7.08.08

Técnicas de manipulación en la prensa

Ser como John Malkovich?

Hace unos días leí un post recomendando «El invitado del Papa» de Vladimir Volkoff. Libro en apariencia ligero, pero que a mí también me gustó mucho. Yo me atreví a recomendar del mismo autor «El montaje». Pero hablaba de recuerdos e impresiones. Así que rebusqué en casa (el criterio de ordenación bibliotecaria es el estético, así que cada vez que intento encontrar un libro antiguo, tengo que echar media tarde).

Como ocurrió la primera vez lo leí de corrido. La traducción es horrorosa —si no, es imposible que ganase el premio de Novela de la Academia Francesa de 1982, el original debe estar mejor escrito—, los personajes no están bien definidos—al menos a mi gusto—, y el estilo que hoy buscaríamos en un libro de espías sería el de un guión cinematográfico. Os aseguro que no lo es, la estructura es algo peculiar. Sin embargo, tanto la trama como la tesis son cautivadoras, y no pierde en la ambientación de la Guerra Fría.

Lo traigo a colación porque es un libro que ayuda a formar espíritus libres. Ayuda a analizar la información, preguntarse por qués, cuestionarse la información publicada y categorizar a periodistas y medios. Está descatalogado, pero no revelaré nada sustancial del argumento, para no chafar a posibles lectores interesados. Un ruso blanco afincado en Francia —Alexandr Psar— es captado por la KGB —a través del coronel Iakov Moisseich Pitman— con una misión muy singular: agente de influencia. Su objetivo es la formación de la opinión pública, fundamentalmente a través de los medios impresos. El capítulo del reclutamiento es espectacular, son los propios métodos los que impulsan al joven Psar a trabajar para los soviéticos, se siente un semi-dios.

El post de hoy es también largo, así que estará colgado varios días. Probablemente haya alguien a quien le interese: transcribo una parte de la escena del reclutamiento: la Palanca. Os animo a emplearlo al leer los periódicos, aunque al principio es costoso se convierte rápidamente en un hábito. A mí, que soy limitadito, no me supuso mucho esfuerzo.

Es gratificante aplicarlo, en especial, a las noticias sobre la Iglesia Católica, y estar muy observantes en cómo las utiliza la prensa progre, tanto en la elección de los temas como el tratamiento que merecen… Cuando releí el libro me vino a la mente El País, Público, El Mundo, la Secta, Tetacinco, Cuatro, Religión Digital, El Plural, Bedoya, José Manuel Vidal, Bastante, Sopena…, todos con sus fobias y traumas. Son unos expertos. Ya me contaréis vuestra experiencia.

Pitman y Psar están sentados en el campanario de Notre-Dame. Acaban de explicarle a Psar las tres columnas sobre las que se basa la influencia, simbolizadas en la Palanca, el Triángulo y el Alambre. La Palanca está codificada en un Vademecum

Leer más... »

4.08.08

Solzhenitsin in memoriam. Ni socialista, ni liberal: cristiano

Solzhenitsyn

Ayer murió Alexander Solzhenitsin [11 de diciembre de 1918, 3 de agosto de 2008] (desconozco las normas de trascripción, en la prensa anglosajona aparece como Aleksandr Solzhenitsyn, me imagino que así será). Se me dan muy mal los obituarios. Y como en las próximas horas tendremos buenas semblanzas, comentarios literarios espléndidos y unas necrológicas que harán llorar, poco podré añadir.

Sin embargo no quería dejar pasar la oportunidad para comentar algunos aspectos que quizá no tengan el suficiente tratamiento informativo. Podremos leer sobre sus dos obras más conocidas: Archipiélago Gulag y Un día en la vida de Iván Denísovich. Obras sobre las que se pueden escribir incluso novelas —el primer manuscrito de Archipiélago Gulag se «perdió» en manos del KGB; su guardiana, la secretaria de Solzhenitsin, se «suicidó» después de ser torturada—. Pocos dirán (sobre todo en la prensa progre) que constituye la mejor denuncia del socialismo real. Su lectura es el antídoto ideal para cualquier tentación socialista. Una descripción perfecta de los métodos para conseguir la «igualdad»; concepción de la igualdad que sólo puede conseguirse cercenando la libertad. Por cierto, una concepción de la igualdad como la que tiene nuestro presidente; y unos métodos, que, aunque todavía no sangrientos, podemos reconocer en las 227 historias que dan lugar al libro. Os sentiréis identificados.

Pero la libertad de Solzhenitsin no es una deidad, es la libertad de los hijos de Dios. Creo —espero equivocarme— que no encontraremos muchas referencias a las críticas del ruso al liberalismo, tanto al político como al filosófico. Solzhenitsin no era un liberal, su amor por la libertad y la igualdad no es a la de Jean-François Revel. Su vivencia y lucha por la libertad le lleva a la conversión (en su juventud fue un modélico comunista, un «ateo científico»), a entender la igualdad como un medio, no como un fin; a entender la libertad también como un medio, no como un fin.

Leer más... »

23.07.08

Humanae Vitae. 40º aniversario. Apostasía y profecía

humanae vitae pablo vi

Cardenal Schönborn, Domus Galilæ, finales del mes de marzo, un auditorio compuesto por más de un centenar de obispos y nueve cardenales:

En los últimos 40 años, Europa ha dicho tres veces ‘no’ a su futuro: en el año 1968 cuando refutó la Humanæ Vitæ; 20 años después con la legalización del aborto; y hoy con el matrimonio homosexual. Ya no se trata de una cuestión moral, sino de un hecho: por ejemplo, en Alemania hoy, por cada 100 padres hay 70 hijos y 44 nietos. En dos generaciones, la población se reducirá a la mitad.

Me cuentan que fijó la vista respectivamente en belgas-holandeses, franceses-alemanes y españoles, con esa mirada de cariño y fortaleza que le caracteriza, como invitando a todos a arrimar el hombro (no sé si estaban sentados por países, pero así me lo describieron). Concluyó el breve diagnóstico con valentía:

Esto es, objetivamente, un ‘no’ al futuro. La única fuerza en Europa que ha promovido y promueve el futuro es la Iglesia Católica a través de Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Las tres apostasías tienen su origen en la primera, en la encíclica que el viernes cumple cuarenta años de su promulgación. Quizá uno de los documentos clave del siglo XX, no sólo de la Historia de la Iglesia. Recomiendo su lectura, breve y fácil de resumir: no se puede separar en el acto matrimonial el aspecto unitivo del generativo. Pocas frases han provocado tanto. Otros resumen la Humanæ Vitæ como «no se puede usar la píldora o el condón», pero el reduccionismo corresponde a quien tiene por bufanda la bragueta, ya dice la Escritura ex abundantia cordis os loquitur.

Leer más... »

18.07.08

Temas varios: Newman y Croacia

Matrix

Llevo varios días con lo que los cursis de mi empresa denominan «conectividad limitada», algo que en cristiano es más o menos: «no puedo conectarme a internet cuando y como quiero». Pues eso.

El post pretendía dedicarlo a la Humanae Vitae, este 25 de julio cumple 40 años. Documento imprescindible para entender el mundo de hoy y atisbar el futuro. Documento también importante por lo que dice, por cómo se dijo y las circunstancias que lo acompañaron. Lo dejo para el fin de semana; entretanto aprovecho para comentar brevemente un par noticias de estos días, que en otras circunstancias habría tratado más extensamente:

1.- ¿Se acerca la beatificación del Cardenal Newman?. Creo que ya es conocida mi afición por el inglés, que espero convertir en devoción pronto. El pasado martes 15, el Times informaba que el Vaticano ha ordenado que el cuerpo del Cardenal Newman, el más célebre converso al catolicismo desde la Iglesia de Inglaterra, sea exhumado y vuelto a enterrar en un sarcófago de mármol, donde pueda ser venerado más fácilmente.

Leer más... »

15.07.08

David Cameron y el discurso de la «sociedad rota»

David Cameron

¡Qué envidia los ingleses! Aquí tenemos a Rajoy mimetizándose con el ambiente y a Zapatero queriendo «extender derechos a los inmigrantes» a la vez que los destierra a «escuelas para negros».

No voy a hablar de política, aunque ganas no faltan, pero el leit motiv del post es un discurso de David Cameron en el deprimido barrio de Gallowgate (Glasgow) —para hacernos una idea, un barrio del «cinturón rojo»—. Discurso que debería pasar a la historia, quizá por eso no ha trascendido en la prensa española.

El pasado lunes, ante un auditorio que también está pasando las de Caín, Cameron ataca la neutralidad moral —el relativismo— de la sociedad británica, como primer paso para superar la crisis. No les engañó con 400€, ni con monos, ni con matar niños y ancianos. Después de hablar de lo bonito que es Glasgow, de lo importante que es para su partido; de las innumerables iniciativas para ayudar a los desfavorecidos, de identificar los problemas reales —sin circunloquios, sin mentiras, casos concretos—; después de decir que desgraciadamente las cosas no van bien, realiza un extraordinario análisis social (y creo que no me he pasado). Un discurso, que gira en torno a la sociedad rota (quizá mejor traducción sería desquebrajada, pero los bisílabos son más «marketinianos»). Os transcribo el momento estelar, traducción y negritas mías —sabréis disculpar—:

Leer más... »

9.07.08

Cristofobia gay en Madrid

Quema de Rouco el Día del Orgullo Gay Hace ya tres años, convocados por el Foro Español de la Familia, millares de personas convirtieron la manifestación «La familia SÍ importa» en un referente de lucha por las libertades.

Todavía hoy, alguno de los 50k trolls de Pepiño —por estos blogs los podéis encontrar—, siguen repitiendo el mantra de Zerolo: fue una manifa convocada por la Iglesia contra los homosexuales (sic). Se instó al fiscal y a los medios adictos a perseguir y denunciar todas las exhibiciones de homofobia, que indudablemente iban a tener lugar. La decepción fue grande, tanto que El País tuvo que improvisar un autopublicado anuncio homófobo para demostrar que no se habían equivocado, el escándalo y el engaño se volvieron en su contra. La decepción fue grande, ninguna cadena de televisión pudo emitir imágenes irrespetuosas con las personas homosexuales,…porque no las había. Y eso que las ramificaciones de la manifestación se extendían por Chueca; no se cabía en la calle Alcalá.

Lástima que los católicos, homosexuales católicos incluidos, no podamos decir lo mismo de los anuales Día del Orgullo Gay. Estamos desgraciadamente acostumbrados, —Chesterton dixitnadie blasfema de Thor. El insulto y el mal gusto están indisolublemente asociados a esa secta del colectivo gay.

Leer más... »