24.02.21

(634) Espiritualidad, 12. -Dios quiso la Cruz de Cristo

Cristo crucificado - Valásquez

–Más sobre la Cruz de Cristo…
–¿Estamos estos días en Cuaresma, no? Pues digamos que estos artículos son meditaciones de Cuaresma

Hace diez años, en 2011, traté este tema en dos artículos: en (137) El Señor quiso la Cruz, y en (138) Por qué Dios quiso la Cruz  Sobre estas dos fundamentales verdades de fe, formalmente reveladas, se habían difundido graves herejías. Y como esos dos errores permanecen activos, creo que hoy sigue siendo necesario reafirmar la fe católica contra ellos. Vamos ahora con el tema primero.
* * *

Leer más... »

17.02.21

(633) Espiritualidad, 11. -Tomar la Cruz para seguir a Cristo

–Perdón, Pater, ¿pero no se estará pasando con el tema de la Cruz?

–Iiría en contra de la Tradición católica, y concretamente contra el sentido propio de la Cuaresma que hoy iniciamos, como «tiempo de gracia y conversión». «Nunca entre vosotros me precié de saber cosa alguna, sino de Jesucristo, y éste crucificado» (1Cor 2,2). Y «no quiera Dios que me gloríe en nada, sino en la Cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo» (Gál 6,15).

Leer más... »

11.02.21

(632) Espiritualidad, 10. –Jesucristo, Salvador del mundo en la Cruz

Rogier van der Weyden (+1464). Museo del Prado, Madrid. Descendimiento (1443)

El diablo y los suyos se ensañaron con Cristo.

–«Él es homicida desde el principio… Es mentiroso y padre de la mentira» (Jn 8,43-44). *Pensemos en el aborto: primero se miente –«no es un ser humano», «la mujer manda sobre su cuerpo», etc–, y después se mata: cientos de millones de niños. *Primero se miente –«España invade y oprime la nación vasca»–, y después se mata: ETA asesina en unos cuarenta años a más de 860 ciudadanos. Y así vamos desde Adán y Eva.

 

Leer más... »

4.02.21

(631) Espiritualidad, 9. –Jesucristo, en el camino de la Cruz

 

–Lo raro es que no lo hubieran matado antes.

–Jesucristo nuestro Señor manda en las circunstancias de su vida. Si en Caná dijo al principio de su ministerio público: «Mujer, no ha llegado todavía mi hora» (Jn 2,4), en la última Cena, tres años después, dirá: «Padre, ha llegado la hora; glorifica a tu Hijo» (17,1).

 

El martirio de Jesús se inicia desde que despierta al uso de la razón, y en cierto modo antes, desde que recién nacido es perseguido, y su Madre virginal y San José han de protegerlo huyendo a Egipto. Esta condición martirial, como ya vimos en (625) y en (630), es continua en su vida. En este artículo contemplaré el camino de Cristo a la Cruz a lo largo de su vida pública.

Para ello me he ayudado principalmente con estas obras: la Sinopse des quatre Évangiles, de los dominicos P. Benoit y M.-E. Boismard (Cerf 1965); la Sinopsis de los cuatro Evangelios, del jesuita J. Leal (BAC 124, 1961, 2ed.), y la gran obra Jerusalén en tiempos de Jesús, de Joachim Jeremias (Cristiandad, Madrid 2000, 4ed,). Me he apoyado con frecuencia en el libro de los judíos conversos Augustin y Joseph Lémann, La asamblea que condenó a Cristo (Criterio, Madrid 1999). 

Leer más... »

25.01.21

(630) Espiritualidad, 8. –Jesucristo, escándalo y locura

«Cristo Crucificado, escándalo para los judíos y locura para los paganos»…

–«pero fuerza y sabiduría de Dios para los llamados, judíos o griegos» (1Cor 1,23-24).

 

–Jesús, mártir toda su vida

El pecado del mundo es ignorado por los hombres. Y esto por dos razones: primera, porque en él han vivido sumergidos desde siempre; y segunda, porque en mayor o menor medida son cómplices de ese mal, y están, por decirlo así, con-naturalizados con él.

Leer más... »