(645) Ángeles, 2. -Jesucristo y los ángeles

Memling- Cristo con ángeles

Magnífica pintura.

– El tríptico de Santa María la Real de Nájera (la Rioja, España) es una obra de Hans Memling (1423-1494) encargada en 1487 por un grupo de comerciantes ricos para el altar mayor del Monasterio de Santa María. Fue vendido en 1885, y actualmente se halla en el Museo Real de Bellas Artes, de Amberes, Bélgica. Más abajo está la imagen del tríptico, Jesucristo con ángeles que cantan la Gloria divina.

Jesucristo es el Señor del cielo y de la tierra

«Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra» (Mt 28,18)

Escuchemos lo que nos enseña la Iglesia en su Catecismo

«331 Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Los ángeles le pertenecen: «Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles…” (Mt 25,31). Le pertenecen “porque en él fueron creadas todas las cosas, en los cielos y en la tierra, las visibles y las invisibles, los Tronos, las Dominaciones, los Principados, las Potestades: [los hombres y los ángeles] todo fue creado por él y para él” (Col 1,16). Le pertenecen más aún porque los ha hecho mensajeros de su designio de salvación: “¿Es que no son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación?” (Hb 1,14).

«332 Desde la creación (cf. Jb 38,7, donde los ángeles son llamados «hijos de Dios») y a lo largo de toda la historia de la salvación, los encontramos, anunciando de lejos o de cerca, esa salvación y sirviendo al designio divino en su realización».

 

–Dios co-labora con los ángeles y los hombres

¿Eso significa que Dios «necesita» el servicio de los ángeles o de los hombres para cumplir sus designios? No, en absoluto. Dios quiere que las criaturas participen en sus obras no por necesidad, sino por amor, para que participen no sólo de su ser, sino también de su obrar. Por amor, solamente por amor: Bonum est diffusivum sui. Lo bueno es difusivo de sí mismo. ¡No por necesidad! Él es omnipotente. «Es Dios el que obra en vosotros el querer y el obrar, según su voluntad» (Flp 2,13). «En Él vivimos, nos movemos y existimos» (Hch 17,28). ¿Cómo va  asociarnos por necesidad al obrar de su providencia si en Él existimos, y es Él quien obra en nosotros el querer y el obrar? Ya Israel, en el Antiguo Testamento, confesaba humildemente: «Cuanto hacemos [de bueno], eres tú quien para nosotros lo hace» (Is 26,12).

Tampoco Dios necesita de los hombres, de la Iglesia, para salvar. Pero siendo ésta la Esposa y el Cuerpo de Jesucristo, el Verbo Encarnado hace de ella el «sacramento universal de salvación» (Vat. II: LG 48; AG 1): «en esta obra tan grande, por la que Dios es perfectamente glorificado y los hombres santificados, Cristo asocia siempre consigo a su amadísima esposa la Iglesia, que invoca a su Señor y por Él tributa culto al Padre eterno» (Sacrosanctum Concilium 7). No por necesidad la asocia, sino por puro y gratuito amor.

 

*Antes de Cristo

Yahvé expulsa al hombre del paraíso, «y puso delante del Jardín del Edén un querubín, que blandía flameante espada para guardar el camino del árbol de la vida» (Gen 3,24).

–Los ángeles protegen a Lot y su familia en la destrucción de Sodoma y Gomorra (Gen 19).

Y salvan a Agar y a su hijo, expulsados al desierto (Gen 21,17).

E impiden el sacrificio de Isaac, deteniendo la mano de Abraham (Gen 22,11).

Los judíos reciben la Ley «por ministerio de los ángeles» (Hch 7,53).

Conducen a Israel a la tierra prometida: «Yo mandaré un ángel ante ti, para que te defienda en el camino y te haga llegar al lugar que he dispuesto»… (Ex 23,20-23),

Anuncian nacimientos providenciales (Sansón: Juec 13) y vocaciones (Gedeón: Juec 6,11-24; Isaías: Is 6,6).

Asisten a los profetas (Elías: 1Re 19,5): «Levántate y come, que todavía te queda mucho camino».

 

*Después de Cristo

  333 «De la Encarnación a la Ascensión, la vida del Verbo encarnado está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles. Cuando Dios introduce “a su Primogénito en el mundo, dice: adórenle todos los ángeles de Dios” (Hb 1,6).

El ángel Gabriel anuncia en el Templo a Zacarías el nacimiento de Juan: «No temas, tu oración ha sido escuchada. Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan» (Lc 1,11-20)

–Y anuncia a María el nacimiento de Jesús: «No temas, concebirás y darás a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Será santo, será llamado Hijo de Dios» (Lc 1,26-37) .

Un ángel anuncia a los pastores el nacimiento del Salvador, y «al instante se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que decía: “Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres”» (Lc 2,9-15).

Protegen la infancia de Jesús, diciendo a José: «no temas recibir a María en tu casa» (Mt 1,20). «Toma al niño y a su madre y huye» (2,13). «Vuelve a la tierra de Israel» (2,19-20).

Sirven al Salvador en el desierto, al final de su retiro de 40 días. «El diablo lo dejó, y llegaron ángeles que le servían» (M4,11; +Mc 1,12).

Los niños han de ser respetados, pues «sus ángeles ven continuamente la faz de mi Padre, que está en los cielos» (Mt 18,10).

En Getsemaní un ángel consuela a Jesús. «Se le apareció un ángel del cielo que lo confortaba» (Lc 22,43). ¡Una criatura angélica confortando a su divino Creador, hecho hombre!…

En el prendimiento. «¿O crees que no puedo rogar a mi Padre que me envíaría doce legiones de ángeles» (Mt 26,53). Así ayudó Yahvé en otro tiempo a los macabeos: «en lo más duro del combate se les aparecieron en el cielo a los adversarios cinco varones resplandecientes, montados en caballos a la cabeza de los judíos; guardaban incólume al Macabeo, y lanzaban flechas y rayos contra el enemigo»… (2Mac 10,29-30; 11,8).

Los primeros evangelizadores son los ángeles a los pastores: «No temáis, os anuncio una gran alegría, que es para todo el pueblo: Hoy os ha nacido un Salvador que es el Cristo Señor» (Lc 2,10). Así anuncian la Buena Nueva de la Encarnación (Lc 2,8-14).

Son también los primeros anunciadores de la gloriosa Resurrección de Cristo. «No os asustéis, buscáis a Jesús Nazareno, ha resucitado… Id a decir a sus discípulos»… (Mc 16,5-7).

Los ángeles acompañan a Jesús en la Ascensión, y también lo harán en la Parusía. «Este Jesús que os ha sido arrebatado al cielo vendrá de la misma manera que le habéis visto subir al cielo» (Hch 1,9-11). Y los ángeles servirán entonces al Cristo glorioso, separando buenos y malos (Mt 13,41-42; 25,31-33). El Señor declarará buenos a unos y malos a otros «delante de los ángeles de Dios» (Lc 12,8 -9).

El Apocalipsis revela con gran frecuencia a los ángeles de Dios, y nos los presenta especialmente como «poderosos ejecutores de sus órdenes» (Sal 120,20), como realizadores de los designios providentes de Dios sobre el mundo visible.

 * * *

Pidamos al Señor que nos conceda ser amigos de los ángeles, de los que sólo bienes podemos recibir. Que ellos nos enseñen a vivir en la presencia continua de Dios, adorándole siempre y en todo lugar. Que nos enseñen a orar, a obedecer en todo la voluntad del Señor, como servidores y mensajeros suyos- Que nos ayuden a procurar la gloria de Dios y la salvación de los hombres, en perfecta obediencia, con fuerza espiritual y firme esperanza..

Dios nos libre de ignorar o de negar su existencia, su presencia y su ayuda. La plena revelación del mundo angélico se produce cierta y claramente en los Evangelios. Pues bien, «arrepentíos y creed en el Evangelio», viviendo con fe, esperanza y caridad nuestra profunda relación con los ángeles.

Los cristianos que, como los saduceos, niegan la existencia de los ángeles, no creen en el Evangelio. «De nosotros han salido, pero no eran de los nuestros. Si fueran de los nuestros, hubieran permanecido con nosotros. Pero así se ha hecho manifiesto que no todos son de los nuestros» (1Jn 2,19).

 

José María Iraburu, sacerdote

 Post post.. Es frecuente relacionar a los ángeles con el canto, y por extensión con la música. Pero la angelofonía no se menciona literalmente en la Biblia, aunque algunos textos podrían sugerirla (como Job 38,7; Lc 2,13-14; Apoc 5). La oración de judíos y cristianos ha sido «siempre en salmos, himnos y cánticos inspirados» (Ef 5,19). Y era frecuente en los Padres ver en la liturgia terrenal un eco del canto celestial de los ángeles. San Cirilo de Jerusalén (+386), San Juan Crisóstomo (+407) y no pocos más de la tradición, hablaban de la angelofonía como de un hecho. En todo caso, si se afirma «el canto» de los ángeles incorpóreos, ha de entenderse en un sentido análogo al “canto” humano corporal).

Índice de Reforma o apostasía

 

10 comentarios

  
Ignatius
Por favor resuélvame una duda

Sobre el Ángel de la guarda:

Los niños queda claro que sí lo tienen ¿es de suponer que.el ángel protector nos acompañe siempre, incluso en e cielo?

¿y el ángel protector de cada nacion, como el Ángel de Portugal de las apariciones de Fátima, existe referencia bíblica?

¿Es posible que cada familia también tenga su. ángel protector?
--------------------------------
JMI.-En poco más publicaré un nuevo post de la serie ÁNGELES dedicado al Ángel de la Guarda.
08/06/21 11:18 AM
  
penc
Esperamos con ansias nuevas entregas. Muchas gracias.
---------------------------
JMI.-Rezad por nosotros, los escribas, para que escribamos siempre dóciles al Espíritu Santo, con luz y fuerza.
Bendición +
08/06/21 7:38 PM
  
Jorge Alberto
El Apocalipsis alude al coro de ángeles (cf. Ap 5, 11-14; 7, 11-12; 14, 2-3).
--------------------------
JMI.-Cuando en la Biblia, y en el Apocalipsis concretamente, se dice que "vi a un/os ángel/es" ¿significan esas palabras que los ángeles sean corpóreos? De otro modo, no podrían ser "vistos".
No, no lo significan. Son criaturas espirituales, y no cambia su naturaleza espiritual, ni se hacen corporales, cuando se aparecen en visión a un profeta o a un cristiano. Pero Dios obra en la mente de los videntes para que "vean" una realidad angélica, que no es "visible" en el sentido humano, es decir, que sigue perteneciendo, como espiritual, a "lo invisible" creado por Dios. De modo semejante:

Cuando se dice que se "oyó a un coro de ángeles", o que "el ángel dijo", no se significa que esas criaturas angélicas (espirituales, incorpóreas, invisibles, inaudible) "hablaron" o que "cantaron" al modo humano, con pulmones, gargante y lengua. Ellos actuaron realmente, como colaboradores de Dios, y el Señor dio a sus acciones eficacia para en la mente de los videntes o de los oyentes "vieran" u "oyeran" en su interior una presencia, un habla o un canto, como si fuera humanamente visible y audible.

En esos encuentros ángeles / hombres, éstos "ven" y "oyen" realidades verdaderas enviadas y producidas por Dios con la real co-laboración de los ángeles. No se trata de alucinaciones visuales o sonoras, que son irreales, causadas por el mismo vidente u oyente alucinado. "Es Dios quien actúa en vosotros el querer y el obrar" (Flp 2,13). Y quien les da el efecto que quiere. En el caso de los hombres y lo mismo en el de los ángeles, el efecto producido ha sido causado por los dos: Dios y hombre; Dios y ángel, haciendo Dios que el acto del ángel produzca unos efectos de "visualidad" y "audibilidad", que por sí solo no podría producir el ángel, por ser puro espíritu incorpóreo. O no dándole efecto visible-audible. Por ejemplo, cuando un ángel "en el sueño" le comunica, le "dice", un mensaje a San José.

08/06/21 8:13 PM
  
Mario Enriquez
Excelente articulo sobre la grandeza de Jesucristo el Hijo del Padre y los ángeles.

Cuando dice, citando, "Cristo asocia siempre consigo a su amadísima esposa la Iglesia, que invoca a su Señor y por Él tributa culto al Padre eterno"

Tengo una duda hace tiempo sobre la misa, no se si pueda orientarme, o si estoy diciendo algo equivocado, por favor corregirme.

En el momento en que el sacerdote dice "Por Cristo, con Cristo y en Cristo a ti Dios Padre...en la Unidad del Espíritu Santo, todo honor...". Lo entiendo, como una adoración al Padre, al primera persona de la Trinidad, adoración realizada en Cristo y en la Unidad del Espíritu Santo.

Mi duda es, en la misa hay un momento de adoración o culto también a Jesucristo? por ejemplo el canto del gloria u oración del gloria, lo interpreto como palabras de adoración que incluye a las Tres Personas. Hace poco surgió el tema por unos comentarios en twitter por el obispo Stika, de Knoxville, en Estados Unidos.
Gracias.
--------------------------
JMI.-La adoración a Dios, uno y trino, se dirige siempre a las tres divinas Personas, inseparables entre sí.
Hay variedad de fórmulas de adoración, pero todas cumplen en el fondo ese sentido trinitario. De otro modo no serían cristianas.
Bendición +
08/06/21 8:29 PM
  
Mario Enriquez
Leí esta definición.
"La Eucaristía significa y realiza la comunión de vida con Dios y la unidad del Pueblo de Dios por las que la Iglesia es ella misma. En ella se encuentra a la vez la cumbre de la acción por la que, en Cristo, Dios santifica al mundo, y del culto que en el Espíritu Santo los hombres dan a Cristo y por él al Padre" (CdR, inst. "Eucharisticum mysterium"

Se habla de culto a Cristo y por él al Padre.

Si mis preguntas están fuera de lugar, o no le parece que le haga esas preguntas, no se moleste.

------------------------------------
JMI.-Las oraciones pueden centrarse más en una u otra Persona divina, pero toda oración cristiana se dirige en el fondo siempre a las tres Personas insperables.
Gloria al P, al H y al ES.
Bendición +
08/06/21 8:46 PM
  
Juanma
Es un gran consuelo escuchar predicaciones o catequesis o leer artículos sobre el mundo angélico, el cielo, etc. Me ayuda a relativizar los sufrimientos y también los consuelos de este mundo y por otra parte a "absolutizar" las decisiones que tome en esta vida ya que decidir aceptar o rechazar la Gracia puede tener consecuencias eternas.

Esperando el resto de artículos le pido su bendición.
---------------------------------
JMI.-Nada puede alegrarnos tanto como la palabra de Dios.
Como no sea Dios mismo.
Bendición +
09/06/21 10:50 AM
  
Argia
«Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra» (Mt 28,18)

Sin embargo, algunos piensan que Jesucristo, hoy en día reza o intercede por nosotros.
¿ Podria decirme cual es su visión del tema?
Gracias

------------------------
JMI.-Que JesuCristo es Señor del cielo y de la tierra, es palabra suya: es de fe.
Y que ascendido al Padre "vive siempre intercediendo por nosotros" (Heb 7,25), como Mediador único entre Dios y los hombres, también es de fe.
Bendición +
09/06/21 11:09 AM
  
Jorge Alberto
Estimado Padre:

Yendo más allá de los "videntes", ¿qué me puede decir del caso de san Rafael, que acompañó a Tobías, o de san Gabriel, que se apareció a la Virgen para la Anunciación?
------------------------------
JMI.-Lo que ya le dije el otro día, 08.06.21 @ 20:13, aplíquelo a Rafael, a Gabriel y a cualquier otro de los ángeles. Más arriba lo tiene.
Le hice después un retoque mínimo.
11/06/21 2:03 PM
  
Jorge Alberto
Gracias, padre. Es claro que los ángeles son esencialmente incorporales. ¿Pero qué impide que puedan «corporalizarse» para ser circunstancialmente percibidos e incluso actuar al modo humano?

«Cuando se dice que se "oyó a un coro de ángeles", o que "el ángel dijo", no se significa que esas criaturas angélicas (espirituales, incorpóreas, invisibles, inaudible) "hablaron" o que "cantaron" al modo humano, con pulmones, gargante y lengua». Creo que aquí hay una imprecisión. San Rafael, por ejemplo, actuaba al modo humano con Tobías. Era además una realidad palpable, se aparecía corporalmente como un hombre. La observación de que «ni se hacen corporales» podría matizarse. Recuerdo a los dos ángeles que les hablaron a los galileos después de la Ascensión y que eran corporalmente visibles.
12/06/21 2:41 AM
  
Vicente
Dios creó todo lo que existe, también a los ángeles.
----------------
JMI.-"Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible o invisible"...
13/06/21 10:16 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.