InfoCatólica / Cor ad cor loquitur / Categoría: Religiosos

23.11.12

Un colegio católico al servicio del independentismo

Los responsables de la Escuela Pia de Tarrasa han inculcado en sus alumnos las tesis secesionistas del nacionalismo catalán. A saber, que el futuro de Cataluña depende únicamente de lo que decidan los ciudadanos residentes en esa región española. Para ello han celebrado un “referéndum” en el que han participado los jóvenes de Bachillerato con la siguiente pregunta: “¿Quieres que Catalunya sea un nuevo Estado de Europa?". Que es más o menos la que el actual presidente de la Generalidad ha anunciado que propondía en una consulta ilegal.

A los jóvenes se les ha pedido que hagan algo que, a día de hoy, es ilegal. Es más, se les ha engañado en la creencia de que el futuro de un país como España depende solo de lo que quiera una parte del mismo, lo cual alienta el enfrentamiento y atenta contra el bien común.

Yo creo que ya es hora de hablar claro. La Iglesia en Cataluña está demostrando ser un instrumento de propaganda a favor del secesionismo. Obispos -no todos- y sacerdotes -no todos- han hecho declaraciones en la prensa alentando el derecho de autodeterminación de esa comunidad autónoma. Porque no hace falta pedir el sí a la independencia. El mero hecho de que se considere lícito que Cataluña tiene derecho a decidir sobre su pertenencia a España sin contar con el parecer del resto de los españoles, es asumir la quiebra del sistema constitucional que nos dimos todos hace más de tres décadas. Una Constitución, dicho sea de paso, que era la que garantizaba una autonomía para Cataluña como no ha tenido nunca en su historia reciente.

Me imagino al gran San José de Calasanz pidiendo a Dios en el cielo que le deje bajar a la tierra a poner orden en esa escuela que, creo que se puede decir, profana su nombre. No se puede caer tan bajo. No se puede ser tan miserable como para usar una escuela católica al servicio de los que quieren quebrar siglos de convivencia entre los españoles.

¿Van a permanecer callados los obispos catalanes ante semejante hecho? Casi mejor que sí, porque me temo que si alguno habla, lo hará para apoyar lo ocurrido. El pacto al que llegaron en la última reunión de la Tarraconense, por el cual se comprometieron a no hablar públicamente de estas cuestiones, fue roto por los que ustedes ya saben. Es más fácil que Mons Novell o Mons. Taltavull vuelvan a faltar a dicho compromiso para ponerse del lado de ese colegio, a que lo hagan los obispos catalanes indignados con lo que está ocurriendo. Y, créanme, existen esos obispos indignados. Incluso el cardenal Sistach está a disgusto con todo esto. Pero callan. Veremos si hablan después de las elecciones del próximo domingo.

Luis Fernando Pérez Bustamante

8.11.12

Monjas mediáticas

Este jueves se puede leer en La Vanguardia un artículo firmado por María Paz López en el que aborda la fama mediática de unas cuantas religiosas en España (*). Se trata de Teresa Forcades, Viqui Molins, Xiskya Valladares y Lucía Caram. De las cuatro conozco bien a tres -Teresa, Xiskya y Lucía, mientras que de la cuarta -Viqui- apenas sé nada.

De Teresa Forcades he escrito ya en repetidas ocasiones, así que poco más tengo que añadir. Si acaso, señalar el hecho de que por fin dio el paso que puede llevar a que la Santa Sede, vía Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), la pueda poner en el lugar eclesial que le corresponde. Efectivamente, el hecho de que se haya publicado el libro-entrevista “Converses amb Teresa Forcades” (Conversaciones con Teresa Forcades), abre las puertas a la intervención de Roma, como ya ocurrió con el libro-entrevista al P. Manel Pousa. El sacerdote tuvo que retractarse de sus declaraciones en contra del Magisterio de la Iglesia. La monja benedictina lleva muchos años concediendo entrevistas en las que defiende, entre otra lindezas, que es equiparable el derecho a la vida de los no nacidos con la autodeterminación de las madres. O sea, con el derecho de las madres a matar a sus hijos antes de nacer. Pero al parecer la CDF no tiene por costumbre intervenir si no hay libro de por medio. Pues bien, ya lo hay, así que vayan ustedes calculando que en un año o dos, tendremos novedades al respecto. Yo dudo que Sor Forcades esté tan dispuesta a retractarse como el P. Pousa.

Leer más... »

1.11.12

El Prepósito General, el Sínodo de los Obispos...y la voz de los Laicos

El P. Adolfo Nicolás, sj, Prepósito General de la Compañía de Jesús, ha concedido una entrevista al Servicio Digital de Información de su orden religiosa. El “papa negro” ha dado su opinión sobre el último Sínodo. Aunque reconoce aspectos positivos en el mismo, lo cierto es que sus críticas son muy contundentes. Ha dicho que la voz del Pueblo de Dios no ha tenido ocasión de expresarse en Roma, lo cual ha hecho difícil evitar el sentimiento de que se trataba de una reunión de «hombres de Iglesia afirmando la Iglesia», lo que puede llevar a caer en el peligro de buscar «más de lo mismo».

No estoy de acuerdo con esa crítica. Un sínodo de obispos es un sínodo de obispos. Está para lo que está. Y si no, se llamaría de otra manera. Si ya es difícil que los obispos puedan tener intervenciones largas en este tipo de asambleas, ni les cuento lo que sería si se diera paso a los sacerdotes, diáconos y seglares. Por otra parte, los fieles pueden dar su parecer a sus respectivos obispos en las jornadas diocesanas. En las mismas se puede escuchar su voz. Y luego el obispo es el responsable de llevar a Roma lo que crea oportuno.

Sin embargo, me parece mucho más precoupante lo que ha manifestado el P. Nicolás en relación a un tema tan fundamental como las misiones y la salvación de los hombres. Al comentar la espiritualidad de los pueblos asiáticos, asegura que en ellos se da lo siguiente:

Leer más... »

15.10.12

Evangelización y misión. Hoy como ayer

Ya estamos en pleno Año de la Fe y en medio de un impulso eclesial a la nueva evangelización. Sin embargo, leyendo todo lo que se publica y se comenta sobre la manera de evangelizar, me da la sensación de que se buscan demasiadas explicaciones a sobre cómo se debe construir la rueda cuando solo hay una de hacerla bien: que sea redonda.

La evangelización es algo a la vez tan complicado y tan simple como anunciar al hombre que es pecador, que necesita aceptar a Cristo como Señor y Salvador para ser salvo y que se le ofrece gratuitamente la gracia para su justificación y santificación. Y que si por gracia responde positivamente a la gracia -que se recibe mayormente mediante los sacramentos y por la acción constante del Espíritu Santo en el alma del fiel- y produce las obras que Dios ha preparado de antemano para que las haga, podrá ser salvo. Si no, se condenará.

Es necesario transmitir ese mensaje teniendo en cuenta las particularidades históricas y culturales del mundo moderno y de las naciones que deben ser evangelizadas o reevangelizadas, pero o se predica ese kerigma sin restarle una tilde, o perdemos el tiempo. Y creo que estamos demasiado obsesionados en divagaciones sobre como es o deja de ser el mundo hoy en día, que ni es ni deja de ser lo que siempre ha sido. Es decir, los hombres son tan pecadores ahora como en el año 50 dC, y el mundo, en el significado bíblico del término, es y será siempre igual.

Hay naciones que han sido históricamente cristianas y que hoy están en un proceso de apostasía evidente. La transmisión de la fe de generación en generación se ha quebrado dramáticamente en multitud de familias. Y eso se ve agravado por el hecho de que los incrédulos no son como los que viven en naciones a las que nunca ha llegado el evangelio, de forma que la predicación del mismo supone una novedad real en sus vidas. No, en nuestros pueblos los incrédulos tienen una imagen distorsionada de la fe, de manera que cuando les hablas de Cristo y de la Iglesia, ellos ya tienen una idea preconcebida y errónea de ambas realidades.

Leer más... »

19.07.12

Vete de tu tierra y de tu parentela

En Ur vivía un buen hombre al que un día el Señor le dijo: “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré” (Gen 12,1). Y ese hombre, que se llamaba Abram, obedeció a la voz del Altísimo y comenzó un camino que le convirtió en el padre de la fe, en padre de muchos pueblos (por eso pasó a llamarse Abraham).

Lo que ocurrió hace 35 siglos, sigue dándose hoy, en pleno siglo XXI. Dios llama a quien quiere y el hombre, por gracia, puede responder a su llamado o seguir una senda diferente. La localidad cordobesa de Zuheros no es Ur y la hermana Carmen y la hermana Felisa no son Abraham y Sara, pero ambas han sido igual de sensibles a la voluntad de Dios para sus vidas, emprendiendo un camino de consagración a Cristo.

Leer más... »