Sobre la posible condena a Sobrino

José Manuel Vidal ha adelantado una noticia que parece ser que llevaba corriendo cierto tiempo por los mentideros eclesiales. Según la misma, la Congregación para la Doctrina de la Fe va a emitir una nota de condena de la cristología del teólogo jesuita Jon Sobrino.

Desgraciadamente, ya no tiene nada de extraño que un jesuita sea condenado por Roma. La orden que tantos y tan buenos teólogos ha dado a la Iglesia desde San Ignacio, lleva décadas en una dinámica auto-destructiva, provocada no tanto por la ausencia de buenos jesuitas, que sigue habiéndolos, como por la insistencia en permanecer dentro de sus atrios de aquellos que quebrantan el espíritu ignaciano, y que han hecho de la oposición a la ortodoxia y la jerarquía su modus vivendi. Mucho me temo que eso no se solucionará cambiando de Prepósito General, pero sólo Dios sabe lo que el futuro traerá a esa antaño gloriosa orden. Supongo que en los libros de Historia de los próximos siglos, esta traición a sus raíces quedará reflejada como una pesadilla que tuvo fin.

El caso es que cabe preveer una cascada de reacciones ante la condena al teólogo vasco. Y estoy por asegurar que de todas las que sean críticas, apenas habrá alguna que entre el fondo de la cuestión, a saber, si es importante o no que la cristología de Sobrino sea ortodoxa o no. Pero, no lo olvidemos, de eso se trata: ¿se ajusta su teología a la doctrina católica o supone una grave desviación de la misma?

Pero es más, lo que nuevamente está en juego es el negar o afirmar el deber, y no simple derecho, del magisterio de juzgar la doctrina de los teólogos. Cualquiera que se lea los documentos del Concilio Vaticano II no puede negar que dicho masgisterio tiene, entre otras, precisamente la OBLIGACIÓN de velar por la ortodoxia en el seno de la Iglesia. Es más, si no lo hace diligentemente, estará faltando gravísimamente a su cometido.

Por otra parte, es necesario que la defensa de la ortodoxia vaya acompañada de la necesaria caridad pastoral con quienes se apartan de la misma. No se trata de condenar sin más y sin dar oportunidad a la reflexión y la corrección del que se desvía de la fe. Es necesario dar un margen amplio para que el teólogo que ha errado rectifique. Ahora bien, tampoco es lógico que se tarden décadas enteras en condenar lo que es condenable, sobre todo si el material objeto de la condena ha corrido por la Iglesia -seminarios, universidades, catequesis, etc- sin impedimento alguno. Si yo sostengo una herejía cristológica y me la guardo para mí, no hay mayor peligro que el que afecta a mi propia persona. Pero si soy un heterodoxo y mis ideas han servido para formar teológicamente durante décadas a millones de personas, la jerarquía habrá cometido una gravísima irresponsabilidad de dejación de su deber en condenarme.

Por tanto, si la teología de Jon Sobrino es errónea y lo lleva siendo desde hace décadas, la pregunta no es por qué se le condena sino por qué se ha tardado tanto en hacerlo, dado que la desviación doctrinal afecta a algo tan fundamental como es la cristología.

En definitiva, estamos ante un acontecimiento que provocará ríos de tinta, que aventuro irán sobre todo en la dirección de criticar a la Iglesia por hacer ahora lo que posiblemente debería haber hecho antes. Habrá poca o nula discusión sobre el fondo del problema, que parece ser, a falta de tener el texto definitivo de la nota magisterial, la presentación de un Jesucristo diferente al de las Escrituras y de la Iglesia. Un Jesucristo en el que la divinidad estaba tan escondida que ni siquiera Él era consciente de la misma. Curioso Dios el que no sabe que es Dios. En realidad, y esto es sólo mi juicio personal, lo que subyace en todo esto es la ausencia de fe en la plena divinidad de Cristo. O sea, una especie de arrianismo que se disfraza bajo la verdad de que Jesucristo es verdadero hombre para negar que es verdadero Dios. Y eso, queridos amigos, no tiene lugar bajo el sol de la Iglesia.

Luis Fernando Pérez Bustamante

40 comentarios

  
IreneF
Amiga Sofía, la Iglesia será siempre un lugar acogedor y habitable, no lo dudes. Porque quien la hace habitable y nos acoge es el Espíritu Santo, el que resucitó a Jesús de entre los muertos y es prenda de filiación divina plena, etc. Pero también será siempre "vasija de barro", casta puta, decía el africano. Etc.
En cuanto al tema del que tan afanosamente discutes con el rancio-apologeta Pérez, decir, modestamente, que una de las ingenuidades o ignorancias suele ser hablar de "conciencia divina" como si supiéramos lo que es ser Dios. ¡Manda ovarios! Máxime si por "dios" entendemos un especimen del Olimpo... como puede que sucede en más de una cabecita. Qué sea Dios sólo lo empezamos a vislumbrar en la persona de Jesús... ¡A cambiar el chip! Bon dia! Y el bachiller Pérez, a estudiar... exégesis, cristología, dogmática.
10/03/07 8:59 AM
  
Ano-nimo
Muchas gracias a todos por la extensa información sobre el tema. Yo continúo sin necesitar para mi fe que Cristo fuera consciente de ello desde su nacimiento, pero cada cual es cada cual.
Un saludo a todos.
10/03/07 9:09 AM
  
Hermenegildo
Luis Fernando: hablando de todo, te felicito porque Religión Digital te ha concedio el blog "Palabra de Obispo" que tú propusiste. Me parece una buena idea porque así, el que quiera leer a los obispos va al nuevo blog, mientras "Cor ad cor" queda para la apologética y el debate.
10/03/07 12:18 PM
  
sofía
Gracias a todos, especialmente a Ana e Irene, que me han hecho sentirme mucho mejor.
10/03/07 1:05 PM
  
Luis Fernando
IreneF, te informo de que, por circunstancias desdichadas en mi adolescencia, ni siquiera acabé el bachillerato así que no me des ese título porque no me corresponde. Soy un simple "graduado escolar", aunque gracias a Dios estudié antes de que el socialismo reventara la educación en España con la Logse.
Pero el caso es que, a pesar de ser poco más que un iletrado, sigo esperando a que me digas un solo error doctrinal en mis escritos.
10/03/07 1:37 PM
  
IreneF
Gustosamente, Luis Fernando. Mira, la legión de los titulados somos una gota de agua en el mar de una humanidad no titulada en escuelas y universidades. Y esa multitud innumerable de no titulados y [email protected] [email protected] de [email protected] (me) merece un inmenso respeto. Son otros los títulos que valen, y quien no tiene los escolares, como tú, es un interlocutor tan válido como el que haya coleccionado doctorados. En eso, de acuerdo. Añadiendo que hemos de respetarnos todos, y que no por no tener un título escolar se tiene licencia para pontificar y dogmatizar y decir lo que no es. En esto, espero que también estemos de acuerdo.
Ahora a lo que me preguntas. ¿En qué herejías incurres? No, mira, que el único asunto no son errores y verdades, herejías y dogmas, como si fuesen cromos del Real Madrid o del Barça... De lo que mi gata se reía como una golfa es del "jesusito de mi vida" y de la "metafísica del tendero de la esquina" de que hacías gala en tu comentario. Te explico. ¿Qué es la "divinidad"? Porque ...
10/03/07 2:02 PM
  
IreneF
(viene del siguiente)

¿Qué es la "divinidad"? Porque si hablas de "conciencia de divinidad", si la predicas de Jesús... Si dices Jesús es Dios (¡es Yahwé!), era Dios hasta en el vientre de su madre y lo sabía... Pues mi gata se parte de risa.
No se trata de atacar tu fe de carbonero. Tranquilo, es la fe de la Iglesia y la compartimos al cien por cien. Se trata de que no hagas el ridículo al querer defenderla de forma torpe. ... La conciencia de divinidad, que afirmamos de Jesús, se entiende que nos invita a profundizar, creyente y reflexivamente (que eso es la teología) en dos aspectos conexos: quién es Jesús y quién es Dios (o qué es eso de la divinidad, que sólo lo sabemos en Jesús, no antes). Yo no sé si esto tú te habías parado a pensarlo. Pero a mí me parece evidente. Y de haberlo tenido en cuenta, no hubieras dialogado tan torpemente con tus contertulias.
10/03/07 2:07 PM
  
IreneF
Les dijo Jesús: -Y vosotros, ¿quién decís que yo yo?
Un funcionario de la congregación para la doctrina de la fe, o un obispillo con aspiraciones, o un censor eclesiástico cualquiera, o un apologeta-rancio que pasaba por allí, al oír la pregunta se metió por medio y le espetó a Jesús:
-¿Tú? ¿Qué preguntas son esas? Tú eres Dios y ¡basta! Tú eres lo que dice el catecismo, lo que dice la dogmática, lo que dice la Iglesia. Tú eres Dios, y anatema sit el que diga otra cosa. ¿A qué viene esa pregunta? No querrás sembrar dudas entre tus discípulos...
Y vosotros, ¡basta ya de incordiar al Maestro! El que quiera saber, que me pregunte a mí...
Jesús les dijo: vamos a un sitio tranquilo y apartado, a que se nos pase el susto.
10/03/07 2:59 PM
  
Luis Fernando
Irene, eres libre de mofarte, con toda la amargura que has acumulado durante décadas, del magisterio, del catecismo, de la dogmática y de todo lo que te venga en gana. Pero no tengas luego la poca vergüenza de pretender ser católica. Sé honesta al menos en eso. Créeme. No cuesto mucho.

Toda tu titulación, toda tu sapiencia adquirida en conciliábulos progres, toda tu soberbia contra los "apologetas de salón" que tenemos la osadía, Dios santo ¡qué malos somos!, de defender la fe de la Iglesia lo mejor que podemos, todo eso sólo te sirve para dar una imagen de amargada resentida que se ha dado ya cuenta de que todo su bagaje existencial lo ha desperdiciado en una batalla perdida de antemano.

En realidad, no eres muy diferente de aquellos protestantes que se mofaron de mí cuando me hice católico. Eres de su mismo espíritu.
10/03/07 3:05 PM
  
Ano-nimo
Luis Fermnando:
No te mosquees con Irene, anda. La verdad es que el chiste de Irene ha tenido gracia.
Pero ahora en serio, pretender que Jesús tenía conciencia de su divinidad desde siempre, implica que también la tenía cuando era un montoncito de células. Dios nos ha dado la razón para utilizarla, no para admitir cualquier cosa. Y si la Iglesia dice que es así, yo como mucho lo único que puedo hacer es callar, pero no se pretenda que me crea cualquier cosa, pues para eso ya tenemos la mitología. Cristo era Dios y hombre (aunque sin pecado), y lo era en ambos aspectos y con sus consecuencias. No se quiera ahora minimizar su humanidad, pues tal no era una simple carcasa.
Un saludo.
10/03/07 3:42 PM
  
sofía
Luis Fernando,
Tus razonamientos son inteligentes y lógicos, dentro de los esquemas tradicionales, y demuestran la gran formación que tienes. Pero yo creo que todo lo que sea hablar de la autoconciencia de Jesús es un tema que debe quedar abierto, pues no hay que confundirlo con el dogma de que se trata de una persona divina con dos naturalezas, una humana y otra divina.
En el pasado, se han dicho tonterías como que tenía que conocer todos los saberes humanos, por ser Dios...etc. Creo que en vez de especular sobre lo que es Dios, y después sobre como tiene que ser Dios hecho hombre, es mejor creer que Jesús es la revelación de Dios, Dios hecho hombre, y simplemente escucharle.
Amigo, somos de la misma Iglesia, pensemos lo que pensemos sobre este tema de la autoconciencia. Y deberíamos poder opinar de forma distinta y seguir estando en comunión todos. Por eso no quiero más dogmas.
Si crees que me hace falta, pide por mí.
Un saludo fraternal.
10/03/07 7:19 PM
  
IreneF
Oye, muchachote, yo te voy a tratar con menos vaselina, es decir te voy a tratar con máximo respeto y por ende sin rodeos ni melindres.
Mira, creo que si hemos de dialogar, has de medir tus juicios de valor y descalificaciones (y yo haré otro tanto). Lo de mi variante de la escena evangélica, si lo entiendes como mofa, no lo has entendido. ¿Qué me dices entonces del pasaje del gran inquisidor de Dostoievski? Es más, si no entiendes de géneros literarios, difícil lo tienes para leer y entender la Sagrada Escritura. Ponte al día, muchachote.
Respesto de tu pasado protestante y tu presente ultra-romano, es algo que tú sabrás cómo lo llevas, pero en público te diré que cuides tu forma de referirte a los protestantes o evangélicos... que es contrario al Magisterio de la Iglesia no haber asimilado el cambio de tercio en materia de ecumenismo. Que ya está bien de tonos talibanes, hermano. El que no es ecuménico no es católico.
Y no contestas nada en absoluto de cuanto te d...
10/03/07 9:05 PM
  
Luis Fernando
1- En lo referente a los ortodoxos, soy tan ecuménico como el que más. Y respecto a los protestantes, aun advirtiendo de que el agua y el aceite no se pueden mezclar jamás, soy tan ecuménico que ni siquiera llamo sectas a las iglesias evangélicas de Hispanoamérica. En Roma lo hacen.

2- Sé muy bien la diferencia entre géneros literarios. Pero tú escribes siempre a piñón fijo.

3- Respecto a lo de Sobrino y el debate planteado, no diré nada más hasta que no salga la nota.
10/03/07 9:37 PM
  
sofía
Luis Fernando,
Los ortodoxos ¿tienen dogmas? ¿tienen teólogos? ¿tienen herejes? ¿excomulgan a la gente? ¿pueden participar en eucaristías católicas? ¿Qué concepto tienen de la autoridad? Por ejemplo, no creen en la infalibilidad del Papa, pero ¿exigen que se obedezca a algún Patriarca? la Eucaristía de los ortodoxos ¿se considera una eucaristía auténtica, desde el catolicismo? ¿Y la Eucaristía anglicana?
10/03/07 11:59 PM
  
Luis Fernando
Los ortodoxos ¿tienen dogmas?
Sí, y los protestantes también. No existe tal cosa como una iglesia adogmática.

¿tienen teólogos?


¿tienen herejes?
Pocos. La razón es que especulan muy poco y se limitan a repetir lo que llevan creyendo durante siglos. No hay evolución doctrinal en las iglesias ortodoxas

¿excomulgan a la gente?
Sí. Recientemente, por ejemplo, ha habido una amenaza seria de excomunión contra algunos monjes del Monte Athos por parte del Patriarca de Constantinopla

¿pueden participar en eucaristías católicas?


¿Qué concepto tienen de la autoridad?
Bastante similar al católico en todo menos en lo referente al Papa.

Por ejemplo, no creen en la infalibilidad del Papa, pero ¿exigen que se obedezca a algún Patriarca?
Más que al patriarca, al sínodo de cada Iglesia.

la Eucaristía de los ortodoxos ¿se considera una eucaristía auténtica, desde el catolicismo?
Sí, sin duda

11/03/07 12:36 AM
  
Luis Fernando
¿Y la Eucaristía anglicana?
No, porque la comunión anglicana no ha conservado la sucesión apostólica y por tanto no hay ordenaciones válidas ni de obispos ni de sacerdotes.
11/03/07 12:39 AM
  
Hermenegildo
Luis Fernando: yo tengo entendido que, aunque los ortodoxos consideren válida la Eucarastía católica, tienen prohibido a sus fieles participar en ella.
11/03/07 2:11 AM
  
Luis Fernando
Cuando he dicho que pueden participar me refería más bien a asistir a misa. Sobre si pueden comulgar, salvo en caso de urgencia o necesidad, la respuesta es no.
Pero nos pasa a nosotros lo mismo.
11/03/07 2:30 AM
  
sofía
Gracias. Si hubiera por aquí alguna iglesia ortodoxa, según cómo fuera el sínodo de esa iglesia, igual me haría ortodoxa. Es que creo que van a conseguir que deje de creer en la Iglesia si siguen añadiendo dogmas. Me quedo con los antiguos. Creo el de la Inmaculada y el de la Asunción, a mi manera, pero prefiero que no sean dogmas que hay que creer. El dogma de la infabilidad lo tenía en cuarentena, mientras que no se demostrase lo contrario, y cualquier día se demuestra. Creo que me va más la Iglesia ortodoxa que la católica, tal como va involucionando la nuestra.
11/03/07 8:53 AM
  
Luis Fernando
Sofía, nadie está estableciendo más dogmas ahora.

Te aseguro que en la Iglesia Ortodoxa no hay, ni por asomo, un Kung, un Boff, un Sobrino, un Tamayo, etc. Es más, resulta impensable que los haya.
Y no tienen liturgia en castellano, así que tú me dirás....

Tómate las cosas con calma y no te alarmes, que nadie te va a someter a un examen doctrinal antes de comulgar.
11/03/07 9:30 AM
  
Hermenegildo
Sofía: resulta graciosísimo que a ti la Iglesia Católica te parezca anquilosada y te quieras pasar, nada menos, que a la Iglesia Ortodoxa, que vive parada en la Edad Media, sin Concilio Vaticano II, sin teólogos "disidentes" y sin nada de lo que a ti te gusta.
Respecto a lo que dices de la infalibilidad del Papa, un dogma nunca tiene vuelta atrás.
11/03/07 12:08 PM
  
Hermenegildo
Por cierto, Luis Fernando, ¿la liturgia ortodoxa no es también en lengua vernácula? Yo creo que toda no es en griego.
11/03/07 12:09 PM
  
Ano-nimo
Así que me reconoceréios que la disidencia es necesaria para combatir el anquilosamiento. ¿Véis como no son tan malos?. Es síntoma de que la Iglesia está viva y no momificada.

Hermenegildo: El dogma no tiene vuelta atrás, de acuerdo, pero no se puede obligar a la gente a creer en ello. Más bien el dogma viene a decir que no se puede hablar más del tema, se esté de acuerdo o no; no puedo considerar que sean tan necios como para creer que pueden obligar a creer en algo increíble a otra persona. Y no me vengas con que si no creo en TODOS los dogmas, no pertenezco a la Iglesia...¡y un jamón!.
Un saludo.
11/03/07 12:32 PM
  
Luis Fernando
No siempre es en lengua vernácula. Los griegos la hacen en griego clásico, no moderno. Los de origen eslavo en el eslavo litúrgico, que tampoco se usa en la calle.
Aunque cada vez se usan más las lenguas vernáculas, claro.
11/03/07 12:37 PM
  
Hermenegildo
Ana_MS: a quien le parece anquilosada la Iglesia es a Sofía, no a mí.
Por otra parte, los dogmas son verdades de Fe, y, como tales, hay que creerlas. Por supuesto, el que niega un dogma se excomulga automáticamente. Ahora, saca tus propias conclusiones.
11/03/07 12:39 PM
  
Luis Fernando
Ana, la disidencia no es que esté justificada. Es que siempre está presente en mayor o menor grado. Los dogmas han surgido casi siempre como respuestas a errores previos.
Pero eso no quiere decir que haya que alentar la disidencia o haya que permitirla extenderse por la Iglesia. Sigue siendo una enfermedad, no una vacuna, aunque ambas causen que la Iglesia coja los anticuerpos necesarios para combatirla.

Respecto a si hay que creer en todos los dogmas para pertenecer a la Iglesia, yo más bien lo plantearía de otra forma: el que niega pertinazmente un dogma católico, no puede ser católico.
No es lo mismo dudar o no creer temporalmente, que negar firmemente.
Por ejemplo, no es igual decir "no entiendo bien el dogma de la inmaculada concepción" que "el dogma de la Inmaculada es falso". El primero puede ser católico. El segundo no.
11/03/07 12:44 PM
  
Ano-nimo
Yo no lo niego, pero me imagino que se podrá dudar ¿no?. De todas formas, y aunque la duda también lleve a la excomunión, yo no me siento excomulgada para nada (¡pero que afición a excomulgar a la gente, tienen algunos!, menos mal que ya no les da por la hoguera; bueno, es que no pueden, que si pudieran...).
Un saludo.
11/03/07 12:50 PM
  
Ano-nimo
Gracias por la aclaración, Luis Fernando. Lo anterior no se refería a ti, desde luego.
Un saludo.
11/03/07 12:51 PM
  
Luis Fernando
La duda no es buena porque crea inseguridad. Pero no es igual que la negación. El que niega ya no duda: está seguro de no creer el dogma.

La excomunión tiene como objetivo no sólo proteger a la Iglesia sino la salud espiritual del excomulgado, que ante la tesitura de verse fuera de la comunión eclesial puede acabar cediendo. Yo no la aplicaría a quien duda a menos que haga de sus dudas una bandera de la que está orgulloso/a de ondear. Que no creo que sea el caso de ninguno de los que asoman por acá.
11/03/07 1:19 PM
  
Ano-nimo
Luis Fernando:
Efectivamente la duda no es buena, lo que pasa que a veces no se puede evitar. Y efectivamente, yo también creo que nadie de por aquí se sienta orgulloso de dudar.
De todas formas, es muy importante como se dicen las cosas, la manera y la verdad es que te felicito; muchos deberían aprender de ti, yo incluída.
Un saludo.
11/03/07 1:47 PM
  
sofía
Gracias, LF, por tu respuesta. A Hermenegildo le diré que es verdad que el Vaticano II me gusta, pero estoy segura de que a los ortodoxos también. Y no me gustan los "teólogos disidentes", me gustaría que la Iglesia dijera cuál es la línea oficial, pero sin condenar al que piense de otra manera, pues al fin y al cabo lo que importa es que vivamos según el Evangelio. Yo sí creo en la Iglesia, pero tal como van las cosas, da la impresión de que acabarán echando a todos menos a los lefevrianos. Pero como creo en el Espíritu, espero que sea una falsa impresión.
11/03/07 4:35 PM
  
Hermenegildo
Canon 1364.1 del Código de Derecho Canónico: "El apóstata de la fe, el hereje o el cismático incurren en excomunión latae sententiae, quedando firme lo prescrito en en can. 194.1 nº 2."
11/03/07 10:39 PM
  
Luis Fernando
El Vaticano ha amonestado al sacerdote jesuita español Jon Sobrino, profesor en una universidad salvadoreña, porque su enseñanza teológica pone en duda la divinidad de Jesús. Así lo hizo público este domingo el arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz.

«La Santa Sede nos dice que los estudios teológicos (de Sobrino) sobre Cristo que el padre Sobrino ha publicado, no son concordes con la doctrina de la iglesia», afirmó Sáenz en una rueda de prensa tras oficiar la misa dominical en la catedral capitalina.

El arzobispo de San Salvador señaló que la amonestación al jesuita Sobrino, fue impuesta recientemente por la Sagrada Congregación de la Fe de El Vaticano y a raíz de ella el sacerdote no podrá enseñar teología en ninguna institución católica «mientras no revise sus conclusiones».

Sáenz indicó que la conclusión teológica de Sobrino es que «él es consciente de la humanidad de Jesucristo pero no de su divinidad».

«Eso no es católico...
11/03/07 11:39 PM
  
Luis Fernando
Sáenz indicó que la conclusión teológica de Sobrino es que «él es consciente de la humanidad de Jesucristo pero no de su divinidad».

«Eso no es católico. Es un punto fundamental de nuestra fe la divinidad de Jesucristo, de que verdaderamente es hijo de Dios hecho hombre. Por tanto yo pido a Dios por el padre Jon Sobrino para que sea dócil a las enseñanzas de la Iglesia y que revise sus conclusiones», sostuvo el prelado católico.
11/03/07 11:40 PM
  
sofía
LF,
Pues es raro que diga eso, afirmando como afirma que es Cristo quien nos revela al Dios verdadero. Ya leeré palabra por palabra lo que digan oficialmente.
Herme,
paso totalmente del derecho canónico, pero en todo caso, yo no soy ninguna de esas cosas tan feas.
Buenas noches.
12/03/07 12:40 AM
  
nachet
Sería interesante recordar que tanto la excomunión (Mt 18, 15-17) como la autoridad de los apóstoles- y sus sucesores- (Mt 18, 18) son instituciones del propio Jesucristo.
En los Hechos de los Apóstoles y las Cartas se pueden ver varios casos de autoridad apostólica (la más evidente en el Concilio de Jerusalén) en cuestión de doctrina, así como de apartamientos de la Iglesia o excomuniones, incluyendo castigos severos.
"No me gustan los dogmas, no me gustan las excomuniones..." me parece una cancioncilla infantiloide rollo mayo del 68. Las cosas existen por una razón, no por capricho. A todo el mundo le duele que se tenga que aplicar disciplina a un hermano, pero véase primero si el hermano se comportó correctamente con las enseñanzas de Cristo, con la comunidad y con los sucesores de los apóstoles o no, antes de rechazarla por una mal entendida rebeldía contra el orden establecido.
12/03/07 1:23 PM
  
Ano-nimo
Hola Nachet:
"A todo el mundo le duele que se tenga que aplicar disciplina a un hermano". Por lo que se está leyendo por ahí, a todo el mundo no. Algunos parece que están de fiesta; me parece que faltar a la caridad es aún peor.
Además, su error se encuentra en un par de libros y no en toda su obra y, por otra parte, nadie lo ha excomulgado. Hasta que Roma no hable...se trata de una medida disciplinaria, no le niegan la comunión. (Sería de verguenza que se la negasen a Sobrino y no a Maciel):
Un saludo.
P.D. A mi tampoco me gustan ni los dogmas ni las excomuniones y por ello no me considero infantiloide. Es más, en algunas cuestiones me da la impresión que es un estado que a algunos les encantaría que nos encontrásemos el resto.
12/03/07 3:34 PM
  
sofía
Hola, Nachet, parece que últimamente no vienes de muy buen rollo conmigo. Sobre gustos no hay nada escrito. En cualquier caso, una cosa es que le tenga alergia al autoritarismo y a las condenas, y otra distinta que no me parezca justo y necesario que se aclare cuál es la postura oficial, sin demonizar a nadie y sin cerrar puertas. Y sin declarar más dogmas, que ya estamos bien servidos.
Hola Ana,
Una vez más coincido contigo.
Saludos cibernéticos fraternales para todos.
12/03/07 3:57 PM
  
Saulo
LA MUJER EN LA IGLESIA CALLE

VERDAD VERDADERA

o por lo menos eso hay que pensar leyendo éste y otros blogs. Ah, y qie se cubran la cabeza por si se les escapa alguna idea.
13/03/07 6:01 PM
  
Luis Fernando
Hale, ya vale.
13/03/07 9:31 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.