19.06.20

(601) El Espíritu Santo- 6. Gracia, virtudes y dones

Santa Teresa de Jesús - José María Salaverría (+1940)–El Espíritu Santo, «el gran desconocido»…

–En parte por falta de predicación, y en parte por falta de interés en los cristianos (pelagianos o semipelagianos en su mayoría).

Hace unos años, un profesor de teología moral escribió que es «necesario romper los cuadros del tratado De virtutibus, para abrir el tema a un horizonte más adecuado». Mejor que en el planteamiento ontológico-formalista del sistema de virtudes, habría de expresarse la moral «en términos más personalistas y relacionales», es decir, empleando «la riqueza que nos ofrecen las categorías personalistas de opciones, actitudes, etc.».

Sin embargo, la Iglesia docente, aun conociendo las diversas construcciones mentales producidas por quienes piensan de este modo, que no son pocos, estima mejor en su Magisterio apostólico, que la verdadera antropología cristiana es la tradicional. Y así, concretamente, en su Catecismo de la Iglesia Católica (1992), explica la vida nueva en el Espíritu según la gracia (1987-2029), las virtudes y los dones del Espíritu Santo (1803-1831). Y éste es el esquema que aquí sigo.

Leer más... »

12.06.20

(600) El Espíritu Santo- 5, don primero, don supremo

 

–Y vamos con el artículo número 600…

–Y ha querido el Señor que sea sobre el Espíritu Santo, el don fontal por el que nos son concedidos todos los dones celestiales. Bendigamos al Señor. Demos gracias a Dios.

 

En la segunda parte de mi artículo (591), Somos templos de Dios, traté ya con cierta amplitud de la teología y espiritualidad de la inhabitación del Espíritu Santo en el cristiano. Y en esta serie sobre el Espíritu Santo correspondería ahora exponer ese tema. Me permitiré, pues, resumir y complementar en este articulo lo allí expuesto.

Leer más... »

6.06.20

(599) El Espíritu Santo- 4. en la Iglesia

San Miguel de Allende, México

–Qué cosa. Todo lo purifica y eleva Jesucristo…

–Es su misión. “Todo fue hecho por Él y para Él, y todo subsiste en Él” (Col 1,16-17). 

 

–El Espíritu Santo edifica la Iglesia

De nada nos hubiera servido a los hombres la encarnación del Hijo de Dios, la predicación de su luminoso Evangelio, su muerte sacrificial en la Cruz y su resurrección y ascensión a los cielos, si toda esa obra grandiosa de reconciliación entre Dios y los hombres si no se hubiera visto consumada en Pentecostés, por la comunicación del Espíritu Santo prometido. Sin Él, ni siquiera alcanzaríamos a tener la fe. El Hijo, enviado por el Padre y ahora vuelto él, ha cumplido su misión. Y el Espíritu Santo, enviado por el Padre y el Hijo, realiza su misión en la Iglesia a lo largo de los siglos, hasta la plenitud escatológica.

Leer más... »

3.06.20

(598) El Espíritu Santo- 3. en Jesucristo

 P. della Francesca, Bautismo de Jesús

–¿Y a quiénes representan esas tres acompañantes?

–A tres ángeles, vestidos con tres colores distintos; cosa singular. 

El Espíritu Santo y María

La fecundidad del Padre se expresa en la generación del Hijo. La fecundidad del Padre y del Hijo en la procesión amorosa del Espíritu Santo. Y la fecundidad del Espíritu Santo se manifiesta a través de la Virgen María, en el gran misterio de la encarnación del Hijo. Es  precisamente en la Virgen, donde el Espíritu Santo se revela plenamente como «Señor y dador de vida». Y esta manifestación la realiza no solamente en Jesús, sino, como veremos, en todo su Cuerpo místico.

Leer más... »

30.05.20

(597) El Espíritu Santo- 2. el Amor entre el Padre y el Hijo

 Fray Juan Bautista Maíno, 1619

–Los cristianos corrientes ignoramos casi todo lo que dice usted en este articulo.

–Es una pena… Se interesan –los que se interesan– por las cuestiones morales. Estos otros misterios de la fe les traen generalmente sin cuidado. Y por eso los ignoran. Gran pena.

En el artículo anterior traté del Padre sin principio y de la generación eterna de su único Hijo. Y dejé para este articulo exponer la fe en el Espiritu Santo. Vamos con ello.

* * * 

Leer más... »