InfoCatólica / Reforma o apostasía / Categoría: Sínodo 2014-15

9.11.15

(347) Sínodo 2015. Relatio final 62-63: la anticoncepción sigue y prosigue (y II)

Matrimonio anticonceptivo

–No sabía yo que la anticoncepción es hoy uno de los más graves males que padece la Iglesia.

–Bueno, al parecer tampoco el Sínodo lo ha sabido.

Status quaestionis

En el artículo anterior, haciendo un poco historia de la cuestión, llegamos a comprobar que en muchas Iglesias locales, la anticoncepciónviene a ser practicada habitualmente sin apenas conciencia de culpa por la mayoría de los matrimonios católicos. Ello se debe principalmente a que –la doctrina católica que la prohibe ha sido resistida y silenciada sistemáticamente por muchos Pastores. De hecho, –la pastoral la fomenta o al menos la tolera, separándose completamente de la doctrina católica, que al menos en forma implícita, y muchas veces explícita, viene a considerarse una doctrina falsa, por excesivamente rigurosa, o que al menos, se considera inviable.

Leer más... »

2.11.15

(346) Sínodo 2015. Relatio final 62-63: la anticoncepción sigue (I)

Anticoncepción

–¿Cómo que sigue?

–Quiero decir que el Sínodo 2015 no enfrenta con fuerza la peste de la anticoncepción.

Poco después del Concilio Vaticano II, se produjo una gran crisis en torno a la encíclica Humanæ vitæ (1968) del papa Pablo VI, en la que afirma que en el matrimonio es indisociable el amor y la apertura a la procreación, al mismo tiempo que condena en forma absoluta toda forma de anticoncepción artificial: ésta es en el matrimonio intrínseca y gravemente pecaminosa, y ninguna circunstancia puede hacerla lícita. Hubo muchas otras crisis graves –el Catecismo holandés, el Concilio pastoral de Holanda (1967-1969) y otras–. Pero la resistencia intraeclesial y mundial contra la Humanæ vitæ fue, y sigue siendo, especialmente escandalosa. Merece la pena que hagamos un poco de historia.

Leer más... »

23.10.15

(344) Sínodo: Oremos unidos a la Iglesia celestial

Fra Angelico - Iglesia celestial –Perdone, pero creo que lo que escribe hoy ya nos lo ha dicho varias veces.

–Es cierto, en el artículo (307) y en otras ocasiones. Pero como no me hacen caso del todo, tengo que repetirlo.

Levantemos nuestros corazones a Dios y a la Iglesia celestial. Es lógico que cuando la Iglesia de la tierra celebra, como ahora en el Sínodo, una importante reunión, se centre en ella la atención de los cristianos. Pero no nos olvidemos de Dios uno y trino, de Cristo, enamorado de su Iglesia-Esposa, de la Virgen María, de todos los ángeles y los santos. El cielo está atento a lo que sucede en la tierra. Y en el resultado de lo que hacemos aquí abajo tiene mucho más influjo lo celeste que lo terreno. Por eso, desde el comienzo, hago notar que en este mundo quienes están participando con mayor eficacia en los trabajos del Sínodo son las comunidades contemplativas, siempre dedicadas por su vida penitente y su oración incesante a traer el cielo sobre la tierra. «Hágase tu voluntad en la tierra, en este Sínodo, como en el cielo».

Leer más... »

19.10.15

11.10.15

(342) Sínodo: agua y aceite. Oremos

 agua y aceite

Según entiendo estamos en que sí, pero no, en el sentido de más bien…

Yo prefiero decir más piadosamente: «bástale a cada día su afán».

El agua y el aceite no se pueden unir. Pueden estar en un mismo vaso, pero por mucho que se agiten y remuevan no pueden fundirse en uno. Esto es algo que cualquiera lo sabe. El agua es más densa y se queda abajo, mientras que el aceite queda en la superficie. Ese modo de inconciliabilidad que se da en el mundo físico, se da también, y de forma mucho más radical, en el espiritual.

Leer más... »