InfoCatólica / Razones para nuestra esperanza / Categoría: Moral

4.12.15

Fe y Razón N° 116 -con nuestro saludo navideño y un artículo de J. Ratzinger sobre la Navidad

Fe y Razón

Revista gratuita de teología y cultura católica

Publicación del Centro Cultural Católico “Fe y Razón”

Desde Montevideo (Uruguay), al servicio de la evangelización de la cultura

Nº 116 – 4 de diciembre de 2015

Tabla de Contenidos

 

Sección

Título

Autor o Fuente

Editorial

¡Feliz Navidad y feliz Año Nuevo!

Equipo de Dirección

Magisterio

Carta Encíclica Pascendi sobre las doctrinas de los modernistas –II

Papa San Pío X
 
 

Teología

El buey y el asno junto al pesebre

Joseph Ratzinger

Teología

El Tiempo del Anticristo

Ing. Daniel Iglesias Grèzes

Espiritualidad

Infidelidades y reformas –1

Pbro. Dr. José María Iraburu

Sínodo de la Familia

Después del Sínodo de la Familia

Lic. Néstor Martínez Valls

Historia de la Iglesia

Testimonio evangelizador de Don Pedro Ortiz de Zárate y del P. Juan Antonio Solinas, SJ –2

Mons. Dr. Miguel Antonio Barriola

Apologética

¿Existe el alma espiritual?

Raymond de Souza KM

Familia y Vida

Las políticas de planificación poblacional

José Alfredo Elía Marcos

Catecismo

La comunión de los santos

Catecismo de la Iglesia Católica

Derecho Canónico

De la “intercomunión”

Código de Derecho Canónico

Oración

Salmo 40

La Santa Biblia


InfoCatólica necesita vuestra ayuda.


Para suscribirse a la revista virtual gratuita de teología católica Fe y Razón, por favor complete y envíe este simple formulario. Recomendamos dejar el formato HTML. Se enviará automáticamente un mensaje a su email pidiendo la confirmación de la suscripción. Luego ingrese a su email y confirme la suscripción, presionando el enlace correspondiente.

13.11.15

Comentarios patrísticos del dicho “No juzguéis y no seréis juzgados”

Muchos católicos de hoy, en su empeño por construir una Iglesia más “abierta”, “acogedora”, “inclusiva” y “misericordiosa”, insisten en que deberíamos dejar de lado las normas que “discriminan” a algunos fieles, en función de sus conductas o situaciones irregulares. Para justificar ese empeño, generalmente apelan a Mateo 7,1-2: “No queráis juzgar para que no seáis juzgados; pues con el juicio con que juzgareis, seréis juzgados: y con la medida con que midiereis se os medirá".

Para contribuir a refutar esa falsa interpretación de Mateo 7,1-2, vale la pena reproducir aquí la sección de la Catena Aurea de Santo Tomás de Aquino que recopila diversos comentarios de los Padres de la Iglesia sobre esos dos versículos.

Leer más... »

12.11.15

Interpretación falsa de “No juzguéis y no seréis juzgados” (P. Ayúcar)

A lo largo de mis 16 años de servicio como apologista católico en Internet, me he topado más de una vez con cristianos que blanden la famosa frase evangélica “No juzguéis y no seréis juzgados” como arma arrojadiza contra cualquier juicio crítico que les moleste. Había pensado escribir algo contra la frecuente interpretación falsa (literalista, fundamentalista) de esas palabras de Nuestro Señor Jesucristo. Pero he aquí que, buscando material al respecto, me encontré con un excelente artículo de un autor que yo no conocía: el Padre Miguel Ruiz de Ayúcar (1911-2004), jesuita español. Mejor que cualquier cosa que yo pueda escribir sobre este tema será recomendarles la atenta lectura de este artículo del P.  Ayúcar.  


InfoCatólica necesita vuestra ayuda.


Para suscribirse a la revista virtual gratuita de teología católica Fe y Razón, por favor complete y envíe este simple formulario. Recomendamos dejar el formato HTML. Se enviará automáticamente un mensaje a su email pidiendo la confirmación de la suscripción. Luego ingrese a su email y confirme la suscripción, presionando el enlace correspondiente.

11.11.15

Las crisis de las culturas (Cardenal Joseph Ratzinger)

1. Reflexiones sobre culturas que hoy se contraponen

Vivimos una época de grandes peligros y grandes oportunidades para el hombre y para el mundo, un momento de gran responsabilidad para todos nosotros. Durante el siglo pasado, las posibilidades del hombre y su dominio sobre la materia crecieron de manera realmente inimaginable. Pero su capacidad para disponer del mundo ha hecho que su poder de destrucción haya alcanzado unas dimensiones que, a veces, nos causan verdadero pavor. En ese contexto, surge espontáneamente la idea de la amenaza del terrorismo, esa nueva guerra sin límites y sin frentes establecidos.

El temor de que ese fenómeno pueda muy pronto apoderarse de armas nucleares y biológicas no es, ni mucho menos, infundado; de modo que en el seno de los estados de derecho se ha tenido que recurrir a sistemas de seguridad que en épocas precedentes no existían más que en los regímenes dictatoriales. Con todo, se tiene la sensación de que, en realidad, todas esas precauciones jamás serán suficientes, porque no es posible ni deseable un férreo control sobre toda clase de armamento.

Menos visibles, pero no por ello menos inquietantes, son las posibilidades de auto-manipulación que el hombre ha conseguido. Ha logrado sondear los entresijos más recónditos del ser, ha descifrado los códigos más profundos del ser humano y ahora es capaz, por así decir, de «construir» por sí mismo al hombre que, de ese modo, no viene al mundo como don del Creador, sino como producto de una manipulación humana; un producto que, en consecuencia, puede ser seleccionado según las exigencias que nosotros mismos fijamos. Desde esa perspectiva, sobre ese hombre ya no brilla el esplendor de ser imagen de Dios, que es lo que le confiere su dignidad y su inviolabilidad, sino sólo el poder de las capacidades humanas. El hombre ya no es otra cosa que imagen del hombre. Pero, ¿de qué hombre?

Leer más... »

10.11.15

La fecundación in vitro es inmoral

La doctrina católica sobre la fecundación in vitro está expuesta en cuatro documentos principales del Magisterio supremo de la Iglesia. A continuación citaré los textos pertinentes de esos cuatro documentos, comenzando por los dos más sintéticos y siguiendo por los dos más extensos y especializados.

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, 499:

“¿Por qué son inmorales la inseminación y la fecundación artificial? La inseminación y la fecundación artificial son inmorales, porque disocian la procreación del acto conyugal con el que los esposos se entregan mutuamente, instaurando así un dominio de la técnica sobre el origen y sobre el destino de la persona humana. Además, la inseminación y la fecundación heterólogas, mediante el recurso a técnicas que implican a una persona extraña a la pareja conyugal, lesionan el derecho del hijo a nacer de un padre y de una madre conocidos por él, ligados entre sí por matrimonio y poseedores exclusivos del derecho a llegar a ser padre y madre solamente el uno a través del otro.”

Leer más... »