InfoCatólica / Que no te la cuenten / Categoría: Leído para Ud.

28.01.18

Padre Leonardo Castellani, ahora en francés

Si un libro no está en francés, difícilmente un francés lo lea, salvo que tenga un interés enorme por ello. Hace un tiempo, sin ir más lejos, conversando con el único monje argentino que hay en la famosa Abadía de Fontgombault, pasó esto:

 

- Padre Javier: hay un jesuita muy interesante, que vivió durante todo el siglo XX y murió por la década de los ’80. Un tal Castellani: ¿ud. lo conoce? ¿qué le parece? – me preguntó.

Pensando que era una broma, simplemente me reí (hace años que leo a Castellani). Pero no…; el monje, organista, iconógrafo y artista, que entró hace más de cuarenta años en esa gran abadía francesa, nunca había oído hablar en sus ambientes franceses de Castellani. Porque Castellani no estaba en francés, por ende…, no existía…

Hace unos días nomás, la editorial Pierre Guillaume de Roux acaba de publicar una preciosa recopilación que Érick Audouard tradujo para dar a conocer al mejor jesuita del siglo XX argentino, en la lengua de los galos.

Venga entonces la traducción de la entrevista, hecha por este servidor entre gallos y medianoche, que Philippe Maxence le hizo hace unos días en la revista católica francesa y esperemos que varios franceses puedan leer algún día al “profeta incómodo”, como lo llamó Octavio Sequeiros.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

Leer más... »

20.12.17

Leído para Ud.: "Las cinco vías tomasianas". De Christian Ferraro


Publicamos aquí, a modo de reseña bibliográfica, el nuevo libro que, nuestro gran amigo y ex-profesor, el sacerdote y filósofo Christian Ferraro -experto en Santo Tomás de Aquino- acaba de publicar en italiano, anhelando prontamente la edición española.

El libro presenta un análisis detallado de las cinco vías propuestas por santo Tomás para demostrar la existencia de Dios. El análisis distingue con todo cuidado el aspecto teológico, que caracteriza el contexto en el que santo Tomás las presenta, del aspecto filosófico propio de las vías en cuanto tales. Cada vía es presentada de manera máximamente pormenorizada, a la vez que sometida a una discusión que tiene en cuenta las principales objeciones surgen en el lector de nuestro tiempo. El análisis es completado con un examen de otras vías alternativas y la consideración del problema del mal y de esa terrible tragedia que se llama ateísmo. El itinerario comienza, entonces, en el plano teorético pero termina en el plano existencial.

Dios quiera que la Iglesia vuelva, conforme a la enseñanza de siempre, a la doctrina del Aquinate.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

*    *    *

Le cinque vie tommasiane

(Christian Ferraro)

Christian Ferraro es actualmente profesor encargado de Metafísica en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma. Desde el 2005 hasta el 2013 estuvo a cargo de la edición de las obras completas de Cornelio Fabro, ocupándose en particular, entre otros, de los siguientes volúmenes: La nozione metafisica di partecipazione (OC 3, 2005), Percezione e pensiero (OC 6, 2008), Partecipazione e causalità (OC 19, 2010), La svolta antropologica di Karl Rahner (OC 25, 2011). Entre sus publicaciones, se pueden elencar: Cornelio Fabro (LUP 2012), Appunti di Metafisica (LUP 2013), La svolta metafisica di san Tommaso (LUP 2014), L’atto di essere nel «tomismo intensivo» di Cornelio Fabro (ETI 2017)Le nozioni di potenza e atto in Aristotele. Breve prologo (ETI 2017).

 

       Que el conocimiento de las vías no sea necesario en todos los casos, pase; que no sea muchas veces conveniente y útil para quienes son capaces de aferrarlas, esto es un absurdo que no se puede aceptar. Una tal utilidad, por ejemplo, puede ser verificada en el plano del testimonio. En efecto, sería demasiado reductivo pensar el testimonio como algo que excluye por definición el uso del intelecto. Renunciar a pensar, a fines de testimoniar, sería una extraña manera de testimoniar: a quien a ella ingresa, la Iglesia le pide sacarse el sombrero, no la cabeza.

       (…) A una persona que quiera de verdad sentir la respuesta a la pregunta acerca de «de dónde aparezca el dios en filosofía», responden, precisamente, las resolutiones ofrecidas por la Metafísica en la forma de las cinco vías. Hace falta, es cierto, como condición indispensable, la catarsis teorética de la fidelidad al darse originario del ens y no siempre Zarathustra encuentra oídos para estas palabras suyas (del Prólogo).

       El libro, de reciente aparición, puede adquirirse aquí

2.12.17

Esbozo de aforismos. Primer libro del Padre Federico Highton

Nuestro querido amigo y hermano, el Padre Federico Highton, acaba de publicar un libro excelente con aforismos.

Venga aquí un extracto del Prólogo y abajo, para quien quiera leer de qué se trata, algunas muestras.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

 


 

(Del prólogo, por Antonio Caponnetto)

El género aforístico tiene su encanto y su riesgo; ambas cosas. Lo primero porque nos hace olvidar que estamos leyendo, para sentirnos parte de un coloquio amable, de una tertulia grata, de la típica charla de café a la que somos tan dados en estas orillas. Pero con el agregado –que no suelen tener los meros charlistas- de que con cada sentencia se aprende, con cada adagio se contempla, con cada frase redonda y acuñada sobreviene el pensamiento profundo y genuino.

     Es casi el sueño de ciertos pedagogos pero sin convertirse en la pesadilla en que ellos lo han convertido: el sueño de ser instruidos mientras uno se divierte, se entretiene, ameniza.Son tantas las relecturas a las que nos invitan los aforismos, como grande es el gusto de la memoria por retenerlos, por volverlos a paladear, por conservarlos siempre a flor de labio para usarlos cada vez que cuadre. Como el facón de Fierro, cada filo de palabras sale cortando; ora un error, ora una mentira, ora una pastoral aborigen o una moda revolucionaria.

Leer más... »

28.11.17

Leído para Ud.: “Las neuronas de Dios. Una neurociencia de la religión, la espiritualidad y la luz al final del túnel”. Por el Dr. Jordán Abud (3-3)

3- OTRA VEZ EL MATERIALISMO PRESOCRÁTICO

Por todo lo expuesto diremos que, efectivamente, el libro unifica. Pero explicando lo más por lo menos, y no lo menos por lo más. Es decir, más allá de los avances tecnológicos y de las novedades de laboratorio, no ha sabido sobreponerse a la fuerza del materialismo y terminó siendo otro exponente de lo que Mario Caponnetto llama el  retorno de los presocráticos.

Decimos que unifica porque la obra pareciera una recusación del dualismo cartesiano, lo cual es plenamente válido. Pero, paradójicamente, los fenómenos que avalan tal recusación son interpretados a la luz del monismo materialista que aparece como el rasgo común y más sobresaliente de las neurociencias.

Citemos entonces, por última vez, a quien hemos recurrido en este tramo de la crítica. Resulta ineludible, por tanto, un fuerte cuestionamiento crítico frente a lo que a todas luces es, cuanto menos implícitamente, una muestra evidente de  materialismo ingenuo y acrítico que, en definitiva no es sino una aporía. Es lícito, por tanto, desde el hilemorfismo objetar que sin la presencia de un principio formal no pueden  explicarse los fenómenos en cuestión; y resulta plenamente lícito, también, sostener que ese principio formal no puede ser corpóreo. La argumentación de Santo Tomás tiene, a nuestro entender, plena vigencia[1].

Leer más... »

26.11.17

Leído para Ud.: “Las neuronas de Dios. Una neurociencia de la religión, la espiritualidad y la luz al final del túnel”. Por el Dr. Jordán Abud (2-3)

2 - REPROBADO EN FILOSOFÍA

                Resulta conveniente señalar un puñado de desaguisados filosóficos o, para no exponer al desprecio un término que las neurociencias suelen fustigar (“filosófico”), digamos mejor, un puñado de “desaguisados conceptuales”. Ellos (los principios de orden nocional) tienen enorme vigencia en el mundo neurocientista, en el psicológico y en el clínico -aunque no pertenezcan propiamente a ellos- . Y como tal deben calibrarse con medido rigor.

                En primer lugar, nos encontramos en el libro con una clara contradicción epistemológica interna. ¿Qué se propone estudiar el autor?, ¿qué realidad está dispuesto a aceptar?, ¿qué alcance le dará a la razón en su proceso investigativo?

                Podremos disentir en la noción de ciencia, lo cual es grave e impide posiblemente un diálogo fructífero. Pero más grave aún, descendiendo un peldaño más, es la propia contradicción en los fundamentos epistemológicos de aquello que se estudia. En aras de definir el objeto propio, el autor aclara que antes de generar polémicas innecesarias, antes de avivar hogueras y discusiones estériles, vale la pena reflexionar una vez más sobre lo que hemos intentado hacer en este libro. Habrán notado (espero) que no se trata sobre la existencia de Dios. Ni siquiera sobre Dios. Esas, en todo caso, no son preguntas científicas, por lo que caen fuera de nuestro análisis; casi podría decirse que ni siquiera son interesantes desde el punto de vista que perseguimos[1] .

Leer más... »