InfoCatólica / Reforma o apostasía / Categoría: Liturgia Tiempos

8.04.12

(175-2) CRISTO HA RESUCITADO VERDADERAMENTE. ¡Aleluya!

Suele decirse que emplear las mayúsculas al escribir en internet es como dar un grito cuando se está conversando: un signo de mala educación. Pero toda norma tiene sus excepciones. En estos días pascuales los cristianos gritamos al mundo que Cristo HA RESUCITADO VERDADERAMENTE, y lo hacemos con una alegría indecible, que trata de expresar la inefable palabra: «¡Aleluya!».

Hace unos días la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, con la aprobación de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, publicó una Notificación sobre algunas obras del Prof. Andrés Torres Queiruga. Y entre «los elementos de la fe de la Iglesia que quedan distorsionados en sus escritos» (26), reprueba un error que no pocos de nuestros fieles lectores van a tener que escuchar y padecer en las predicaciones de las Misas del tiempo pascual. En efecto, son frecuentes los Evangelios de esos días que recuerdan las numerosas apariciones de Jesús, habidas entre su Resurrección y su Ascensión a los cielos. Pues bien, precisamente estos días se verá «distorsionada» esta fe en aquellas Iglesias locales donde «nuevos paradigmas», como los de Queiruga, Pagola y tantos otros, han prevalecido sobre la fe de la Iglesia. Como la Notificación aludida denuncia estos errores, reafirmando la fe católica, convendrá recordarla –los subrayados son míos­–:

Leer más... »

24.12.11

(165-3) Belleza de la Liturgia cristiana, grandiosa en la Navidad

–Llegó la Navidad.

–Es usted muy observador. No se le escapa una. Le voy a hacer una pregunta.

¿Cuál es la mayor belleza del mundo visible?

–Las montañas y los bosques, los ríos, las flores, las estrellas, los cielos con nubes luminosas… –No.

–Los niños, los hombres y mujeres, la poesía, la música, las catedrales, la literatura, los juegos deportivos y atléticos, las artes visuales, la danza, los barcos de vela… –No.

–La fotografía, la… –No, hombre, no. ¿Cómo va a ser la fotografía más bella que las realidades que capta?

–Pues no sé. Me rindo.

La liturgia de la Iglesia es la mayor belleza del mundo visible. En el marco sagrado del templo se unen armoniosamente palabras y acciones, luces y flores, lecturas y cantos. Quizá las palabras en un templo concreto –¡o en muchos!– no estén bien pronunciadas, ni los cantos valgan gran cosa, ni tampoco las acciones y el lugar sean tan elegantes como debieran. A veces, hay que reconocerlo, son feos. Y a veces, también hay que reconocerlo, son muy bellos. Pero podemos afirmar siempre que la liturgia es lo más bello que hay en la humanidad, porque siempre es signo visible de la gracia divina invisible. Cristo está presente en la celebración litúrgica, y en ella se manifiesta y comunica a los cristianos.

Leer más... »

20.11.11

(161-2) Jesucristo, Rey del universo. Queremos que Cristo reine sobre nosotros

Hoy celebramos en la Iglesia Católica la solemnidad litúrgica de Jesucristo, Rey del universo. Termina así el Año litúrgico y en seguida se inicia de nuevo con el Adviento. Y hoy también, 20 de noviembre de 2011, en España celebramos las elecciones nacionales para decidir las autoridades políticas en el Congreso y el Senado. Hago con esta ocasión unas consideraciones breves, pues ya sobre Católicos y política en este mismo blog he escrito una serie de artículos bastante amplia (95-125).

En relación a Dios y a su Cristo hay dos mundos enfrentados. El Vaticano II nos lo recuerda: «a través de toda la historia humana existe una dura batalla contra el poder de las tinieblas, que, iniciada en los orígenes del mundo, durará, como dice el Señor, hasta el día final» (Gaudium et spes 37). Y no es muy difícil llegar a discernir quiénes están por el lado de las tinieblas y quiénes por el mundo de la luz.

Leer más... »

26.12.10

(117-3) En el día de la Sagrada Familia, las dos Trinidades

–No, si finalmente tendré que escribir yo el (118).
–Usted lea y calle. Y si algo tiene que objetar, escriba en los comentarios. Ya me tiene harto.

«Las dos Trinidades» es un maravilloso cuadro de Murillo, Bartolomé Esteban (1617-1682). Fue pintado al final de su vida, hacia 1680, y se conserva en la National Gallery de Londres. La Sagrada Familia aparece como epifanía maravillosa de la Santísima Trinidad. En el centro del cuadro está Jesús, el Hijo divino, mostrado sobre un pedestal y venerado al mismo tiempo de rodillas por San José, imagen del Padre eterno, y por la Virgen María, la Llena-de-gracia, manifestación perfecta del Espíritu Santo. El Padre celestial mira con amor a Jesús y abre sus brazos, reconociéndole como hijo, sobre el cual se cierne el Espíritu Santo en figura de paloma. Un coro de ángeles completa la gloriosa escena, alborozados en la contemplación de la Familia Sagrada.

Leer más... »

23.12.10