InfoCatólica / Reforma o apostasía / Categoría: Liturgia Eucaristía

8.10.14

(286) Liturgia –22. La adoración eucarística, 3. Historia (b)

La adoración eucarística

–Y dale con la historia…

–Pruebe a pensar un poco, que no le va a pasar nada. Y se dará cuenta de que apenas entendemos nada del presente si no conocemos su historia.

Las Cofradías eucarísticas

Con el fin de que nunca cese el culto de fe, amor y agradecimiento a Cristo, presente en la Eucaristía, nacen las Cofradías del Santísimo Sacramento, que «se desarrollan antes, incluso, que la festividad del Corpus Christi. La de los Penitentes grises, en Avignon se inicia en 1226, con el fin de reparar los sacrilegios de los albigenses; y sin duda no es la primera» (Bertaud, Dévotion eucharistique: «Dict. Spir.», pg. 1632). Con unos u otros nombres y modalidades, las Cofradías Eucarísticas se extienden ya a fin del siglo XIII por la mayor parte de Europa.

Leer más... »

28.09.14

(285) Liturgia –21. La adoración eucarística, 2. Historia (a)

–Esta vez nos cuenta cosas que yo no conocía.

–Le hará mucho bien conocerlas.

Centralidad de la Eucaristía

Desde el principio del cristianismo, a la luz de la fe, se entiende la Eucaristía como la fuente, el centro y el culmen de toda la vida de la Iglesia: como el memorial de la pasión y de la resurrección de Cristo Salvador, como el sacrificio de la Nueva Alianza, como la cena que anticipa y prepara el banquete celestial, como el signo y la causa de la unidad de la Iglesia, como la actualización perenne del Misterio pascual, como el Pan de vida eterna y el Cáliz de salvación. Normalmente, la Misa al principio se celebra sólo el domingo, pero ya en los siglos III y IV se generaliza la Misa diaria.

Leer más... »

22.09.14

(284) Liturgia –20. La adoración eucarística, 1. Presencia real de Cristo en la Eucaristía

–Mi abuelo era de la Adoración Nocturna.

–Gran obra de Dios. Y hoy, por designio de la Providencia, se van multiplicando las capillas de Adoración Perpetua.

En los anteriores artículos fui explicando los diferentes momentos de la Misa, el Mysterium fidei por excelencia. Y al tratar de la consagración, del acto máximo de la Eucaristía (275), no me detuve en considerar con amplitud el misterio de la transubstanciación, para contemplarlo ahora más detenidamente, pues él es el fundamento de la adoración eucarística.

Leer más... »

15.09.14

7.09.14

(282) Liturgia –18. Eucaristía, 13. La comunión (y d) y la santidad

–«Tomad y comed: esto es mi cuerpo».

–Cristo, al mismo tiempo, nos dice una verdad inefable y nos da un mandato.

Comunión y santidad

«Si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene la vida eterna y yo le resucitaré el último día» (Jn 6,53-54). La enseñanza de Jesús es muy clara: la santificación cristiana tiene forma eucarística. Es así, al menos ordinariamente, como ha querido Dios santificarnos. Y nosotros no podemos santificar-nos según nuestros gustos o inclinaciones –es absurdo–, sino según el Señor ha dispuesto hacerlo, y según nos lo ha dicho. Sólo él es «Santo y fuente de toda santidad» (Pleg. eucarística II).

Leer más... »