9.08.19

3.08.19

(556) Evangelización de América (67). Los chibcha de Nueva Granada, I

Andes colombianos

–Salió muy grande la letra de la imagen.

–Es que los Andes son inmensos.

Ya son 67 los artículos que he publicado en este blog sobre la Evangelización de América hispana, siempre convencido de que un florecimiento de la Iglesia Católica en América exige un conocimiento de sus orígenes históricos y una fidelidad renovada a sus primeras raíces.

Leer más... »

23.07.19

(555) Evangelización de América (66). Más santos en Lima

–La Ciudad de los Reyes, Lima, viene muy pronto a ser la Ciudad de los Santos.

–A los cien años de fundada. Y qué santos…

 

–San Juan Macías (1585-1645), hermano dominico

San Martín de Porres procuraba consagrar íntegramente a Dios los domingos y días de fiesta, en cuanto le era posible. Y esos días solía ir al otro convento dominico limeño, el de la Magdalena, a visitar al Hermano portero, San Juan Macías, seis años más joven que él. Los dos compartían oraciones, conversaciones y penitencias.

Leer más... »

15.07.19

(554) Evangelización de América (65). San Martín de Porres, O. P.

San Martín de Porres, O. P. 

 –No dice usted nada de su alegría.

–Tenía en Cristo la alegría propia de todos los santos, especialmente la de los más humildes.

 

Martín niño

En el año 1962 fue canonizado en Roma, con gran alegría del mundo cristiano, fray Martín de Porres, peruano mulato y dominico. En ese mismo año Jesús Sánchez Díaz y José María Sánchez-Silva publicaron biografías suyas. Me atengo a ellas.

Leer más... »

9.07.19

(553) Evangelización de América (64). San Francisco Solano (y III)

–La imagen le pone una cara seria, casi triste…

–Pero él era en realidad un fraile franciscano muy “alegre en el Señor” (Flp 4,4).

 

Milagros franciscanos

En sus numerosos milagros se muestra también Solano hijo del Santo de Asís, pues muchos de ellos se realizaron con las criaturas irracionales. Esto para los indios resultaba muy especialmente impresionante, pues veían que la santidad cristiana, expresada en aquel fraile, traía consigo una profunda reconciliación del hombre con las fuerzas de la naturaleza.

El capitán Cristóbal Barba de Alvarado da testimonio de que, viajando en funciones de teniente del Gobernador, con el padre Solano y una im­portante comitiva de españoles e indios, vinieron a encontrarse en peligro grave por la sed.

Leer más... »