM
Catholicus,

Evidentemente no se de que pastores evangélicos habla porque yo no conozco ninguno que prohiba nada y menos la lectura de los Evangelios sinópticos. Puede ser que se confunda con alguna secta que tiene la pretensión de ser una iglesia evangélica.

En cuanto al Juicio final la Biblia deja claro que es por obras y, de la misma manera, deja claro que nadie se salvará por obras, cosa que cree su iglesia también. Creo que en este punto no he dicho nada incorrecto para ambos.
14/02/10 2:57 PM
  
Catholicus
Jesus nombra y deja constancia en las propias Escrituras que los Apóstoles...
________

¿En qué escrituras?.¿Como sabe que son escrituras esos Evangelios?¿Quien se lo ha revelado?

Dice usted que el Espíritu Santo no revela nada de la Fe. Si es tan amable, ¿me dice usted donde encuentra en la Tradición escrita de Jesús o los Apóstoles que nos diesen la lista de 27 libros sagrados, divinamente revelados, inerrantes y supuesto "fundamento exclusivo" de la Fe protestante?.

Si no están revelados, no sólo el contenido, sino además la lista de esos libros... ¿Por qué lo considera usted así?
14/02/10 2:59 PM
  
Catholicus
"'Apártense de Mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 'Porque tuve hambre, y ustedes no Me dieron de comer; tuve sed, y no Me dieron de beber; fui extranjero, y no Me recibieron; estaba desnudo, y no Me vistieron; enfermo, y en la cárcel, y no Me visitaron.'

A ver si le entiendo Sergio. ¿Me dice usted que Jesús va a condenar AL INFIERNO a la gente por sus obras, independientemente de que tengan o no Fe?
14/02/10 3:04 PM
Señor López,

Confunde usted inspiración con iluminación. Ningún evangelico cree que el ES inspire a un creyente, ni tampoco ha inspirado a los reformadores (entre ellos a Calvino) salvo a los apóstoles y profetas escogidos por Dios. Evidentemente nadie puede interpretar la Biblia como le de la gana, porque la Biblia es un libro inspirado por Dios. Los cristianos somos iluminados a la hora de leer e interpretar pasajes, es decir, nuestra mente es aclarada para poder entender y comprender mejor. Eso no quiere decir que podamos equivocarnos y fallar. Aún así las doctrinas básicas para la salvación están explicadas y repetidas de tantas formas y maneras en la Palabra de Dios que son fácilmente asequibles para todos.

En cuanto a los temas que usted plantea sobre obispado, columna de verdad y otros podemos hablar de ellos si usted quiere, pero primero he preferido dejar claro este primer punto.
14/02/10 3:04 PM
Catholicus,

Yo no declaro que es revelación o no, simplemente lo reconozco al leerlo porque el ES ha obrado en mi el milagro de la fe, como a cualquier otro cristiano.

En el Juicio TODOS seremos condenados a muerte por nuestras obras que son pecaminosas y sólo nos salvaremos los que confiemos en la promesa del Señor Jesús de quien en Él cree tendrá vida eterna.
14/02/10 3:16 PM
  
Catholicus
[Evidentemente no se de que pastores evangélicos habla
__________

Cuando quiera hacemos el experimento de examinar una página evangélica y ver la proporción de citas de epístolas, Apocalipsis y AT comparadas con los tres evangelios sinópticos. A ver cuantas veces ponen ustedes a Jesucristo hablando con claridad cristalina de qué se necesita y qué no para salvarse.]
14/02/10 3:17 PM
Cathólicus,

La verdad que no me dedico a hacer estadísticas. Si usted quiere, puede entrar en mi web y hacer un estudio al respecto. Se lo agradecería.
14/02/10 3:23 PM
  
Catholicus
En el Juicio TODOS seremos condenados a muerte por nuestras obras
_________

¿¿¿???.
¿Otra vez llevándole la contraria a Cristo?. Lo ves Sergio como no lees los Evangelios y vas por ahí de "pastor" diciendo que el Espíritu te revela lo que no es más que el fruto de tu ignorancia:


"Entonces el Rey dirá a los de su derecha : Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36estuve desnudo y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. "

Ahí dice Jesús que sí se salvan en ese "juicio".¿?

Primero dice Jesús que a la izquierda los que van al infierno por sus no-obras. Luego el mismo Jesús va y dice que los de la derecha, al cielo por sus sí-obras...

¿Como justificas la contradicción entre tus palabras señaladas y las de Jesús en este párrafo?

Es una pregunta honesta, dame tu interpretación honesta.

P.d: Sigo esperando saber lo de los 27 libros sagrados. Me tiene en ascuas.
14/02/10 3:25 PM
  
Catholicus
[Sergio,
Cuando vea que no tergiversa o prostituye la Sagrada Escritura e incluye todas las veces que Jesús enseña la importancia crítica de las obras para ir al cielo o al infierno en los sinópticos, entonces me pasaré por su web. Avíseme.]
14/02/10 3:28 PM
Catholicus,

Le repito que a mi no me revela nada el ES.

El Señor Jesús habla de buenas obras y malas obras en el contexto del Juicio final. Mi interpretación honesta es que el Señor Jesús condena a aquellos que hacen malas obras y premia a quien hace las buenas en su Juicio.

En cuanto a los libros inspirados por Dios no tienes más que leer la Biblia y juzgar por ti mismo. Mis argumentos sobre la inspiración son meramente humanos y carecen del poder para convencer a nadie de su inspiración, si no obra el ES en la persona que los lee (los libros de la Biblia me refiero).
14/02/10 3:39 PM
  
Luis López
Pastor Sergio, ¿en serio se cree Vd. que "Aún así las doctrinas básicas para la salvación están explicadas y repetidas de tantas formas y maneras en la Palabra de Dios que son fácilmente asequibles para todos"?
La propia Biblia desmiente contundentemente sus ingenuas palabras: "Es verdad que hay (en las cartas paulinas) pasajes difíciles que esos ignorantes tergiversan como hacen con las demás escrituras para su ruina" (2 Pe. 3, 16). ¿Cree Vd. que una persona sin formación previa puede deducir de la simple lectura de la Biblia que Dios es Padre, Dios es Hijo y Dios es Espíritu Santo, es decir una Trinidad, el Dios de los cristianos?

Es más, si fuera como Vd. dice, no existirían tantísimas confesiones protestantes, cuya única unidad doctrinal es el combate contra la Iglesia Católica.

¿Quien tiene razón sobre el sigificado y valor para la salvación de los sacramentos -por ejemplo- la Eucarístía: Lutero, Swinglio, Calvino, los Cuáqueros o Testigos de Jehová...? ¿Quien tiene razón sobre la existencia de la Trinidad, Vds los protestantes clásicos, los liberales o los Adventistas?

Dice Vd. que los cristianos son iluminados a la hora de leer la Biblia. Bien ¿A quién iluminaba el espíritu en Marburg, a Lutero a Zwinglio o a ninguno de los dos? Le recuerdo las dudas del propio Lutero sobre si sería el Diablo el que dirigía sus pasos reformadores.

Ciertamente no pretendo debatir sobre ningún aspecto concreto, me limito a impugnarle -con argumentos bíblicos, históricos y aun de sentido común- la "libre interpretación". LLeva -como bien profetizó el mismo Lutero- "a que cualquier patán se crea inspirado por el ES".

La historia -basta ver lo que escriben muchos cristianos- le ha dado la razón a Lutero en este punto.
14/02/10 3:40 PM
  
Catholicus
Mi interpretación honesta es que el Señor Jesús condena a aquellos que hacen malas obras y premia a quien hace las buenas en su Juicio.
______________

¿les condena y premia? o ¿Les condena al infierno y les premia con la salvación?. Se lo vuelvo a poner porque me parece que está esquivando:

1.- "Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber"

2.- "Apártense de Mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 'Porque tuve hambre, y ustedes no Me dieron de comer"

¿1 y 2 los interpreta como "salvación al cielo" y "condenación al infierno", o es otra cosa que no captamos los demás?


Sí o no. Es una respuesta sencilla...
14/02/10 3:48 PM
Señor López,

Lo creo totalmente en serio. La idea básica para la salvación está claramente indicada en la Biblia: Jesucristo. No hay ninguna otra idea. En esto estamos todos los cristianos conformes.

Sobre el tema de los sacramentos que usted plantea es un tema que carece de importancia para la salvación efectiva del creyente. sin duda es un tema muy importante para la vida de la Iglesia y para el fortalecimiento de la fe. Por ello existió polémica sobre el significado espiritual de los sacramentos cristianos dentro de la Reforma. En ningún caso esta diferencia implica discordia en lo que es necesario para salvarse, vuelvo a repetir: Jesucristo.

Evidentemente si me pregunta a mi, quien iluminaba el ES en el contexto de las discusiones entre Zuinglio y Lutero sobre la Santa cena, le diré que a Zuinglio en mayor medida. A pesar de ello mi criterio no es determinante para la acción del ES y puedo estar perfectamente equivocado, aunque no lo creo.
14/02/10 3:52 PM
  
Catholicus
Catholicus,

Le repito que a mi no me revela nada el ES.
_____
De eso no me cabía duda alguna. Digo si el Espíritu revela a Su Iglesia cosas fundamentales de la fe FUERA de la propia Biblia. Por ejemplo, la existencia del Nuevo Testamento Divinamente revelado, inerranteetc, y ser solo esos 27 libros sagrados. Ni uno más ni uno menos.

1.- ¿Lo hace o no lo hace?
2.- ¿Lo hace/hizo sólo con los Apóstoles o tambien varios siglos más tarde con otros que no eran de los 12 (ni San Pablo).

Son dos preguntas honestas y sencillas, deme dos respuestas sencillas y honestas a 1 y 2.
Gracias.
14/02/10 3:53 PM
Catholicus,

Es muy sencillo. El Señor Jesús dice en el Juicio que quien hace obras buenas se salva, quien hace obras malas se condena.

Quizás es que no me ha entendido, lo quiero que vea es que la Salvación y el Juicio final no son lo mismo.
14/02/10 3:56 PM
Catholicus,

A sus preguntas sobre la Inspiración/Revelación.

1. NO
2. NO

De nada.
14/02/10 3:59 PM
  
Catholicus
Sobre el tema de los sacramentos que usted plantea es un tema que carece de importancia para la salvación efectiva del creyente
____________

Evidentísimo para cualquiera que lea la Biblia:

Bautismo:
"Quien no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios". Juan 3,5

Confesión.
"Diciendo esto sopló y les dijo: ´Recibid el Espíritu Santo, a quien perdonéis los pecados les serán perdonados, a quien se los retuviereis, les serán retenidos´ ". Juan 20, 22-23.

Eucaristía:

"Yo soy el pan vivo, bajado del cielo, si uno come de este Pan, vivirá para siempre...El que como mi Carne y bebe mi Sangre, Tiene vida eterna...permanece en mí y yo en él" (Jn 6, 51. 54. 56)
14/02/10 4:03 PM
  
Catholicus
O sea, que Jesús aquí no habla del cielo y del infierno sino de otra cosa, ¿es eso?:

1.- "Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber"

2.- "Apártense de Mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 'Porque tuve hambre, y ustedes no Me dieron de comer"

Mira que es sencilla la respuesta , si/no a 1 y 2.

¿Por qué le tiene usted miedo a interpretar eso y hacérnoslo saber?
14/02/10 4:06 PM
  
Catholicus
Catholicus,

A sus preguntas sobre la Inspiración/Revelación.

1. NO
2. NO
__________________


Pues le vuelvo a preguntar:

¿Como narices enseña usted que el Nuevo Testamento - esos 27 libros- es Palabra de Dios si eso no lo ha revelado el Espíritu ni a los Apóstoles ni siquiera a usted?. [Y mucho menos por supuesto la propia Biblia enseña tal cosa]


¿Tampoco puede dar razones de su Fe?
14/02/10 4:10 PM
El Señor Jesús habla de Juicio por obras y no hay nada que intepretar porque no dice nada más que lo que literalmente si indica, es decir:

y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.

33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.

34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;

36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
14/02/10 4:12 PM
Catholicus,

El ES si inspiró a los Apóstoles, por eso el NT es inspirado y es Palabra de Dios (lo he explicado varios mensajes antes). Yo no me encargo de convencer a nadie de la inspiración de las Escrituras, ni tampoco lo hace ningún otro cristiano. Simplemente lo que se intenta es que la gente lea las Escrituras. El convencer a la gente que las Escrituras son obra del ES es trabajo de su autor cuando las están leyendo.
14/02/10 4:16 PM
  
Catholicus
El Señor Jesús habla de Juicio por obras y no hay nada que intepretar
__________-

Sergio, deja de tomarnos por bobos, por favor. Lo que hay que interpretar es evidentísimo:

Ese Juicio por obras del que habla Jesús se salda con el cielo o el infierno eterno en estas palabras, o son "otra cosa":

1."al fuego eterno que ha sido preparado". Eso es O NO es el infierno eterno.

2. "heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo". ¿Eso es o NO es el cielo eterno?

Eso es lo que quiero que me interprete. ¿tan difícil es?
14/02/10 4:18 PM
  
Catholicus
El ES si inspiró a los Apóstoles, por eso el NT es inspirado y es Palabra de Dios (lo he explicado varios mensajes antes)
_________________

Pero vamos a ver Sergio, esa "boutade" la afirman los musulmanes del Corán igualmente.

¿Qué clase de "explicación" es decir que son Sagradas Escrituras "porque sí" esos 27 libros decididos por la Iglesia católica post constantiniana, si el Espíritu no ha revelado a "alguien" la lista?

Quizás usted no entiende la profundidad del asunto:

Si no es el Espíritu Santo quien entre montones de libros y evangelios apócrifos selcciona una lista y se la revela a "alguien"... ¿Entonces quien lo hace?

- Los propios hombres ¿Pueden estos identificar lo divino por sí mismos?

- Otros espíritus...

Dígame algo coherente y no me de "explicaciones" que no explican nada. Le recuerdo que la Sagrada Escritura le pide dar razones de su "fe".
14/02/10 4:25 PM
Catholicus,

Nadie niega que sea el cielo o el infierno eternos. Ya le estoy diciendo que si, que en el Juicio quien obra mal irá al infierno y quien obra bien al cielo. Creo que no me entiende.
14/02/10 4:26 PM
Catholicus,

Ya le digo que el creyente iluminado por el ES al leer la palabra de Dios reconoce que es Palabra de Dios. Creo que he dejado claro este punto antes. No se si es que yo no lo explico bien o usted no entiende lo que hablo; pero otros compañeros suyos de esta web no les ha costado tanto entender lo que digo (independientemente de si están o no de acuerdo).
14/02/10 4:30 PM
  
Luis López
Pastor Sergio, yo estoy conforme en que "no se nos ha dado en el Cielo y en la tierra otro nombre que el de Jesús para salvarnos" (Hch. 4,12). Todos los católicos pensamos lo mismo, por lo que desde la óptica protestante entiendo que los católicos nos deberíamos salvar. Por fe en Jesús -como único Salvador-, sin duda.

Pero el mismo Jesús nos advierte que "No basta andar diciéndome "Señor, Señor", para entrar en el Reino de Dios" (Mt. 7,21). Hay que hacer -como no dijo la Virgen María- "lo que Él nos diga" (Jn.2,5) Como bien señala Santiago en su Epístola "los demonios también creen y tiemblan" (St. 2,19)

Por eso, si Vd. conoce la Biblia me parece temerario señalar los "los sacramentos carecen de importancia en la salvación efectiva del creyente"

Mc. 16, 16: "El que crea y se bautice se salvará"

Jn. 6, 53: "Si no comen la Carne del Hijo del Hombre y no beben su Sangre, no tienen vida en Vds."

Jn. 20,22: "A quienes declaren libres de sus pecados quedarán libres; a quienes se lo imputen les quedarán imputados"

Conozco los argumentos que los protestantes emplean para defender la no necesidad de los sacramentos y para responder a las objeciones por esos -a mi juicio, clarísimos- versículos. Lo que me interesa señalarle es que, sin alguien que previamente nos indique el sentido que hemos de darle a esos versículos, nuestras interpretaciones privadas de los mismos serán siempre variables. A veces coincidirán con los de nuestra Iglesia o Comunidad, a veces no. Pero si el mismo Jesús nos indica que "hay que hacer lo que Él nos dice", y no nos ponemos de acuerdo en si los sacramentos son o no necesarios para la salvación, está claro que nuestra salvación se pone en juego. Creemos, pero no hacemos lo que nos dice ¿O sí?. Nos jugaremos la salvación por seguir nuestro criterio, que quizás esté errado.

La libre interpretación siempre pondrá nuestra salvación en duda, pues aunque digamos "Señor, Señor..." nunca sabremos si realmente estamos haciendo lo que Él nos dice. Lo que finalmente solventa esas dudas es aceptar a Cristo, como cabeza, y a su Iglesia (como Cuerpo), con las autoridades que Cristo ha instituido (2 Tes. 2,7)(1 Cor. 4,19), someterse a ellas humildemente (Hb. 15,28), aceptar sus definiciones doctrinales como norma de fe (Hch. 15,28) y vivir en unidad doctrinal con ella (1 Cor. 1,10).

Sólo en la Iglesia católica, por su unidad, antiguedad, apostolicidad y garantía de unidad en Pedro, podemos estar seguros de que formamos parte del Cuerpo de Cristo. Sólo ella tenemos la convicción de que es "Sacramento universal de salvación". Sólo perseverando allí obtendremos la salvación.
14/02/10 4:40 PM
  
Catholicus
Nadie niega que sea el cielo o el infierno eternos. Ya le estoy diciendo que si, que en el Juicio quien obra mal irá al infierno y quien obra bien al cielo. Creo que no me entiende.
_____________________

Sergio, yo creo que el que no se aclara es usted consigo mismo. Antes dice esto:

1.- "En el Juicio TODOS seremos condenados a muerte por nuestras obras"

2.- "Evidentemente estas obras no tienen relación con la salvación "

O se pone usted de acuerdo consigo mismo primero, o me explica si es que "la salvación" no tiene nada que ver con el cielo y el infierno, y que en cualquier caso, a pesar de que uno "se salve al cielo" o "condene al infierno" lo que salva "de verdad" es la fe y jamás las obras.

¿Quiere rectificar o me aclara esto último?
14/02/10 4:42 PM
Señor Lopez,

Le agradezco su modo sosegado de argumentar.

Seguramente usted conoce la manera en la que los protestantes entendemos los versículos que cita y cómo los ponemos en relación con el resto de la Escritura.

Entiendo que ustedes ante la posibilidad de caer en el error interpretativo y, según su criterio, poder perder así la salvación confían en lo que para ustedes es la única iglesia verdadera para indicarles donde esta lo cierto. Es una postura legítima, que cada uno ha de valorar, pero evidentemente bajo nuestro criterio erronea (y lo digo sin ánimo de ofender).

Cristo nos ha prometido su auxilio y ayuda, el Señor Jesús nos ha dado vida eterna juntamente con Él y así lo creemos nosotros. Él es la Verdad. Creemos, a la luz de la Escritura, que el error forma parte de la vida cristiana y es la humildad y la sujección a la Escritura lo que nos purifica. Dejamos que el Espíritu Santo obre en nuestras vidas y, en definitiva, confiamos en las hermosas palabras del Señor cuando dijo que quien en mi cree no morirá. Sabemos de nuestras imperfecciones, de la imposibilidad de hacer obras buenas perfectas siempre y por ello confiamos en su obra en la cruz. La salvación no depende de lo que creamos o de lo que interpretemos, la salvación es una obra de Dios, lograda con el sacrificio de nuestro puro y santo Señor Jesucristo. Esto es lo que creemos, por eso no nos da miedo la libertad de interpretar, con humildad y sujección a la Palabra, y la libertad de equivocarnos.

Gracias a todos por darme la oportunidad de expresarme libremente. Gloria a Dios por ello.
14/02/10 4:53 PM
  
Catholicus
Sergio, un inciso para que no siga usted maximizando eso de que el Espíritu no revela cosas, sino que sólo inspira para identificar.

Estas son las palabras de Jesús, y son cristalinas en cuanto a "revelación" de cosas nuevas a los Apóstoles:

Juan 16
"Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar.

13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga y os hará saber las cosas que habrán de venir.

14 Él me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo hará saber.

15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío y os lo hará saber."

Es poco antes de su Ascensión a los cielos. Dice que el Espíritu hablará al hombre cosas de Dios. Y está claro que son nuevas "porque todavía no las pueden sobrellevar"

Así que no contradiga por enésima vez al Señor en sus respuestas.
14/02/10 4:55 PM
Catholicus,

Le vuelvo a exponer que quiero que entienda con lo que le explico.

Usted, yo y todos los seres humanos nos presentaremos al Juicio divino con nuestras obras, buenas y malas. En el juicio usted, yo y todos los seres humanos seremos juzgados y, debido a que no cumplimos la Ley de Dios a la perfección seremos condenados al infierno. Será entonces y sólo entonces cuando el Señor Jesús nos salvará de la muerte eterna por Su misericordia y en base a su propia justicia, independientemente de lo que haymos hecho o dicho. Y esto nada tiene que ver con las obras de santidad que todo cristiano, aquí ya no hablo de un pagano, hacemos como reflejo de nuestra fe y carta de naturaleza de nuestra vida santa en Cristo.
14/02/10 4:58 PM
Catholicus,

Ese texto de Juan lo he citado yo antes en un mensaje, que le he escrito a usted, en el que explicaba como el Señor Jesús promete el ES a sus apóstoles para que reciban la verdad sin error (Quizás es que usted no lo ha leido). Texto que se cumple cuando los apóstoles escribieron las epístolas y el Apocalipsis.
14/02/10 5:01 PM
  
Catholicus
En el juicio usted, yo y todos los seres humanos seremos juzgados y, debido a que no cumplimos la Ley de Dios a la perfección seremos condenados al infierno. Será entonces y sólo entonces cuando el Señor Jesús nos salvará de la muerte eterna por Su misericordia
________

Y yo le digo Sergio que eso ni siquiera es interpretación de nada, no viene en ni un solo sitio de la Escritura, o se lo imagina usted o sencillamente vuelve a prostituir el Evangelio. ¿Donde dice Jesús que todos seremos condenados la infierno por no cumplir a rajatabla los mandamientos?.

No lo dice en ni un sólo sitio, de hecho dice lo contrario, porque no hace falta ese maximalismo dado que tenemos el perdón de Dios durante nuestras vidas si confesamos y morimos en gracia de Dios.

Es curioso que no deja usted de hablar por sí mismo y soy yo quien tiene que sacarle los colores con una Sagrada Escritura que es obvio no conoce o desprecia.
14/02/10 5:06 PM
  
Catholicus
Ese texto de Juan lo he citado yo antes en un mensaje
____________

Lo leí, pero es usted el que me responde

"1.-No
2.-No

De nada"

Pues aclárese usted. ¿Revela Dios o no revela a los Apóstoles cosas?.

Y esto que dice usted:

"Texto que se cumple cuando los apóstoles escribieron las epístolas y el Apocalipsis. "


¿¿¿¿????. ¿Eso donde viene?¿Quien se lo ha revelado?. Porque Jesús no dice que ahí se acaba la cosa, sino que la deja abierta ¿A que sí?

¿No sabe usted la condena a quien añada o quite de la Palabra de Dios?. ¿Pues por qué la hace?
14/02/10 5:10 PM
  
Luis lópez
Pastor Sergio, si seguimos el criterio expuesto en su última respuesta a mis argumentos, podríamos razonablemente pensar que Arrio, Nestorio, Pelagio, Basílides o Marción se habrán salvado, porque pese a sus tremendos errores, creían sin duda en Cristo como salvador. Y el error como Vd. dice forma parte de la condición humana caída. Ahora bien ¿No nos dice Pablo que "sea anatema quien predique un Evangelio distinto al que él ha predicado"?

14/02/10 5:14 PM
Catholicus,

Sobre la necesidad de guardar todos los mandamientos para alcanzar la vida eterna:

Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo Jehová. (Levítico 18:5)

Tuyo soy yo, sálvame, Porque he buscado tus mandamientos. (Salmo 119:94)

él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis razones, Guarda mis mandamientos, y vivirás (roverbios 4:4)

Guarda mis mandamientos y vivirás, Y mi ley como las niñas de tus ojos. (Proverbios 7:2)

De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. (Mateo 5:19)

La propia historia del joven rico lo indica.

Si me amáis, guardad mis mandamientos. (Juan 14:15)

El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. (Juan 14:21)

Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. (Juan 15:10)

La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios. (1 Corintios 7:19)

En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. (1 Juan 5:2)

Y especialmente claro al respecto es Santiago, ruego lo leas:

10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.

11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio,(B) también ha dicho: No matarás.(C) Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.

14/02/10 5:21 PM
Señor López,

En respuesta a su pregunta, por ejemplo, Arrio negaba la divinida de Cristo y, por tanto, no podía creer que un simple mortal le salvase del infierno. Arrio jamás predicó la salvación única en Cristo. Pelagio directamente negaba la salvación por la fe única en Cristo. Como ve los herejes lo son por negar a Cristo como Salvador.

Evidentemente que es anatema, por eso mismo hemos de predicar el Evangelio puro, tal cual lo tenemos por escrito.
14/02/10 5:26 PM
  
Hermenegildo
"En el juicio usted, yo y todos los seres humanos seremos juzgados y, debido a que no cumplimos la Ley de Dios a la perfección seremos condenados al infierno. Será entonces y sólo entonces cuando el Señor Jesús nos salvará de la muerte eterna por Su misericordia y en base a su propia justicia, independientemente de lo que haymos hecho o dicho".

Eso no lo dice la Biblia en ninguna parte.
14/02/10 6:41 PM
Hermenegildo,

Evidentemente no está con esas palabras literales porque lo he explicado con mis propias palabras; pero se infiere de varios textos bíblicos como, por ejemplo:

Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. (Hebreos 9:27-28)

En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. (1 Juan 4:17)

Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego (Apocalipsis 20:12-15)

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. (Juan 5:24)
14/02/10 7:02 PM
  
Hermenegildo
Por supuesto que es Cristo el que nos salva. Pero los hombres tenemos la libertad de aceptar o rechazar la salvación que Él nos ofrece. Esa aceptación o rechazo se manifiesta en nuestras obras; de ahí que nos vayan a juzgar por nuestras obras.
14/02/10 7:11 PM
  
Hermenegildo
Si todos estamos condenados de antemano, ¿qué sentido tiene el Juicio Final? Sería un paripé de juicio, lo que no casa con la importancia que le da Cristo.
En cuanto a que una persona, sin el magisterio de la Iglesia, crea que los libros revelados son sólo los de la Biblia y no otros, sólo se explica porque hay una tradición previa que durante siglos ha defendido que esos son los libros revelados: es una especie de magisterio invisible. El cristiano, por sí sólo no puede saber qué libros son revelados y cuáles no.
14/02/10 7:38 PM
  
Luis Fernando
Como os podéis hacer idea, me es imposible seguir el ritmo de comentarios que lleváis.
14/02/10 7:45 PM
Hermenegildo,

Empiezo por el final. Evidentemente el cristiano sólo no puede saber que libros son revelados, necesita la iluminación del Espíritu Santo. Cuando oimos la voz de nuestro Pastor (Jesucristo) lo reconocemos porque somos sus ovejas (es esto justo lo que ocurre con la Palabra de Dios). Un supuesto magisterio invisible no tiene garantías de ser cierto, ya que no disponemos de ninguna fuente fiable de certeza. Evidentemente esta tradición y magisterio invisible tienen pretensión de cierta y justifica su fiabilidad en una supuesta sucesión (y estoy seguro que muchos de los asiduos de esta web apelarían a documentos, concilios y sucesiones...)pero es sano no confiar en ningún hombre y si en Dios.

El Juicio Final tiene mucho sentido, es necesario para cerrar bocas y condenar a los impíos. Mucha gente vive creyendo que no es malo y que vivirá eternamente, otros directamente niegan a Dios, etc, etc todos ellos, y nosotros, hemos de comparecer y ser juzgados por nuestras obras. Es donde efectivamente se impartirá justicia universal. Será también donde Jesucristo, el Justo, salve a aquellos a quien ama.
14/02/10 7:48 PM
  
Menka
Pastor Sergio: me da la impresión que éste diálogo se podría alargar eternamente. Por eso solamente le recomiendo la lectura, por si alguno no lo ha hecho ya, del libro de Scott Han, "Roma dulce hogar", donde el autor, un eminente teólogo protestante americano, narra su conversión al catolicismo. Allí aborda muchísimos argumentos, algunos de los cuales se han comentado aquí. Por lo demás, le felicito por haber querido compartir el tiempo con los católicos. Saludos.
14/02/10 7:58 PM
Buenas Menka,

Gracias por su comentario. Leí hace años el libro de Scott Hahn, que en España publica RIALP creo recordar.

Gracias a ustedes. Ni que decir tiene que cuando quieran dor por terminado este diálogo no tienen más que hacérmelo saber. Bendiciones.
14/02/10 8:04 PM
  
Mariano (Argentina)
Pastor Sergio, entonces, si el hombre no interviene en absolutamente nada en orden a su salvación, como Ud. dijo más arriba, ¿porqué unos se salvan y otro no? Acaso Dios, pudiendo salvar a todos los hombres sin intervención de ellos, decide no hacerlo?
14/02/10 8:27 PM
  
Lux mundi
Vaya! desde que me lo he dejado esta mañana veo que la discusión se ha movido por muchos y diversos derroteros. La verdad es que hay cosas con las que me gustaría profundizar con usted (inspiración, tradición, justificación) pero siento que sería ya demasiado, leva todo el día amablemente contestando. En cualquier caso sentiría terminar el diálogo con usted. Gracias de nuevo por su presencia
14/02/10 8:30 PM
Hola Mariano,

Esa es uno de los misterios más maravillosos de la Gracia divina. Dios salva a quien en su divina providencia ha decidido hacerlo. Así que quien es salvado se siente poca cosa e inmerecedor de tal don y por ello su alegría es infinita y su agradecimiento inexplicable. Cuando alguien que no merece nada recibe TODO no puede más que sentir amor a Dios y obrar conforme Él le pide.
14/02/10 8:33 PM
Gracias Lux mundi. Para mi también es un placer dialogar con ustedes. Ciertamente llevo casi todo el día respondiendo pero no se preocupe, cuando usted quiera podemos charlar sobre estos temas, eso si tomándonos nuestos merecidos descansos. Dios le bendiga.
14/02/10 8:37 PM
  
Lux mundi
Pastor Sergio, tal vez podríamos profundizar en algunos temas e ir dialogando más pausadamente, tomandonos tiempo para pensar y responder. Pero me temo que tal vez este medio no sea el adecuado porque los hilos de las noticias cambian y es dificil mantener una continuidad argumentativa, no le parece?
14/02/10 8:40 PM
Lux mundi,

Tiene toda la razón, creo que no es el lugar adecuado al tratarse de una web de noticias. Si se le ocurre un lugar mejor no tiene más que sugerírmelo y, en todo caso podemos continuar el diálogo a través de correo o un foro que usted conozca. A tal efecto le facilito mi correo por si desea escribirme [email protected]

Saludos
14/02/10 8:46 PM
  
Mariano (Argentina)
Pastor, ¿pero entonces no hay libre albedrío?
14/02/10 8:52 PM
  
Lux mundi
tomo nota de su email. Gracias
14/02/10 8:56 PM
  
Luis Fernando
A ver, el blog está abierto a seguir charlando sobre estas cuestiones.

Sergio, usted es de los que sostiene que Dios salva a quien quiere. Pero también opina que Dios condena a quien quiere, de forma que el destino de la humanidad entera, cielo e infierno, ya está decidido, ¿verdad?
14/02/10 8:58 PM
Mariano,

No, no lo hay.

Luis Fernando,

Gracias. Soy de los que opinan, basándome en las Escrituras claro, que Dios salva a quien quiere y el resto se condena. El destino no es que está decidido, sencillamente es que Dios lo tiene todo previsto. No es ninguna forma de fatalismo pagano, todo está en manos de Dios misericordioso. Este tema es tan complejo que debe ser tratado con sumo cuidado. Tratándose del misterio mismo de la Providencia no puedo decir nada más porque ni lo se ni puedo saberlo. Hay que ser humildes.
14/02/10 9:05 PM
  
Catholicus
Empiezo por el final. Evidentemente el cristiano sólo no puede saber que libros son revelados, necesita la iluminación del Espíritu Santo.
_________________-

¿Evidentemente?. No hay nada de "evidente" en que uno crea que Jesucristo sea Dios salvo que Él mismo lo revelase.

Según su teoría no necesitaríamos la Sagrada Escritura para nada pues, evidentemente, el Espíritu ya nos enseñaría sus contenidos.

Tiene que haber dos momentos, uno de revelación y otro de aceptación (vía gracia de Dios).

La cuestión es ¿Donde, cuando y a quien revela el Espíritu Santo que la Biblia es la Biblia Sergio?
¿Por qué lo cree usted así?
14/02/10 9:30 PM
  
Catholicus
Este tema es tan complejo que debe ser tratado con sumo cuidado.
___________----

Esto se lo traduzco yo a los que no conocen el tema. No hay nada de complejo en lo que creen Sergio y demás de esas sectas. Creen firmemente que Dios ya predestinó desde el Principio a unos a salvarse - por su gracia- y a otros a condenarse - por su ausencia de gracia-.

No hay salida posible, o ya estás predestinado (activamente) por Dios para salvarte o para condenarte.

Obviamente, aunque no lo confiesen en público, Sergio se cree un predestinado, y todos los "pastoreados" igualmente.

Si les dice otra cosa a sus pupilos no consigue sacarles un duro del diezmo, que no diré que sea lo más importante, pero sí que casi.
14/02/10 9:34 PM
  
Luis Fernando
Sergio, una cosa es que Dios salve a quien quiere y otra que quiera que se condenen los demás como planteó Calvino con el doble decreto de predestinación. No sé si me explico.
14/02/10 9:53 PM
  
Menka
Sergio, en la fe católica desde los principios no se ha planteado la Escritura como algo aislado de la Tradición, es decir, de la enseñanza de los apóstoles y Padres de la Iglesia. Es más, esa Tradición ha ido por delante a la Escritura, de forma que lo que se puso por escrito, ya fue predicado. Pero todo no se puede poner por escrito, así el mismo apóstol San Juan comenta en sus cartas: "hijitos, otras cosas os diré oralmente, que así me gusta más". El cristianismo nunca fue una religión del "Libro". Además, los postulados protestantes surgen por el siglo XVI (dicho sea de paso, el postulado "Sola Scriptura" no se encuentra en las Escrituras), gracias a que los católicos le transmitieron la fe. O sea, una desviación grave, no le voy a mentir, así pienso, pero también le digo que le espero con los brazos abiertos en el regazo de la Madre Iglesia. Rezaré por Usted. Reciba un cordial saludo.
14/02/10 10:33 PM
  
Menka
Quise decir: "gracias a que los católicos le transmitieron la fe previamente, antes de la separación de la Iglesia".
14/02/10 10:35 PM
  
Luis Fernando
Sergio, permítame otra pregunta. Si la gracia es irresisitible y, por tanto, la voluntad humana, como tal, es inexistente en relación a la salvación, ¿por qué en la Biblia vemos que se pide a los fieles que opten por el mal o por el bien?
Si ustedes tienen razón, es obvio que el que está predestinado a la salvación no puede optar por el mal, y el que está predestinado a la condenación, no puede optar por el bien, ¿verdad?
15/02/10 11:23 AM
  
Menka
Sergio: no le desprecio, pero me gusta hablar como dice Jesús. “vuestro hablar que sea sí, sí; no, no…” Voy, pues, a continuar con mi franqueza. No niego que entre los protestantes no pueda haber cosas buenas. Y si son tales, es gracias a Dios, indudablemente. Pero le faltan tres “blancuras” sin las que la vida cristiana, y también humana, es tan árida y ardua,… por quedarme corto. Esas “blancuras” son la de Hostia consagrada, la de la Virgen nuestra Madre, y la del Papa. Por eso el protestantismo es sin la ternura maternal, sin la unidad y también es tan pálido y anémico, ya que le falta la sangre de Dios en sus venas… por eso mismo mi invitación a la Casa. Reciba un cordial saludo.
15/02/10 3:01 PM
  
Francisco José Delgado
Soy de los que opinan, basándome en las Escrituras claro, que Dios salva a quien quiere y el resto se condena. El destino no es que está decidido, sencillamente es que Dios lo tiene todo previsto. No es ninguna forma de fatalismo pagano, todo está en manos de Dios misericordioso. Este tema es tan complejo que debe ser tratado con sumo cuidado. Tratándose del misterio mismo de la Providencia no puedo decir nada más porque ni lo se ni puedo saberlo. Hay que ser humildes.

------------------------------------------------

Lo que dice la Biblia es que Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Si Dios salva a quien quiere, entonces todos se salvan, lo cual, afirmado categóricamente, está bastante contrapuesto al tono habitual de Jesús en el Evangelio.

Ahora bien, si la salvación requiere la cooperación de la gracia y la libertad, entendiendo que la gracia es necesaria para ser realmente libre y por tanto alcanzar los bienes sobrenaturales, ya no hay contradicción. Dios ofrece la gracia a todos, si uno se salva es por gracia de Dios, pero si uno se condena es por su culpa.

Precisamente creo que confunde el sentido de la Providencia. Desde luego que Dios sabe quién se va a salvar y quién se va a condenar, pero desde una metafísica sana (ese es normalmente el fallo de la teología reformada), no hay contraposición entre esa providencia y el hecho de que el que se salva lo haga con su libertad, movida por la gracia.

Como indiqué más arriba, el problema del predestinacionismo, en el que, además, las obras son mera expresión de dicha predestinación, es que fácilmente se cae en el puritanismo y en la simulación, todo por no entender que la perspectiva más correcta es la de la inclusión: Gracia y libertad, Fe y obras, Escritura y Tradición... y no o la una o la otra. Esto ya está dicho hasta la saciedad, pero ante estas discusiones reconforta lo clarificadora que es la fe católica.
15/02/10 4:46 PM
Catholicus,

De entrada mi congregación no diezma y yo no vivo del ministerio pastoral (tengo un empleo laico como todo hijo de vecino). En cuanto a al resto de comentarios que haces creo que no son de recibo porque en ningún momento te he atacado personalmente.

Luis Fernando,

Calvino es cierto que apunta el tema de la doble predestinación pero simplemente lo perfila. Él mismo recomienda hablar poco de él y abstenerse de hacer elucubraciones que vayan más allá de l oque la Escritura dice. Para ello se basa en una cita de San Pablo, que seguramente conoces.

Al resto de preguntas les contestaré más tarde ya que no dispongo actualmente del tiempo necesario.

Saludos a todos
15/02/10 5:55 PM
Luis Fernando,

Ante todo hay que entender bien que entendemos los reformados que dice la Escritura sobre la Predestinación.

Por predestinación no se entiende que el hombre naciese con la voluntad esclava o predestinado a morir. El hombre primigenio (Adan y Eva) eran libres. Ellos al escoger libremente el pecado nos han hecho esclavos a todos. Por tanto la Escritura siempre llama al hombre a escoger entre el bien y el mal, sabiendo Dios que, por la caida, no podemos escoger el bien.
Quien está predestinado para salvación es, en primer lugar, esclavo del pecado como todo ser humano. A partir de que Dios inicia el proceso de salvación de esta persona (primero infundiéndole conocimiento de pecado, luego haciéndole sentir arrepentimiento, después regalándole la Fe,etc, etc) él ya no es esclavo del mal. Cuando Dios santifica a esta persona ya puede escoger el bien o el mal (aunque los restos del viejo hombre aún le hacen caer con demasiada frecuencia en el mal).
15/02/10 7:44 PM
Señor Delgado,

El Señor evidentemente quiere que todos se salven pero no todos se salvan. Sólo aquellos que Él ha escogido antes de la fundación del mundo son salvos. Por tanto en ningún momento yo he hablado de la salvación universal si no más bien de salvación de los escogidos.

Si el hombre ha de cooperar con su libertad con la gracia la gracia deja de ser gracia y la salvación deja de depender completamente de Dios. Estaríamos hablando de una salvación en la que Dios y los hombres trabajan. Podríamos decir que Dios hace el 99,9% y el hombre el 0,01%, pero entonces Dios ya no sería enteramente soberano y la salvación no dependería enteramente de Él. Para el modo de entender las Escrituras de los reformados es imposible que el Dios misericordioso que promete salvación deje en manos de una criatura caída y atrapada en el pecado (el hombre) ni siquiera un resquicio de la salvación.
15/02/10 7:52 PM
  
Luis Fernando
Sergio, dices que cuando Dios santifica a una persona, ya puede escoger el bien o el mal. Pero entonces, si escoge el mal, se condenará, ¿no?
15/02/10 7:56 PM
Luis Fernando,

Evidentemente no puede ya que la salvación no depende de lo que el hombre haga. Si cae en el mal siempre será movido por el pecado y siempre el Señor rescatará al caido. ¿Acaso los creyentes no caemos temporalmente en el pecado a lo largo de nuestras vidas? Las Escrituras están trufadas de ejemplos de hombres de fe que cayeron alguna vez en su vida.
15/02/10 8:09 PM
  
Tulkas
Dice Sergio:

"Para el modo de entender las Escrituras de los reformados es imposible que el Dios misericordioso que promete salvación deje en manos de una criatura caída y atrapada en el pecado (el hombre) ni siquiera un resquicio de la salvación."

Y por eso dice Dickens, con toda razon, que "ellos (los calvinistas) tienen un dios fabricado a imagen del hombre caído".

Se han fabricado un dios "ciego y loco" (Papini), "que tiene ojos y no ve, tiene boca y no habla, oídos y no oye". Omnipotente e inerte a la vez para salvar.

Pero lo cierto es que la Gracia actúa ante, durante y después de toda co-laboración del hombre.
15/02/10 9:20 PM
  
Luis Fernando
Sergio, la Escritura enseña que hay pecados mortales y otros que no lo son. Concretamente es lo que nos dice el apóstol Juan en 1ª Jn 5,17

Es más, san Pablo habla que se puede caer de la gracia (Gal 5,4). Y si somos salvos por gracia, el que se cae de la gracia, ¿cómo podrá ser salvo?
15/02/10 9:25 PM
Tulkas,

La verdad es que Dickens como teólogo era una nulidad. Asi que yo no lo utilizaría como fuente de conocimiento teológico. Tenía cierta fijación con los reformados puesto, que no podía entender que Dios era soberano y el hombre un ser caido. Siempre creyó en la bondad natural del hombre.

Los reformados no hemos inventado ningún Dios y mucho menos creemos que no ve, no tiene boca o no oye. El Único Dios vivo y verdadero tiene unos ojos tan enormes que todo lo ve, tiene una boca tan grande que siempre nos habla en su Palabra y tiene unos oidos tan grandes que escucha todo lo que el hombre dice.
La Gracia actúa siempre y en todo momento sin que el hombre pueda añadir nada a ella. Creemos en un Dios de amor, que cuida a sus criaturas y entrega a su Hijo para que muera en lugar de los hombres que ama.
15/02/10 9:32 PM
Luis Fernando,

Evidentemente existe el pecado que es de muerte: La blasfemia contra el Espíritu Santo. Como indica el Señor Jesús.

La caída de la gracia no supone una pérdida de la salvación. Como Pablo indica es una caída de la gracia, un tropiezo. La gracia salvífica nunca se pierde.
15/02/10 9:36 PM
  
Hermenegildo
"Si el hombre ha de cooperar con su libertad con la gracia la gracia deja de ser gracia y la salvación deja de depender completamente de Dios".

La salvación siempre depende de Dios porque es Dios el que nos da la libertad de cooperar con la gracia o rechazarla. Si somos libres de cooperar con la gracia es sólo porque Dios quiere que sea así; luego, la salvación siempre depende de Él.
15/02/10 9:49 PM
Hermenegildo,

Si Dios nos deja cooperar quiere decir que también podemos no cooperar e ir contra la Gracia (como usted ha dicho: rechazarla). Si esto es posible invalidamos a la Gracia, ya que Dios no puede salvarnos por Gracia si nosotros la rechazamos.
15/02/10 9:56 PM
  
Luis Fernando
¿Hay alguna gracia que no sea salvífica?
Quien cae de la gracia y no se arrepiente y vuelve a estar en gracia, ¿cómo se salvará?

El apóstol san Juan no habla de que haya UN pecado no de muerte. En todo caso, si hubiera un solo pecado de muerte, ¿cómo podría salvarse aquel que, habiendo estado antes en gracia, lo cometiera?

Ya lo dijo el apóstol Pedro:

2ª Pedro 2,20-22
Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.
15/02/10 10:09 PM
Si alguien cae de la gracia, tropieza, y siempre se arrepiente, puesto que la Gracia es irresistible y depende totalmente de la voluntad de Dios. Quien no se arrepiente nunca fue salvo por Gracia.

El apóstol Juan dice que hay pecado que no es de muerte. Esto se completa con las palabras del Señor Jesús sobre el pecado mortal.

En cuanto a la cita de Pedro, si leemos la epístola completa, o al menos el capítulo primero, veremos que se refiere a falsos cristianos que pervierten a los santos. El mismo Pedro habla de ellos como apartados del conocimiento mundano por el conocimiento de Cristo pero nunca habla de ellos como justificados ni salvos. Creo que todos conocemos a gente como esta que, haciéndose pasar por cristianos o creyéndose cristianos, dañan al rebaño de Dios. Gente que no ha sido llamada por Dios, ni salvada por Gracia.
15/02/10 10:22 PM
  
Luis Fernando
No, alguien que se ha apartado de las contaminaciones del mundo no es un falso cristiano. Alguien que se vuelve a atrás, previamente ha tenido que estar "delante".

La teoría calvinista es muy peculiar: la gracia es irresistible. Nadie puede perder la salvación. Por tanto, el que se condena, nunca pudo haber estado en la gracia de Dios.

La realidad descrita por la Biblia es otra muy diferente. Lo que vemos tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo es que un justo puede apartarse del camino de justicia:

Ezequiel 18:24
Mas si el justo se apartare de su justicia y cometiere maldad, e hiciere conforme a todas las abominaciones que el impío hizo, ¿vivirá él? Ninguna de las justicias que hizo le serán tenidas en cuenta; por su rebelión con que prevaricó, y por el pecado que cometió, por ello morirá.

Romanos 11:22
Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado.

Y es que, ya advirtió san Pablo:
Fil 2:12
Así pues, queridos míos, de la misma manera que habéis obedecido siempre, no sólo cuando estaba presente sino mucho más ahora que estoy ausente, trabajad con temor y temblor por vuestra salvación.
15/02/10 10:36 PM
  
Hermenegildo
"Si esto es posible invalidamos a la Gracia, ya que Dios no puede salvarnos por Gracia si nosotros la rechazamos".

Pastor Sergio,

Dios puede salvarnos por Gracia si nosotros la rechazamos; sólo que no quiere. San Agustín lo expresó magníficamente: "Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti".
15/02/10 10:47 PM
  
Francisco José Delgado
Si el hombre ha de cooperar con su libertad con la gracia la gracia deja de ser gracia y la salvación deja de depender completamente de Dios. Estaríamos hablando de una salvación en la que Dios y los hombres trabajan. Podríamos decir que Dios hace el 99,9% y el hombre el 0,01%, pero entonces Dios ya no sería enteramente soberano y la salvación no dependería enteramente de Él. Para el modo de entender las Escrituras de los reformados es imposible que el Dios misericordioso que promete salvación deje en manos de una criatura caída y atrapada en el pecado (el hombre) ni siquiera un resquicio de la salvación.

--------------------------------------------

Dejando a un lado el tema de que es enormemente contradictorio el hecho de que diga que puede mantenerse a la vez que Dios quiere salvar a todos, que salva a quien quiere y que salva de hecho a unos pocos (esto es formalmente una falacia), me centraré una vez más en el asunto de la gracia y la libertad.

El problema no es el modo de entender la Escritura de los reformados, sino la cabeza que entiende la Escritura. Pretender que la acción del hombre y la de Dios compiten es absurdo, porque es claro que actúan en dos ordenes completamente distintos, el natural y el sobrenatural. Al hombre le corresponde el orden natural, mientras que la gracia actúa en el sobrenatural. De ahí que las acciones del hombre movidas por la gracia sean salvíficas y son tan del hombre como de Dios, y tanto más libres cuanto más vienen de la gracia.

Suelo usar un ejemplo para ilustrar esto, aunque es claro que la analogía es impropia. Me explico. Yo puedo decir con todo derecho que mis padres son mis padres, aun cuando sé que, de suyo, su potencia sólo lleva a la formación material de mi cuerpo. De hecho mi alma ha sido infundida directamente por Dios, que, a través de las causas segundas también puede ser considerado autor de mi cuerpo. Sin embargo puedo decir que mis padres son padres de mi entera persona (como la Virgen María es Madre de Dios, algo que, como reformado debería Vd. aceptar, pues tengo entendido que aceptan los dogmas de los concilios de la Iglesia indivisa y esto queda establecido en Éfeso). El alma es la forma del cuerpo, pero sin el cuerpo no se da el alma. Por eso mis padres obran 100% en su nivel (incluso entendiendo que, como creados, tienen su origen en Dios), y Dios obra 100% en su nivel. Las acciones se complementan, no compiten, porque cada una se sitúa en su ámbito. Por eso el acto que describo se llama pro-creación.

Pues bien, de una manera bastante más compleja, lo mismo pasa con la gracia y la libertad. Que yo diga que una acción meritoria o que dispone a la justificación (en terminología tridentina, porque es la única que tengo) viene de la gracia actual y eficaz, no quita para nada (repito, en una metafísica sana, no como la de los reformados) al hecho de que dicha acción sea totalmente libre; y aún más, que sea libre precisamente por el efecto de esa gracia en cuanto que me permite hacer el bien sobrenatural que es el objeto último de la voluntad en sí misma.

El problema no es, por tanto, de interpretación de la escritura, sino de estructuras mentales. Vd. se empeña, con los reformados, en decir que Dios actúa como suplantador de lo humano; yo prefiero verlo como el complemento que el hombre necesita, según el mismo plan de Dios, para llegar a su fin propio y sobrenatural. La idea de que Dios suplanta lo humano es el origen de los ateísmos modernos, y no hay nada más ajeno al espíritu del Evangelio.
16/02/10 5:31 AM
  
Joaquín
Luego se dirá que la teología no interesa a nadie. Este post ya lleva más de ciento cincuenta comentarios. Y sobre una cuestión teológica complicada como es la relación entre la fe y las obras.
16/02/10 1:07 PM
  
Tulkas
Con Francisco José Delgado creo que el error de la reforma no es tanto teológico como antropológico.

La teología reformada es admirable, tan admirable como un reloj minucioso y preciso, fascinante en su eficacia pero simplicísima y simplificante.

Basta con que te creas salvado, predestinado, elegido,y se acabó: ya estás salvao, predestinado, elegido.
16/02/10 6:53 PM
  
Menka
La contundencia del Trento: el que diga que está salvado, sea anatema.
17/02/10 2:54 PM
  
asrone
Asombrado por la verdad (libro)

TESTIMONIOS DE EX PASTORES EVANGÉLICOS

http://www.catholicfreeshipping.com/Products/cfs_asporlave.html
17/02/10 7:48 PM
  
Antonio
Hola a todos. Vaya por delante que soy católico, pero tengo algunas dudas de toda la vida que me han surgido tras la lectura de las Escrituras día tras día. Nunca he sabido a quién preguntárselas y tal vez aquí podáis arrojarme un poco de luz. Allá van mis preguntas:
- Jesús, como buen judío, estaba en contra de las imágenes en el templo y decía que solo había que adorar al Dios Único. ¿Cómo vería Él nuestras iglesias abarrotadas de imágenes de santos, de la Virgen, etc.? ¿Cómo vería Él a los cristianos que le rezan más a la Virgen o a algún santo que a Él mismo?
- Jesús les transmitió a sus discípulos un mensaje muy simple de seguimiento de la Torah y criticó a los grupos religiosos dominantes de su época (escribas, saduceos, fariseos, etc.) por crear un sinfin de añadidos y normas no dictaminadas por Yaveh sino por los hombres (muchas de ellas radicadas en intereses humanos muy terrenales) Mi pregunta es: ¿no hemos hecho nosotros lo mismo con su mensaje? La iglesia está plagada de normas de las cuales Jesús no dijo nada jamás pero que hemos creado justificándonos de mil formas poco sostenibles. ¿No nos hemos convertido en los nuevos fariseos?
Tengo muchas más dudas pero con estas paro por no avasallar con un mensaje muy largo.
Muchas gracias.

----

LF:
A ver, este es un artículo escrito en el año 2010. Así que es casi imposible que le lea alguien más aparte de mí. Y, sinceramente, no estoy ahora como para entablar un debate sobre el uso de las imágenes, las normas de la Iglesia, etc, etc.
En todo caso, por no dejar el asunto de la imágenes sin responder, le recuerdo que Dios mandó hacer imágenes para ser usadas en el culto del Antiguo Testamento. Lo puede leer en Éxodo 25,17-22. Eso demuestra que la prohibición era de hacer imágenes de ídolos. O sea, de dioses paganos.
Respecto a que la gente reza más a la Virgen que a Cristo, hay que partir del hecho de que toda oración, absolutamente toda, tiene como destinatario final Dios. Es decir, le pedimos a la Virgen que interceda por nosotros. ¿Ante quién intercede? Ante Dios.
Y hasta aquí llego.
27/08/17 10:49 AM
  
Antonio
No pretendía ofender, cosa que por el tono de su respuesta parece que he hecho. Tan sólo quería solventar algunas dudas surgidas de la lectura de los evangelios.
Supongo que este no es el foro adecuado para tal fin. En cualquier caso le agradezco la respuesta. Aunque lo de Exodo 25, 17-22 me parece muy cogido por los pelos, la verdad.
Seguiré buscando respuestas.
Un saludo.

---

LF:
No, no ofendía.
Y no está cogido por los pelos. Dios manda hacer imágenes de querubines en algo que iba a ser usado en la liturgia del Antiguo Pacto.
28/08/17 9:48 PM
  
Bardock
Impecable
02/12/20 6:45 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.