Sobre el autor del blog

Luis Fernando Pérez Bustamante, nacido en 1968, casado y padre de tres hijos. Hijo único de padres católicos (estudió en los PP Escolapios de Getafe), abandonó la Iglesia Católica al final de la adolescencia. Tras unos años inmerso en el mundo de la Nueva Era, regresó junto con su esposa al cristianismo a través del protestantismo evangélico.

Miembro de una congregación evangélica pentecostal, en sus últimos años como protestante se dedicó a la apologética anticatólica en diversos foros de Internet, pero el estudio de la historia de la Iglesia y la patrística le alejaron de la Reforma.

En abril de 1999 empezó a asistir a la liturgia ortodoxa en la parroquia rumana pastoreada por el presbítero ortodoxo Teófilo Moldován. Finalmente, también con su esposa, regresó a su hogar, la Iglesia Católica, en octubre de ese mismo año. El cardenal John Henry Newman, Siervo de Dios converso del anglicanismo al catolicismo, fue fundamental en su proceso de re-conversión a la fe católica. Precisamente el título de este blog es homenaje a Newman ya que es el lema que escogió cuando fue creado cardenal por el Papa León XIII.

Aparte de su actividad profesional, actualmente se dedica a la apologética católica en Internet, ha publicado artículos en Religión Digital, Sacerdos, Arbil, Libertad Digital y diversos portales católicos. Es miembro de la asociación de fieles Civitas Dei, dirigida por el sacerdote Joaquín Climent Abad.