Lucio Cornelio Sila: "Soy lo que el pueblo se merece"

Leyendo el interesante artículo de Jesús Cacho sobre la situación creada tras el éxito de la manifestación independentista celebrada en Barcelona el martes, me he encontrado una cita de Lucio Cornelio Sila (138-78 A.C.), dictador de Roma entre los años 81 a. C. y 80 a. C.:

“Piensan que soy malo, la imagen de la dictadura. Soy lo que el pueblo se merece. Mañana moriré como todos morimos. ¡Pero te digo que me sucederán otros peores! Hay una ley más inexorable que todas las leyes hechas por el hombre. Es la ley de la muerte para las naciones corrompidas, y los esbirros de esa ley ya se agitan en las entrañas de la Historia. ¡Me sucederán otros peores!”

Si eso lo dijo un dictador, que llegó al poder “manu militari", de manera que difícilmente se puede argumentar que el pueblo tuviera alguna responsabilidad directa en su ascenso político, ¿qué no habríamos de decir hoy de las naciones que eligen en unas urnas a sus gobernantes?

Desde la llegada de la democracia a España, todos nuestros presidentes lo han sido porque los españoles les han votado mayoritariamente. Así ocurrió con Adolfo Suárez, con Felipe González, con José María Aznar, con José Luis Rodríguez Zapatero y con Mariano Rajoy. El único que no fue elegido tras ser candidato a la presidencia en unas elecciones fue Calvo Sotelo, que llegó a la presidencia cuando Suárez dimitió al constatar que la UCD era una jaula de grillos ingobernable.

No es momento ahora de analizar uno por uno a todos esos personajes. Quedémonos solo con los dos últimos. Zapatero es paradigma de la izquierda política de este país y Rajoy de la derecha. El primero, aparte de una gestión económica nefasta, trajo a España unas leyes de ingeniería social que han provocado una sonrisa de oreja a oreja en el Gran Arquitecto. Y don Mariano, ¡ay don Mariano!, está consiguiendo que buena parte de sus votantes se pregunten si han votado al PP o a una panda de traidores que hacen exactamente lo contrario de lo que dijeron que iban a hacer. Porque aunque la política económica puede venirle impuesta desde Europa -desde Alemania para ser más exactos-, es evidente que la política educativa -la EpC siga tan pancha- y la antiterrorista es cosa suya.

En ese sentido, el hecho de que el gobierno, en una decisión política disfrazada vulgarmente de humanitaria, haya concedido el tercer grado a un etarra no arrepentido que está enfermo de cáncer -pero lejos todavía de su muerte-, es visto como una puñalada trapera por las víctimas del terrorismo. Algo anda mal en España cuando los etarras están felices y a punto de ser decisivos para gobernar el País Vasco y las víctimas de ETA lloran. Y digo esto a la vez que felicito a Mons. Munilla por dar una soberana lección sobre la doctrina católica acerca de los presos.

Pero a nadie debería de extrañarle lo que está pasando. Este PP ya dio señales de por donde iba en la legislatura pasada. Cuando vieron que los españoles volvieron a votar masivamente a Zapatero después de que él reconociera que nos había mentido en relación a la negociación con ETA, los populares llegaron a la conclusión de que ese tema no movía votos, que es lo único que parece interesar a los partidos de este país. Por eso vemos lo que vemos ahora.

En conclusión, no todos lo españoles se merecen los gobernantes que tenemos. Pero la mayoría sí que se lo merece. Llevamos votando vez tras vez a quienes ya han demostrado su capacidad de llevarnos a la ruina económica y a la destrucción de la unidad del país. Y eso, con ser grave, no es nada con el desplome moral que ha venido refrendado por la leyes de ingeniería social que están vigentes, y la que llegarán (p.e, eutanasia). Daría igual que la nación no tuviera apenas paro o que el sistema autonómico funcionara magníficamente. Mientras cada día centenares de seres humanos sean aniquilados legalmente -con firma del Rey incluida- antes de nacer, mientras la institución familiar sea una pantomima más fácil de anular que un contrato mercantil, mientras el estado pretenda hacer de educador moral por encima de las creencias y valores de los padres, España no merecerá ser gobernada por gente de bien.

Recogemos lo que hemos sembrado mediante la apostasía. Y todavía no ha llegado lo peor. Toca a la Iglesia jugar el papel que le corresponde y reevangelizar el país. O al menos intentarlo.

Luis Fernando Pérez Bustamante

29 comentarios

  
Iker
"Mientras centenares de seres humanos sean aniquilados legalmente -con firma del Rey incluida- antes de nacer..."

Creo que hay una errata. Son centenares de miles. Si no estoy equivocado hemos llegado a 400.000/año, no estoy seguro.

Saludos.

---

LF:
Quería decir centenares cada día. Ya lo he puesto. Gracias.
13/09/12 11:51 AM
  
Laura
Cierto LF, sin la defensa de la vida, que es el primero de todos los derechos, desde su concepción hasta la muerte natural, no hay nada que hacer. Éste reconocimiento, implica un reconocimiento sobrenatural como poco.
Si no respetamos la vida, no tenemos capacidad para respetar la verdad, y mucho menos querer hacer justicia...y el resto por añadidura( me dicen ustedes que si no respetan ésto van a respetar pensiones, salud, víctimas eta y demás cuestiones)...eso es imposibilidad metafísica!!!
Hay pecados que llevan implícitos su propia pena.
Aunque Dios puede convertir los corazones. ..sigamos pidiendo.
13/09/12 12:35 PM
  
Percival
Totalmente de acuerdo. Y no sólo para España. Venezuela está igual o peor. Y el mal es mundial.

Y la última frase refleja la auténtica solución, estoy convencido de ello: arremangarse y evangelizar de nuevo y sin parar. Como que estamos no en la Roma de Sila, sino en la de Claudio o la de Calígula. Y con presidentes parecidos...
13/09/12 1:05 PM
  
Juan Mariner
La situación de España también es culpa de la mayoría de dirigentes de la Iglesia Católica, que colaboraron activamente en traer esta m.... a nuestro país.

Por la manifestación "pseudoindependentista" de Barcelona no se preocupen demasiado en cuanto a cesesiones, tiene otras lecturas escondidas: lo que busca la clase media catalana es dinero del Estado para "subsistir" como sea: el sueño funcionarial y de negocios se va yendo al garete irremisiblemente para ellos (igual la clase media española en genral).

--

LF:
No, activamente no. Si acaso, hubo pasividad justo en la Transición.
13/09/12 1:36 PM
  
Eduardo Jariod
No sé. Anoche ví un programa de TVE sobre los parados ("Vidas paradas", creo que se llamaba). Me impactó. Vi gente muy buena, sencilla, pasando las de Caín. Y en sus semblantes se reflejaban la preocupación, el sufrimiento, pero también la esperanza y una asombrosa capacidad para seguir siendo felices a pesar de todo. Aparecían personas en trabajos muy humildes que llevaban un año sin cobrar. Y los veías con resignación, pero con dignidad, sacando su trabajo. Me llegó cómo un señor de no más de cuarenta años, español, con siete hijos, en paro, comiendo de Cáritas y hospedado en casa de un amigo, con un alquiler reducido, era recibido por sus hijos. Era un hombre entrañable, que se hacía querer...

No sé, Luis Fernando, entiendo el sentido de lo que dices y puedo estar de acuerdo, pero en este país, en nuestra querida España, hay gente sencillamente magnífica, pero que cometen el gravísimo pecado de no ser competitiva.

Los muertos que esta sociedad deshumanizada mata gozan a pesar de todo de una salud moral y espiritual maravillosa. Son personas que el desastre que los miserables que aparecen en la foto que has colgado al principio de tu artículo, aún no ha podido arrancarles las ganas de vivir, de amar y de ser feliz. No sé, hay una grandeza en ser español que estos canallas aún no han podido destrozar.

Pero ya sabemos que la salvación de esta España amable y hasta amorosa pasa por ser competitiva: debemos ser pseudoalemanes o, si no, el prostíbulo de Europa, que es lo que ya casi somos. Los nórdicos confunden nuestra grandeza de corazón con debilidad; no la conocen, les perturba. Y como lo rico desconocido, queda ocultado y reducido a lo pobre pero pragmático. En el rostro de aquel hombre bueno, parado, con siete hijos porque su corazón derrocha amor por todos lados, hay más sabiduría, profunda, inmemorial, que todas las angeles merkeles que pudiéramos imaginar.

Pero los amos del mundo son ellos...

Sí, Luis Fernando, pero no. Aún no nos merecemos la gentuza que nos ha gobernado y nos gobierna. Aunque en nuestra demasiada bondad les sigamos votando.

13/09/12 2:27 PM
  
Miriam
Tu post se aplica, lamentablemente, también a mi país: Argentina.
13/09/12 2:56 PM
  
yomismo
"Aunque en nuestra demasiada bondad les sigamos votando. "

Por favor, no confundamos bondad con ingenuidad, que no es lo mismo.
13/09/12 4:18 PM
  
Eduardo Jariod
yomismo:

Sí, si lo entiendo. Pero quería decir que es aún más inmoral la gentuza que se aprovecha de aquellos que tienen buena fe, que son ingenuos, como dice usted, o ignorantes, o que no ven más allá.

Pero la gente que aparecía allí era BUENA. Por esto, digo, que no merecemos aún lo que nos ocurre. Porque no todos podemos ser competitivos, ingenieros punta, políglotas, con una formación o capacidad extraordinarias. Ni siquiera con inquietudes intelectuales. Todos tenemos derecho a una vida digna, fruto de nuestro trabajo; también los que cometen el trágico error de no ser o no saber ser competitivos. Y esos "ingenuos" tenían conciencia de su dignidad y de que lo importante estaba en otro lugar que el que señalan los anglosajones y germanos.

Pero, como decía más arriba, ellos mandan ahora en el mundo, como nosotros mandamos en su día. Bueno, como nosotros, no; como nosotros, no.
13/09/12 6:43 PM
  
Alfonso Carles
Totalmente de acuerdo LF. A juzgar por las leyes y los gobernantes que tenemos aquí en la Argentina, mi pregunta es ¿puede una sociedad estar peor? Tenemos divorcio, matrimonio homosexual, adopción por parte de parejas homosexuales, eutanasia pasiva, permisión de tenencia de estupefacientes para consumo personal, aborto por simple declaración de violación, entrega gratis de píldoras del día después, cambio de sexo garantizado por el Estado, ley de identidad de género (libre elección del sexo en el documento de identidad), fertilización asistida como parte del plan básico de salud, adoctrinamiento político en las escuelas, etc.etc... Y en dos meses derogación de los deberes de fidelidad y cohabitación matrimoniales, contratos de alquiler de vientres, bancos de ovulos y esperma, pérdida de status de persona a los concebidos fuera del vientre materno por tecnicas artificiales, equiparación del concubinato con el matrimonio, prohibición de hablar en cualquier ámbito - incluso religioso- de todo tema que cuestione la homosexualidad, legalización de consumo de todo tipo de drogas, etc.
Vamos a la saga mundial en "contra natura"
¿Piensan que hemos salido a quejarnos? En cambio nos han prohibido comprar dolares y han puesto recargos en nuestras tarjetas de crédito por compras en el exterior y si, por supuesto ¡no toleraremos semejante afrenta! Hoy a las 20 saldremos todos a quejarnos de ello con la consigna BASTA CRISTINA...

En mi opinión, hemos muerto como sociedad.
13/09/12 7:08 PM
  
rastri
LF


Recogemos lo que hemos sembrado mediante la apostasía. Y todavía no ha llegado lo peor.
________________

Y todavía no ha llegado lo peor. ¿Qué será,..?


-Toca a la Iglesia jugar el papel que le corresponde y reevangelizar el país. O al menos intentarlo.
_______________

-¿Qué será cómo...?
13/09/12 8:21 PM
  
Strauch
En la línea de tu argumentación, el gran Donoso Cortés -haciendo abstracción de su tendencia a ser poco sutil, a veces con justa causa- viene a decir que el origen de los sufrimientos de una sociedad estriba:

a) en la corrupción de costumbres

b) en los vicios del Gobierno

c) en la acción recíproca de ambos males

Y continúa: en el primer caso se imponen las dictaduras; en el segundo, el alzamiento de los más inteligentes; en el tercero no hay salvación, y la Providencia se encarga de hacer justicia, sirviéndose de un pueblo nuevo conquistador.

Pregunta tonta: ¿estamos en España y por extensión en Occidente, en a), b), o c)?

Oremos para que el diagnóstico de Donoso sea equivocado.

PAX CHRISTI,

---

LF:
c, pero no veo a Marruecos invadiéndonos, la verdad.
13/09/12 10:28 PM
  
Nova
Juan Mariner, estás muy equivocado. Los separatistas catalanes sí quieren la independencia, incluso aun cuando les suponga empobrecerse. Odian a España con toda su alma.
13/09/12 11:48 PM
  
Percival
LF y Strauch: creo que sí están invadiendo España. Y esta vez por todas partes y no sólo por Gibraltar.
Y como Europa está igual, pues también están invadiendo Europa. El islam va penetrando consistente y constantemente occidente. No se equivocaba Donoso.
Y, no me atrevo a afirmarlo, pero eso que dice el Apocalipsis de los príncipes de oriente...
14/09/12 1:48 AM
  
Ignasi Garrido
Se intenta criticar el independentismo como algo irracional que surge sólo de mentiras. Pero eso no es así, hay dos verdades que como cristianos no podemos negar:
1- Los medios españoles reaccionan negativamente cada vez que ven algo que huele a catalán.Ej: 13TV, Cope, etc ponen a parir el Barça por poner en su segunda equipación la senyera, cosa normal y que han hecho muchos equipos de la liga española a lo largo de la historia
2- Se usa el nacionalismo como excusa para NO MEJORAR un sistema fiscal claramente injusto e irracional.



---

LF:
Aunque tuvieras razón en el punto 1 y 2, seguiría siendo cierto que el nacionalismo catalán separatista se basa en mentiras.
14/09/12 10:15 AM
  
Strauch
Creo que mirando la cosas con un poquito de distancia y perspectiva, y por mucho que me duela, que no hay solución para Occidente que no sea dolorosamente traumática, y a la vez, purificadora.

Dices, LF, que no crees que Marruecos nos invada, y sólo estoy hasta cierto punto de acuerdo, porque como decía McIntyre los bárbaros, esta vez, están dentro de nuestras fronteras. Pero no me refiero sólo al Islam, sino a unas élites, a unos medios y a un pueblo descristianizado y consecuentemente embrutecido, que se ufana de despreciar la santa Ley de Dios a y su Iglesia y que está firmemente persuadido que la salvación está en el Estado providente de la cuna a la tumba. Que no acepta ley natural ni moral previa que suponga un límite infranqueable a su capricho libertino y que se enfurece y persigue a quienes recuerdan que hay Dios y que existe una Ley que nos es dada y que debemos respetar.

El panorama, para quien tenga ojos para ver, es desolador y va a ir a peor. A los cristianos sólo nos queda rezar, rezar mucho, encomendarnos a la Santísima Madre y pedir al Espíritu Santo que nos permita ser luz cuando la pirotecnia de este mundo comience a extinguirse (ya lo está haciendo).

Y extinguiéndonos también nosotros en el proceso, porque el Señor no nos va a pedir menos que eso, para Su gloria y para la salvación de las almas.


PAX CHRISTI,
14/09/12 11:23 AM
  
Ignasi Garrido
Eso no te lo niego LF, pero recuerda que las mentiras se basan en pequeñas verdades. Ejemplo: casos como El aborto, eutanasia, etc. la madre o persona sufre (la verdad) lo mejor es eliminar al (aquí tienes la mentira)...
14/09/12 11:37 AM
  
Miriam
Alfonso: ¡que acertado tu comentario sobre nuestro país, Argentina!. Se nota que el dios mayoritario de aquí es el dinero, porque sólo hay manifestaciones cuando tocan el bolsillo. Y como no se puede servir a 2 señores... es claro a quien se desprecia...¿no? Vivimos en una sociedad que ha apostatado silenciosamente durante años... y lo más triste es que parece que nadie se daba cuenta. POrque si hubiera sido de otra manera (vigilantes atentos) esto no hubiera ocurrido. Es que hace rato que esto empezó a "heder" pero fuimos acostumbrándonos al olor a podrido del pecado de tal forma que vivimos en un chiquero y ni nos damos cuenta. Como esposos y padres cristianos estamos llamados a esto que el padre Iraburu nos invita con tanta insistencia: no vivir para el mundo ni haciendo pactos con él. Pero de tanto mal Dios sacará bueno, porque en algún momento las personas clamarán pidiendo "Salvame Señor que me hundo". Nuestra Madre interceda para que sea pronto.
14/09/12 2:02 PM
  
Alfonso Carles
Dios te oiga, Miriam. Y ojalá El pueda encontrar aunque sea "a 10 justos" en este país para librarlo de su propia destrucción.
Pax
14/09/12 7:19 PM
  
Javier dolid
No puedo estar de acuerdo con la justificación del político tramposo y torticero que se pretende colar con la frase de "soy lo que el pueblo se merece".
El pueblo, salvo los militantes partidarios, vota a menudo de buena fe, con ingenuidad, porque, como es cosa ta propia del ser humano, se cree lo que le dicen que le suena bien al oído. Lo que puede sonar mal, los políticos se lo callan para, cuando han llegado al poder, hacer lo que les parece.
¿Es que alguien en campaña electoral oyó que se iban a promulgar tantas leyes de ingeniería social como nos han impuesto y la ley del "derecho al aborto", por ejemplo que se nos han impuesto con la excusa de una amplia ¿ .. ? demanda social?.
Son los políticos los malvados (lobos con piel de corderos), y el pueblo, como conjunto, es un colectivo inocentón y crédulo, cuya buena fe es aprovechado por aquellos. ¿Es que también las ovejas son responsables de los malos pastores?.
Si no sabemos distinquir entre lobos y raposos, no estamos preparados para distinquir los peligros que nos acechan en este mundo. ¿Cómo se pueden meter en el mismo saco a todos los políticos, calificándo a todos de igualmente indeseables?.

---

LF:
El pueblo español votó mayoritariamente a Zapatero después de reconocer que mintió sobre la negociación con Eta. Así eso de la ingenuidad no cuela.

España tiene, sin el menor lugar a dudas, los gobernantes que se merece. Tanto de izquierda como de derecha. Y esta generación de españoles merece ser testigo de la ruptura del país con la pérdida de territorios y pueblos que hace siglos que forman parte de nuestra nación. Cosa harto probable.

Al menos así lo pienso. Y como lo pienso, lo digo.
14/09/12 9:21 PM
  
Javiergo
Luis Fernando, escribes que el nacionalismo catalán separatista se basa en mentiras. Disiento de esta afirmación tuya, porque la mentira es precisamente afirmar tal cosa. Ayer, con absoluta claridad y toda la razón del mundo, Artur Mas dijo que se consultase a los catalanes lo que quieren en un referendum soberanista. Y así debiera ser. Tanto que se habla de democracia y libertad, de voluntad popular y demás, pues entonces, en plena coherencia, que se convoque de una vez un referéndum en Cataluña para ver si la mayoría de catalanes quieren que Cataluña sea o no una nación y punto. Así de sencillo, pero, claro, oh, lo olvidaba, la "democracia" española tiene alergia a los referendum, solo se han convocado dos (y uno de ellos fue amañado, el de la OTAN) en 36 años, que se dice pronto. Para mí, en lo personal, respeto las opiniones de todo el mundo, solo faltaba. La mía es que Cataluña es una Nación de pleno derecho y que debería ser un Estado más dentro de Europa. El clamor popular de hace tres días en la Diada habló por sí solo sobre este deseo y este anhelo profundo de una gran cantidad de catalanes, que seguro que son la mayoría, y por eso precisamente en Madrid no quieren ni oír hablar de referendum. España, a mi juicio, no es una "unidad moral", sino un Estado ortopédico que somete a distintas naciones, a diferentes identidades y sensibilidades, muy divergentes entre sí. Y, por último, pienso honestamente que la independencia de Cataluña de España se podría realizar perfectamente siguiendo el modelo ejemplar, en la historia europea reciente, de la República Checa y Eslovaquia, que se separaron democrática y pacíficamente, sin derramarse ni una sola gota de sangre. Sin dramas y sin historias. No se acaba el mundo porque Cataluña sea independiente, te lo aseguro. Por algo será que la inmensa mayoría del clero catalán, con excelente criterio, anhela también dicha independencia. Ojala suceda pronto. Un abrazo



---

LF:
Bien, consultemos a los habitantes de Badalona si quieren seguir siendo parte de Cataluña. O a los del Valle de Arán. O a los de Mollerusa. Y luego, que voten los vitorianos si quieren ser parte de un País Vasco independiente. Ya que nos ponemos...

Por cierto, en Madrid, y en el resto de España, son cada vez más los españoles que estarían dispuestos a votar a favor de la independencia de Cataluña.

Respecto al clero catalán, más bien debería de preocuparse por el desplome radical -el peor de toda España- de la práctica religiosa.

14/09/12 11:54 PM
  
Jorge Cantú
España, como el resto de nuestros países ex-cristianos, sufre una crisis de identidad, de convicción, de unidad y de autoestima que le impide dar la batalla contra sus enemigos reales. Es como el hombre que se enamoró de un joven hermosa y virtuosa que con el devenir de los años se transformó en una bruja detestable. En el fondo, es la confusión y sensación de fracaso que se deriva del pecado social crónico, la soberbia, el vivir de espaldas a Dios.

La nación necesita un exorcismo, una terapia de shock que sólo Dios le puede suministrar. Urge que la sal (la Iglesia) recupere su sabor. Es su única esperanza.

Además, este marasmo no es casual, es parte de un gran plan, bien orquestado, para expulsar a Dios de la vida de cada hombre y mujer, y del mundo entero, y entregarla en bandeja de plata al Maligno y a su falso "mesías".

La preparación del reino del Anticristo tenía que pasar por desactivar y desmantelar los posibles focos de resistencia cristiana en el mundo al dominio del gran sistema satánico (NOM) que se está implantando ante nuestras narices.

Por otra parte, los catalanes separatistas, al igual que los vascos, pretenden que serán mejores y "exitosos" quitándose de encima la "escoria" y "lastre", que ellos consideran son los demás españoles, para sus sueños de grandeza y pureza racial y cultural utópicos, sin percatarse que los bienes y fama de que gozan los deben poco a sí mismos y mucho a su unidad con la "Gran España".

Veo en estos independentismos, divisionismos y atomismos modernos mucho egoísmo y poca generosidad, más soberbia que humildad, y tales principios sólo pueden ser causa y cimiento podrido de un desastre y un naufragio anunciado para dichas "naciones" con actitudes adolescentes.

Si Castilla, Galicia o cualquier otra provincia pretendiera separarse de la Gran España igualmente me parecería una idea deleznable en la que todos acaban perdiendo.

"Si el Señor no construye la Casa, en vano se esfuerzan los constructores".
15/09/12 5:15 AM
  
Yolanda
A mí, que conceptos como "patria" etc me resbalan , y que el nacionalismo catalán no me parece ni mejor ni peor estupidez que el nacionalismo españolista, me parece perfecto que hagan un referéndum y que luego se apañen los consultados con el resultado, aver qué pasa.

En todo caso, si Cataluña "se va" de España, que antes de salir se les cachee a todos y enseñen hasta los bolsos de las señoras, a ver qué se están llevando. Que ya está bien del régimen fiscal injusto... ¡ay si hiciéramos cuentas "históricas" con el sudor de tanto charnego!

----

LF:
Por curiosidad, ¿qué hacemos con los millones de catalanes -nativos o llegados después de nacer- que quisieran seguir siendo españoles? ¿los dejamos tirados?
15/09/12 11:19 AM
  
yomismo
"Por curiosidad, ¿qué hacemos con los millones de catalanes -nativos o llegados después de nacer- que quisieran seguir siendo españoles? ¿los dejamos tirados? "

Lamentablemente, no creo que sea posible dejarlos más tirados de lo que ya están.
En cuanto al asunto de los referendum ¿qué tal un referendum entre los habitantes de la zona oriental de Huesca para ver si quieren que sus obras de arte estén en su propia diócesis en vez de en otra?
Y ya puestos, si se hiciera un referendum y saliera que los catalanes quieren seguir siendo españoles ¿se callarían los políticos nacionalistas, o habría que repetir hasta que saliera el resultado que ellos quieren? Y sí, el separatismo catalán (igual que el vasco) se basa en mentiras. Mentiras como la famosa "invasión" de Cataluña por España en 1714, cuando aquello fue una guerra civil en la que los catalanes (o para ser más exactos la corona de Aragón) quisieron imponer su candidato a rey y su modelo de España al resto de los españoles y perdieron.
15/09/12 8:31 PM
  
Javiergo
Luis Fernando, el nacionalismo catalán se ha caracterizado por su carácter pacífico, al menos desde el inicio de la transición democrática. A diferencia de lo que ocurrió en el País Vasco con el deleznable y criminal terrorismo, en Cataluña, gracias a Dios, no ha habido una 'ETA' catalana. El nacionalismo catalán se ha dedicado a hacer política y a trabajar mientras ha ido ejerciendo sus legítimas aspiraciones independentistas. Te digo esto, porque tu argumento, que es exactamente igual que el se planteó la otra noche en 'El Gato', no es justo. No se puede insinuar que una Cataluña independiente dejaría tirados a los que se sienten españoles y catalanes cuando Cataluña ha demostrado sobradamente su capacidad de integración con todo tipo de inmigrantes, que se han incardinado sin mayores problemas en aquella sociedad. Los violentos, los agresivos, son los nacionalistas españoles (los tertulianos de 'El Gato' son una buena muestra de ello) que no disimulan en absoluto que estarían dispuestos a utilizar la violencia y la coerción con tal de seguir teniendo anexionada a la fuerza a Cataluña. Que si la Brunete, que si el ejército, que si esto sería 'yugoslavia', etc., etc., los delata completamente (ahora bien, no te quepa la menor duda que ellos no enviarían a sus hijos a tomar Cataluña, para eso que vayan otros...) - Mira, LF, yo he percibido mucha más catalanofobia en España (por eso no me extraña nada que quieran separarse los catalanes) que hispanofobia en Cataluña, donde la sociedad es mucho más tolerante y amable, pese a los tópicos. Yo eso me lo he vivido. Un saludo.

---

LF:
Así que no ha habido una ETA catalana. Lo mismo los de Terra Lliure eran almas benditas.


Mire, no deseo que ocurra tal cosa -y no lo propondría- pero vería legítimo el uso del ejército para cumplir su papel constitucional de defender la unidad de España contra el fascismo independentista catalanista y vasco. Hay que defender a los catalanes y vascos que se consideran españoles. Sí o sí.

No existe un derecho legítimo a romper una nación que lleva existiendo durante tantos siglos. Y tanto el nacionalismo vasco como el catalán se han aprovechado de la traición constante que el PP y el PSOE han cometido contra la nación que deberían haber defendido y han entregado en manos de sus enemigos.

Y no tengo más que decir salvo que de ahora en adelante no pienso aceptar un solo comentario más de alguien que quiera que mi patria estalle en mil pedazos. Ni siquiera aunque crea que esta generación de españoles se lo tiene bien merecido.

Espero que esto le haya quedado claro a usted y al resto de lectores de este blog.

15/09/12 9:36 PM
  
Juan Mariner
Sorprenden algunos comentarios sobre Cataluña que hacen reflexionar: "si no les gusta España, que se vayan", "un referéndum en toda españa estaría a favor de la independencia de Catalunya"... ¿Diríamos lo mismo si nos referimos al País Vasco con la sangre derramada durante decenios? No, porque el País Vasco se considera "más" España (de la que hemos vivido siglos), es antiguo Reino de Castilla.
16/09/12 12:01 AM
  
Yolanda
Por curiosidad, ¿qué hacemos con los millones de catalanes -nativos o llegados después de nacer- que quisieran seguir siendo españoles?

______________

Pues si quieren ser españoles, los independentistas una vez independientes los echarían, habría que acogerlos.

(arriba, donde pone "aver" es "a ver", obviamente)

---

LF:
¿Dónde metes a 4 o más millones de vascos y catalanes que se sienten, y son, españoles? ¿les decimos que abandonen su tierra porque se la han secuestrado los otros? ¿les pedimos que vendan sus casas, que ya les hacemos gratis otras?
No, a esa gente no se la puede dejar tirada. Los que quieran ser independientes, que compren unas islas en el Pacífico y se larguen allá.
16/09/12 12:15 AM
  
Yolanda
no pienso aceptar un solo comentario más de alguien que quiera que mi patria estalle en mil pedazos

____________________

Yo creo que lo que dice Javiergo (o lo que pensamos quienes como yo creemos que España es algo contingente por lo que yo no derramaría una gota de sangre -cuánto menos "la última"- ni permitiría que la derramaran mis hijos) no es querer que "tu patria" estalle en mil pedazos.

A ver si paras ser católico hay que proclamar que España es una unidad de destino en lo universal, algo distinto a cada uno de los individuos, y de las clases y de los grupos que la integran; algo superior a cada uno de esos individuos, clases y grupos, y aún al conjunto de todos ellos, y una entidad, verdadera en sí misma, que supo cumplir –y aún tendrá que cumplir– misiones universalesLa participación, con voz preeminente, en las empresas espirituales del mundo

Porque la obsesión por la "unidad" no viene en el Credo.

Conste que no abogo por la separación, lo mismo que no lo hago por la unidad a cualquier precio. Hay demasiadas víctimas de una y otra locura como para tomárselo a guasa. Pero de ahí a creer que la idea de España es un trascendental como la Verdad, la Bondad o la Belleza, hay un trecho enorme que no se debe pretender recorrer.

---

LF:
La unidad de España no viene en el Credo. El amor a la patria sí viene en el Catecismo (art 2239) y no como una opción sino como un DEBER:

El amor y el servicio de la patria forman parte del deber de gratitud y del orden de la caridad.


Y la mía es la que es. Que se le quiten partes de ella no puede ser algo deseado por un español de bien, incluso aunque se piense que es lo que se merecen la mayoría de los españoles a día de hoy.

Y ya he dicho que no propongo la intervención del ejército. Pero sería legítima.
16/09/12 12:01 PM
  
Ricardo de Argentina
"El amor a la Patria es el amor primero,
y es el postrer amor después de Dios,
y si es crucificado y verdadero,
ya es un solo amor, ya no son dos."
P. Leonardo Castellani

Quien tiene amor al prójimo y no tiene amor por sus padres, o es esquizoide o es hipócrita.
Quien tiene amor por sus padres y no por la Patria, o es esquizoide o es hipócrita.
Aceptar y beneficiarse de las leyes de una nación en la que habitamos y al mismo tiempo, renegar de las obligaciones emergentes, como por ejemplo defender la integridad de esa nación, es una forma de traición.
Cuando se debilita el amor a la Patria las naciones sucumben, porque se pueblan mayoritariamente de mercenarios oportunistas, lo cual es un veneno para la convivencia.
16/09/12 4:01 PM
  
Yolanda
Yo amo y sirvo a la Patria, vaya si lo hago, ¡hasta desafiaría a catholicus con un medidor de amores patrios!

Pero todos los amores deben ser adecuados y proporcionados a su objeto. España es contingente y la amo contingentememnte.

;)
16/09/12 4:10 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.