InfoCatólica / Que no te la cuenten / Categoría: Historia contemporánea

25.06.17

Los griegos no eran sodomitas. Montajes homosexuales en clave de género (1-8)

Los griegos no eran sodomitas:Montaje homosexuales en clave de género

Por el Padre Javier Olivera Ravasi

“Los modernos han perdido mucho tiempo (…) queriendo presentar a la antigua Hélade como un paraíso para los invertidos, lo cual es excesivo: el mismo vocabulario de la lengua griega y la legislación de la mayor parte de las ciudades atestiguan que la homosexualidad no dejó de ser considerada como un hecho «anormal»” (Henry-Irenee Marrou)[1]. 

Que los espartanos eran afeminados; que Alejandro Magno también; que en el Banquete de Platón se habla de ello y que acostarse con efebos era moneda corriente en la Grecia antigua… ¿Cuántas veces hemos oído hablar de este tema sin tener una respuesta adecuada según las fuentes históricas?

Son tantas las veces que se nos ha golpeteado con esta cantinela dogmática que hasta uno podría plantearse: “si acaso fue así, ¿no debería volverse a practicar lo que aquellos sabios de la civilización occidental realizaban sin tapujos?”. Pues bien; acá está el punto y el caballo de Troya intelectual (nunca mejor cupo la expresión) que la ideología de género nos quiere hacer tragar para legitimar fenómenos decadentes de la vida moderna[2].

1.      El origen del mito

Digamos desde el inicio nomás que no se nos ocurre afirmar la inexistencia de homosexualidad o pedofilia en Grecia (¿dónde no las hubo?) sino simplemente decir que la moral tradicional de los helenos y hasta las propias leyes antiguas condenaban estas prácticas, incluso con la pena de destierro, en algunos casos.

Analizando este tópico moderno, uno encuentra que la primera “coincidencia” encontrada y que, en general se pasa por alto, es que casi todos los “expertos” que aluden a una extensión endémica de la homosexualidad en Grecia fueron ellos mismos una pandilla de homosexuales declarados. Y esto no resulta una mera refutación ad hominem, sino que, desde la perspectiva del autor, es inevitable que sus posturas (no sólo las intelectuales) caminen marcha atrás conforme a sus tendencias personales minoritarias.

Leer más... »

26.10.16

Encuentro Nacional de Mujeres : Abortista, Anticatólico y Sacrílego (2-2)

“La Iglesia que ilumina… ”: El odio sacrílego.

Esta furia anticlerical llega incluso a la blasfemia y al sacrilegio. No exageramos las palabras. Por el contrario, lo decimos con las palabras justas y precisas. Si para entender esto es necesario detenerse a explicar los dos términos, lo haremos brevemente.

Opuesto a la virtud de la Religión, entonces, se encuentra el vicio de la irreligión que falta al primer Mandamiento. Este primer mandato reprueba y prohíbe el sacrilegio, una de las faltas de irreligión, el cual “consiste en profanar o tratar indignamente los sacramentos y las otras acciones litúrgicas, así como las personas, las cosas y los lugares consagrados a Dios”[1]. Existen, en efecto, tres clases de sacrilegio: personal (contra las personas), local (contra los lugares), y real (contra las cosas). Distinción que corresponde al diferente grado de santidad, como lo explica el mismo Santo Tomás de Aquino.[2]

Leer más... »

22.09.16

Chesterton, lentamente en camino a los altares

chestertonUn santo que rompería el molde: Gilbert K. Chesterton

Fuente: Diario La Prensa

Los testimonios a favor de la santidad se remontan a su fallecimiento. El primer pedido para que se abra la causa surgió desde la Argentina en 1994. Muchos alegan haberse convertido tras leer sus libros.
Hace exactamente tres años, el obispo de Northampton (Inglaterra), Peter Doyle, decidió ordenar una investigación preliminar sobre Gilbert Keith Chesterton para determinar finalmente si es posible abrir una causa de canonización, un antiguo reclamo entre los admiradores del genial escritor británico.
Tras soportar una presión siempre creciente, Doyle le dio el encargo al canónico John Udris, porque había sido párroco en el barrio de Beaconsfield, donde Chesterton se convirtió al catolicismo en 1922.

Leer más... »

19.07.16

Revista “Diálogo” (primera época) online

Diálogo 1 - Primavera 1954 [Desktop Resolution]

Entre la primavera del año 1954 y el otoño de 1955, surgió en la Argentina la Revista “Diálogo”, dirigida por el Pbro. Julio Meinvielle.

Lo que iba a ser una revista que abarcaría largos años, terminaron siendo sólo tres números hoy casi inhallables, donde participaron personajes de la talla de Régis Jolivet, Victor Frankl, Christopher Hollis, Julio Irazusta, Sciacca, Guardini o Albert Frank-Duquesne, entre otros.

A nuestro juicio y con las distancias salvables que deberían sortearse, aquella Diálogo, tuvo su correlato en Argentina con la revista Mikael y -más lejanamente- con la actual revista Gladius.

Les dejo el propósito inicial y, más abajo, el índice de las publicaciones con los links para poder descargar. Prosit.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

Leer más... »

16.06.16

El gulag argentino

El gulag argentino

Por Horacio M. Lynch*

 

En la Argentina hay un grupo de detenidos en cárceles comunes, o en sus casas convertidas en prisión, que no tienen visibilidad. No están lejos, como en la Siberia de la Rusia soviética, pero, aun así, es como si no existieran. Salvando las distancias, este gulag se diferencia del soviético en que aquí quienes lo han creado no son los comisarios políticos de la Rusia comunista, sino los propios jueces de la Nación. Cuando se menciona en forma oficial a estos detenidos, se los llama genocidas. Son los detenidos por lesa humanidad o, simplemente, “lesa". Se trata de personas mayores, y muchos de ellos ya han muerto en estas condiciones. Fueron apresados en procesos cuestionables, pero quien reclame garantías para ellos será acusado de protegerlos. De modo que son pocos los que se animan a hablar.

Leer más... »