InfoCatólica / De Lapsis / Categoría: Aborto

5.04.11

Laicistas y homosexualistas enfurecidos por la nueva constitución de Hungría

Corona, espada, cetro y orbe reales de HungríaA fines del año pasado adelantaba que en primavera se calentaría el asunto de la reforma constitucional húngara.

Es triste que los medios españoles (e hispanos por extensión) no cubran, aunque sea someramente, el asunto.

Ya estamos en primavera, y el gobierno de Viktor Orbán está cubriendo los hitos legales para la aprobación del texto. No voy a disimularlo, estoy impresionado. Habrá que esperar al 18 de abril para la votación en el Parlamento Nacional.

Que los grupos más antidemócratas hayan puesto el grito en el cielo es una buena señal: laicistas y lobby homosexualista intentan desplegar una furibunda campaña de desprestigio y persecución en la Unión Europea y en Estados Unidos.

Leyendo algunas de las «novedades» no hará mucha falta que explique los motivos:

Leer más... »

30.03.11

Proyecto Negro: «cada 21 minutos nuestro posible líder es abortado»

Cada 21 minutos nuestro posible líderes abortado

Los programas de control de la natalidad han tenido, desde sus orígenes, una base eugenésica muy fuerte. La fundadora de la multinacional del aborto Planned Parenthood, Margaret Sanger es un buen ejemplo.

Como buena socialista y feminista amaba la humanidad en abstracto pero odiaba a las personas. Perseguía la sociedad perfecta, sobraban los «individuos defectuosos». Lógicamente, ella estaba incluida en esa sociedad.

En 1917, Sanger fundó la revista The Birth Control Review, que tenía como subtítulo «Control de la natalidad: crear una raza de purasangres». Para ella, el problema más acuciante era «cómo limitar y disuadir el exceso de fertilidad de los mental y psicológicamente tarados». La Planned Parenthood mantiene vivo su legado.

En 1939, ya con Gamble —uno de los herederos de Procter & Gamble— lanza el Proyecto «Negro», les preocupaba que «esa masa de negros, particularmente en el Sur, continuase reproduciéndose desastrosamente sin freno alguno, con el resultado de que este crecimiento entre los negros viene de la fracción menos inteligente y apta, aún mayor que entre los blancos». El plan era contratar a tres o cuatro pastores negros, con buena experiencia en trabajo social y con facilidades de comunicación, para que recorrieran el Sur predicando el control de la natalidad. La motivación racista quedaría así oculta tras una motivación religiosa.

A pesar de mala prensa de la eugenesia explícita después de «lo explícito» que se mostró Hitler, el programa continuó con los afroamericanos, que en USA siguen constituyendo el grupo con mayor incidencia de abortos provocados.

Leer más... »

16.03.11

¿Las ecografías matan a las niñas?

One Child Policy ChinaEcógrafos, benditos «aparatos». En USA los abortistas los llaman «el arma de destrucción masiva» del movimiento provida. La visión del «fruto del vientre» consigue muchas veces avivar ese pequeño rescoldo de humanidad que reside en los instintos. Y se salvan vidas.

También nos hace a los varones algo partícipes de los embarazos de nuestros hijos. Es muchísimo más que el «pon la mano aquí, sentirás cómo se mueve». Una delicia poder contemplar al bebé en seno de la madre. Es una experiencia personal, pero seguro que compartida.

Pero,…. Siempre hay un pero. En un discurso de 2006 en las Naciones Unidas, el demógrafo Nicholas Eberstadt, decía:

Desde hace cinco años, el público estadounidense recibe puntual información sobre lo que comunmente llamamos «guerra global contra el terror». Sin embargo, una guerra mundial no menos importante, de hecho es una guerra contra la naturaleza, contra la civilización y contra la humanidad está en marcha en los últimos años. Esta guerra, desgraciadamente, atrae mucha menos atención y cobertura a pesar de su inmensa importancia. Es una batalla mundial que podríamos llamar «la Guerra Global contra las Niñas»

Los ecógrafos se han convertido en esta guerra en la gran arma femenicida, permite determinar el sexo del feto en estadíos muy tempranos, y no sólo en países como China, con la política de sólo un hijo, o en la India o en otras culturas asiáticas. También en Occidente, la baja natalidad fruto del egoísmo combinada con la posibilidad de la elección de sexo y la facilidad del asesinato, vía aborto provocado, hace que se prefieran a los varones sobre las mujeres.

Como demuestra Eberstadt es un hecho que ya tiene manifestaciones demográficas evidentes y terroríficas. La tasa de nacimiento de varones es algo superior al de mujeres en condiciones normales, entre 101 y 107 niños por cada 100 niñas. Parece que tiene su justificación natural en que la tasa de mortalidad infantil masculina es también mayor y en esos porcentajes precisamente.

Leer más... »

27.10.10

E. White: Kinsey pagó a mi padre para que me violara

Kinsey. Portada de Time de agosto 1953Dos de los grandes gurús del progresismo fueron entomólogos: Paul R. Ehrlich experto en mariposas, y Alfred Kinsey en avispas y taxonomía. Los dos saltaron a la misma disciplina: la sociología, pensarían que no era más que cambiar un bicho por otro.

El primero, con su libro apocalíptico «The Population Bomb» (1968), desató, de la mano del Club de Roma, una gigantesca campaña de esterilizaciones forzosas y la implantación de políticas antinatalistas, aborto incluido, en todo el mundo. Eso sí, bajo mandato de la ONU y otros organismos internacionales. Al grito de «no vamos a caber» se segó la vida y la dignidad de mucha gente. Algo corto de método y de criterios científicos, no se le conocen predicciones acertadas, pero sigue recibiendo premios. Ehrlich aporta un pequeño barniz pseudocientífico a la receta progre de que eliminar la pobreza es eliminar al pobre.

El caso de Kinsey tiene a primera vista el mismo hilo conductor. Dos libros «El comportamiento sexual en el hombre» (1948) y «Comportamiento sexual en la mujer» (1953) con graves problemas técnicos y metodológicos, apoyan pseudocientíficamente la llamada «revolución sexual». También sus datos y conclusiones han sido desmentidos por investigaciones posteriores, y ya sólo los utilizan en el lobby homosexualista, que inasequible al desaliento repiten sus eslóganes como un mantra; los partidarios de la despenalización de la pederastia y la Planned Parenthood para sus programas de aborto y educación sexual.

Pero mientras Ehrlich no era más que simplemente un mal sociólogo, Kinsey debería haber engrosado la lista de las personas más depravadas de la historia de la humanidad, con unos métodos que convierten al Ángel de la Muerte en un digno compañero.

Leer más... »

14.10.10

La ONU considera «inaceptable» que El Salvador sea provida

Presidente de El Salvador, Muricio Funes

El Comité de Derechos Humanos de la ONU, que monitoriza Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, calificó la postura provida de El Salvador como «inaceptable», por no admitir el aborto en la revisión periódica del lunes y miércoles en Ginebra.

Según la agencia Notimex, un informe sometido al Comité por varias ONG: El Salvador es uno de los cinco paises de America Latina que «prohibe el aborto bajo cualquier circunstancia».

Es uno de esos casos que los promotores de la cultura de la muerte consideran «inconcebible» —como el Vizzini de «La Princesa Prometida»—. La ley era ya muy restrictiva, más que la española de 1985 y se cumplía, pero la reforma del Código Penal salvadoreño de 1998 excluyó todos los supuestos para defender al ser humano. Tiene todo un capítulo dedicado a «los delitos relativos a la vida del ser humano en formación» que incluso pena el manoseo genético; ¡cáspita! así se hacen las cosas, sí señor.

La verdad es que los intentos de presión llegan en mal momento, una reciente encuesta, del 31 de agosto, revelaba que el 93% de salvadoreños considera que «el país debe conservar la norma constitucional que asegura la defensa de la vida desde el momento de la concepción», y apoyaron la corajuda actitud de su presidente, Mauricio Funes, enfrentándose a las feministas de la ONU del «Consenso de Brasilia».

Leer más... »