InfoCatólica / Que no te la cuenten / Categoría: Actualidad

20.04.20

De pluma ajena. Coronavirus : ¿la crisis del mundialismo globalizante?

Por razones de higiene mental, aunque sobre todo por la necesidad de una perspectiva histórica política que nos permita analizar con visión más amplia las mordeduras e insidias de la pandemia actual, dejemos de lado momentáneamente los terrores prensa-dirigidos, las contraacusaciones sobre el origen y las rutas del bicho, las guerras bacteriológicas, las conspiraciones de brujas (que las hay nomás…), las megamanipulaciones, las delaciones promovidas por tanto demócrata suelto con urgencias de dictadura y la imposición de solidaridades obedientes a las directivas de gurúes salvadores del mundo.

Presentamos aquí la descripción fina, irónica y bien documentada de un gran pensador político francés, Philippe de Villiers, universitario con formación específica en política y administración pública, ex candidato presidencial, diputado nacional, secretario de estado, diputado del Parlamento Europeo, escritor y empresario de alto nivel, creador del parque temático-histórico Puy-du-Fou, multipremiado internacionalmente y sobre el cual Que no te la cuenten ha informado con detalle aquí, aquí y aquí.

Por supuesto, el autor hace referencia a particularidades de la situación francesa y europea (reproducidas sin niguna originallidad por estos lares), pero – lo más importante – señala que la irrupción programada o inesperada de la pandemia actual desnudó el fracaso de los esquemas ideológicos de un mundo feliz globalizado y sin fronteras que pretenden todavía seguir imponiendo la tiranía de lo irreal y lo antinatural. De Villiers describe cómo esas utopías han causado no solo la crisis sanitaria sino también la migratoria, la financiera y la económica, por desconocer lo que nuestro autor llama “el cuadrado mágico de la supervivencia”.

Nos hemos demorado a propósito en reproducir este artículo del 18 de marzo pasado: quisimos dejar que se decante su vigencia en confrontación con otras opiniones y, sobre todo, con el desarrollo de los acontecimientos. Es significativo que desde diversas regiones doctrinales o políticas muchos observadores han coincidido con el diagnóstico (para nosotros, el más amplio y profundo) del católico De Villiers sobre la ineficacia y la perversidad de los mundializadores. Citamos y recomendamos la lectura de tres artículos o entrevistas : 1. El del centroizquierdista Hubert Védrine, ex secretario general de Mitterand y ex canciller francés, ahora mundialista arrepentido (aquí); 2. El del sutil filósofo Alain Luc Finkielkraut, de religión judía y miembro de la Academia francesa (aquí). 3. El del politólogo ruso Alexander Duguin, de religión ortodoxa y consultor del presidente Putin (aquí).

Leer más... »

17.04.20

Sostenimiento del culto ¿en tiempos de Coronavirus también?

Como todos sabemos por nuestro Catecismo elemental, existen en la Iglesia Católica, los Mandamientos de la Ley de Dios (los famosos “10 mandamientos”, dados a Moisés en tablas de piedra, para que no se nos “olviden”…)

Pero también están los otros “mandamientos” (o preceptos) de la Santa Madre Iglesia (Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, nn. 2042-2043):

1) «Oír misa entera los domingos y demás fiestas de precepto y no realizar trabajos serviles».

2) «Confesar los pecados mortales al menos una vez al año».

3)  «Recibir el sacramento de la Eucaristía al menos por Pascua».

4) «Abstenerse de comer carne y ayunar en los días establecidos por la Iglesia».

5) «Ayudar a la Iglesia en sus necesidades».

En tiempos de “Controlavirus”, la Iglesia, como era de esperar, ha exceptuado a los fieles de los tres primeros preceptos, al estar –como muchos estamos– en prisión domiciliaria.

Leer más... »

15.04.20

Almas del purgatorio, coronavirus y misas gregorianas

El actual Catecismo de la Iglesia Católica dice en su número 2447 lo siguiente:

         "Las obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales” (nro 2447). 

Y una de esas obras de misericordia es “orar por los difuntos".

Por los vivos muchas veces rezamos pero…, ¿por los muertos? Pocas. Bastante pocas. Y son ellos los que más necesitan de nuestras oraciones y sacrificios, principalmente, en la Santa Misa. 

En estos tiempos de “Controlavirus” (modo ironía ON), hemos tenido la gracia de encontrarnos con un buen número de sacerdotes que, silenciosa y abnegadamente, siguen ejerciendo su ministerio sacerdotal, yendo allí donde las almas los requieran: al enfermo necesitado, a administrar una unción, confesar o dar una comunión o bautismo de emergencia… ¡Si resulta realmente un gozo el ver que, en distintas partes del orbe, hay hombres excelentes que siguen en pie, dando el todo por el Todo!

Pero, como se imaginarán, al no haber culto público en muchísimas parroquias, tampoco hay ingresos…

Leer más... »

4.04.20

Laicos presentan un recurso de amparo para poder ir a Misa

Fuente: Diario La Prensa

Sin juzgar sobre la conveniencia o inconveniencia del caso, damos cuenta de esta iniciativa que circula desde ayer por diversas redes sociales.

Según informa el Poder Judicial de la Pcia. de Buenos Aires, en el día de ayer, 3 de Abril de 2020, un grupo de laicos católicos, ejerciendo sus derechos constitucionales, ha presentado un Recurso de Amparo contra el Estado Nacional (art. 43 de la CN), a fin de poder acceder a los sacramentos, hoy impedidos por el decreto de necesidad y urgencia nro. 297/20.

Al igual de lo que hiciera un hizo grupo de judíos de Buenos Aires, alegan que “la salud no es una cuestión exclusivamente biológica, sino que existe una cuestión psicológica y, por sobre ella, la netamente espiritual”. Lo que se busca no es una indiscriminada apertura de los templos, sino, puntualmente, que el Estado Nacional, permita el culto público (con los cuidados sanitarios del caso), principalmente para las festividades de la Pascua, domingos y fiestas de guardar.

Leer más... »

2.04.20

Pornocracia y Coronavirus

Sabemos que la guerra cultural no descansa.

Será por eso que, para evitar que la población escape a ese grado imperante de idiotización amorfa, se nos ofrezcan diversos cebos virtuales imposibles de degustar y sólo pasibles de deglutir.

Como a los animales.

Y si no, basta con abrir los diarios de los últimos días para que, además de enterarse cuántos muertos hubo en Burundi (país africano que probablemente ud. jamás visitará) se nos intente llevar a un nivel de dopamina gratuito para que el “quédate en casa” sea más llevadero…

Y de paso, no pensemos, claro; porque el que piensa es peligroso. 

Leer más... »