InfoCatólica / Que no te la cuenten / Categorías: De pluma ajena, Enrique de Zwart

5.01.18

Fiesta Abortera en Mar del Plata

Reproducimos el texto enviado por un lector de nuestro sitio.

Que no te la cuenten

P. Javier Olivera Ravasi

FIESTA ABORTERA EN MAR DEL PLATA, 5 DE ENERO DEL 2018
En el Centro Cultural “América Libre” (calle 20 de septiembre nº 1719) de la ciudad de Mar del Plata se va a desarrollar un encuentro llamado “Fiesta Socorrera Abortera”.

En la siguiente página web (https://allevents.in/mar%20del%20plata/fiesta-socorrera-aborteraaaa/1973976382924187) se puede leer: 
Lxs esperamos el Viernes 5 del Enero en el CENTRO CULTURAL “AMERICA LIBRE” (San Martin y 20 de Septiembre) a partir de las 21 hs en la Primera fiesta Socorrista Abortera de la ciudad.
Relatos socorristas – Circo- Intervenciones artistiscas.
Vamos a mover la cuerpa al ritmo de 
Circulo de Mujeres Candomberas y BIFE!!!!
Bebidas y Comida a Precio Populares!

Nos vemos en esa!

Anticipadas 60 pe, en la puerta 70”.

No alcanza con una misa de desagravio. Los feligreses debemos recurrir a los Sacerdotes y al Obispo Monseñor Mestre para que salgan a defender la Fe Verdadera y a condenar las blasfemias hacia nuestra Santísima Madre.
En citizengo, puede ayudarnos a firmar a través del siguiente enlace:

http://www.citizengo.org/es/139429-cese-fiesta-socorrera-abortera

Saludos en Cristo,
Javier Rohringer

22.12.17

Derrumbando mitos: “La Iglesia medieval creía que la locura era una posesión diabólica”

Continuando con el tema de los locos en la Edad Media, publicamos aquí otro trabajo de uno de nuestros lectores, que amplía el publicado ya en esta bitácora para,

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi


Derrumbando mitos: “La Iglesia medieval creía que la locura era  una posesión diabólica”

Por Alfonso Taboada Portal

 

¿Qué dice falsamente la Leyenda Negra?

“Durante la Edad Media y hasta la Ilustración, los enfermos mentales eran encerrados en mazmorras; y allí, encadenados con grilletes, recibían un trato cruel e inhumano. En su afán por perseguir a los brujos y nigromantes, la Iglesia también persiguió a muchos enfermos mentales cuyas enfermedades (epilepsia, histeria, esquizofrenia, etc.) eran a menudo tachadas de posesiones demoníacas o al menos de origen mágico, de manera que infinidad de perturbados mentales murieron en la hoguera[1]. Es evidente[2] que esta persecución se convirtió en un instrumento no sólo religioso sino también sociopolítico. Además, el dinero y las posesiones del enfermo mental eran confiscados por la Inquisición[3]. Por ello había fuertes intereses centrados en confundir a los dementes con posesos para así confiscar sus bienes…”.

¿Fue realmente así?

Leer más... »

28.11.17

Leído para Ud.: “Las neuronas de Dios. Una neurociencia de la religión, la espiritualidad y la luz al final del túnel”. Por el Dr. Jordán Abud (3-3)

3- OTRA VEZ EL MATERIALISMO PRESOCRÁTICO

Por todo lo expuesto diremos que, efectivamente, el libro unifica. Pero explicando lo más por lo menos, y no lo menos por lo más. Es decir, más allá de los avances tecnológicos y de las novedades de laboratorio, no ha sabido sobreponerse a la fuerza del materialismo y terminó siendo otro exponente de lo que Mario Caponnetto llama el  retorno de los presocráticos.

Decimos que unifica porque la obra pareciera una recusación del dualismo cartesiano, lo cual es plenamente válido. Pero, paradójicamente, los fenómenos que avalan tal recusación son interpretados a la luz del monismo materialista que aparece como el rasgo común y más sobresaliente de las neurociencias.

Citemos entonces, por última vez, a quien hemos recurrido en este tramo de la crítica. Resulta ineludible, por tanto, un fuerte cuestionamiento crítico frente a lo que a todas luces es, cuanto menos implícitamente, una muestra evidente de  materialismo ingenuo y acrítico que, en definitiva no es sino una aporía. Es lícito, por tanto, desde el hilemorfismo objetar que sin la presencia de un principio formal no pueden  explicarse los fenómenos en cuestión; y resulta plenamente lícito, también, sostener que ese principio formal no puede ser corpóreo. La argumentación de Santo Tomás tiene, a nuestro entender, plena vigencia[1].

Leer más... »

26.11.17

Leído para Ud.: “Las neuronas de Dios. Una neurociencia de la religión, la espiritualidad y la luz al final del túnel”. Por el Dr. Jordán Abud (2-3)

2 - REPROBADO EN FILOSOFÍA

                Resulta conveniente señalar un puñado de desaguisados filosóficos o, para no exponer al desprecio un término que las neurociencias suelen fustigar (“filosófico”), digamos mejor, un puñado de “desaguisados conceptuales”. Ellos (los principios de orden nocional) tienen enorme vigencia en el mundo neurocientista, en el psicológico y en el clínico -aunque no pertenezcan propiamente a ellos- . Y como tal deben calibrarse con medido rigor.

                En primer lugar, nos encontramos en el libro con una clara contradicción epistemológica interna. ¿Qué se propone estudiar el autor?, ¿qué realidad está dispuesto a aceptar?, ¿qué alcance le dará a la razón en su proceso investigativo?

                Podremos disentir en la noción de ciencia, lo cual es grave e impide posiblemente un diálogo fructífero. Pero más grave aún, descendiendo un peldaño más, es la propia contradicción en los fundamentos epistemológicos de aquello que se estudia. En aras de definir el objeto propio, el autor aclara que antes de generar polémicas innecesarias, antes de avivar hogueras y discusiones estériles, vale la pena reflexionar una vez más sobre lo que hemos intentado hacer en este libro. Habrán notado (espero) que no se trata sobre la existencia de Dios. Ni siquiera sobre Dios. Esas, en todo caso, no son preguntas científicas, por lo que caen fuera de nuestro análisis; casi podría decirse que ni siquiera son interesantes desde el punto de vista que perseguimos[1] .

Leer más... »

22.11.17

Leído para Ud.: “Las neuronas de Dios. Una neurociencia de la religión, la espiritualidad y la luz al final del túnel”. Por el Dr. Jordán Abud (1-3)

Publicamos aquí, por pedido de su autor, el Dr. Jordán Abud, un comentario al libro del biólogo argentino, Diego Golombek titulado “Las neuronas de Dios. Una neurociencia de la religión, la espiritualidad y la luz al final del túnel” donde desde el punto de vista materialista se insiste en la “creación” de Dios a partir de las neuronas.

Por lo extenso del trabajo, hemos decidido publicarlo en tres entradas.

El presente estudio forma parte de un trabajo que acaba de salir a la luz.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

 


LAS NEURONAS DE DIEGO

A propósito del libro Las neuronas de Dios. Una neurociencia de la religión, la espiritualidad y la luz al final del túnel, de Diego Golombek. Siglo veintiuno Editores, 2014

Por el Dr. Jordán Abud

 

Por si de algo sirviese esbozar los motivos que justifican la recusación de un libro presentado como “científico” intentaré dar sólo un par de ellos -finalmente entrelazados-, a los cuales considero suficientes para exponer aquí mi disconformidad.

Primero, porque el autor, parapetado entre los oropeles de los lauros científicos y los diplomas de la más variopinta procedencia, selecto representante de la comunidad de neurocientistas argentinos, catedrático respetado por la “elite pensante” argentina, titular indiscutido de la pantalla estatal, este autor -digo-, no ha titubeado en meterse -y de la peor manera- con Dios, con la Santa Iglesia Católica y con el depósito de la Fe, ninguno de ellos producto de la secreción glandular o de una eventual combinación química, mal que le pese a los ideólogos de la neurona.

Leer más... »