25.06.08

Fortea, la COPE y miscelanea

Narciso de Caravaggio

Aunque suele estar contraindicado empezar un post disculpándose, yo, voy a hacerlo. Las únicas obligaciones que tengo con este medio y los lectores son morales, pero son las que atan de verdad. Los motivos de la semana y pico de ausencia: personales y profesionales.

Hace una semana publiqué un post: Dios y el Mal. Primeras reflexiones, condicionando sucesivas entregas al interés. A decir verdad, tenía poca confianza en el éxito. Leer un libro o un ensayo sobre el tema, puede ser interesante, pero ¿en un blog? Una vez más me equivoqué. Y quiero dar las gracias a los comentaristas, altura, elegancia, sabiduría. Muchos comentarios, extensos e intensos. Me moría de ganas por intervenir pero no quise dirigir los diálogos. Creo de todas formas que el disfrute es compartido. La segunda parte vendrá en breve, pero no inmediatamente, hay muchos otros asuntos en cartera.

El primero la pesada cruzada antilosantiana —al menos como síntoma, pienso que el fondo es mucho más grave—. Mi primera impresión es positiva, sin ironías; clarifica posturas personales y profesionales, una especie de fotografía de fotomatón sin retoques. Como quien dice ayer, un director de sección religiosa pontificaba que Ratzinger nunca podría ser elegido Papa. Pocos días después de la elección del Pontífice publica un libro, Benedicto XVI: El Papa Enigma, quizá lo mejor la contraportada:

Leer más... »

14.06.08

A.M.D.G. Los jesuitas piden perdón

Escudo de los Jesuítas

Ad maiorem Dei gloriam («A la mayor gloria de Dios»). La primera parte del titular también valdría para actualizar los rumores, a raíz de su visita al Papa, de la conversión al catolicismo del presidente Bush pero no hay nuevas, y lo que hoy se lee en otros medios aquí ya lo comentamos hace dos meses.

Pero el tema es otro. El 24 de mayo de 1814, Pío VII restauraba la Compañía de Jesús con la Santa Misa en la Iglesia del Gesù. Terminada la ceremonia, en presencia de una inmensa multitud, incluyendo cardenales, realeza y cerca de 150 miembros de la antigua Compañía, Su Santidad hizo leer solemnemente la Bula Sollicitudo Omnium Ecclesiarum, y la entregó al P. Luigi Panizzoni. Después el Papa, con gran cariño y uno a uno, saludó a los ancianos jesuitas que lloraban de consuelo y a los jóvenes que miraban sonrientes. Tengo que agradecerle a Paco Pepe a quien me une —entre otras cosas— un intenso amor a la Compañía de Jesús la oportunidad de escuchar la más conmovedora descripción de los hechos que había oído en mucho tiempo.

Algunos no anhelábamos tanto, pero casi, bien de la 35ª Congregación General, bien de la elección del nuevo Prepósito General. Pero los tiempos del Señor son los que son, y siempre sorprenden. Hace una hora he terminado de leer los Decretos de la Congregación —disponibles desde hace una semana—: esperanzadores, con todos los peros que se quiera, esperanzadores; basta recordar que son la guía (de obligado cumplimiento) hasta la siguiente Congregación General, cuasi-inamovibles.

Leer más... »

10.06.08

Dios y el Mal. Primeras reflexiones

Mowly y el Rey LouieHace una semana El País brindaba instantes warholianos a Peter Singer con un inspirador artículo: ¿El Dios del sufrimiento? Ya saben el Rey Louie, el de yo quiero ser hombre como tú / y la ciudad gozar /como hombre yo quiero vivir /¡ser tan mono me va a aburrir!, el padre y fuente de inspiración del Proyecto Gran Simio que llevó Zapatero al parlamento hace un par de años.

Creo que la cuestión merece detenernos un poco. Para Santo Tomás de Aquino el tema del mal era la primera dificultad para admitir la existencia de Dios, y no creo que pueda despacharse con dos o tres citas; es quizá una de las preguntas profundas, graves y complicadas de la teología y la teodicea, pero no sólo para el teísmo si no también para el ateismo.

El artículo de Singer no es muy brillante, pero sirve como punto de arranque. Propongo tratar primero algunos aspectos de contexto y otros días ir acercándonos al fondo del asunto, así no mezclamos temas.

Leer más... »

5.06.08

Y a mí, que lo de Sistach me parece bien

Lirio

Hablo en nombre propio, y como muestra de la libertad de expresión que se permite en medios como este, así que lo reitero: que Sistach haya dicho lo que ha dicho sobre Losantos, la COPE y demás, en La Vanguardia Expañola me parece buena noticia.

Por ejemplo:

1.- Muchos han empeñado tiempo en que Nostach se transformase en Sistach. Se ha dado el primer paso, ahora es Sistach para lo que quiere. Pero algo es algo. En la escala de valores del cardenal para decidir los temas importantes y urgentes no entro; los hechos son los que son. La noticia es buena, ha generado precedente.

2.- Habla en nombre propio y ejerciendo sus funciones, esta vez no se esconde. Con rapidez y valentía. ¿No queríamos eso?, pues ya lo tenemos. ¿Que quizá haya otros temas más importantes? Seguro que Su Eminencia los tratará.

3.- El cardenal Sistach es miembro del comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal y nos recuerda que una de sus funciones es "velar por la adecuación de la COPE al ideario aprobado en asamblea plenaria el año 1994". Su deber de conciencia y la responsabilidad en su función le lleva a tomar una posición. Nada que objetar, lo aplaudo. La decisión de la ejecutiva fue otra —¿sin motivos?—, no entro a juzgar el concepto de lealtad, publicidad y colegialidad en el gobierno de la CEE que tiene el Cardenal.

Leer más... »

2.06.08

Padres increíbles

Los Increíbles

Cualquiera que tenga niños en la era del DVD sabe que cuando dicen «quiero ver una película», en realidad están diciendo quiero ver por n-ésima vez la última película que entró en casa. Durante semanas, los diálogos forman parte de las referencias culturales de la familia. De todas ellas mi preferida es Los Increíbles; la recomiendo, en especial, antes de que la califiquen «para mayores de 18 años con reparos»: familia numerosa, un padre y una madre, casados, cada uno con su rol en la casa, importancia del esfuerzo, del mérito, de la excelencia, del sacrificio, del darse a los demás; padres preocupados por sus hijos, e hijos que darían la vida por sus padres. Aunque no aparezca un solo crucifijo en la película, son el enemigo a batir, en un mundo que no quiere ser salvado.

Pues hoy he conocido a muchos increíbles. Era la fiesta de fin de curso del colegio de mis hijos. Un colegio nuevo, en un barrio nuevo, concertado, no confesional. Hacía unos días el director, en plena asamblea de padres, recomendó la objeción de conciencia a la asignatura de EpC. El colegio la impartiría —lo exige la ley— de acuerdo al ideario propio del centro —hasta aquí nuestra conciencia a salvo—, pero por principios y en solidaridad con todas las familias de España nos animaba a ejercer un derecho como medio concreto para cumplir con nuestra obligación de padres. Animó a que nos informásemos sobre la asignatura. Me acordé de la FERE y sus colegios, ¡qué contraste! Me acordé de muchos padres que en otras Autonomías lo tienen todavía más difícil, ¡ánimo!.

Leer más... »

26.05.08

El corazón de Europa es Nazi

Aktion T4: Vidas dignas de ser vividas. Cartel de propaganda nazi.

El exprimer ministro Guy Verhofstadt presenta en el parlamento belga una ampliación de la Ley de Eutanasia de 2002, que «extiende» su ámbito a quienes no pueden pedirla por ser menores o tener una incapacidad mental.

La semana pasada repasábamos el triunfo de los mengelillos británicos, hoy le toca el turno a los herederos de Ernst Rüdin, Bernard Shaw o Salvador Allende, todos socialistas —da igual nacionalsocialismo, que fabianismo o que marxismo—, todos partidarios de la raza pura, todos progres y demócratas. La semana pasada le tocaba turno mancillar la dignidad humana en su origen, hoy a la eliminación de las Lebensunwerten Leben (vidas indignas de ser vividas).

En abril de 2002, Holanda promulgaba la primera ley de Eutanasia, en la que se despenalizaba el suicidio asistido no sólo para los enfermos adultos que la pidieran de forma «explícita, razonada y repetida» y para los jóvenes de 16 a 18 años que formularan esta petición escrita, sino para los adolescentes capaces de consentimiento, de 12 a 16 años, con la condición de que los propios padres o quien tuviera la tutela jurídica añadieran su consentimiento a la petición personal de los sujetos afectados por enfermedad incurable o por dolor. En mayo del mismo año, Bélgica imitaba a los holandeses, en principio con una ley más restrictiva, en la práctica más laxa pues permitía poner fin a la vida de pacientes en situaciones excepcionales de sufrimiento físico o psíquico constante e insoportable (similar al grave peligro para la vida o salud física o psíquica de la embarazada de España para el aborto, que ya sabemos en lo que ha degenerado).

Leer más... »