InfoCatólica / Mater et Magistra / Categoría: Iglesias orientales

31.10.14

La Iglesia siríaca (VI)

La comunidad cristiana siria bajo el Islam

En 631 murió Atanasio Gammolo, sin duda el más influyente de los primeros patriarcas miafisistas sirios. Fue elegido para sustituirlo su secretario el monje Juan II de Sedre (Yuhannan de Sédré, 631-648), que ya había encabezado la delegación patriarcal al reino persa en 628. Él hubo de pilotar la iglesia siríaca durante los turbulentos años de la ocupación árabe. De hecho, el califa Umar le convocó en 638 y le exigió que explicara sus creencias, en representación de toda la comunidad cristiana de Siria, siendo esta la primera vez que el patriarca miafisista era tenido por la primera autoridad espiritual del país. A petición del califa, Juan hizo la primera traducción al árabe de los Evangelios conocida. Además de recoger estos encuentros, también escribió un tratado contra los artrodocetas.

Leer más... »

19.09.14

La Iglesia siríaca (V)

La Controversia de los Tres Capítulos

A Efraín de Amida le sucedió en el patriarcado ortodoxo Domno III (546-561), durante el cual tuvo lugar la controversia de los Tres Capítulos. El emperador Justiniano quiso ensayar un acercamiento a los miafisistas diverso al del Henotikon, que había fracasado de forma tan evidente. Siguiendo al obispo monofisista Teodoro Ascidas de Cesarea, acérrimo origenista, en 544 el emperador dio carta de oficialidad a un tratado (Los Tres Capítulos) que Ascidas que había enderezado contra varios escritos y proposiciones de tres autores sirios del siglo anterior que habían simpatizado de algún modo con Nestorio, aunque la Iglesia jamás había condenado ninguno de sus escritos (lo cual no quería decir que fuesen ortodoxos): Teodoro de Mopsuestia, Teodoreto de Ciro e Ibbas de Edesa.

Leer más... »

19.08.14

La Iglesia siríaca (IV)

El conciliábulo de Éfeso

Gracias a la influencia en la corte del eunuco Crisafio (discípulo y ahijado de bautismo de Eutiques), el emperador Teodosio II simpatizó con las doctrinas del archimandrita caído y puso a Dióscoro de Alejandría al frente del concilio ecuménico que se celebró en Éfeso en abril de 449 d.C, con objeto inmediato de tratar la deposición y excomunión de Eutiques en el sínodo de Constantinopla del año anterior, pero realmente para debatir la doctrina de la única naturaleza de Cristo (monofisismo), propugnada por aquel.

Leer más... »

18.07.14

La Iglesia siríaca (III)

Las teorías antioquenas sobre la hipóstasis de Cristo. Diodoro de Tarso y Juan Crisóstomo

Tras el fin del seísmo arriano, volvió a florecer la escuela teológica de Antioquia. Por entonces la regía Diodoro de Tarso, natural de la ciudad. Era discípulo de sus predecesores Silvano de Tarso y Eusebio de Emesa, y siguiendo las costumbres de los teólogos antioquenos, había pasado una temporada aprendiendo filosofía en Atenas, y varios años de su vida dedicado a la oración y el estudio escriturístico en una comunidad monástica.

Leer más... »

30.05.14

La Iglesia siríaca (II)


_
La controversia arriana. El Concilio ecuménico de Nicea

Arrio, retornado a Alejandría en 318, tenía entonces unos 62 años. Fue un paso más allá de su maestro Luciano, y- con fuerte influencia del judío neoplatónico Filón de Alejandría- comenzó a enseñar que el Logos (el Hijo), y la Sofía (El Espíritu Santo) habían sido criaturas del Padre en un momento de la Historia, antes de la Creación (esta postura ya había sido sostenida en su modo adopcionista por Pablo de Samosata, y parcialmente por Tertuliano y Orígenes).

Leer más... »