InfoCatólica / Razones para nuestra esperanza / Categoría: Philip Trower

13.03.22

Philip Trower, La Iglesia Católica y la Contra-fe -6

La Iglesia Católica y la Contra-fe: Un estudio de las raíces del secularismo moderno, el relativismo y la descristianización

Por Philip Trower

Contenidos

Parte 1. La civilización occidental en los siglos XX y XXI: creencias centrales

Capítulo 1. Por favor use la puerta principal

Capítulo 2. ¿Qué fue la Ilustración?

Capítulo 3. Las denominaciones

Capítulo 4. El progreso perpetuo

Capítulo 5. Los principios de 1789

Capítulo 6. LA SALVACIÓN POR LA POLÍTICA

Ahora es más o menos un lugar común que la Revolución Francesa fue dos revoluciones en una. Una rebelión iniciada por la aristocracia contra los intentos de la monarquía de reformar el ancien régime [antiguo régimen] se convirtió en una revolución de un sector de las clases medias cultas, que en nombre de los derechos del hombre y la democracia arrebataron el poder al rey y a la aristocracia, para ser seguida por una revolución social en la que un proletariado urbano trató de arrebatarle el poder a las clases medias cultas. La primera [revolución] tuvo éxito. El triunfo de la segunda se retrasó durante más de cien años, y cuando finalmente tuvo lugar, bajo la bandera del socialismo, en un país del otro extremo de Europa, resultó ser no el triunfo del proletariado, sino el de revolucionarios profesionales y una intelectualidad gobernando para el supuesto beneficio del proletariado, con un rigor muy superior al de cualquiera de sus amos anteriores.

¿Son la democracia y el socialismo, entonces, teorías políticas opuestas o partes integrantes de lo mismo? La respuesta es un poco de ambas cosas. Los objetivos son los mismos —la felicidad humana a través del reinado de la libertad, la igualdad y la fraternidad. Las diferencias son acerca de las prioridades. ¿Deben primar la libertad y los derechos e intereses del individuo, o la igualdad y los derechos de la colectividad? Echemos un vistazo más de cerca.

La democracia   ¿Qué es?

Leer más... »

11.03.22

Philip Trower, La Iglesia Católica y la Contra-fe -5

La Iglesia Católica y la Contra-fe: Un estudio de las raíces del secularismo moderno, el relativismo y la descristianización

Por Philip Trower

Contenidos

Parte 1. La civilización occidental en los siglos XX y XXI: creencias centrales

Capítulo 1. Por favor use la puerta principal

Capítulo 2. ¿Qué fue la Ilustración?

Capítulo 3. Las denominaciones

Capítulo 4. El progreso perpetuo

Capítulo 5. LOS PRINCIPIOS DE 1789

Bien se ha dicho que en la religión de la Ilustración la libertad, la igualdad y la fraternidad ocupan el lugar que la fe, la esperanza y la caridad ocupan en el cristianismo. Sin ellas no hay “salvación". Comenzaremos poniendo la libertad bajo el microscopio, no sólo porque está primera en la tríada, sino porque en Occidente siempre ha tenido un lugar de honor. Los revolucionarios franceses plantaron “árboles de la libertad". Todavía no sabemos de nadie que haya plantado árboles en honor a la igualdad o la fraternidad.

La libertad y las libertades

La libertad es un misterio de nuestro ser más íntimo, que comprensiblemente valoramos como una de nuestras posesiones más preciadas. Unida a la facultad de pensar, es lo que nos hace humanos. Las dos cosas son inseparables. Una voluntad sin una mente que la dirija sería como un trapo ondeando al viento —en este caso los vientos del impulso; y una mente sin el poder de decidir en qué pensar no sería una mente sino una máquina movida por fuerzas que surgen de algo distinto de sí misma —los ritmos bioquímicos del cerebro. El amo sería el esclavo del sirviente. Aún más valoramos el ser capaces de dar expresión externa a esta libertad y racionalidad internas.

Leer más... »

9.03.22

Philip Trower, La Iglesia Católica y la Contra-fe -4

La Iglesia Católica y la Contra-fe: Un estudio de las raíces del secularismo moderno, el relativismo y la descristianización

Por Philip Trower

Contenidos

Parte 1. La civilización occidental en los siglos XX y XXI: creencias centrales

Capítulo 1 - Por favor use la puerta principal

Capítulo 2 - ¿Qué fue la Ilustración?

Capítulo 3. Las denominaciones

Capítulo 4. El progreso perpetuo

Cuando se predicó por primera vez el mensaje de que las cosas no sólo estaban mejorando cada vez más, sino que seguirían mejorando hasta volverse perfectas, sus destinatarios —afortunadamente para los predicadores—, estaban dispuestos a escuchar.14

No sólo habían estado disfrutando de un largo período de paz doméstica. Para las clases altas y las clases medias altas había habido un aumento general de la riqueza y la comodidad, una situación que tiende a animar a la gente a creer que su buena fortuna personal significa que todo está mejorando para todos.

Para empezar, como hemos visto, el progreso se atribuyó a la inteligencia humana. Los hombres eran atrasados ​​porque eran ignorantes: la educación correcta arreglaría todo. Pero pronto el progreso llegó a ser visto como una tendencia que operaba en toda la naturaleza independientemente del hombre. La forma más habitual era concebirlo como una fuerza física semejante a uno de los elementos. Luego Hegel introdujo la idea de que la marcha hacia adelante de las cosas sigue el patrón de una discusión entre filósofos, Darwin la hizo depender de la lucha por la supervivencia entre especies en pugna, y Marx de la lucha de clases.

Leer más... »

4.03.22

Philip Trower, La Iglesia Católica y la Contra-fe -3

La Iglesia Católica y la Contra-fe: Un estudio de las raíces del secularismo moderno,

el relativismo y la descristianización

Por Philip Trower

Contenidos

Parte 1. La civilización occidental en los siglos XX y XXI: creencias centrales

Capítulo 1 - Por favor use la puerta principal

Capítulo 2 - ¿Qué fue la Ilustración?

Capítulo 3. LAS DENOMINACIONES

Cuando buscamos un lugar para empezar, nos encontramos a principios de la segunda mitad del siglo XVII. La Paz de Westfalia (1648) ha puesto fin a las guerras de religión y somos conscientes de estar en un nuevo clima espiritual. Era como la quietud después de una tormenta. Hubo tiempo para reflexionar, y cierto cansancio por los temas religiosos. ¿Había valido la pena todo? ¿No podrían los hombres vivir en paz incluso si difieren sobre la religión? ¿Seguramente podrían ponerse de acuerdo sobre la existencia de Dios y las leyes de la naturaleza, ya que éstas son verdades abiertas a la razón, y dejarlo así? A través de mejores comunicaciones, el estado de ánimo se extendió por Europa hasta Rusia en el este y a través del Atlántico hasta el Nuevo Mundo en el oeste.

Me refiero, por supuesto, a las clases pensantes, lectoras y escritoras. La gran mayoría de los hombres y mujeres desconocían el cambio y aún no habían sido tocados por él. Hoy, por supuesto, todos pensamos y leemos. Pero para los hombres y mujeres del tipo del que estoy hablando pensar, leer y escribir eran la sangre de su vida.

En la Europa católica, la educación jesuita había hecho mucho más fácil la entrada a esta aristocracia del intelecto para los niños brillantes de familias pobres. Pierre Bayle (1647-1706) es un ejemplo. Hijo de un pastor protestante, estudió filosofía con los jesuitas de Toulouse por un tiempo. Luego, a través de su revista literaria Nouvelles de la république des lettres [Noticias de la república de las letras] y su Dictionnaire historique et critique [Diccionario histórico y crítico], ayudó a convertir lo que había sido un estado de ánimo en un movimiento y le dio cohesión internacional. Él no estaba solo. La proliferación de periódicos de este tipo tuvo en miniatura un efecto no muy diferente al de Internet hoy.

Leer más... »

2.03.22

Philip Trower, La Iglesia Católica y la Contra-fe -2

La Iglesia Católica y la Contra-fe

Un estudio de las raíces del secularismo moderno,

el relativismo y la descristianización

Por Philip Trower

Contenidos

Parte 1. La civilización occidental en los siglos XX y XXI: creencias centrales

Capítulo 1 - Por favor use la puerta principal

Capítulo 2 - ¿Qué fue la Ilustración?

Capítulo 2. ¿QUÉ FUE LA ILUSTRACIÓN?

Hay dos hechos sobre la Ilustración que es esencial captar si queremos entender su verdadero significado histórico. El primero es que, independientemente de cómo comenzó, se convirtió en mucho más que sólo otro movimiento en la historia de las ideas, como el movimiento romántico. Lo que sucedió en los salones, bibliotecas y cafés de la Europa del siglo XVIII se asemejó en al menos un aspecto crucial a lo que sucedió en los desiertos de Arabia en el siglo VII DC. Nació una nueva religión mundial.

Claramente hubo y hay grandes diferencias. El Islam tuvo un, y sólo un, fundador. La Ilustración, por otra parte, como un cuerpo coherente de ideas dinámicas, fue la obra de una sucesión de hombres de letras, y sus primeros conversos fueron nobles y sofisticados habitantes de la ciudad. Los [primeros] conversos del Islam fueron en su mayoría miembros de tribus del desierto.

Sin embargo, creo que el título “religión” puede ser justificado en la medida en que las enseñanzas que en breve examinaremos con mayor detalle proveen su propia explicación particular del significado y propósito de la vida y de nuestro destino final como raza; esas enseñanzas son presentadas como el único camino a la salvación y como universalmente válidas para todos los pueblos; y son difundidas por una alta proporción de sus adherentes con celo misionero.

Leer más... »