InfoCatólica / Cor ad cor loquitur / Categoría: Sociedad siglo XXI

29.10.18

Pablo Casado, el aborto y los católicos

El actual presidente del Partido Popular ha concedido una entrevista a la Sexta en la que, entre otras cuestiones, se ha referido a la legislación abortista en España. Dice estar en contra de la actual ley, que considera el aborto como un derecho, y asegura que volverá a la de 1985, aprobada cuando gobernaba el PSOE con Felipe González al frente.

Lo cierto es que el PP cosechó en el 2011 sus mejores resultados en unas elecciones, logrando más de un 44% y una mayoría absoluta de 186 escaños (11 más de los necesarios). ¿Qué hizo entonces con la actual ley? Nada. Amagar con cambiarla, echándose para atrás en el último momento. Fíjense ustedes cómo fue la cosa que incluso Alberto Ruiz Gallardón, que no era precisamente un paladín de la causa provida, se retiró de la política.

Precisamente Pablo Casado fue diputado por primera vez en esa legislatura de mayoría absoluta popular. Hasta donde yo sé, no se le conocen declaraciones sobre la retirada de la propuesta de ley para modificar la ley abortista del gobierno de Zapatero, conocida también como Ley Aído.

Con todo, lo que más llama la atención de las declaraciones de Casado es su afirmación de que la ley de 1985 cuenta con el acuerdo de los dos partidos. Bien, es posible que así sea ahora, pero desde luego no lo fue cuando se aprobó, tal y como recordamos hoy en la noticia que hemos publicado. Lo que ocurre es que el señor Casado tenía entonces 14 años, y no es fácil que recuerde que un senador de su partido, Juan de Arespacochaga, dijo entonces que era una «ley de muerte» y «una ejecución sangrienta legalizada». Ni que decir tiene que el tiempo ha demostrado sobradamente algo que ya era evidente: el señor Arespacochaga tenía razón.

Casado quiere volver a aquella ley de muerte, porque cree que es mejor que la actual. Dice que para él prima más el derecho a la vida que el derecho a abortar. Pero, ¿cuánto más? Porque con la ley del 85, esa que él dice aceptar, se llegaron a practicar cien mil abortos al año en este país. ¿Nos va a decir que algo así es compatible con el “derecho a la vida"?

El otro partido de la derecha liberal conservadora en España que parece apuntar en las encuestas a conseguir representación parlamentaria es VOX. Tras haber propuesto en su día prácticamente lo mismo que Casado (*), esto es lo que dicen ahora sobre el aborto en sus cien medidas urgentes para España:

56. Suprimir en la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud (cambio de género, aborto…) Las vacunas infantiles serán obligatorias y gratuitas.

75. Defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Es fundamental que las mujeres con embarazo inesperado tengan información veraz, asistencia y alternativas. Reforma de la ley de adopción nacional.

Como verán ustedes, no parece que la causa provida tenga mucho futuro a nivel político. Toda la izquierda, salvo los electoralmente irrelevantes del Partido Sain (**), es abortista. Ciudadanos, también. Y en cuanto a la derecha, el PP quiere más de lo mismo pero sin que sea un derecho, mientras que Vox propone que no se practiquen abortos en la sanidad pública, hace una declaración de principios en favor de la vida y cree que las mujeres necesitan más información (¿en serio?) y alternativas (¿cuáles?). Luego existe ADÑ, una coalición electoral de derecha o extrema derecha real entre Alternativa Española, Falange Española de las JONS, La Falange y Democracia Nacional, que, de momento, y supongo que a falta de mayor concreción, proponen algo que no va mucho más allá, en la letra, de lo que plantea VOX:

Es necesario un rearme moral que nos lleve a ser vanguardia en defensa de la vida y la familia natural.

Por su parte, las dos organizaciones carlistas, Comunión Tradicionalista Carlista y Comunión Tradicionalista, son confesionalmente católicas, con lo cual no cabe duda de que están a favor de la derogación absoluta de cualquier ley abortista. Lo que ya no sé es si tienen intención de presentarse a futuras elecciones.

Dicho todo eso, la realidad es que en España prácticamente nadie, y eso incluye a los católicos practicantes, vota teniendo en cuenta, como factor fundamental, la cuestión del aborto. Y eso lo saben los partidos de la derecha. Por eso se conforman con declaraciones de principio generalistas sobre la materia y se centran en cuestiones mucho más “candentes", como es el tema de la unidad de España, la inmigración o la economía. El voto realmente provida puede andar en torno a las 50.000 papeletas en todo el país. Siendo sumamente optimistas, quizás lleguen a las 100.000.

Ocurre algo parecido con otros aspectos de la ingeniería social, como es el caso del “matrimonio” homosexual -¿cuántos católicos de misa semanal creen que es decisivo para votar?-, la ideología de género -quizás movilice algo más a la gente- y en general todo lo relacionado con el lobby LGTBI. Lo más grave, sin duda, es la agresión contra la ley natural, y no digamos la divina, dentro del sistema educativo, que busca adoctrinar a los niños y adolescentes en el feminismo radical y la perversión sexual. Pero no veo hordas de padres católicos plantando cara a esa salvajada, que va a imponerse también a la escuela “católica” -auténticamente católica, muy poca- de este país.

¿Cómo hemos llegado a esto? Pues por la apostasía generalizada que ha sufrido este país en los últimos 40 años. Una apostasía con tres caras:

- Apostasía abierta. La de aquellos que eran católicos y dejaron de serlo. La evolución de las cifras de práctica religiosa son palmarias.

- Apostasía “ligera". Es la de aquellos que, aunque siguen creyéndose católicos, aunque van a Misa con cierta frecuencia y celebran los sacramentos del bautismo, eucaristía y matrimonio, en realidad no dan un papel importante a la fe en sus vidas. Por lo general este tipo de apostasía acaba degenerando en la primera.

- Apostasía provocada por la falta de formación de los fieles en aspectos fundamentales de la fe católica. Aquí entramos en terrenos pantanosos, pero hay que entrar. Ocurre exactamente aquello que dijo el profeta Hoseas de Israel:

Perece mi pueblo por falta de conocimiento. Puesto que tú rechazaste el conocimiento, Yo te rechazo de mi sacerdocio. Puesto que olvidaste la Ley de tu Dios, Yo también me olvidaré de tus hijos.
Hos 4,6

¿Cuántos católicos saben que, según la doctrina tradicional de la Iglesia, la soberanía de Cristo no debe ser solo un hecho en sus vidas particulares sino también en el gobierno y las leyes de este país? ¿A cuántos católicos españoles se les ha enseñado “íntegra la doctrina tradicional católica acerca del deber moral de los hombres y de las sociedades para con la verdadera religión y la única Iglesia de Cristo” de la que habla la declaración Dignitatis Humanae del Concilio Vaticano II? ¿A cuántos católicos españoles, y de paso del mundo entero, se les ha formado en una hermenéutica de la continuidad (***) respecto a la sobernía social de Cristo? ¿Acaso no es cierto exactamente lo contrario? Es decir, que se les ha formado en base a los principios liberales y laicistas que les llevan a asumir e incluso defender la separación radical -que no es lo mismo que la adecuada distinción- entre Iglesia y Estado, entre ley de Dios y leyes humanas.

¿Y de quién es la mayor responsabilidad en la ausencia de una sana formaciòn de los católicos? ¿de los seglares o de quienes tenían, y tienen, el deber de darles el agua viva de la fe verdadera y no el pan duro de la secularización y el modernismo? Es más, en el último medio siglo, ¿a cuántos sacerdotes se les formó en el seminario, y se les forma, en la mencionada “doctrina tradicional católica? Y si no se forma bien a los que deben formar al pueblo de Dios, ¿cómo vamos a esperar que el pueblo sea consecuente con la fe de nuestros antepasados?

¿Cómo revertir esta situación?

Esto dice el Señor. «Haced un alto en los caminos y mirad, preguntad por las sendas antiguas cuál es el camino del bien, y seguidlo, y hallaréis descanso para vuestras almas».
Jeremías 6,16

Creo que esa debe ser una tarea irrenunciable en este tiempo. Mostrar las sendas antiguas, la Tradición, para que al menos los bautizados tengan un referente seguro, bueno, firme, por el que transitar. No se trata de volver al pasado ni de idealizarlo -no fue perfecto-, para quedarse en él, sino tomarlo como guía segura para discernir por donde caminar en el presente y el futuro.

Que el Señor nos conceda sabiduría y ánimos para ser testigos suyos en medio de esta generación.

¡Viva Cristo Rey!

Luis Fernando Pérez Bustamante

(*) Vox propuso en su anterior programa electoral una medida muy similar a la que propone ahora Casado. Vean:

(**) Es el partido que más claramente plantea medidas antiabortistas, al menos en su web.

(***) Ya me dirán ustedes de qué sirve establecer un buen principio si luego no se aplica.

8.09.18

Ciudadanos... del Nuevo Orden Mundial

Para analizar adecuadamente lo que es el partido de Ciudadanos (Ciutadans), conviene recordar cómo se hizo famoso su cofundador y actual presidente, Albert Rivera.

El día 16 de septiembre de 2006, Ciudadanos (Cs) presentó su candidatura a las elecciones autonómicas catalanas del 1 de noviembre de ese año. En el Palacio de la Música Catalana, y ante  dos mil simpatizantes, se presentaron los candidatos por cada provincia, y un cartel de campaña que mostraba al candidato Albert Rivera desnudo.

No me negarán ustedes que la cosa prometía. Un tipo en pelotas para llamar la atención y como vehículo de su mensaje político.

En esas primeras elecciones a las que se presentó, el partido obtuvo tres escaños y un total de 89. 840 votos en toda Cataluña, convirtiéndose así en la sexta fuerza política del Parlamento de Cataluña. Hoy es la primera fuerza de dicho parlamento -aunque no le vale de nada, dada la mayoría absoluta secesionista- y la cuarta de toda España, aunque las encuestas dicen que es la tercera y podría incluso disputar el liderazgo al PP y el PSOE.

Podría escribir sobre la postura de Ciudadanos en torno al desafío secesionista catalán o sobre sus propuestas en política económica, pero me interesan más sus planteamientos en materia de ingeniería social.  Hay que reconocer a Albert Rivera y sus muchachos que en eso son los más “avanzados". No existe en España ningún partido que represente tan eficazmente los principios del NOM, del Nuevo Orden Mundial o Nuevo Orden Masónico -viene a ser lo mismo-.

Leer más... »

28.05.18

La educación católica y su impacto en la sociedad

Según un estudio de impacto socioeconómico que ha realizado PwC, por cada euro que se invierte en la educación católica, la sociedad recibe cuatro veces más. Dando por hecho que el estudio está bien hecho, la conclusión es que, a nivel económico la educación católica le sale rentable a España.

Ahora bien, ¿cuál es el factor esencial para medir la repercusión de dicha educación? El dinero no, desde luegoMás del 18% de la educación en el nivel no universitaria está atendida por instituciones vinculadas a la Iglesia católica. ¿Cúantos alumnos de esos centros son católicos practicantes? ¿Cuántos en relación a los colegios públicos? ¿Cuántos de los más de cien mil profesores? ¿Alguien lo sabe?, ¿alguien lo estudia?, ¿alguien lo analiza y saca consecuencias? 

Según los datos del CIS del año 2017, el porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años que son religiosos practicantes -lo cual no incluye solo a los católicos- es del 3,4%. El de aquellos que no creen en nada alcanza el 47,7%. El resto creen pero no practican nada o practican muy poco.

No hace falta ser un lince para llegar a la conclusión de que el impacto religioso de la escuela católica es mínimo. Estamos ante un fracaso histórico. 

No sería justo atribuir solo a la escuela católica dicho fracaso. La familia debería ser el lugar principal donde se transmite la fe. Lo que ocurre es que estamos ya en una generación de padres que en su mayor parte no son católicos practicantes. Y no se puede transmitir lo que no se tiene. Si hubiera una escuela que mereciera realmente el nombre de católica, esa drama familiar podría amortiguarse. Pero díganme ustedes cuántos colegios católicos conocen a los que NO se puede aplicar lo que tan brillantemente ha definido Pedro Luis Llera como “La Escuela Intranscendente del Nuevo Paradigma”.

De hecho, raro es el mes en que InfoCatólica, a través de RIES, no informa sobre alguna actividad llevada a cabo en un centro católico incompatible con la espiritualidad cristiana. Esos centros no solo no forman en la fe católica, sino que deforman.

Si el presente es sombrío, el futuro puede ser tenebroso por completo. Con apenas un 3% de católicos practicantes entre los jóvenes, ¿qué posibilidades hay de que haya familias auténticamente cristianas en los próximos 20 años? Ni aunque tuvieran la “suerte” de casarse entre sí o, cosa que no suele ser fácil que pase, los practicantes casados con no practicantes consiguieran educar a sus hijos en la fe, el porcentaje de jóvenes católicos dentro de dos décadas puede ser absolutamente marginal, inferior al 1%. Es más, ¿de dónde van a salir los futuros profesores católicos para las escuelas católicas?

Decir esto no es ser profeta de calamidades, sino analista de los hechos. El catolicismo español está en plena agonía y va a desaparecer casi por completo si nada cambia. 

Leer más... »

27.05.18

Irlanda: "Esta es la democracia en acción"

El pueblo irlandés ha decidido sumarse de forma más clara y rotunda a la apostasía de Occidente. Ya lo hizo al aprobar el “matrimonio” homosexual y lo ha vuelto a hacer al retirar de su constitución la clásula que defendía del derecho a nacer de los hijos de los irlandeses.

Resulta interesante analizar cómo han dado la noticia los cuatro periódicos más importantes de España. Así, de esa manera, describe El País lo que ocurrió ayer en Irlanda. 

“La contundencia del resultado, 66,4% frente a 33,6%, supone una histórica victoria de la Irlanda joven y cosmopolita. La victoria representa un nuevo avance para el feminismo global, cuyos millones de ojos estaban puestos desde hace días en este país de apenas 4,7 millones de habitantes, en busca de más inercia para una ola que se antoja imparable. Y entraña, por último, una aparatosa derrota de las poderosas fuerzas ultraconservadoras globales, que habían volcado sus recursos en defender el último fortín del catolicismo más reaccionario“.

Así lo cuenta El Mundo.

“Hemos hecho historia. Esta la democracia en acción", recalcó Leo Varadkar, el Primer Ministro irlandés de 39 años, hijo de inmigrantes indios y abiertamente gay, a la hora de destacar el profundo cambio social experimentado por Irlanda, que hace apenas tres años se pronunció a favor de los matrimonios homosexuales en un consulta popular y con la misma y abrumadora diferencia.

Así el Abc.

«Lo que hemos visto hoy es la culminación de una revolución silenciosa que está teniendo lugar en Irlanda desde hace diez o veinte años. Ha sido un gran ejercicio de democracia y el pueblo ha hablado», dijo el primer ministro irlandés, el democristiano Leo Varadkar

El apoyo de los ciudadanos ha sido transversal. Una encuesta a pie de urna de la televisión pública irlandesa RTE reveló que, por partidos el «sí» ha sido también la opción más votada: 74,9% en el gobernante Fine Gael, 74,5% en el nacionalista Sinn Féin, y 80,3% en el Partido Laborista. Solo en el conservador Fiana Fáil fue minoría, con el 49,7%. Su líder, Michéal Martin, se puso de lado del Gobierno pero la mayoría de sus diputados estaban en contra o no se pronunciaron.

Así La Razón:

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha destacado que tras el referéndum, Irlanda tendrá “una constitución moderna para un país moderno".

A los que han votado ‘No’, Varadkar les ha asegurado que Irlanda “es el mismo país que la semana pasada, solo que un poco más amable, un poco más tolerante y un poco más moral”.

Al tipo de El País habrá que recordarle que Polonia es también un bastión del catolicismo en Europa. Pero eso es casi lo de menos. Se le nota feliz al muchacho. Conseguir que los hospitales irlandeses sean un campo de extermino de los no nacidos es, para él, una derrota del catolicismo. Pues muy bien. 

En cuanto al primer ministro irlandés, el “democristiano” gay y abortista, ha conseguido pasar a la historia como el principal responsable de la mayor matanza de irlandeses, que se va a poner en marcha enseguida. A eso le llama ser un país “más moral".

En todo caso, seamos claros, ¿a alguien le sorprende este resultado? A mí no. La descristianización de Europa lleva necesariamente aparejada la desaparición de los últimos vestigos de la civilización cristiana. Mientras que algunos en la Iglesia Católica y todos los de las “iglesias” protestantes históricas han competido para ver quién hablaba mejor del gran destructor de la Cristiandad, Lutero; mientras católicos y protestantes compiten para ver quién es más laudatorio del sistema democrático liberal, incompatible con dicha Cristiandad, la inmensa mayoría de los europeos han vuelto la espalda a Dios, a Cristo, y a cualquier cosa que sea o parezca Iglesia de Cristo.

Leer más... »

4.05.18

Reunión de profetas


Post publicado el 26 de julio del año 2010. Republicado el 4 de mayo del 2018, cuando el humo de Satanás es ya fuego destructor del que solo Cristo puede salvarnos, pues:

Esos tales son falsos apóstoles, obreros tramposos, disfrazados de apóstoles de Cristo; y no hay por qué extrañarse, pues el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz.
2 Cor 11,13-14

—-

Llegaron de todas partes. No eran muchos, pues al fin y al cabo la profesión de profeta no gozaba de buena fama en los últimos tiempos, pero sí los suficientes como para llenar el pequeño auditorio.

Tras los abrazos y palmadas en la espalda de rigor, entraron en materia. La reunión estaba programada por la Alta Jefatura Profética de la nación y se buscaba la unificación de criterios de cara a no dar una imagen de división que afectara al ya de por sí devaluado sector.

Primero tomó la palabra el portavoz de PPSP (Profetas Pero Sin Pasarse):

-“Queridos hermanos, creo que todos estaremos de acuerdo en la necesidad de que nuestra sociedad cuente con voces proféticas que sirvan de faro y de guía en unos momentos de confusión, inmoralidad y crisis a todos los niveles”.

Los aplausos resonaron con fuerza…

Ahora bien”, interrumpió el orador, “debemos buscar ante todo la eficacia en nuestra labor. El fundamentalismo no nos lleva a ningún lado. La sociedad acepta voces que la regañen y la contradigan, pero rechaza a quienes amenazan con castigos de lo alto y con condenas eternas. Debemos ser profetas, sí, pero sin pasarnos. Advirtamos del error, pero no tanto de sus consecuencias. No nos refugiemos en barricadas estériles que sólo sirven para aumentar el rechazo de aquellos a quienes van dirigido nuestro mensaje. Si optamos por la radicalización, podemos incluso perder nuestros medios de comunicación, nuestras atalayas. Incluso pueden cerrar nuestros colegios y dejarnos al albur única y exclusivamente de la caridad de los fieles. ¿Qué necesidad hay de ir al martirio antes de tiempo?, ¿quién nos oirá entonces?, ¿a dónde iremos?

La ovación fue atronadora. No en vano, PPSP agrupaba a la mayor parte de los profetas nacionales y su presencia en la reunión era la más nutrida.

Leer más... »