Libertad religiosa, primer mensaje del Papa en su viaje a Tierra Santa

Ayer empezó uno de los viajes más importantes, a la vez que complicado, del papado de Benedicto XVI. Lo que conocemos como Tierra Santa es una región en la que conviven -es un decir- naciones y pueblos muy distintos. Ningún otro lugar del planeta ha sufrido tantas guerras y tanto terrorismo como Oriente Medio desde hace más de medio siglo. Es por ello que el Papa ha querido ir como mensajero de una paz que muchos quieren en aquella bendita tierra. El problema es que no son pocos los que viven por y para impedir dicha paz.

Aunque en Tierra Santa todos son víctimas de la violencia causada por un conflicto que se ha enquistado cada vez más con el paso del tiempo, si hay un grupo que se ha visto perjudicado grandemente por la situación, ese es el de los cristianos. Cada vez hay menos seguidores de Cristo que se animen a vivir en la tierra que fue hollada por los pies del Salvador. Sufren las mismas carencias que el resto a la vez que son mirados con desprecio por unos y con odio por los otros. El crecimiento del fundamentalismo islámico les pone en el centro de una diana que ya ha recibido demasiados disparos.

La visita del Papa es por ello muy especial para los cristianos de Tierra Santa. Benedicto XVI no es cualquier peregrino, sino EL PEREGRINO en quien estamos representados todos los que todavía no hemos visitado aquella hermosa tierra. Con el Papa va toda la Iglesia Católica, no sólo para estar donde Cristo estuvo sino para apoyar a quienes son de Cristo y viven allí.

Y en ese contexto, el llamamiento de Benedicto XVI, nada más llegar a Jordania, para que se respete la libertad religiosa, es muy significativo. Cuando las libertades aparecen en el papel pero están ausentes de la vida real de las personas, es necesario denunciarlo. El Papa no denuncia la ausencia de libertad pero pide que la haya, señal de que no la hay. Por lo general este tipo de llamamientos no surgen mucho efecto, pero no por ello dejan de ser necesarios.

Nadie piense que esta visita del Papa va a significar un cambio esencial en la situación de Oriente Medio. Pero en medio del calor asfixiante de un conflicto eternizado, la ráfaga de aire fresco que supone la llegada del Vicario de Cristo a la tierra de Cristo, aliviará y secará el sudor de la frente de aquellos que sepan estar allí donde ese aire sople con más fuerza.

Luis Fernando Pérez

33 comentarios

  
Gallego
Si, es cierto que los cristianos son, de las tres religiones, los que menos presencia demuestran en aquella zona.

El fundamentalismo islámico, que existe, está más preocupado del sionismo que de los pocos cristianos que todavía quedan por allí. En ese sentido por ahora no los persiguen "mucho" porque todavía no son rivales. Tienen un enemigo mayor en el que concentrarse.

También la intransigencia judía tiene su papel, y si no recuedo mal el proselitismo está o prohibido en Israel o tácitamente es prácticamente inexistente para no levantar ampollas. Es decir, que los cristianos suelen renunciar a uno de sus mandatos que es extender el Evangelio.
09/05/09 11:57 AM
  
Luis López
¿Cuanto tardaría la verdad cristiana en arraigarse mayoritariamente en los países musulmanes si hubiera la misma libertad de culto que en los países occidentales? A mi juicio no tardaría ni una generación.
09/05/09 12:10 PM
  
Gallego
Por qué lo haría tan pronto? En otros países con libertad religiosa tipo Japón no lo ha hecho con esa rapidez.

Supongo que son tantos y tantos siglos estableciendo interacciones entre religión y sociedad que al final es como una tela de araña que impregna todo....
09/05/09 12:14 PM
  
Foix
Desde que la sangre de Cristo regó la Tierra de Cristo, la historia de la Iglesia ha sido una historia de persecución y tribulaciones. Estábamos avisados. Un simple vistazo al Libro de los Hechos [Hechos 5, 16-42 y muchas otras perícopas] nos permitirá comprobarlo. El Papa Benedicto no hace ahora sino lo que su predecesor Pedro ya hacia hace dos mil años.
09/05/09 12:51 PM
  
Ricardo de Argentina
Una pregunta de ignorante, para aquéllos que puedan esclarecerme en el punto: ¿No se contradice el CVII con la encíclica Libertas, en cuanto a la libertad religiosa, o libertad de cultos, como se la menciona en la encíclica?
09/05/09 1:08 PM
  
Lentejo
Buenos días.
Ricardo, eso de CVII, ¿se refiere al Concilio Vaticano II? Si es así, suplico que no se utilice el uso de siglas y que se digan las cosas con todas sus letras.
Gracias, por anticipado.
Por lo demás, decir que yo tengo la misma duda.(Es que yo también soy un ignorante, pero me gusta aprender).
Un saludo.
09/05/09 2:09 PM
  
Ricardo de Argentina
Sí Lentejo, por CVII quise decir Concilio Vaticano II.

Incluso leí no recuerdo dónde, que mientras Franco bregaba por mantener la unidad religiosa de España, única en el mundo, el Concilio salió con la declaración sobre libertad religiosa que parece que al Caudillo lo dejó un poco contrariado. O un poco bastante.
09/05/09 2:20 PM
  
Luis López
Gallego, posiblemente peque de optimismo, pero tengo la sensación que el mundo islámico está mejor preparado que el asiático para recibir la Buena noticia de Jesús. Sólo necesitamos una palabra, y la Verdad caerá como fruta madura: libertad.
09/05/09 3:04 PM
  
Gallego
No sé, creo que estamos jugando un poco a adivinos e imposibles.

Libertad hay en España, por ejemplo, y hay gran cantidad de personas que no son creyentes y siguen celebrando ritos religiosos simplemente porque forman parte del entramado social.

No digo que sean todos, ni mucho menos. Pero quien no conoce a gente que hace esos actos "hipócritas"?
Muchos, y yo aunque sea así lo entiendo. Vivir en sociedad también requiere algo de aceptación social, nadie quiere ser excluido totalmente.

Por eso aunque entre la libertad en el mundo musulmán, el islam seguirá formando parte de su cosmovisión durante mucho tiempo.

Esa es mi opinión, al menos. Que lógicamente me puedo equivocar porque intentar adivinar el futuro es cosa complicada.
09/05/09 3:12 PM
  
Eleuterio
Yo espero, personalmente lo digo, que el viaje hace poco iniciado por Benedicto XVI tenga positivas consecuencias para la zona.

Seguramente poco podrá hacer en lo referido a los respectivos odios que por aquellas tierras santas existen. Sin embargo, es posible que más de una persona, que no sea cristiana, pueda ver, en la figura del Santo Padre, un ejemplo de entrega a los demás y de amor y, si eso es posible puedan ablandarse algunos corazones: que de ser de piedra pasen a ser de carne, que es una buena forma de mejorar en la persona.

Sin embargo, para determinados espíritus atormentados por el odio al otro será difícil que pueda calar nada de lo que Benedicto XVI pueda decir.

Ahora bien, sabiendo que el Espiritu sopla donde quiere, esperemos que no deje de insuflar ánimo allí donde el Santo Padre está ahora.
09/05/09 4:10 PM
  
luis
Lo que me ha llamado la atención es la desaparicion de los cristianos de los lugares santos. Eso, unido a la recomendacion del Señor de dejar Jerusalem cuando comiencen los signos, y la experiencia histórica (los cristianos desaparecieron de Jerusalem antes del 70) tiene un claro componente escatologico. Qui potest capere, capiat.
09/05/09 4:24 PM
  
Flavia
Vuelvo a estar plenamente de acuerdo con un comentario tuyo, Luis. En efecto, es un poco extraño. Por eso, como bien dices: " Qui potest capere, capiat."
En mi cuarto viaje a Tierra Santa, en noviembre pasado, medité mucho sobre esto sentada junto a la Puerta de Damasco. Es verdad que los cristianos se sienten allí bastante solos y abandonados a su suerte, pero también se sentían así justo antes del año 70 y por eso obedecieron el aviso de Jesús. Tengamos los ojos bien abiertos a ver qué pasa...
09/05/09 5:51 PM
  
Manolo
¿Y qué paso justo antes del año 70?
Me habéis dejado totalmente intrigado, sobre todo con eso de escatológico.
Agradecería la traducción al castellano de la frase en latín. Quizá eso me haga entender mejor vuestros comentarios.
Me encanta el blog, pero reconozco que yo, posiblemente, no esté al nivel tan alto que se manifiesta por estos lares. Pido un poquito de paciencia y caridad cristiana conmigo. Gracias. Y un abrazo.
09/05/09 7:10 PM
  
Torquemada
Verdaderamentre, los cristianos que todavían permanecen en Tierra Santa son héroes y mártires como los de China, los cristeros mejicanos, los santos y beatos de nuestra Cruzada o aquellos primeros cristianos, maestros nuestros en la caridad, muertos a manos del todavía pagano Imperio de Roma. Y, como dice LF, aprovechemos el viaje del Santo Padre -ubi Petrus, ibi Ecclesia- para rezar mucho y pedir por ellos.

Me parece interesantísima la cuestión introducida por Ricardo el Argentino, tema que daría para un artículo propio. A mi entender, la declaración Dignitatis Humanae del CVII no contradice la doctrina expuesta por León XIII en Libertas puesto que lo que hizo el Concilio fue reclamar libertad para el acto de Fe en el ámbito meramente civil. Es decir, no es que la Iglesia afirme (como algunos pretenden interpretar) que, en virtud de la libertad religiosa, lo mismo da Cristo que Alá o que los caprichosos dioses griegos, sino que el Estado, mediante su legislación, no es quien para decirle a los particulares, mientras no se atente contra el bien común, en qué deben creer o dejar de creeer. Y esto, como magistralmente explicó en su día Monseñor Guerra Campos, ni siquiera se opone a la confesionalidad católica de la autoridad política en cuanto tal.

En cuanto a la actitud de Franco, hya que tener en cuenta no ya el texto del Concilio, sino el contexto del mismo. Hemos de reconocer, en este sentido, todos aquellos que queremos, junto con el Santo Padre, leer el CVII en línea con la Tradición (la hermenéutica de la continuidad), que, además de las inmcorrecciones y ambigüedades que poseen ciertos textos, el ambiente e incluso las intenciones previas, coetáneas y ya no digamos posteriores, del propio CVII fueron caldo de abusos y de confusión. No es de extrañar así que millones de católicos se sintieran al menos despistados en cuanto a sus creencias... ¿Cambiaba la Iglesia su doctrina o su manera de pensar?... Parecía que todo "lo viejo" sería barrido...

A pesar de las posibles contrariedades del Caudillo, que nadie olvide que fue España el único Estado del mundo que modificó su legislación interna a raíz del CVII... tal era la fidelidad de un régimen a la Santa Madre Iglesiam para que vengan ahora personajes de pacotilla a expandir calumnias de todo tipo desde la ignorancia, el odio o ambas cosas. Dos años después del final del Concilio (en 1967), en España se aprobaba una nueva Ley de Libertad Religiosa. En fin, igualito que la que próximamente nos va a encasquetar el demócrata ZP...
09/05/09 7:43 PM
  
luis
Estimado Manolo,
como cuenta Flavio Josefo, hubo dos sitios a Jerusalem, en el primero los romanos permitían salir de la ciudad, hasta el 68, en que llega Tito y el cerco se hace total. Los cristianos, aleccionados por la advertencia de Jesús ("los que estén en la ciudad, huyan a la montaña") terminaron de retirarse antes del segundo sitio. Por eso, los cristianos no estuvieron durante la toma y devastacion de la ciudad.
Eskatos, lo último. Signo escatologico, signo del final de los tiempos. La caída de Jerusalem es prefiguracion (antytipos) del fin de los tiempos. Como entonces, así será.
09/05/09 8:46 PM
  
Flavia
Manolo, no puedo darte lecciones porque seguro que tú me las puedes dar a mí.
La frase latina significa: " Quien pueda entender, que entienda."
Por lo demás, no deseo elucubrar. Léete el capítulo 24 de Mateo, entero, así como Lc 21, 5-36 y Lc 19, 44. Y meditas un buen rato, como lo hice yo en noviembre ante la puerta de Damasco, un atardecer.

No deja de ser una coincidencia que hace pensar...Y que Luis también ha visto.

Por cierto, en el año 70 el ejército romano, bajo el mando de Tito - y con el asesoramiento de Flavio Josefo - arrasó Jerusalén. Parece que algunos discípulos de Jesús pudieron huir antes a Pella, recordando la conversación con el Maestro y su aviso.

Hay muchísimo escrito sobre esto, y lo mejor es lo escrito por profesores hebreos de la universidad hebrea de Jerusalén. El asedio de Jerusalén ha dado lugar a numerosos estudios e incluso novelas históricas francamente bien hechas. Las narraciones del propio Flavio Josefo siguen siendo indispensables.


09/05/09 8:51 PM
  
Torquemada
Son muchos los signos, bíblicos, marianos e históticos que nos hacen pensar que vivimos en los albores del fin de los tiempos... ¿Cuántos cristianos, empezando por el clero, han olvidado o ni siquiera saben que la Parusía -la Segunda Venida de Cristo- es dogma de Fe?

En el Credo rezamos "... y su Reino no tendrá fin", y tras la Consagración, en el Novus Ordo, recitamos, a imitación de San Juan en el final del Apocalipsis, "Ven, Señor Jesús".
09/05/09 9:00 PM
  
Luis López
Todas las generaciones ¡ah, vanidad de vanidades!, (desde la generación de Pablo, 1 Tes. 4,17) piensan que la suya será testigo de los desastres del final, y del glorioso retorno del Señor. Sin embargo, pienso que Satanás sigue encadenado (Ap. 20,2), que el "milenio" aun no se ha consumado (Ap. 20,7) y que ha habido momentos históricos donde la presencia inquietante de Satán se hacía más evidente que ahora(1914-1945, por ejemplo). Y que "no nos toca a nosotros conocer los tiempos o momentos que el Padre ha fijado con su poder" (Hch.1,7). Pero en todo caso, el mandato de Jesús es intemporal, imperativo, social y personal: "Velad en todo tiempo" (Lc. 21,36)
09/05/09 11:25 PM
  
Ricardo de Argentina
Gracias Torquemada por las explicaciones.
Yo he leído "Libertas" en la parte que refuta lo que en ese entonces se entendía por "libertad de cultos",que defendían los liberales. Consistía en que el gobierno se desentendiese totalmente de la religión, ejerciendo la indiferencia más absoluta. Contra eso, León XIII dice que al contrario, es conveniente que el gobernante sea católico y que además, favorezca a la religión verdadera.
De lo que Ud. escribe deduzco yo que el CVII no toca este tema, sino otro muy diferente, cual es la intromisión de los estados totalitarios en la conciencia del pueblo, a fin de amoldarla a sus objetivos aprovechando las facilidades que brinda la moderna ciencia y la tecnología : comunicaciones, sicología de masas, sociología, escuela obligatoria, etc. Y les dice que dicha conciencia no cae bajo su jurisdicción. ¿Es correcto?
10/05/09 12:05 AM
  
Manolo
Muchas gracias por las explicaciones dadas a mi desconocimiento. Realmente es interesante el tema del Apocalípsis, pero estoy de acuerdo con Luis López en que ese tema, por muchas interpretaciones que se hagan en determinados períodos de desorden espiritual, es ajeno al conocimiento y voluntad humanos. Creo que las personas están más alerta de su propio fin que del de toda la humanidad. Total, cuando llega el fin para uno mismo, puede hacer cuenta que ha llegado para todos, porque lo mismo le da; de todas formas ya no va a saber qué pasará al segundo siguiente mismo de su muerte.
(Perdón, creo que me he puesto muy escatológico y he desvariado un poco).
Un abrazo.
10/05/09 11:02 AM
  
Flavia
De acuerdo, Manolo y Luis López. Pero no se trata de un interés malsano y simplemente curioso. El mismo Jesús nos dijo que velásemos y nos dio unos signos, no para que vayamos por ahí de adivinos o creyendo que nuestra época es especial, sino para que no nos descuidemos. Tan grave es hacer de adivino como de panoli. A mí desde luego no me gustan las adivinanzas ni juego a eso, pero respeto con toda mi alma los avisos de Jesús y los medito mucho. Y a veces veo coincidencias, eso es todo. ¿ Que esas mismas coincidencias las hubo también en otras eócas ? ¿ He dicho yo que no ?
Hagamos lo que dijo Jesús: " Velad, porque NO SABÉIS en qué día vendrá vuestro Señor " ( Mt 24, 42 ).
10/05/09 1:48 PM
  
Natalia
Estoy de acuerdo con Luis López en que el siglo XX pudiera parecer, a primera vista, más asediado por Satán que éste. Sin embargo, hay dos datos que dan que pensar.

El primero es que si el comunismo y el nazismo fueron dos regímenes sangrientos y abominables, con millones de asesinatos a sus espaldas, el aborto en masa supera ampliamente cualquier otro horror anterior. Los organismos internacionales calculan que actualmente se producen 50 millones de abortos al año. Con la bendición de gran parte de la sociedad y los Estados. Con la etiqueta de derecho, ayuda y avance social. Es la iniquidad más absoluta. El Mal con mayúsculas.

El segundo, que no estaba presente en el siglo pasado ni de lejos en las dimensiones actuales, es la gran apostasía de la fe de facto que se está produciendo en muchas naciones cristianas. No sólo el ateismo, sino también un semipaganismo, se está extendiendo como una mancha de aceite por todo el tejido social. No se trata sólo de generaciones que rechazan la fe, se trata de también de generaciones que no conocen a Dios, que no tratan siquiera ya de rebatir o de poner en cuestión la existencia o no de Dios. Porque dan por sentado que no hay nada que buscar ni que conocer.

No se trata de rastrear signos escatológicos ni de vaticinar el momento exacto de la Parusía, pero hay circunstancias y hechos que hacen meditar.
11/05/09 1:13 AM
  
Ricardo de Argentina
Así es Natalia.
El aparato del triunvirato masónico-liberal-marxista está convirtiendo a los pueblos en rebaños de bestias, merced a instrumentos de confusión y embrutecimiento, como el darwinismo, el freudismo y el gramcismo, y por etapas, que arrancan de la Rev. FRancesa, siguen con la Rev. de Octubre y continúan en el Mayo Francés.
Es a ese ser humano, embrutecido previamente por ellos, que ellos aplican sus métodos veterinarios de control de la natalidad: aborto y profiláctico, ahora aconsejado también como control de plagas varias.
La cosmovisión y la antropología de la Iglesia es radicalmente opuesta a la que ellos promueven, por lo tanto la propuesta de la Iglesia también lo será. Para combatir los efectos no deseados del embrutecimiento, hay que combatir de raíz el embrutecimiento mismo (creo que es lo que el Papa denomina "humanización"), y no aplicar métodos veterinarios.
Y combatir el embrutecimiento que se observa en las jóvenes generaciones, sólo se hará con una evangelización seria, que es un desafío que excede a la Jerarquía y que compete a todo católico. Si el joven sabe que no es sólo un pedazo de carne con ganas y con broncas, como le han enseñado hasta el hartazgo, sino que posee la dignidad de la semejanza con Dios, su actitud necesariamente será diferente.
Dios nos presenta un gran desafío, y al mismo tiempo nos presenta la gran solución.
11/05/09 11:16 AM
  
Torquemada
Has dado en el clavo, Ricardo. La Dignitatis Humanae del CVII está dirigida a los Estados que en aquel momento prohibían el acto de Fe, esto es, los Estados comunistas. Por ello la libertad religiosa (i) ni contradice esencialmente el magisterio anterior, (ii) ni, por supuesto, introduce una suerte de sicretismo y/o relativismo religioso. Tan solo dice a los Estados que no son quienes para entrar en la conciencia y la fe de cada uno, sin perjuicio del deber de toda sociedad y toda autoridad de reconocer públicamente a Dios y cumplir su Ley.

Totalmente de acuerdo con Natalia y con Ricardo. Ojalá sólo fuese vanidad el penar que estamos en el fin de los tiempos, mas los mensajes de la Virgen en Fátima, Akita y tantos otros sitios, las revelaciones de Nuestro Señor a la beata Catalina Emmerick y a Santa Faustina (la Divina Misericordia), la apostasía que vivimos, el mesianismo Obama... y tantos y tantos otros signos parecen indicar que está al caer. Claro que no sabemos el día, pero ello no obsta a que desde el Cielo se den señales o a que hagamos conjeturas racionales, que para ello no ha dotado Dios de inteligencia.

Decir que las Guerras mundiales han sido más diabólicas que el momento presente es una ingenuidad en toda regla... Aparte del genocidio del aborto, mucho más mortífero, la clave está en que en nuestro siglo XXI (y nunca hasta ahora en la historia) el mal campa a sus anchas bajo apariencia o razón de bien. Eso es lo verdadermante satánico, la estructura de pecado, el mal generalizado y proclamado.
11/05/09 2:13 PM
  
Ricardo de Argentina
Muchas gracias Torquemada.
11/05/09 3:44 PM
  
Raffaello
D. Ricardo, ¿el Darwinismo instrumento de confusión y embrutecimiento? ¿vos sos tan amable de explicarme por qué?
Gracias de antemano.
11/05/09 5:18 PM
  
Ricardo de Argentina
Con todo gusto Reffaello, con la salvedad de que la mía es una pobre opinión de un lego, cuyo único mérito ha sido interesarse en este conflictivo tema.

En "La Evolución de las Especies", Ch. Darwin menciona hechos científicos irrefutables, que significaron un avance de las ciencias biológicas. Allí él señala el hecho incontrastable de que las especies tienen la capacidad de adaptarse al medio hasta un extremo tal, que pueden fijar esa adaptación en su descendencia a fin de mejorar, en el futuro, el desempeño de la especie en un medio dado.
Un ejemplo : El color oscuro de los africanos les sirve para mejor soportar el clima cálido, mientras que los irlandeses y los nórdicos, que no lo precisan, pues no lo tienen. La pigmentación que han desarrollado los ancestros se ha fijado en el genoma y se transmite por herencia. Así se forman las razas, que son variaciones coetáneas, pero a través del tiempo pueden caracteres que se transformen en consustanciales a la especie.
Esta versatilidad de las especies es parte del plan del Creador, quien ha permitido que las especies fueran evolucionando de generación en generación -dentro de ciertos límites- para mejor prosperar.
¿Qué pasa cuando se superan esos límites, que exceden la capacidad de adaptación de la especie? Pues que la especie desaparece, como están desapareciendo día a día especies de todo tipo, según denuncian con acierto los ecologistas. Creo que así fue como fueron desapareciendo los grandes reptiles, al enfriarse el clima progresivamente y sobrevenir las eras glaciales. En cambio, los pequeños reptiles podieron adaptarse y sobrevivieron.
¿Que dicen los darwinistas radicales, esos que han dibujado la serie de mono- mono semierguido - mono menos mono - hombre casi mono - hombre? Dicen que las especies superiores aparecen en la tierra por evolución espontánea de las especies inferiores. Y te hacen la película completa, como si la estuvieran viendo : un rayo cayó en un caldo casual, y casualmente surgió una ameba, la cual casualemnte después de millones de años de transformó en una bacteria, la cual después de mill .... ahorro lo que está en le medio para no aburrir y les cuento el final de la película: ¡apareció el hombre!
Por supuesto que aquí Dios no tiene parte, el mundo va a seguir girando eternamente, etc. etc.

Raffaello, me he salteado montones de cosas en orden a la brevedad. Aquí creo que está lo sustancial de la teoría que considera al hombre sólo un mono de 1ª categoría, y no más. Sin alma, por supuesto, sin misión y sin detino eterno.
Es lo que se les enseña a muchísimnos chicos en la escuela.
Si es tan así entonces, ¿por qué no drogarse, si gusta? Mira lo que escribió uno de esos jóvenes-monos en una pared no hace mucho tiempo:
LA DROGA MATA DE A POCO.
YO NO TENGO APURO.
11/05/09 6:34 PM
  
Ricardo de Argentina
quise decir:
"Así se forman las razas, que son variaciones coetáneas, pero a través del tiempo pueden fijarse algunos caracteres que se transformen en consustanciales a la especie."
11/05/09 6:38 PM
  
Mono en evolución, creo
Pues yo creo que la teoría está clara y entendible. Cada uno que piense lo que quiera, que la acepte o no. Pero de ahí, a decir que embrutece, va un trecho. Cada cual que crea o no en Dios, pero la teoría está bastante clara. Y no creo que los que la crean sean unos brutos sólo por creerla. ¿Me crees?.
11/05/09 6:56 PM
  
Ricardo de Argentina
Olvidé aclarar algo: De la obra científica de Darwin no se deduce directamente el darwinismo más radical, sino que éste fue elaborado tomando como excusa esa obra, a fin de atacar a la religión.
Por eso mismo quizás, es la más popuular de las interpretaciones de la obra de Darwin.
11/05/09 7:38 PM
  
Natalia
Creo, como ha señalado Torquemada, que el gran signo, el verdadero signo de los tiempos que debemos leer es la proclamación del mal revestido de virtud. Llamar bien al mal y mal al bien es algo que caracteriza la degradación moral del momento que nos ha tocado vivir. Y es una situación insólita. Hace tan sólo unas décadas creo que no nos hubiésemos imaginado que veríamos lo que hoy vemos. Calificar de muerte digna el asesinato de los ancianos y los disminuidos; llamar derecho reproductivo a la masacre subvencionada e indiscriminada de criaturas en el vientre materno; considerar avances científicos la clonación y experimentación con embriones humanos mientras se condena los mismos hechos cuando se realizan con animales; llamar matrimonio y legalizar como tal las relaciones homosexuales; abogar por la sexualización de púberes y adolescentes y adoctrinarlos como tal en los colegios; repartir profilácticos a diestra y siniestra y llamarlo responsabilidad sexual; subvencionar con dinero público y jalear como arte exposiciones blasfemas y repugnantes en las que se ataca y se ridiculiza a Dios y a nosotros, los católicos; y tantos y tantos otros ejemplos.

Y lo peor de todo ello es que esta epidemia ha entrado en la Iglesia, ha entrado en las órdenes religiosas, ha entrado en los colegios y en muchas familias. Las estadísticas y las encuestas nos hablan de católicos que aprueban el aborto (aunque lo maticen con lo de "en algunos casos"), que consideran el divorcio un bien social, que ni se plantean seguir la doctrina de la Iglesia sobre moral sexual dentro o fuera del matrimonio; que consideran inevitables, y hasta beneficiosas, las relaciones prematrimoniales; que han tirado la toalla sobre la posibilidad de educar en la castidad a sus hijos y así podríamos seguir.

Esto es algo nuevo, terrible y perturbador.
12/05/09 1:22 AM
  
Raffaello
Buenos días a [email protected]

Vale, Ricardo. Con su último comentario lo ha arreglado un poco. Es que no me cuadraba ese radicalismo. No obstante, son muchas las teorías de la ciencia y de otras ramas que se utilizan o radicalizan en contra de la religión.

Pero eso no pasa sólo con la religión, sino con muchas otras cosas en la vida, véase la política. Aunque yo, particularmente, siempre he visto la religión unida a la política y la política unida a la religión. Diría que no pueden vivir la una sin la otra.

Feliz martes (y ya saben, ni se casen ni se embarquen).

Una cosa más: ´¿qué opinan de que la píldora del día después se venda sin receta médica y sin límite de edad?
12/05/09 9:05 AM
  
Catholicus
Ricardo,

No sé que pinta el anterior Jefe del Estado en esto, pero en el último libro "Franco, mi padre", bastante interesante, parece más bien al contrario, que a Franco le causaba tristeza la desunión de los cristianos y no entendía esas divisiones. Según los autores, era el Cardenal Segura (que le daba quebraderos de cabeza al Caudillo) el más férreo en no permitir a los protestantes el culto público en España. Yo no he leído nunca que a Franco le molestase cambiar esa legislación.
Las contrariedades fuertes con Roma fueron a causa de los Obispos nacionalistas - Monseñor Setién-. Visto lo visto, parece que el General estaba en ese caso mejor informado que Roma.
12/05/09 10:29 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.