InfoCatólica / Mater et Magistra / Categoría: General

30.08.22

Sentimentalismo

Emociones, pasiones y sentimientos

Los filósofos clásicos les llamaron pasiones. Distinguían dos tipos. El primero eran las pasiones carnales o sensuales, posteriormente conocidas como apetitos corporales. Son mociones internas que podían satisfacer necesidades biológicas (comer, beber, descansar y reproducirse) o despertar placeres: analgesia, excitación, sedación, según el momento. Estas últimas descontroladas dan lugar a las adicciones. Pertenecen a la parte animal del ser humano, pues los brutos también las presentan.

Leer más... »

12.06.22

Mi cuerpo no es mío

Mi cuerpo es mío” es un eslogan feminista ya muy antiguo. Y también es el título de una historieta o pseudocuento elaborada para niños, en la que trata de enseñar a los niños, no tanto a conocer su propio cuerpo (o el cuerpo humano a secas), sino a aprender a rechazar contactos físicos no deseados.

Más específicamente, el objetivo es que los niños sepan percibir y rechazar (“aprender a decir no”) cualquier intento de abuso sexual por parte de un adulto o de otro niño. Naturalmente, este fin deseado (evitar abusos sexuales) es bueno, pero la premisa de la que se parte es mala. Por ello, esta campaña está equivocada, y por tanto, no es buena.

Leer más... »

23.02.22

El Trabajo

San José trabajando

El trabajo en la Antigua Alianza: maldición de Yahvé

Porque en el jardín del Edén el hombre todo lo recibía de Dios de balde, y al ser expulsado por su desobediencia vive en la tierra como en exilio, en espera de su retorno a la Jerusalén celestial, ganando con su sudor el sustento, la Palabra de Dios califica explícitamente como maldición a la fatiga del trabajo:

Leer más... »

11.01.22

Carta del portador de la luz a los hombres

En el principio era Él. Vuestras tradiciones han conservado fielmente lo que aconteció. Antes sólo Él existía y de lo que aconteció nadie lo sabe, salvo Él. Sólo la oscuridad estaba con Él. Entonces nos creó a nosotros. Unos nos llaman eones, otros ángeles, otros príncipes, otros enviados, es lo mismo. Éramos parte de Él, minúsculas partes de Su Espíritu, pero partícipes de su naturaleza. Fuimos los primeros en ser creados. Creados para alabarle, para adorarle, para estar en Su presencia, para ejecutar Sus designios. Éramos felices de postrarnos en Su presencia por toda la eternidad y gozar de Su poder y perfección por siempre. Podíamos adoptar cualquier forma, aparecer al instante donde Él nos ordenara, nuestra lengua era de fuego y nuestra mirada podía matar.

Leer más... »

29.04.20

Impedimentos remotos del acto

En el artículo anterior hablábamos de los impedimentos a la ejecución del acto humano, que se resumían en la coacción, fuerza ejercida sobre un sujeto libre que intenta forzarle a actuar contra su voluntad. Se divide en física o material, y moral o psicológica. Dado que el acto interno de la voluntad es libre, la coacción únicamente puede producir actos involuntarios, aunque con diverso grado de responsabilidad según quede mermada la libertad de la persona. El alcance de la coacción requiere un juicio prudencial caso por caso, pero el acto interno es siempre libre, y la resistencia a la violencia sobre el acto libre es legítima (aunque abstenerse de resistencia externa es más virtuoso).

_

Definición y clasificación de los impedimentos remotos

Los artículos precedentes trataban sobre los impedimentos al conocimiento, a la voluntad o a la ejecución del acto humano, todos ellos inmediatos. En este artículo hablaremos de los impedimentos denominados remotos, que actúan sobre el sujeto agente de modo indirecto. Se dividen en tres tipos_

Leer más... »