(476) La causa de todas las heterodoxias

«Luego dijo al discípulo: “Aquí tienes a tu Madre"» (Jn 19, 27)

«Es cierto que la dignidad de Madre de Dios llega tan alto que nada puede existir más sublime» (LEÓN XIII, Quamquam pluries, 15 de agosto de 1889, n. 3)


«el culto a la Virgen Madre de Dios —el cual, según el parecer de varones santos, es señal de predestinación» (PÍO XII, Mediator Dei, 20 de noviembre de 1947, n.220).

 

Ponerlo todo en manos de Nuestra Señora es señal de predestinación.

La Madre del Redentor es también Madre de su labor redentora.

El heterodoxo tiene entendimiento voluntariamente huérfano.

La causa de todas las herejías es no querer tener Madre.

No te fíes del que minimiza a Nuestra Madre. No lo hace para maximizar al Hijo sino para maximizarse él mismo.

 
Si se disminuye el papel de María se deteriora el Magisterio de la Iglesia, porque la Iglesia docente ha de tener por modelo a María, Maestra del Verbo.
 

Ceder al Malo un milímetro de doctrina es traicionar a Nuestra Señora.

La Hispanidad es obra de la Santísima Virgen en sus diversas advocaciones eficacísimas.

 

Pedir a San Juan nos interceda gracias de confianza ilimitada en Nuestra Madre.

María es nuestra Corredentora por consanguinidad con Nuestro Redentor.

Vivir refugiado en María, torre ebúrnea contra el mal y el error, para vivir escondido con Cristo en Dios (Cf. Col 3, 3).

La gloria de la maternidad de Nuestra Señora está por encima de la gloria de todos los santos juntos.

La maternidad de Nuestra Señora está muy por encima del orden sobrenatural de la gracia santificante

Nuestra Señora, por ser Madre de gracia, ha de ser dueña de nuestra voluntad. Para que amolde nuestra vida a hechura de su Hijo; para que acuñe en nuestras acciones la efigie del Salvador; para que imprima en nuestra alma un deseo devorador de santidad.

 

Regatearle gloria a la Madre de Dios es traicionar a la Providencia.

 

16 comentarios

  
Carmelo
que generosidad el aporte de don Alonso, Agradeció a Dios por darle el este Don y su docilidad...

Donde esta la Madre de la Redención humana, esta la Iglesia.
Ahí en la Pata de la Cruz, estaba ella como en Belén, sin ella no puede entenderse la redención, ni siquiera abrazarla.

si me permite comento sobre esto:
"No te fíes del que minimiza a Nuestra Madre. No lo hace para maximizar al Hijo sino para maximizarse él mismo"
R/. así sea.
es la tentación del hereje pretender ser mas que la trinidad que intenta cercarnos con el espíritu de Senaquerin.

_________
A.G.:
Donde está María está la Iglesia. Me gustó eso. Es verdad, porque María es el modelo de Madre y de Maestra.
07/06/21 6:23 PM
  
Pedro L. Llera
Amén
07/06/21 6:46 PM
  
África Marteache
Estoy totalmente de acuerdo. Creo que, incluso en las actuales circunstancias, la devoción a la Madre de Dios es la piedra de toque del verdadero católico. Pocos rezaran el Santo Rosario si se dejan llevar por ideas modernistas y los que lo rezan son claramente católicos. No es que me gusten las estadísticas pero, si las hubiera, demostrarían este aserto. Recuerdo el día que, estando paseando mi madre y yo, nos encontramos con una persona de su edad que, en la conversación, se asombró de que rezáramos el Santo Rosario y mi madre me decía: "¿Cómo puede ser eso si fue de Acción Católica?". Pudo ser porque se había dejado llevar por la deriva modernista y, si ésta duda de la Divinidad de Jesucristo, mucho más dudará de la Madre del Verbo Encarnado.
_________
A.G.:
Muy cierto. La devoción a María es piedra de toque del verdadero catolicismo y además señal de predestinación.
07/06/21 7:21 PM
  
África Marteache
Hay una tendencia muy marcada de querer convertir el culto de hiperdulía en una superstición. Dado que la Virgen ha tenido apariciones y el pueblo de Dios tiene una marcada devoción por Ella se valen de eso para burlas y mofas de lo más variado. Pero mientras Nuestra Señora esté ahí, y nos acompañará hasta el fin de los siglos, la Iglesia podrá dar tumbos pero no perecerá. El Espíritu Santo guía a la Iglesia, pero la conexión entre Él y la Santísima Virgen aparece ya en los Evangelios, desde la Anunciación hasta Pentecostés.
__________
A.G.:
María tiene un papel fundamental en la vida cristiana. Es el cuello del Cuerpo de Cristo, señal de predestinación, refugio de los pecadores, torre ebúrnea.... todo lo que se diga de ella es poco.
07/06/21 7:28 PM
  
al
Usted escribe:

La maternidad de Nuestra Señora está muy por encima del orden sobrenatural de la gracia santificante

* *

Con el Catecismo en la mano esa frase es muy incorrecta. Yo diría que herética. (entiendo que usted quiere decir otra cosa pero le ha salido así).

La gracia santificante no es una energía o un ladrillo que nos cae del cielo, es Dios mismo que se nos da (como dijo Monseñor Munilla). El orden sobrenatural de la Gracia es obra del Espíritu Santo que es Dios, y por tanto María no puede estar muy por encima de Dios.

mírese el 970 y 971 del Catecismo. Y sobre todo el punto 1996 al 2005 del Catecismo

_________
A.G.:
Acusar de herejía es juicio temerario. El que está en grave error es Ud.

La gracia santificante no es Dios, sino una cualidad sobrenatural accidental, un don creado (distinto del Espíritu Santo) que permanece físicamente en el alma, distinto de la caridad, y que puede perderse por el pecado mortal.

Respecto a María. Mire qué bien lo explica Royo Marín, Teología de la perfección cristiana, n.23:

"La maternidad divina está por encima de la filiación divina por la gracia, ya que ésta no establece más que un parentesco espiritual y místico con Dios, mientras que la maternidad divina establece un parentesco de naturaleza, una relación de consanguinidad con Jesucristo".

"La maternidad divina, que termina en la persona increada del Verbo hecho carne, supera, pues, por su fin, de una manera infinita, a la gracia y a la gloria de todos los elegidos y a la plenitud de gracia y gloria recibida por la misma Virgen María" (n. 23)

"El orden hipostático supera inmensamente al de la gracia" . "María, en virtud de su maternidad divina, entra a formar parte del orden hipostático" (N. 23)

Garrigou-Lagrange, La Madre del Salvador, p. 25:

"La maternidad divina es, por su fin, del orden hipostático, que supera al de la gracia y al de la gloria.
María, en efecto, por su maternidad divina tiene una relación real con el Verbo de Dios hecho carne; esta relación se termina en la Persona increada del Verbo encarnado, pues es la Madre de Jesús que es Dios; la maternidad divina no termina sólo en la humanidad de Jesús, sino en el mismo Jesús en persona; Él, y no su humanidad, es el Hijo de María. Y, como dice Cayetano, la maternidad divina "alcanza los límites de la Divinidad", es, pues, por su fin del orden hipostático, orden de la unión personal de la humanidad de Jesús con el Verbo increado. Esto se deduce de la misma definición de la Maternidad Divina, tal como fué definida en el Concilio de Efeso.
Ahora bien, este orden de la unión hipostática supera inmensamente al de la gracia y al de la gloria, como este último supera al de la naturaleza, la naturaleza humana y hasta el de las naturalezas angélicas creadas y posibles."

La maternidad divina supera todo lo creado y toda la gracia de todos los santos, constituyendo el fundamento la realeza mariana:

"16. Para ayudarnos a comprender la sublime dignidad que la Madre de Dios ha alcanzado por encima de las criaturas todas, hemos de pensar bien que la Santísima Virgen, ya desde el primer instante de su concepción, fue colmada por abundancia tal de gracias que superó a la gracia de todos los Santos.

Por ello —como escribió Nuestro Predecesor Pío IX, de f. m., en su Bula— «Dios inefable ha enriquecido a María con tan gran munificencia con la abundancia de sus dones celestiales, sacados del tesoro de la divinidad, muy por encima de los Ángeles y de todos los Santos, que Ella, completamente inmune de toda mancha de pecado, en toda su belleza y perfección, tuvo tal plenitud de inocencia y de santidad que no se puede pensar otra más grande fuera de Dios y que nadie, sino sólo Dios, jamás llegará a comprender» (PÍO XII, Ad caeli reginam, n. 16)

"María, ya como Madre de Cristo Dios, ya como asociada a la obra del Divino Redentor, así en la lucha con los enemigos como en el triunfo logrado sobre todos ellos, participa de la dignidad real de Aquél, siquiera en manera limitada y analógica. De hecho, de esta unión con Cristo Rey se deriva para Ella sublimidad tan espléndida que supera a la excelencia de todas las cosas creadas" (Idem) (y recuerdo de nuevo que la gracia santificante es un don creado).
07/06/21 7:44 PM
  
Alejandro
Muy estimado Sr. Alonso Gracian , bravo !!. De La Siempre Virgen , María Santísima , Madre del Unico y Verdadero Dios por quien se vive ; como dijeron grandes devotos de Ella , nunca se podrá hablar lo suficientemente bien. Ella nos conduce siempre a Jesús y por ende a La Beatísima Trinidad . Yo soy sólo un miserable pecador ,pero por Gracia de Dios soy Mariano por los cuatro costados , y espero convertirme y por Ella ir a Jesús Sacratísimo. QUE DIOS LE PAGUE ESTA BELLEZA DE ARTICULO!!!
________
A.G.:
María es nuestra esperanza, porque es auxilio de los cristianos, refugio de los pecadores, Madre de gracia. Todo lo que se diga de ella es poco.
07/06/21 7:58 PM
  
Javidaba
Si la llama el Padre "Llena
de gracia", ¿podría yo
excederme al ensalzarla
como lo hizo mi Dios?.

Y por más que yo la honre,
... ¡si Jesús es su Honor!.
¿cómo temer que yo pueda
honrarla más que mi Dios?

Y si el Espíritu Santo
su seno divinizó,
... cuando yo logre adornarla
más que la adorna mi Dios

entonces, podré decirle :
¡Basta, Madre, se acabó!,
que ya conseguí amarte
como te ama mi Dios.

Pero mientras llega el día
que se cumpla lo anterior,
te veneraré María,
Madre mía y de mi Dios;

y como la hiperdulía,
dónde acaba, no sé yo,
por si acaso, ¡Trinitaria!
veo a Tu Madre, mi Dios,

porque, a lo que yo entiendo,
¿qué puede ser la Asunción,
sino asumirse en el seno
Trinitario de mi Dios?;

que si Eres criatura,
la Trinidad se donó
a Sí misma a ti, María
por Voluntad de mi Dios.

Y si es Su Voluntad
verte digna de su Amor,
... ¿me pondré yo a tasar
lo que no tasó mi Dios?.

Y, si acaso, por exceso
llegara a la adoración...
¿mi adoración será más
que los dones de mi Dios?.

_________
A.G.:
Precioso. Gracias por la hermosa poesía. ¡Viva Nuestra Madre!
07/06/21 7:59 PM
  
José Díaz
'Et incarnatus est de Spiritu Sancto ex Maria Virgine: et homo factus est'. La Santísima Virgen no fue un mero receptáculo del Verbo Encarnado. La Encarnación se realizó ex Maria Virgene, desde Ella y a partir de Ella. Corríjame si yerro, pero tengo la impresión de que por eso la Virgen y la Encarnación estorban a quienes niegan la existencia de una naturaleza real de las cosas, a quienes creen que no hay esencias sino individuos unidos por el mero parecido de sus accidentes. El nominalismo casa mal con la Encarnación y con el papel corredentor que ejerce la Virgen en ella y a partir de Ella, y casa mal con el modernismo a causa de sus vínculos con el protestantismo. Gracias, Alonso, y que Cristo Rey y su Madre Inmaculada le bendigan
_________
A.G.:
Lo mismo me parece a mí, que la Santísima Virgen y la Encarnación estorban a los que niegan el orden natural, a los que rechazan las esencias. Es decir, a los nominalistas modernos.
07/06/21 8:28 PM
  
Tomás Salas
MARÍA

Señora de los humildes,
Corazón repleto de silencios sabios,
Torre de los olvidados,
Arca de los silenciosos,
Espejo de la paciencia,
Misterio de la ternura,
Sabor del pan caliente,
Olor a leche materna,
blanda Mano encallecida,
Voz dulce del susurro,
oriéntanos en este mundo lleno de símbolos falsos,
llévanos de tu mano como a niños perdidos,
acógenos en tu gigante corazón materno.


__________
A G.:
Hermoso. Que Nuestra Señora nos oriente entre los falsos símbolos. Me gustó especialmente eso. Muchas gracias. Sabe a poco, hay más versos?
08/06/21 12:54 AM
  
Argia
Nada puede suplir a la Virgen Maria, sin ella nuestra Fe, seria más triste, nuestra esperanza más dolorosa, y nuestra caridad mucho más dificil.


__________
A.G.:
En efecto, nada ni nadie puede sustituirla
08/06/21 10:46 AM
  
Rafa
Felicidades. Me parece muy bien lo que ha escrito... Pero algunos no lo entenderán así
_____
A G.:
Muchos no lo entenderán, ciertamente, por el antropocentrismo que les ciega.
08/06/21 6:02 PM
  
JSP
1. María, Inmaculada Concepción, criatura perfecta sin justificación por la Fe, sencilla y humilde como una paloma que pisa y aplasta la cabeza del maligno: todo pecado, todo error, toda herejía. ¡Triunfo de tu Inmaculado Corazón!
2. María, Joya de la Creación, obra de Dios Cumbre de santidad, vasija llena de Gracia, que por tu Sí obediente eres Trono del Santo de entre los santos, del Tres Veces Santo y eres Corredentora de la Nueva Creación.
2. María, Madre de Dios, Madre de Gracia, Madre de Misericordia que por la espada del Dolor por causa del Pecado que atraviesa tu Inmaculado Corazón ¡ampáranos y protégenos de nuestros enemigos como Madre y Señora nuestra al pie de la Cruz! para que en la Eucaristía estemos crucificados junto a tu Hijo y seamos oblación digna del Padre y Dios nuestro desde Su Perdón y el acción vivificadora del Espíritu Santo. Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

PD: De la Santísima Virgen María nunca es suficiente lo que se dice. Magnífico post señor Gracián.
______
A.G.:
Gracias. Así es, amparémonos en Nuestra Señora, nuestra Torre Ebúrnea, nuestro refugio y nuestro consuelo
08/06/21 9:54 PM
  
Guillermo Gonzàlez
Alonso:

Como escribe P. L. Llera: Amén!

Y a propósito de tu artículo, quiero compartir, del décimo volúmen del “Evangelio como me ha sido revelado” de María Valtorta en el número 637, las palabras de Jesucristo Nuestro Señor sobre su Madre:

¡Todo, todo, todo — comprendedlo de una vez por todas — lo tenéis por María! Deberíais amarla y bendecirla cada vez que respirarais.


_______
A.G.:
Así es, todo por María, todo por Nuestra Señora.
09/06/21 8:34 PM
  
Cristián Yáñez Durán
Estimado, don Alonso.

Nuevamente da usted en un aspecto dirimente.
Como a Dios sólo se le ama y conoce a través de las creaturas, es lógico que el modo más perfecto de amarlo sea mediante su Madre.
De hecho, a medida que se crece en gracia y madurez espiritual, se incrementa nuestra dependencia de la Santísima Virgen, a la inversa de como sucede con nuestras madres naturales. Mediante la configuración con Nuestra Madre nos configuramos con Cristo. Porque configurando nuestra alma a María Santísima, Cristo es engendrado verdaderamente en nuestra alma.
__________
A.G.:
Gracias. Pues sí, no hay duda que el modo mejor de amar a Dios es a través del amor a su Madre.
10/06/21 2:16 AM
  
Ecclesiam
María Santísima es el modelo de predestinación por excelencia, después de Nuestro Señor Jesucristo, pues Ella recibió la gracia de la Inmaculada Concepción sin que Ella hubiera podido hacer nada por merecerla, expresando con absoluta claridad, en este dogma tan majestuoso, la afirmación del apóstol que saludablemente predica: «Pues habéis sido salvados por la gracia mediante la fe; y esto no viene de vosotros, sino que es un don de Dios; tampoco viene de las obras, para que nadie se gloríe» (Efe 2, 8-9).

Y todas las apariciones Marianas aprobadas por la Iglesia, han estado siempre a favor de esta gran doctrina paulina, que es la misma de Agustín y Tomás. Ahí tenemos el escapulario de la Virgen del Carmen, cuya primera promesa es que, quien muriese con él puesto, no perecerá en el infierno. Promesa que sólo puede hacerse desde la doctrina de san Pablo, san Agustín y santo Tomás; esta promesa no la soportan los semipelagianos, a los que parece causa de escándalo que la Virgen haga tal promesa.

Y lo mismo con las apariciones y devociones de Nuestro Señor Jesucristo aprobadas. Como la que festejamos hoy, el Sagrado Corazón de Jesús, cuya última promesa es: "A los que comulguen el primer viernes de cada mes, durante nueve meses consecutivos, le concederé la gracia de la perseverancia final". Promesa que se puede cumplir solamente a la luz de la doctrina de la gracia de estos eximios maestros. En efecto, ¿cómo puede prometer el Señor la gracia de perseverencia final, que no es otra sino la gracia de alcanzar la salvación, si en última instancia la criatura es la que tiene la última palabra?

Lo mismo vemos en Fátima, cuando la Virgen le dice en la aparición de junio: «A Jacinta y a Francisco los llevaré pronto [al cielo]. Pero tú te quedarás aquí algun tiempo más. Jesús quiere servirse de ti para darme a conocer y amar. El quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. A quien la abrazase, le prometo la salvación…»

¿Cómo puede decir la Virgen que llevará al cielo a Jacina y Francisco, y aún más, prometer la salvación a quienes abrazen la devoción a su Inmaculado Corazón? Nuevamente, sólo a la luz de la grandiosa doctrina de la gracia de estos citados y venerables doctores de la fe católica.

Y todo esto radica, en, como no puede ser de otra manera, la omnipotencia de Dios, que tiene suficiente poder para salvar a los que Él quiere salvar:

«Yo sé bien en quién tengo puesta mi fe, y estoy convencido de que es poderoso para guardar mi depósito hasta aquel Día» (II Timoteo 1, 12)

«Al que es poderoso para guardaros sin pecado y de presentaros sin tacha ante su gloria con alegría, al Dios único, nuestro Salvador, por medio de Jesucristo, nuestro Señor, gloria, majestad, fuerza y poder desde siempre, ahora y por los siglos de los siglos. Amén». (Judas 1, 24-25)

¡Feliz fiesta del Sagrado Corazón de Jesús! Y mañana, del Inmaculado Corazón de María.
_________
A.G.:
Gracias por su comentario, que ilustra y enriquece.
11/06/21 7:15 PM
  
Maria M
Qué Maravilla!!! Todo para María.....Pequeña Maria, Brisa suave de Elías, Susurro del Espíritu de Dios, Zarza ardientemente de Moisés, que llevas al Señor y no te consumes.. dice una bella Canción.
_____
A.G.:
Si es que todo lo que se diga ella sabe a poco....
11/06/21 9:52 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.