InfoCatólica / Que no te la cuenten / Categoría: Actualidad

26.06.17

Los griegos no eran sodomitas. Apodos y el caso de Layo, patrono de los pedófilos (2-8)

2. Apodos homosexuales e importancia del pudor

La mayor parte de sociedades humanas han proscrito y estigmatizado las prácticas sexuales estériles o aquéllas que conllevasen riesgo de infecciones. La homosexualidad en sí reúne ambas condiciones ya que, por un lado es incapaz de engendrar nueva vida y, por el otro, el lugar empleado para las relaciones carnales entre hombres (el ano) no es precisamente la parte más limpia, sana e higiénica del cuerpo humano. En la Grecia antigua –que no era una excepción a esta regla general– no existían eufemismos políticamente correctos como “homosexual”, “gay” o “heterosexual”. Los “heteros” eran sencillamente la gente normal que cumplía con la ley natural y basta; para los homosexuales se reservaban una serie de vocablos, generalmente de significado altamente infamante e indigno. Veámoslos:

- Euryproktos: ano abierto.

- Lakkoproktos: ano de pozo.

- Katapygon, kataproktos: homosexual pasivo.

- Arsenokoitai: homosexual activo.

- Marikas: el que salta arriba y abajo.

Leer más... »

25.06.17

Los griegos no eran sodomitas. Montajes homosexuales en clave de género (1-8)

Los griegos no eran sodomitas:Montaje homosexuales en clave de género

Por el Padre Javier Olivera Ravasi

“Los modernos han perdido mucho tiempo (…) queriendo presentar a la antigua Hélade como un paraíso para los invertidos, lo cual es excesivo: el mismo vocabulario de la lengua griega y la legislación de la mayor parte de las ciudades atestiguan que la homosexualidad no dejó de ser considerada como un hecho «anormal»” (Henry-Irenee Marrou)[1]. 

Que los espartanos eran afeminados; que Alejandro Magno también; que en el Banquete de Platón se habla de ello y que acostarse con efebos era moneda corriente en la Grecia antigua… ¿Cuántas veces hemos oído hablar de este tema sin tener una respuesta adecuada según las fuentes históricas?

Son tantas las veces que se nos ha golpeteado con esta cantinela dogmática que hasta uno podría plantearse: “si acaso fue así, ¿no debería volverse a practicar lo que aquellos sabios de la civilización occidental realizaban sin tapujos?”. Pues bien; acá está el punto y el caballo de Troya intelectual (nunca mejor cupo la expresión) que la ideología de género nos quiere hacer tragar para legitimar fenómenos decadentes de la vida moderna[2].

1.      El origen del mito

Digamos desde el inicio nomás que no se nos ocurre afirmar la inexistencia de homosexualidad o pedofilia en Grecia (¿dónde no las hubo?) sino simplemente decir que la moral tradicional de los helenos y hasta las propias leyes antiguas condenaban estas prácticas, incluso con la pena de destierro, en algunos casos.

Analizando este tópico moderno, uno encuentra que la primera “coincidencia” encontrada y que, en general se pasa por alto, es que casi todos los “expertos” que aluden a una extensión endémica de la homosexualidad en Grecia fueron ellos mismos una pandilla de homosexuales declarados. Y esto no resulta una mera refutación ad hominem, sino que, desde la perspectiva del autor, es inevitable que sus posturas (no sólo las intelectuales) caminen marcha atrás conforme a sus tendencias personales minoritarias.

Leer más... »

24.06.17

16.06.17

De pluma ajema: Del Logos al “logo” (Arte moderno y arte modernista)

 Por Eduardo Peralta

 

“Yo detesto a la gente que habla de lo “bello”.

¿Qué es lo bello? ¡En la pintura hay que hablar de problemas!

Los cuadros no son otra cosa que investigación y experimento.

Nunca pinto una obra de “arte”.

Todos mis cuadros son investigaciones.”[1] (Pablo Picasso)

 

El arte y las imágenes modernistas

           

            Cada vez que tratamos de modo crítico un tema relacionado al arte, ya sea música, literatura, teatro, danza, etc., nos vemos obligados a advertir que es necesario para una mayor comprensión, un estudio previo y ulterior sobre temas de la estética filosófica en general como la relación entre el Arte y Belleza, su relación con la Moral y cuanto de ello se desprenda. Esta ocasión no será muy distinta ya que la fundamentación estética se hace imprescindible y sin ella no es posible abarcar el plano artístico como se merece.

Leer más... »

15.06.17

Jornadas de Paraná y Peregrinación "Nuestra Señora de la Cristiandad". Mismo día y mismo espíritu

Hace unas semanas publicábamos aquí un texto irónico invitando a la Peregrinación de “Nuestra Señora de la Cristiandad que tendrá lugar los próximos 19-20 y 21 de Agosto. Como algunos no entendían la ironía, debí publicar uno más literal, aquí. Pues bien: el que quiera enterarse, no tiene más que ingresar a los links. Vale la pena.

Como todos los años, también ese mismo fin de semana (el 19-20 y 21 de Agosto), en Paraná (Argentina), se realizarán las XXII Jornadas de formación del Litoral Argentino, con exponentes de primer nivel.

Son los mismos días y con el mismo espíritu.

- “¡Pero qué ganas de pisarse el plato!” - dirá alguno. “¿Por qué no lo hacen en fechas distintas así se puede participar de ambas cosas?".

Confieso que yo mismo planteé esta crítica, al punto que, el año pasado, me puse en contacto con los organizadores de ambos eventos para ver si no se podían cambiar las fechas y hacer que todo fuese más aprovechable por la mayor cantidad de jóvenes. 

La verdad es que se barajaron todas las posibilidades; hasta se reunieron los cabecillas de ambos eventos trabando después, amistad y camaradería; pero simplemente no se pudo cambiar hasta ahora; y esto por diversos factores (uno de ellos, el climático). Pues ya está; se intentó. Además, siempre hay público para todo… 

Yo el año pasado fui a Paraná. Y este año iré a la Peregrinación.

Y donde vayan la pasarán de primera: de cara al sol y de cara a Dios.

Por lo tanto: invito a que inviten con magnanimidad tanto a las Jornadas del Litoral como a la Peregrinación “Nuestra Señora de la Cristiandad”. Que de cuidar la quintita y de los celos malsanos estamos hartos… Si por cada diez que piensan más o menos como uno, hay veinte caciques y ningún indio. Jé!

Pues entonces: hay que conocerse, unirse y mantenerse firmes en la Fe: estos son algunos de los principales fines de estos eventos.

Dios los bendiga y a no desaprovecharlos.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi